CCOO

Las mujeres aragonesas cobran de media 5.500 euros menos al año que los hombres

“La precariedad en Aragón tiene rostro de mujer”, ese es el resultado del informe presentado por CCOO este viernes. Un informe que pone en evidencia las desigualdades que, año tras año, se perpetúan en el ámbito laboral para detrimento de las mujeres. Así, por ejemplo, ellas cobran 5.500 euros menos al año que ellos, situándose su salario medio en 16.400 euros frente a los 21.900 de los hombres.

El paro también se ceba más con ellas: son 3.500 paradas más que parados en la Comunidad. Y respecto al tipo de contrato, sigue imperando el de tipo temporal; de hecho, de los 290.000 contratos firmados por mujeres el año pasado, el 90% eran temporales.

Aunque aquí la diferencia con los hombres es mínima (89%), sí la hay en cambio en las jornadas que ellas efectúan. En un 39% es completa y en un 78% es parcial. Datos completamente opuestos a los del género masculino, donde el 61% son jornadas completas y el 21,5%, parciales.

El sindicato ha señalado que la razón que explica esta diferencia se halla en que ellas tienen que compatibilizar sus trabajos, en muchas ocasiones, con el cuidado de los hijos o de mayores. “No hay conciliación ni corresponsabilidad, las tareas domésticas siguen siendo un asunto femenino y por ello asumen más trabajo precario”, asegura la secretaria de Mujeres, Igualdad y Juventud, Elena Pérez.

Por esto mismo, de las 2.194 excedencias solicitadas en Aragón en 2018 para hacerse cargo de asuntos familiares, 1.955 correspondieron a mujeres y solo 239 a hombres.

Desigualdad en aumento

Este es quizá el dato más llamativo de un informe que, por lo demás, demuestra cómo la desigualdad sigue aumentando. Bien es cierto que hay menos paro en Aragón a día de hoy, “pero la calidad del empleo que se está creando no mejora necesariamente las brechas para ellas, porque los hombres siguen accediendo a puestos con sueldos más altos”, explica el secretario general de CCOO Aragón, Manuel Pina.

Esto se demuestra también por el sector de prevalencia de uno y otro colectivo, siendo los servicios donde más mujeres hay, el 85%. Le siguen industria, con 28.000 trabajadoras y, en menor medida, agricultura y construcción.

En muchas casos, la razón de fondo es la “estereotipación” de ciertos oficios más técnicos. Así, son muchas menos las chicas que acceden a carreras científicas que chicos, lo que luego redunda en las expectativas salariales de unos y otros.

Es uno de los problemas a resolver según la plataforma sindical, si se aspira a conseguir más igualdad entre los trabajadores. “Hay que fomentar la promoción profesional sin estereotipos de género”, comenta Pérez, “la situación de las mujeres no mejorará mientras su tiempo y su talento no se valore igual que el de los hombres; debemos combatir la idoneidad de las mujeres para determinados puestos y valorar las capacidades de las personas sin concepción sexuada”. Además de que no existe falta de formación entre las mujeres, dado que un alto porcentaje están perfectamente preparadas.

Huelga el 8M

En la línea de reivindicaciones laborales del Día de la Mujer Trabajadora, el 8 de marzo u 8M, CCOO ha anunciado ya la convocatoria de paros durante 2 horas y su apoyo a las manifestaciones que se produzcan ese día.

Eso sí, desde el sindicato consideran que desde el año pasado “se ha producido un salto” cualitativo, por lo que la lucha feminista se ha hecho extensible al plano social y a otras muchas formas de discriminación que sufren las mujeres, paralelas al trabajo.

También por ello, el “Informe de la Mujer Trabajadora 2018” que hoy han presentado, aunque no es nada halagüeño, cobra una dimensión distinta, impulsado por los vientos del último 8 de marzo.

Sólo dos de cada diez jóvenes en Aragón pueden emanciparse

Aragón se sitúa en una tasa de emancipación del 21 % en menores de 30 años según datos del sindicato CCOO, que apunta a la precariedad laboral como principal causa por la que solo 2 de cada 10 jóvenes consiguen irse de casa.

Son parte de los datos que apoyan la campaña que el sindicato ha presentado este viernes 30 de noviembre en Zaragoza con el título “Generación móvil” y en la que CCOO aporta propuestas para luchar contra la precariedad laboral de los jóvenes en la comunidad y la falta de oportunidades para construir un proyecto de futuro.

Trabajo precario que viene marcado por el tipo de contrato: un 50 % de la población joven tiene un empleo temporal, un 25 % tiene jornada parcial y un 10 % padece una “doble precariedad” con un contrato parcial e indefinido.

Cifras a las que se suma la tasa de paro de 36,5 % en la franja de los 20 a los 24 años y del 26 % en los jóvenes aragoneses de 25 a 29 años.

