dependencia

La atención a la dependencia se resiente en Aragón por las malas condiciones de sus trabajadoras

Los sindicatos CC OO y UGT reconocen que el Gobierno de Aragón ha realizado un importante esfuerzo por ampliar y mejorar la atención a la dependencia, pero reclaman un nuevo régimen laboral para las empleadas del sector (el 85% son mujeres), que sufren precarización, bajos salarios y exceso de carga de trabajo por parte de las empresas concesionarias del servicio a la dependencia. Los sindicatos  exigen al nuevo Gobierno autonómico, pendiente de constituirse, un nuevo decreto de mínimos con ratios adaptados a la realidad e igual para todos los centros, sean públicos, concertados o privados, y una subida de salarios para que no bajen de los 14.000 euros anuales.

Representantes sindicales de CC OO y UGT han denunciado que la situación de las empleadas de atención a la dependencia en Aragón está muy deteriorada desde que en 2007 la patronal del sector se negó a negociar un nuevo convenio colectivo, con el agravante de que el poder de estas compañías se incrementa puesto que el IASS (Instituto Aragonés de Servicios Sociales) cada vez concierta más plazas de dependencia con ellas.

Hasta el 71% de los usuarios son atendidos por conciertos con la privada o directamente en residencias regentadas en exclusiva por empresas particulares.

Decreto de mínimos obsoleto

La situación de las trabajadoras que atienden a las personas dependientes se regula mediante un decreto de condiciones mínimas que proviene de 1992. En dicho decreto, que los sindicatos consideran obsoleto, se establece un ratio de un trabajador por cada tres residentes.

Pero CC OO y UGT denuncian que las empresas hacen “trampas” para establecer las ratios, al contabilizar a toda la plantilla, desde los gerocultores a jardineros, personal de lavandería, limpieza o cocinas hasta el médico o el telefonista, y además para los tres turnos diarios, puesto que las residencias funcionan las 24 horas del día. Todo ello al final se traduce en que la ratio real es de un empleado por cada nueve residentes.

Dichas empleadas son habitualmente contratadas mediante compromisos temporales y con salarios inferiores a mil euros mensuales, sin contar con que se ven obligadas a realizar jornadas laborales muy dilatadas, según han denunciado en rueda de prensa Alicia Hernández y Ángelica Mazo (UGT) y Delia Lizana y Montse Gómez (CCOO).

Miles de trabajadoras afectadas

La situación afecta a unas 10.000 empleadas en Aragón y los sindicatos denuncian que estas irregularidades están repercutiendo en la calidad del servicio, máxime teniendo en cuenta que el decreto de mínimos del 92 “se elaboró con arreglo a que entonces había muchos menos usuarios dependientes. Ahora, una trabajadora, sólo para levantar, asear y colocar en su silla de ruedas a un dependiente, debe invertir un mínimo de 12 minutos”, aseguran.

El objetivo de UGT y CC OO es intentar negociar con la patronal aragonesa un convenio autonómico como el que existió entre 2002 y 2007, para lo que ya han solicitado reuniones con los líderes empresariales que de no prosperar abocará a los trabajadores una recogida de firmas y a convocar concentraciones en las sedes de las patronales.

Exigen medidas inmediatas

De forma paralela, y una vez que se constituya el nuevo Gobierno de Aragón, los sindicatos solicitarán una entrevista con el titular de la Consejería de Servicios Sociales para urgirle a aprobar un nuevo decreto de ratios mínimos.

Lo que pretenden es que el nuevo decreto diferencie las ratios en función del grado de dependencia, la categoría del trabajador y la carga de trabajo, no solo para mejorar las condiciones laborales de la plantilla sino también la atención a los dependientes.

Pero además exigen un incremento del salario de entre el 3 y el 4 por ciento ya que, según ha denunciado Delia Lizana, secretaria General de FSS de CCOO, el sueldo está por debajo de los 1.000 euros y no disponen tampoco de medidas de conciliación laboral, a lo que se suma, han denunciado, un “abuso del régimen sancionador” y de despidos “indiscriminados” para que sean a “coste cero”.

El presupuesto del servicio de ayuda a domicilio aumenta un 34% hasta llegar a casi 20 millones

El Gobierno de Zaragoza aprobará inicialmente este viernes la licitación del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) por un presupuesto anual de 19.871.449 euros, un 34,46 % más que la anterior licitación, lo que fijará el precio/hora del servicio en 19,93 euros, un 14,5 % más sobre el precio actual.

