comercio

El tren de la seda desde China tendrá su primera parada en Zaragoza en abril, en pruebas

El tren de la seda procedente de China tendrá su primera parada en Zaragoza, en el trayecto entre Madrid y Barcelona, el próximo mes de abril, en pruebas, según ha anunciado este martes 26 de marzo el embajador de China en España, Lyu Fan.

Fan ha inaugurado en la capital aragonesa, junto con el presidente de Aragón, Javier Lambán, el II congreso “Aragón y el Mercado Asiático”, organizado por Heraldo y Aragón exterior, y posteriormente ha visitado el Grupo Jorge en Zuera (Zaragoza) y la empres Cablescom instalada en el polígono de Malpica.

Ha sido durante su visita al grupo cárnico, que representa el 3 % de la carne de cerdo que se consume en China, donde ha anunciado el viaje del tren de la seda y donde ha constatado el interés del país asiático por que la plataforma logística Plaza, que visitó el año pasado, se utilice como centro de distribución de la mercancía.

Desde noviembre de 2014, el tren de la seda ha realizado 600 viajes en los que ha transportado 500.000 contenedores.

Aragón, a la cabeza

Durante la inauguración del congreso, Lyu Fan ha reconocido que Aragón “se ha situado a la cabeza de las 17 Comunidades autónomas respecto a la cooperación comercial con China” y es con la que la embajada “se muestra más interesada”, de hecho ha confirmado que es una región a la que viaja todos los años para visitar empresas de logística e innovación.

Sin embargo, de acuerdo con las cifras macroeconómicas aportadas por Fan, el porcentaje de exportaciones de España a la segunda potencia económica mundial solo representa el 0,6 % “lo que demuestra que queda mucho por hacer para ampliar las exportaciones a China”, ha apuntado Fan, quien ha augurado que ese déficit en el balance comercial “será difícil equilibrar en corto plazo”.

Por eso ha animado a las empresas españolas a participar en la próxima Feria Mundial del Comercio en Shanghai que se celebrará del 5 al 10 de noviembre y que crece un 20 % en superficie, con la participación de empresas de 120 países y regiones y en la que se esperan 150.000 compradores.

Segunda potencia mundial

El embajador de China ha recordado que éste es el primer país industrial, de comercio de bienes y de reserva de divisas y que pese a que ha ralentizado su crecimiento, el año pasado el PIB superó los 13,6 billones de dólares.

Ha apuntado que el país asiático es la segunda potencia en comercio de servicios y ha anunciado que los acuerdos de libre comercio se extenderán a la ingeniería de la construcción, la educación, el medio ambiente, las finanzas la cultura y el transporte.

En este sentido, ha informado de que China y España se complementan en turismo, transporte, comunicaciones, ordenadores, informática, construcción, medioambiente, economía circular, formación de personas, programas deportivos y en el intercambio en nuevas tecnologías, mientras que con Aragón ha destacado la logística y la innovación científica como puntos fuertes.

“Si aprovechamos bien las ventajas de bienes y servicios lograremos equilibrar el déficit”, ha añadido.

Mejoras para las inversiones extranjeras

Fan también ha hablado de las “fricciones económicas” con EEUU y ha insistido en continuar negociando para superar estas diferencias con el “objetivo de beneficio mutuo”, convencido de que ambos países tienen “capacidad para neutralizar las fricciones e impulsar las relaciones hacia la estabilidad y el desarrollo sano”, porque además “las buenas relaciones favorecen al resto del mundo”.

También confía en que la nueva ley de inversión que ha impulsado China contribuya a mejorar el ambiente de inversión, que será “mas abierto, seguro y transparente” y aportará garantías jurídicas a los inversores.

Y es que, ha recordado, mientras que las inversiones chinas crecieron un 1 % en el exterior, las trasnacionales disminuyeron un 19 %.

Así, ha dicho que solo las 48 empresas que están en “lista negativa” se someterán a proceso de aprobación, ha asegurado que todas las empresas extranjeras tendrán el mismo derecho que las nacionales en las compras gubernamentales y tendrán garantizada la protección de derechos e intereses, además de que la cooperación se establecerá sobre la base de la voluntariedad y se garantizará la libre salida cuando quieran abandonar el país.

Visita a Ordesa

Lambán, por su parte, le ha recordado al embajador que aún tiene pendiente una visita al Parque de Ordesa porque de China sobre todo interesa a Aragón el turismo.

El presidente aragonés ha reconocido el camino que todavía les queda por delante y la necesidad de reforzar la posición de la región en China para lo que es necesario fomentar el conocimiento de los productos agroalimentarios y de la formación profesional en el terreno digital para atraer inversiones en ese terreno y ser más excelentes.

Precisamente, el responsable de la empresa Manna del cluster de e-comerce, Eric Li, ha reconocido que aunque Aragón “puede tener mucho mercado”, sus productos “no son muy conocidos” cuando los chinos se decantan por productos que tienen “mucha notoriedad”, que es donde hay que trabajar.

Entre los productos agroalimentarios que más exporta Aragón, además del cerdo,se encuentra el vino, el chocolate y el ternasco, según Li.

–El latido del comercio cercano– Flores Elena: Una ‘mini-selva’ de colores y aromas en Delicias

“Elena es una artista. Es muy buena florista. Hace unos ramos y unos centros preciosos. Yo me dedico más a la planta. Aunque somos una empresa pequeña y hacemos todos de todo”.

