cortadas

La nieve dificulta el tráfico y causa numerosas incidencias en el Pirineo

El temporal de nieve, viento y frío que afecta al norte de la Península ha provocado numerosas incidencias en el Pirineo de Huesca, donde una gran cantidad de tramos viarios están cortados o exigen el uso de cadenas para poder circular, según informa la Dirección General de Tráfico (DGT).

Camiones embolsados en distintos puntos de la N-330 a su paso por Canfranc, Villanúa y Hostal de Ipiés y en la A-23 en Nueno, alrededor de 200 personas aisladas en el Balneario de Panticosa y numerosos escolares sin colegio tras ser suspendidas las rutas son algunas de las incidencias generadas por el temporal (en la foto superior, coches cubiertos de nieve en Benasque)

La nieve ha obligado a cerrar la A-136 entre la estación de Formigal y la frontera del Portalet, la A-2606 de acceso al Balneario de Panticosa y la HU-631 en Escalona, en el entorno del Parque Nacional de Ordesa.

Además de los camiones embolsados en el eje de la A-23 y N-330 debido a la prohibición de circulación de vehículos de gran tonelaje, las nevadas obligan al uso de cadenas en la A-132 en Bailo, la A-2605 de Jaca a Bernués, la A-1205 a su paso por Jaca y en la A-1604 en Lanave.

También son necesarias las cadenas en dos tramos de la N-260 (eje pirenaico) a su paso por el término municipal de Fiscal, en la A-2609 en Salinas de Bielsa, en la A-136 a su paso por Biescas y en Formigal, en la A-176 de Ansó a Hecho y en el camino vecinas HU-611 de acceso a Panticosa.

En la provincia de Teruel, las cadenas son necesarias en la A-1702, entre Cañada de Benatanduz y Cantavieja, en la A-226 en Villarroya de los Pinares y en la A-2520 entre la Puebla de Valverde y Camarena de la Sierra.

Además, la nieve condiciona el tráfico y ha obligado a prohibir el tráfico a camiones y vehículos pesados en la N-211 en Caminreal, en la A-2402 de Escucha a Palomar del Arroyo, en la A-1403 entre Jarque de la Val y Aliaga, en la A-227 entre Cantavieja y La Iglesuela del Cid y en la TE-V-8021 en Galve.

En Zaragoza, sólo se ven condicionados por la nieve dos tramos de la autovía A-23 entre Villadoz y Mainar y de Lechón a Mainar, éste último afectado también por la niebla.

Los equipos de limpieza de las administraciones central y aragonesa trabajan en coordinación con la Guardia Civil para actuar sobre las carreteras e informar a los usuarios de la situación de las mismas.

Las personas aisladas en Panticosa, entre trabajadores y clientes del balneario, se mantienen a la espera de que se reabra la comunicación.

Por su parte, el Gobierno aragonés ha confirmado la existencia de rutas escolares suspendidas por la nieve, aunque sin aportar por el momento datos sobre su número y la cifra de alumnos afectados.

La nieve, sin embargo, ha sido bien recibida en las estaciones de esquí del Pirineo aragonés, tras un inicio de temporada con pocas pistas en funcionamiento debido a la falta de precipitaciones

Vehículos dañados al caer un andamio por la lluvia y desalojo de un supermercado en Puerto Venecia

Varios vehículos han quedado dañados al caer un andamio por las fuertes lluvias que se han registrado esta tarde en el Centro de la capital aragonesa, según han informado fuentes del Ayuntamiento.

En concreto, el citado andamio estaba colocado en una fachada de la calle María Lostal. Su caída ha ocasionado desperfectos en diversos vehículos que se encontraban en la zona, pero no ha habido que lamentar daños personales.

Durante esta tarde también han quedado varios coches atrapados en distintas zonas de Zaragoza a causa de la fuerte tormenta, las personas que había dentro de algunos de los automóviles ya han podido salir. Las mayores afecciones por balsas de agua se están produciendo en la margen izquierda del Ebro, donde hay calles cortadas (foto superior de Aragón TV).

Calle cortada

Asimismo, en la avenida de Navarra dos vehículos con personas dentro han quedado un rato atrapados en una bolsa de agua, la avenida José Atarés con Ronda de Boltaña permanece cortada por los grandes charcos que se han formado y la calle A del Polígono de Malpica también se ha visto afectada.

