Ciudade Deportiva. Ayuntamiento de Zaragoza

El Ayuntamiento expedienta al Real Zaragoza por vertidos sin control en la parcela de la Ciudad Deportiva

El Ayuntamiento de la ciudad ha abierto expediente sancionador al Real Zaragoza tras el descubrimiento de cinco vertidos incontrolados en los terrenos de la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza, alguno de hasta 85 metros de longitud y otros que databan de hace 20 años. El club será sancionado con varios miles de euros de multa por una infracción calificada como “muy grave”.

Al realizar una inspección de oficio, los agentes de Medioambiente de la Unidad Verde del Consistorio zaragozano constataron que en la parte más noroccidental y elevada de la parcela se apreciaba desde el exterior un vertedero incontrolado.

Tras entrar al recinto se comprobaron dichos puntos de vertido, que además se trata de suelos especial protección regadío, según el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

El expediente abierto que se tramitará para el estudio de la sanción al Real Zaragoza Fútbol Club incluye la necesidad de la restauración ambiental de la zona por parte de sus propietarios y que tiene que ser “de forma inmediata” (en la imagen superior de Ayuntamiento de Zaragoza, un vehículo de la Unidad Verde junto a la zona de los vertidos ilegales).

Hace más de veinte años

En el informe de la inspección se determina que algunos de los focos de vertido son de hace más de veinte años, tras observar el histórico de la ortofotografía aérea de la cartoteca del Gobierno de Aragón.

Los focos de residuos se encuentran en el fondo de taludes, por lo que se descarta que la intención fuera almacenarlos para trasladarlos posteriormente al CTRUZ, puesto que el coste de recuperarlos sería muy alto, indican los agentes en su informe.

Al respecto, el consejero municipal en funciones de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha aseverado que “se constata la mala fe” y ha apostillado que la ordenanza municipal califica de “muy grave” este vertido y aunque no ha concretado el coste porque se tienen que analizar todas las condiciones ha estimado que será de varios miles de euros.

Vertidos de todo tipo

En rueda de prensa, Cubero ha detallado que los vertidos son tanto de material de obra, escombros o movimiento de tierras, además de las siegas y restos de poda de las instalaciones que gestiona el Club.

Ha anunciado que en el próximo mandato, como concejal de Zaragoza en Común (ZeC) estará muy vigilante con la tramitación de este expediente.

Se considera que la “mala praxis” se viene produciendo independientemente de las empresas o el personal propio que ha realizado las tareas de mantenimiento, puesto que las que actualmente trabajan lo hacen desde 2014.

Cubero ha apostillado que tanto los propietarios del terreno como las empresas de mantenimiento deberían haber entregado esos residuos en una instalación de valorización o de eliminación para su tratamiento por gestor de residuos autorizado, según el Real Decreto por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición.

Asimismo, se considera que se ha vulnerado la Ley de residuos y suelos contaminados, puesto que estos focos de residuos suponen un deterioro grave para el medio ambiente.

El club dice que ya ha actuado

Por su parte, el Real Zaragoza ha notificado, en primer lugar, que no ha recibido “información alguna sobre la apertura de ningún expediente municipal”. Además, asegura que contrató un servicio “que completó la recogida de escombros”.

En concreto, la Ciudad Deportiva, tal y como ha explicado el club en un comunicado hecho público en su página web, recibió a principios de mayo la visita de un inspector que detectó residuos tanto de obra como de origen vegetal.

De acuerdo con sus indicaciones, han aclarado, y antes de cualquier información oficial por parte del Ayuntamiento, “que aún no se ha notificado”, según apuntan, el club “contrató un servicio de gestión de residuos, avalado por el Gobierno de Aragón, que completó la recogida de escombros”.

Desde ese momento, tal y como han expresado en el comunicado, el Real Zaragoza Sociedad Anónima ha trabajado “para solucionar los vertidos de origen vegetal también detectados en la inspección”.