El que así habla es José Miguel Navarro, quien junto con su hermana Elena regentan el establecimiento Flores Elena, un pequeño reino de colores y aromas asediado por ruidos de motores y humos en la avenida Madrid, esquina con la calle Monterde.

Estos hermanos entusiastas de la flor son la tercera generación de una familia de floristas establecidos en varias ubicaciones del barrio de Delicias, y desde 1983 en el local de Monterde,1, donde una colorida y frondosa invasión vegetal te atrapa en cuanto traspasas la puerta.

El negocio está a nombre del padre, ya jubilado, quien tiene contratados como autónomos colaboradores a los dos hijos, que son quienes gestionan y organizan el negocio, con la colaboración de una dependienta con contrato fijo a media jornada.

Elena, a la que su hermano sigue llamando familiarmente ‘Tata’,  se ocupa de la atención al público y de las creaciones florales que han dado prestigio al establecimiento, mientras José Miguel atiende también a clientes en el mostrador y elabora ornamentos, pero se centra más en el ámbito de la administración y en el complejo mundo digital, donde la tienda se va abriendo hueco.

José Miguel prepara una entrega para una clienta. Foto: Juan Manzanara

La apuesta digital

A través del sitio www.floreselena.com (una web estupenda, por cierto) ha conseguido ya que un 10% de la facturación en el mercado local zaragozano de esta pequeña empresa familiar tenga origen digital. Pero la oferta cibernética de Flores Elena no se queda ahí y desde el portal www.entrefloresyplantas.es atiende encargos cuyo ámbito es todo el Estado español.

En ese campo las cosas están más difíciles. “Posicionar la página en los buscadores de Internet resulta muy complicado. Las empresas grandes tienen muy copado el mercado”, explica José Miguel. Y eso que encargar y enviar, por ejemplo, una orquídea a través de esas empresas, “que no son mas que intermediarias porque el producto se lo suministramos nosotros, las floristerías”, resulta bastante más caro que a través de la web de Flores Elena (unos 53 euros frente a 40). “Nosotros eliminamos la figura del intermediario y el producto, que es exactamente el mismo, sale mucho más barato y tarda lo mismo en llegar al usuario final”, reivindica José Miguel.

Este hombre que iba para ingeniero técnico es hoy un entusiasta de las flores que habla con orgullo de su empresa familiar, “donde funcionamos muy bien gracias a que somos un equipo conjuntado y con responsabilidades repartidas, pero sabiendo que todos debemos hacer de todo”, subraya José Miguel.

Esa circunstancia, la larga tradición familiar en el mundo de las flores y su continuo reciclaje ha permitido a Flores Elena hacerse un hueco en el mercado zaragozano, pese a que la venta más cercana, la del barrio, se haya resentido por tres factores, según explica José Miguel: el cierre de muchos negocios en la zona, lo que ha determinado un menor trasiego diario de gente y por tanto de clientes potenciales; el envejecimiento de la población, con rebaja paralela de su poder adquisitivo y de su predisposición a comprar flores; y en tercer lugar, la llegada de vecinos foráneos, quizá menos aficionados a este producto ornamental. “Los rumanos y los sudamericanos sí son más proclives. Pero árabes y africanos, apenas compran flores”, matiza el florista.

Plantas, flores, aromas y un bonito ramo para una clienta. Foto: Juan Manzanara

Flores tratadas con mimo

Pero esas adversidades y la fuerte competencia localizada en los supermercados y grandes superficies, donde también se venden flores naturales, además de la oferta de flores artificiales en los bazares chinos, no arredran a los hermanos Navarro. Ellos tienen claro que su propuesta, además de más próxima al cliente, es de mejor clase: “Nosotros nos surtimos con flores y plantas de calidad, trabajamos el producto con mimo, lo adornamos, lo engalanamos, lo mejoramos, y todo eso la clientela sabe apreciarlo”, sentencia José Miguel.

La verdad es que da gusto ver la ‘selva’ que se oferta en Flores Elena, donde también hay un hueco para las plantas y flores artificiales. Pero el penetrante aroma de la tienda revela que las estrellas son los vegetales naturales, que exhiben colores y formas tentadoras.

Unos productos que los hermanos Navarro adquieren casi en su totalidad en mercados exteriores. El transporte no los encarecen porque en origen salen con precios muy asequibles y muy competitivos dentro del mercado español. “La flor viene casi toda en avión desde Sudamérica: la rosa, de Ecuador; el clavel, de Colombia…”, explica José Miguel.

El otro gran punto de suministro es Holanda, de donde provienen los tulipanes, por supuesto, pero también las margaritas en sus múltiples variedades y otras muchas flores.

Y junto a ellas, los hermanos Navarro también se nutren, aunque en pequeña cantidad, de rosas procedentes de un vivero ecológico de Soria, así como de gladiolos sembrados en una plantación de Alagón.

Los hermanos Navarro, un equipo muy bien avenido. Foto: Juan Manzanara

Servicio rápido

La apuesta por los suministradores extranjeros se debe a dos motivos: el buen precio y la mejor calidad de flores y plantas. “Están cultivadas al aire libre y eso se nota. En España, casi todo el cultivo es de invernadero y eso repercute en el aspecto del producto”, asegura José Miguel, quien se jacta de ser “muy fiel” a sus proveedores, con algunos de los cuales la familia Navarro tiene relación desde hace más de 45 años.