Los Bomberos han recibido numerosas llamadas de particulares para intervenir en zonas donde ha llegado el agua, pero están actuando priorizando aquellos servicios donde puede haber riesgo para los ciudadanos.

La Policía Local esta controlando que los ciudadanos no se acerquen a las zonas más afectadas por las lluvias.

Además, la fuerte tromba de agua ha obligado a desalojar por inundación el supermercado Hipercor del complejo comercial de Puerto Venecia.

Una cuarta borrasca para el fin de semana pone en jaque a Aragón

Tres borrascas consecutivas en una semana y una cuarta que se espera para el fin de semana ha puesto en jaque a las carreteras aragonesas y a toda la cuenca hidrográfica del Ebro y ha obligado a la administración autonómica a activar la fase de Emergencia Nivel 1 del Plan Territorial de Protección Civil.

Un nivel que implica, como ha explicado el consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, activar todos los medios naturales y personales de las distintas administraciones y alertar a la ciudadanía para evitar cualquier riesgo innecesario.

No obstante, ha advertido en una rueda de prensa con motivo de la reunión del Centro de Coordinación Operativa (CECOP), de que “alerta no significa alarmar a la ciudadanía” sino que todos los medios estén coordinados y pedir “prudencia para evitar riesgos”.

El problema de este temporal, que en forma de nieve está provocando incidencias en más de cuarenta tramos de la red de las carreteras de las tres provincias, es la “incertidumbre” de las predicciones meteorológicas, por lo que las previsiones del Gobierno de Aragón solo sirven “para este momento”, ya que se desconoce la evolución de cara al fin de semana.

El río Arba de Luesia desbordado en la localidad de Ejea de los Caballeros. Foto: José Antonio Jaca

Cortes de carreteras por las riadas

Así, la situación actual en la cuenca del Ebro es de “avenida ordinaria”, con una crecida prevista para el fin de semana de unos 1.500-1.700 metros cúbicos por segundo y debido a la nueva borrasca ya se ha comunicado que no será posible la acampada que unos 2.500 scouts tenían previsto celebrar en el Parque del Agua el fin de semana.

A consecuencia de la crecida de los ríos Arba de Biel y Alba de Luesia se ha tenido que cortar la carretera en Ejea donde coinciden ambos cauces, y aunque la cresta está prevista a las 14.30 horas, volverá a subir, según ha apuntado la directora general de Interior, María Ángeles Julvez, quien también ha incidido en la rápida crecida del río Gállego, que alcanzará un caudal de 500 metros cúbicos por segundo y causará incidencias en la desembocadura en Zaragoza.

El Gobierno de Aragón está pendiente por tanto de saber “cómo va a regular Navarra”, del desembalse de Yesa y de si suben las temperaturas, ha subrayado Vicente Guillén.

Problemas por la nieve en numerosas vías

Respecto a las carreteras, los mayores problemas se están localizando en la provincia de Teruel, debido a que la cota de nieve ha bajado a los 800 metros de altitud y la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha subido de 20 a 30 centímetros los espesores previstos en Gúdar, Javalambre, Maestrazgo y Jiloca.

Las carreteras de Teruel presentan 26 incidencias y está cortada el tramo entre la Virgen de la Vega y Alcalá de la Selva y por un accidente la A-23 en Ferreruela de Huerva. Son, fundamentalmente, cruces de camiones por la nieve, ha apuntado Julvez.

En esta provincia todavía se necesitan cadenas para circular, y está prohibido para camiones, articulados y autobuses, en las carreteras de la red nacional A-23 de Caminreal a Ferreruela y N-234 entre Calamocha y San Martín del Río, así como en Andorra; desde Alcalá de la Selva hacia Allepuz y hacia Cedrillas, desde este municipio hasta Corbalán y de Torrijas a Arcos de las Salinas.

También en Mosqueruela, de Ponzondón a Orihuela del Tremedal, de la Puelba de Valverde a Camarena de la Sierra, en Celadas y a la altura de Crivillén.

En Teruel hay nivel amarillo en Monreal del Campo, Villa Franca del Campo y en Caminreal por congestión de camiones así como entre Escucha y Mezquita de Jarque, de Cañada de Benataduz a Montoro de Mezquita y en Andorra.

