contaminación

Los vehículos contaminantes no podrán entrar al centro en 2027 y se ampliará el tranvía y el bus

Los vehículos particulares contaminantes no podrán entrar al centro de la ciudad a partir de 2027. La medida para reducir la emisión de impurezas irá acompañada de un fuerte impulso del transporte público sostenible de alta capacidad, con la ejecución de la línea 2 del tranvía este-oeste y el refuerzo del bus urbano siempre con vehículos no contaminantes.

La propuesta lanzada por Zaragoza en Común (ZeC) y completada con una transacción del PSOE ha sido aprobada este viernes 30 de noviembre por el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza con los votos a favor de ZeC, PSOE y CHA y la oposición de PP y C’s, dentro del debate sobre el estado de la ciudad.

La iniciativa de reducir las emisiones contaminantes por parte de vehículos que utilizan combustibles fósiles para su desplazamiento, contempla la reducción progresiva de su presencia, inicialmente en el denominado primer cinturón, que engloba la zona de Casco Histórico y Centro delimitada por el paseo Echegaray, calle Asalto, paseo La Mina, paseo Constitución, paseo Pamplona, paseo María Agustín.

Posteriormente la restricción se ampliará al área enclavada dentro del denominado segundo cinturón, que dibuja Camino Las Torres, Marqués de la Cadena, Valle de Broto, puente La Almozara, calle de los Diputados, avenida Madrid, Escoriaza y Fabro, avenida Goya, Tenor Fleta.

En esta área del segundo cinturón sólo se permitirá la entrada a partir de 2027 a los vehículos eléctricos o híbridos, y con restricciones, a los vehículos de combustión de residentes, de servicios o de comercio.

Mejorar la salud

La propuesta de ZeC pretende conseguir una ciudad “ecológicamente sostenible”, en palabras de su portavoz, Pablo Muñoz, con una sustancial reducción de emisiones contaminantes para preservar la salud de la ciudadanía zaragozana.

Muñoz ha indicado que las normas del Gobierno español y de la Unión Europea contemplan iniciar en el año 2023 la peatonalización de cascos antiguos así como la drástica reducción de emisiones en las zonas centro de las ciudades con más de cien mil habitantes, como es el caso de Zaragoza.

La iniciativa se enmarca dentro de un modelo de ciudad en el que se pretende potenciar los espacios públicos, las áreas de prioridad residencial o las zonas de tráfico restringido y disfrute peatonal (supermanzanas), impulsadas en su día por Chunta Aragonesista.

Las medidas de restricción de emisiones irán acompañadas de importantes inversiones en el desarrollo del transporte público sostenible.

En este punto se ha incorporado una medida transaccional propuesta por el PSOE, en la que se incluye el compromiso municipal de realizar de inmediato la segunda (incluso la tercera) línea del tranvía, así como la potenciación del bus urbano con vehículos no contaminantes.

El portavoz socialista, Carlos Pérez Anadón, ha subrayado que la restricción de emisiones en el centro debe ir precedida del establecimiento de fluidas e intensas conexiones entre los barrios y el núcleo urbano mediante transporte público sostenible, “porque si no se convierte el centro en un oasis pacificado en el que los habitantes de los barrios no pueden entrar”.

Endesa confirma a los empleados que cerrará la central térmica de Andorra el 30 de junio de 2020

La dirección de Endesa ha comunicado este jueves a los representantes sindicales de los trabajadores de las centrales térmicas de Andorra (Teruel) y Compostilla (León) que cerrará ambos centros de producción el 30 de junio de 2020.

Fuentes de Endesa han precisado a Europa Press de que la compañía ha indicado a los sindicatos que el nuevo plan industrial, aprobado este miércoles por el consejo de administración, no contempla las inversiones –de 190 millones de euros– requeridas para poder continuar la actividad más allá de la fecha señalada, de ahí el cierre. Tampoco estaban previstas en el plan que la empresa presentó hace dos años.

Este cese de actividad afectará, en Andorra a 150 empleados directos de la central, 200 contratistas, 450 trabajadores indirectos y 300 empleos inducidos, mientras que en Compostilla se perderán 170 empleos directos, 155 de contratistas, 300 puestos indirectos y 155 inducidos.

La empresa ha trasladado que “no se dan las condiciones regulatorias y de mercado para hacer posible la inversión” para mantener la actividad y, en consecuencia, deben cerrar el 30 de junio de 2020, de acuerdo con los requerimientos de la Unión Europea sobre producción de energía no contaminante.

Plan de desmantelamiento

Desde Endesa han comentado que la firma no ha presentado, a fecha de hoy, la solicitud formal de cierre de las centrales y que tienen de plazo hasta el próximo 31 de diciembre, haciendo notar que tanto Andorra como Compostilla funcionarán con “absoluta normalidad” desde el 1 de enero de 2019 hasta la fecha de cierre.