El lejano origen de flores y plantas da pie a pensar que su llegada al consumidor se dilata. Pero nada más lejos de la realidad. Un pedido telefónico, muy habitual en Flores Elena, de unas flores originarias de Holanda que se realice antes de las 11 de la mañana, al día siguiente está en Zaragoza, asegura el florista de Delicias.

Su establecimiento notó la crisis de 2008, pero desde 2016 la recuperación es un hecho, pese a que 2018 haya sido “un poco más flojo” que 2017. Y ello sin explotar apenas la veta de las bodas, de las que atienden sólo encargos puntuales. José Miguel matiza que “para una empresa como la nuestra apenas compensa la ganancia que se obtiene con el esfuerzo que requiere todo el montaje”.

Pero el hecho de que no incidan en las bodas no significa que los hermanos Navarro hayan relajado su inquietud empresarial. Todo lo contrario, esa es otra de las claves de su éxito.

Es lo que les ha llevado a asociarse en la entidad comercial Eccos y a mantener estrechas relaciones con entes municipales promotores de la actividad comercial en la ciudad (Zaragoza Dinámica, Made in Zaragoza…) donde han realizado cursos de especialización (redes sociales, por ejemplo) y donde han obtenido arropamiento e impulso hacia su actividad, como, por ejemplo, con la campaña municipal de promoción del comercio de proximidad, de la que forman parte activa prestando su imagen para la iniciativa.

—El latido del comercio cercano— La Ferretera Aragonesa: Los 27.000 objetos de la tienda infinita

Entrar en La Ferretera Aragonesa sobrecoge al principio. La luz tenue y el ingente número de objetos que parecen echarse encima conforman un ambiente un tanto agobiante, cargado de esencias antiguas provenientes de otro siglo. Nada menos que en 1925 inició su andadura este comercio señero del Casco Histórico zaragozano.

Suelo de madera, anaqueles infinitos de pintura gastada que ascienden hasta el techo, objetos y más objetos (¿habrá algo que no esté aquí?) en un aparente caos que sus dueños y el operario contratado descifran a cada momento, deslizándose con pericia por el laberinto de pasillos jalonados por los utensilios más inverosímiles. Un recorrido que amenaza con convertirse en un jeroglífico del que sólo puedes salir airoso con su amable asistencia.

Miguel Ángel, José y Francisco empezaron a trabajar en La Ferretera hace decenas de años. Transitan con seguridad por todos sus recovecos hasta dar con alguna de las ¡27.000 referencias! que acumula la tienda para satisfacer la demanda de los más exigentes miembros de su fiel clientela. En la sencilla web www.laferreteraaragonesa.com se da cumplida cuenta de todo el muestrario gigante.

Y si entre esos miles de tornillos, herramientas, lámparas, perchas, cerraduras y demás artículos destinados al servicio de nuestras casas o nuestros almacenes no se halla lo que el comprador ha venido a buscar, “lo pedimos y en dos o tres días, máximo una semana, está aquí”, asegura Miguel Ángel Rúber.

Miguel Ángel atiende a una joven clienta. Foto: Juan Manzanara

Primero, dependientes; luego, dueños

Este veterano tendero de la calle Méndez Núñez, en pleno corazón del Casco Histórico, explica las virtudes de su comercio del que viven cuatro familias, las de los tres socios de la comunidad de bienes que lo detentan y la del dependiente que tienen contratado: máxima especialización en productos de ferretería y trato próximo, profesional y gentil con la clientela.

Miguel Ángel, José y Francisco rondan ya los 60 y se lanzaron a hacerse cargo del negocio en 2005, cuando la familia que lo había regentado desde su fundación decidió echar el cierre. “Era nuestra única salida. Con cuarenta y tantos años que teníamos no hubiéramos salido del paro. Además, este trabajo nos gusta”, asegura Miguel Ángel.

Y no se han arrepentido de su decisión. Hasta 2008, con la Expo, la tienda fue “como un tiro”. Tras la Exposición Universal y con la crisis, “el negocio mermó mucho, pero hemos salido adelante y ya desde hace un tiempo estamos estabilizados, con ganancias que no nos hacen ricos pero nos dan para vivir con dignidad”, señala orgulloso Rúber.

El secreto de su éxito: mucho trabajo, buena relación entre ellos y trato personalizado con el cliente. Porque “¡claro que tenemos roces!, somos como un matrimonio con muchos años de convivencia. Pero se superan. Todas las decisiones las tomamos por acuerdo de los tres”, asegura con orgullo el portavoz de La Ferretera.

Todos hacen de todo, aunque tienen divididas algunas faenas. Miguel Ángel controla los suministros, las compras y administración. José atiende en tienda y domina con precisión y simpatía el ingente muestrario. Francisco ejerce de comercial y para menos por la tienda porque anda casi todos los días tratando con clientes.

Esa organización flexible y fluida, además de largas jornadas de trabajo muy por encima de las ocho horas diarias, les permite seguir adelante con un negocio gracias al cual disfrutan de una vida satisfactoria y sin sobresaltos.