Nevada en Cariñena, a sólo 590 metros del altura, en la mañana de este miércoles. Foto: Víctor Lorente

Dificultades de circulación

En la provincia de Zaragoza debido a la congestión, sobre todo de camiones, se ha tenido que cortar la A-1504 en Codo (Zaragoza), el tramo de Daroca a la autovía y la N-234 en Villafeliche y aunque se ha reabierto el puerto de Paniza en la A-23, las condiciones de circulación son difíciles debido al embolsamiento de camiones.

En Huesca siguen cortadas por riesgo de aludes el Parque Nacional de Ordesa y de Panticosa a Baños de Panticosa y en Tormos por inundaciones y se necesitan cadenas entre Roda de Isábena y Bonansa y de Guillué a Campodarbe.

Además, en la comarca de Sobrarbe se han registrado accidentes por meteorología adversa en Campodarbe, Abizanda y Escalona.

Según la Aemet, en las últimas 24 horas entre las precipitaciones más destacables se encuentran los 45,4 litros de Castejón de Valdejasa, los 41 en Sopeira, 35,6 en Almudévar, 34,4 en Daroca, 33,4 en Zaragoza, 32,4 en Leciñena, 31,8 en Ejea de los Caballeros y 30,6 en Quinto.

Cortes de suministro eléctrico

Por otro lado, unos 3.000 clientes han sufrido este miércoles, 11 de abril, cortes en el suministro eléctrico a causa del temporal de nieve y lluvia que afecta a Aragón. Las principales incidencias han tenido lugar en el sur de la provincia de Zaragoza y el norte de la de Teruel, todas ellas a causa de la nieve.

Fuentes de Endesa han informado a Europa Press de que sobre las 17.30 dos líneas de media tensión están fuera de servicio, una de ellas es la de Calatayud-Monzón, con 700 clientes sin suministro en los municipios zaragozanos de Acered, Alarba, Atea y Castejón de Alarba.

La segunda línea sin suministro es la de Santa Eulalia-Ojos Negros, en la provincia de Teruel, donde hay 1.700 clientes sin suministro en Monreal del Campo.

En el primer caso, la reparación no podrá realizarse hasta este jueves por lo que se van a enviar seis grupos electrógenos a la zona para facilitar el suministro, han apuntado desde la compañía eléctrica.

Igualmente, se va a enviar otro grupo electrógeno a Belsué, en la provincia de Huesca, donde hay 14 clientes afectados de la línea Monrepós-Arguis, desde las 8.00 horas.

Otras incidencias ya están resueltas, como la ocurrida en una línea de media tensión en el entorno de Daroca (Zaragoza), que ha afectado a unos 2.000 clientes.

Problemas por la nieve

Además, en Luna, también en la provincia de Zaragoza, ha tenido lugar una avería entre las 5.00 y las 13.00 horas, aproximadamente, que ha sido la de mayor duración y ha dejado sin suministro a unos 200 clientes. En este caso, varios chopos han caído sobre la línea Marracos-Barluenga, que ha sido preciso retirar y reparar después.

Desde Endesa han explicado que el origen de la mayoría de las incidencias se debe a la presencia de nieve sobre los apoyos y líneas eléctricas y han aclarado que los tiempos de reposición se han alargado por los problemas de desplazamiento y de acceso de los técnicos a los lugares afectados.

Los bomberos atienden decenas de incidentes por temporal de viento

El Cuerpo de Bomberos de Zaragoza ha realizado ya este martes más de 30 servicios relacionados con el fuerte viento que sopla en la ciudad, que está en alerta naranja por este fenómeno meteorológico, y está tratando de atender otros tantos. Se han producido incidencias en todos los barrios y en algunos ha habido cortes de calles por caída de árboles.

Todos los incidentes atendidos por los bomberos han estado motivado por el intenso viento del noreste que sopla en Zaragoza, donde se han llegado a registrar rachas superiores a los 90 kilómetros por hora.

“Estamos sobrepasados por los servicios y todos ellos están relacionado con el viento. Hemos atendido varias decenas de incidentes y nos quedan otros tantos que serán más de treinta”, han informado a Europa Press desde el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza.

“Antenas sueltas, tejas desprendidas, ramas y árboles caídos, lamas arrancadas por el viento y también cables telefónicos”, han sido algunas de las incidencias provocadas por el viento y que han obligado a la actuación de los bomberos (en la foto superior, contenendores tumbados por el viento y vidrio desparramado por la calzada en el barrio de Parque Venecia).