Otras fuentes del sector han apuntado que desde el día de cese de la actividad se acometerá un plan de desmantelamiento de ambas centrales que puede prolongarse durante los cinco años siguientes.

Por otra parte, Endesa ha manifestado que se realizará un procedimiento de recolocación de “todos los trabajadores” en el mismo grupo empresarial. Han dicho que “se promoverá la recolocación de todos los excedentes de plantilla derivados del cese de actividad”.

Los trabajadores seguirán “peleando”

El comité de empresa se reúne esta tarde para valorar las medidas planteadas por la empresa, aunque Mombiela ha advertido que los trabajadores “no nos vamos a rendir, seguimos pensando que en Andorra se pueden seguir haciendo las inversiones”.

Además, se ha mostrado convencido de que en la actualidad, “no hay nada que pueda paliar la pérdida de empleo del cierre de la central”.

Mombiela ha recordado que los trabajadores habían advertido de la situación desde 2012, y ha destacado que “mucha gente que se verá afectada, no solo los que trabajan directamente en la central sino también todos los sectores que arrastra la central”.

Ha dicho que los empleados se muestran muy “preocupados” ante las posibles recolocaciones laborales, que en todo caso, ha recalcado, habrá que llevar a cabo con un plan “adecuado”.

Por otra parte, el responsable sindical ha anunciado que ahora deberán coordinarse con sus compañeros de la central de Compostilla para movilizarse.

Ambas regiones, Castilla y León y Aragón, con sus centrales, “han hecho grande a Endesa, y la han convertido en una multinacional”, razón, ha subrayado, por la que van a “seguir peleando”.

Se abre la vía judicial contra el ICA con una campaña de reclamaciones

La Red de Agua Pública Aragonesa (RAPA) ha distribuido alrededor de 20.000 hojas de protesta contra el Impuesto de Contaminación de Aguas (ICA) para elevar a la Junta de Reclamaciones Económico-Administrativas de la Comunidad Autónoma de Aragón, una iniciativa que abrirá la vía judicial ante el contencioso-administrativo.

El portavoz de la RAPA, Enrique Gracia, y el secretario general de la Unión de Consumidores de Aragón, UCA, José Ángel Oliván, han presentado los primeros resultados de esta segunda campaña en contra del ICA tras la realizada el pasado año.

Esta nueva campaña surge después de que el Instituto Aragonés del Agua (IAA) del Gobierno de Aragón haya girado el cobro de los recibos del ICA de 2017 y el plazo para presentar la reclamación ante un registro oficial vence el próximo 5 de enero de 2019.

Protesta masiva

La diferencia entre el recurso que se sugería presentar a los ciudadanos y la reclamación es que en este segundo caso tienen que ser los propios usuarios los que la tramiten.

La Administración tiene la obligación de responder individualmente en el plazo de un año y no mediante un decreto en el BOA. Además, con una sola es suficiente para que se abra la vía judicial, pero se pretende que haya una protesta masiva ciudadana.

En rueda de prensa, ambos representantes han destacado que “el amplio conocimiento” de los vecinos sobre el ICA y además “están muy enfadados” para señalar que las preguntas más frecuentes versan sobre las consecuencias de no pagar este impuesto.

El sábado, manifestación

Oliván ha dejado claro que la campaña de la RAPA “no es de insumisión, sino de protesta” por lo que explican que se tiene que pagar el impuesto y seguidamente presentar ante cualquier registro oficial antes del 5 de enero el resguardo del banco y la reclamación que se puede descargar en mareaazuldearagon.blogspot.com.

Cartel de la manifestación del sábado

“Es una campaña muy madura” ha señalado Oliván para mostrar la satisfacción de la RAPA porque también se ha recogido el mismo número de firmas –20.000– en contra de este impuesto en las 70 mesas que se han instalado en las calles y en las que han participado alrededor e 200 voluntarios.

Esta primera fase culminará con la manifestación del sábado, 10 de noviembre, a las 19.00 horas, que partirá de la plaza Aragón, a la altura del Paraninfo, para llegar hasta plaza de España, frente a la DPZ.

Con el lema “ICA no, Aragón no paga estafas” la pancarta inicial la portarán representantes sociales y alcaldes y concejales interesados en acudir y se ha animado a los ciudadanos a que la secunden.

“Somos un movimiento de Aragón y las más castigadas son las pequeñas poblaciones por lo que la campaña contra el ICA seguirá y no se parará hasta que se rectifique en profundidad el modelo”, ha dicho Enrique Gracia.

Recelos hacia la propuesta del PSOE

Sobre la propuesta del PSOE que propone reducir en tercio el importe del tramo de menor consumo, que afecta al 66 por ciento de los consumidores, y gravarlo a los que más gastan, el portavoz de la RAPA ha dicho que “hay que conocerlo con detalle porque puede no ser lo que parece”.

