concejala

El alcalde evita censurar a la edil homófoba de Vox y Podemos pide de forma oficial que la repruebe

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha rehusado censurar las polémicas palabras de la concejala de Vox Carmen Rouco, quien diferenció entre “gays” y “normales”, por no entrar en polémicas y porque “no hay duda” de que el Gobierno PP-Cs va a defender los derechos LGTBI “con toda la fuerza”. El grupo municipal de Podemos-Equo ha planteado una reclamación oficial al alcalde para que repruebe las manifestaciones de la concejala neofascista y le obligue a retractarse.

En declaraciones a los medios tras la presentación de 17 nuevos autobuses híbridos (imagen superior de zaragoza.es), Azcón ha reiterado que el acuerdo de gobierno suscrito por PP y Ciudadanos recoge una defensa explícita de los derechos de las personas LGTBI, que el propio día del Orgullo explicitó “de la forma más clara posible”.

No obstante, en referencia a las palabras de la edil de Vox, ha insistido en que su responsabilidad es “no encender polémicas”, como cree que hizo el presidente de la Comisión de Acción Social, Ángel Lorén, cuando intentó calmar los ánimos y le dio la oportunidad a Rouco de rectificar, si bien esta se reafirmó en sus afirmaciones y volvió a distinguir entre “gays”, “lesbianas” y “normales”.

Requerimiento de Podemos-Equo

Por su parte, Podemos- Equo ha registrado este viernes en la Secretaría del Ayuntamiento de Zaragoza una reclamación oficial al alcalde Jorge Azcón para que intervenga en la polémica surgida en la Comisión de Acción Social y Familia del jueves, cuando la concejal de Vox manifestó que su despacho está abierto a “gays, lesbianas, normales y no normales”.

La actitud de la concejala de Vox, tal y como ha explicado el portavoz municipal de la formación, Fernando Rivarés, está tipificada en la Ley aragonesa 18/2018, de 20 de diciembre de 2018, relativa a igualdad y protección integral contra la discriminación por razón de orientación sexual, expresión e identidad de género de la Comunidad Autónoma de Aragón.

En concreto, en su artículo 49.2 relativo a infracciones, en el que se señala textualmente que se considerarán infracciones administrativas leves: “Utilizar o emitir expresiones vejatorias por razón de orientación sexual, expresión o identidad de género o que inciten a la violencia contra las personas LGTBI o sus familias en la prestación de servicios públicos, en cualquier medio de comunicación, en discursos o intervenciones públicas o en redes sociales”.

“Creo que no hay mejor ejemplo de palabra vejatoria que la que dijo la concejal Carmen Rouco cuando nos llama a los gays y lesbianas personas no normales”, ha sentenciado el portavoz municipal.

Además, Rivarés ha presentado esta reclamación porque considera que “de modo ético y democrático no se puede consentir ningún tipo de insulto en el Salón de Plenos”. Y menos, ha dicho, cuando estos insultos tienen que ver con la orientación sexual de las personas. En este caso “debería ser el propio Gobierno quien tuviera que impedirlas” y, ha lamentado Rivarés, “no lo hizo así el consejero que presidía la sesión”.

Medidas judiciales

Otra de las razones esgrimidas por Rivarés para apelar a Azcón es que es el primer edil quien tiene que velar para que el funcionamiento de las comisiones y plenos sea “lo más democrático y pacífico posible”.

Las declaraciones de Rouco, ha destacado Rivarés, establecen “un preocupante precedente en cuanto a emisión de ofensas gratuitas e injustificables hacia determinados colectivos sociales en el seno de un órgano público como es una Comisión municipal”.

En caso de que decline el requerimiento para que repruebe formalmente a la concejal Carmen Rouco, el Grupo Municipal de Podemos-Equo dará por sentado que el alcalde “suscribe las palabras homófobas de la concejala de Vox” y por tanto, se reservarían la posibilidad de iniciar acciones jurídicas contra ambos “por la falta tipificada en el citado artículo de la ley de igualdad de Aragón”.

