consejo

Un plan de medidas, un consejo social y una oficina ejecutiva para luchar contra el cambio climático

La creación del Consejo Aragonés del Clima, integrado por representantes de 20 entidades, la puesta en marcha de la Oficina Aragonesa del Cambio Climático, dependiente del Gobierno de Aragón, y la redacción de un Plan de medidas concretas para luchar contra el calentamiento son las iniciativas inmediatas que se van a aplicar contra el cambio climático en Aragón, cuya Estrategia global ha sido presentada este miércoles 13 de febrero en Zaragoza.

Las actuaciones han sido anunciadas por el presidente de Aragón, Javier Lambán, quien junto al consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, y el presidente de la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes), Víctor Viñuales, han presentado la Estrategia Aragonesa contra el Cambio Climático (EACC), que va a venir acompañada “de inmediato”, según palabras de Lambán, de un plan de medidas concretas para desarrollar los compromisos contenidos en el ambicioso documento. que prevé reducir en Aragón en los próximos años con respecto a 1990 un 40% la emisión de gases de efecto invernadero, un 26% las emisiones difusas (basuras, granjas, etc.) e incrementar en un 32% la producción de energías renovables.

Abordar los problemas importantes

El presidente Lambán ha indicado que la EACC agrupaba y ordenaba las acciones ya emprendidas y los proyectos previstos por los distintos departamentos del Gobierno aragonés en la lucha contra el cambio climático, pero sobre todo ha insistido en que el documento evidenciaba la apuesta por “dedicarnos a abordar los problemas realmente importantes y quizá el mayor de todos ellos es el cambio climático”.

El dirigente aragonés ha lamentado que la crisis económica y las sucesivas crisis institucionales y políticas hayan desviado la atención de los responsables gubernamentales “y estén pasando prácticamente desapercibidos debates tan importantes como la aplicación de la agenda comunitaria 2030 de preservación del planeta”.

Lambán ha destacado entre las acciones concretas que acompañarán “desde ahora mismo” el desarrollo de la estrategia contra el cambio climático la creación del Consejo Aragonés del Clima, “en el que estarán representados todas las entidades sociales, ayuntamientos e instituciones implicadas en la acción contra el calentamiento”, así como la puesta en marcha de la Oficina Aragonesa del Cambio Climático, “que ejercerá una labor de asesoramiento, así como de ejecución de las medidas concretas del Plan contra el cambio climático, que acompaña a la Estrategia que hoy presentamos”, ha explicado el presidente aragonés.

Por su parte, el consejero de Sostenibilidad, Joaquín Olona, ha indicado que la EACC pretende contribuir al cumplimiento de los objetivos marcados a nivel comunitario y estatal para frenar el calentamiento y ha destacado sobre todo la incorporación de la reducción inmediata en un 20% de las emisiones contaminantes difusas, es decir, las provenientes de actividades como la ganadería o el consumo humano, que mediante la reorientación de prácticas y hábitos deberían dejar de resultar perniciosas para el medio ambiente.

Capacidad de la ciudadanía

A este respecto, Olona ha incidido en el nuevo decreto del Gobierno aragonés sobre regulación de los purines de las granjas porcinas y en general en las medidas aplicadas en el ámbito de la agroalimentación.

El consejero ha asegurado que estas acciones u otras como las adoptadas para la promoción de energías renovables “colocan a Aragón como pionera en la adopción de medidas contra el cambio climático”.

Por su parte, Víctor Viñuales, presidente de Ecodes, entidad encargada de la redacción de la Estrategia, en la que han participado 140 entidades sociales, ha insistido en la “enorme capacidad de acción” de la ciudadanía para colaborar en la reversión del cambio climático.

Viñuales ha insistido en que los ciudadanos “podemos votar y optar por aquellas propuestas políticas comprometidas con la preservación del planeta; podemos consumir de otra manera y empujar la economía en una dirección o en otra; y además, todos somos inversores, pero no damos ninguna indicación a los bancos, a quienes podemos reclamarles que nuestro dinero ayude a preservar el clima”.

El consejo de Ecociudad debate la planificación sostenible del agua para una década

El consejo de Ecociudad debate este martes la planificación sostenible del agua para los próximos diez años en una sesión extraordinaria convocada a petición de los grupos de la oposición para ratificar o modificar el Plan Director de la sociedad, en el que se encuentra la apuesta por la remunicipalización de la depuradora de La Almozara

La convocatoria de este consejo extraordinario podría suponer la modificación de algunos aspectos del citado plan, que plantea una detallada hoja de ruta para la planificación de la gestión sostenible del agua para los próximos diez años, informa el consistorio zaragozano en una nota de prensa.

