crecida

Desactivada la alerta por la crecida del río Ebro

El Ayuntamiento de Zaragoza ha desactivado la fase de alerta del Plan Municipal de Protección Civil por la crecida del Ebro, cuya punta ha pasado esta madrugada por la capital aragonesa, sin apenas incidencias, con un caudal de 1.457,84 metros y una altura de 4,21 metros.

Los servicios municipales seguirán no obstante atentos a la evolución de la situación en las riberas del río, cuyo nivel va bajando ya “con relativa rapidez”, informan fuentes del Ayuntamiento.

La punta de la crecida ha pasado por la capital aragonesa a las 4.00 horas y se encuentra ya en descenso. A las 10.00 horas tenía un caudal de 1.427,60 metros cúbicos por segundo y su altura había descendido a los 4,15 metros, según el Sistema Automático de Información Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

Activada la alerta por riesgo de inundaciones debido a la crecida ordinaria del río Ebro

El Gobierno de Aragón ha desactivado este viernes 25 de enero el Plan Territorial de Protección Civil de Aragón (PLATEAR) en fase de alerta y ha activado el Plan Especial de Protección Civil por Riesgo de Inundaciones (PROCINUN) en fase de preemergencia –equivalente a alerta- ante la previsión de una crecida ordinaria del Ebro.

La activación del PROCINUN –cuya regulación está en proceso de modificación y pasará a denominarse PROINAR- se ha declarado de acuerdo con la información facilitada por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) sobre el actual episodio de riesgo de inundación, informan fuentes del Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

En la fase de preemergencia o alerta actual se comunica la situación a los ayuntamientos de las localidades de la Ribera del Ebro, incluida Zaragoza capital, pero en principio no se prevé que sea necesario adoptar más medidas pasando a otra fase ya que la previsión de la avenida tiene carácter ordinario (en la imagen superior, el Ebro este viernes en las inmediaciones de Calahorra).

Punta de la crecida, el domingo

Según la última actualización hecha pública por la CHE, en Castejón de Navarra esta mañana se esperaba una crecida ordinaria de entre 1600 y 1900 m³/s (6.40-6.90m) que se mantendría hasta el final del sábado.

La punta de esta avenida está previsto que llegue a Zaragoza a primera hora del domingo con un caudal aproximado de 1.526,6 metros cúbicos por segundo, mientras que en estos momentos se presenta un volumen de 622,6 y una altura de 2,42 metros.

El episodio de nevadas, frío y viento que hizo activar el PLATEAR el martes todavía afectaba este viernes a carreteras en Aragón, aunque ya no ha sido necesario suspender rutas de transporte escolar como en días pasados.

En la provincia de Huesca permanece cerrado a causa de la nieve el paso fronterizo del Portalet y otro tramo de la carretera A-136, de Biescas a Francia, por Sallent de Gállego, del kilómetro 24 al 27, así como toda la carretera SC-H02 de Sallent de Gállego a Formigal.

Vídeo de este viernes en que se comprueba el gran caudal del Ebro a su paso por Logroño:

Las lluvias provocan una crecida extraordinaria del Ebro

Las precipitaciones registradas entre el martes y la pasada madrugada han provocado incrementos destacados de caudal en los afluentes de la cuenca alta del Ebro que se han trasladado ya al eje en Miranda de Ebro (foto superior), donde hoy el cauce alcanzará niveles extraordinarios y en Logroño hasta el medio día de mañana. En los próximos días se espera que la crecida llegue a Aragón y Zaragoza. La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha realizado un aviso hidrológico por el incremento de caudales en la cabecera del Ebro (Híjar) y los afluentes de la margen izquierda de la zona burgalesa (Nela, Trueba, Jerea y Omecillo) y en menor medida los afluentes navarros. La intensificación de la precipitación entre el miércoles y la madrugada de este jueves ha provocado repuntes en el Ebro, Híjar e Izarilla y de forma destacada en el Nela en Villarcayo y Trueba en la estación de Medina de Pomar (en estos dos casos se ha alcanzado el umbral de aviso rojo) y también en los ríos Jerea y Omecillo. Actualmente, y al remitir desde primeras horas del día las precipitaciones, se están alcanzando los valores máximos de este episodio en estos cauces, informan fuentes del organismo de cuenca en una nota de prensa.  La Confederación Hidrográfica del Ebro, a través de su Comité Permanente de Avenidas, ha realizado hasta el momento (y sigue actualizando) avisos a los servicios de Protección Civil. Esta tarde el máximo de la avenida alcanzará Miranda de Ebro (Burgos) con caudales que se estiman de entre 800 y 900 m³/s (4,90 – 6,10 metros).  Se trata de predicciones con carácter dinámico ya que pueden variar en función de los datos observados y la evolución meteorológica, lo que hace necesario su actualización y un seguimiento de los caudales en tiempo real a través de la web www.saihebro.com, ya que no se puede descartar que se superen los escenarios previstos.  Este seguimiento se recomienda para el resto del eje del Ebro para los próximos días, donde se trasladará esta tendencia.  Los embalses de las zonas implicadas están participando en la gestión de este episodio reduciendo los caudales circulantes como es el caso del embalse del Ebro, que ha incrementado su volumen en más de 16 hm³, al reducir aguas abajo un caudal punta de hasta 400 m³/s.  Lo mismo ha ocurrido con los embalses del sistema del Zadorra, Ullíbarri-Urrúnaga (Álava), que han reducido el caudal máximo circulante aguas abajo (una punta de 250 m³/s), en beneficio, tanto de Vitoria, aguas abajo del embalse de Ullíbarri y de la propia Miranda de Ebro. Con esta modelización y con los datos observados por el Sistema de Ayuda a la Decisión (SAD) del SAIHEbro (Sistema Automático de Información Hidrológica) e Hidrología y Cauces, la Confederación ha seguido sus protocolos de vigilancia y seguimiento de forma coordinada y ha realizado los preceptivos avisos a Protección Civil.  Estos avisos siguen la línea de acción coordinada que recoge el Plan de Gestión de Riesgo

La crecida del río Gállego obliga a cerrar caminos

La crecida del río Gállego, debido al deshielo y a las tormentas registradas en los Pirineos en los últimos días, ha obligado a cortar varios caminos paralelos a su cauce a su paso por la capital aragonesa.

Según ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza, se están produciendo algunas afecciones en los caminos paralelos al río en la ciudad y en la zona próxima al puente en la avenida de Cataluña.

La Policía Local, los Bomberos y la Unidad Verde del consistorio se encuentran en la zona, cortando el acceso a los caminos que pudieran verse afectados y evitando que la crecida pueda sorprender a alguna persona que circule por allí.

Aunque las afecciones no son graves, sino puntuales, se han detectado más problemas en la margen izquierda del río que en la derecha. En todo caso, no ha sido necesario evacuar a nadie ni tomar otras medidas, únicamente cortar algunos caminos y sendas de las riberas.

El Gállego anega varias zonas de recreo de la ribera en Santa Isabel. Foto: Aragón TV

Los daños por la crecida del Ebro en equipamientos municipales ascienden a 100.000 euros

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, ha estimado en unos 100.000 euros los daños provocados en equipamientos municipales por la crecida extraordinaria del Ebro de abril de este año que en su punta máxima ha alcanzado 2.100 metros cúbicos por segundo y una altura de 5,35 metros, algo menos que en 2015 cuando se alcanzaron los 6,10 metros de altura y un caudal de 2.610 metros cúbicos por segundo.

Cubero, que ha mantenido este lunes una reunión con responsables de todos los servicios municipales, ha precisado que las principales afecciones se localizan en el Centro Deportivo Municipal de Monzalbarba; el Museo del Foro Romano y el galacho de Juslibol.

“Los daños producidos en instalaciones y equipamientos municipales son una cuarta parte de los ocasionados por la crecida de 2015″ ha comparado Cubero, al recordar que entonces alcanzaron los 400.000 euros que sumado a los daños en propiedades particulares rozaron los 800.000 euros.

Canalizar las ayudas

“El objetivo es poder coordinar y facilitar a los vecinos de los barrios rurales más afectados las ayudas habilitadas por el Gobierno de Aragón y el Gobierno de España para que no se sientan desamparados como en otras ocasiones a la hora de solicitar las ayudas”.

“Desde el Ayuntamiento queremos actuar de paraguas para canalizar esas ayudas de los Gobiernos de Aragón y de España que son los encargados de ponerlas en marcha”, ha remachado.

