ciencia

Otras cuatro calles dedicadas a franquistas tienen ya nombre de mujeres pioneras en ciencia y arte

Cuatro calles de la ciudad que hasta ahora se denominaban con los nombres de personas afectas al régimen franquista y a la represión política y social que propició, han pasado a ser denominadas desde este viernes 1 de marzo con los nombres de cuatro mujeres pioneras en la ciencia y en el arte. Lola de Ávila, Martina Bescós García, Jenara Vicenta Arnal Yarza y Ángela García de la Puerta serán los nuevos nombres de las cuatro calles que hasta ahora recibían respectivamente las denominaciones de Miguel Allué Salvador (Casco Histórico), Gonzalo Calamita Álvarez (Universidad), Rudesindo Nasarre Ariño (Las Fuentes) y Antonio de Gregorio Rocasolano (Centro).

La calle Miguel Allué Salvador se dedicaba a un católico conservador y miembro de la Asamblea Nacional de la Dictadura de Primo de Rivera, que se retiró de la vida pública con el advenimiento de la Segunda República y durante la Guerra Civil se afilió a Falange. Además, fue el presidente de la Comisión Depuradora del Magisterio de la Provincia de Zaragoza, según informa la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Aragón (ARMHA).

A partir de ahora la vía se denominará calle Lola de Ávila (en la foto superior dando clases en la escuela que dirige en San Francisco), en homenaje a la bailarina formada en Zaragoza por su madre, María de Ávila, que hizo su debut como solista a los 15 años en el Ballet de Claude Giraud.

A partir de ese momento, comenzó a forjarse una dilatada carrera en la que Lola de Ávila ha destacado como bailarina, maestra de baile, asistente de coreografía y directora artística. En 2011 recibió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en la categoría de danza. Actualmente es directora asociada del San Francisco Ballet School y del Estudio de Danza María de Ávila.

Pioneras en la ciencia

La calle Gonzalo Calamita Álvarez se refería a quien “como Rector de la Universidad de Zaragoza fue el encargado de la represión y depuración en esta institución docente, en todos los niveles educativos”, informa ARMHA.

A partir de ahora la vía se denominará calle Martina Bescós García. Ésta fue la primera mujer cardióloga de España. Pudo acceder a la educación superior gracias al decreto de 8 de marzo de 1910 que permitió el acceso de las mujeres a la universidad. Pasó la licenciatura en medicina en 1933 y el doctorado en 1934, con la calificación de sobresaliente y premio extraordinario. Fue miembro fundador de la Sociedad Española de Cardiología y de la Sociedad Aragonesa de Cardiología.

La calle Rudesindo Nasarre Ariño ha pasado a denominarse calle Jenara Vicenta Arnal Yarza, quien fue la primera doctora en Ciencias Químicas de España, obteniendo la calificación de sobresaliente y matrícula de honor en todas las asignaturas.

Por último, la calle Antonio de Gregorio Rocasolano estaba dedicada a quien después del golpe militar de 1936 jugó “un papel importante en la configuración de la Universidad y la ciencia durante el periodo franquista”, informa ARMHA. Fue nombrado presidente de la Comisión para la Depuración del Personal Universitario y fue responsable de la separación de servicio, sanción, inhabilitación o traslado de un gran número de profesores de valía, añade la citada asociación.

A partir de ahora la denominación de la vía como calle Ángela García de la Puerta honrará a la primera catedrática de Física y Química de Instituto en España, quien también fue la primera doctora en Ciencias de la Universidad de Zaragoza.

Feminización del callejero

Estas modificaciones se realizan en aplicación de la Ley de 52/200, de 26 de Diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura, denominada “Ley de la Memoria Histórica”, de la Ley 14/2018, de 8 de noviembre, de Memoria Democrática de Aragón y de la Ordenanza Municipal para Identificación y Rotulación de Vías y Fincas Urbanas y la vista de la propuesta remitida por el consejero de Economía.

Además, esta iniciativa cumple con la propuesta presentada por Zaragoza en Común en el último Debate del Estado de la ciudad y que fue aprobada por unanimidad para feminizar el callejero y es fruto de un estudio encargado al Departamento de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza con el objetivo de homenajear a relevantes mujeres y reducir la gran brecha existente entre denominaciones masculinas y femeninas que existe en este momento.

