construcción

El Ayuntamiento cede suelos para construir nuevos institutos en Picarral y Miralbueno

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza ha dado luz verde este jueves en sesión extraordinaria a dos grandes acuerdos urbanísticos con el Gobierno autonómico en los que ceden dos solares para institutos en el Picarral y en Miralbueno a cambio de contraprestaciones.

En el caso del Picarral, para el que se han cedido suelos municipales y de la Cámara de Comercio para la construcción de un nuevo instituto, el Consistorio recibirá a cambio otro solar propiedad del Gobierno de Aragón un poco más al norte para ubicar allí las 30 viviendas públicas previstas en el anterior emplazamiento (en la imagen superior, inmueble y terrenos donde se ubicará el el nuevo instituto del Picarral).

Del mismo modo, el Ayuntamiento entrega el suelo necesario para el levantamiento de otro instituto en Miralbueno, por el que recibirá el 10 por ciento de los aprovechamientos urbanísticos.

Por otro lado, se ha dado luz verde al desarrollo de nuevos equipamientos -zona verde y una instalación para uso deportivo- junto a un gran aparcamiento subterráneo en un solar de la calle Embarcadero, en el barrio de Casablanca.

En último lugar, la Comisión ha apoyado por unanimidad que la conocida como Torre Ramona, salvada de la demolición en el último momento el pasado verano, pase a ser de propiedad municipal después de ser catalogada para ser protegida.

En concreto, el Consistorio adquiere la capilla, el huerto y la zona verde aledaña con la intención de que se convierta en un nuevo equipamiento público para el barrio de Las Fuentes.

El Plan de Vivienda 2018-2023 decae con los votos de PP, PSOE y Cs pese al respaldo social y profesional

Los votos en contra de PP, PSOE y Cs han dado la puntilla al Plan de Vivienda 2018-2023, al desautorizar la operación de financiación del citado Plan por parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que aportaría la mitad de los 72 millones en que se había presupuestado el proyecto para financiar construcción y rehabilitación de vivienda social con criterios sostenibles. ZeC y CHA han sido los únicos que han apoyado el proyecto en el Pleno municipal de este lunes 18 de marzo, pese a que la iniciativa cuenta con un amplio e ideológicamente diverso respaldo por parte de entidades sociales y profesionales de la ciudad. El alcalde Santisteve ha acusado a la oposición de querer impedir que ZeC impulsara el Plan “por encima de los intereses de la ciudad”.

Precisamente los representantes de algunas de esas organizaciones han sido los primeros en intervenir como paso previo al debate del punto del orden del día relacionado con el Plan de Vivienda para reclamar a los grupos políticos que aprobaran la recepción del crédito del BEI, lo contrario, ha señalado alguno de ellos, “sería imperdonable”.

En la misma línea se ha expresado el concejal de Vivienda, Pablo Híjar (ZeC), quien tras recordar algunos de los datos más destacados del proyecto (72 millones de inversión para construir 308 nuevas viviendas y rehabilitar otras 832 con criterios de ahorro de energía y sostenibilidad medioambiental), ha insistido en el “esfuerzo” del gobierno municipal por alcanzar un acuerdo con los demás grupos. Pero el PP rechazó desde el inicio la propuesta y PSOE y Cs “no han trasladado ni una sola propuesta”, ha relatado Híjar.

Un plan necesario

El concejal de ZeC ha subrayado la “pluralidad” del apoyo al Plan otorgado por 33 entidades zaragozanas, el compromiso de ZeC por la negociación, su concesión a ampliar las líneas del proyecto tal y como le reclamaba la oposición, incluyendo una línea de rehabilitación para viviendas privadas. “Era fácil llegar a un acuerdo”, ha sentenciado Híjar, pero ha lamentado que “la izquierda descarte la posibilidad” de llevar adelante una iniciativa “muy necesaria para la ciudad”.

También el portavoz de CHA, Carmelo Asensio, ha destacado lo necesario del Plan “porque llevamos muchos años sin inversiones destacadas en materia de vivienda” y por tanto la ciudad necesita rehabilitar y ampliar el parque social, así como modernizar el parque privado de vivienda.

Asensio ha señalado que el Plan podía propiciar un nuevo modelo de ciudad en materia de urbanismo y la dinamización del sector de la construcción y su reorientación hacia modelos sostenibles.

El PSOE propone 2.000 viviendas nuevas

Pero la intervención del otro grupo de la bancada de la izquierda, el PSOE, ha dejado claro que el Plan iba a decaer y que los socialistas sumaban de nuevo sus votos a los de PP y Cs, lo mismo que el pasado viernes propició con su abstención y el rechazo de la derecha que la ciudad se quedara sin presupuesto este año 2019.

La concejala socialista Lola Campos ha recriminado la gestión en materia de vivienda por parte de ZeC y ha vuelto a insistir en que el Plan no era el adecuado, para señalar que la propuesta del PSOE era mucho más ambiciosa y realizable, “donde se contempla la construcción de 2.000 nuevas viviendas sociales a coste cero” y “la rehabilitación de mil viviendas privadas”, todo ello en medio de los abucheos y las protestas de parte del público asistente a la sesión.