Las áreas de actuación se han distribuido por toda la ciudad. “Ha afectado a todos los barrios”, han resumido las citadas fuentes para detallar que la caída de árboles ha provocado el corte de calles en barrios como Valdespartera, Torrero, Actur, o el polígono industrial de Malpica.

Por caída de ramas y árboles, los bomberos han tenido que intervenir en la avenida de Pablo Ruiz Picasso, la calle del cineasta Carlos Saura, Camino de las Torres y el paseo de los Olvidados, entre otros puntos de la ciudad.

Además, el fuerte viento ha tirado tejas y cornisas en diferentes puntos, como las calles Salomón y la Reina de Saba y la calle Ramón Salanova, y ha arrancado toldos, lamas de vallas publicitarias y chapas. También ha derribado algunos contenedores, por ejemplo en el paseo de Calanda o en Parque Venecia (foto superior).

Más de 60 carreteras afectadas por la nieve y casi dos mil escolares sin clase por suspensión de rutas

La nieve en la calzada está haciendo muy difícil la circulación por más de sesenta carreteras aragonesas, especialmente en Teruel y Huesca, y se exige el uso de cadenas para circular por alrededor de una treintena, entra las que figura la autovía A-23 Zaragoza-Teruel, donde este también prohibida la circulación a camiones y articulados, entre Calamocha y Sarrión. Además, casi dos mil escolares no han podido acudir a clase este lunes por la cancelación de rutas debido a la nieve en las calzadas.

En esa misma autovía la circulación es difícil en la zona de Cariñena, en la que también hay problemas por la niebla a la altura de Badules (Zaragoza), de Lechón (Zaragoza) y de San Agustín (Teruel), informan desde la Dirección General de Tráfico. En la foto superior, situación de la A-23 este mañana de lunes 5 de febrero a la altura de Teruel.

La A-2 es transitable, pero con precaución, entre Monreal de Ariza y Morata de Jalón y entre La Muela y Épila.

El domingo, los principales problemas se dieron en el puerto de Monrepós con la operación retorno desde el Pirineo a Zaragoza, donde se produjeron numerosos atascos, pequeños accidentes y grandes retenciones de vehículos.

En Teruel, se exige el uso de cadenas en la N-211 en Pozuel del Campo; la A-1512 entre Teruel y Albarracín; la A-226 en La Iglesuela del Cid; la A-1514 en Albentosa; la A-2402 entre Ejulve y Gargallo; la A-1701 en Rubielos de Mora, o la A-232 en Mora de Rubielos.

También en la N-234 entre Teruel y San Agustín; la A-1515 entre Albentosa y Mora de Rubielos; la A-2705 en Camarena de la Sierra; la A-227 entre Cantavieja y La Iglesuela del Cid; la TE-V-8001 en Aguilar de Alfambra; la TE-V-8009 en Cedrillas; la A-1702 en Ejulve, y la A-1704 entre Royuela y Frías de Albarracín.

La nieve ha afectado al tránsito por las calles de Teruel. Foto: Diario de Teruel

Problemas en las calles de Teruel

En Teruel capital también ha sido necesario cortar por la mañana varias calles por la nieve, aunque el Ayuntamiento turolense ha informado a media mañana de que ya se han reabierto al tráfico las vías que permanecían cortadas a primera hora de la mañana por el temporal de nieve. También se ha podido restablecer el servicio de autobús urbano.

En concreto, se han cerrado al tráfico el tramo de la vía perimetral desde San Julián a la avenida de Sagunto, la cuesta de la Jardinera, el camino de Capuchinos, la cuesta de los Gitanos y la cuesta del Carrajete. A partir de las 10.30 horas ya se ha podido circular por todas ellas con normalidad.

Además, la nieve ha dejado intransitables dos vías secundarias en la provincia turolense, los kilómetros del 0 al 7 de la TE-V-9023, en Villafranca del Campo, y la TE-V-8002 a la altura de Escorihuela.

En Huesca, se exigen cadenas en la N-260 entre Montanuy y Seira; la N-330b a la altura de Aísa; la N-260a en Broto y la N-260 en Fiscal.

Además de en la A-139 en Llanos del Hospital; la A-2617 entre Cerler y el Ampriú; la A-2609 en Plan; la A-2611 en Espierba; la A-1604 entre Lanave y Boltaña; la A-1605 en Bonansa; la A-2606 en Baños de Panticosa; la A-1605 entre Graus y Serraduy; la A-136 entre Biescas y Formigal; la A-2613 en Arén, y la A-138 en Aínsa.