Ubicación de las calles cuya denominación ha sido atribuida a mujeres destacadas en los campos de la ciencia y el arte

Los proyectos dirigidos por mujeres en la Universidad de Zaragoza crecen y llegan al 30,4 por ciento

El liderazgo de las mujeres en los nuevos proyectos de investigación de la Universidad de Zaragoza crece paulatinamente año tras año y en la actualidad las mujeres dirigen casi un tercio (30,4 %) de las investigaciones que se ponen en marcha en el campus público aragonés frente a la cuarta parte (23,5 %), una de cada cuatro, que lideraban en 2012.

Estos son algunos de los datos ofrecidos por el vicerrector de Política Científica, Luis Miguel García Vinuesa, la vicegerente de Investigación, Carmen Baras Escolá, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que busca visibilizar el papel de las científicas y fomentar las vocaciones de las más jóvenes.

A pesar de que la presencia de mujeres en los grupos de investigación del campus público aragonés se mantiene estable en torno al 43 % frente al 57 % de hombres, sin embargo, en los últimos siete años se ha detectado un incremento en el número de investigaciones científicas que se ponen en marcha bajo la dirección de investigadoras.

Así, si en el 2012 las mujeres lideraron 264 (23,5 %) de los 1.120 nuevos proyectos, en el 2018 ya son 339 científicas (el 30,4 % del total) liderando alguno de los 1.113 estudios de investigación, lo que supone un incremento de 7 puntos en la presencia de liderazgo femenino en la investigación que se desarrolla en la UZ.

En el buen camino

“Estos datos reflejan que en el campus público aragonés nos encontramos en la senda adecuada pero todavía nos queda un largo camino por recorrer para alcanzar una situación más equilibrada en investigación”, destaca García Vinuesa.

En este sentido, la Universidad de Zaragoza respalda por tercer año consecutivo los numerosos actos programados con motivo de la celebración del 11F, como la inauguración de la exposición Las chicas somos guerreras, este lunes en el Paraninfo.

La Universidad de Zaragoza asume además el comunicado que este lunes ha dado a conocer la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), en el que señala, entre otras cosas, que “la plena participación de la mujer en todos los campos científicos es indispensable para el desarrollo completo de un país y, para ello, todo sistema educativo de calidad debe impulsar la eliminación de los obstáculos que dificultan el equilibrio entre mujeres y hombres”.

Paridad

También recuerda que en España, el 51 % de la población de 20 a 24 años son mujeres y las estudiantes universitarias de Grado representan un 54 % sobre la totalidad; también son mayoría en los estudios de Máster.

En el desempeño de funciones específicamente investigadoras, la paridad está casi conseguida, con un 49,5 % de investigadoras y un 50,6 % de técnicas de investigación.

No ocurre lo mismo en el caso de los estudios de Doctorado ni en ramas de enseñanza como son las denominadas STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

Mientras que las estudiantes concentran sus preferencias en Salud y Bienestar y Educación, son mucho más reticentes a cursar estudios en Ingeniería y Arquitectura y, especialmente, en Tecnologías de la Información y Comunicaciones.

Wifi, GPS y libro electrónico fueron inventados por mujeres

Elementos tan comunes en nuestro día a día como el Wi-Fi, el GPS, el limpiaparabrisas o incluso el libro electrónico fueron ideados por mujeres a lo largo de la historia. Sin embargo, la invisibilización que han sufrido no ha permitido otorgar el reconocimiento que merecen a estas inventoras.

Es sencillo recordar nombres masculinos en el campo de las ciencias como Edison, Newton o Einstein y además, fruto de su popularidad, es fácil encontrarlos a golpe de “click” en Internet. Sin embargo, ¿qué sucede con las mujeres inventoras?

A pesar de vivir en una época donde parece que las mujeres han logrado obtener el espacio que les correspondía en materia de igualdad, todavía quedan muchos aspectos que solventar para lograr la total equidad entre ambos géneros y que el ingenio de las mujeres inventoras deje de parecer inexistente.

Invisibilizadas

El técnico del Observatorio de Igualdad de Unizar, Emilio Perdices, explica que el papel femenino en la ciencia se “ha invisibilizado” a pesar de que existen inventos “muy interesantes” de la mano de mujeres que “nadie conoce” y que merecen ser reconocidos por toda la ciudadanía, al igual que se hace con los inventos realizados por hombres.