José, en una labor primordial: ordenar el género. Foto: Juan Manzanara

La principal competencia es digital

Aunque la competencia aprieta y no se puede bajar la guardia. Uno pensaría que sus principales rivales en el negocio son los bazares chinos. Pero el competidor máximo no tiene rostro, es virtual. “El desafío de Internet es bestial”, afirma tajante Miguel Ángel. “Nos afecta mucho más que las grandes superficies o las tiendas de chinos”, asegura. A las primeras les hacen frente con un mejor y más profesional trato a la clientela; a los segundos, con productos de mejor calidad.

Todo este cúmulo de cualidades le permite a La Ferretera Aragonesa disponer de una clientela fiel y en general apegada al barrio, aunque cuentan con compradores de toda la ciudad, incluso de fuera de Zaragoza. El problema es el envejecimiento del Casco Histórico y por tanto de muchos de sus clientes. “Es verdad que jóvenes vienen menos, pero los que llegan luego repiten porque encuentran lo que buscan y aprecian un trato mejor”, señala Rúber.

Por eso ve con optimismo el futuro del negocio, aunque por el momento amenace con extinguirse a la jubilación próxima de los tres socios, lo mismo que ha ocurrido con tantos otros comercios del barrio, algo que de rebote también ha afectado a La Ferretera: “ahora se mueven por aquí menos negocios de fontanería o de carpintería que nos daban también trabajo a nosotros”, señala Miguel Ángel Rúber, quien sin embargo es optimista sobre el futuro de la empresa. “Es cuestión de trabajar duro, de forma ordenada, reduciendo costes (ahora no tienen almacén propio y se surten mediante la organización gremial Coferdroza), disponiendo de muchas referencias sin necesidad de acumularlas”, sostiene el veterano ferretero.

El equipo completo de La Ferretera. Foto: Juan Manzanara

Tiempo para el cliente

E insiste en la clave de “la atención personalizada, dedicar todo el tiempo necesario al cliente, satisfacerlo con tus productos, o si no es posible, aportarle ideas para que encuentre una solución”, parámetros fundamentales del comercio de barrio, del comercio de proximidad.

Esa es la imagen que se pretende promocionar en la campaña emprendida por la entidad municipal Zaragoza Dinámica y a la que se ha sumado de forma entusiasta La Ferretera Aragonesa, que aporta imagen y esencia a la iniciativa. “Todo lo que sea promoción ayuda a dinamizar el comercio, por eso nos sumamos con agrado a la propuesta”, explica Miguel Ángel.

Una idea que ven con satisfacción y que les gustaría que viniera acompañada de más acciones promotoras de las tiendas de barrio, porque critican al unísono Miguel Ángel y José que “se están dando demasiadas licencias para grandes superficies”.

En cuanto a los beneficios que puede traer para la zona la pacificación de la calle Don Jaime y adyacentes, los veteranos tenderos de La Ferretera son algo escépticos. “La peatonalización de la calle Alfonso no le fue bien al comercio local. Veremos a ver lo que pasa aquí. Ahora circula más gente, eso es cierto, pero de momento no se traduce en más ventas”, se lamenta Miguel Ángel, mientras entra un nuevo cliente (¿o es un amigo?), al que José atiende campechano: “está al llegar el taladro. En cuanto venga, te aviso, lo coges y nos tomamos un cafecico para celebrarlo”.

Una escena exclusiva de espacios comerciales tan señeros e integrados en el latido del barrio como esta ferretería de toda la vida. Que galvaniza el Casco Histórico, que conforma Zaragoza.

El TSJA declara nulo el plan de Torre Village, cuyas obras de construcción podrían paralizarse

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha dictado sentencia en el caso de los terrenos de la antigua fábrica de colchones de Pikolín. En ella, declara nulo de pleno derecho el Plan Especial del Área de Intervención aprobado por el Ayuntamiento de Zaragoza, con los votos de Pp, PSOE y Cs, para la construcción del complejo comercial Torre Village, cuyas obras ahora podrían paralizarse.

El Tribunal, estimando el recurso presentado, declara la nulidad del Plan Especial del Área por vulneración del principio de jerarquía normativa y por infracción de instrumento de planeamiento de rango superior, al ir más allá de lo que el Plan General de Ordenación Urbana establece, introducir usos no contemplados, y por convertir en dominante un uso no contemplado como tal en el PGOU.

Recreación del proyectado centro comercial

Recurso vecinal

El pasado 23 de diciembre de 2016, ‘Yo compro en Las Fuentes’ y otros diez colectivos más presentaron recurso contencioso administrativo en el TSJA contra el Acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza, de 24 de octubre de 2016, de aprobación definitiva del Plan Especial del Área de Intervención H-61-5. En su recurso solicitaban a la Sala que se declarara la nulidad absoluta del acuerdo o, en su caso, se anulara la resolución.

Los magistrados en su sentencia expresan que el Plan Especial ha entrado en cuestiones que afectan a la estructura general del urbanismo de la ciudad y que corresponden en exclusiva al Plan General de Ordenación Urbana. Inciden en que un Plan Especial no puede nunca sustituir al PGOU en lo que a clasificación del suelo se refiere, fijación de la estructura general y, en este caso en concreto, en materia de limitación de usos. Entienden, por ello, que se ha vulnerado el principio de jerarquía normativa.

