carretera

Otro desprendimiento condiciona el acceso al Pirineo por Monrepós

Un nuevo desprendimiento de rocas en un tramo de la carretera N-330 de acceso al Pirineo por el puerto de Monrepós obliga desde la mañana del viernes 4 de mayo a dar paso alternativo por uno de los carriles de la calzada mientras los servicios técnicos proceden a limpiar la vía.

Según han informado fuentes de Fomento, el desprendimiento (foto superior de la Subdelegación del Gobierno en Huesca) se ha producido sobre las 11:30 horas a la altura del kilómetro 601 de dicha vía sin producir daños personales, aunque ha dejado inutilizados los dos carriles ascendentes del puerto.

El tramo afectado se sitúa en paralelo a una ladera de piedra inestable de vertiente pronunciada que, según Fomento, se habría visto afectada por las intensas lluvias registradas semanas atrás.

Las piedras han sido retiradas ya por operarios del Ministerio de Fomento, pero la Guardia Civil mantiene el paso alternativa a la espera de que los técnicos valoren la situación de la ladera, no protegida por mallas metálicas, y los posibles riesgos existentes.

Deslizamiento

Dichas fuentes han destacado que durante la tarde de este viernes se procederá a limpiar la ladera con trabajos destinados a garantizar la seguridad en tramo afectado y evitar la posibilidad de nuevos desprendimientos.

Esta incidencia se produce unas semanas después de quedar cortada esta misma vía en la zona más alta del puerto debido a un deslizamiento de ladera que provocó grietas y hundimientos en la calzada.

Tras permanecer cerrado durante una semana este eje viario, el principal acceso al Pirineo desde Huesca, Fomento habilitó un nuevo tramo de 300 metros de longitud que permite una circulación normalizada.

Abre el Monrepós y Fomento sopesa sustituir por un puente el tramo afectado por el hundimiento

El Ministerio de Fomento ha reabierto en la tarde de este viernes 20 de abril la carretera N-330 a su paso por el puerto de Monrepós, principal eje de acceso al Pirineo aragonés que quedó cerrado hace una semana a causa de un deslizamiento de ladera que provocó grandes grietas y hundimientos en la calzada. Como solución definitiva al hundimiento, Fomento baraja la construcción de un puente para sustituir el tramo afectado.

El tráfico en dirección al Pirineo (N-330) a través del puerto de Monrepós ha sido restablecido la tarde de este viernes, siete días después de que un grave deslizamiento de ladera obligara a cortar este eje viario fundamental para las comunicaciones con el norte de la provincia de Huesca.

Un desvío de 300 metros de longitud situado por encima del tramo de carretera afectado por las grietas y hundimientos que provocó el deslizamiento permite la circulación rodada en ambas direcciones para todo tipo de vehículos.

La práctica totalidad de vehículos que se han servido de este nuevo tramo, que continuará operativo hasta que finalicen las obras de construcción de la autovía que sustituirá a la N-330, se dirigían en dirección al Pirineo.

Antes de ser abierto al tráfico el desvío habilitado, el director general de Carreteras de Fomento, Jorge Urrecho, ha inspeccionado las obras llevadas a cabo para garantizar un tráfico “seguro” para los usuarios.

Ha explicado que para fortalecer la seguridad de este tramo provisional no sólo se han introducido micropilotes en la montaña y se ha rebajado el talud que se alza sobre el asfalto, sino que se ha reforzado la vertiente descendente de la ladera afectada por el deslizamiento.

Base sólida de roca

De momento, Fomento ha habilitado una solución provisional mientras continúan los trabajos de construcción del tramo de autovía que sustituirá al actual trazado de la N-330, un tramo de unos trescientos metros de longitud que permitirá dar continuidad al tráfico en ambas direcciones (en la foto superior de Miguel Barluenga, los primeros vehículos transitan por el tramo provisional).

Según han informado fuentes ministeriales, este nuevo tramo se asienta sobre una base sólida de roca y se ha podido abrir un día antes de lo previsto inicialmente por Fomento.