Campos, como ya había denunciado anteriormente la portavoz de Ciudadanos, Sara Fernández, ha insistido en que no tenía sentido traer este punto del orden del día al Pleno porque la aprobación del crédito del BEI exigía como condición previa la aprobación del presupuesto municipal, que fue rechazado el pasado viernes. Por ese motivo, Fernández ha acusado a ZeC de no pretender “mas que un gesto electoral a costa de la oposición y de los zaragozanos”.

La representante de Cs ha insistido en que había tiempo para dar el visto bueno al crédito del BEI hasta noviembre y se ha comprometido a “traer un plan de vivienda en condiciones” para esas fechas.

Por su parte, el concejal del PP Pedro Navarro ha insistido en el carácter electoralista de la iniciativa del gobierno municipal, al que ha acusado de incapacidad para llegar a acuerdos con otras fuerzas en este y en otros asuntos.

Críticas del alcalde a la oposición y nueva concejala

En su réplica, Híjar ha acusado a la opòsición de estar votando en contra de una importante inversión para la ciudad “que cuenta con un gran consenso social” y de estar planteando “unas discrepancias que no existen en la calle”.

El alcalde, Pedro Santisteve, ha querido cerrar la sesión para reprochar a los grupos de derecha y al PSOE su actitud, frente a la voluntad negociadora de su gobierno.

“Les pedimos propuestas, pero pero no han aportado ninguna”, ha asegurado Santisteve, quien ha sostenido que la voluntad de esos grupos era “evitar que ZeC implementara el Plan de Vivienda y por eso lo han retrasado, dejando a un lado los deseos y las necesidades de la ciudad. Ahora les viene muy bien como excusa la paralización del presupuesto gracias a la maniobra del Gobierno central del PSOE con la deuda del tranvía del PSOE”, ha sentenciado el alcalde.

Por otro lado, como primer punto del orden del día de la sesión plenaria de este lunes se ha procedido a la toma de posesión de la nueva concejala de ZeC Adriana Caridad, en sustitución de la dimitida Teresa Artigas (La foto superior de zaragoza.es recoge el momento en que la nueva edil promete su cargo).

La número 9 de la lista electoral de Zaragoza en Común (ZeC), Adriana Caridad, ha tomado posesión de su escaño como concejal en el Ayuntamiento zaragozano “por imperativo legal” y sin renunciar a sus “valores feministas y republicanos”.

Con voz firme, Adriana Caridad ha prometido su cargo delante de un gran ejemplar de la Constitución al inicio de la sesión plenaria extraordinaria de este lunes, 18 de marzo, que se ha convocado a las 13.00 horas.

Zaragoza Vivienda invierte 1,3 millones en equipamientos públicos

El Consejo de Administración de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda ha aprobado este jueves la adjudicación de obras de construcción y mejora de equipamientos públicos por más de 1,3 millones de euros.

En rueda de prensa, el concejal de Vivienda, Pablo Híjar, ha ido desgranando cada uno de los puntos aprobados en el consejo, como el nuevo centro comunitario de Parque Goya, que cuenta con un presupuesto de 172.642 euros y un plazo de ejecución de cinco meses.

También se ha dado luz verde a las obras en la Casa del Director de la Azucarera, un proyecto de Zaragoza Activa desarrollado por Zaragoza Vivienda con un presupuesto de más de 400.000 euros para un centro que impulse las economías alternativas.

Asimismo, han quedado aprobadas las obras de acondicionamiento de los locales situados en la calle Contamina, en el Casco Histórico, con 93.000 euros para dinamizar esta vía urbana y favorecer el alquiler a la economía local.

Acondicionamiento de la Harinera

Por último, Zaragoza Vivienda ha dado el visto bueno a los pliegos para el acondicionamiento de la tercera planta de la Harinera, con lo que ya quedaría concluida la rehabilitación de este edificio (foto superior de zaragoza.es), y los de la construcción de la Casa Vecinal de Arcosur.

Por otra parte, la sociedad municipal ha decidido aumentar el parque público de alquiler social con la compra de un inmueble de 12 pisos situado en la calle Eva Duarte, en el Barrio Oliver.

Este edificio ha sido adquirido por cerca de 600.000 euros, por lo que cada vivienda costará al consistorio algo menos de 50.000 euros.

La adjudicación de las viviendas se llevará a cabo mediante una comisión técnica de la sociedad municipal que escuchará al tejido social del barrio y servirá como alternativa a los desalojos y a los problemas de convivencia, ha apuntado Híjar.

Sanción a Dragados

Por último, se ha impuesto por unanimidad una cuarta sanción a la constructora Dragados por “retrasos injustificados” en las obras de las 80 viviendas con servicios comunes del barrio de Las Fuentes.

El responsable municipal de Vivienda ha cifrado dicho retraso en 86 días, por lo que ya va a ser “imposible” cumplir con los plazos y que las obras finalicen en junio, como estaba previsto.

De momento, ha optado por ser “prudentes”, por seguir con la vía sancionadora que permite el pliego de condiciones y por agotar toda la vía administrativa, que está a punto de concluir.

La penalización total asciende a 48.600 euros por una obra que “abandonada nunca ha estado”, pero cuyos trabajos avanzan a un ritmo excesivamente lento, según Híjar.