Por ejemplo, Perdices subraya que si el GPS hubiera sido inventado por un hombre su nombre hubiera tenido “mucha más difusión”.

Bajo este pretexto surge la exposición “Ingenio (In)visible”, una muestra itinerante que recoge los logros y descubrimientos más relevantes en el ámbito de la ciencia y la ingeniería creados por mujeres, con el objetivo de visibilizar su papel como inventoras a lo largo de la historia.

La muestra (foto superior) se podrá ver en el edificio Interfacultades del Campus de San Francisco hasta el 14 de febrero, en la semana, precisamente, en la que se celebra el 11F, el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Inventos

Se compone de cinco desplegables que hablan del pasado, presente y futuro del papel de la mujer en la ciencia y de las invenciones que han venido de la mano de un nombre femenino, como el baño maría -que debe su nombre a María la Juda-, el limpiaparabrisas, de la estadounidense Mary Anderson o el libro electrónico de la española Ángela Ruiz.

Por ello, Perdices incide en que el problema de esta invisibilización y de la continua masculinización en el mundo de las ciencias es la “falta de referentes” femeninos para las jóvenes estudiantes, dado que tradicionalmente las ciencias han sido consideradas como “masculinas”.

De esta forma, la exposición no solo busca visibilizar el ingenio femenino, sino que también pretende ser un referente para las jóvenes estudiantes, de tal forma que les anime a emprender sus estudios en el ámbito de las ciencias

“Ingenio (Invisible)” continuará su recorrido por las universidades de Huesca y Teruel. Una muestra itinerante organizada por el Observatorio de Igualdad de Género del campus y la asociación AMIT-Aragón, cedida por la Fundación Vodafone.

‘Enziende tu ciencia’ acerca la investigación a través del cine

Más de 2.500 alumnos de sexto de Primaria y cerca de 1.000 adultos participarán en la iniciativa ‘Enziende tu ciencia’ de la Universidad de Zaragoza que persigue acercar la divulgación científica a todos los públicos a través del visionado de minidocumentales y de conversaciones con reconocidos investigadores.

El programa se va a desarrollar en 40 centros educativos y en 10 centros cívicos de la capital aragonesa hasta final de año con el objetivo de fomentar la vocación científica entre los más jóvenes y de sensibilizar a los mayores sobre la trascendencia de la ciencia y la tecnología en nuestras vidas, según han informado fuentes de la Unidad de Cultura Científica de la Universidad de Zaragoza en una nota de prensa.

Arranque del ciclo

El colegio Puerta Sancho de Zaragoza ha acogido esta mañana la proyección de “La maldición del cocodrilo de Ricla”, el primero de los 35 documentales que forman parte del programa, así como la posterior charla con la paleontóloga Jara Parrilla a la que han asistido 75 escolares (en la foto superior de zaragoza.es una profesora explica a los alumnos detalles relacionados con el documental).

El vicerrector de Política Científica de la Universidad de Zaragoza, Luis Miguel García Vinuesa, y el consejero municipal de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, también han asistido a este evento que ha permitido dar el pistoletazo de salida a la actividad.

La Universidad de Zaragoza ha realizado en los últimos siete años distintas iniciativas para despertar el interés por la ciencia en colegios, institutos, centros penitenciarios, hospitales infantiles o centros sociolaborales a los que asisten personas en riesgo de exclusión social.

Ciencia y mujer, pilares para un nuevo desarrollo sostenible

La combinación de ciencia y mujer es un pilar esencial para la construcción de un nuevo modelo de desarrollo económico y social sostenible y que contribuya a una sociedad moderna y justa, a una sociedad del conocimiento, estiman las propias mujeres científicas.

Y así lo han querido dejar claro cuando seis de ellas (Gloria Cuenca, María Jesús Lázaro, Pilar Gayán, Julia Herrero, Concepción Gimeno y Azucena García) han recogido la Medalla de las Cortes en el acto institucional de celebración de San Jorge, Día de Aragón, en el Parlamento.

Gayán, en representación de las seis galardonadas, ha insistido en que la ciencia “es el futuro”, que hay que construir “entre todos, con esfuerzo, con determinación y con el trabajo de hombres y mujeres por igual”.