Al respecto, ha observado que la propuesta socialista “beneficiaría a los hogares de una sola persona, pero perjudicaría a las familias y al comercio por lo que los propietarios tendrán que cerrar el negocio o repercutirlo a los precios y, entonces los clientes lo pagaremos de forma indirecta”.

Enrique Gracia ha rechazado el modelo centralizado de gestión del agua que propugna el Gobierno de Aragón y que “ha desaparecido en Australia y centro Europa porque incrementa los precios y deteriora los servicios”.

“La DGA quiere tener el cotarro de la gestión del agua, sin hacer un modelo a escala y trabajar con empresas locales y por eso complican las cosas y generan más endeudamiento”.

Gracia ha defendido que los ayuntamientos puedan gestionar la depuración de sus aguas porque sería más económico y que el ICA tenga una parte solidaria para ayudar a poblaciones con más dificultades.

Ha abundado en que desde la RAPA se propugna un cambio “profundo” del ICA para que una parte del impuesto sea para acometer depuradoras y que los ayuntamientos, mediante la tasa que apliquen, gestionen la depuración de las aguas residuales y así pagarán menos los vecinos de las poblaciones más eficientes.

El PSOE presenta una propuesta de ICA que “rebajaría un 30% la factura de los zaragozanos”

El PSOE ha presentado este miércoles su propuesta de modificación del Impuesto de Contaminación de las Aguas. Según este planteamiento, los zaragozanos se beneficiarían de un 30% de rebaja en su recibo, mientras que el resto de los aragoneses también tendrían ese descuento en el primer tramo del impuesto.

El portavoz del grupo socialista en las Cortes, Javier Sada, ha asegurado que esta propuesta asume “prácticamente en su integridad” el informe que el catedrático de la UZ Jiménez Compaired presentó en la cámara autonómica. Un texto que, añade, se realizó “a instancias del propio Ayuntamiento de Zaragoza”.

En primer lugar, la propuesta separa entre impuesto y tasa, es decir, separar el factor de solidaridad entre todos los aragoneses y el costo del servicio gestionado por el Gobierno de Aragón. “Igual que mantenemos entre todos los aragoneses una escuela rural de tres alumnos, también estamos entre todos manteniendo hospitales de Zaragoza o la Universidad de Zaragoza. La solidaridad es la única forma de abordar el mantenimiento de todos los servicios”, ha comentado Sada.

Progresividad

En segundo lugar, trata de avanzar en la progresividad medioambiental. “Ahora se paga lo mismo por metro cúbico, consumas lo que consumas, mientras que ahora queremos fomentar el ahorro del agua”, ha expuesto Sada. Asimismo, plantean una progresividad social hacia los más desfavorecidos.

Con estas medidas, un ciudadano de Zaragoza, que ahora paga 71,74 euros anuales, pasaría a pagar 58 euros. A eso se le añadiría el factor de solidaridad, que también se reduce de 3,5 euros a 2,5, y la tarifa de Ecociudad.

Por su parte, los habitantes de fuera de la capital aragonesa, que ahora pagan 105 euros en el primer tramo, hasta seis metros cúbicos, pasarían a abonar 71 euros.

Respecto al impacto que esta reducción tendría en las arcas del Ejecutivo autonómico, Sada no se ha atrevido a dar ninguna cifra, aunque ha afirmado que “no estaría lejano” a las propuestas de la RAPA.

La flota municipal incorpora por primera vez 21 vehículos eléctricos

El Ayuntamiento de Zaragoza ha estrenado este miércoles 31 de octubre los primeros 21 vehículos cien por cien eléctricos, dentro de una remesa de 59 que se terminará de recibir en enero, que se podrán cargar también en dependencias municipales con energía procedente de fuentes renovables.

La puesta de largo de estos nuevos vehículos ha sido en el edificio Seminario, aunque parte de ellos irán destinados también a Vialidad y Aguas y a Parques y Jardines.

El alcalde, Pedro Santisteve, ha explicado en declaraciones a los medios que esta medida acompaña a la red de electrolineras públicas que se están instalando en diferentes puntos de la ciudad, que supondrá un ahorro de 20 toneladas de emisiones de CO2 y que reducirá la contaminación atmosférica y también la acústica, debido al menor ruido que hacen estos vehículos.

Cargadores propios

Con medidas como esta, ha continuado, se va implementando el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) al mismo tiempo que está en fase de exposición pública, mientras que la transición en materia de transporte público está siendo un “empezar y no parar”.

Por su parte, la concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, ha señalado que los vehículos se cargarán mediante cargadores propios instalados en los edificios municipales y se utilizará el sistema de carga lenta nocturna.

