cifras

Los médicos hablan de paro “masivo” y la DGA lo minimiza

El sindicato mayoritario en el sector de la sanidad, CEMSATSE (integrado por los médicos CESMARAGÓN y FASAMET y de enfermería SATSE) ha mostrado su satisfacción por el “apoyo masivo” que ha tenido el primer paro parcial (de 10 minutos, a las 12.00 y 18.00 horas) realizado en todos los centros del Salud antes de la huelga que, si no hay un entendimiento con el Gobierno de Aragón, tendrá lugar en abril. El Gobierno de Aragón ha cifrado la incidencia del paro en un 3,21% de la plantilla del Salud.

Los paros parciales, con el lema ‘Por una sanidad pública de calidad’, han sido secundados “mayoritariamente” por los médicos –tanto de atención primaria como hospitalaria– y personal de enfermería, que en Aragón suponen más de 10.000 profesionales. No obstante, la convocatoria estaba abierta a todo el personal de los centros: auxiliares, administrativos.

En cualquier caso, CEMSATSE ha criticado los “abusivos e injustificados” servicios mínimos decretados por el Gobierno de Aragón. El sindicato ha acusado al Departamento de Sanidad de impedir a médicos y enfermeros ejercer su derecho “con unos servicios que se corresponden en la práctica con el cien por cien de la plantilla, decretados a última hora, sin asignar profesionales mínimos por servicios, y estableciendo de manera genérica el funcionamiento de las unidades con normalidad”.

Nuevas protestas

“Pese a la nula voluntad negociadora del Gobierno de Aragón y todas las dificultades que ha puesto para el control de apoyos y regulación de servicios mínimos, mantenemos el respaldo del cien por cien de los médicos y enfermeros”, ha destacado CEMSATSE.

Los profesionales de la Sanidad volverán a protestar contra los recortes el próximo día 21 de febrero y los días 7 y 21 de marzo, y en abril se convocará la huelga general en todos los centros sanitarios (en la foto superior de Cemsatse, concentración de sanitarios a las puertas del centro de especialidades de paseo Sagasta).

Según la secretaria autonómica de CESMARAGÓN Y CEMSATSE, Mercedes Ortín, “este paro demuestra que hay razones para bajar a la puerta, decir que nos hagan caso y la Administración se siente a dialogar para lograr un nuevo acuerdo profesional sanitario. El último que tenía un contenido retributivo y de condiciones laborales se firmó en el año 2007, y se ha quedado tan obsoleto que nos ha llevado a estar a la cola de todas las comunidades autónomas en algunos de los conceptos, tanto retributivos como del entorno asistencial y de desarrollo profesional”.

Cifras de la DGA

Por su parte, el Gobierno de Aragón ha señalado que  sólo el 3,21 por ciento de los trabajadores del Salud han secundado la huelga de 10 minutos convocada para este jueves por el sindicato CEMSATSE en el turno de las 12.00 a las 12.10 horas. Es decir, 365 trabajadores de los 11.363 con turno de mañana y que no tenían asignados servicios mínimos, según ha informado el Departamento de Sanidad en una nota de prensa.

Según la convocatoria de huelga presentada por el colectivo sindical, estaban llamados al paro los 20.000 trabajadores de los centros del Servicio Aragonés de Salud (Salud).

Por provincias, el porcentaje de participación en el paro ha sido del 2,5 por ciento en Zaragoza, del 5 por ciento en Huesca y del 4,6 por ciento en Teruel, han señalado las mismas fuentes.

El Plan de Vivienda que respalda el tejido social vuelve a topar con el desacuerdo de los grupos políticos

Mientras el tejido social y vecinal de la ciudad se vuelca en favor del Plan de Vivienda 2018-2023, las fuerzas políticas presentes en el Ayuntamiento de Zaragoza mantienen sus discrepancias sobre el proyecto, que prevé inversiones por 72 millones de euros para construcción de nuevas viviendas públicas (más de 300) y rehabilitación de otras (más de 800) con criterios medioambientales. El desacuerdo político amenaza con bloquear la iniciativa, que ha sido respaldada por 33 entidades zaragozanas de todo tipo y signo ideológico.

El Pleno municipal de este viernes 21 de diciembre ha debatido sobre el proyecto de vivienda y sobre la financiación del 50% del mismo mediante un crédito del Banco Europeo de Inversiones (BEI), un préstamo que necesita de la aprobación del órgano municipal para aplicarse. El alcalde, Pedro Santisteve, y el concejal de Vivienda, Pablo Híjar, han introducido en el orden del día una proposición sobre la aprobación del citado crédito por parte del BEI.

Santisteve ha recordado que a lo largo de la semana se ha reunido con los portavoces de los grupos municipales para debatir sobre el plan, que a su entender pondría a la ciudad “a la cabeza en cumplimiento de nuevas normativas ecoeficientes y en construcción de viviendas públicas de calidad”, por lo que todos los grupos podrían respaldarlo “y lograr un consenso político que debería sumarse al consenso social”.

El alcalde ha asegurado que el plan no supondría la estrangulación financiera de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda, encargada de desarrollarlo, y ha dicho que como mucho afectaría al 32% de su presupuesto.

Críticas

Las conciliadoras palabras del alcalde han topado con las críticas de los restantes grupos municipales. Hasta el portavoz de CHA, Carmelo Asensio, que se ha mostrado abiertamente partidario de respaldar el plan, ha criticado que ZeC lo hubiera traído a debate plenario este viernes, “cuando ya fue aprobado en el mes de mayo por el gobierno municipal”.