En declaraciones a los medios de comunicación, Cubero ha contado que hasta ahora han recibido valoraciones de los alcaldes de los barrios rurales y este miércoles llevarán a cabo una valoración y cuantificación de daños con el listado a reparar” que, en su mayoría son caminos y achiques de agua en campos. También ha apostillado que las afecciones a los particulares han sido menores que otras riadas.

De esta forma, este miércoles se coordinarán el Ayuntamiento y los barrios rurales para que “ningún vecino se vea desamparado y tenga la capacidad y facilidad de solicitar esas ayudas”, ha abundado.

La DGA cubrirá el 100% de los daños de la riada, cifrados en 25 millones

Los daños de la última crecida extraordinaria del Ebro en el ámbito agrario ascienden a 25 millones de euros. El episodio se ha saldado con 14.000 hectáreas de cultivo afectadas y la muerte de casi 900 animales. Ante esta situación, el Gobierno de Aragón se ha comprometido a completar las indemnizaciones de los seguros agrarios hasta el cien por cien.

Así lo ha indicado el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, este jueves en declaraciones a los medios de comunicación, después de mantener un encuentro con los representantes de organizaciones agrarias.

Los 25 millones de euros en pérdidas ha señalado que son relativos al ámbito agrario, en cultivos y en infraestructuras, tanto privadas de explotaciones agrícolas como en redes de riego. Ha mencionado que ha habido unas 19.000 hectáreas inundadas, 14.000 pertenecientes a cultivos.

“En cuanto a la ganadería, hemos gestionado, con absoluta colaboración ejemplar por parte de los ganaderos, el traslado de 50.000 animales correspondientes a 62 granjas”, ha explicado Olona. No obstante, en cinco de ellas no fue posible extraer los animales trasladarlos y fueron atendidos en las propias instalaciones.

El consejero Olona, tras la reunión mantenida con los agricultores. Foto: Europa Press

Animales muertos

“Toda esta gestión de este número tan elevado de los animales ha contado con una actuación por parte de los ganaderos ejemplar, por nuestra parte hemos hecho lo que teníamos que hacer, poner a disposición todos los medios”, ha relatado.

Ha precisado que hubo problemas sólo en una granja de Villafranca, en la que había 2.400 cerdos que quedaron atrapados y murieron 94 animales. Ha mencionado que este percance no es atribuible al ganadero, “que hizo todo lo que tenía que hacer y más”, sino al propietario de los animales, “una empresa con la que ya se han tomado las actuaciones pertinentes por parte de este Departamento”.

Ha sido el Departamento de Desarrollo Rural el que este miércoles se ha tenido que hacer cargo de la extracción y traslado de estos animales. “Ha sido un punto negro”, ha aseverado.

También han muerto 200 ovejas del pastor Manuel Lázaro, quien también falleció en el municipio de Codos, el día 12, cuando fue arrastrado por el río Grío al intentar salvar su rebaño. Por otra parte, murieron 600 lechones en una granja a consecuencia de la crecida del río Arba.

“Los datos más abultados de muertes de ganado no han sido en realidad en la riada del Ebro, sino que han sido en la riada del Arba y del Grío”, ha puntualizado.

Complemento a los seguros

El consejero de Desarrollo Rural ha asegurado que el compromiso del Ejecutivo autonómico es complementar “al cien por cien” las indemnizaciones del seguro agrario. Es decir, “cualquier déficit o cualquier limitación que el seguro agrario no cubra en cuanto a daños en cultivos y en ganados los vamos a cubrir desde el Gobierno”.

Además, ha remarcado que habrá ayudas para la reparación de infraestructuras agrícolas, tanto de los propios agricultores como colectivas de las comunidades de regantes. Aunque se trata de infraestructuras que no sean objeto de seguro sí que se va a exigir a sus beneficiarios que tengan seguro (en la foto superior de Cadena Ser, tierras inundadas por el Ebro a su paso por Pina).

“Queremos potenciar y defender la política de seguro, por lo que los que quieran ser indemnizados nos tienen que mostrar que cuentan con seguro agrario”, ha aseverado Olona. Respecto al presupuesto, ha apuntado que el Gobierno de Aragón está pidiendo que colabore el Ejecutivo central.

