cerradas

Cortadas la A-23, la N-330 y la N-234 por la nieve, que está afectando a 42 carreteras aragonesas

Las precipitaciones de nieve condicionan la circulación en 42 tramos de carreteras de las tres provincias aragonesas y ha obligado a cortar la autovía A-23 a la altura de Paniza (Zaragoza) por embolsamiento de camiones, y en Ferreruela, Santa Eulalia y Cerveruela por accidentes. Las carreteras nacionales N-330 y N-234 están cortadas al tráfico, a la altura de Cariñena y Villafeliche, en la provincia de Zaragoza, después de que sendos camiones se hayan quedado cruzados a causa de la nieve, ha informado el Centro de Gestión de Tráfico. El Gobierno de Aragón ha activado el Plan de Protección Civil por este motivo y por las crecidas de los ríos.

Asimismo, a las 4.00 horas de este miércoles, 11 de abril, ha volcado un camión que transportaba cerdos en el punto kilométrico 149,00 de la autovía A-23, en el término municipal de Santa Eulalia, en la provincia de Teruel.

Camión cruzado y co0rte de la N-234. Foto: Guardia Civil

También se ha producido un accidente en la misma vía en sentido Zaragoza, con un camión implicado, han apuntado las citadas fuentes.

En Teruel se necesitan cadenas para circular y está prohibida la circulación de camiones, autobuses y vehículos articulados entre La Puebla de Valverde y Camarena de la Sierra; de Escucha a Mezquita de Jarque; entre Torrijas y Arcos de Salinas; en Andorra; en Mosqueruela, desde Alcalá de la Selva a Allepuz y a Cedrillas entre este municipio y Corbalán.

Además hay nivel amarillo (prohibido camiones y articulados) a la altura de Andorra y entre Alcorisa y Gargallo y se recomienda precaución en la A-23 de Caminreal a Ferreruela de Huerva (en la foto superior de Aragón TV, corte de la A-23 en el puerto de Paniza).

También hay nivel amarillo por embolsamiento de camiones en la A-23 en Caminreal y a la altura de Monreal del Campo en ambos sentidos.

Debido al vuelco de un camión de cerdos a las 04.40 horas de la madrugada está cortada la A-23 en Santa Eulalia, y por el cruce de un camión en Ferreruela de Huerva.

Problemas también en Huesca

En la provincia de Huesca están cortadas por riesgo de avalanchas la carretera A-139 desde el cruce de Cerler a Llanos del Hospital, la A-2606 de Panticosa a Baños de Panticosa y desde Torla al Parque Nacional de Ordesa.

Asimismo se necesitan cadenas para circular, con la prohibición a camiones, articulados y autobuses, en la N-330 desde Nueno a Lanave; en el Puerto del Portalet; desde Cerler a Ampriú; de Roda de Isábena a Bonansa, de Noales a Bisaurri, de Fanlillo a San Julián de Basa y a la altura del paso fronterizo de Bielsa.

Por pavimento deslizable se recomienda precaución entre Escarrilla y Formigal, en Panticosa y en el Pueyo de Jaca.

En la provincia de Zaragoza la nieve causa cinco incidencias en la A-23, ya que está cortada entre los kilómetros 226 y 232 en Paniza por nieve y embolsamiento de camiones y en Cerveruela por un accidente y hay nivel amarillo desde Lechón hasta Cariñena.

Plan de Protección

El Gobierno de Aragón acaba de activar el Plan Territorial de Protección Civil (PLATEAR) en fase de Emergencia Nivel 1 debido a que los datos facilitados por la Confederación Hidrográfica del Ebro, AEMET y Guardia Civil de Tráfico indican que no se prevé una rápida mejoría de la situación de la crecida de los ríos y de las nevadas en determinadas zonas de Aragón.

La emergencia es declarada de nivel 1 cuando la situación generada o la evolución previsible de la misma puede ser controlada con los medios y recursos asignados al PLATEAR.

En este nivel se integran bajo una acción coordinada y bajo una única dirección la intervención de todos los medios y recursos adscritos al PLATEAR.

La nieve vuelve a complicar el tráfico en carreteras aragonesas

La nieve ha vuelto a complicar la circulación este lunes en Aragón, principalmente en carreteras del Pirineo, en vías de la provincia turolense y en algunos tramos de la A-23. De hecho, en la mayor parte de la Comunidad está activado el aviso amarillo por riesgo de nevadas hasta las 0.00 horas, según establece la Agencia Estatal de Meteorología.

En el Pirineo, está prohibida la circulación de autobuses, camiones y articulados y es obligatorio el uso de cadenas o neumático de invierno en la carretera nacional N-330b a la altura de Candanchú; en la N-330a, desde Canfranc-Estación hasta Aísa, y en la N-330 desde Castiello de Jaca hasta Canfranc-Estación.

