demandas

Las agresiones a personal sanitario se agudizan por la feminización del sector

Es un problema que se ha agudizado en los últimos tiempos o al menos ahora se conocen más casos. Los trabajadores del sistema sanitario público y privado de Aragón sufren cada vez más agresiones de sus pacientes. El informe de Prevención de Riesgos Laborales del Departamento de Sanidad situaba hace unos días en 253 las agresiones sufridas en toda la Comunidad en 2018. La realidad es que se denuncian muchas menos: en la provincia de Zaragoza ese mismo año solo hay constancia de nueve casos judicializados. El aumento de las agresiones tiene que ver también con la feminización del sector sanitario. Ellas son las principales perjudicadas.

La gran mayoría de las agresiones son de carácter verbal (amenazas e insultos) y esto provoca que los trabajadores no lo consideren grave. “Hay gente que lo deja pasar en cuanto se le pasa el sofoco y ya no quiere denunciarlo. A veces son las propias compañeras las que tienen que convencer a la enfermera de que lo haga”, explica el presidente del Colegio de Enfermeros de Zaragoza, Juan José Porcar. Porque si no se llega a casos como el vivido hace apenas una semana, cuando un médico fue herido de arma blanca por un hombre en el centro de salud Univérsitas (en la foto superior, concentración de protesta en el citado centro tras la agresión)

Reincidentes

Los Colegios Oficiales de Médicos, Enfermeros y Odontólogos de Zaragoza piden mayor protección y seguridad para los empleados y, sobre todo, que se ponga el foco en los casos de “reincidentes” en el servicio sanitario a domicilio, muy habitual en Aragón debido al envejecimiento de la población. “Hay que hacer la asistencia compartida: los profesionales nunca deben ir solos. Existen situaciones problemáticas que están localizadas y los profesionales van acompañados de Policía Local”, apostilla la presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concepción Ferrer.

Las causas que explican el aumento de agresiones en el ámbito sanitario son la saturación de los servicios de urgencias y los centros de salud, la falta de libre elección de profesional, la desprotección, la pérdida de respeto en la sociedad y la feminización de la profesión. De hecho, como matiza Ferrer, las agresiones “se producen en mujeres jóvenes menores de 45 años con mayor incidencia y tienen miedo porque el agresor sabe quiénes son y dónde trabajan todos los días”. Querer disponer de informes que no se pueden facilitar, no aceptar que algunos trámites requieren tiempo o la prescripción de medicamentos, también estarían detrás del aumento de agresiones.

Medidas disuasorias

Desde 2018 existe la figura del Interlocutor Policial que media entre los centros médicos y los colegios profesionales para controlar, prevenir y frenar las agresiones. En las ciudades es un agente policial y en los núcleos rurales, un guardia civil. Este servicio contabilizó siete delitos en 2018, si bien el dato facilitado por el Colegio de Médicos era nueve (cinco doctores y cuatro enfermeros), dos no fueron considerados delito.

Los profesionales sanitarios piden más personal de seguridad en los centros de salud y la instalación de cámaras de seguridad como medida disuasoria, la penalización de las situaciones habituales o de reincidentes y la creación de un registro único que aglutine todas las agresiones registradas para poder contabilizarlas con mayor seguridad.

Además, van a poner en marcha un botón de alerta en el sistema informático de los ordenadores para que el trabajador pueda notificar un situ si la agresión se produce en la consulta con solo clickarlo. Un servicio que también se implantará en la asistencia a domicilio y que se ha puesto en marcha como proyecto piloto en el Centro de Salud Las Fuentes Norte.

Teléfono de ayuda

Por su parte, el Colegio de Médicos de Zaragoza ha optado por abrir un número de teléfono que estará disponible 24 horas de lunes domingo. Es el 601755044 al que los empleados podrán llamar para recibir asesoramiento y acompañamiento en caso de agresión. Concretamente, un colegiado le informará sobre cómo y dónde denunciar el hecho ante las autoridades policiales.

Los sanitarios que hayan sufrido una agresión en Zaragoza capital pueden ponerse en contacto con el interlocutor policial llamando al 976 469 925 o 976469926 o enviando un email a zaragoza.segpriv@policia.es. Si la agresión se produce en el ámbito rural serán atendidos en el 976711400, extensión 392, o en el email bdelbusto@guardiacivil.es.

La oferta de FP se amplía con 19 nuevos títulos el próximo curso

La oferta de Formación Profesional (FP) en Aragón contará con 19 nuevas titulaciones, la mayoría de ellas fuera de las tres capitales de provincia, para el próximo curso 2018-2019, una decisión que supone la incorporación de 800 plazas más a la oferta educativa del Gobierno de Aragón que se suman a las 1.500 ya creadas a lo largo de la legislatura.

De los 19 ciclos formativos, cuatro son de FP Básica, cinco de Grado Medio y diez de Grado Superior.