Según el estudio de CCOO, todos estos factores han llevado a tasas de emancipación cada vez más bajas, un salario medio en torno a los 10.500 euros anuales y a la salida al extranjero de una parte importante de la población joven en los últimos ocho años.

Cobrar mil euros, una aspiración

“Los tiempos de cuando ser ‘mileurista’ era casi un insulto han pasado a la historia. Ahora cobrar 1.000 euros al mes es casi una aspiración”, ha manifestado la secretaría de Igualdad y de Juventud de CCOO Aragón, Elena Pérez, en la presentación de la campaña, en la que ha resaltado que 1 de cada 3 personas trabajadoras cobra menos de 14.000 euros al año (imagen superior de CCOO Aragón).

Ante esta radiografía de la juventud aragonesa que se extiende a toda España, el sindicato ha lanzado en el marco de su campaña diez propuestas basadas en la formación, el empleo estable y las ayudas para la emancipación.

Un “Estatuto del becario”, becas con salario para que todo el mundo pueda acceder a la universidad, más inversión en Formación Profesional o la educación obligatoria hasta los 18 años son algunas de las propuestas que contempla el programa.

Muchas de estas medidas se centran en la enseñanza puesto que, tal y como ha manifestado el adjunto a la secretaría de Juventud en Aragón, Luis Quintana, no existen una “sobrecualificación” en los jóvenes, sino “un problema claro de subdesarrollo del tejido productivo”, que no puede absorber a todos los demandantes de empleo con cualificación universitaria.

Sin exceso de titulados

De hecho, la campaña busca rebatir algunos “mitos”, como esta sobrecualificación, con datos que indican que en nivel educativo no universitario Aragón se encuentra a un nivel inferior que la media europea, ya que los estudios de un tercio de la población de 25 a 29 años concluyeron en la ESO.

“No hay exceso de titulados como se viene diciendo, sino que hay un gran porcentaje de gente que solo tiene la educación secundaria y un 7 % que solo tiene estudios primarios”, ha detallado Quintana.

Y la asociación de la población joven con el término “nini” (ni estudia ni trabaja) es otro de los puntos que trata de desmontar la campaña “Generación móvil”, puesto que según sus datos un 92 % de los jóvenes trabaja, estudia, está buscando empleo, se dedica a las tareas del hogar o cuidados o tiene una discapacidad permanente.

CCOO achaca el retraso en atender las incidencias de la tormenta a la falta de personal en Bomberos

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha achacado a la falta de plantilla de Cuerpo de Bomberos de Zaragoza el retraso en la atención de las incidencias provocadas por la tormenta en la ciudad el pasado domingo cuando se vivió un episodio de fuertes lluvias y vientos con rachas de más de 100 kilómetros por horas.

“La falta de plantilla de bomberos en general, en la ciudad de Zaragoza, y especialmente la falta de mandos, se está evidenciando este verano como consecuencia de las tormentas y de las rachas de viento”, han afirmado desde el sindicato mediante una nota de prensa.

Según han apuntado, “CCOO viene denunciando las carencias endémicas de la plantilla en este servicio, así como la falta de planificación por parte de los responsables políticos para ofrecer un servicio estructurado que permita dar respuesta efectiva a las emergencias en la ciudad”.

El sindicato ha afirmado además que, el pasado 13 de agosto, “se encontraban al frente del servicio de bomberos de Zaragoza dos subjefes de intervención (grupo C1) para atender los 80 servicios que se demandaron, sin que existiera ningún mando responsable de superior categoría”.

En estado de “mínimos”

Conforme a lo expuesto por CCOO, en los días posteriores se han dado situaciones parecidas con “ausencias en las plazas de oficiales subjefes y jefes de intervención” que se encuentran en “permanente estado de “mínimos”.

Si bien, desde CCOO han reconocido que las situaciones más urgentes se han atendido de forma rápida, al mismo tiempo han advertido de que el resto de actuaciones requeridas, como caída de ramas o aseguramiento de andamios, “se están viendo postergadas, durante varios días, ante la imposibilidad de atenderlas”.

Para el sindicato, “no se trata de tener un servicio sobredimensionado, pero sí de resolver las carencias históricas en cuya resolución este gobierno municipal no está siendo diligente”, han manifestado.

De esta manera, para CCOO esta situación se traduce en “la demora en la atención a las emergencias y en un incremento del riesgo que corren los profesionales al tener que actuar de forma precipitada y sin mandos que tomen las decisiones oportunas”.

Retraso de la oferta de empleo

Desde el sindicato han reclamado al gobierno municipal una “mayor planificación” para la cobertura de los puestos de mando, así como de las vacantes para puestos de bombero o conductor, que en la actualidad ascienden a 94.

En CCOO consideran que la solución pasaba por haber ejecutado la oferta de empleo de 2016 en el primer semestre de este año, que hubiera cubierto 23 puestos de mando, pero que por decisión del gobierno de la ciudad su cobertura se ha pospuesto para finales de este año.