Con motivo de la repentina nevada caída en la N-330, la Guardia Civil ha tenido que auxiliar a varios vehículos que circulaban sin hacer uso de neumáticos de nieve y que no portaban cadenas.

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), también es obligatorio el uso de cadenas en la A-1205 desde Jaca hasta Anzánigo, en la A-2605 desde Lastiesas Bajas hasta Aísa y en la A-1603 desde Santa Cruz de la Serós hasta Jaca. También es necesario el uso de cadenas en la HU-611 a la altura de El Pueyo de Jaca y la A-2606 desde Panticosa a Baños de Panticosa.

Pasos fronterizos

La A-136 desde Biescas hasta la frontera del Portalet, la N-260a a la altura de Broto, la N-260 a la altura de Fiscal, la A-1604 desde Lanave a Boltaña, la N-330 desde el Nueno a Lanave, la A-138 desde Bielsa hasta la frontera francesa y la A-2611 desde Bielsa a Espierba también presentan estas restricciones al tráfico por nevadas.

Asimismo, permanece intransitable la A-135 a la altura de Torla, desde el kilómetro 4,5 al 19 en ambos sentido y hay un corte total al tráfico en la carretera local HU-631 desde el kilómetro 5 en Escalona hasta el 12 en Nerín.

Por otra parte, la nieve dificulta el tráfico en la A-23 desde el kilómetro 202 en Lechón hasta el 218 en Paniza, en ambos sentidos. Además, según ha informado la Guardia Civil, hacia las 18.00 horas únicamente se podía circular por el carril derecho entre Daroca y Cariñena (foto superior de la Guardia Civil).

A última hora de la tarde, la nieve ha complicado el tráfico en algunas carreteras turolenses. La A-2705 a la altura de Alcalá de la Selva estaba intransitabe, mientras que en la TE-V-8001 a la altura de El Pobo y en la TE-V-8002 de Escorihuela a El Pobo era necesario el uso de cadenas. Además, en la N-232 de Valdealgorfa a Vinaroz, en la N-211 de Castel de Cabra a Gargallo y en la N-240 de Perales de Alfambra hasta Escucha era necesario extremar la precaución.

El temporal deja dos fallecidos en las carreteras de Aragón y otro por un alud en Formigal

El temporal de frío y nieve que ha azotado todo Aragón durante este miércoles, 28 de febrero, ha dejado abundante nieve en todo el territorio, incluida Zaragoza, donde no nevaba con intensidad desde hacía trece años, y ha causado numerosos problemas de circulación en decenas de carreteras de Aragón. Como consecuencia de esos problemas viarios han fallecido dos personas en un accidente de tráfico. Por otro lado, un monitor de la estación de Formigal ha resultado muerto sepultado por un alud cuando esquiaba fuera de pista.

R. V. R. y M. C. S. M. han muerto por un choque frontal en la A-1234 entre Binaced y Albalate de Cinca (Huesca). El siniestro se ha producido alrededor de las 8.00 horas cuando uno de los vehículos ha invadido el carril contrario y no ha podido evitar la colisión. Al parecer, la nieve y el estado helado de la carretera han podido influir en el siniestro.

La directora general de Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, María Ángeles Júlvez, ha precisado que el siniestro se ha producido “probablemente debido a las condiciones de la carretera”. Además, otra persona, A. C. L., ha resultado herida grave en este accidente.

Estación de Formigal esta tarde, cuando se ha producido el accidente. Foto: Aramón

Monitor de esquí muerto por un alud

Por otro lado, el monitor de esquí Martín Royo, residente en la localidad pirenaica de Tramacastilla, ha fallecido en la tarde de este miércoles al ser sepultado por un alud mientras esquiaba en una zona fuera de pistas de la estación invernal de Formigal, en la zona de Tres Hombres.

Según informa la empresa pública aragonesa de la nieve Aramón, la voz de alerta ha sido dada sobre las 15.40 horas de este miércoles, al ser advertido el personal de la estación de que se había producido una avalancha en esa zona de la estación.

Al parecer, el monitor, una persona joven de 25 años, perteneciente a la escuela de esquí de Formigal que, al parecer, esquiaba en esos momentos con otras personas, ha quedado atrapado por la nieve el alud.

Al lugar se han desplazado de forma inmediata personal de emergencias de la estación y especialistas de los grupos de montaña de la Guardia Civil de Panticosa y Jaca para sondear la zona y tratar de localizar al joven.

El monitor ha sido localizado bajo la nieve en parada cardiorrespiratoria y se le ha evacuado con rapidez hasta el centro médico de la estación para ser atendido por el personal médico.

A pesar de los esfuerzos de los facultativos y de la rápida actuación del personal de la estación y de la Guardia Civil, el esquiador ha fallecido.

El equipo de Aramón y la escuela de esquí ha lamentado “profundamente” el trágico suceso y ha transmitido sus condolencias a la familia del esquiador.