La Medalla, ha asegurado, reconoce el valor de la investigación, realizada por mujeres y hombres, una ciencia “en su sentido más amplio” y en la que con las mujeres en la ecuación “se duplican los resultados y se genera más conocimiento” (en la foto superior de @cortes_aragon, la presidenta Violeta Barba, a la derecha, entrega el premio a las mujeres científicas).

Pero, a la vez, ha lamentado que las políticas que han puesto en marcha las instituciones dirigidas a paliar el desequilibrio existente en las plantillas “no han sido suficientemente eficaces, especialmente en las escalas superiores”.

“No es cuestión de tiempo que las mujeres estén más representadas en los puestos más altos: hay que romper barreras que llevan tiempo siglos instaladas. Hay, en definitiva, que actuar”, ha asegurado.

Iniciativas

Cada vez hay más iniciativas que trabajan para romper estereotipos, ha agregado, y para crear nuevos modelos en la ciencia, y en este aspecto Aragón es una de las comunidades que más actividades organiza en torno al Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, porque es “esencial” que la sociedad, y especialmente, la infancia, vea referentes femeninos en la ciencia y que sepa que estos ejemplos están “a su alcance”.

Gayán ha animado a las niñas a considerar un futuro en la ciencia, una “apasionante profesión” llena de grandes desafíos, pero también de “grandes recompensas”.

Y ha reclamado que se reafirme el compromiso político, autonómico y nacional para aumentar los fondos destinados a I+D+i, así como desplegar la ley de la Ciencia.

Ha concluido su discurso con un recuerdo a todas las mujeres que les precedieron y que, ha lamentado, “jamás fueron reconocidas”.

La presidenta de las Cortes, Violeta Barba, ha precisado durante su intervención que estas seis mujeres, que lideran líneas de investigación punteras desde dispares disciplinas, encarna “el esfuerzo y la valía” de las mujeres en un campo donde los estereotipos y la invisibilidad “son más penosos de lo habitual”.

Mujeres desatendidas

Ha lamentado que estas mujeres, como muchas otras, trabajen “sin los grandes focos que acompañan a otras gestas mucho menos relevantes”.

Barba ha recordado que apenas un siete por ciento de los referentes científicos que aparecen en los libros de texto son mujeres, lo que es una muestra más de cómo la contribución femenina al saber ha sido ignorada tradicionalmente a lo largo de la historia.

Por eso, este premio, ha dicho Barba, sirve para “empezar a saldar la deuda” con todas las mujeres de ahora y de antes, las que abrieron camino, y para reafirmar el enorme caudal de talento “que dibuja a Aragón a la vanguardia del conocimiento”.

Su aportación es “marca Aragón” y sirve para llevar el nombre de la comunidad por el mundo, según Barba, quien ha comprometido al ayuda y el trabajo de las Cortes para trabajar por la igualdad en la ciencia y a proveer el mejor marco legal posible para ello.

Las Cortes reconocen con su máxima distinción a las investigadoras aragonesas

La Mesa y la Junta de Portavoces del Parlamento aragonés han acordado por unanimidad conceder la Medalla de las Cortes de Aragón, la máxima distinción del parlamento autonómico, a las mujeres investigadoras de Aragón.

La recogerán el próximo 23 de abril, Día de Aragón, en representación de todas ellas, las investigadoras Gloria Cuenca Bescós, María Jesús Lázaro Elorri, Pilar Gayán Sanz, Julia Herrero Albillos, Concepción Gimeno Floría y Azucena Gracia Royo por su “aportación en diversas disciplinas a la ciencia, al conocimiento, al I+D+i y al progreso de la sociedad aragonesa”.

Con la Medalla, las Cortes quieren reconocer en la persona de todas ellas el “esfuerzo de todo un colectivo para el progreso de la Comunidad y en pos del avance y el desarrollo de la humanidad”. Según ha destacado la presidenta del Parlamento, Violeta Barba, todas ellas han alcanzado posiciones de liderazgo en sus distintas disciplinas y han logrado además romper el techo de cristal al ostentar cargos de responsabilidad.

La doctora Gloria Cuenca es paleontóloga y dirige el Instituto de Investigación en Ciencias Ambientales de Aragón. Es profesora de la Universidad de Zaragoza y su principal línea de investigación se centra en el estudio de los microvertebrados del Mesozoico, Terciario y Cuaternario. Es responsable de microfauna del proyecto Aragosaurus desde 1987 y de Atapuerca desde 1991. Como miembro del equipo de investigación de este último yacimiento, recibió en 1997 el Premio Príncipe de Asturias.