Plan de Vivienda

En otro orden de cosas, el concejal de Vivienda y Deporte ha afeado al PSOE que rechace el Plan de Vivienda 2018-2023, al tiempo que ha argumentado que “es un intento de terminar con un debate de forma anticipada y solo se puede terminar en el pleno con mano alzada y no escurriendo el bulto”.

El plan de vivienda recoge alrededor 80 millones de euros de inversión de los que la mitad la financiaría el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para construir 228 viviendas sociales y las 80 de Las Fuentes, junto a rehabilitación de cerca de 800 viviendas.

Ha recordado que las condiciones que pone el BEI “no se mejoran por el sector financiero español” y ha recordado que el coste de cada vivienda nueva sería de unos 115.000 euros incluidos el trastero y garaje.

“Son intentos del PSOE de desactivar este debate que no es cómodo para ellos porque no es entendible. Se ponen en riesgo 80 millones de euros de inversión en vivienda pública más la rehabilitación de otras 800 del parque municipal”

A su parecer, la postura del PSOE es una “agresión a la campaña” de la candidata socialista a la Alcaldía de Zaragoza, Pilar Alegría, “quien debería tomar las riendas en este tema”, ha considerado.

El PSOE descarta el Plan de Vivienda que respaldan 33 entidades sociales

La concejala socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza Lola Campos ha señalado que su partido está perfilando un plan de vivienda alternativo al de ZeC, “más amplio, integral y ambicioso” y que, por tanto, no va a apoyar el que propone el Gobierno por “caro” y “corto de miras”. El rechazo del PSOE al Plan de Vivienda se produce pese a que 33 entidades sociales de la ciudad lo han respaldado por considerar que es una buena herramienta para tratar de “garantizar el acceso a una vivienda digna y asequible, así como para reducir las emisiones de gases efecto invernadero asociados a la vivienda”

En rueda de prensa, Campos ha rehusado ahondar en dicho plan alternativo que prepara su grupo para no hacer “política anticipativa”, aunque ha adelantado que lo presentará próximamente la candidata del PSOE a la alcaldía, Pilar Alegría.

Sí que ha remarcado, no obstante, que su plan va mucho más allá de las 300 viviendas que plantea ZeC y que no requiere de fondos europeos que luego hay que devolver.

Del mismo modo, ha incidido en que hay que dar la oportunidad de acceder a una vivienda a zaragozanos que “no son ricos” pero tampoco caben en los programas asistenciales para las personas más vulnerables.

La concejal socialista Lola Campos explica el rechazo de su grupo al Plan de Vivienda

Otras fórmulas de construcción y rehabilitación

Entre estas personas ha destacado la realidad “obligada” de muchos jóvenes de entre 25 y 35 años que todavía viven con sus padres.

Además, ha apostado por buscar otras fórmulas de construcción y rehabilitación para atender todas las necesidades, entre las que ha sugerido acuerdos con entidades, cooperativas o promotores.

El plan de vivienda que necesita Zaragoza, según la concejala del PSOE, tiene que repercutir en el propio mercado para acabar con la situación actual del precio del alquiler, con un alza de un ocho por ciento anual que ha tachado de “insostenible” (en la imagen superior de zaragoza.es, el alcalde Santisteve y el concejal de Vivienda, Pablo Híjar, presentan el Plan).

También ha apostado por una mayor ambición en el ámbito de la rehabilitación, que se amplíe a las viviendas privadas y no solo al parque público.

Ha rechazado también, por último, presentar este plan a ZeC, ya que en este momento final de legislatura no cree conveniente “dejar los deberes marcados al próximo gobierno”.

Comienzan las obras del carril bici de la avenida San Juan Bosco

La red de carriles bici de Zaragoza continúa su expansión por una de las principales avenidas de la ciudad: San Juan Bosco (foto superior a la altura del hospital Clínico). A partir de este lunes, arrancan las obras que cuentan con un presupuesto de 133.545,57 euros (IVA excluido) y un plazo de ejecución de tres meses y medio.

La nueva vía ciclista, de 615 metros de longitud total, va a contar con un carril unidireccional por sentido junto a la mediana. Cada uno de ellos va a disponer de una banda de circulación de 1,50 metros y una segregación de 0,45 metros.

El nuevo carril de bicicletas va a conectar con los carriles existentes con los que intersecta a lo largo de su recorrido, es decir, en su inicio con los de avenida de Valencia, la calle de Franco y López y la calle de Corona de Aragón y, en su terminación con los de las avenidas de Gómez Laguna, Violante de Hungría y Vía Universitas.

Eje ciclista

La vía ciclista del eje avenida Valencia-avenida Gómez Laguna se ve interrumpida en el tramo de San Juan Bosco, en el que los ciclistas deben circular junto al resto de vehículos en una avenida con dos carriles por sentido y un tráfico vehicular intenso, lo cual desincentiva totalmente su uso.

El carril bici se ubica en la margen izquierda de cada una de las calzadas, respetando las anchuras de acera existentes. En todo el recorrido se mantiene la anchura de las aceras, con lo cual el tráfico peatonal no se ve perjudicado.

Cabe destacar que esta vía ciclista ha sido solicitada a través del proceso de presupuestos participativos, tanto en 2017 como en 2018.

