costes

El Ayuntamiento solo pagará un millón mensual a FCC Parques y Jardines y descontará sobrecostes

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, ha anunciado el Ayuntamiento va a pagar a la empresa FCC por la gestión del Servicio de Parques y Jardines un millón de euros mensuales desde enero de 2018, fecha en la que vence la vigencia de la contrata y se giran facturas, y descontar lo abonado en caso de que se haya pagado de más, que se compensará en mensualidades pendientes.

La decisión va a ser aprobada por el Gobierno de Zaragoza en Común (ZeC) y es la propuesta que trasladará Cubero tras comprobar que las facturas giradas por FCC desde enero de 2018 aumentan mensualmente hasta que en agosto se decide pagar las últimas y exigir a la empresa los justificantes.

Cubero ha explicado que el aumento mensual llega a los 300.000 euros y se justifica por la empresa con el concepto “mano de obra y salarios”, pero ha cuestionado que haya sido el motivo real porque esa cuantía equivaldría a cien trabajadores más de un contrata con algo más de 240 trabajadores (en la imagen superior, reciente protesta de la plantilla de FCC en la plaza del Pilar por la congelación salarial).

Normalización de facturas tras el escándalo del chuletón

En rueda de prensa, ha relatado que FCC ha comenzado a enviar facturas “con normalidad”, desde que en agosto se pagaran las últimas y se diera a conocer este incremento mensual que gira la empresa.

Además, el concejal considera que ha sido determinante quea el pasado 19 de marzo se informara de que FCC había pasado al cobro una factura de 83 euros correspondiente a una comida a base de chuletón de ternera en un restaurante madrileño.

“Desde entonces ha vuelto a la normalidad y las facturas siguientes de diciembre de 2018 y enero de 2019, que se reciben después del 19 de marzo, ya son de un millón de euros y no de 1.300.000 euros. Nos estaban robando a manos llenas y por la factura del chuletón de 83 euros se ha corregido la actitud de FCC”, ha  relatado con sorna el concejal.

Por ello, desde septiembre no se ha pagado a la empresa y se regulará para abonar un millón mensual, ha reiterado. Cubero ha destacado que tras publicitar el caso de la factura del chuletón el Ayuntamiento de Zaragoza se ha ahorrado 600.000 euros.

Pluses exorbitados

“Las facturas están en el ámbito de la normalidad del coste del servicio del que el 90 por ciento es lineal y obedece a mano de obra y reparación de vehículos y no había justificación para que se elevara por encima de los 300.000 euros”, ha explicado el concejal de Servicios Públicos.

Asimismo, ha criticado que FCC incluía pluses de 10.000 euros al año a determinados trabajadores. “Nos parece indecente para una plantilla que tiene el sueldo congelado que se paguen esos pluses y que además intenten cobrarlos al Ayuntamiento”, ha criticado el edil de ZeC.

Otro caso que ha expuesto el consejero municipal es que las reparaciones de vehículos “se habían multiplicado por 17 y está injustificado. No es normal un aumento de gasto semejante. Hemos pedido justificación y la empresa no da ninguna explicación”.

Alberto Cubero ha asegurado que aunque estén pagadas las facturas pagado se pueden revisar para descontar “todo lo que supere el millón de euros” y ha calculado que el Consistorio zaragozano se podría ahorrar en torno a 1,5 millones de euros.

FCC pasa al Ayuntamiento la factura de una comida de chuletón como gasto de Parques y Jardines

El concejal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha denunciado este martes 19 de marzo que la empresa FCC está hinchando el coste del servicio de Parques y Jardines que tiene adjudicado, mediante facturas ajenas a la realización de los trabajos en zonas verdes. Como ejemplo, Cubero ha aportado una factura de una comida de tres comensales en un restaurante de Madrid por importe de 87,70 euros. Los servicios municipales están analizando toda la documentación aportada por FCC para tratar de justificar un incremento del 30% en el coste de los trabajos en zonas verdes.

La polémica factura mostrada por el citado edil a la prensa corresponde al restaurante Bamberg de la capital estatal, está fechada el 26 de septiembre de 2018 y el menú consistió en anchoas de Santoña y chuletón de ternera.