La concejala de Vox muestra su rostro homófobo al distinguir entre “gays” y “normales”

La concejala de Vox en el Ayuntamiento de Zaragoza Carmen Rouco ha mostrado este jueves el auténtico rostro de su formación ultraderechista al afirmar en la comisión de Acción Social y Familia que su despacho está abierto a todos, y ha especificado, “a gays, a lesbianas, a normales, a no normales, a todos”. Sus palabras homófobas han sido duramente contestadas por el portavoz de Podemos-Equo, Fernando Rivarés, pero la edil ultraderechista no se ha disculpado, pese a las tibias sugerencias del presidente de la comisión, el concejal del PP Ángel Lorén.

Las despectivas manifestaciones de Rouco (foto superior) se han producido después de una pregunta polémica por parte de Vox en la que requerían datos del servicio de asesoría sexológica a mayores que presta el Consistorio zaragozano.

Rivarés ha subrayado que las preguntas de los ultraderechistas suponían siempre un ataque a las libertades y a la comunidad LGTBIQ.

Carmen Rouco ha respondido que Rivarés no debía ver “mala intención” en su pregunta y que Vox “jamas quiere quitar ningún derecho a nadie”. “Tiene mi despacho abierto y podemos hablar cuando quiera de todos los temas. Si no le interesa, es su problema. Mi despacho está abierto para usted y para todos: gays, lesbianas, normales, no normales…”, ha espetado la edil neofascista.

“Homófoba”

Rivarés le ha contestado tachándola de “homófoba”, ha recalcado que “implícitamente significa que me llama no normal” y ha exigido unas disculpas a la concejala, a la que ha amenazado con usar el vídeo de su intervención: “su vídeo va a recorrer España, su homofobia va a recorrer España”, ha señalado visiblemente indignado el concejal de Podemos-Equo.

El presidente de la Comisión, el popular Ángel Lorén, ha tratado de reconducir la situación minimizando el verdadero alcance de las palabras de la concejala de Vox, a la que ha invitado de forma tibia a que matizara sus palabras.

Carmen Rouco, sin embargo, ha aducido en su defensa que en la comisión también se ha hablado de discapacitados y se ha reiterado en sus palabras: “gays, lesbianas, normales, chabolistas y todos”.

“¿Hay algún problema?”, ha remachado, a lo que ha añadido al concejal de Podemos que, si es “susceptible”, ella no tiene “la culpa” y le ha acusado de tergiversar sus palabras.

Este enfrentamiento ha provocado que, a falta de dos puntos para concluir la comisión, los dos concejales de Podemos-Equo abandonaran el Salón de Plenos, mientras tanto el resto de grupos municipales como los miembros del equipo de gobierno han optado por no entrar en la polémica y dar con ello carta blanca al ataque homófobo de la concejala ultraderechista.

El gobierno municipal PP-Cs no ampliará el servicio Bizi y es muy probable que lo cierre en 2023

El gobierno municipal PP-Cs no va a ampliar el servicio público de bicicletas compartidas (Bizi), pese a la reclamación de barrios como Torrero o Casablanca, entre otros, adonde no llega la prestación de movilidad sostenible que representa Bizi. Un  servicio que muy probablemente desaparecerá en 2023, cuando caduca la actual concesión, porque “ha quedado desfasado”, según la concejala de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca (PP).

La edil conservadora ha señalado este miércoles 24 de julio en el transcurso de la comisión municipal que preside, que “no ampliaremos el servicio Bizi”, en respuesta a una pregunta formulada por la concejala de Podemos-Equo, Amparo Bella, quien ha subrayado la demanda de diversos barrios de la ciudad, donde hay instaladas cinco estaciones sin uso y existen 400 bicicletas paralizadas.

Estas instalaciones fueron impulsadas por el anterior gobierno municipal de ZeC, con la intención de ampliar el servicio Bizi. Pero un recurso del PP ante el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (TACPA) paralizó la iniciativa, porque los magistrados consideraron improcedente la ampliación, debido a que se entregaba en concesión a la empresa Clear Channel, adjudicataria del servicio ya existente, cuando al parecer del tribunal suponía una alteración de las condiciones de la contrata que exigía un nuevo concurso público.

Modelo “desfasado”

La actual concejala de Movilidad, Natalia Chueca, ha esgrimido este argumento para justificar la negativa a ampliar Bizi y porque “se trata de un modelo desfasado”.