Comisiones Obreras ha recomendado también “retomar la plaza de Oficial Bombero A1, dado que en la actualidad el servicio carece de técnico superior”. “Oposición paralizada que lleva con lista de admitidos y excluidos más de un año”, han apostillado.

CCOO y UGT elogian el Plan de Vivienda 2018-2023

Los secretarios generales de CCOO Aragón y UGT Aragón, Manuel Pina y Daniel Alastuey, respectivamente, han elogiado este lunes 18 de junio el Plan de Inversiones de Zaragoza Vivienda 2018-2023, al subrayar que permitirá ampliar el parque social de vivienda y promoverá la rehabilitación.

Así lo han afirmado en declaraciones a los medios de comunicación tras mantener una reunión con el alcalde de la ciudad, Pedro Santisteve, el concejal de Vivienda, Pablo Híjar, y técnicos de Zaragoza Vivienda que han presentado este plan que se propone construir 308 viviendas para alquiler social y rehabilitar 842 inmuebles del parque público, mediante una inversión de más de 72 millones de euros (en la foto superior de Europa Press, un momento de la reunión entorno al Plan de Vivienda).

Daniel Alastuey ha agradecido al equipo de gobierno que informe a los sindicatos sobre este plan de vivienda, para advertir de que el sector de la construcción se vio especialmente afectado por la crisis desde 2008, así como la situación económica ha dificultado el acceso a la vivienda para muchos trabajadores “con salarios bajos”.

Ha resaltado que el plan permitirá ampliar el parque de vivienda social, por lo que va “en la buena dirección”, como también al propiciar la rehabilitación de edificios, lo que ayudará a crear empleo en la ciudad “y en la Comunidad autónoma en su conjunto”.

Creación de empleo

Por su parte, Manuel Pina ha estimado que es un plan “interesante” porque atenderá las necesidades de muchas personas y familias y contribuirá a impulsar el sector de la construcción. Tiene “una parte social y económica, de creación de empleo”, además de que se atenderá a los derechos de muchos ciudadanos en cuanto al acceso a una vivienda.

Pina ha indicado que “nos gustaría que este plan tuviera en cuenta las condiciones laborales de los trabajadores”, que se cumpla la legislación en material laboral y de seguridad de los empleados de las empresas que acometan las obras en las viviendas.

Ha expresado la disposición de los sindicatos a colaborar con el consistorio en esta materia.

El concejal de Vivienda, Pablo Híjar, ha remarcado el compromiso del equipo de gobierno para vigilar las condiciones laborales de los trabajadores y garantizar que se cumplen los aspectos relacionados con la seguridad.

Igualdad y salarios y pensiones dignas, lemas del 1 de Mayo

UGT y Comisiones Obreras (CC.OO.) saldrán a la calle el Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, en la Comunidad aragonesa bajo el lema ‘Tiempo de ganar’. Este año, en sus reivindicaciones estarán centradas en la igualdad de género, mejor empleo, mayores salarios y pensiones dignas.

En concreto, han convocado movilizaciones a las 11.30 horas en Zaragoza, desde la plaza de San Miguel a la plaza de Aragón, y a las 12.00 horas en Huesca, plaza de Navarra; en Teruel, plaza de la Catedral; en Andorra, plaza del Regallo, y en Tarazona, plaza de San Francisco. Además, en la localidad de Mallén hay programados diversos actos reivindicativos.

En una rueda de prensa este jueves en Zaragoza, los secretarios generales de UGT y CC.OO. en Aragón, Daniel Alastuey y Manuel Pina, han explicado que el objetivo de las movilizaciones es pedir al Gobierno central un cambio en sus políticas. Han incidido en la importancia de derogar la última reforma laboral y la de las pensiones (en la foto superior de Europa Press, Pina (izda) y Alastuey, con el cartel de la movilización.

Giro político

Han reclamado un giro en las políticas para que sean más acordes a los cuatro años de bonanza macroeconómica que atraviesa el país, ya que ha subido el PIB –Producto Interior Bruto– y los beneficios de las empresas están en máximos. “Son datos que a primera vista nos hacen creer que hemos salido de la crisis, pero esto no es así ni en el mundo del trabajo ni en las pensiones”.

Ambos sindicatos han puesto el foco en los colectivos que, han asegurado, peor lo están pasando: mujeres, jóvenes y emigrantes. “La precariedad afecta sobre todo a las mujeres. Tanto en la entrada al mercado laboral como en sus condiciones de permanencia”. Han detallado que la diferencia del salario entre hombres y mujeres en Aragón se sitúa en los 5.312 euros, a favor de los primeros.

Los dos representantes sindicales han hecho especial hincapié las pensiones. Han afirmado que la anunciado subida de un 1,6 por ciento acordada por el Gobierno y el PNV para este año no soluciona “el problema” de la reforma realizada por el Ejecutivo en el año 2013.