Cubero ha insistido en que FCC “son unos sinvergüenzas” por intentar que el Ayuntamiento asuma el pago de “facturas que nada tienen que ver con la realización de los servicios de mantenimiento de las zonas verdes de la ciudad. Los impuestos que pagan los zaragozanos no están para abonar anchoas y chuletón”.

Pagos paralizados

El gobierno municipal paralizó el pasado verano el pago de las obligaciones trasladadas por FCC por mantenimiento de zonas verdes, al sospechar que las facturas estaban hinchadas y exigió a la empresa una detallada información sobre gastos y mantenimiento. La empresa ha enviado este mes de marzo al Consistorio la documentación relativa a los meses de septiembre a diciembre de 2018, ha informado Cubero.

El concejal ha subrayado que la aparición entre esos informes de la factura del restaurante madrileño “y otras que estamos examinando en el área de servicios públicos, demuestran que FCC está hinchando de forma injustificada las certificaciones”.

La empresa sigue asumiendo el servicio de Parques y Jardines por el que cobra mediante reconocimiento de obligaciones desde hace más de un año en que venció la contrata, a la espera del nuevo pliego de condiciones, que la propia FCC ha recurrido cuatro veces al Tribunal de Contratos, por lo que Cubero le acusa de estar paralizando la nueva contrata porque incluye cláusulas sociales para la plantilla.

Imagen de la factura de la comida de chuletón

Un 30% de incremento

El concejal de Servicios Públicos y miembros de su gabinete han precisado que la facturación habitual de FCC por el servicio de Parques y Jardines suele ser de un millón de euros mensuales. Pero a partir de marzo de 2018 el coste se ha ido elevando hasta llegar por encima de los 1,3 millones al mes.

A este respecto han explicado que el 90% del monto del servicio corresponde a pago de nóminas y a mantenimiento de maquinaria. “Con la misma plantilla y la misma maquinaria, es muy extraño que en el 10% restante se produzca un incremento de costes por encima del 30%”, señalan los técnicos de Servicios Públicos.

El concejal y sus colaboradores han insistido en que se han detectado otras facturas sospechosas respecto a mantenimiento de la maquinaria, pero también algunas “relativas a cuestiones que en principio no parece que tengan nada que ver con el cuidado de zonas verdes”, ha indicado Cubero.

Pagar lo que corresponda

El concejal de ZeC ha apuntado que “si FCC es capaz de presentar estas facturas a un gobierno municipal que se ha mostrado especialmente escrupuloso con el control de las contratas, no quiero pensar lo que han estado haciendo en todos los años que llevan asumiendo servicios públicos con gobiernos locales que apenas las han controlado”.

Pese a la aparición de estas aparentes irregularidades, Cubero ha dicho que el Ayuntamiento abonará a FCC “lo que corresponda a trabajos de mantenimiento de Parques y Jardines. No se ha pagado nada todavía desde agosto porque no habían pasado la justificación de gastos. Ahora la estamos examinando y sólo pagaremos lo que corresponda al servicio”.

A esto ha añadido que se exigirá a la empresa que solucione su conflictividad laboral, “porque los trabajadores tienen razón”, ha asegurado Cubero. Precisamente estos días los trabajadores llevan a cabo movilizaciones para reclamar la aplicación del convenio de empresa. Hoy mismo han protagonizado una concentración a las puertas del Ayuntamiento (foto superior de Daniel Marcos).

También ha añadido Cubero que a tenor de lo que está ocurriendo con las empresas que detentan importantes contratas municipales, “está claro que debemos apostar por la gestión pública de estos servicios, aunque sólo sea por decencia”.

Los pisos ecoeficientes y de alquiler social de Plan de Vivienda costarán entre 105.000 y 115.000 euros

Los técnicos municipales calculan que las nuevas viviendas ecoeficientes y destinadas al alquiler social previstas en el Plan de Vivienda 2018-2023, que prevé 72 millones de inversión, costarán al Ayuntamiento de Zaragoza entre 105.000 y 115.000 euros (con trastero y garaje), muy lejos de los 200.000 euros augurados por el PSOE, que se ha mostrado en contra de esta iniciativa por considerarla excesivamente gravosa para las arcas municipales. El Banco Europeo de Inversiones (BEI) concede un crédito de unos 40 millones para financiar el Plan y ofrece dos opciones de crédito a 25 años. En caso de optar por un tipo fijo, éste sería del 2,255%. Si se elige el variable, sería de Euríbor a seis meses más el 0,96%.