El trecho eventual estará operativo hasta la terminación de los trabajos de construcción de la autovía, proyecto para el que los técnicos de Fomento estudian diversas soluciones alternativas pero que se prevé ejecutar en los plazos previstos, en el primer trimestre del año próximo.

La reapertura de Monrepós se produce justo en el inicio del puente del 23 de abril, en el que las zonas turísticas del Pirineo aragonés esperan una importante afluencia de visitantes, que en su gran mayoría se desplazan a través de esta vía de comunicación.

Un puente como alternativa

Por su parte, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha dicho que su Departamento se plantea sustituir el tramo afectado por un derrumbe en Monrepós por un puente.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y preguntado por el hundimiento de esta carretera, el ministro ha dicho que se ha conseguido adelantar sobre el plazo previsto la apertura de Monrepós, para lo que se han empleado 20 personas en tres equipos, trabajando a tres turnos.

Ha felicitado al departamento que gestiona las carreteras del Gobierno de Aragón -la Consejería de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda- y se ha referido a “la gran colaboración” recibida desde el Ejecutivo aragonés “desde el minuto uno”.

De la Serna ha indicado que la causa del deslizamiento de tierra que obligó a cortar la carretera fueron la lluvia y la nieve. Además, al estar en construcción y al no haber todavía vegetación, se han producido movimientos de tierra tanto en los caminos como en los desmontes, lo que ha provocado situaciones “de debilidad temporal” frente a fenómenos meteorológicos extremos.

“Cuando se producen las lluvias que se han producido en esas zonas -ha continuado-, se produce un deslizamiento de toda una ladera y provoca la rotura de la carretera”.

El ministro ha recordado que se consiguió poner el desvío provisional y que los técnicos trabajan en la “solución definitiva”.

Garantías de seguridad

Ha querido transmitir “la máxima tranquilidad” a los ciudadanos de Aragón y a los vecinos del entorno de que lo que se va a hacer para la reposición definitiva de la obra en construcción tendrá todas la garantías de seguridad.

De la Serna ha precisado que, en un primer momento, se valoró hacer un saneo de toda la ladera y ejecutar pantallas de micropilotes para el sostenimiento del terreno y el relleno posterior.

“Ahora se valora incluso la posibilidad de sustituir el tramo afectado por un puente -ha anunciado-, dada la envergadura y la magnitud del deslizamiento”.

Ha añadido que trabajan “con toda la intensidad del mundo” y mantienen los calendarios que tenían al inicio de la obra.

El ministro ha destacado el “gran esfuerzo inversor en Aragón” y que tratarán de llevar a cabo los trabajos en el menor tiempo posible.

Fomento confía en abrir el sábado el desvío provisional de Monrepós

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha señalado que el Ministerio confía en abrir este mismo sábado el desvío provisional en la carretera N-330, a la altura del puerto de Monrepós, en la provincia de Huesca, tras el hundimiento de la calzada registrado en este punto el pasado viernes, 13 de abril, debido a las lluvias y que ha obligado a cortar al tráfico esta vía.

Así lo ha manifestado el ministro de Fomento durante su intervención en los Desayunos Informativos organizados de Europa Press, al aclarar que lo ocurrido en Monrepós no responde a una falta de inversiones de Fomento en el Pirineo aragonés, sino que se debe “al deslizamiento de una ladera que se ha llevado por delante la carretera”.

Trabajo día y noche

“Lo que estamos haciendo es trabajar día y noche, con tres equipos de veinte personas las 24 horas y creo que podremos adelantar la apertura del desvío provisional este fin de semana”, de modo que “este mismo sábado podamos abrir ya la carretera”. (en la foto superior de Aragón TV, máquinas y obreros trabajando en la zona hundida de Monrepós)

No obstante, expertos en geotecnia “están analizando cuál es la solución definitiva para poder reconstruir la propia carretera nacional”, ha detallado de la Serna.