Vía inadecuada

Reconocen los magistrados en su sentencia que el PGOU dista de ser claro a la hora de identificar el uso dominante de los sectores de las Zonas H –terrenos en los que estaba ubicada la antigua fábrica de Pikolín y en los que ahora se prevé la construcción del outlet Torre Village–, y que la ampliación de los usos no se ha hecho por la vía adecuada, que sería la modificación del PGOU, si no completando en el Plan Especial la regulación de usos posibles y añadiendo usos admisibles no previstos en el PGOU.

Por ello, concluyen que el Plan Especial transforma la configuración inicial del PGOU, que establecía los terrenos como polígono industrial, en un parque comercial o centro comercial con establecimientos de venta de saldos y ocasión alterando con ello las limitaciones de uso establecidas previamente e introduciendo nuevos usos no previstos en el PGOU.

En este sentido, aclaran que la situación no es comparable al plan parcial que permitió la construcción del complejo Puerto Venecia.

Posible paralización

El concejal responsable de Urbanismo, Pablo Muñz, ha señalado que todavía han de estudiar la sentencia, pero que en todo caso abre la posibilidad de que el Ayuntamiento decida paralizar las obras del centro comercial (foto superior).

La iniciativa contó desde el principio con una fuerte oposición vecinal, respaldada por el equipo de gobierno de ZeC.

Los opositores a Torre Village argumentan que Zaragoza está ya saturada de grandes superficies y que un nuevo centro no está justificado, porque además supone un nuevo revés al comercio de proximidad, que la actual Corporación defiende como articulador de la vida en los barrios.

Además se agumenta en contra que Torre Village promovería las compras mediante largos desplazamientos con vehículos privados, en contra de las políticas de movilidad sostenible auspiciadas por ZeC e imprescindibles para luchar contra el cambio climático.

En cualquier caso, la sentencia del TSJA determinará algún aplazamiento en la concesión de licencias de apertura y otras, siempre que el proyecto no quede definitivamente aparcado.

La reforma del Mercado Central avanza para reabrir en torno a las Fiestas del Pilar

Los trabajos de reforma del edificio modernista del Mercado Central avanzan a buen ritmo y se espera reabrir la lonja en torno a las Fiestas del Pilar de este año 2019, ya que las obras llevan ya más del 30 por ciento ejecutado. En estos momentos está colocada la mitad de la cubierta del edificio y esta semana comenzarán a instalarse las placas transparentes a modo de paredes exteriores. Las columnas y arbotantes metálicos lucen el color gris original del recinto, que estaba más deteriorado de lo previsto, lo que ha implicado actuaciones extraordinarias por valor de 800.000 euros.

El recinto del Mercado Central alberga ya en su interior la estructura metálica que delimitará los puestos de detallistas, dos de los cuales ya lucen con revestimientos, a modo de espacios pilotos para que pueda apreciarse su futuro diseño, y está ya prácticamente ultimada la infraestructura para cámaras frigoríficas y aparatos de calefacción y climatización que se situarán en los sótanos.

El alcalde, Pedro Santisteve, y el concejal de Urbanismo y Mercados, Pablo Muñoz, junto con el arquitecto jefe municipal y director de la obra, José Antonio Aranaz, han girado una visita a la obra este lunes 4 de marzo.

Exterior del Mercado, con la mitad de la cubierta ya instalada. Foto: zaragoza.es

Apuesta municipal

Santisteve ha calificado de “emocionante” poder conocer las distintas fases de rehabilitación de este edificio, “patrimonio histórico” de la ciudad, en el que se están cumpliendo los plazos previstos y cuyo resultado será “espectacular” con la luz que entrará por las cristaleras laterales.

El primer edil ha recordado la apuesta del Ayuntamiento por recuperar esta infraestructura fundamental para el comercio de la ciudad, por impulsar el trabajo de  los detallistas y por la comercialización de los productos frescos de cercanía, que propician una alimentación saludable.

También ha indicado que el Gobierno de Zaragoza ya ha aprobado la tercera fase de licitación para cubrir los 19 puestos que quedan vacantes en el Mercado, para los que existe “mucho interés” por cubrirlos, por lo que confía en que el mercado remodelado se inaugure con todos sus puestos completos.

El arquitecto director del proyecto, José Antonio Aranaz, ha explicado que si el viento lo permite acabarán esta semana de colocar la cubierta, “salvo los remates de desagües y canalones”.

La nueva cubierta consta de tras placas. La exterior es de aluminio y tiene color zinc; la intermedia es de polietileno aislante; la interior, que se la que se percibe desde dentro del mercado, es de madera, lo que le da un carácter más acogedor.

Aranaz ha explicado que llevan muy avanzados los trabajos en los sótanos del edificio, donde se ubicarán las principales infraestructuras del mismo.

El arquitecto Aranaz (izda) da explicaciones sobre la obra al alcalde. Foto: zaragoza.es

Fachada acristalada

Pronto comenzarán también la construcción de la fachada de muro cortina acristalada, cuya instalación podría iniciarse la semana que viene con la colocación de los perfiles que soportarán los vidrios.

El arquitecto ha asegurado que la obra “lleva muy buen ritmo” y es ahora cuando se empieza a ver su hermoso diseño porque el edificio “estaba bastante peor” de lo que pensaban.