Los datos han sido facilitados este lunes 10 de diciembre por el concejal de Vivienda, Pablo Híjar, quien ha vuelto a defender la “oportunidad histórica” que supone el desarrollo de este Plan, respaldado por más de 30 entidades ciudadanas zaragozanas, y que beneficiaría directamente a 1.150 familias zaragozanas arrendatarias de las 308 nueves viviendas previstas y de las 842 viviendas del parque municipal que se prevén rehabilitar con una inversión de 30.000 euros por piso.

Pero para salir adelante debe contar con la aprobación del Pleno municipal al crédito del BEI, algo que prevé confirmar el gobierno municipal de ZeC en la sesión plenaria del próximo mes de enero de 2019, retrasando dicha aprobación un mes respecto a los plazos inicialmente previstos.

Negociaciones

El concejal de Vivienda ha insistido en que “es muy difícil exponer argumentos en contra del ambicioso proyecto”. Sin embargo, el pasado viernes el grupo socialista municipal se opuso y ahora ZeC pretende recabar los suficientes apoyos municipales mediante el inicio de negociaciones protagonizadas por el propio alcalde con los diferentes portavoces municipales a partir de la próxima semana.

Por otro lado, las gestiones del gobierno municipal prevén que el Plan de Vivienda y el crédito del BEI que le acompaña sean debatidos en la comisión de Economía de este mes de diciembre, “para que los ciudadanos vayan conociendo la postura de los grupos”, ha matizado Híjar, aunque los pronunciamientos sobre el mismo se aplazan a la comisión y al Pleno de enero.

Híjar ha rechazado, como aseguraron los socialistas, que el Plan vaya a suponer una hipoteca para las inversiones de vivienda municipales, porque “Zaragoza Vivienda cuenta con una solidez financiera envidiable y el Ayuntamiento también dispone de capacidad suficiente”.

Respecto al coste de los pisos nuevos y de las rehabilitaciones, el concejal ha subrayado “el interés social de la actuación”, además de remarcar que el coste de las obras puede ser algo más elevado que el de una vivienda convencional “pero hay que tener en cuenta que se ahorra un 80% de coste energético en el funcionamiento posterior de estas viviendas ecoeficientes”, algo que reclama la legislación europea y aragonesa, “por lo que resulta impropio oponerse al Plan”.

Vías de financiación

A esto ha añadido que, además de con el crédito del BEI, el Plan de Vivienda contará con subvención europea a fondo perdido para redacción del proyecto (más de cinco millones) por parte del programa ‘Elena’ de acciones contra el cambio climático, así como con una importante partida proveniente del Plan Estatal de Vivienda, lograda a través del Gobierno de Aragón, con quien ya existe un principio de compromiso.

Respecto a las condiciones del crédito del BEI, Híjar precisado que se trataría de un préstamo personal a la sociedad Zaragoza Vivienda, que no exigiría ni garantía hipotecaria ni avales de terceros, “lo que significa que no se pone en peligro el patrimonio de la sociedad ni de las arcas municipales”.

El concejal de ZeC ha insistido en que su pretensión es lograr el consenso con todos los grupos municipales y ha aleccionado al PSOE a rectificar su postura dirigiéndose a la candidata socialista a la alcaldía en las elecciones de 2019, la actual consejera de la DGA Pilar Alegría, a quien ha dicho que “si su carta de presentación es oponerse a este Plan como muestra de políticas progresistas y de coincidencia con la izquierda, los socialistas deben reflexionar al respecto”.