Esta ha sido la principal novedad que ha destacado hoy la consejera de Educación de Aragón, Mayte Pérez, quien ha situado a la FP como una de las prioridades políticas del Gobierno autonómico por su contribución al desarrollo socioeconómico de la Comunidad, así como a la mejora del futuro de los jóvenes.

En este sentido, el presupuesto del Gobierno de Aragón destinado a la FP “se ha incrementado en un 25 por ciento” con el objetivo de garantizar la empleabilidad y la inserción laboral una vez que se haya completado el ciclo formativo, ha apuntado Pérez.

De hecho, según ha indicado la consejera, un 50 por ciento del alumnado de FP encuentra un trabajo relacionado con su área profesional en los siguientes doce meses de haber acabado su formación.

Demandas sociales

La oferta educativa de FP por la que apuesta el Departamento de Educación “recoge las demandas de la sociedad y las necesidades del tejido empresarial de Aragón”. Ejemplo de ello es la FP Básica de industrias alimentarias que se impartirá en Épila, en la comarca de Valdejalón, para formar a los futuros trabajadores que necesitará BonÁrea cuando entre en funcionamiento, ha explicado Pérez.

Lo mismo ocurre con el Grado Medio de Producciones Agropecuarias que empezará en Ejea de los Caballeros como resultado de las oportunidades y necesidades que se plantean en esta zona relacionadas con el sector porcino, con el Grado Medio de Actividades Comerciales en Huesca con el fin de responder a las necesidades del sector comercial en la ciudad o con el Grado Medio de Mecanizado en La Puebla de Alfindén.

Más de la mitad de las titulaciones de FP (11 de 19) para el próximo curso estarán ubicadas fuera de las tres capitales de provincia “para favorecer la vertebración del territorio y acercar la formación a todas las comarcas de Aragón, en especial, al medio rural”, ha subrayado la consejera.

Estudios nuevos en Aragón

Por otro lado, cuatro de los estudios de FP son nuevos en Aragón, pues hasta ahora no se impartían en la Comunidad. Estos son los grados superiores de Acondicionamiento Físico en Zaragoza y en Teruel; el de Electromedicina Clínica en Zaragoza; el de Educación y Control Ambiental en Jaca y el de Cómic también en Zaragoza.

Asimismo, la consejera ha recalcado la incorporación del Grado Superior de Mantenimiento aeromecánico en Teruel como reflejo de la apuesta del Gobierno de Aragón por otros sectores pujantes en la Comunidad.

Los centros celebrarán a partir del lunes, 14 de mayo, la semana de la FP para dar a conocer sus estudios. Los interesados deberán solicitar la plaza del 22 al 28 de junio.

Con todo, Pérez ha anunciado que el Gobierno de Aragón no cierra la puerta a otros títulos de formación vinculados al sector de automoción para el curso 2019-2020, en el que ya están confirmados el de Agricultura Ecológica en Huesca, el de Técnico deportivo de invierno de modalidad de esquí alpino en Mora de Rubielos y el de Maestro Panadero en Movera.

28 denuncias de la PAH a Ibercaja por cláusulas abusivas

Decenas de personas han respaldado este lunes en la Ciudad de la Justicia a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Zaragoza, que ha presentado de manera simultánea 28 denuncias contra Ibercaja y dos contra Kutxabank reclamando cláusulas abusivas en los contratos de hipotecas para la adquisición de vivienda. Ataviadas con pancartas y documentación, han protestado a las puertas de los Juzgados, dentro de una serie de actos que llevarán a cabo esta semana para censurar los supuestos abusos de los bancos.

Las denuncias afectan a casos en que el procedimiento de ejecución hipotecaria ya se ha cerrado (los afectados han sido desahuciados o la entidad bancaria presiona para obtener una compensación económica), y también hay reclamaciones dentro de la vía judicial abierta por el banco.

Respecto a la justificación de las demandas, la PAH considera que recientes sentencias como la de la cláusula suelo, el vencimiento anticipado o los intereses de demora, dictadas por el Tribunal Supremo y por el Tribunal Europeo, “están provocando que se pongan en tela de juicio los contratos hipotecarios firmados por millones de personas” en Aragón y en el resto del Estado.

Dación en pago

Representantes de la PAH explicaron que la pretensión de estas denuncias es que las entidades bancarias acepten la dación en pago, es decir, entrega de la vivienda a cambio de la cancelación de la hipoteca. A este respecto precisaron que Ibercaja es “el único banco de Zaragoza que no concede la dación en pago”.

En relación con ese mismo banco, la PAH subraya que, según datos oficiales proporcionados por el Juzgado Decano de Zaragoza, Ibercaja es la entidad que más desahució en 2016, con 274 lanzamientos. CaixaBank con 94, Banco Santander con 87 y Banco Popular con 42 le siguen en la deshonrosa clasificación.