Afecciones al tráfico por las obras

En lo que se refiere a la fase de obras, los primeros días se realizarán trabajos de fresado y repintado de los carriles de circulación, con lo cual no será necesario eliminar carriles de circulación, salvo en el punto en el que esté trabajando el equipo de pintura.

Durante toda la obra se garantizará un carril de circulación por sentido y se prohibirá el aparcamiento de vehículos privados para permitir que los automóviles dispongan de apartaderos ante el paso de ambulancias, minimizando así las afecciones a las mismas.

Comienza la demolición de la Facultad de Filosofía para estrenar nuevo edificio en 2022

La reforma de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Zaragoza ha dado este jueves su primer paso con el inicio de la demolición del pabellón de Filología, unos trabajos que darán paso a la ampliación y renovación del edificio para su apertura en el curso 2022-2023, con un coste de 21 millones de euros.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha asistido este jueves 14 de febrero a las primeras actuaciones de derribo con la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, el rector de la Universidad, José Antonio Mayoral, y el decano de la Facultad de Filosofía, Eliseo Serrano, quien ha recordado que se trata de una rehabilitación muy reivindicada por el deterioro del edificio, de 77 años.

Entre otros motivos, por el hacinamiento de los docentes, la obsolescencia de espacios y los problemas de calefacción y también estructurales que derivaron en la caída de falsos techos y otras de mayor importancia, ha agregado Serrano, quien ha apuntado además que a lo largo de los años solo ha sido objeto de ampliación, cuando se levantaron dos pisos superiores y cuando se construyó el nuevo edificio de Filología.

Gracias a las reformas, la Universidad contará con un edificio eficiente energética y ambientalmente que dará cobertura a todas las necesidades de la Facultad de Filosofía, ha subrayado el decano, quien ha agradecido el esfuerzo del Gobierno de Lambán para poner en marcha unas obras que demuestran que todas las reivindicaciones de años anteriores “han merecido la pena”.

Vocación sostenible

Por su parte, el rector ha destacado el acuerdo con el Gobierno de Aragón para poner en marcha un proyecto empezando “de cero”, que supondrá contar con una nueva facultad “relevante” y un edificio “señero” dentro del Campus de San Francisco con vocación sostenible, desde la obra hasta el acabado final.

Lambán, que se doctoró en Historia en esta Facultad, ha destacado el grado de acuerdo alcanzado esta legislatura con la Universidad y el esfuerzo inversor del ejecutivo que, según ha pronosticado, en los próximos mandatos incluso se incrementará, y especialmente esta actuación con la que él personalmente se sentía concernido.

“Era doloroso visitar las instalaciones, los despachos de los profesores, y ver 40 años después que estaban exactamente igual, aunque empeorados por el paso del tiempo, que cuando yo los visitaba siendo estudiante”, ha apuntado el presidente antes de insistir en que la remodelación era “absolutamente fundamental”.

La reforma, que tiene en cuenta las necesidades docentes y de investigación actuales y futuras, contempla necesidades especiales de titulaciones que carecían de instalaciones actualizadas como plató de TV, estudio de radio o laboratorios de ciencias historiográficas.

Edificio de referencia

La nueva Facultad de Filosofía y Letras será un edificio de referencia en Aragón en materia de sostenibilidad, cumpliendo con los estándares de certificaciones Verde, Ledd, Breeam o equivalentes, y los estudiantes volverán a las aulas en el curso 2022-2023, ya que después de las obras, que durarán 36 meses, hará falta un periodo de acondicionamiento.

De las obras se encarga una UTE formada por las empresas FCC Construcción, FCC infraestructuras energéticas y la constructora pirenaica COPISA y EASA-Estructuras ARAGÓN, que ya en noviembre comenzaron con la recogida, clasificación y retirada de los distintos materiales del interior del edificio para su reciclaje.

Antes de que la retroexcavadora pudiera entrar esta mañana a demoler los ladrillos del pabellón de Filología ya se habían retirado más de 40 toneladas de papel y se esperan extraer otras 40 más. También se extraerán más de 600 toneladas de metal y más de 3.200 metros cúbicos de madera.

El proyecto de ejecución ha definido medidas específicas de reutilización de materiales existentes en el edificio original, siendo estos integrados en la propia obra. Así, se van a emplear 1.700 m2 de teja, 53 puertas originales del pabellón de Geografía, 232 m2 de piedra de Calatorao, 50 m2 de pavimento de teselas y casi 5.000 m3 de tierras.

Antes del comienzo de las obras, la Universidad reutilizó gran parte del mobiliario en distintas dependencias del propio campus y entre el mobiliario que no se pudo reubicar, se han donado, mediante la colaboración con la Fundación Dónalo, hasta 616 enseres a 13 ong, asociaciones y ayuntamientos de toda España. Además, se va a retirar, restaurar y colocar de nuevo el mural cerámico de reconocido valor cultural del artista Ángel Grávalos.

El nuevo mercado de Parque Venecia funcionará a finales de 2019

El nuevo mercado municipal de Parque Venecia estará en funcionamiento a finales del próximo año. Su fisonomía será similar a la del mercado de Valdespartera, con zona de puestos de detallistas para productos perecederos y anexo un supermercado. La empresa distribuidora que gestione el supermercado será también la encargada de construir el edificio de tres plantas, con aparcamiento subterráneo de 70 plazas, planta baja de mercado-supermercado y primera planta para oficinas.