Chueca ha explicado que los cambios en los hábitos de movilidad han variado mucho en poco tiempo, lo cual ha conllevado un descenso constante en el uso de las bicicletas de Bizi, que han pasado de tener 40.000 abonados en 2014, a los 22.000 actuales. “Parece que el modelo está agotado y veremos si merece la pena renovar la prestación de este servicio”, ha advertido la concejala conservadora.

La concesión de Bizi a Clear Channel vence en 2023 y Natalia Chueca ha advertido que su gobierno no tiene en principio intención de renovarla. Según la actual responsable de Movilidad, las necesidades y hábitos de movilidad de los zaragozanos que se desplazan en bicicletas compartidas no son satisfechas por Bizi.

El argumento de Chueca parecía indicar que esas necesidades son ahora cubiertas por la empresa Mobike, que gestiona bicicletas de uso compartido mediante una aplicación de móvil, aunque no ha llegado a mencionarla.

Aparcamiento de patinetes

En cuanto al estacionamiento de los patinetes eléctricos compartidos de las dos empresas concesionarias del servicio, Natalia Chueca, respondiendo a una pregunta formulada por el concejal de ZeC Alberto Cubero, ha asegurado que no estaba prevista la instalación de aparcamientos específicos para este tipo de vehículos porque no se contemplaba en el pliego de condiciones de la contrata.

Cubero ha asegurado que dichos pliegos obligan a las empresas a destinar 30.000 euros (15.000 cada una de ellas) a mejoras del servicio, de los que 15.000 (7.500 cada una) debían dedicarse a la incorporación de aparcamientos.

Chueca ha replicado que no existía ninguna obligación contractual específica en los pliegos y por tanto no hay ninguna previsión de construir aparcamientos para patinetes, que ahora ocupan numerosos espacios en aparcabicis del centro de la ciudad, con el consiguiente perjuicio para los usuarios de bicicletas. “Estas cosas suceden cuando se llegan a acuerdos externos a los pliegos, pero no se plasman por escrito”, ha indicado la concejala del PP.

Sanciones

La edil ha precisado que en la actualidad las empresas de patinetes compartidos registran unos 1.500 usos diarios y ha asegurado que se está aplicando con rigor la normativa que obliga a estacionar los vehículos de forma adecuada, sin ocupar de forma indebida zonas peatonales o de circulación de vehículos.

A este respecto ha precisado que desde la entrada en vigor de la nueva reglamentación a principios de junio, la Policía Local había impuesto 41 sanciones por aparcamientos indebidos de patinetes, de las que 23 han sido graves (hasta 100 euros de multa) y 14 leves.

PP-Cs prevén aprobar esta semana una auditoría al Ayuntamiento

El Gobierno PP-Cs prevé aprobar esta semana la realización de una auditoría económica al Ayuntamiento de Zaragoza. Así lo ha indicado este domingo la consejera de Presidencia, Hacienda e Interior, María Navarro, tras darse a conocer que la Cámara de Cuentas eleva la deuda municipal de 2016 y 2017 en unos 300 millones de euros.

En declaraciones a los medios de comunicación, María Navarro (a la derecha en la imagen superior, este domingo en la Basílica del Pilar durante el Corpus) ha matizado que se trata de un informe “provisional” y ha pedido “prudencia”. Pero, de confirmarse, “lo que dice es que Zaragoza en Común no ha contado la verdad”, puesto que la Cámara imputa 300 millones de euros más de deuda al Consistorio.

Criterios contables

La Cámara de Cuentas contabiliza una deuda al Ayuntamiento distinta a la realizada por los técnicos del Consistorio y, a su vez, diferentes a la del Banco de España. Por ello, Navarro ha afirmado que hay que esperar a que los técnicos municipales presenten alegaciones a este informe y ha abogado por unificar criterios de contabilidad.

Mientras tanto, ha sostenido que es “urgente” que en la próxima reunión del Gobierno de la ciudad, que será esta semana, se apruebe una auditoría económica y de gestión del Ayuntamiento.

El objetivo, conocer “la realidad del agujero que deja el gobierno de Zaragoza en Común y los anteriores gobiernos socialistas” para poder hacer “un presupuesto real” con “servicios públicos de futuro para Zaragoza”.

Esta auditoría de gestión y económica, que efectuará la oficina de control financiero –órgano económico del Ayuntamiento que se dedica a fiscalizar y controlar la gestión económica– ya estaba en el programa de gobierno firmado por PP y Cs.