Limpieza del cauce del río

Las organizaciones representantes de los ganaderos que han asistido a este encuentro han coincidido en reivindicar la limpieza del cauce del río Ebro para evitar crecidas de estas dimensiones.

De esta forma, el secretario general de Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA-COAG), José Manuel Penella, ha agradecido la celeridad de esta reunión y ha observado que ha habido más coordinación con las administraciones que en otras ocasiones. Ha destacado la buena labor que han realizado los ganaderos, a excepción de lo ocurrido en Villafranca, hecho que ha calificado de “inaceptable”, en referencia a los 94 lechones ahogados.

“Damos el año agrícola por perdido, en junio no se puede iniciar un año agrícola, hay que indemnizar la totalidad de los cultivos y estamos de acuerdo en que sea para los que están asegurados, ya que los agricultores han tenido tiempo para asegurar desde la riada de 2015”, ha opinado. También ha solicitado la excepcionalidad de la Política Agraria Común (PAC) y su adelanto.

Falta de presupuesto

El secretario general de la Asociación de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) en Aragón, Ángel Samper, ha remarcado su preocupación sobre que haya suficiente presupuesto para complementar los seguros. “Sin dinero no podemos obrar con acontecimientos de forma natural, hay que buscar recovecos dentro de la estructura financiera”, ha lamentado.

Asimismo, ha incidido en que hay que regular los ríos para que “acontecimientos ordinarios no se conviertan en extraordinarios”. De esta forma, ha reivindicado la importancia de los embalses para frenar las avenidas.

Crítica a las administraciones

El presidente de la Asociación Regional de Agricultores y Ganaderos de Aragón (ARAGA), Jorge Valero, ha subrayado que “cada vez el río está peor” porque no se limpia. “Nos han comentado que están los embalses entre el 80 y 90 por ciento de la capacidad y están abriendo compuertas porque está la nieve todavía en el Pirineo”.

Ha agregado que desde ARAGA no le gusta que se hablen de ayudas en el caso de las crecidas: “Son indemnizaciones, porque las administraciones, que son las responsables de que el río esté en condiciones, no han hecho bien su trabajo”.

El Gobierno del Estado estudia medidas por las inundaciones

El Gobierno del Estado analizará este viernes en la reunión del Consejo de Ministros medidas urgentes para las zonas afectadas por el desbordamiento del río Ebro. Así se lo ha trasladado personalmente el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, al presidente de Aragón, Javier Lambán, durante el encuentro que han mantenido en el Palacio de la Moncloa.

Precisamente, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, ha abordado este asunto durante la reunión de la Comisión de Secretarios y Subsecretarios de Estado.

En este encuentro semanal que preside Santamaría se ha analizado un informe sobre el estado de desbordamiento del río Ebro que será elevado al Consejo de Ministros de este viernes con el fin de tomar las decisiones necesarias en materia de actuaciones sobre las zonas afectadas por la crecida del Ebro.

Lambán pide un plan de 80 millones

El propio Mariano Rajoy ha informado después al presidente aragonés, en la reunión que ambos han mantenido en Moncloa (foto superior de Europa Press), que el Consejo de Ministros abordará ese estudio de medidas urgentes para las zonas afectadas por el desbordamiento del río Ebro.

Javier Lambán ha pedido al presidente del Gobierno de España que se declare la zona de “urgente actuación” con una dotación presupuestaria suficiente. “Ha sido una catástrofe natural con efectos totalmente devastadores, que ha puesto en riesgo la vida de personas, que ha estado a punto de inundar pueblos, nos ha obligado a evacuar personas mayores y discapacitados, y has anegado en torno a 19.000 hectáreas”, ha descrito.

Para Lambán es “fundamental” ponerse manos a la obra para que ningún agricultor resulte damnificado, reponiendo estructuras agrarias “destrozadas” y también ha considerado urgente acometer la limpieza en las orillas y el cauce del río Ebro, con un plan integral de reparaciones con el objetivo de que los cascos urbanos sean “inabordables ante cualquier crecida” y que ha cifrado en al menos 80 millones.

Este encuentro entre Rajoy y Lambán ha estado presidido por la “cordialidad” y como prueba de ello el presidente autonómico ha regalado a Mariano Rajoy espárragos de “los pocos que han quedado en la ribera del Ebro”, tras las inundaciones provocadas por la riada.