También es doctora, pero en Ciencias Químicas, María Jesús Lázaro. Profesora del Instituto de Carboquímica, que dirigió entre 2010 y 2014, es además delegada del Centro Superior de Investigaciones Científicas en Aragón y la primera mujer que ha ocupado este cargo. Dirige el grupo de Conversión de Combustibles, que trabaja en el desarrollo de catalizadores para pilas de combustible, electrolizadores y pilas de combustible regenerativas.

Pilar Gayán desarrolla su labor en el Instituto de Carboquímica. Forma parte del grupo de Combustión y Gasificación, que estudia y desarrolla nuevas tecnologías de producción de energía que permitan seguir utilizando combustibles fósiles sin emitir CO2 a la atmósfera. Figura por tercer año consecutivo en la lista de las científicas con mayor relevancia a nivel mundial por el impacto de sus publicaciones.

Romper barreras

Por su parte, Julia Herrero es doctora en Ciencias por la Universidad de Zaragoza. Actualmente, imparte clases en el Centro Universitario de la Defensa y es una de las impulsoras de la iniciativa “11 de febrero”, (en la foto superior de cadenaser.com, grupo de mujeres científicas aragonesas presentan un acto del 11 de febrero) que nació con el objetivo de romper las barreras que encuentran las mujeres y las niñas en el ámbito científico por su escasa visibilidad y los estereotipos, y de denunciar la baja presencia femenina en puestos superiores de la carrera científica.

María Concepción Gimeno es investigadora del Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea de Zaragoza. En 2017, fue reconocida como una de las doce mejores químicas del mundo y galardonada como ‘Mujer Distinguida en Química’ por la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada. Lleva años dedicada al estudio de los compuestos, fundamentalmente oro y plata, buscando propiedades especiales para su aplicación, por ejemplo, en medicina, como antitumorales o antibacterianos.

Por último, Azucena Gracia es investigadora del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) y miembro del Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2). Desarrolla su trabajo en la unidad de Economía Agroalimentaria y de los Recursos Naturales, de la que es responsable.

El Paraninfo celebra actos para visibilizar a la mujer en la ciencia

El Paraninfo de la Universidad de Zaragoza acogerá el próximo viernes una serie de actividades dentro de las numerosas en que la institución académica participa estos días para respaldar por segundo año consecutivo la celebración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

En este contexto, el Paraninfo acogerá una merienda científica, un cuentacientíficas, una mesa redonda con divulgadoras, la inauguración de la exposición “Evolución en clave de ciencia” y la acción de visibilización del papel de las paleontólogas en las piezas del Museo de Ciencias Naturales.

Todos estos actos han sido organizados gracias a la colaboración de la Universidad de Zaragoza, el Gobierno de Aragón, el Centro Universitario de la Defensa, Eboca y Quirón Salud, ha informado la Universidad de Zaragoza.

De este modo se quiere contribuir a dar visibilidad a la mujer científica y fomentar el interés de las niñas por la ciencia y la tecnología.

En Aragón se han concertado 80 charlas y en total se han organizado cerca de 140 actividades en numerosos espacios: centros de investigación, universidades, museos y centros culturales, empresas tecnológicas, bibliotecas y librerías e incluso bares.

Entre esas actividades destacan exposiciones, cuentacuentos, mesas redondas, talleres, editatones, citas con científicas, programas de radio o visitas a los laboratorios entre otras actividades.

Niñas de Primaria

En el Paraninfo, el programa incluye la participación de 50 niñas de Primaria en una conversación con científicas -cada niña podrá debatir hasta con 6 científicas de distintas disciplinas durante 6 minutos- y participar en un #cuentacientíficas.

Para esta jornada colaboran más de 30 voluntarias ingenieras, físicas, médicos, químicas, biólogas, veterinarias, geólogas o matemáticas.

También tendrá lugar una “Mesa de Divulgadoras”, en la que se hará un diagnóstico del papel de la mujer en la divulgación científica con cinco grandes divulgadoras: Clara Grima, Lydia Gil, Inés Laura Dawson, Pampa García y Pilar Perla.

Además, el Museo de Ciencias Naturales inaugurará la exposición temporal “Evolución en clave de género”, una propuesta didáctica amplia y contestataria al discurso tradicional sobre la evolución humana para una ciencia veraz e inclusiva.