De hecho, Aranaz ha señalado que ha habido un imprevisto con los forjados, que han tenido que reformarse, lo que ha implicado un modificado en el proyecto de 800.000 euros que el equipo de Gobierno ya ha autorizado.

Ha apuntado que ya en la licitación del proyecto se preveía que pudiera haber modificaciones porque “había cosas que no se podían ver por la propia actividad del mercado”. No obstante, ha remarcado que en la adjudicación se produjo una baja del presupuesto inicial del 23,2 por ciento por lo que pese a los trabajos extraordinarios “vamos por debajo de lo previsto”, ha añadido. El proyecto se adjudicó por 8.183.810 euros IVA incluido.

Recreación de los puestos del Mercado tras la remodelación. Imagen: zaragoza.es

Atractivo

El arquitecto ha destacado que “vamos a liberar al mercado de todo lo que lo ocultaba y lo podremos disfrutar tanto por fuera como por dentro”, y ha añadido que gracias a las cristaleras se podrá ver el interior desde el exterior, por lo que será “más atractivo comercialmente”.

Respecto a la pintura gris que ya lucen los elementos metálicos que constituyen el grueso de la estructura del mercado, Aranaz ha confirmado que se trata del tono original del recinto, un edificio modernista de 1903, catalogado como monumento histórico nacional desde 1978 y Bien de Interés Cultural desde 1982.

El arquitecto ha precisado que se ha utilizado un tipo de pintura muy resistente, cuyo mantenimiento es “relativamente sencillo” ya que es lavable y que esperan que perdure al menos 30 años sin necesidad de repintado.

Ha agregado que el edificio recibirá el color de las policromías de que tengan los tarjetones de cerámica que se sitúan en la parte superior del edificio, que se han limpiado y se están restaurando. Además, los propios puestos de detallistas y de restauración (cuatro en la parte central del mercado) lucirán diversos colores.

Intervención artística para potenciar el comercio en el barrio Jesús

Una intervención artística, impulsada por el Ayuntamiento de Zaragoza a través del Plan de Dinamización del Pequeño Comercio, pondrá de manifiesto el vacío que dejan en los barrios los locales que se ven obligados a cerrar.

Con este iniciativa se pretende incidir en que “las tiendas de barrio tienen un papel fundamental en la calidad de vida de los barrios. Acercan bienes y servicios a los hogares durante todo el año y son punto de referencia para los vecindarios, además de lugar de encuentro para distintas generaciones”, señala el Consistorio en una nota de prensa.

La actividad consiste en pegar grandes fotografías, impresas en vinilo, sobre la fachada de varios locales cerrados. Vecinas y vecinos están llamados a participar en una de las pegadas, el próximo domingo 3 de febrero, a las 12 horas, en la plaza Jesús.

El objetivo es concienciar al vecindario del vacío que dejan los establecimientos de proximidad que se ven obligados a cesar su actividad. Y, al mismo tiempo, celebrar que muchos otros siguen abiertos y que se está a tiempo de reconocer su papel en la vida social de la zona.

Activación del pequeño comercio

La intervención artística corre a cargo de Olsen Projects, colectivo compuesto por la fotógrafa Lorena Cosba y la artista visual Lara Albuixech, y forma parte del Plan de Dinamización del Pequeño Comercio que el Ayuntamiento de Zaragoza lleva a cabo en Barrio Jesús y Gancho.

Este plan está impulsado por el Plan Integral del Casco Histórico (PICH) y Zaragoza Activa, y está siendo dinamizado por la entidad El Ganchillo Social. La actividad cuenta también la colaboración de Zaragoza Dinámica, que se ha unido desde su programa de activación del pequeño comercio.

Esta iniciativa de sensibilización se suma a otras realizadas previamente, como una guía del pequeño comercio de la zona, una encuesta sobre hábitos de consumo o el sorteo de una cesta de productos y servicios de establecimientos locales, entre otras.

El Plan pretende expandir la cultura de la colaboración entre ciudadanía, comercios y entidades barriales (como la Asociación de Vecinos de Barrio Jesús, en este caso) con el objetivo de mejorar los vínculos entre personas y contribuir a la calidad de vida en los barrios. El trabajo se basa en la formación de un grupo motor de comercios de la zona que aprenden a colaborar entre sí y a hacer visible su aportación social al vecindario.

Sólo la mitad de las empresas de comercio y servicios utilizan las TIC en su actividad diaria

Un estudio encargado por el Ayuntamiento de Zaragoza y Cepyme revela que casi todas las empresas del sector industrial utilizan las nuevas tecnologías en su actividad diaria, pero ese porcentaje se sitúa sólo en el 52 por ciento en los comercios y empresas de servicios.

El objetivo es analizar el grado de digitalización de las pymes y autónomos de Zaragoza para mejorar su competitividad frente a las grandes empresas.

De los resultados se extrae la conclusión de que la pymes zaragozanas apuestan por la digitalización, como una oportunidad para mejorar su competitividad y abordar el cambio y modernización en los procesos productivos para ir hacia un sistema más eficiente.

El estudio ha sido presentado por la concejal competente en materia de Comercio, Arantza Gracia; el presidente de Cepyme Aragón, Aurelio López de Hita; y el gestor de Innovación de Zabala Innovation Consulting, Ángel María Echevarría.