La autonomía se sitúa en torno a los 200 kilómetros en el caso de los coches y en algo más de 100 para las furgonetas, ha añadido.

Asimismo, ha anunciado que la siguiente remesa llegará también a otros edificios donde se deba renovar la flota y ha reiterado que toda renovación se está llevando a cabo con vehículos eléctricos, cuando los hay en el mercado, o con híbridos en casos especiales en los que la tecnología no se ha desarrollado suficientemente.

Ecologistas en Acción denuncian que todos aragoneses respiran aire perjudicial para la salud

Toda la población aragonesa respira un aire perjudicial para la salud según las recomendaciones de la OMS, tal y como refleja el Informe Anual sobre la Contaminación por Ozono publicado por Ecologistas en Acción, que analiza a nivel estatal los datos recogidos en 472 estaciones oficiales de medición de ozono, 24 de ellas situadas en Aragón.

Según recoge Ecologistas en Acción en una nota de prensa, el ozono es un contaminante muy complejo que se forma en la baja atmósfera en presencia de radiación solar por la combinación de contaminantes denominados precursores, emitidos por el transporte, las grandes centrales termoeléctricas y determinadas actividades industriales.

Del informe derivado en Aragón se refleja que, a pesar de que ha hecho menos calor durante este verano, se ha mantenido la contaminación atmosférica por ozono, provocando que los aragoneses estuvieran expuestos a unos niveles insalubres de este contaminante.

Contaminación generada desde Zaragoza

Entre sus principales conclusiones, destaca que la contaminación generada desde la ciudad de Zaragoza, debido al tráfico rodado especialmente (en la imagen superior de Sattra, panel informativo sobre contaminación en la plaza Aragón en noviembre del pasado año), las autovías y autopistas y la Central Térmica de Andorra-Teruel se extiende por el territorio afectando a las zonas más alejadas y rurales.

Hacen especial hincapié en la capital aragonesa, donde este verano se han producido “niveles desconocidos desde hace años”.

Las principales vías de actuación para reducir la contaminación del aire por ozono en Aragón son la disminución del tráfico motorizado, la adopción de las mejores técnicas industriales disponibles y la sustitución de los disolventes orgánicos por agua.

En el informe también se subraya que es necesario penalizar los vehículos diésel, llevar a cabo un mayor ahorro y eficiencia energética y cerrar las centrales térmicas de carbón, en el caso de Aragón, la de Andorra, en Teruel.

Planes de mejora sin aplicar

Los Planes de Mejora de la Calidad del Aire para reducir la contaminación son obligatorios según la legislación vigente, asegura Ecologistas en Acción, pero, en el caso del ozono, el Gobierno de Aragón lleva una década omitiendo la elaboración y aplicación de dichos planes en las zonas de Pirineos, Valle del Ebro, Bajo Aragón y Cordillera Ibérica.

En el conjunto del Estado, un 24,6 % de la población española respiró aire contaminado durante 2018, en total 11,5 millones de personas, porcentaje que se eleva hasta el 85,3 % si se tiene en cuenta el valor de ozono recomendado por la Organización Mundial de la Salud, lo que significa que seis de cada siete españoles ha respirado aire contaminado en lo que va de año, es decir, 39,7 millones de personas.

El informe “La contaminación por ozono en el Estado español durante 2018” apunta a Castilla-La Mancha, Extremadura, Comunidad de Madrid y Región de Murcia como los territorios más contaminados, frente a las comunidades cantábricas, Valle del Ebro, Castilla y León y Canarias, que muestran niveles de ozono más moderados.

La Policía Local dispondrá por primera vez de coches híbridos

El Ayuntamiento de Zaragoza ha adjudicado la adquisición de 10 coches híbridos para la Policía Local. Será la primera vez que este Cuerpo disponga de vehículos híbridos para la prestación de servicio. No se trata de patrullas, sino de coches sin distintivos exteriores dedicados a control y vigilancia.

La empresa ganadora de este concurso es Artal Vehículos Zaragoza S.L., que suministrará 10 Toyota Auris por un precio total de 229.000 euros IVA incluido (en la imagen superior, un vehículo como los seleccionados para la Policía Local). El plazo de entrega es de 30 días naturales a partir de la adjudicación, según una nota de prensa del Ayuntamiento.

Entre las características técnicas que se exigía a estos vehículos figura el hecho de ser coches híbridos no enchufables (gasolina-eléctrico) con una potencia mínima de 135 CV. Su consumo urbano no debe superar los cuatro litros a los 100 kilómetros y su nivel de emisión de gases deberá estar conforme a la Norma Euro 6.

Aunque en anteriores concursos para la adquisición de vehículos policiales se establecían mejoras de puntuación para aquellos que acreditaran su condición de híbridos o ecológicos, hasta ahora no se habían presentado a las licitaciones vehículos con dichas características.