Dificultades para captar créditos

Navarro ha precisado que esta deuda que aparece en el informe provisional vendría de préstamos de Zaragoza Alta Velocidad, de Ecociudad, y de competencia judicial, algo que ha asegurado que desde el PP han denunciado “durante estos últimos cuatro años”.

La concejala del PP ha indicado que si la deuda aumenta en la cuantía señalada por la Cámara de Cuentas, el Ayuntamiento superaría el límite del 110% de nivel de deuda respecto a su capacidad patrimonial, lo que le impediría captar créditos bancarios en el próximo presupuesto municipal.

Ha remarcado que la Cámara de Cuentas ha hecho “un informe muy contundente que refleja que ha habido una gestión económica nefasta en esta ciudad durante los últimos años”. Ha agregado que hasta que no se realice la auditoría no sabrán como esta situación afecta “a la gestión de este gobierno”.

Esta información contable la conoció el PP en el traspaso de poderes con el Gobierno de ZeC. Navarro ha señalado que debió llegar al Ayuntamiento la semana antes de la investidura.

La inversión social ha aumentado 15 millones en últimos cuatro años

La consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha destacado la catalogación de Zaragoza como “ciudad excelente” en inversión social como premio al esfuerzo de su área, que tiene ahora como retos la universalización de la teleasistencia para mayores de 75 años o el nuevo albergue. Broto también ha subrayado que la inversión en acción social por parte del Ayuntamiento de Zaragoza se ha incrementado en quince millones en los últimos cuatro años.

Unos avances que se han conseguido en parte gracias a la implementación de un nuevo modelo de intervención elaborado de manera participativa y que viene a sustituir al anterior, que había quedado “desfasado” y que, no obstante, debe todavía consolidarse antes de ser sometido a evaluación, ha comentado Broto en un encuentro con los medios de comunicación para hacer balance de legislatura.

El objetivo principal a la llegada de ZeC al Ayuntamiento en 2015, ha explicado, era “situar los derechos sociales en el mapa” desde una nueva perspectiva de lo social que no esté constreñida a la “beneficencia” o la “caridad”.

De ellos ha desgranado 15 objetivos ejemplificados en 50 acciones significativas y que constituyen un proyecto político que “tiene que seguir”, más allá de que ella misma haya manifestado su voluntad de repetir en las listas electorales.

En ese sentido, ha reivindicado el notable aumento presupuestario que ha recibido su área, que ha pasado de 40 millones de euros en 2015 a los 55,4 planteados en el proyecto de cuentas para 2019, aún pendientes de aprobación.

Del mismo modo, ha resaltado la dotación suficiente de partidas como la de las ayudas de urgencias -de 6,2 a 10 millones de euros-, habitualmente infradotadas, lo que generaba “dudas” en el “lapsus de tiempo” que transcurría hasta que se aprobaban las correspondientes modificaciones de crédito.

Broto y algunas de sus colaboradoras y colaboradores, durante la presentación del balance. Foto: Ayuntamiento de ZGZ

Refuerzo de personal

Aún mayor ha sido el incremento presupuestario en materia de personal, de un 54,85 por ciento, con sustitución “inmediata” de bajas en los centros de atención permanente, además de permitir la rotación de los profesionales o desarrollar un plan de formación o grupos de supervisión.

Otro punto destacado ha sido el Plan de Equipamientos de Servicios Sociales, que ha permitido crear un segundo Centro Municipal de Servicios Sociales (CMSS) en Delicias o el traslado del de Centro a Casa Jiménez, además de mejoras en otros de ellos en materia de eficiencia energética o la climatización de la Casa de Amparo.

Pero en este aspecto la consejera ha hecho especial énfasis en la reforma del albergue municipal, ya en proceso de licitación, que pasará a denominarse Centro de Acogida e Inserción para Personas sin Hogar y albergará también el futuro CMSS La Magdalena.

También ha subrayado como “hecho diferenciador” la creación de la Oficina de Atención a la Ciudadanía y Buenas Prácticas, que dará voz por primera vez a las demandas tanto de profesionales como de usuarios para mejorar la calidad de los servicios.