El ministro ha dicho tajante que esta incidencia “no tiene nada que ver con la falta de inversiones, es un derrumbe de un talud como se produjo ayer en Lérida” y ha aseverado que desde el Ministerio de Fomento se están realizando “grandes inversiones en Aragón en infraestructura viaria”, agregando que en Monrepós “hay algunas infraestructuras espectaculares como los túneles”.

Fomento inicia las obras del desvío que permitirá reabrir Monrepós

El Ministerio de Fomento inicia las obras del desvío de la N-330 que permitirá reabrir Monrepós en el plazo de 7 a 10 días. La vía se ha cortado este viernes al aparecer una brecha de unos 50 metros de longitud en la cara norte de la carretera, que une la capital oscense con Jaca y Sabiñánigo y es la principal vía de acceso al Pirineo.

Tras la visita a obra realizada el viernes por los técnicos del Ministerio de Fomento, de la empresa contratista de las obras y de la Asistencia Técnica a la Dirección de obra, se han tomado las primeras decisiones para concretar las actuaciones a realizar. Se da prioridad a la apertura de un desvío provisional de tráfico que permita restablecer a corto plazo la circulación por la carretera N-330.

La solución adoptada es la de ejecutar el desvío por el Este de la N-330, hacia arriba en la ladera, ya que el deslizamiento se ha producido desde la carretera hacia el Oeste, hacia abajo en la ladera. Los técnicos han comprobado ‘in situ’ que el terreno natural del lado Este no ha sufrido movimientos y se presenta como estable.

Siete a diez días

Inmediatamente se ha comenzado la excavación de dicha ladera para acondicionar una plataforma de dos carriles de 3,25 metros, con arcenes de 0,50 metros que permitirán la circulación en doble sentido del tráfico, incluso de vehículos pesados, hasta la solución definitiva del deslizamiento (foto superior de la Delegación del Gobierno en Aragón).

Se calcula que en el plazo de siete a diez días estará en servicio este desvío provisional, siempre y cuando, como en estos momentos presentan las predicciones, no continúen las intensas lluvias que se han producido en las últimas semanas.

La pronta puesta en servicio de este desvío permite reducir en el tiempo la utilización como desvío de tráfico de la carretera autonómica A-132, vía que presenta unas características de trazado que no son aptas para una elevada intensidad de tráfico, como son varias travesías de población y algunos estrechamientos de su calzada que no permiten el cruce de dos vehículos pesados circulando en sentidos contrarios.

Solución definitiva

En paralelo a la ejecución del desvío provisional en la N-330 continúan las labores de definición y proyecto de la solución definitiva de ejecución de la calzada de la autovía.

En este sentido, este sábado comenzó la perforación de sondeos en la zona afectada para situar y definir el plano sobre el que se ha producido el deslizamiento, ya que cualquier solución que se plantee deberá apoyarse en ese plano o por debajo de él y será necesaria la retirada de todo el material que se ha deslizado por encima de dicho plano.

Se calcula que en el plazo de unos quince días se puede tener definida la solución técnica definitiva de reconstrucción de la calzada de autovía.

Plazo hasta finales de 2018

El plazo de ejecución de esta calzada dependerá de la solución técnica finalmente adoptada, siendo la intención del Ministerio de Fomento que dicho plazo mantenga y no retrase la fecha de puesta en servicio de la autovía A-23 en su tramo de la cara Norte del puerto de Monrepós, que estaba fijada, antes de que se produjera el deslizamiento, para finales del presente año 2018.

El deslizamiento producido tampoco afecta a la apertura de los últimos cuatro kilómetros de autovía de bajada del puerto hacia Jaca, que estaba prevista, y sigue estándolo, para finales de la presente primavera 2018.