El objetivo es mostrar una realidad evolutiva amplia, en la que la reproducción y la supervivencia son los puntos focales para el éxito de la especie, un éxito colectivo en el que ambos sexos se complementan.

El público asistente también podrá presenciar la iniciativa Visibilidad de las investigadoras del Museo de Ciencias Naturales, que busca visibilizar el trabajo de las investigadoras en paleontología a través de las piezas expuestas en el museo.

Se trata de una pequeña muestra de las numerosas paleontólogas que desarrollan su trabajo en la Universidad de Zaragoza y que ya representan el 50 % de los investigadores de esta disciplina.

Ciencia y tecnología también pueden (deben) ser cosa de mujeres, además de los cuidados y la docencia

Datos de matriculación de la Universidad de Zaragoza: en las diversas Ingenierías, 2.000 chicos y 500 chicas; en Ingeniería Informática, 340 hombres y 40 mujeres; en Ciencias Físicas, 220 hombres y 80 mujeres; en Medicina, 998 mujeres y 416 hombres; en Enfermería, 580 mujeres y 220 hombres; en Trabajo Social, 580 mujeres y 130 hombres; en Magisterio, 2.600 mujeres y 800 hombres. Los roles de género están claramente diferenciados y determinan la elección de determinadas carreras por parte de chicos y chicas. Instituciones y colectivos se movilizan para romper esa tendencia y para visibilizar la labor científica de la mujer, además de fomentar la vocación en las niñas con motivo de la celebración el 11 de febrero del Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Hasta 140 actividades diferentes se van a desarrollar en todo Aragón, en torno a un centenar de ellas en Zaragoza, impulsadas sobre todo por el Ayuntamiento, la iniciativa 11defebrero.org y la Universidad de Zaragoza.

Se trata de modificar los hábitos educativos en la familia y en la escuela para romper con la distinta valoración de las orientaciones profesionales según se sea chica o chico.

Por otra parte, se persigue romper la brecha de género en los estudios y las profesiones que tienen que ver con la ciencia, recuperando los referentes femeninos en este ámbito y desmitificando la orientación por roles de género:  mujeres hacia los cuidados, la educación y la sanidad; hombres hacia le tecnología, la investigación, la empresa y los puestos superiores de la escala científica.

Roles de género en los estudios y en las profesiones

Los datos sobre matriculaciones en la Universidad de Zaragoza, facilitados por su rector José Antonio Mayoral, muestran con crudeza que la división de orientaciones profesionales es un hecho en la primera entidad docente de Aragón, donde se van a centrar muchas de las actividades programadas en relación con el evento del 11 de febrero.

Por eso Mayoral insistía en que la movilización para potenciar los referentes femeninos en la ciencia, para propiciar la presencia de mujeres en los estudios científico-tecnológicos, “es una necesidad”. El rector alertaba de que “el futuro es tecnológico y si las mujeres no están ahí será un desastre”. La estadística dice que en la actualidad en el Estado español el 38% de los chicos optan por estudiar carreras de ciencia, ingeniería, matemáticas o arquitectura, mientras sólo el 15% de las chicas lo hacen.

El rector explicaba que los roles de género establecidos por la familia, la escuela y la sociedad determinaban que las matriculaciones en humanidades y ciencias sociales (Derecho, Economía, Historia del Arte…) estén igualadas en género, menos una de ellas: Trabajo Social, que como más próxima al ámbito de los cuidados, registra casi cuatro veces más chicas que chicos.

En otros estudios con vocación de cuidados como Veterinaria, Odontología o Nutrición, la mayoría también es femenina, con la excepción de Fisioterapia, que por relacionarse con el masaje físico y con el deporte, está más igualada.

En carreras de ciencias, la mayoría masculina es lo habitual. En Físicas es abrumadora. Pero cuando se trata de ciencias relacionadas con la vida, como Biotecnología, hay más mujeres.

En ese mismo ámbito, la Ingeniería Informática es campo casi desierto de mujeres “por llevar delante la palabra ingeniería”, que se percibe como reacia por las chicas, explicaba el rector, “pero en Optometría hay más chicas porque se percibe como una actividad de cuidados”, sentenciaba Mayoral.