Pero además está cortada totalmente la HU-631 entre Escalona y Nerín por la presencia de un obstáculo fijo en la carretera debido a meteorología adversa, y el carril derecho en la N-260 en San Martín de Solana por el mismo motivo.

En este enlace pueden consultarse las vías afectadas por el temporal en todo el territorio aragonés, dentro de las que son competencia de la DGA.

Vehículo de la DPZ en una de las carreteras de la provincia de Zaragoza afectadas por la nevada. Foto: DPZ

Afecciones escolares

Por otro lado, un total de 1.927 escolares aragoneses se han visto este lunes afectados por la cancelación de las rutas escolares a consecuencia del temporal de nieve, la mayor parte en la provincia de Teruel, con 1.685 alumnos que no han podido asistir a clase, mientras que en la de Zaragoza han sido 182 y 60 en la de Huesca.

En Teruel, el 65 % de los estudiantes que utilizan este servicio se han visto afectados, ya que han sido 84 las rutas suspendidas, algunas de ellas las que transportan más alumnado, como las que hacen el trayecto Ejulve-Alcorisa; Cañizar del Olivar-Andorra; o Albalate del Arzobispo-Andorra, han informado a Efe fuentes del Gobierno de Aragón.

También se han visto perjudicadas las rutas que van a Teruel desde Cella, Celadas, Escorihuela, Perales de Alfambra, Mas de la Cabrera, Bezas, Albarracín, Torremocha de Jiloca, Sarrión, Allepuz, Sarrión y Villaespesa.

Además se han visto afectados los traslados a Utrillas desde Muniesa, Torre las Arcas, Aliaga, Villanueva del Rebollar, Montalbán y Escucha.

En la provincia de Zaragoza se han visto afectadas las rutas que van de Alconchel y Torrehermosa a Ariza; la que va desde Añón al CEIP Moncayo de Tarazona y que pasa por Litago, Alcalá y Trasmoz, así como la que discurre entre Tosos y Alfamén y el colegio de educación especial Rincón de Goya y la ruta de Acered al Augusta Bilbilis de Calatayud.

Asimismo, se ha suspendido el traslado desde Paniza, Villar de los Navarros, Herrera de los Navarros, Aquilón, Aguarón, Cosuenda y Encinacorba al instituto de Cariñena, la de Santa Cruz de Grío al colegio Nertóbriga de La Almunia y tres que van al instituto de Daroca.

En Huesca no han podido recibir servicio los escolares del CEIP Cervín de Campo; los de Montanuy; los de Lascuarre y Panillo que van al IES y al colegio de Graus, ni los de la Puebla de Roda al CRA Baja Ribagorza ni los que hacen las rutas de Aineto, Lasieso, Sabiñánigo y Broto. Tampoco los transportados a Fiscal ni los de Paules de Sarsa.

En la imagen del satélite se observa la densa masa nubosa sobre Aragón que ocasiona las nevadas

Alerta por nevadas y aludes

Al margen de la situación viaria, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene activada la alerta por nevadas en la mayor parte del territorio aragonés, de nivel naranja en el caso del Pirineo, donde también hay riesgo de aludes.

Según informa la Aemet en su página web, en el Pirineo hay riesgo de aludes y este lunes 5 de febrero se esperan nevadas con acumulaciones de hasta 25 centímetros en 24 horas y de hasta 6 centímetros en el centro de la provincia de Huesca, en cotas a partir de 600-800 metros.

En Zaragoza hay alerta naranja en las Cinco Villas, donde se pueden acumular hasta 6 centímetros de espesor a partir de 400-600 metros, y amarilla en la Ibérica, donde las nevadas pueden dejar mantos de 10 centímetros a partir de 400-600 metros.

En Teruel se mantiene la alerta amarilla por nevadas en Albarracín y Jiloca, Gúdar y Maestrazgo, por nevadas de hasta 10 centímetros de espesor, en cotas de 400-600 metros, y de 4 centímetros en el Bajo Aragón, en altitudes a partir de 600-800 metros.

El aviso por nevadas, con nivel amarillo, continuará el martes en esas zonas y se activará en la Ribera del Ebro, donde podrían registrarse acumulaciones de 4 centímetros en cotas de 200-400 metros.