Reabre la carretera A-132 tras un desprendimiento que había dejado incomunicado el Pirineo occidental

Foto de esta madrugada con el desprendimiento cortando la carretera. Foto: @jacetaniaexpress

La carretera A-132, que comunica Huesca con Jaca por el puerto de Santa Bárbara ha quedado reabierta al tráfico a las 9.00 h después de haber permanecido cortada desde las 2:00 h por un desprendimiento a la altura de Murillo de Gállego. El corte de esta vía suponía la incomunicación del Pirineo occidental después del hundimiento el pasado viernes de la N-330 en Monrepós, que mantiene inutilizada esta carretera. La DGA va a reforzar el tramo con desmontes en la A-132.

Los servicios de carreteras del Gobierno aragonés han conseguido esta mañana abrir al tráfico un carril en el tramo del eje autonómico A-132 afectado esta madrugada por un desprendimiento de piedras sobre la calzada, en el kilómetro 42, a unos cuatro de la localidad de Murillo de Gállego en dirección hacia Jaca, muy cerca ya del puente de hierro del pantano de La Peña. Ya por la tarde, la vía ha sido reabierta con dos carriles disponibles.

Los trabajos de limpieza de la calzada se han realizado con la mayor celeridad posible al estar habilitado este eje viario como alternativa de paso a la N-330, cortada desde el pasado viernes en el puerto de Monrepós debido a un deslizamiento de ladera que provocó grandes grietas y hundimientos.

Mientras continúan las labores de limpieza del tramo afectado de la A-132, a la altura del municipio de Murillo de Gállego, personal técnico sigue controlando el paso de tráfico

Según informa el Gobierno aragonés, el desprendimiento se ha producido durante la madrugada de este domingo en el kilómetro 42 del referido eje viario, en un tramo que discurre en paralelo a un talud de tierra y roca.

José Luis Soro, primero por la izquierda, durante su visita al tramo afectado. Foto: Gobierno de Aragón

Refuerzo de la carretera

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, ha asegurado que se va a reforzar la seguridad en el tramo de la A-132, donde esta madrugada ha habido un desprendimiento de rocas que ha obligado a cortar el tráfico en un tramo durante varias horas. “No se puede descartar que no vaya a suceder otro episodio de esta naturaleza”, ha lamentado.

La A-132 es la carretera alternativa de acceso al Alto Aragón, después que este viernes apareciese una brecha de unos 50 metros de longitud en la cara norte de la N-330, en el puerto de Monrepós, vía que une la capital oscense con Jaca y Sabiñánigo. Soro ha visitado la zona para conocer el dispositivo de seguridad establecido y los trabajos de limpieza en el kilómetro 42, donde se ha producido el desprendimiento de rocas, en el término municipal de Murillo de Gállego.

Ha explicado que es una zona “con muchísima agua cayendo de la montaña”, lo que puede provocar desprendimientos. No obstante, ha recordado que es una situación que está pasando “de forma generaliza en otros puntos de Aragón” debido a las lluvias del último mes.

El desprendimiento de rocas ha tenido lugar a las 2.00 horas de este domingo y “a las 4.00 ya estaban actuando los técnicos”, por lo que Soro ha agradecido el trabajo que están realizando y “su compromiso en una situación complicada de gestionar”. A las 9.00 se ha podido habilitar ya el paso con un carril.

Corte en Pina de Ebro

Por otra parte, los servicios de protección civil han procedido durante la noche de hoy a cortar la carretera A-1107 en Pina de Ebro (Zaragoza) debido a la evolución de la crecida del Ebro en la zona de la Ribera Baja.

Por otro lado, se ha reabierto la carretera A-135 de acceso al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, eje que permanecía cerrado desde semanas atrás por riesgo de aludes.

El Gobierno estatal asegura que en diez días habrá un paso provisional a la ruta hundida en Monrepós

El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, ha anunciado este sábado la apertura de un paso provisional en Monrepós tras el hundimiento de un tramo de la N-330 este pasado viernes. Esta vía se abrirá en un plazo “de entre siete y diez días”, ha confirmado Alcalde tras la reunión que han mantenido miembros de distintos organismos para analizar la situación.