Las mujeres cobran un 24,6% menos que los hombres en Aragón

Los hombres cobraron de media en 2016 en la Comunidad aragonesa 21.538 euros anuales y las mujeres 16.226, un 24,66 por ciento menos y 5.312 euros de diferencia, según datos de la Agencia Tributaria recogidos en un informe de Comisiones Obreras (CCOO) titulado “La mujer en Aragón 2017”.

Además, el 78,45 por ciento de los ocupados a jornada parcial han sido mujeres el año pasado y el 21,55 por ciento hombres, precisa el citado documento, que han presentado en rueda de prensa la secretaria de Igualdad y Juventud de CCOO Aragón, Elena Pérez, y la técnico del gabinete económico de la misma organización, Sonia Bergasa.

Esta última ha desgranado algunos datos, como que el salario medio en todos los sectores recoge menores retribuciones para las mujeres, siendo el que anota la mayor diferencia el de la industria extractiva, energía y agua, del 34,09 por ciento. La menor distancia se da en construcción y actividades inmobiliarias, del 10,19 por ciento.

El grupo de edad con menor diferencia salarial es el de 26 a 35 años, con el 17,91 por ciento, y el que más, el colectivo mayor de 65 años, del 52,37 por ciento. Aragón está por encima de la media estatal, que es del 22,57 por ciento.

Muchas mujeres a tiempo parcial

El 38,10 por ciento de las mujeres han tenido jornada completa en 2017, que ha aumentado el 1,72 por ciento sobre el año anterior, mientras que la de tiempo parcial lo ha hecho el 2,79 en las féminas. El 61,9 por ciento de los hombres ha contado con jornada completa en el mismo periodo, un 2,2 por ciento más sobre 2016, mientras que la parcial se ha incrementado el 3,35 por ciento en los varones.

Al respecto, el 45,62 por ciento de las aragonesas trabajan a jornada parcial por no haber podido encontrar un empleo a jornada completa, motivo que comparten el 51,61 por ciento de los hombres.

El cuidado de niños, adultos enfermos o incapacitados, así como las obligaciones personales motivan esta elección en el 28,53 por ciento de las féminas y en el 6,45 en los varones, siendo el segundo motivo que alegan las mujeres, cuando los hombres lo sitúan en penúltimo lugar, casi con el mismo porcentaje que no querer la jornada completa.

Por lo que se refiere a la contratación, la indefinida se ha incrementado el 17,12 por ciento en la Comunidad en 2017, porcentaje que en los hombres es del 18,95 y en las mujeres del 14,94. En la temporal, el aumento en los varones ha sido del 10,58 y de las mujeres del 10,56 por ciento.

Respecto a la conciliación, el número de prestaciones por maternidad solicitadas en Aragón en 2017 ha bajado el 1,36 por ciento. Del total de 7.626, el 2,33 por ciento han sido pedidas por padres y el 97,67 por madres, aumentando el 18,67 por ciento las solicitadas por hombres y bajando el 1,75 las de mujeres.

Las excedencias por cuidado familiar han sido 1.963 el año pasado, el 8,61 por ciento pedidas por varones y el 91,39 por féminas. Sobre 2016, han subido el 8,57, un 1,14 por ciento más en los hombres.

Más ocupadas en el sector servicios

La población activa aragonesa en 2017 ha ascendido a 640.500 personas –346.900 hombres, el 54,16 por ciento, y 293.000 mujeres, el 45,84–, con un descenso total del 1,42 por ciento, disminuyendo los hombres el 1,2 y en 4.200 activos menos, y las mujeres el 1,71, y 5.100 mujeres menos.

Por lo que se refiere a la población ocupada, el año pasado ha sumado 565.800 personas, con un aumento de 11.900, el 2,15 por ciento, de los que 7.000 son hombres, el 2,27 por ciento, y 4.900 mujeres, el 2 por ciento.

Por sectores, el que concentra mayor volumen de ocupación femenina es servicios, con 218.000 ocupadas, el 87,13 por ciento del total, mientras que entre los hombres hay 172.900 ocupados, el 54,78 del total. La industria ocupa a 22.500 mujeres, el 8,99, y 83.200 hombres, el 26,36 por ciento.

El sector agrícola tiene ocupadas a 7.000 mujeres, el 2,8 por ciento, y 31.800 hombres, el 10,08, y en la construcción hay 2.700 mujeres, el 1,08 por ciento, y 27.700 hombres, el 8,78 por ciento.

El 58% de parados son mujeres

De los 74.600 parados con que ha finalizado 2017 la Comunidad, 43.300 son mujeres, el 58,04 por ciento, y 31.300 hombres, el 41,96 por ciento. Sobre 2016, el desempleo ha bajado en 21.200 personas, el 22,13 por ciento, con 11.200 varones parados menos, el 26,35, y 10.000 desempleadas menos, el 18,76 por ciento.