El PSOE rechaza el Plan de Vivienda por ser “excesivamente caro”

El PSOE rechazará el Plan de Vivienda 2018-2023 que llevará el Gobierno municipal al consejo de administración de Zaragoza Vivienda el próximo lunes 10 de diciembre por considerarlo “excesivamente caro” y tener dudas respecto a su “rentabilidad económica y social”. En contra de la postura socialista, esta misma semana 33 entidades ciudadanas han suscrito un manifiesto en defensa del plan por considerarlo una “oportunidad histórica”  para transformar en sostenible el parque de vivienda pública de Zaragoza.

La consejera socialista de Zaragoza Vivienda, Lola Campos, ha criticado en rueda de prensa que las exigencias medioambientales impuestas por el Banco Europeo de Inversiones (BEI), que prestará el 50 % los 71 millones necesarios para este proyecto, suponen un “precio muy alto” ya que cada uno de los 228 pisos sociales proyectados costará cerca de 200.000 euros, según calculan desde el PSOE.

Además, Campos ha recalcado que el BEI “no subvenciona, sino que presta el dinero”, por lo que habrá que devolverlo “euro a euro” en un tipo de interés que, según la socialista, no se ha concretado desde Zaragoza en Común (ZeC).

Dinero público

La concejala también ha denunciado la “hipoteca” que supondrá este plan para próximos mandatos ya que la otra mitad de la financiación saldrá de los fondos propios de Zaragoza Vivienda, a razón de 4,5 millones de euros por ejercicio hasta 2023, lo que representa el 80 % de la inversión de la sociedad municipal.

“ZeC ha perdido por completo la noción del valor del dinero público”, ha aseverado Campos, quien también ha cuestionado la fecha en la que se hace público este proyecto, “a apenas unos meses de la campaña electoral”, en un intento de “maquillar su nula gestión”.

Esta propuesta, que “estrangula al Ayuntamiento” a juicio de Campos, proyecta la construcción de 228 viviendas y la rehabilitación de otras 842 del parque municipal.

Escasa demanda

La concejala del PSOE también ha reprochado que con estas nuevas viviendas solo se daría respuesta al diez por ciento de la demanda de vivienda pública actual, que asciende a las 2.000 personas.

Campos ha censurado la política del Gobierno municipal por ser “especialmente asistencial” y ha propuesto “sacar a la gente del paraguas social” porque este tipo de políticas, según la socialista, dejan sin cubrir “una franja de ciudadanos” que “no están metidos de lleno en la vulnerabilidad”.

“Es un plan bien intencionado”, ha reconocido la concejala, pero “desproporcionado en cuanto a la rentabilidad”.

Híjar replica

Por su parte, el concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Híjar, ha lamentado los argumentos “falaces” que a su juicio ha utilizado el grupo socialista para anunciar que va a rechazar el Plan de Vivienda 2018-2023, que el equipo de Gobierno llevará al consejo de administración de Zaragoza Vivienda el próximo lunes.

Fuentes municipales muestran en una nota su sorpresa por el anuncio del PSOE, relativo a su voto contrario al plan, y en concreto contra la captación del crédito del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Sorpresa porque lo han hecho antes del Consejo de Administración de Zaragoza Vivienda que en exclusiva se dedicará a informar y debatir sobre esta “oportunidad historia”, según ZeC, y también mucho antes de la Comisión de Economía del día 14 que deberá elevar a pleno la aprobación definitiva de la operación financiera.

Argumentos forzados

Según Híjar, el plan, que han apoyado esta misma semana 33 entidades en un manifiesto, supondrá la inversión de 72 millones de euros, la construcción de 308 viviendas y la rehabilitación de otras 842.

Además, tanto promoción como rehabilitación serán ecoeficientes, ahorrando emisiones y combatiendo la pobreza energética.

Híjar exige al PSOE que está a la altura y que a la hora de abordar “un asunto de tanta importancia” como este, “como mínimo parta de hechos ciertos” porque “da la impresión que primero han decidido el voto para bloquear uno de los grandes proyectos de la ciudad y después han construido los argumentos a martillazos”.

Los informes municipales dicen que el rescate de Parques y Jardines ahorraría 2 millones al Consistorio

La municipalización del servicio de Parques y Jardines que defiende el gobierno de ZeC ahorraría dos millones de euros a las arcas municipales. Los informes de los servicios municipales sitúan el coste del servicio externalizado en 13.898.812 de euros, mientras que municipalizado ascendería a 11.954.708 euros, puesto que en ese caso se suprimiría el beneficio empresarial y el pago del IVA.