Sintonía política

Por otro lado, Broto ha señalado que, al contrario de lo que ha venido sucediendo en el resto de áreas, en materia de derechos sociales ha habido sintonía entre los distintos grupos por encima del color político, como demuestran la aprobación por unanimidad del Plan de Lucha contra la Pobreza Infantil o el Plan Estratégico de Personas sin Hogar.

A ellos espera sumar en estos meses que restan de mandato el Plan de Ciudadanía Diversa e Intercultural, que considera como habitantes a todas las personas que viven en la ciudad y en la que Zaragoza se reivindica como “ciudad acogedora”, algo en lo que la capital aragonesa ha sido “ejemplar”.

Asimismo, también en contradicción con lo sucedido en otras áreas de gobierno, se ha congratulado de la sintonía con el Gobierno de Aragón, especialmente con el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), con quien se ha trabado una relación “fluida” y “responsable”.

La concejala de ZeC Teresa Artigas dimite por motivos personales

La concejala de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Teresa Artigas, ha anunciado este martes su dimisión por motivos personales, aunque ha manifestado que seguirá vinculada al proyecto de Zaragoza en Común. La concejala ha anunciado su dimisión acompañada del alcalde y de todo el grupo municipal de ZeC debido a motivos exclusivamente personales, sin cuestiones políticas de fondo, ha dejado claro, aunque tampoco ha querido profundizar en las causas últimas de su decisión.

En un encuentro con los medios de comunicación en el consistorio, la edil de ZeC, en el cargo desde el 2015, ha explicado que, a pesar de que ya anunció que no volvería a presentarse a los comicios, ha decidido adelantar esta salida de la vida política municipal.

La sustituta será la siguiente persona en la lista de ZeC, Adriana Caridad, militante de IU, tal y como ha explicado Artigas en esta reunión informativa, donde ha estado arropada por el alcalde, Pedro Santisteve, los concejales y compañeros de su grupo y del área.

“No me voy, doy un paso atrás en la política institucional, pero continúo vinculada en el programa político”, ha manifestado la hasta hoy consejera, cuya dimisión se hará efectiva en el próximo pleno municipal, este 25 de enero.

La concejala ha explicado su dimisión en un comunicado insertado en su cuenta de Facebook.

Artigas (segunda por la derecha, sentada), durante su comparecencia junto con el grupo municipal de ZeC y colaboradores de la concejalía. Foto: Aragón Press

Zaragoza en Común, referencia política

Durante su comparecencia en el Ayuntamiento ante los medios de comunicación, Artigas, visiblemente emocionada, ha insistido en que para ella Zaragoza en Común continúa siendo la referencia política progresista para la ciudad y la última alternativa real para hacer que la ciudad se desarrolle de manera que las personas y las cuestiones ambientales estén en el centro de la política.

Para Artigas, el paso de ZeC por el Ayuntamiento durante estos cuatro años se ha traducido en “el mejor Gobierno con el mejor alcalde al frente”, gracias a un equipo que ha sabido “arremangarse” y “bajar a la realidad”, a pesar de los obstáculos, que han afrontado “sin miedo”.

“Hemos sabido hacer de la debilidad virtud y aprender de los errores y dificultades para fortalecernos todavía más”, ha recapitulado la edil, quien apoyará en la coordinación de la campaña electoral de ZeC y “todo lo que sea necesario para que se revalide esta apuesta”.

Logros de su mandato

En su comparecencia, la zaragozana ha enumerado algunas de las “luces” de su mandato, como colocar las cuestiones ambientales como un eje transversal en la política o reducir el tránsito del vehículo privado en el centro de Zaragoza.

“Hemos conseguido ahorrar más de 10 millones de euros en toda la legislatura en la factura eléctrica y estamos dando los primeros pasos para ser compradores directos de nuestra electricidad”, ha continuado la consejera.

Ha reconocido que quedan algunos proyectos pendientes, como la compra directa de energía o avanzar en la línea 2 del tranvía y “otras que tengan que venir”.

Preguntada por la huelga del autobús urbano, ha reconocido que, aunque “marcó una etapa”, ha venido sucedida de tres años de paz social, algo que “no se había visto en toda la historia del servicio de autobús urbano de la ciudad”.