También el miércoles la Aemet ha activado el aviso amarillo por temperaturas mínimas, de entre -4 y -6 grados, en el Pirineo, el centro de Huesca, Albarracín y Jiloca, Gúdar y Maestrazgo, Bajo Aragón y las Cinco Villas.

El temporal complica el tráfico en Aragón, con caos en Monrepós y alerta naranja para el lunes

El temporal de frío, nieve y lluvia está afectando con crudez a la práctica totalidad de Aragón. La red viaria aragonesa presenta 45 tramos afectados por la nieve, en 26 de los cuales se necesitan cadenas para circular, de los que 14 se localizan en la provincia de Huesca, once en la de Teruel, donde hay dos carreteras cortadas, y una en la de Zaragoza. Y para este lunes,  la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia en Aragón cielo nuboso o cubierto con precipitaciones generalizadas, de nieve en cotas que oscilarán entre los 500 y 700 metros.

Las dificultades generadas por la nieve en las carreteras este domingo han tenido su máxima expresión en el puerto oscense de Monrepós (vídeo superior), donde en la tarde-noche se han producido importantes retenciones debido a las salidas de vía, colisiones y atascos de decenas de vehículos atrapados en la calzada helada.

El caos circulatorio protagonizado por la habitual afluencia de zaragozanos en retorno a sus casas desde el Pirineo impedía circular a las máquinas quitanieves, con lo que la situación se ha ido complicando cada vez más, con retenciones de más de una hora en medio de la nevada.

La situación ha determinado a los responsables de tráfico a impedir la circulación de coches, muchos de los cuales se han visto obligados a dar la vuelta por la imposibilidad de circular, incluso con cadenas o neumáticos de nieve.

Tramos con cadenas o cortados

Por otro lado, desde este domingo 4 de febrero por la tarde, en la provincia de Huesca se necesitan cadenas entre Espierba y Bielsa y desde este municipio a la frontera, en el Pueyo de Jaca, en Bonansa, de Panticosa a Baños de Panticosa, de Salinas a Plan, de Cerler a Ampriú, desde Castejón de Sos hasta Llanos del Hospital y hasta Montanuy, entre Arguis y Caldearenas, de Lanave a Boltaña, entre Fiscal y Sabiñánigo y desde Formigal a la frontera, en el Puerto del Portalet.

Asimismo se recomienda precaución en Panticosa y en Caldearenas por niebla, según informa la Dirección General de Tráfico en su página web.

En Teruel están cortadas las carreteras de Escorihuela y de Villafranca del Campo.

Además, se necesitan cadenas desde Ababuj a Aguilar de Alfambra, de Teruel a la Iglesuela del Cid, en Ejulve, entre Alcalá de la Selva y Linares de Mora, entre Royuela y Frías de Albarracín, de Torres de Albarracín a Orihuela del Tremedal, en Formiche Alto, de Perales de Alfambra a Portalrubio, en Cedrillas y de la Iglesuela a Cantavieja.

Se recomienda precaución y está prohibido el tránsito de camiones y vehículos articulados en Cedrillas, de Burbáguena a Fonfría, en Masegoso, de Monreal del Campo a Perales de Alfambra y de Ferreruela a Cucalón.

En Teruel se advierte además de pavimento deslizante en Noguera, Nogueruelas y Ejulve y hay niebla de Gargallo a Monyoro

En Zaragoza continúa siendo necesario el uso de cadenas en Santa Cruz de Moncayo y se advierte de visibilidad reducida en la A-23 por niebla a la altura de Badules y Lechón.

Previsiones y alerta

Durante este domingo en ha llovido a novado en todo el territorio aragonés y para este lunes la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado la alerta naranja por nevadas en parte del país, donde bajarán las temperaturas.

En concreto, en el Pirineo se podrían acumular hasta 25 centímetros de nieve en 24 horas, y en el Centro de Huesca y en las Cinco Villas zaragozanas hasta 6 centímetros. Estas acumulaciones se esperan a partir de 600-800 metros.

Además, la Ibérica zaragozana, Albarracín y Jiloca, Gúdar y Maestrazgo y el Bajo Aragón de Teruel estarán en aviso amarillo por nevadas, y el Pirineo oscense en riesgo amarillo por aludes.

El viento soplará variable flojo tendiendo y aumentando al final a noroeste moderado en el valle del Ebro.