Arantza Gracia ha dicho que hay que apoyar a los autónomos asentados en el territorio porque generan unos circuitos de riqueza mucho más sostenibles, pero se enfrentan al mercado globalizado en peores condiciones que la gran empresa. “Por eso la digitalización es una necesidad para que puedan estar en situación de menor inferioridad”.

Gracia ha aclarado que la digitalización no solo tener una web, sino hacer procesos más productivos y establecer la relación con la clientela y proveedores y para ello se necesita trabajar en la sensibilización.

En un año se ha realizado el trabajo de investigación, con más de 120 encuestas, y ahora se tendrá que analizar como se capacita a los profesionales para abordar la digitalización y que las pymes sean conscientes de este proceso.

Ha expuesto el ejemplo del comercio en red ‘Made in Zaragoza’ como forma de unirse para ser más fuertes.

Renovación imprescindible

El presidente de Cepyme Aragón, Aurelio López de Hita, ha dicho que es un paso más en la colaboración porque la evolución es rapidísima en todos los ámbitos. “Hay aspectos en los que si te quedas parado estás muerto y más en el comercio”.

En la actualidad lo habitual es comprar por Internet y en el futuro será lo cotidiano, ha aventurado. Por ello, todo pequeño comercio e industria que no lo asuma, ya que la aceleración es cada vez mayor, pues estará muerto, ha reiterado.

La finalidad del estudio ha sido detectar la realidad, crear las herramientas adecuadas y concienciar al pequeño comercio e industria que es un “magnífico tejido en el que el 95 por ciento son pymes”, que se tiene que actualizar, ha reiterado López de Hita.

“Las instituciones lo que no podemos dejar de hacer es tratar de concienciar de que la aceleración es tremenda y lo normal de hace cinco o diez años está superado”.

Mejor Industria que Comercio y Servicios

El estudio ha sido elaborado por la empresa Zabala Innovation Consulting y ha tenido un coste de 62.000 euros a cargo del Ayuntamiento de Zaragoza.

El gestor de Innovación de Zabala Innovation Consulting, Ángel María Echeverría, ha explicado que todas las empresas son conscientes de que la tecnología es necesaria. La capacidad de digitalización empieza a ser un factor importante han observado.

Los resultados se han dividido entre empresas industriales y de comercio y servicios dadas las diferencias significativas en la aceleración de la digitalización, ha justificado Echeverría.

Aparte del dato de que las TIC se utilizan por la mayoría de las empresas industriales y el 52 por ciento de las de servicios y comercios; otro dato revela que en las empresas industriales existe una muy alta digitalización que alcanza el 79 por ciento, mientras que es de un 64 por ciento de los encuestados del comercio y servicios.

Escasa utilización de datos

Pese a que la totalidad de las empresas disponen de página web y redes sociales su uso es principalmente expositivo, mientras que la explotación comercial es “claramente” mejorable, ha dicho Echeverría, ya que un 52 por ciento en el comercio y menos de un 50 por ciento en la industria los utiliza.

Asimismo, ha expuesto que tan solo un 27 por ciento de las empresas industriales y un 38 por ciento de los comercios y servicios entrevistados actualiza los datos de Internet y redes sociales con una periodicidad semanal o inferior ofreciendo novedades a sus clientes reales y potenciales.

Otra conclusión del informe apunta que para considerar la digitalización como una buena solución debe afrontarse previamente con una preparación eficiente. Así, la digitalización no debe abordarse desde el punto de vista exclusivo de la tecnología, sino de las personas y de la transformación de los modelos de negocio, porque es un “mero instrumento para alcanzar un fin aplicado a diferentes áreas de negocio”.

Zaragoza Dinámica apoya más de cien proyectos de impulso social, comercio o economía circular

La entidad municipal Zaragoza Dinámica ha resuelto y adjudicado las subvenciones de las cuatro líneas de apoyo al comercio y a la economía social que el Ayuntamiento de Zaragoza ha impulsado en este 2018. Se trata de las subvenciones para asociaciones comerciales, emprendimiento social, capitalización de empresas de economía social y empresas de economía circular. Entre todas ellas suman un importe total de 684.790,35 euros, con los que se van a subvencionar 109 proyectos.

La Concejalía de Educación e Inclusión del Ayuntamiento de Zaragoza ha apostado en los últimos años por el refuerzo presupuestario de las ayudas ya existentes para el comercio y el emprendimiento social, y por la creación de nuevas líneas como la de capitalización de empresas de economía social, puesta en marcha en 2017, y la de economía circular y empleo verde, novedad de 2018, ha señalado el Ayuntamiento en una nota de prensa.

Todas ellas se enmarcan en la línea estratégica número 7 de Fomento Económico y Social del Plan estratégico de subvenciones del Ayuntamiento de Zaragoza 2016-2019 cuya finalidad es favorecer el desarrollo sostenible, crecimiento económico y promoción de la ciudad con el fin de aumentar la calidad de vida y el bienestar social del conjunto de la ciudadanía de Zaragoza, precisa el citado comunicado.