“Fuimos capaces de demostrar que se podían resolver los conflictos laborales de otra manera, sin poner dinero público por parte del Ayuntamiento para resolver un conflicto privado. Demostramos en ese momento, aún con la crudeza de esos meses, que abordarlo de otra manera era posible”, ha completado.

Mensaje de tranquilidad

Después de que la dimisión se haga efectiva en el próximo pleno y tras una serie de trámites con la Junta Electoral Central, Adriana Caridad, a la que Artigas ha descrito como “una joven muy valiente y luchadora”, pasará a formar parte del Gobierno de la ciudad, sin que se produzca ninguna reestructuración.

De hecho, Artigas ha mandado un mensaje de tranquilidad, ya que la acción del Gobierno va a continuar de manera normalizada y los proyectos que están en fase de ejecución continuarán con el impulso correspondiente.

Tal y como ha concretado, tras su salida del Gobierno de ZeC, volverá a su plaza de funcionaria en el Gabinete de Educación Ambiental del Ayuntamiento de Zaragoza, donde comenzó a trabajar en 2006.

Artigas ha mostrado su agradecimiento a sus compañeros del Gobierno de Zaragoza, al equipo de profesionales de apoyo, a la organización de ZeC y a los que “desde la crítica constructiva” han trabajado con ellos para hacer que Zaragoza “haya avanzado sustancialmente en estos cuatro años”.

Impulso a la participación y compromiso con la transparencia, un camino de “no retorno”

La consejera municipal de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto, Elena Giner, ha valorado la acción de gobierno en su área esta legislatura, donde se han sentado bases para continuar un camino “de no retorno”, a pesar de que “ha costado mucho” porque el clima político no era el apropiado.

En un encuentro con periodistas para hacer balance de la legislatura, Giner ha destacado los avances en una participación “no meramente estética” con proyectos como los presupuestos participativos, la vinculación de Etopia a las necesidades de la ciudadanía, la cuestión de género como eje transversal de todos los servicios y el camino hacia un nuevo modelo policial.

Aspectos, sobre todo el relativo a la Policía Local, en los que le hubiera gustado llegar a más consensos, ha reconocido, pero que ha achacado a que la oposición se ha dedicado a politizar cuestiones técnicas.

“He hecho todo lo que he podido para llegar a consensos en muchas cosas”, ha asegurado la consejera, quien ha lamentado que la legislatura haya sido tan “complicada” y que la acción política no se haya basado en “convencer” sino en “negociar”.

Para el futuro mandato, para el cual no ha confirmado si se postulará para repetir en las listas de ZeC, ha marcado dos retos: aprobar el Reglamento de Participación, para lo que ya hay un trabajo “ingente”, y abordar los límites entre los distritos.

En el ámbito de la participación ciudadana, ha apostado por “bajar el listón” del número de gente que participa y centrarse en pensar “dónde” y “en qué” quiere hacerlo.

Mayor apoyo

En ese sentido, ha abogado por un mayor apoyo a procesos participativos que el propio tejido impulse.

En cuanto al modelo policial, que incluye la creación de una unidad de mediación o la reconversión de la Unidad de Apoyo Operativo (UAPO) en la Unidad de Refuerzo Flexible (URF), Giner ha subrayado que, si bien no ha sido posible acordarlo con el resto de grupos políticos, sí que se ha pactado con los sindicatos.

El nuevo modelo, a su juicio, tendrá continuidad porque “no es nada raro” y hay acuerdo a la hora de modernizar la Policía Local, por lo que “nadie va a venir a desmodernizarla”.

Por otro lado, ha reivindicado el aumento presupuestario que ha experimentado su área en esta legislatura, en la que ha pasado de contar con 12,9 millones a los 15,9 que recoge el proyecto de cuentas de 2019, un 23 por ciento más.

Un incremento que es todavía superior en las partidas para los barrios y sus entidades, que tienen ahora un 49 por ciento más y se reparten de acuerdo a criterios objetivos, o en la Policía Local, que ha aumentado su dotación en un 48 por ciento.

Artigas defiende el “servicio esencial del taxi”

La concejal de Movilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza, Teresa Artigas, ha reiterado que el Gobierno municipal de Zaragoza en Común (ZeC) defiende el “servicio esencial del taxi” frente a intereses de grandes multinacionales que están detrás de las plataformas de VTC.