Los datos los ha facilitado esta mañana de lunes 13 de noviembre el concejal de Servicios Pçublicos, Alberto Cubero, quien ha precisado que todos los informes sobre el proceso de municipalización de Parques y Jardines están ya concluidos y en poder del interventor del Ayuntamiento para que emita un dictamen definitivo.

Los referidos informes se concretan después de que hace un año se iniciara el análisis de la posible municipalización del servicio, una tardanza que el concejal ha justificado por la complejidad y las dimensiones del servicio.

Las previsiones de Cubero apuntan a que si el pronunciamiento de Intervención lo permite, el expediente de rescate se lleve a la comisión de Servicios Públicos prevista para el día 20 de noviembre, y en caso de que no diera tiempo, se convocaría en los siguientes días una comisión extraordinaria y específica para el tema.

Negociación y prórroga de la contrata

Entre tanto, ZeC prevé negociar con todos los grupos políticos para tratar de que respalden la municipalización, pero especialmente con CHA y PSOE. Con los aragonesistas confían en llegar a un acuerdo. Con los socialistas lo ven más complicado.

“El actor fundamental en esta negociación es el PSOE, que debe reflexionar sobre su postura respecto a las municipalizaciones de servicios. Debería leerse su propio programa al respecto”, ha indicado Cubero, quien ha invitado a los socialistas “a situarse con los grupos de la izquierda porque está descolocado”.

Tanto si prospera la negociación y se aprueba el rescate del servicio como si se rechaza y se convoca un nuevo concurso para adjudicarlo a una empresa privada, es seguro que se prorrogará de momento el convenio con FCC, puesto que en cuaqluier caso se necesitarán varios meses antes de aplicar una u otra fórmula, ha confirmado Cubero.

El concejal ha señalado que en el proyecto de presupuestos municipales ZeC ha incluido una partida de 14 millones para Parques y Jardines, “teniendo en cuenta el coste del servicio externalizado. Si conseguimos municipalizarlo, esos dos millones sobrantes los invertiremos en mejora del servicio”, ha asegurado.

Coste actual

El coste actual de la contrata con FCC es de algo más de once millones anuales, lejos de esos 14 millones en que ahora se calcula el coste del servicio privatizado. Pero Cubero ha matizado que esa cuantía es producto “de una baja temeraria que hizo FCC, en un concurso que ya se valoró el servicio por debajo de sus costes. Todo ello se ha traducido en recortes salariales del 20% y en dejación de funciones por parte de FCC”.

Respecto a las condiciones con que los actuales 250 trabajadores de Parques y Jardines entrarían a la plantilla municipal si se logra el rescate que ansía ZeC, el concejal ha dicho que inicialmente se incorporarían en las mismas condiciones laborales y salariales que mantienen ahora en la empresa, para a continuación negociar con los sindicatos presentes en el Ayuntamiento su situación definitiva.

Cubero ha asegurado que el pliego de condiciones para un nuevo concurso (la actual contrata vence el 31 de diciembre) si no se aprueba el rescate “está prácticamente concluido” en previsión de esa eventualidad. A esto ha agregado que el concurso se convocará de inmediato si los grupos municipales rechazan el rescate en la comisión de Servicios Públicos.

El concejal de ZeC ha evitado pronunciarse sobre las posibilidades de acordar el rescate, después de que PP, PSOE y C’s hayan echado abajo otros procesos similares, como el del 010. Ha subrayado en todo caso que los grupos cuentan con toda la información disponible y que le han solicitado tiempo para analizarla, para añadir a continuación que “pese a que otros procesos se han bloqueado, no vamos a dejar de insistir en las municipalizaciones de los servicios, está en nuestro programa y creemos en ello”, ha sentenciado Cubero.

 

 

La DGA inicia el cobro del ICA pese a la oposición del Ayuntamiento

Los vecinos de Zaragoza comenzarán a recibir a partir de este martes 17 de octubre los recibos del Impuesto sobre Contaminación de las Aguas (ICA) con toda la información relativa al pago, han informado fuentes del Gobierno de Aragón.