Este paso provisional, de unos 300 metros, estará “por encima” del tramo hundido. Según los técnicos, que son “optimistas”, se trata de un terreno “firme” que “no es deslizable”, ha explicado Alcalde. Permitirá el tránsito bidireccional de camiones de todo tipo mientras se adopta una solución para la carretera afectada.

El informe con “lo que hay que hacer” llegará en un plazo de entre 15 y 20 días, pero la ejecución “va a llevar meses”, ha adelantado Alcalde. Eso sí, el delegado del Gobierno en Aragón ha asegurado que, “en ningún caso”, eso dilatará el plazo global de entrega de esa carretera, previsto para el primer trimestre de 2019.

Actualmente el tráfico se está desviado por la carretera A-132, por las localidades de Ayerbe y Murillo de Gállego. Alcalde ha pedido “disculpas” a estas poblaciones que están viendo multiplicado el tráfico y les ha agradecido su “comprensión” por entender “que en estos momentos no tenemos otra alternativa”.

La DGA aumenta las medidas de seguridad en la A-132

“Paciencia y cuidado” les ha pedido también el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, que también ha participado en la reunión. El consejero ha anunciado que se instalará señalización provisional en estos núcleos urbanos para reforzar la seguridad vial y ha pedido “responsabilidad y prudencia” en general.

Soro ha asegurado que la prioridad es “evitar que la A-132 pueda sufrir cortes”. Según ha explicado, desde este viernes se cuenta con el refuerzo de dos brigadas de carreteras del Gobierno de Aragón que inspeccionan la vía tres veces al día para poder detectar posibles incidencias y actuar de forma inmediata. Además, se han destinado de manera exclusiva a esta carretera dos máquinas mixtas, ubicadas en Salinas de Jaca y Murillo de Gállego, “para poder intervenir de forma inmediata en caso de desprendimientos o de cualquier otra incidencia”.

Uno de los puntos “que más preocupa” de esta vía es el paso por el puente de la Peña, que no admite el paso de más de un vehículo pesado a la vez ni el cruce de vehículos en bidireccional. Para controlar esta zona se dispone de tres personas realizando labores de señalización, que regulan el tráfico e informan, y que ayer controlaron el paso entre las 8.00 y las 20.00 horas. “A partir de ahora se regulará el tráfico durante las 24 horas”, ha anunciado Soro. Además, se ha colocado la señalización necesaria de advertencia sobre retenciones y limitación de velocidad.

Cortada la principal carretera de acceso al Pirineo por derrumbes y grietas en Monrepós

La aparición de unas grandes grietas en la calzada en la carretera N-330, en lo alto del puerto del Monrepós, en Huesca, han obligado a prohibir el trafico a todo tipo de vehículos, informan desde la Guardia Civil.

En torno a las nueve de la mañana de este viernes 13 de abril, según fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT), se ha detectado la aparición de unas profundas grietas en el kilómetro 602 de la N-330, al parecer debido al deslizamiento de una ladera por las nevadas y lluvias de los últimos días.

En ese momento se ha dado paso alternativo, pero dada la magnitud de las grietas, a las 10.30 horas se ha decretado la prohibición del paso de vehículos pesados y solo se permitía el tráfico de coches. Ese es el momento en el que se ha grabado el siguiente vídeo:

Desde hace varias horas la Guardia Civil ha decidido cortar totalmente la carreta al tráfico de todo tipo de vehículos.

Como ruta alternativa se establece la A-132 (Huesca-Puente la Reina por Ayerbe).

La DGT precisa que la calzada está “bastante mal” y que por eso la previsión para su arreglo es a largo plazo. En la foto superior de @EnjoyAragon puede observarse que el deslizamiento del terreno ha provocado un enorme boquete y ha cortado completamente la vía.