Asensio ha acusado a ZeC de actuar en solitario con un proyecto que “debería enriquecerse con las aportaciones de todos los grupos” y ha expresado su sospecha de que ZeC no lo habría traído a pleno si no fuera porque el crédito del BEI necesita de la aprobación del órgano de representación municipal.

Todos los grupos municipales han reprochado al gobierno de ZeC la falta de información sobre pormenores del Plan de Vivienda y por ello consideraban inoportuno debatir este viernes sobre el mismo.

En esa línea se ha expresado la concejala de Ciudadanos Cristina García (“estoy alucinada, esto es absurdo”), para posteriormente acusar a ZeC de “no querer aprobar un proyecto de ciudad, que debería salir por unanimidad, pero se niegan a negociar con los restantes grupos municipales”.

“Engaño” al BEI

El portavoz del PSOE, Carlos Pérez Anadón, además de reprochar también la oportunidad del debate plenario, ha entrado a criticar de nuevo, como lleva haciendo su grupo desde hace varias semanas, determinadas cifras del proyecto.

Anadón ha acusado a ZeC de haber “engañado” al BEI con los datos del plan y ha insistido en que las viviendas nuevas pueden salir por unos 170.000 euros y no por los 115.000 que apunta el gobierno municipal. El concejal socialista ha asegurado que esas cuantías son insostenibles y ha vuelto a criticar las condiciones del préstamo del BEI, que a su entender hipotecarían las cuentas municipales.

El portavoz socialista se ha mostrado partidario de un plan de promoción de vivienda pública con criterios ecoeficientes, pero considera que el presentado por ZeC es “poco realista”, para a continuación ponerse a disposición de negociar sobre el plan, “pero no para que ZeC se apunte un tanto electoral, que es lo único que pretende”.

Las diferencias entre socialistas y la coalición progresista han vuelto a subir de tono y el concejal de Vivienda, Pablo Híjar (ZeC), ha calificado de “infantil” la acusación de que hubieran engañado al BEI, además de seguir insistiendo en que el coste de los pisos se situaría en torno a los 115.000 euros, según los cálculos efectuados por los técnicos municipales.

Híjar ha acusado a los socialistas de no mantener criterios uniformes respecto al proyecto de vivienda en Zaragoza, y ha asegurado que la secretaria estatal de Vivienda, con quien mantuvo un encuentro recientemente, no sólo respaldaba el plan sino que lo ponía como ejemplo para otras ciudades.

Optimismo de Híjar

El portavoz del PP, Jorge Azcón, ha acusado a ZeC de querer visibilizar sus diferencias con el PSOE en torno al plan y ha asegurado que éste no va a salir adelante por el enfrentamiento entre los grupos de izquierda.

A este respecto, Híjar se ha mostrado más optimista y ha abogado por continuar las negociaciones para lograr el entendimiento entre los grupos de izquierda “y alguno de la derecha”, en referencia a Cs, de forma que pueda ser refrendado en el pleno del próximo mes de enero.

El concejal de ZeC ha insistido en que éste no era su plan, sino una iniciativa compartida “por todos los agentes que intervienen en las políticas públicas de vivienda”, para apostillar que todos los grupos deberían sumarse a un proyecto que va a solucionar los problemas de vivienda de 1.150 familias zaragozanas (en la foto superior, vecinos de viviendas sociales del Actur, que se verían beneficiadas por las rehabilitaciones previstas en el Plan 21018-2023, reclaman esas actuaciones para mejorar sus pisos).

Híjar ha subrayado su optimismo sobre las posibilidades de sacar adelante el proyecto con acuerdo municipal y ha insistido en que “todos los planteamientos que han expuesto hasta ahora los grupos municipales son asumibles, por lo que podemos aprobar el plan en enero”.

La DGA cifra en más de 25.000 perceptores del IAI en 2017

Más de 25.000 aragoneses se han beneficiado este año del Ingreso Aragonés de Inserción (IAI). Este es uno de los datos del balance que el Instituto Aragonés de Servicios Sociales ha hecho de la gestión del IAI en 2017.

Esta cifra supone que en 2017 se han beneficiado 800 personas más que el año anterior de esta prestación, lo que supone un 3% más. De esta forma, el IAI protegió al 2% de los aragoneses el pasado año.

Según los datos de los que dispone el IASS, el número total de titulares de la prestación (el anterior dato recoge a todos los miembros de sus familias) fue en 2017 de 10.487 frente a los 9.981 de 2016. Hay que tener en cuenta que los datos van oscilando dependiendo de los meses y que en la última nómina de diciembre se contabilizaron 7.236 titulares, frente a los 6.927 del mismo mes de 2016. A pesar de este incremento, ha permanecido bastante estable el número de solicitudes durante los últimos meses con una pequeña tendencia a la baja.

 

Más dinero

En cuanto al dinero destinado a este fin, se ha incrementado en 6,2 millones respecto el año pasado, siendo el coste económico de 2017 de 49,3 millones de euros. Hay que tener en cuenta que el IAI es un derecho subjetivo que no puede estar sujeto a restricciones presupuestarias.

La directora provincial del Instituto Aragonés de Servicios Sociales en Zaragoza, Noelia Carbó, destaca que el avance más significativo que se ha llevado a cabo en materia de IAI esta legislatura es que “los tres últimos ejercicios se han cerrado con la gestión del Ingreso Aragonés de Inserción al día, es decir, hemos acabado con las listas de espera que se acumularon la pasada legislatura”.