Desactivado el Plan de Protección Civil por la crecida del Ebro

El Ayuntamiento de Zaragoza ha desactivado hoy el Plan Municipal de Protección Civil puesto en marcha el día 11 con motivo de la crecida del Ebro al disminuir el grado de riesgo y rebajarse el caudal del río a su paso por la ciudad, en torno a 1.400 metros cúbicos por segundo esta mañana.

El director del Plan y Consejero de Servicios Públicos del ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, ha valorado la eficacia del operativo municipal y ha manifestado al personal de los servicios municipales implicados su agradecimiento por el trabajo desarrollado con motivo de esta situación de alarma.

Además, según han informado fuentes municipales, ha incidido en la tarea de gestión posriada que todavía hay que realizar para reponer en su funcionamiento todos los servicios, infraestructuras y equipamientos que han sufrido los efectos de la crecida.

En términos generales, la situación en Zaragoza está mejorando progresivamente a medida que desciende le caudal del río y la mayoría de servicios e infraestructuras han vuelto funcionar con normalidad, destacan las mismas fuentes.

Sin incidencias reseñables

Tanto la Policía Local como los Bomberos (foto superior) han informado de que en las últimas horas no se han producido incidencias especialmente reseñables, salvo algunos achiques de agua en algunos garajes y huecos de ascensores en zonas próximas al río, especialmente en La Almozara.

También se han normalizado los accesos a Monzalbarba y Alfocea, por lo que han finalizado los convoyes de paso a través del Campo de Maniobras de San Gregorio.

La principal tarea se centra ahora en inspeccionar los puntos que han sufrido los peores efectos de la riada, para valorar sus consecuencias.

Los puntos en los que los accesos aún siguen teniendo problemas hasta que desciendan más los niveles del Ebro y del freático son Torre Urzáiz, en Movera, algunos caminos del entorno del Parque Deportivo Ebro, la urbanización Doña Sancha (en La Almozara), y la residencia de ancianos de Monzalbarba.

Sin embargo, esta misma mañana ya se han abierto los accesos a las urbanizaciones de la carretera de Alfocea y del Camino del Mojón, en este mismo barrio rural.

Abre el Parque del Agua

En el Parque del Agua Luis Buñuel se encuentra abierta al público la zona Norte y en la zona Sur, más perjudicada por la subida del nivel freático, se trabaja vaciando las balsas y las zonas afectadas con la previsión de que puedan abrirse mañana, a excepción del aparcamiento de tierra, que presenta una capa de barro y habrá que esperar unos días para poder retirarla.

Los concesionarios de los diferentes negocios y actividades del Parque ya están trabajando para poner en marcha sus respectivos espacios, y el Circo Alegría ha vuelto a instalar sus carpas junto a la Torre del Agua, donde llevará a cabo sus representaciones.

Por su parte, el espectáculo de cabaret The Hole ha decidido mantenerse en el recinto ferial de Valdespartera, donde llevarán a cabo sus representaciones hasta que finalice su estancia en Zaragoza.

El Parque del Tío Jorge sigue cerrado al público, ya que el nivel freático sigue siendo alto y afecta a las raíces de los árboles. De hecho, esta noche ha caído otro pino y cabe la posibilidad de que haya más ejemplares afectados que puedan caer en los próximos días.

Ante esta situación, el Servicio de Parques y Jardines está trabajando sobre el terreno para devolver el parque a su uso normal en cuanto las circunstancias lo permitan.

Por otra parte, el Centro de Interpretación del Galacho de Juslibol recuperará su actividad en los próximos días, una vez que se repongan los elementos expositivos que se retiraron por la crecida y se limpien y habiliten las instalaciones.

Depuradoras funcionando

Las depuradoras de aguas residuales de La Cartuja y La Almozara están volviendo a ponerse en marcha, una vez que el caudal del Ebro está volviendo a sus niveles habituales, con la previsión de que hoy mismo recuperen su funcionamiento, mientras que los bombeos desde Malpica y el Vado del Ebro están todavía parados, pero el de Mercazaragoza ya se ha puesto en marcha.

El Servicio de Instalaciones Deportivas ha tenido durante todos estos días un pabellón municipal liberado y preparado para realojar a personas afectadas por la riada que no ha sido necesario utilizar, y ahora centra su trabajo en recuperar el uso en el Centro Deportivo Municipal y las piscinas de Monzalbarba, que ha sido el equipamiento más afectado.