Esto supone que la tasa de paro femenina en Aragón ha terminado el año pasado 5,62 puntos por encima de la masculina, siendo del 14,41 en las féminas y del 8,79 en los varones, ampliándose el diferencial de sexos respecto a hace un año. Además, en todos los tramos de edad la tasa de paro de los hombres es inferior a la de las mujeres.

Además, en diciembre del año pasado la tasa de cobertura por desempleo en la Comunidad ha alcanzado el 54,34 por ciento, siendo del 60,12 para los hombres y del 50,07 para las mujeres.

Por otra parte, la tasa de riesgo de pobreza es ligeramente inferior entre las mujeres aragonesas, alcanzando el 22,14 por ciento frente al 22,98 por ciento de los hombres, según datos de 2016.

Pocas ocupan puestos de responsabilidad

La secretaria de Igualdad y Juventud de CCOO Aragón, Elena Pérez, ha sintetizado que “las mujeres siguen trabajando en sectores con peor retribución, con mayor precariedad por la parcialidad y los contratos temporales” y se detecta “infrarrepresentación de los hombres en la conciliación e infrarrepresentación de las mujeres en los puestos de responsabilidad”.

Ha añadido que aunque “las mujeres alcanzan un nivel educativo superior a los hombres, tener hijos les perjudica en el mercado laboral”, algo que no les ocurre a los varones. Según ha dicho, “entrar y salir del mercado de trabajo penaliza para el desempleo y la futura pensión” al colectivo femenino.

Además, “muchos empresarios tienen reticencias para contratar mujeres, cuando hay informes que reflejan que el talento que tienen mejora los beneficios económicos” de las compañías, ha glosado Pérez.

También ha indicado que según datos de la Unión Europea (UE) solo uno de cada tres directivos es mujer y según el Informe sobre la Brecha de Género en el Mundo, del Foro Económico Mundial, “si todo sigue como hasta ahora, la brecha de género tardará cien años en cerrarse” en los 106 países de los que se tiene registro desde el inicio de la publicación.

Este documento precisa que 82 países están en 2017 peor que el año anterior y solo han mejorado 60, entre ellos, España, que ha avanzado cinco puestos y ocupa la posición 25.

El 8-M, punto de inflexión

La secretaria de Igualdad y Juventud de CCOO Aragón ha subrayado que después de las movilizaciones feministas del pasado 8 de marzo, se ha dado “un antes y un después” y este tipo de acciones son un “elemento importante para modificar y potenciar las políticas de igualdad de género, pero también la negociación colectiva y el diálogo social”.

A su entender, una educación que potencie el valor de la igualdad y la corrección de diferencias en el mercado laboral son “las medidas más importantes para hacer un avance más rápido”.

En este punto, ha abogado por una ley de igualdad salarial y transparencia retributiva, así como por que los hombres se acojan a mayores permisos de paternidad y cuidados, y servicios públicos “que permitan llevar la corresponsabilidad adelante de forma equitativa”.

Igualmente, ha propuesto el seguimiento y evaluación de los planes de igualdad en las empresas de más de 250 trabajadores, que tiene obligación por ley ha disponer de ellos, y que la Administración faciliten que las empresas pequeñas “también implante medidas de igualdad”.

Pérez ha apostado, asimismo, por avanzar en protección social y pensiones “con perspectiva igualitaria” y por terminar con la lacra de la violencia machista “con presupuesto suficiente”.

UGT y CCOO reclaman un cambio en el sistema de pensiones

Los sindicatos UGT y Comisiones Obreras han vuelto a reclamar este sábado con una manifestación un cambio en el sistema público de pensiones y han mostrado su rechazo a la subida del 0,25% que plantea el Gobierno de Mariano Rajoy, una medida “que no convence a nadie”.

El secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT Aragón, Tomás Yago, ha asegurado que el apoyo con el que cuenta esta reivindicación es “cada vez mayor” y “la sensibilización social se va incrementando”. Muestra de ello, ha dicho, es la última encuesta del CIS, que incluye “el problema de las pensiones como el quinto más importante de España”.

Yago ha recordado que llevan “dos años reivindicando con alta intensidad la apertura de mesas de negociación, la presentación de iniciativas parlamentarias y la movida en la calle”, con el objetivo de “denunciar que la ley del 2013 es nefasta para el conjunto de la sociedad y para los pensionistas actuales”.

En este sentido, ha subrayado que, “de seguir manteniéndose esta ley”, se va a perder poder adquisitivo “de manera permanente” y, “si se aplica el factor de sostenibilidad hacia los nuevos pensionistas, el cálculo con respecto a la esperanza de vida va a ser un factor de reducción de las pensiones”.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CC.OO. de Aragón, Manuel Martín Mombiela, ha considerado que el Gobierno “ha movido ficha” para responder a las “manifestaciones”, en las que cada vez hay “más indignados”, pero “es una ficha que no convence a nadie” por “no garantizar ni el IPC de los pensionistas actuales ni las pensiones futuras”.