Las previsiones municipales apuntan a que a principios de 2019 se adjudique el proyecto a una distribuidora e inmediatamente comiencen las obras para que el mercado esté operativo a finales de año (en la imagen superior, recreación del exterior de la futura instalación comercial).

Pese a que la fórmula de compaginar el mercado de abastos con la superficie comercial ya se ha ensayado con éxito en Valdespartera, en este caso será diferente el sistema de construcción del edificio.

En Valdespartera la financiación y ejecución del proyecto corrió por cuenta de la empresa pública Mercazaragoza. En esta ocasión habrá un concurso para que sea la adjudicataria del supermercado la empresa que se encargue también de la financiación y construcción del edificio, un proyecto que prevé una inversión de unos 2,7 millones de euros.

Concesión

La distribuidora dispondrá de una concesión a 25 años del supermercado, mientras la gestión de los puestos de productos frescos pasaría a Mercazaragoza y también la gestión del supermercado al cabo de esos 25 años, junto con la reversión de la construcción. Posteriormente, al cabo de 50 años, se cederán los puestos de detallistas y la propiedad del edificio al Ayuntamiento.

El proyecto de Parque Venecia forma parte de la estrategia municipal de mercados de barrio del Ayuntamiento para la creación de cinco nuevos espacios comerciales de venta de productos perecederos de proximidad en los próximos diez años en otros tantos distritos de la ciudad.

El Ayuntamiento ya ha cedido a Mercazaragoza por 50 años una parcela de 3.555 metros cuadrados en Parque Venecia, delimitada por la calle Ronda Hispanidad, avenida de la Policía Local, calle Batista Pranesí y la calle Tiziano.

La parcela es colindante a la superficie comercial de Lidl, “pero esto no nos importa porque buscamos una clientela diferente”, ha precisado el director general de Mercazaragoza, Constancio Ibáñez.

Fórmula exitosa

A este respecto, el responsable de Mercazaragoza no duda de que la fórmula de mercado y supermercado funcionará con éxito en Parque Venecia, como ya lo ha hecho en Valdespartera, “puesto que se trata de perfiles de población similares, con demandas de consumo parecidas”.

Respecto a la novedosa fórmula de financiación y construcción del mercado, Ibáñez ha subrayado que se trataba de un nuevo modelo ventajoso para su empresa, que se libera de realizar una importante inversión, “lo cual nos permitirá dedicar esos fondos a nuestra función primordial de mercado de abastos”.

El responsable de Mercazaragoza ha alabado el programa de desarrollo de nuevos mercados públicos y ha abogado también por el impulso de los mercados de titularidad privada, “que también son de la ciudad”, además ha subrayado que “nuestra misión es que haya más detallistas, que a la definitiva son nuestros clientes”.

Por su parte, tanto el alcalde, Pedro Santisteve, como el concejal responsable de Mercados, Pablo Muñoz, han destacado que con el impulso a los nuevos mercados de barrio se pretenden fomentar unos hábitos de compra más saludables, con la adquisición y consumo de productos frescos y de proximidad.

En la presentación del proyecto del nuevo mercado y del programa conjunto en otros barrios de la ciudad han estado presentes también representantes del grupo municipal de Chunta Aragonesista, que en su día impulsó el mercado de Valdespartera y que el pasado año propició la introducción de una enmienda en los presupuestos municipales para desarrollo de la iniciativa en Parque Venecia.

Nuevo Centro de Protección Animal estará listo en febrero de 2019

Las obras de la primera fase del nuevo Centro Municipal de Protección Animal (CMPA) de Zaragoza, que se corresponden con los espacios caniles y el centro de interpretación, estarán terminadas a mediados de febrero de 2019, como ha confirmado este martes 25 de septiembre el consejero de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, con motivo de una visita al recinto.

Los trabajos de construcción de la primera fase del nuevo CMPA fueron adjudicados a la empresa Urbanizaciones y Medio Ambiente, SLU, por un importe total de 756.847,06 euros, con una reducción del plazo de ejecución de 15 días naturales sobre los 8 meses previstos (en la imagen superior de zaragoza.es, estado actual de las obras del centro)..

Sobre este mismo equipamiento, también se ha adjudicado la construcción del Centro de Transformación Eléctrica para el CMPA a la empresa Proviser Ibérica, SL, por un importe total de 54.328 euros.

Garantizar derechos de los animales

El nuevo Complejo Municipal de Protección Animal se ubicará en una parcela municipal de 18.250 metros en el polígono Empresarium, rodeada por una zona verde que, aunque se ha tratado como zona de parque estepario, puede complementar los usos que se desean para las nuevas instalaciones, informan fuentes municipales en una nota de prensa.

Una de las principales características de este proyecto es que, desde su planteamiento inicial, está pensado para promover y garantizar los derechos y el bienestar de los animales que acogerá.

Se plantea la construcción de un Complejo Municipal de Protección Animal cuyas instalaciones permitan realizar actividades diversas tendentes a los objetivos que el Ayuntamiento de Zaragoza está llevando a cabo desde el año 2012.

Se deberá de compartir actividades de protección directa, alojamiento y cuidado de animales, con actividades de promoción y sensibilización a la ciudadanía.