Las fuentes añaden que la negativa del Ayuntamiento de Zaragoza a ceder el padrón al ejecutivo es lo que ha provocado un retraso en el proceso legal que hace que los recibos que ahora se emiten correspondan todavía a 2016.

El gobierno municipal zaragozano y organizaciones defensoras de la gestión pública del agua se han mostrado en todo momento en contra del cobro de este impuesto a la ciudadanía zaragozana, porque su finalidad última es la financiación de depuradoras de aguas residuales.

Zaragoza dispone desde hace tiempo de instalaciones de este tipo, sufragadas casi en su totalidad a través de los recibos de agua que pagan sus habitantes por lo que el ICA supondría un pago doble de las depuradoras, un gravamen, a su entender, injusto.

El problema de fondo radica en que el Gobierno de Aragón debe hacer frente al fracaso del Plan de Saneamiento emprendido en las legislaturas de gobiernos PSOE-PAR y PP-PAR inmediatamente anteriores a la actual, lo que le ha acarreado grandes gastos en proyectos y obras de depuradoras sin concluir.

El agujero económico del plan pretende paliarse ahora con la aplicación del ICA en Zaragoza, pese a que la capital aragonesa ya instaló sus depuradoras hace tiempo y corrió con sus costes.

Finalidad del impuesto

Según explica la DGA en su nota, “el ICA es un impuesto autonómico de finalidad ecológica, dirigido a empresas, servicios y particulares cuya recaudación va destinada a mantener las aguas de Aragón más limpias, por lo que sirve para financiar las actuaciones de prevención de la contaminación, abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas residuales en territorio aragonés”.

Desde el Gobierno recuerdan que el ICA “no es un impuesto nuevo” y que anteriormente se denominaba “Canon de Saneamiento”.

El resto de aragoneses, según la DGA, lo pagan desde el año 2002 y la ley de Medidas Fiscales y Administrativas de la Comunidad Autónoma de Aragón de 2016, dispuso su aplicación en el municipio de Zaragoza desde el 1 de enero de 2016.

Las Cortes de Aragón acordaron que el recibo del ICA contara con una bonificación del 70 por ciento en Zaragoza para 2016 y del 60 % en adelante, en compensación por las inversiones propias realizadas por la ciudad.

De esta manera, concretan desde el Ejecutivo, la capital se equipara con el resto de los municipios aragoneses en los que el impuesto viene siendo de aplicación desde hace 15 años.

Zonas

Para la facturación, se utilizan las tres zonas de lectura de contadores y facturación establecidas por el Ayuntamiento de Zaragoza (Margen Izquierda, La Almozara y Casco Histórico; Las Fuentes, San José, Torrero, Venecia, La Paz y Puerto Venecia; y Centro, Delicias, Parque Roma, Monsalud, La Bombarda, Oliver, Miralbueno, Valdefierro, La Bozada, Ciudad Jardín, Universidad, Romareda, Casablanca, Montecanal, Valdespartera y Arcosur).

La primera zona que se va a facturar es la zona 2, porque es la primera de la que se tiene consumos producidos en 2016. La siguiente será la 3 y finalmente la 1.

En total, se emitirán 358.225 recibos en todas las zonas.

La tarifa se basa en un doble componente, una tarifa fija y una tarifa variable.

Cuantías de los recibos

Los usos domésticos cuentan con una tarifa fija en euros al mes y una tarifa variable en euros por metro cúbico de agua abastecida, mientras que los usos industriales tienen una tarifa fija en euros al mes y una tarifa variable individualizada para cada empresa calculada en función de la contaminación vertida.

Según las estimaciones realizadas por el Gobierno de Aragón y aplicada la bonificación del 70 % de 2016, para un consumo de cero metros cúbicos al año se prevé un pago de 18,34 euros al año; de 27,55 euros para un consumo de 50 metros cúbicos; de 36,76 euros para un consumo de cien metros cúbicos, y de 47,95 euros para un consumo de 150 metros cúbicos.

El documento de pago que recibirán los contribuyentes informa de las diferentes formas de pago, así como de la fecha límite para hacerlo efectivo.