Docencia y función pública

El primer responsable universitario también incidía en la inclinación femenina hacia la formación, por eso en los másteres de profesorado, incluso en los de ciencias, hay más mujeres. Por supuesto, en Magisterio el desequilibrio a favor de las mujeres es brutal. “Los roles marcan que la mujer educa y cuida; el hombre investiga, se dedica a la tecnología o se hace empresario. Esto hay que desterrarlo. Las mujeres pueden hacer cualquier cosa igual de bien que los hombres y a la inversa”, subrayaba el rector.

Mayoral también incidía en otro aspecto importante a la hora de elegir la profesión: las mujeres se inclinan más hacia la función pública porque se sienten más protegidas y ven más respetados sus derechos, mientras el hombre se orienta hacia la empresa privada y hacia los puestos de más influencia social. Otros estereotipos contra los que hay que luchar.

El rector matizaba también que en la Universidad de Zaragoza hay mas mujeres que hombres y que en doctorados la distribución está igualada, por lo que él percibía el problema de la distribución de los roles de género “más atrás, en la familia y en los colegios”.

Por eso una de las actividades de las jornadas del 11 de febrero serán decenas de charlas en institutos y centros educativos, además de actividades pedagógicas dirigidas a madres y padres.

Visibilidad

Rocío Ibarra, representante del movimiento 11defebrero.org, explicaba que “las niñas relacionan desde pequeñas la masculinidad con la brillantez. En ese sentido su falta de confianza y autoestima aumenta, algo que se acrecienta en la adolescencia, una época en que las chicas se sienten amenazadas con las matemáticas, por ejemplo”.

La representante del movimiento por la mujer en la ciencia abundó en que los textos educativos ignoran el trabajo desarrollado por mujeres científicas, “no hay referentes femeninos, una niña carece de información sobre mujeres en la ciencia y se motiva mucho menos”.

Un problema, el de la invisibilidad, que extendió “a nivel mediático: no hay científicas en las agendas de los medios de comunicación, no hay referencias femeninas para la opinión pública. La labor que hay que realizar para corregir este negativo panorama abarca muchos ámbitos”.

En relación con todo ello, una novedosa actividad que van a incluir las jornadas serán charlas a niñas de Primaria en la Universidad, en las que se les contará jugando cosas que no les enseñan en los colegios relativas a mujeres científicas e investigadoras o simplemente al papel que pueden jugar las mujeres en estos ámbitos.

Huelga feminista

“Las mujeres necesitamos nuestra historia, producir nuestra historiografía de mujeres”, indicaba la concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza, Arantza Gracia. “Si los manuales docentes reflejan la actividad de las mujeres, sería ya un gran paso adelante”, aseguraba la edil.

La visibilización durante las jornadas también se va a fomentar desde los escaparates de decenas de pequeños comercios zaragozanos, en los que se exhibirán actividades desarrolladas por mujeres en el ámbito de la ciencia y la investigación, precisó Gracia, quien también indicó que este año los mensajes de las jornadas se van centrar sobre todo en la presencia femenina en el campo de la investigación agroalimentaria.

La concejala concluyó su intervención en la presentación del 11 de febrero haciendo un llamamiento a participar en la huelga feminista convocada para el próximo 8 de marzo, “necesaria para luchar contra la brecha de género en el acceso al trabajo, en la diferencia de roles en el consumo y en los estudios”.

En este enlace pueden consultarse todas las actividades previstas para las jornadas del Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia, declarado por la ONU en 2012, así como los principios inspiradores de esta reivindicación.

Actividades para promover el papel de la mujer en la ciencia

El Ayuntamiento de Zaragoza, por medio de la Casa de la Mujer, ha organizado varias actividades en la primera quincena de febrero para celebrar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, declarado por Naciones Unidas el 11 de febrero.

La programación incluye la inauguración de la exposición “Las Primeras Doctoras en Ciencias 1929-1930”, talleres escolares, la iniciativa alimentando la ciencia, y una mesa redonda sobre “El papel de la mujer en el ámbito de la investigación Agroalimentaria”.

La muestra “Las Primeras Doctoras en Ciencias 1929-1930” se inaugurará este jueves, 1 de febrero, a las 19.00 horas, en el salón de actos de la Casa de la Mujer, ubicada en la calle Don Juan de Aragón, 2.