Gravedad

El Ministerio de Fomento desconoce aún la gravedad del deslizamiento de ladera que ha abierto grandes grietas en la carretera N-330 a su paso por el puerto de Monrepós, que ha sido cerrado al paso de todo tipo de vehículos a la espera de evaluar el alcance de la situación.

En una comparecencia urgente ante los medios de comunicación, la subdelegada del Gobierno en Huesca, María Teresa Lacruz, ha explicado que al lugar donde se han producido los hundimientos de la calzada se han desplazado técnicos de Fomento para estudiar las posibles causas de los daños y buscar posibles soluciones.

Lacruz ha explicado que en torno a las 08.00 horas de la mañana se ha dado la voz de alerta sobre la presencia de grandes grietas transversales y longitudinales a la altura del kilómetro 602,5 del referido eje viario, en una zona en la que se estaban ejecutando movimientos de tierra para la ejecución de un nuevo tramo de autovía.

Desde que han sido detectadas, la grietas se han ido moviendo, lo que ha llevado a los responsables de la Red de Carreteras del Estado en Huesca a prohibir en primer lugar el paso a vehículos pesados y posteriormente a todo tipo de tráfico.

Según la responsable institucional, “la evolución de las grietas ha hecho que, por motivos de seguridad, se haya considerado oportuno y prudente cortar el tráfico y plantear como vía alternativa la autonómica A-132, a través del puerto de Santa Bárbara, a la que se va a desviar todo el tráfico pesado y ligero”.

Vías alternativas

En el lugar donde se ha producido el deslizamiento de ladera se encuentran el responsable regional de Fomento en Aragón, Rafael López Guarga, y el jefe provincial en Huesca, Ignacio García Cavero, comisionado para analizar el alcance real de los daños.

Lacruz ha explicado que a la espera de que se produzca este análisis, el tráfico será desviado a la A-132, afectada en días pasados por desprendimientos debido a las intensas lluvias pero actualmente “limpia y expedita”.

Por su parte, el responsable de la Red de Carreteras del Estado en Huesca, Andrés Fernández del Río, ha admitido que la capacidad de absorber tráfico de la A-132 es “mucho más limitada” que la N-330, por lo que no se descarta recomendar el uso de rutas alternativas para acceder a Francia o a Navarra en caso de viajes largos.

Este técnico ha planteado la posibilidad de proponer para los largos desplazamientos a Navarra desde Zaragoza la carretera que pasa por Ejea de los Caballeros, o los túneles de Viella o de Bielsa para los viajes a Francia.

Ha destacado que el puente de la A-132 que pasa sobre el río Gállego no está capacitado más que para dar paso a un sólo vehículo pesado, lo que obligará a dar paso alternativo al tráfico pesado en este punto.

Rutas turísticas por Aragón para disfrutar de una conducción lenta

El departamento de Turismo del Gobierno de Aragón ha impulsado un nuevo producto turístico basado en el ‘slowdriving’ o conducción lenta cuyo proyecto piloto se basa en una ruta vertebral de la que se derivan seis itinerarios más y que se ampliará en el futuro a ocho trayectos más. Se trata de una iniciativa novedosa en el Estado español.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, y la directora general de Turismo, Marisa Romero, han presentado este lunes 26 de marzo la web de este nuevo producto que en unos meses contará también con un Manual de Señalización Turística de Carreteras, en el que se incluirá otro ‘slowdriving’, para marcar las rutas también físicamente y facilitar la información sobre el recorrido.

En paralelo, el departamento trabaja en la elaboración de un sello de la ruta y de productos y servicios asociados que se generen en cada comarca.

El objetivo es crear marca en torno al logo, que representa un hito kilométrico, y crear un producto visible e identificable al que se pueda adherir el sector turístico.

Carreteras secundarias

Fuentes del Gobierno de Aragón aseguran en una nota de prensa se que se trata una apuesta pionera en España a favor de turismo que recorre el país a través de la red de carreteras secundarias y que permite disfrutar del paisaje y descubrir rincones desconocidos y poco habituales.