Mombiela ha indicado que las reivindicaciones continuarán porque “los pensionistas están dispuestos a llegar hasta donde quiera la gente”, hasta conseguir que, en primer lugar, el Gobierno “se siente a negociar en consenso con los partidos políticos y los agentes sociales”, para después llevar a cabo algunas “negociaciones”.

Sólo el 30% de pensionistas cobra más de 1.000 euros

El secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT Aragón, Tomás Yago, ha lamentado que el Gobierno de España se enfoque “hacia un sistema de pensiones privado”, un “despropósito de tamaño insostenible”. “Hay que garantizar la financiación del sistema publico y limpiar de cargas la caja de la Seguridad Social”.

Unas cargas que ha calificado de “impropias” por impedir que la Seguridad Social esté “en positivo”. “No estamos dispuestos a que haya un ‘crack’ en la caja, ni a aceptar zanahorias de Montoro que solo pretenden dividir al conjunto de jubilados y pensionistas”.

Yago ha mantenido que existe “un porcentaje muy alto de pensionistas que están por debajo de los mil euros y muchos de ellos por debajo de los 700”. En este sentido, ha dicho que, por encima de mil euros, “solo hay un treinta por ciento de pensionistas”.

Una situación “dura y cruel” para aquellos que han contribuido “con su trabajo, a tener la caja de la Seguridad Social en positivo y a incrementar el Estado del Bienestar” y que ahora “se les está lastrando, pegando en duro y deteriorando sus condiciones de vida”. “Unos 400.000 pensionistas están dejando de comprar sus medicamentos a consecuencia del incremento del copago y la merma de las pensiones”, ha concluido diciendo.

CCOO y UGT convocan nuevas movilizaciones por las pensiones

Los sindicatos Comisiones Obreras (CCOO) y UGT mantienen las movilizaciones en defensa del sistema público de pensiones, con manifestaciones y concentraciones este fin de semana en Aragón y otros puntos del Estado, porque la oferta del Gobierno central vinculada a los Presupuestos Generales del Estado es “insuficiente”.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT Aragón, Tomás Yago, que ha comparecido junto con el secretario general de la Federación de Pensionistas de CCOO Aragón, Manuel Martín, y otros miembros de ambas organizaciones.

Tomás Yago ha esgrimido que la propuesta del Ejecutivo central “tiene luces y sombras”, demuestra que “hay dinero para las pensiones”, pero “no llega a la raíz de problema”, sino que se dirige a algunos sectores, “en un intento de frenar y dividir el conjunto de la movilización y el clamor general que hay en el país”.

El proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 contemplan una subida del tres por ciento de las pensiones mínimas y no contributivas.

En concreto, las pensiones por debajo de 9.800 euros anuales se incrementarían un 1,5 por ciento y las de hasta 12.040 el uno por ciento frente al 0,25 por ciento del índice de revalorización anual previsto según la reforma de 2013. Además, la base reguladora de la pensión de viudedad pasaría del 52 al 54 por ciento.

El secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT Aragón ha esgrimido que la propuesta gubernamental “no asegura el futuro de las pensiones y no llega a todos”.

Situación precaria en Aragón

Tomás Yago ha detallado que en Aragón las pensiones mínimas suman 70.395, el 23,4 por ciento del total, que alcanzan las 300.887; por debajo de los 735,89 euros mensuales hay 143.104 pensiones y de menos de mil euros 193.592.

Esto supone que “más de dos tercios de las pensiones en la Comunidad están por debajo de los mil euros”, mientras que la brecha de género se sitúa entre el 25 y 28 por ciento, ha remarcado el representante sindical.

Tomás Yago ha alertado de que “si persisten las reformas, a la vuelta de pocos años la pensión media en Aragón estaría en los 700 euros o menos” en el caso de los dos tercios de jubilados y pensionistas, “y no digamos las pensiones mínimas”, que se quedarán “en una situación bastante complicada”.

Reivindicaciones

El secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT Aragón ha esgrimido que “persisten todas las reivindicaciones”, que, según ha glosado, se centran en asegurar el poder adquisitivo de las pensiones y derogar la reforma de 2013, incrementándolas según el IPC.

Además, reclaman eliminar el índice de revalorización y el factor de sostenibilidad y la revisión de las fuentes de financiación de la Seguridad Social para restablecer el equilibrio financiero, “asegurando los ingresos, incluso vía PGE, y liberando a la caja de la Seguridad Social los gastos que no le son propios”.

Estas organizaciones proponen medidas para incrementar los ingresos como el aumento en las bases máximas de cotización, la financiación mediante impuestos “de las prestaciones de supervivencia”, la lucha contra la economía sumergida y la creación de empleo, que podrían aportar al sistema más de 67.000 millones de euros, han estimado.