Artigas ha recordado que el Gobierno municipal es partidario de que haya una relación de una licencia de VTC frente a veinte de taxis y ha indicado que “hay que seguir con esa línea de trabajo”.

En rueda de prensa, ha apuntado que el Gobierno de Aragón “tiene potestad” para regularlo, al tiempo que ha añadido que desde el Ayuntamiento de Zaragoza estarían encantados de trabajar con ellos.

Artigas ha subrayado que el taxi es un servicio “esencial y de calidad” y además “no es dependiente de los intereses de grandes multinacionales que no están reguladas” en alusión a las VTC.

A su parecer, se trata de un asunto sobre el que hay que trabajar y ha apostillado que “hay particulares de VTC que no han generado competencia desleal al sector del taxi”.

El Ayuntamiento se ahorrará dos millones anuales con la compra directa de energía

El Ayuntamiento de Zaragoza ultima los trámites para realizar la compra directa de energía en el mercado energético mayorista, lo que podría suponer un ahorro para las arcas municipales de en torno a dos millones de euros al año al eliminar la figura intermediaria de la empresa comercializadora. Los planes municipales se concretarán en los próximos meses y se espera que a principios de 2019 pueda iniciarse la compra directa de energía.

En la actualidad el Ayuntamiento de Zaragoza consume en sus 1.800 puntos de suministro unos 120 Gw/año, lo que supone un gasto de unos 18 millones de euros, aunque este año es previsible que la factura se rebaje hasta los 16,5 millones, según ha apuntado la concejala de Medio Ambiente, Teresa Artigas.

La edil ha subrayado que a lo largo de la legislatura se ha reducido en cuatro millones la factura anual energética del Ayuntamiento, además de que todas las fuentes de energía de que se nutren las instalaciones municipales están certificadas como de origen renovable.

Artigas ha subrayado que la incorporación del Ayuntamiento como consumidor directo de energía y comprador autorizado en el mercado mayorista se inscribe dentro de los planes municipales de que la Corporación “sea ejemplar en cuanto al ahorro de consumo de energía para luchar contra el cambio climático, además de que su origen sea de fuentes renovables”.

Modificación presupuestaria

Para que el Ayuntamiento de Zaragoza pueda acceder al mercado mayorista energético debe modificar las bases de ejecución del presupuesto de este año, de forma que disponga de liquidez inmediata todas las semanas para acceder a la compra de energía, cuya cuantía se calcula día a día y cuyos pagos deben efectuar los consumidores directos en el plazo de dos días.

Para ello se llevará a la próxima comisión de Economía la propuesta de modificación de las citadas bases de ejecución del presupuesto, de forma que se habilite la figura de anticipo de caja. Este sistema le permitirá al Gobierno municipal disponer de dinero efectivo para hacer frente a los pagos de la energía adquirida de forma directa puesto que podrá disponer de 12 millones de euros al año para destinar la adquisición de energía.

En la actualidad, el Ayuntamiento de Zaragoza adquiere la energía que consume a través de un intermediario, que es la comercializadora de Gas Natural, ganadora del concurso convocado en su día. Esa gestión le cuesta unos tres millones de euros anuales.

Ahorro notable

En cuanto se constituya como consumidor y comprador directo de energía, esa factura se reducirá a tan solo 90.000 euros anuales, que son los que deberá abonar a la entidad que habrá de representarle en el mercado mayorista de energía, tal y como obliga la reglamentación.

En noviembre se prevé tener listo el pliego de condiciones para convocar el concurso para la designación de representante y en esas mismas fechas los responsables municipales quieren tener listos todos los trámites para iniciar la compra directa de energía.

La gestión de compra directa de energía se desarrollará de forma virtual durante uno o dos meses hasta ajustar todo el operativo.

La concejal de Medio Ambiente ha subrayado que en paralelo al proceso para la compra directa de energía, el Ayuntamiento continúa con el operativo para dotar a edificios municipales con placas fotovoltaicas de producción de energía solar limpia.

A este respecto ha indicado que el centro cívico Esquinas del Psiquiátrico, el CDM Pepe Garcés o los edificios de Bomberos y Policía, que funcionan las 24 horas y son los que más energía consumen, se encuentran entre las prioridades municipales para dotarlos cuanto antes de medios de autoconsumo energético.