Sigue el nivel de Emergencia 1 por el riesgo de aludes

Poco a poco, la situación meteorológica va remitiendo pero todavía hay muchas complicaciones sobre todo para el tráfico rodado en la provincia de Huesca.

El alto riesgo de aludes en el Pirineo ha llevado a mantener el plan especial de actuación en todo Aragón en el nivel de Emergencia 1, a pesar de que en Teruel las carreteras tanto de la red primaria como secundaria ya estaban limpias esta tarde y en Zaragoza sólo había problemas puntales en las Altas Cinco Villas, la comarca de Calatayud y la zona de Bujaraloz.

Esta tarde se encuentran cerrados al tráfico, por riesgo de aludes, los tramos de acceso al Balneario de Panticosa, a Llanos del Hospital desde el cruce de Cerler y el paso a Francia a través del Portalet (en el tramo francés). En el caso del Balneario de Panticosa y Llanos del Hospital el cierre se extenderá, como mínimo, hasta este jueves a las 15.00 horas.

Por otro lado, también está cerrado al tráfico el paso a Francia a través del túnel de Bielsa-Aragnouet debido a la acumulación de nieve y el mal tiempo. En este caso, se prevé que pueda estar abierto el jueves a las 10.00 horas.

Un quitanieves limpia una calle de Huesca, donde también ha nevado de forma abundante

Cadenas en carreteras y cortes de luz

En la provincia de Huesca es necesario el uso de cadenas en 27 tramos de la red autonómica, en la provincia de Zaragoza en un tramo, en la A-2105 entre Bujaraloz y Sástago. En general se recomienda precaución por nieve, por la existencia de máquinas trabajando y por hielo y ventisqueros.

Por otra parte, los primeros cortes de luz a causa del temporal, en las localidades oscenses de Huerta de Vero y Pozón de Vero y también en La Fueva ya están solucionados. En cambio, se encuentra interrumpido el suministro eléctrico en Alcampell (también Huesca) y en Uncastillo, en la comarca zaragozana de las Cinco Villas, donde está previsto reanudar el servicio a las 20.30 horas.

Del mismo modo, los bomberos de la Diputación de Zaragoza trabajan desde primera hora de esta mañana para limpiar y echar sal en las carreteras de la provincia afectadas por las nevadas. El quitanieves del parque de Tarazona ha estado en Santa Cruz de Moncayo, San Martín de Moncayo, Lituénigo, Litago, Trasmoz, Vera de Moncayo, Añón de Moncayo, Alcalá de Moncayo, Ambel, Talamantes y El Buste.

Las carreteras en las que intervienen los bomberos de la DPZ son tanto autonómicas como provinciales, ya que la Diputación de Zaragoza y el Gobierno de Aragón firman un convenio para optimizar sus recursos de vialidad invernal. De esta forma, la DPZ limpia parte de las carreteras de la red autonómica zaragozana y el Gobierno de Aragón hace lo mismo con determinadas vías de la red provincial.

Los bomberos han trabajado desde primera hora para limpiar y echar sal en las carreteras. Imagen Diputación de Zaragoza

Los bomberos han trabajado desde primera hora para limpiar y echar sal en las carreteras. Imagen Diputación de Zaragoza

Fenómeno adverso hasta el lunes 

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha emitido un aviso especial que prolonga el fenómeno meteorológico adverso de lluvia y viento en toda la Península Ibérica y Canarias que comenzó este lunes hasta el próximo lunes 5 de marzo, debido a la proximidad de diversas borrascas atlánticas a la Península, una de ellas ya nombrada como Emma, da lugar a una situación caracterizada por el paso sucesivo de sistemas frontales.

A partir de este miércoles, remiten las nevadas extensas en cotas bajas, pero se mantendrán las lluvias muy abundantes y generalizadas, las rachas fuertes o muy fuertes de viento, y comienza a ser significativamente adverso el estado de la mar.

Las precipitaciones de nieve de este miércoles en el tercio norte de la Península se irán transformando en lluvia a medida que la cota de nieve ascienda con el avance de sur a norte de la masa cálida atlántica.

A partir del jueves y durante el resto de la semana, las nevadas quedarán restringidas principalmente a zonas de montaña. En cuanto a las lluvias, los modelos apuntan a un episodio duradero de paso continuo de frentes, con lluvias generalizadas, más abundantes y ocasionalmente fuertes en la vertiente atlántica, Pirineos y litoral mediterráneo andaluz, y más débiles y ocasionales en el resto del litoral mediterráneo.

A las lluvias habrá que añadir, especialmente a partir de mañana jueves, el aporte adicional de agua proveniente del deshielo debido a las nevadas de los días anteriores. El viento intenso acompañará al paso de los frentes, sobre todo el jueves y el viernes, con rachas muy fuertes.

Esta situación de temporal del oeste, con precipitaciones abundantes y vientos fuertes acompañando al paso sucesivo de frentes, continuará probablemente al menos durante toda esta semana, aunque los modelos de predicción apuntan a que pueda prolongarse más días.