Numerosas instalaciones

Se quiere construir un complejo de referencia en el que la población de Zaragoza y su zona pueda acudir tanto a compartir espacios con animales domésticos, en el caso de que en su domicilio no pueda tenerlos (cat-café), como recibir formación e información respecto de una adquisición responsable de mascotas y poder solucionar fácilmente conductas que, en ocasiones por falta de conocimiento, suele provocar abandonos indeseados.

También se prevé crear una zona de exposición/interpretación para educar en la tolerancia y el respeto por todas las especies que habitan el planeta.

El complejo se articula en torno a sus dos elementos principales: los caniles y el centro de interpretación. El resto de instalaciones son construcciones subordinadas a ellos: Centro de Interpretación; Naves de caniles; Umbráculo de gatos; Piscina de rehabilitación; Incineradora; Almacén; Estercolero; Fosa de cadáveres; Pozo de bombeo del vertido; Zona de esparcimiento y agility; Elementos de urbanización: Plaza de acogida, aparcamientos, etcétera.

En esta primera fase se plantea el edifico del Centro de Interpretación, dos naves de caniles, el umbráculo de gatos, el estercolero y la fosa de cadáveres, mientras que el resto de elementos se deja para fases posteriores.

Viviendas ecoeficientes y sostenibles para democratizar el bienestar

 Un Planeta mejor, una ciudad más saludable, con unos habitantes más sanos y felices, requieren de casas confortables y de calidad. La construcción o rehabilitación de edificios ecoeficientes y sostenibles es la vía para conseguirlo y desde el gobierno municipal y Zaragoza Vivienda están comprometidos con que la capital aragonesa siga en la vanguardia de la construcción respetuosa con el medio ambiente y generadora de mayor bienestar para sus usuarios.

Cuando vayamos a comprar una casa o rehabilitemos la que ya tenemos, seguramente buscaremos confort, ahorro energético, salubridad y revalorizar la vivienda, en el caso del arreglo, o que mantenga una buena tasación en el tiempo, en el caso de la compra. Pues esas son justamente las ventajas que ofrecen las viviendas autosuficientes.

La sociedad municipal Zaragoza Vivienda lleva más de diez años orientando el fomento de las rehabilitaciones hacia la consecución de este tipo de hábitats y su obra nueva se centra ya en exclusiva en la edificación eficiente, un ámbito en el que Zaragoza se encuentra en la vanguardia del Estado español gracias sobre todo a la decidida apuesta municipal por una clase de viviendas que dentro de dos años serán obligatorias por ley.

Trabajos de rehabilitación integral del edificio de viviendas sociales de la calle Tellería, en el barrio Oliver

Características

Pero, ¿qué es una vivienda ecoeficiente y sostenible? Son casas que requieren un bajo gasto energético para mantenerlas calientes en invierno y frescas en verano. Con una buena rehabilitación, se pueden conseguir rebajas en la factura de electricidad y gas de entre un 25-70%. En obra nueva puede llegarse hasta un 90% respecto a construcciones convencionales.

Son casas que además generan una muy baja emisión de dióxido de carbono (CO2) y otras partículas a la atmósfera, gracias a su mejor aislamiento y a la reconversión de sus sistemas de calefacción-refrigeración, que no utilizan combustibles fósiles.

Como tercera característica definitoria, las viviendas autosuficientes utilizan para su funcionamiento energía proveniente de fuentes renovables y la incorporación de materiales respetuosos con el medio ambiente.

Además, estas viviendas aportan una ventaja adicional muy importante: garantizan mayor salud para sus habitantes. La continua renovación del aire y su permanente filtrado proporcionan una atmósfera mucho más limpia y por tanto más saludable para quienes la disfrutan.

Los aspectos clave sobre las propiedades de este tipo de domicilios lo facilitan tres de las técnicas responsables de poner a Zaragoza Vivienda en punta de lanza de las nuevas edificaciones que pretenden ser más confortables para su usuarios, así como más respetuosas con el medio ambiente. La licenciada en Filosofía y Letras responsable de Proyectos Europeo y de Innovación; la arquitecta técnica responsable de la ejecución de los proyectos bioclimáticos; y la arquitecta que coordina el diseño y gestión de programas de ayudas para el fomento de la rehabilitación privada.

Viviendas ecoeficientes del grupo Andrés Casamayor, del barrio de Las Fuentes

Algo más caras, pero mucho más rentables

Estas profesionales de Zaragoza Vivienda confirman que estos nuevos criterios constructivos encarecen entre un 5% y un 10% las nuevas promociones de vivienda social diseñadas “para alcanzar máximos estándares de aislamiento, como los que se propone Zaragoza Vivienda, donde pretendemos conseguir edificios de emisiones casi cero”, matiza la arquitecta técnica.

Pero, ¿merece la pena gastar más por este tipo de viviendas? La respuesta es contundente: sí, tanto por interés y compromiso personal (mayor confort, ahorro energético, contribución a la lucha contra el calentamiento del Planeta), como por puro pragmatismo, porque dentro de dos años la Directiva europea 31/2010/UE que define estas construcciones será de obligado cumplimiento en el Estado español, como por la oportunidad de vivir en un entorno más saludable.