Primera adquisición de este tipo

Esta ha sido, sin embargo, la primera ocasión en la que la Policía Local adquiere, específicamente, vehículos híbridos para su servicio, atendiendo así a criterios de sostenibilidad y de ahorro de combustible, subraya el Consistorio en su comunicado.

Entre los accesorios que deberán incorporar figuran 2 linternas idénticas a las utilizadas por la Policía Local y sus correspondientes cargadores instalados en el vehículo; dosificador de cinta de balizamiento con guía-soporte; antena para el sistema Tetra de comunicaciones de Policía Local; y sirena policial y luz de prioridad portátil homologados.

Los vehículos también deben permitir la colocación de todos los elementos necesarios para el desempeño de la labor a la que van destinados, tales como emisora de comunicaciones, ordenador, etcétera.

Al tratarse de vehículos automáticos, se impartirá una formación teórico-práctica para su conducción de un mínimo de una hora, para un número de entre 60 y 80 personas, en horario a establecer por Policía Local.

Abren 16 puntos de recarga de vehículos eléctricos, donde cuesta entre 2 y 10 euros llenar la batería

El Ayuntamiento de Zaragoza ha instalado 16 puntos de recarga o “electrolineras” para vehículos eléctricos en siete ubicaciones repartidas por la zona Centro, el Casco Histórico y el Arrabal, que serán ampliados en una segunda fase en otros lugares.

En total, hay ocho conectores para motos frente a la Plaza de Toros, mientras que para coches hay otros dos en esta misma ubicación, dos en la calle Ramón y Cajal y uno en Pedro Joaquín Soler, Doctor Fleming, Camino de las Torres y el Aparcamiento Macanaz, este último de carga ultrarrápida.

Los puntos de recarga ultrarrápidos requieren un máximo de 30 minutos y los normales, de dos horas, debiendo retirar los coches una vez pasado este intervalo de tiempo para permitir la carga a otros, bajo el riesgo de ser multado.

En cuanto al coste, la carga rápida está entre los 5 y 10 euros, mientras que la normal se sitúa entre los 2 y los 8, siempre en función del tipo de vehículo.

Hacia el 10% de vehículos eléctricos

Estos puntos se han instalado pensando en el turismo sostenible y en la movilidad sostenible de los residentes, ha explicado el alcalde, Pedro Santisteve, en declaraciones a los medios.

Este proceso, ha continuado, culminará en unos años con la instalación de 79 puntos de carga, dentro de un plan “ambicioso” que pretende que el 10 por ciento de los vehículos que circulen por Zaragoza sean eléctricos.

Del mismo modo, ha informado de que el Ayuntamiento se propone que los autobuses eléctricos supongan la mitad de la flota de transporte público para 2026.

Esta iniciativa comienza con una promoción para quien disponga de un vehículo cien por cien eléctrico dado de alta en el impuesto de circulación en Zaragoza, con la entrega de tarjetas de recarga con 30 euros de saldo a las cien primeras solicitudes.

Una persona acciona uno de los postes de recarga, con el alcalde en segundo plano

Energía de origen renovable

Por su parte, la concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, ha garantizado que la energía de la que se surten estos 16 cargadores tiene origen renovable certificado.

Además, ha dado cuenta de que se ultima el proyecto con la Universidad de Zaragoza para sacar adelante los primeros espacios con cargadores y placas fotovoltaicas, bautizados como “fotolineras”, cuyo propósito es guardar la energía que no se utilice en la carga de vehículos para los edificio contiguos.

Por último, ha destacado la situación de la ciudad como punto estratégico entre Madrid y Barcelona, algo muy relacionado con la autonomía actual de los vehículos eléctricos.

En otro orden de cosas, Artigas ha señalado que se siguen celebrando reuniones técnicas entre su área y la Policía Local para preparar un borrador de ordenanza que regule la circulación de los patinetes eléctricos en la ciudad.

La intención es aprobarla “lo antes posible”, ha asegurado, ya que el tema lleva meses encima de la mesa y el uso de estos patinetes está creciendo en Zaragoza, pero todavía no hay fecha exacta.

Ubicaciones de los postes y oferta para residentes

Mapa interactivo: http://bit.ly/2Qt8r6k

Promoción especial para personas residentes en Zaragoza: quien disponga de un vehículo 100% eléctrico, dado de alta en el Impuesto de circulación del municipio de Zaragoza, se entregarán a las 100 primeras solicitudes una tarjeta de recarga con 30 euros de saldo (IVA no incl.), para que puedan disfrutar de las ventajas de estos nuevos puntos de recarga en la vía pública.

Esta tarjeta permitirá cargar no solo en los nuevos puntos públicos instalados, sino también en el resto de puntos públicos de la red de recarga de IBIL a nivel estatal.