En cuanto a los museos municipales, el del Puerto Fluvial ha seguido abierto al público funcionando sin incidencias, ya que está preparado para este tipo de eventualidades, y el Museo del Foro de Caesaraugusta está previsto que vuelva a abrirse al público el próximo sábado, una vez que se repongan a su emplazamiento los elementos expositivos y se repase el estado de todas las instalaciones de este equipamiento.

El nivel del Ebro sigue bajando y la crecida llega a Mequinenza

El caudal del río Ebro sigue descendiendo a su paso por la provincia de Zaragoza y la punta de la crecida extraordinaria ya ha llegado a Mequinenza, donde el pantano se encuentra desembalsando agua con cuatro compuertas abiertas desde el pasado sábado (foto superior del Ayuntamiento de Mequinenza).

Según los datos del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la Confederación Hidrográfica del Ebro, el río circula con un caudal de 926 metros cúbicos por segundo en Castejón (Navarra) y una altura de 5,18 metros; y alcanza los 4,12 metros a su paso por Zaragoza, con un caudal de 1.412,48 metros cúbicos por segundo; en ambos casos con tendencia descendente.

Fuentes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) han explicado a Europa Press que desde los primeros episodios de lluvias del pasado 4 de abril los embalses de Mequinenza, Ribarroja y Flix se encuentran desembalsando agua, “con vertidos que han ido incrementándose en volumen”, hasta situarse en los 1.800 metros cúbicos por segundo en Mequinenza, favoreciendo un efecto de laminación de la avenida.

Normalidad

La alcaldesa de Mequinenza, Magda Godia, ha confirmado que la riada ha llegado a Mequinenza “con normalidad” y “muy controlada” gracias a las maniobras de desembalse realizadas.

Ha detallado, en declaraciones a Europa Press, que estas labores se iniciaron con dos y tres compuertas abiertas “y ahora, desde el sábado, funcionan cuatro compuertas” para dar salida al agua.

“No tenemos constancia de que haya habido ninguna afección ni ningún tipo de percance”, ha comentado, agregando que “con el Ebro no tenemos problemas”. “El único problema que tenemos es en la desembocadura del Segre y el Cinca, cuando en riadas normales los depósitos que arrastra el río se quedan en Mequinenza al perder velocidad y se depositan ramas, troncos y árboles que acaban modificando y alterando la lámina de agua limpia”, ha manifestado.

El Gobierno de Aragón es optimista y rebaja la alerta en el Ebro

El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, ha señalado este martes 17 de abril que los datos en torno a la crecida extraordinaria del río Ebro son “optimistas”, que “lo peor ha pasado ya” y que acaban de rebajar el nivel de emergencia en la zona del 2 al 1.

Esto significa que la Unidad Militar de Emergencias (UME) dejará de actuar en la zona de forma escalonada, aunque todavía continúa parte de su operativo en la Ribera Baja, ha informado Guillén a los medios al término de una nueva reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada (CECOPI) en el 112 Aragón.

Guillén ha explicado que el cauce del Ebro está bajando de una manera “ostensible”, 75 centímetros en las últimas horas, y ha asegurado que no se van a registrar mayores problemas aguas abajo, más allá de alguna incidencia resuelta en Sástago o la inundación del colegio en Velilla, que ha calificado de “menores”.

Del mismo modo, ha aseverado que dada la situación, espera que el realojo de las personas con movilidad reducida trasladadas de sus casas se pueda realizar “desde ya”.

Prevención por lluvia y deshielo

Por otro lado, ha apuntado a importantes daños, fundamentalmente en la huerta y en las infraestructuras, pero esos se evaluarán más adelante, “con un poquito más de tiempo”, y se situarán en torno a un 10 por ciento menos que las afectadas en la riada de 2015.

Ahora, el Gobierno autonómico permanece en prevención, dado que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que pueda llover el próximo fin de semana y que a ello se pueda unir al deshielo por el aumento de las temperaturas.

En este sentido, el consejero ha considerado que la Confederación Hidrográfica del Ebro tiene “perfectamente controlados” sus pantanos, los cuales está vaciando en este momento para que tengan suficiente capacidad en el caso de que se produzca el deshielo.