Abren 16 puntos de recarga de vehículos eléctricos, donde cuesta entre 2 y 10 euros llenar la batería

El Ayuntamiento de Zaragoza ha instalado 16 puntos de recarga o “electrolineras” para vehículos eléctricos en siete ubicaciones repartidas por la zona Centro, el Casco Histórico y el Arrabal, que serán ampliados en una segunda fase en otros lugares.

En total, hay ocho conectores para motos frente a la Plaza de Toros, mientras que para coches hay otros dos en esta misma ubicación, dos en la calle Ramón y Cajal y uno en Pedro Joaquín Soler, Doctor Fleming, Camino de las Torres y el Aparcamiento Macanaz, este último de carga ultrarrápida.

Los puntos de recarga ultrarrápidos requieren un máximo de 30 minutos y los normales, de dos horas, debiendo retirar los coches una vez pasado este intervalo de tiempo para permitir la carga a otros, bajo el riesgo de ser multado.

En cuanto al coste, la carga rápida está entre los 5 y 10 euros, mientras que la normal se sitúa entre los 2 y los 8, siempre en función del tipo de vehículo.

Hacia el 10% de vehículos eléctricos

Estos puntos se han instalado pensando en el turismo sostenible y en la movilidad sostenible de los residentes, ha explicado el alcalde, Pedro Santisteve, en declaraciones a los medios.

Este proceso, ha continuado, culminará en unos años con la instalación de 79 puntos de carga, dentro de un plan “ambicioso” que pretende que el 10 por ciento de los vehículos que circulen por Zaragoza sean eléctricos.

Del mismo modo, ha informado de que el Ayuntamiento se propone que los autobuses eléctricos supongan la mitad de la flota de transporte público para 2026.

Esta iniciativa comienza con una promoción para quien disponga de un vehículo cien por cien eléctrico dado de alta en el impuesto de circulación en Zaragoza, con la entrega de tarjetas de recarga con 30 euros de saldo a las cien primeras solicitudes.

Una persona acciona uno de los postes de recarga, con el alcalde en segundo plano

Energía de origen renovable

Por su parte, la concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, ha garantizado que la energía de la que se surten estos 16 cargadores tiene origen renovable certificado.

Además, ha dado cuenta de que se ultima el proyecto con la Universidad de Zaragoza para sacar adelante los primeros espacios con cargadores y placas fotovoltaicas, bautizados como “fotolineras”, cuyo propósito es guardar la energía que no se utilice en la carga de vehículos para los edificio contiguos.

Por último, ha destacado la situación de la ciudad como punto estratégico entre Madrid y Barcelona, algo muy relacionado con la autonomía actual de los vehículos eléctricos.

En otro orden de cosas, Artigas ha señalado que se siguen celebrando reuniones técnicas entre su área y la Policía Local para preparar un borrador de ordenanza que regule la circulación de los patinetes eléctricos en la ciudad.

La intención es aprobarla “lo antes posible”, ha asegurado, ya que el tema lleva meses encima de la mesa y el uso de estos patinetes está creciendo en Zaragoza, pero todavía no hay fecha exacta.

Ubicaciones de los postes y oferta para residentes

Mapa interactivo: http://bit.ly/2Qt8r6k

Promoción especial para personas residentes en Zaragoza: quien disponga de un vehículo 100% eléctrico, dado de alta en el Impuesto de circulación del municipio de Zaragoza, se entregarán a las 100 primeras solicitudes una tarjeta de recarga con 30 euros de saldo (IVA no incl.), para que puedan disfrutar de las ventajas de estos nuevos puntos de recarga en la vía pública.

Esta tarjeta permitirá cargar no solo en los nuevos puntos públicos instalados, sino también en el resto de puntos públicos de la red de recarga de IBIL a nivel estatal.

Para obtenerla se puede solicitar en Z+M Servicio de Estacionamiento Regulado, en la dirección Calle Julián Ribera, 18, 50010 Zaragoza, Teléfono, 976 53 03 91. Documentación a aportar:

  • Documento de estar al corriente de pago el impuesto IVTM, en el municipio de Zaragoza, del vehículo 100% eléctrico.
  • Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo.
  • DNI del solicitante.
  • Hoja de solicitud cumplimentada, fechada y firmada. (Modelo Tipo)