Para obtenerla se puede solicitar en Z+M Servicio de Estacionamiento Regulado, en la dirección Calle Julián Ribera, 18, 50010 Zaragoza, Teléfono, 976 53 03 91. Documentación a aportar:

  • Documento de estar al corriente de pago el impuesto IVTM, en el municipio de Zaragoza, del vehículo 100% eléctrico.
  • Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo.
  • DNI del solicitante.
  • Hoja de solicitud cumplimentada, fechada y firmada. (Modelo Tipo)

Viviendas ecoeficientes y sostenibles para democratizar el bienestar

 Un Planeta mejor, una ciudad más saludable, con unos habitantes más sanos y felices, requieren de casas confortables y de calidad. La construcción o rehabilitación de edificios ecoeficientes y sostenibles es la vía para conseguirlo y desde el gobierno municipal y Zaragoza Vivienda están comprometidos con que la capital aragonesa siga en la vanguardia de la construcción respetuosa con el medio ambiente y generadora de mayor bienestar para sus usuarios.

Cuando vayamos a comprar una casa o rehabilitemos la que ya tenemos, seguramente buscaremos confort, ahorro energético, salubridad y revalorizar la vivienda, en el caso del arreglo, o que mantenga una buena tasación en el tiempo, en el caso de la compra. Pues esas son justamente las ventajas que ofrecen las viviendas autosuficientes.

La sociedad municipal Zaragoza Vivienda lleva más de diez años orientando el fomento de las rehabilitaciones hacia la consecución de este tipo de hábitats y su obra nueva se centra ya en exclusiva en la edificación eficiente, un ámbito en el que Zaragoza se encuentra en la vanguardia del Estado español gracias sobre todo a la decidida apuesta municipal por una clase de viviendas que dentro de dos años serán obligatorias por ley.

Trabajos de rehabilitación integral del edificio de viviendas sociales de la calle Tellería, en el barrio Oliver

Características

Pero, ¿qué es una vivienda ecoeficiente y sostenible? Son casas que requieren un bajo gasto energético para mantenerlas calientes en invierno y frescas en verano. Con una buena rehabilitación, se pueden conseguir rebajas en la factura de electricidad y gas de entre un 25-70%. En obra nueva puede llegarse hasta un 90% respecto a construcciones convencionales.

Son casas que además generan una muy baja emisión de dióxido de carbono (CO2) y otras partículas a la atmósfera, gracias a su mejor aislamiento y a la reconversión de sus sistemas de calefacción-refrigeración, que no utilizan combustibles fósiles.

Como tercera característica definitoria, las viviendas autosuficientes utilizan para su funcionamiento energía proveniente de fuentes renovables y la incorporación de materiales respetuosos con el medio ambiente.

Además, estas viviendas aportan una ventaja adicional muy importante: garantizan mayor salud para sus habitantes. La continua renovación del aire y su permanente filtrado proporcionan una atmósfera mucho más limpia y por tanto más saludable para quienes la disfrutan.

Los aspectos clave sobre las propiedades de este tipo de domicilios lo facilitan tres de las técnicas responsables de poner a Zaragoza Vivienda en punta de lanza de las nuevas edificaciones que pretenden ser más confortables para su usuarios, así como más respetuosas con el medio ambiente. La licenciada en Filosofía y Letras responsable de Proyectos Europeo y de Innovación; la arquitecta técnica responsable de la ejecución de los proyectos bioclimáticos; y la arquitecta que coordina el diseño y gestión de programas de ayudas para el fomento de la rehabilitación privada.

Viviendas ecoeficientes del grupo Andrés Casamayor, del barrio de Las Fuentes

Algo más caras, pero mucho más rentables

Estas profesionales de Zaragoza Vivienda confirman que estos nuevos criterios constructivos encarecen entre un 5% y un 10% las nuevas promociones de vivienda social diseñadas “para alcanzar máximos estándares de aislamiento, como los que se propone Zaragoza Vivienda, donde pretendemos conseguir edificios de emisiones casi cero”, matiza la arquitecta técnica.

Pero, ¿merece la pena gastar más por este tipo de viviendas? La respuesta es contundente: sí, tanto por interés y compromiso personal (mayor confort, ahorro energético, contribución a la lucha contra el calentamiento del Planeta), como por puro pragmatismo, porque dentro de dos años la Directiva europea 31/2010/UE que define estas construcciones será de obligado cumplimiento en el Estado español, como por la oportunidad de vivir en un entorno más saludable.

Además, la mayor inversión que requiere un piso de esas características se amortiza a los 5-6 años de haberlo adquirido por rebaja en el gasto de energía. A partir de ahí, es todo ahorro.