El pasado 21 de diciembre se envió a todos los consejeros de Ecociudad la convocatoria de este consejo extraordinario y la posibilidad de enviar aportaciones para una posible modificación del Plan Director. El plazo para presentar propuestas terminó el pasado miércoles 16 de enero sin que ningún grupo presentase propuestas.

Ante este hecho, el vicepresidente de Ecociudad, Alberto Cubero, se ha mostrado “desconcertado” pues, en sus propias palabras, “no entiendo porqué, si están en contra de la remunicipalización de la depuradora, no han propuesto esta modificación del Plan”.

En todo caso, no se mostrado optimista respecto a que “el Partido Socialista pueda cambiar de opinión y apoyar la remunicipalización de la depuradora, pues en el último Pleno votaron junto a PP y Ciudadanos la moción que presentamos desde el Gobierno”.

El agua como derecho

El Plan director se fundamenta en la premisa de la gestión del agua como un derecho y se divide en siete áreas sectoriales que se resumen en cuatro líneas estratégicas.

En primer lugar, la gestión integral del ciclo del agua, favoreciendo “un manejo integrador de todo el ciclo del agua que ahora se hace desde distintos espacios municipales”; en segundo lugar, la renovación y modernización de todas las infraestructuras de saneamiento contando con las mejores tecnologías.

En tercer lugar la participación y la transparencia en la gestión del agua, algo que ya se está desarrollando con la publicación de todas las actas y los acuerdos de los consejos de la sociedad, la apertura de las decisiones a asociaciones vinculadas o afectadas por los puntos del orden del día, y por último, que según subraya Cubero, es “la limitación de la gestión privada o privatizada del ciclo integral del agua avanzando hacia la remunicipalización del ciclo integral del agua de servicios externalizados” en la que se incluye esta primera decisión para que el consistorio remunicipalice la depuradora de La Almozara y la planta de recuperación del agua.

Cubero, explica la citada nota, ha recordado que el PSOE firmó, del mismo modo que hicieron Izquierda Unida y CHA en su momento, el “Pacto social por la gestión pública del agua en Zaragoza”, que ya recogía estos planteamientos en torno a la gobernanza del agua. Dicho documento fue suscrito en mayo de 2014 por el propio Ayuntamiento de Zaragoza, diversos partidos políticos, organizaciones sindicales y otras entidades sociales y medioambientales como la Red de Agua Pública.

La oposición desbloquea por fin el contrato de 11,49 millones para centros sociolaborales

El Consejo del Instituto Municipal de Empleo y Fomento Empresarial de Zaragoza (Imefez) ha aprobado este viernes 8 de junio el expediente de adjudicación del contrato de los doce centros sociolaborales (CSL) a las entidades que los gestionan, ya que los representantes de los grupos de la oposición han confirmado su asistencia y será el único punto del orden del día.

Desde finales del pasado mes de febrero permanecía bloqueada la adjudicación del contrato de los 12 Centros Sociolaborales (CSL) a las entidades sociales que los gestionan y cuyo montante asciende a 11,49 millones de euros para los próximos tres años, debido a la incomparecencia al consejo de Imefez de los representantes de la oposición, en protesta por la reducción de su representación en ese órgano y en otros de patronatos y sociedades municipales, decidido el 9 de febrero por el gobierno municipal de ZeC. Su incomparecencia determinaba falta de quórum y por tanto las reuniones del consejo no se podían llevar a efecto.

Este bloqueo estaba ocasionando graves problemas al desarrollo de las tareas de formación de los centros sociolaborales, lo que afecta a más de 500 alumnos adolescentes y jóvenes, a la par que pone en peligro unos 80 puestos de trabajo.

Gesto de la oposición

Tras sucesivas reuniones de los grupos de oposición con las entidades afectadas, en las que éstas les han alertado sobre los graves problemas laborales y sociales que estaba causando el bloqueo, los grupos opositores han decidido acudir al consejo de Imefez en su séptima convocatoria y con el único punto en el orden del día de la adjudicación del referido contrato.

La decisión supone “un gesto” por parte de los representantes de la oposición, según ha valorado en rueda de prensa la concejala delegada de Educación e Inclusión, Arantza Gracia.

“Confiamos en que sea un primer gesto de mano tendida para la negociación política”, ha añadido la concejala, quien ha reconocido que la oposición ha “recapacitado” y ha recordado que existen otras cuestiones “congeladas” por la inasistencia de la oposición y que afectan, por ejemplo, al pequeño comercio o a los emprendedores.