Tomás Yago ha advertido de que el secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, ha comentado que en 2019 las pensiones volverán a subir el tres por ciento, “con el mismo esquema que en 2018, pero vinculado a la productividad y al Producto Interior Bruto (PIB)”.

A su entender, esto significa “un intento de desmontar todo lo que se ha conseguido con muchos esfuerzo hace muchos años y que era consenso general hasta este momento que ha saltado por los aires”.

Por eso, ha dicho, la preocupación por las pensiones ha pasado a ser el quinto problema según el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente a marzo, “cuando hace dos años no aparecía o lo hacía en el último lugar”, ha precisado el representante sindical de UGT.

Planes privados

Tomás Yago ha pedido al Gobierno central que “cambie de dirección” y “en vez de orientar a planes privados, se tome en serio el mantenimiento y mejora del sistema público de pensiones”.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Pensionistas de CCOO Aragón, Manuel Martín, ha explicado que con estas movilizaciones “salimos a la calle para ejercer nuestro derecho de protesta ante situaciones de injusticia social que vivimos el colectivo de pensionistas”.

Martín ha reclamado “políticas sociales eficaces y un sistema de pensiones seguro y justo” y ha subrayado “la reactivación cívica colectiva y compartida por unas pensiones dignas”.

El representante sindical ha apelado a la unidad en las movilizaciones para ir todos “en la misma dirección”, si bien “no renunciamos a nuestra identidad” y a que cada organización acuda con sus identificaciones propias, algo que no comparten otros colectivos, a lo que Tomás Yago ha apostillado que ambos sindicatos tienen una trayectoria de dos años en esta reclamación.

Movilizaciones

El secretario general de la Federación de Pensionistas de CCOO Aragón ha explicado que si bien la movilización en el ámbito nacional se ha convocado para el próximo domingo, 15 de abril, en la ciudad de Zaragoza habrá una manifestación el día 14, a las 10.30 horas, para no coincidir al día siguiente con la maratón.

La capital aragonesa acogerá una marcha que transcurrirá entre la plaza San Miguel y la plaza del Pilar. En resto de la Comunidad, los actos serán el día 15, a las 11.00 horas, en Teruel, con una manifestación entre la plaza de la Catedral y la plaza de San Juan y a las 11.30 horas en Monzón, con una concentración en la plaza Mayor.

A las 12.00 horas, la plaza de Navarra de la ciudad de Huesca acogerá una concentración y habrá otras movilizaciones a la misma hora en Sabiñánigo, Calatayud, Tarazona, Ejea de los Caballeros, Andorra, Montalbán, Utrillas y Escucha. Además, están previstos también actos en Morata de Jalón o Jaca. En la página web de ambos sindicatos se irán actualizando las convocatorias.

Los sindicatos rechazan los servicios mínimos del 8-M en Aragón

CCOO y UGT han rechazado la propuesta realizada este lunes por el Gobierno de Aragón para fijar los servicios mínimos para el personal de la Administración Autonómica (Enseñanza, Sanidad y Administración General) ante la huelga del próximo 8 de marzo.

La proposición presentada, apuntan, “supone fijar unos servicios mínimos prácticamente iguales a los establecidos para la huelga general de marzo de 2012 contra la reforma laboral del PP”. Para las organizaciones sindicales, “esta propuesta no ha tenido en cuenta que la convocatoria es de paros parciales (de 2 horas por turno) y replica un dispositivo de servicios mínimos como si se tratara de una huelga de 24 horas”.

UGT y CCOO denuncian que los servicios mínimos impuestos por el Gobierno de Aragón superan al número de trabajadores y trabajadoras que prestan sus servicios cualquier domingo o día festivo, “por lo que se está coartando el derecho fundamental de huelga”.

Todos los centros abiertos

Para los dos sindicatos “es incomprensible que el Gobierno de Aragón pretenda mantener abiertos absolutamente todos los centros de trabajo, atiendan o no servicios de urgencia o esenciales”. Es, dicen, “claramente un actitud hostil y obstaculizadora hacia la huelga del 8M”.

Estos planteamientos se han producido en la reunión mantenida con el director general de la Función Pública y Calidad de los Servicios del Gobierno de Aragón, Ignacio Zarazaga, para determinar los servicios mínimos en Educación, Sanidad, Administración General, Justicia y la Corporación de Aragonesa de Radio y Televisión (CARTV) para la huelga general de dos horas por turno del 8 de marzo.

Como en una huelga general

Por su parte, el consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón ha anunciado este martes que el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, para el que se ha convocado una huelga feminista, se impondrán servicios mínimos en la administración pública “como si de una huelga general se tratase”.

“Tenemos la responsabilidad de que los servicios públicos funcionen”, ha justificado Guillén preguntado por esta cuestión en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno.