Además, la mayor inversión que requiere un piso de esas características se amortiza a los 5-6 años de haberlo adquirido por rebaja en el gasto de energía. A partir de ahí, es todo ahorro.

La necesidad de transformar el parque de viviendas en residencias eficientes y sostenibles la justifica un dato elocuente: el parque inmobiliario es el responsable del 40% de las emisiones de CO2 en la Unión Europea, según datos recogidos en la .   Directiva 2012/27/UE, relativa a la eficiencia energética.

Por el compromiso con la lucha contra el cambio climático, la actual corporación municipal y Zaragoza Vivienda han querido adelantarse a las exigencias normativas y promueven y rehabilitan viviendas con criterios ecológicos y de respeto medioambiental desde hace tiempo.

“En los bloques con más de 30 años de antigüedad es difícil conseguir una reducción casi total de emisiones, pero la demanda de calefacción puede rebajarse un 50% si se mejora el aislamiento de fachadas y cubiertas, así como con el cambio de carpinterías a unas verdaderamente estancas”, explica la arquitecta.

Consumo ‘casi nulo’

Zaragoza Vivienda ha llevado a cabo, con el apoyo de fondos europeos, la rehabilitación con criterios medioambientales de un edificio de pisos sociales del Casco Histórico.

La sociedad municipal está ahora inmersa en un bloque de 53 viviendas de la calle Maestro Tellería del barrio Oliver. Allí la actuación es más ambiciosa, puesto que se trata una rehabilitación integral que persigue limitar el consumo de las viviendas a 25 Kw·h/m²año, muy por debajo de las estimaciones que creen que se podrían marcar para los edificios de ‘consumo casi nulo’.

Esa denominación ‘consumo casi nulo’ es la utilizada en la Directiva europea y, aunque todavía no se conocen los que serán sus parámetros exactos, se estima que quedarán por debajo de los 40 Kw·h/m² de demanda máxima anual de energía.

La pauta será obligatoria dentro de dos años para todas las viviendas de nueva construcción, pero el bloque residencial de vivienda social que está rehabilitando Zaragoza Vivienda en el barrio Oliver la cumplirá antes de que acabe este año.

Una rehabilitación que se realiza con las casas habitadas, por lo que es muy importante la labor previa de información, concienciación y preparación de los vecinos, que deben asumir un periodo de obras de en torno a siete u ocho meses.

Las promociones nuevas son todavía más ambiciosas. “Nuestro objetivo es aproximarnos lo más posible al criterio marcado ‘passivhaus’ (casa pasiva), que es de 15 kilovatios por hora y metro cuadrado al año, es decir, esperamos ser mucho más exigentes que de la incipiente normativa de emisiones casi cero”, señala la responsable del programa.

Un ambicioso plan

Esas pautas marcadas por los parámetros ‘passivhaus’ son las que rigen en el ambicioso Plan de Vivienda 2018-23 recientemente presentado por el concejal de Vivienda, Pablo Híjar. Un proyecto con un presupuesto de 72 millones de euros, que espera lograr la financiación del banco Europeo de Inversiones (BEI), y que prevé grandes mejoras medioambientales respecto a la construcción convencional.

El plan contempla la construcción de 308 nuevas viviendas sociales con criterios passivhaus y sostenibles, lo que se traduciría en una reducción de emisiones de CO2 de 238.742 KgCO2/año, similar a lo que absorberían 24.000 árboles en un año, y una reducción de demanda energética de 777.362,98 kWh/año, equivalente a un ahorro monetario de 119.000 euros, sólo en demanda de calefacción.

El ambicioso plan también proyecta la rehabilitación de 842 viviendas sociales con los mismos criterios, lo que se traduciría en una reducción de emisiones de 1.359.844,14 KgCO2/año (lo que absorberían 140.000 árboles en un año) y una gran reducción de demanda energética, que rebajaría la factura por calefacción en 533.000 euros y la refrigeración en 29.000 euros.

Las funcionarias de Zaragoza Vivienda defienden con entusiasmo el plan en cuya elaboración han participado activamente y respaldan su excelencia técnica. Ahora hace falta que el Pleno municipal le dé el visto bueno para que el BEI otorgue a su vez los créditos preferentes para que arranquen las obras. “Confiamos en que salga adelante además de ser un proyecto de ciudad, es una necesidad social y una exigencia de Europa, por encima de intereses políticos”, subrayan las técnicas.

A eso añaden que la iniciativa ha generado una gran expectativa en el sector de la construcción zaragozano, para el que “supondría un gran revulsivo, además de que generaría miles de puestos de trabajo”, subrayan.

Operarios trabajando en el aislamiento de la fachada de un edificio zaragozano para transformarlo en ecoeficiente y sostenible

Ya no es lo alternativo, sino la alternativa

Ese sector privado es otro de los ámbitos en el que se mueve la acción reformadora de los estándares de edificación promovidos desde Zaragoza Vivienda. La arquitecta de Zaragoza Vivienda explica que desde 2009 se están aplicando criterios medioambientales y sostenibles en la concesión de ayudas para las rehabilitaciones de edificios privados subvencionadas desde la sociedad municipal.