Por capitales de provincia las temperaturas oscilarán entre los 0 grados de mínima y 6 de máxima de Huesca, los -3 y 5 grados de máxima Teruel y los 2 y 7 de Zaragoza.

Accidente mortal en Paniza

La nieve y la niebla pueden haber sido la causa del grave accidente ocurrido en Paniza, en el que han fallecido una mujer y su bebé.  Las ocupantes de un turismo han muerto en una colisión por alcance contra un camión en la A-23, en el término municipal zaragozano de Paniza, según han informado fuentes de la Guardia Civil y de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ).

Sobre las 15.00 horas de este domingo, 4 de febrero, en el kilómetro 228 de la citada carretera, dos tráilers han colisionado por alcance, por lo que se ha tenido que cortar la vía y desviar la circulación por la salida 216 de Villadoz sentido Mainar, en la N-330.

Los conductores de estos vehículos han resultado ilesos pero, a consecuencia de la retención, se ha producido una colisión múltiple, en el kilómetro 226, en el término municipal de Paniza, en la que se han visto involucrados al menos cinco vehículos que circulaban sentido Zaragoza.

Dos ocupantes de un automóvil, una madre y su hija, que ha chocado contra un camión han fallecido y siete personas han tenido que ser trasladadas en ambulancia. Algunas de las víctimas han tenido que ser desatrapadas por los bomberos de la Diputación de Zaragoza, han acudido de los parques de Cariñena, de Calatayud y de Daroca. También han intervenido efectivos de la Guardia Civil y varias ambulancias del 061.

La nieve corta el Portalet y la carretera de acceso al valle de Ordesa

Las precipitaciones de nieve han obligado a interrumpir la circulación en el paso fronterizo de El Portalet y en el Parque Nacional de Ordesa, en el término municipal de Torla, y hacen obligatorio el uso de cadenas en otros nueve tramos de carreteras de la provincia de Huesca.

Las cadenas son necesarias en la carretera A-136 desde Formigal a la frontera francesa; en la A-2606 entre el Pueyo de Jaca y Baños de Panticosa; en la A-1604 de Lanave a Boltaña; en la A-139 desde Benasque a Llanos del Hospital y en la A-1205 entre Jaca y Anzánigo.

También se necesitan cadenas en la A-138 en el túnel de Bielsa hasta la frontera francesa; en la A-176 de Hecho a Ansó y en la A-1602 en Ansó, así como en la A-1603 entre Santa Cruz de la Serós y Bernués.

En todos estos tramos es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno y está prohibida la circulación para camiones, vehículos articulados y autobuses, según informa la Dirección General de Tráfico en su página web.

Todas las carreteras del Pirineo oscense requieren cadenas y algunas están cortadas

La totalidad de las carreteras del Pirineo aragonés, tanto las de titularidad estatal como territorial, se están viendo afectadas por las nevadas que están cayendo como consecuencia de la borrasca Bruno. Más de una treintena de vías requieren el uso de cadenas en todos los valles pirenaicos y algunas han sido cortadas por la cumulación de nieve, como la acceso al puerto del Portalet.

En los otros dos pasos fronterizos, Somport y Bielsa, está prohibido el tránsito a camiones, vehículos articulados y autobuses

En diferentes puntos de la red viaria, según informa la Dirección General de Tráfico en su página web, es necesario el uso de cadenas o neumáticos de invierno y en muchos casos está restringida o prohibida la circulación de camiones, articulados y autobuses.

Respecto a las carreteras de la red aragonesa, más de una veintena requieren el uso de cadenas y varias de ellas están cortadas al tráfico, como la de acceso al Balneario de Panticosa desde Escarrilla.

Nevada en Sallent de Gállego, valle de Tena

Grandes acumulaciones de nieve

La nieve comenzó a caer en el norte de Aragón en la madrugada del miércoles y durante todo el 27 de diciembre ha estado nevando en los valles pirenaicos, en algunos de ellos a partir de los 500 metros de altitud. En numerosas localidades montañesas se han acumulado más de 30 centímetros de nieve y en las estaciones de esquí las nevadas han sido todavía más copiosas.

Además y durante las 24 horas de este jueves la Agencia Estatal de Meteorología mantiene activada la alerta amarilla por nevadas de hasta diez centímetros que se registrarán en cotas situadas entre los 800 y 1.000 metros.

La cota irá subiendo a lo largo del día hasta situarse al final de la jornada en los 1.200 metros.