El consejero ha informado asimismo de que el hecho de que el Gobierno se sume a los paros parciales o a cualquier tipo de actuación el próximo 8 de marzo tendrá una consecuencia como en el resto de ciudadanos con una detracción del salario correspondiente de la nómina.

Aumenta la protesta de jubilados contra la política de pensiones

Varios centenares de jubilados han vuelto a salir a la calle este jueves 1 de marzo, en mayor número que en anteriores convocatorias, para protestar de nuevo contra la política de pensiones del Gobierno de Mariano Rajoy, a quien han exigido que se siente a hablar y una subida acorde al IPC.

La concentración, convocada por UGT y CCOO, ha transcurrido de forma pacífica y sin incidentes frente a la dirección provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social, en la zaragozana calle Doctor Cerrada, que ha quedado prácticamente abarrotada por los asistentes.

Entre las proclamas lanzadas por los manifestantes (foto superior) han destacado las acusaciones a Rajoy de “robar” las pensiones o los gritos de “Fátima dimisión”, en referencia a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

Han sido varios asistentes a la protesta los que han tomado la palabra desde la cabecera de la concentración, entre ellos el secretario general de UGT Aragón, Daniel Alastuey, quien ha destacado que los manifestantes “cada día son más” y que en el Estado está empezando a crecer “una protesta general”.

Una movilización que acabará convirtiéndose en una huelga general “si se descuidan”, ha asegurado, al tiempo que animaba a continuar secundando las convocatorias de las organizaciones sindicales mayoritarias.

Ha defendido también que la riqueza se reparta de manera justa y que aquellos que contribuyeron en su día a generarla tengan pensiones dignas que les permitan sobrevivir.

Subida “ridícula”

“Este Gobierno se tiene que sentar a negociar en el Pacto de Toledo”, ha concluido.

Por CCOO Aragón, el secretario general de la Federación de Pensionistas, Manuel Martín, se ha reafirmado en que la subida del 0,25 por ciento es “ridícula” y los manifestantes iban más allá y la calificaban directamente como “una mierda”.

Asimismo, en cuanto a los últimos anuncios desde el Gobierno, ha considerado que lo único que hace es lanzar “globos sonda a todas horas”, pero no está reuniendo a los agentes sociales.

Además, ha asegurado que es “muy poca” la gente a la que le benefician las medidas anunciadas, por lo que ha emplazado a que el sistema garantice las pensiones, “las nuestras y las futuras”.

Más recursos

Martín ha sido el encargado de leer el manifiesto junto con el secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT Aragón, Tomás Yago, en el que han rechazado que se diga a generaciones enteras de trabajadores que “no hay dinero para todo” o que muchos no vayan a percibir en el futuro unas pensiones como las que hoy contribuyen a financiar.

A su juicio, el mercado de trabajo “puede y debe” aportar más recursos vía cotizaciones y esto es una decisión política que afecta a los ámbitos laboral y fiscal.

Han criticado también las rebajas “indiscriminadas” aplicadas, que no han producido un impacto positivo en términos de empleo.

Así pues, han incidido en que es “necesario” y “urgente” crear empleos de mayor calidad que aporten más cotizaciones y han recordado que algunas de las medidas propuestas por los sindicatos al efecto ya han sido aceptadas por buena parte de los grupos políticos.

Los representantes sindicales han denunciado también que la situación actual viene agravada por las últimas reformas laborales y el desequilibrio que han generado en la negociación colectiva en favor de las empresas, lo que contribuye a que cada vez más trabajadores se encuentren en “condiciones de pobreza”.

Por todo ello, han recalcado que el Ejecutivo estatal les tendrá “en frente” en defensa de la revalorización en función del IPC y de un “trabajo digno”. “Basta de excusas”, han subrayado.

Nueva concentración el 15 de marzo

Previamente, Yago ha llamado la atención por la brecha de género existente en las pensiones, del 37 por ciento, o la situación de las pensiones de viudedad, que es algo que “clama al cielo”.

Del mismo modo, ha denunciado la cantidad de pensionistas con ingresos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional y que el 70 por ciento de estas prestaciones no superan los 1.000 euros, cifra en la que cree que debería situarse la pensión mínima.

Este es “un problema del PP”, ha subrayado Cristina Díaz, militante de CCOO, que ha “sometido” a contratos precarios a “nuestros hijos” y ha provocado que la crisis la paguen los “más pobres” y los “más necesitados”.

“Estafado, engañado y robado” ha declarado que se siente uno de los asistentes, a lo que su esposa ha sumado que lo que ocurre ahora con las pensiones es como si ella hubiera dedicado el dinero con el que debía pagar a Hacienda a irse de vacaciones u otros menesteres.

UGT y CCOO han vuelto a convocar otra concentración de protesta en el mismo lugar para el próximo 15 de marzo.