La arquitecta incide también en el sensible aumento de las cuantías dedicadas a este fin: “de 1,8 millones hace tres años hemos pasado a los 3,6 millones de este ejercicio”, lo que supone que en la actualidad 10 edificios, o lo que es lo mismo, 166 viviendas de la ciudad se estén transformando,, a los que esperan sumarse más de 20 edificios pendientes de comenzar obras este año, gracias a estos fondos, para ser bioclimáticas. “Y eso que se han quedado solicitudes fuera, porque en estos momentos todavía el presupuesto no alcanza para cubrir todas las demandas”, precisa la técnica.

La tendencia demuestra que la sociedad zaragozana está dando grandes pasos para apoyar el giro medioambiental que experimenta la construcción, las casas en las que vivimos. “El cambio se produce con algo más de lentitud entre las empresas constructoras, pero a nivel de profesionales de la construcción y sus colegios se está produciendo una reconversión vertiginosa y masiva”, asegura la aparejadora.

El mundo de la arquitectura y de la construcción debe dar respuesta a la exigencia del respeto ambiental y a la demanda ciudadana de mayor confort, seguridad, ahorro y salud. A ese respecto, las técnicas de Zaragoza Vivienda observan la acuciante necesidad de que las nuevas generaciones de profesionales estén concienciados y reciban formación profunda en estas materias..

Al mismo tiempo, las tres subrayan que debe generalizarse este método constructivo por el carácter social y solidario de la edificación y rehabilitación ecoeficientes y sostenibles. Las técnicas lo explican de forma gráfica: “las personas que acuden a la vivienda social o a las ayudas para rehabilitación son de baja capacidad adquisitiva. Estas casas les permiten vivir de forma confortable con una gasto mínimo en energía, que es la principal factura de las viviendas”. Es decir, la nueva arquitectura ayuda a democratizar el confort y el bienestar de la ciudadanía.

Así que para ellas, y deberíamos opinar lo mismo el resto, este camino hacia unas viviendas mejores y más sanas no tiene retorno. Por eso hacen suya una frase del zaragozano Víctor Viñuales, presidente de Ecodes, que al referirse a la nueva arquitectura sentenció con acierto: “Ya no es lo alternativo, es la alternativa”.

 

 

El Ayuntamiento invertirá un millón en puntos de recarga fotovoltaica para vehículos eléctricos

El Ayuntamiento de Zaragoza invertirá un millón de euros en la instalación de varios puntos de recarga fotovoltaica para promover la movilidad eléctrica y el uso de este tipo de vehículos en la capital aragonesa. Una veintena de estos puntos se situará en el Campus Río Ebro, con proximidad al tranvía para fomentar la intermodalidad, y en otros espacios de la Margen Izquierda.

Se contempla que los puntos que se sitúen más próximos al centro sean de carga rápida (en unos 20-30 minutos previstos para paradas cortas), mientras que los más alejados, en aparcamientos disuasorios, puedan ser de carga semi-rápida (dos o tres horas).

Se trata de un proyecto “muy ambicioso y de referencia internacional”, tal y como ha subrayado el alcalde Pedro Santisteve, “por las características técnicas y desarrollo de I+D, las dimensiones de las instalaciones y la inversión realizada”, ha agregado.

Integrado en el PMUS

El proyecto tiene vocación de integrarse en el PMUS, el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, vinculándose a aparcamientos disuasorios en las entradas de la ciudad junto a corredores de transporte público.

La iniciativa estará licitada a finales de este 2018 y está previsto que las instalaciones comiencen en la primera mitad del año que viene.

El subdirector de Infraestructuras de la Escuela de Ingeniería y Arquitectura, Enrique Cano, ha explicado que, según lo previsto para la ubicación del Campus Río Ebro, la pérgola tendrá una superficie de hasta 1.400 metros cuadrados y una potencia de 220 kilowatios hora. Gracias a ella, ha agregado, “dejarán de emitirse 25 toneladas de dióxido de carbono al año y, en ese mismo periodo, con la energía que produce, los vehículos podrán recorrer 1,5 millones de kilómetros”.

Además, la energía que no se destine a la recarga de vehículos, si la hay, se dedicará al suministro de edificios públicos, como la propia universidad del Campus Río Ebro, centros de Salud, escuelas, etc. de esta forma, ha asegurado Cano, “no se perderá ni un Kw de energía”.

Mesa de la Movilidad Eléctrica

El alcalde Pedro Santisteve y la concejal de Medio ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, han presidido la segunda sesión de la Mesa de la Movilidad Eléctrica, en la que participa el Ayuntamiento, la Cámara de Comercio e Industria, el Consorcio de Transportes, Ebrópolis, la Universidad de Zaragoza, el Clúster de la Energía de Aragón, Aedive, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico y AUVE, la Asociación de Usuarios del Vehículo Eléctrico.

Al encuentro también ha asistido la Fundación Ibercaja, cuyo presidente ha expuesto el proyecto de Ciudad de la Movilidad y las distintas vías para integrar esta iniciativa en el conjunto de acciones de promoción de la movilidad eléctrica en la ciudad.

La mesa también ha realizado un seguimiento de las líneas de trabajo llevadas a cabo desde febrero: las ayudas a la electrificación del transporte público y el taxi, las ayudas a comunidades vecinales para la instalación de puntos de recarga o el Plan de Movilidad Urbana Sostenible.