Distribución

Las entidades beneficiarias de las cuatro líneas de subvenciones han sido 43 asociaciones comerciales, tanto sectoriales como zonales que trabajan en la promoción del comercio de proximidad; 44 proyectos de emprendimiento social que suponen la creación de 42 nuevos puestos de trabajo y el mantenimiento de 55 puestos de trabajo en empresas de menos de 5 trabajadores; 15 ampliaciones de capital en sociedades laborales y sociedades cooperativas que mejorarán su liquidez; y siete proyectos de economía circular/empleo verde que suponen la creación de quince puestos de trabajo el apoyo a proyectos de producción de alimentos ecológicos, movilidad sostenible, reducción, reutilización y gestión de residuos que permitan avanzar hacia una Economía Circular.

Toda la información de los proyectos y sus subvenciones está publicada en la web www.zaragozadinamica.es.

El nuevo Observatorio Local de Comercio inicia su andadura

El Ayuntamiento de Zaragoza ha celebrado este miércoles 28 de noviembre la primera reunión plenaria del Observatorio Local de Comercio, donde se hará seguimiento del Plan de apoyo al comercio de proximidad y se recogerán las iniciativas del sector.

En este foro están representados los sindicatos, los grupos políticos, las asociaciones comerciales y también las vecinales, porque el pequeño comercio debe ir “sí o sí” de la mano de los vecinos de los barrios, ha remachado en declaraciones a los medios la concejala de Educación e Inclusión, Arantza Gracia (en la imagen superior de zaragoza.es, con jersey amarillo, presidiendo la mesa del nuevo Observatorio).

Ha señalado que se pretende que sea un trabajo a largo plazo, que sirva de evaluación, para recoger propuestas y también para “aterrizar” algunas de las 86 que ya recoge el plan pero que parecen “muy genéricas”.

La creación de este observatorio, vinculado al Plan de Apoyo al Comercio de Proximidad, no tendrá coste para las arcas públicas.

El objetivo de este plan es prestar apoyo desde la Administración local a un modelo de ciudad consolidada más sostenible desde el punto de vista social y medioambiental, apostando por la revitalización de los barrios de la ciudad y ha contado con un presupuesto de 610.000 euros en 2018, mientras que su proyección hasta 2021 es de 2,4 millones con “amplio margen de incremento” una vez se concreten las acciones.

El Ayuntamiento estudiará qué tipo de comercios de proximidad faltan en los barrios para impulsarlos

El Ayuntamiento de Zaragoza estudiará qué comercios de proximidad faltan en cada barrio para trabajar en medidas que incentiven la apertura de nuevos locales que presten ese servicio y acaben con la denominada “cicatriz comercial”. Se trata de una de las medidas más destacadas del Plan de Apoyo al Comercio de Proximidad, aprobado este miércoles 31 de octubre por el Gobierno municipal, y que incluye un total de 86 acciones concretas a desarrollar en el periodo de 2018-2021 con una inversión mínima de 2,4 millones de euros.

Esta hoja de ruta ha sido presentada por el portavoz del Gobierno zaragozano, Fernando Rivarés, y por la concejala de Educación e Inclusión, Arantza Gracia, quien ha detallado las cuatro áreas en las que interviene este proyecto.

“El plan responde a lo que entendemos que tiene que ser una ciudad amable con barrios vivos, donde nuestras calles tengan sitios donde pasear, trabajar y realizar nuestras gestiones cotidianas”, ha expresado la edil de ZeC.

Líneas de acción

En el bloque de impulso al comercio de proximidad en el barrio destacan acciones como la adecuación de la tarjeta ciudadana, la formación en escaparatismo y en gestión y la potenciación de las nuevas tecnología y la venta online en el comercio de proximidad.

Además, el documento recoge la creación de una línea de subvenciones para hacer los comercios accesibles a personas con movilidad reducida.

La segunda línea se centra en el fomento del consumo social y medioambiental y algunas de sus primeras medidas ya han comenzado a materializarse, como las nuevas subvenciones de Zaragoza Dinámica a empresas de economía circular con un presupuesto de 150.000 euros.

La tercera línea de actuación se centra en el fomento del asociacionismo, con la apuesta de la creación el próximo mes de noviembre del Observatorio Local de Comercio, con organismos y agentes relacionados con el comercio de proximidad.

Y para fomentar la última estrategia, la eliminación de las “brechas” sin comercios en los barrios, el ejecutivo de ZeC ha aprobado algunas acciones como la limpieza de fachadas y el apoyo al graffiti o pintura mural como elemento decorativo en los locales vacíos (en la imagen superior de zaragoza.es, un local vacío en el casco Histórico).

Situación insostenible

Y es que, tal y como ha explicado Rivarés, en el periodo del año 2010 al 2015 echaron el cierre 1.390 pequeños comercios en la ciudad de Zaragoza, creando unas “calles menos habitables y más inseguras”.

Todo ello en una comunidad en la que la densidad de grandes centros comerciales supera ampliamente a la media, con 474 metros cuadrados por cada 1.000 habitantes, frente a los 320 del promedio nacional.

“Es una situación insostenible: cada vez que se anuncia uno, tiembla el anterior, y los que más sufren son los comercios de cercanía. Y un barrio sin comercio no es un barrio vivo”, ha expresado el consejero de Zaragoza en Común.

Según fuentes municipales en Zaragoza hay aproximadamente 7.200 comercios de proximidad en los que trabajan de forma directa unas 14.000 personas, con una actividad económica asociada que supone otros 14.000 puestos de trabajo indirectos.