La necesidad de transformar el parque de viviendas en residencias eficientes y sostenibles la justifica un dato elocuente: el parque inmobiliario es el responsable del 40% de las emisiones de CO2 en la Unión Europea, según datos recogidos en la .   Directiva 2012/27/UE, relativa a la eficiencia energética.

Por el compromiso con la lucha contra el cambio climático, la actual corporación municipal y Zaragoza Vivienda han querido adelantarse a las exigencias normativas y promueven y rehabilitan viviendas con criterios ecológicos y de respeto medioambiental desde hace tiempo.

“En los bloques con más de 30 años de antigüedad es difícil conseguir una reducción casi total de emisiones, pero la demanda de calefacción puede rebajarse un 50% si se mejora el aislamiento de fachadas y cubiertas, así como con el cambio de carpinterías a unas verdaderamente estancas”, explica la arquitecta.

Consumo ‘casi nulo’

Zaragoza Vivienda ha llevado a cabo, con el apoyo de fondos europeos, la rehabilitación con criterios medioambientales de un edificio de pisos sociales del Casco Histórico.

La sociedad municipal está ahora inmersa en un bloque de 53 viviendas de la calle Maestro Tellería del barrio Oliver. Allí la actuación es más ambiciosa, puesto que se trata una rehabilitación integral que persigue limitar el consumo de las viviendas a 25 Kw·h/m²año, muy por debajo de las estimaciones que creen que se podrían marcar para los edificios de ‘consumo casi nulo’.

Esa denominación ‘consumo casi nulo’ es la utilizada en la Directiva europea y, aunque todavía no se conocen los que serán sus parámetros exactos, se estima que quedarán por debajo de los 40 Kw·h/m² de demanda máxima anual de energía.

La pauta será obligatoria dentro de dos años para todas las viviendas de nueva construcción, pero el bloque residencial de vivienda social que está rehabilitando Zaragoza Vivienda en el barrio Oliver la cumplirá antes de que acabe este año.

Una rehabilitación que se realiza con las casas habitadas, por lo que es muy importante la labor previa de información, concienciación y preparación de los vecinos, que deben asumir un periodo de obras de en torno a siete u ocho meses.

Las promociones nuevas son todavía más ambiciosas. “Nuestro objetivo es aproximarnos lo más posible al criterio marcado ‘passivhaus’ (casa pasiva), que es de 15 kilovatios por hora y metro cuadrado al año, es decir, esperamos ser mucho más exigentes que de la incipiente normativa de emisiones casi cero”, señala la responsable del programa.

Un ambicioso plan

Esas pautas marcadas por los parámetros ‘passivhaus’ son las que rigen en el ambicioso Plan de Vivienda 2018-23 recientemente presentado por el concejal de Vivienda, Pablo Híjar. Un proyecto con un presupuesto de 72 millones de euros, que espera lograr la financiación del banco Europeo de Inversiones (BEI), y que prevé grandes mejoras medioambientales respecto a la construcción convencional.

El plan contempla la construcción de 308 nuevas viviendas sociales con criterios passivhaus y sostenibles, lo que se traduciría en una reducción de emisiones de CO2 de 238.742 KgCO2/año, similar a lo que absorberían 24.000 árboles en un año, y una reducción de demanda energética de 777.362,98 kWh/año, equivalente a un ahorro monetario de 119.000 euros, sólo en demanda de calefacción.

El ambicioso plan también proyecta la rehabilitación de 842 viviendas sociales con los mismos criterios, lo que se traduciría en una reducción de emisiones de 1.359.844,14 KgCO2/año (lo que absorberían 140.000 árboles en un año) y una gran reducción de demanda energética, que rebajaría la factura por calefacción en 533.000 euros y la refrigeración en 29.000 euros.

Las funcionarias de Zaragoza Vivienda defienden con entusiasmo el plan en cuya elaboración han participado activamente y respaldan su excelencia técnica. Ahora hace falta que el Pleno municipal le dé el visto bueno para que el BEI otorgue a su vez los créditos preferentes para que arranquen las obras. “Confiamos en que salga adelante además de ser un proyecto de ciudad, es una necesidad social y una exigencia de Europa, por encima de intereses políticos”, subrayan las técnicas.

A eso añaden que la iniciativa ha generado una gran expectativa en el sector de la construcción zaragozano, para el que “supondría un gran revulsivo, además de que generaría miles de puestos de trabajo”, subrayan.

Operarios trabajando en el aislamiento de la fachada de un edificio zaragozano para transformarlo en ecoeficiente y sostenible

Ya no es lo alternativo, sino la alternativa

Ese sector privado es otro de los ámbitos en el que se mueve la acción reformadora de los estándares de edificación promovidos desde Zaragoza Vivienda. La arquitecta de Zaragoza Vivienda explica que desde 2009 se están aplicando criterios medioambientales y sostenibles en la concesión de ayudas para las rehabilitaciones de edificios privados subvencionadas desde la sociedad municipal.