La presentación correrá a cargo de la vicedecana de estudiantes e infraestructuras de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza, Josefina Pérez Arantegui; intervendrá la catedrática de Física y Química, Carmen Magallón, que ha biografiado a estas tres científicas, y se darán a conocer los actos de 11F por una de las integrantes de la plataforma.

Igualdad en la ciencia

El 20 de diciembre de 2013, la Asamblea General de la Naciones Unidas aprueba la resolución relativa a la ciencia, la tecnología y la innovación para el desarrollo, que reconoce el acceso y la participación plenos y en condiciones de igualdad en la ciencia, la tecnología y la innovación para las mujeres y las niñas de todas las edades son imprescindibles para lograr la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer y la niña.

El 15 de diciembre de 2015, la Asamblea General aprueba la resolución, con la decisión de proclamar el 11 de febrero de cada año el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Dinópolis se ampliará con 24 millones de inversión

Cartel de promoción de Dinópolis

El parque paleontológico de Teruel Dinópolis se ampliará en tres fases con una inversión de 24 millones de euros en seis años que servirá para mejorar los servicios actuales e incorporará espacios temáticos vinculados al agua, la tierra y el aire, manteniendo la combinación de ciencia y ocio.

Los detalles de futuro del parque turolense han sido presentados en un acto en Teruel, al que han asistido representantes de toda la sociedad turolense, y en el que los responsables del proyecto han desglosado las inversiones principales que plantean realizar a través del Fondo de Inversiones para Teruel (FITE).

Así, además de la mejora de los servicios actuales, el plan contempla poner en marcha tres nuevas zonas temáticas dedicadas a recrear la vida en la tierra, el agua y el aire prehistóricos, en espacios que combinan, como es norma en este parque, la divulgación científica con el ocio.

De la inversión de 24 millones de euros se destinarán ocho millones a la fase inicial, 8,5 a la complementaria y 7,5 a la de reserva, un gasto que puede mover siete veces más en el área de influencia, según un estudio de impacto de Fundear. Actualmente, trabajan de forma estable 62 personas en Dinópolis, cifra que aumenta hasta las 125 en los periodos de máxima afluencia de público.

Nuevas tecnologías

En la primera fase, el plan prevé reformar el museo incorporando nuevas tecnologías como la de la realidad aumentada. También plantea modernizar el simulador “Terra Colosus” para poder mejorar la calidad de las proyecciones y la variedad.

En la zona destinada a juegos, bajo el nombre de “Sauriopark”, se incorporarán dos nuevas atracciones: “DinoBici” y “TorresSaurio”.

En esta primera fase se contempla también la incorporación de un nuevo recorrido temático como será un “acuario prehistórico”, que llevará al visitante hasta el interior de una sima desde la que se contemplarán los fondos marinos, viajando con un vehículo simulador.

Tras este recorrido, los visitantes llegarán a una gran zona expositiva denominada “Mares Remotos” con el protagonismo de las nuevas tecnologías y en el vestíbulo del espacio se recreará una zona volcánica.

El presidente Lambán, presentando el nuevo proyecto de Dinópolis

Dos fases más

En la segunda fase se completará y mejorará la actual zona “Terra Magna” y se pondrá en marcha el espacio “Memorias de Teruel”, dedicado a los grandes e importantes hallazgos paletonológicos de Teruel, con un área lúdica, DinoTerra, y zona expositiva.

Otra novedad destacada será la construcción de un Dinorrail y se mejorarán servicios como la tematización del restaurante y se realizarán inversiones para la mejora energética.

En la tercera fase, denominada de reserva, el proyecto estrella es la construcción de “El Aviarium”, para recrear el tercer hábitat, el aire, que se realizará en un pabellón tipo invernadero que contempla un sistema de transporte aéreo.

En esta última fase se pretende crear una nueva zona infantil, con nuevos recorridos, juegos y atracciones.

Territorio Dinópolis se ha convertido en uno de los elementos de referencia como motor turístico de la provincia de Teruel. Está formado por ocho sedes, un parque principal, Dinópolis, ubicado en Teruel y por siete centros más ubicados en diversas localidades de la provincia de Teruel: Legendark (Galve), Inhóspitak (Peñarroya de Tastavins), Región Ambarina (Rubielos de Mora), Bosque Pétreo (Castellote), Mar Nummus (Albarracín), Titania (Riodeva) y Valcaria (Ariño).