“Se trata de evitar las carreras por los monumentos para mimetizarse con el destino, disfrutar del aquí y el ahora, bajar el ritmo y desacelerar a la hora de plantear los viajes y las escapadas”, ha explicado Soro.

Según el consejero, el objetivo no es “llevar la lentitud al extremo, sino utilizar una velocidad adaptada que permita ir disfrutando de los lugares que se recorren”, para lo que se ha tenido en cuenta el éxito de otras iniciativas internacionales como la Ruta 66 de Estados Unidos o la Romanstiche Strasse de Alemania.

Esta ruta está pensada para el público general pero especialmente para aficionados a los vehículos clásicos e históricos, grupos de motoristas, autocaravanas, campistas o cicloturistas.

Folleto y logotipo de la iniciativa

Vertebrar el territorio

Entre los objetivos de este producto figuran, según Soro, vertebrar el territorio apostando por la desestacionalización, reducir el impacto negativo de las nuevas vías de comunicación sobre las economías locales, crear nuevos flujos de turismo, aumentar la estancia media de los visitantes para fijar población, crear empleo ligado al turismo, apostar por el turismo responsable y potenciar el descubrimiento de patrimonio más desconocido.

Para llevar a cabo el proyecto, el Gobierno de Aragón se ha basado en el “enorme” potencial natural, cultural y arquitectónico del país, su extensa red de carreteras, la variedad de lugares todavía desconocidos para los turistas, el carácter amable de sus gentes o la gastronomía destacada con una amplia variedad de productos de calidad.

Entre los grandes beneficiados al proyecto figuran las localidades asociadas a las carreteras que han perdido protagonismo con las nuevas infraestructuras de comunicaciones; los negocios ubicados en la ruta, pueblos con potencial turístico y localidades fuera de las rutas habituales y las pymes agroalimentarias.

Eje desde Somport

El eje vertebral de la ruta se denomina “Reyes de Aragón”, con una longitud total de 400 kilómetros y con salida en Somport. De este eje central se derivan las primeras seis rutas, pequeños ramales con un punto de salida próximo a la ruta central y que sirve para pequeñas excursiones.

Estos seis trayectos se denominan ruta de los Orígenes del Reino, Secretos del Prepirineo, de los Castillos, Corazón del Moncayo, Montes Universales y Puertos del Silencio.

En la web se encontrarán, además de los mapas, los puntos de interés de cada zona, iconos de información sobre servicios, una guía de imprescindibles y un apartado de recomendaciones.

La nieve impide el acceso a Ordesa días antes de Semana Santa

El último temporal de nieve mantiene cerrado el acceso al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido por la carretera A-135 desde la localidad de Torla (Huesca), a unos pocos días del inicio del puente festivo de Semana Santa (en la foto superior de @ordesaymonteperdido, la localidad de Torla nevada hace escasos días).

Según informa la Dirección General de Tráfico (DGT) la gran cantidad de nieve caída hace intransitable la entrada al sector de la Pradera de Ordesa, una situación a la que se suma el riesgo de posibles aludes.

Además, el acceso a este territorio natural protegido a través del Cañón de Añisclo (HU-631) también está cortado desde la población de Escalona por las obras de seguridad acometidas en un túnel.

Cadenas

Por otra parte, la nieve hace necesario el uso de cadenas en la carretera A-136 desde la estación invernal de Formigal hasta el paso fronterizo con Francia de El Portalet, y en la A-2606 entre Panticosa y su Balneario.

También son obligatorias las cadenas para circular por la A-139 entre Benasque y la estación de esquí de fondo de Los Llanos del Hospital, y en la A-2617 de Cerler a la zona del Ampriu.

En la provincia de Teruel, la nieve obliga a circular con cadenas en la carretera TE-V-1521 en Cucalón (kms 0 a 26) y en la A-2511 (kms 0 a 42).

Además, la nieve hace intransitable el acceso a la localidad zaragozana de Alcalá de Moncayo.