La arquitecta incide también en el sensible aumento de las cuantías dedicadas a este fin: “de 1,8 millones hace tres años hemos pasado a los 3,6 millones de este ejercicio”, lo que supone que en la actualidad 10 edificios, o lo que es lo mismo, 166 viviendas de la ciudad se estén transformando,, a los que esperan sumarse más de 20 edificios pendientes de comenzar obras este año, gracias a estos fondos, para ser bioclimáticas. “Y eso que se han quedado solicitudes fuera, porque en estos momentos todavía el presupuesto no alcanza para cubrir todas las demandas”, precisa la técnica.

La tendencia demuestra que la sociedad zaragozana está dando grandes pasos para apoyar el giro medioambiental que experimenta la construcción, las casas en las que vivimos. “El cambio se produce con algo más de lentitud entre las empresas constructoras, pero a nivel de profesionales de la construcción y sus colegios se está produciendo una reconversión vertiginosa y masiva”, asegura la aparejadora.

El mundo de la arquitectura y de la construcción debe dar respuesta a la exigencia del respeto ambiental y a la demanda ciudadana de mayor confort, seguridad, ahorro y salud. A ese respecto, las técnicas de Zaragoza Vivienda observan la acuciante necesidad de que las nuevas generaciones de profesionales estén concienciados y reciban formación profunda en estas materias..

Al mismo tiempo, las tres subrayan que debe generalizarse este método constructivo por el carácter social y solidario de la edificación y rehabilitación ecoeficientes y sostenibles. Las técnicas lo explican de forma gráfica: “las personas que acuden a la vivienda social o a las ayudas para rehabilitación son de baja capacidad adquisitiva. Estas casas les permiten vivir de forma confortable con una gasto mínimo en energía, que es la principal factura de las viviendas”. Es decir, la nueva arquitectura ayuda a democratizar el confort y el bienestar de la ciudadanía.

Así que para ellas, y deberíamos opinar lo mismo el resto, este camino hacia unas viviendas mejores y más sanas no tiene retorno. Por eso hacen suya una frase del zaragozano Víctor Viñuales, presidente de Ecodes, que al referirse a la nueva arquitectura sentenció con acierto: “Ya no es lo alternativo, es la alternativa”.

 

 

Más de 750 personas descargan la app de patinetes eléctricos en el primer día de funcionamiento

Más de 750 personas se han descargado la aplicación móvil para alquilar patinetes eléctricos por Zaragoza en el primer día de funcionamiento de este servicio de movilidad urbana sostenible, de acuerdo con los datos facilitados por la empresa Koko Kicksharing, que gestiona los vehículos.

El director ejecutivo de la compañía, Teo Ortega, se ha mostrado muy satisfecho con el volumen de descargas en las primeras horas aunque ha explicado a la Agencia Efe que estas cifras todavía son provisionales, ya que el servicio no estará disponible para los usuarios de Apple hasta el final de esta semana.

El primer trayecto del servicio de alquiler, que tiene un coste de 15 céntimos por minuto y que permite aparcar el patinete eléctrico sin necesidad de acudir a una estación, se ha registrado a las 8.00 horas (en la foto superior de Efe, un joven activa uno de los patinetes mediante su móvil en plaza España).

Educación

Por el momento, solo hay 25 vehículos en funcionamiento por las calles de Zaragoza, ya que el objetivo de la empresa es incrementar progresivamente la flota hasta alcanzar una cifra total de 200 patinetes, de forma que causen la menor afección posible a los vecinos de la capital aragonesa.

“Estamos poniendo en marcha una labor de educación para que la gente aparque los patinetes de manera correcta, sin molestar a los peatones ni bloquear salidas de coches”, ha expresado el director ejecutivo de la empresa.

Esta estrategia para conseguir la aceptación de los zaragozanos se ha realizado de forma coordinada con el equipo de Gobierno municipal que ha apostado por este modelo de transporte porque reduce las emisiones contaminantes.

Respaldo municipal

El consejero municipal de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha calificado hoy esta política como un “salto ambicioso” que demuestra los avances “históricos” para poner en marcha “modos ecológicos de movilidad en Zaragoza” y para la “expulsión parcial de los coches en algunas zonas” como el centro histórico.

El edil de Zaragoza en Común ha hablado ante los medios en la presentación de la muestra audiovisual aragonesa “ProyectAragón”, donde se ha mostrado confiado en que la incorporación de los patinetes no suponga un problema de convivencia, sino una fase de “aprendizaje”, como ocurrió con el tranvía o la bicicleta.

Zaragoza es la primera ciudad española en la que Koko Kicksharing ha puesto en marcha el servicio que se ampliará en los próximos meses a otros 11 municipios del país.