Estos pliegos suponen una importante apuesta presupuestaria por parte del gobierno de Zaragoza en Común, han informado fuentes municipales, que añaden que se refleja en el incremento de 4,2 millones de euros a lo largo de esta legislatura para las prestaciones domiciliarias (SAD y Teleasistencia) y el incremento de atención en las mismas en 3.223 personas.

Por su cuantía esta licitación es la mayor del Área de Derechos Sociales y una de las más elevadas del Ayuntamiento de Zaragoza.

Consultas

La consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha recalcado este jueves la importancia del SAD para su Gobierno, sobre todo en un momento en que el debate sobre cómo mejorar la atención del creciente número las personas mayores solas está encima de la mesa y el aumento de la expectativa de vida exige como sociedad “la búsqueda de respuestas a las situaciones de falta de autonomía y dependencia”.

Para elaborar estos pliegos el Ayuntamiento realizó por primera vez una Consulta Preliminar de Mercado con empresas del sector y una Consulta a Entidades Ciudadanas (en la imagen superior de zaragoza.es, la vicealcaldesa Luisa Broto, segunda por la derecha, preside un encuentro con entidades sociales) cuyas propuestas se tuvieron en cuenta y que han permitido incorporar mejoras como la unificación de la lista de espera a nivel ciudad, el aumento del número de visitas de seguimiento o la realización de limpiezas extraordinarias.

También préstamos de apoyos técnicos (camas articuladas, grúas, sillas de ruedas, alzadores, colchones antiescaras…), la realización de reparaciones en el hogar o la prestación de servicios de podología y peluquería, y mejoras también para las trabajadoras y gracias al incremento del precio/hora, tanto de la jornada ordinaria como de los servicios prestados en festivo, adecuándose al nuevo convenio colectivo del sector aprobado en febrero de 2019.

Mejoras laborales

La igualación de las condiciones de las trabajadoras del SAD esencial y complementario, garantizando su igual remuneración; la garantía de prestación del servicio todas las semanas; el establecimiento de un porcentaje mínimo del 80 % de la licitación destinado a los costes de personal de atención directa y la exigencia de un plan de igualdad y de medidas efectivas de conciliación, son otras de las mejoras incorporadas para las trabajadoras, según el consistorio.

Se incorpora además expresamente la obligación del cumplimiento de la legalidad en cuanto a la remuneración de las personas contratadas y se recoge la sanción correspondiente en caso de incumplimiento.

Los pliegos también han incorporado cláusulas sociales y de género para establecer la obligatoriedad de un mínimo de un 10 % de empleo dirigido a personas en riesgo de exclusión; subcontratar las mejoras a empresas de inserción; contar con un 40 % de mujeres en cargos de coordinación y directivos y el establecimiento de protocolos de prevención y actuación frente al acoso sexual y la implantación de planes de igualdad y de conciliación.

Los trámites para solicitar la dependencia se simplifican para resolverlos en menos de seis meses

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha modificado el procedimiento para el reconocimiento de la situación de dependencia y el acceso a las prestaciones por dependencia, con el objetivo de que dentro de año y medio el proceso se solvente en menos de seis meses (plazo máximo marcado por la legislación), cuando en la actualidad la gestión en Zaragoza se prolonga más de ocho meses.
La medida entrará en vigor el 10 de junio y supone una simplificación de los trámites, que serán más rápidos y ágiles y se desarrollarán íntegramente por vía informática.
A partir de ese día ya no será necesario personarse físicamente para informarse sobre los requisitos para solicitar la prestación, que se hará por teléfono o telemáticamente, lo que permitirá reducir los plazos del procedimiento, así como también la documentación requerida.
El gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, Joaquín Santos, y el jefe del servicio de Coordinación de la Gestión de las Prestaciones, Óscar Embid, han presentado el contenido de la orden que ha salido publicada en el Boletín Oficial de Aragón este lunes 13 de mayo (imagen superior de Gobierno de Aragón).
El anterior procedimiento implicaba que los usuarios acudieran a los centros de servicios sociales primero para recibir orientación e información, posteriormente para presentar la solicitud y parte de la documentación y después para elaborar el plan individual de atención (PIA) y presentar el resto de la solicitud, lo que hacía que el procedimiento se demorarse sin posibilidad de acortar plazos, como ha explicado Óscar Embid.
Todo más fácil y rápido
El nuevo procedimiento se inicia con la petición de cita por teléfono (en adelante también por vía telemática), bien en los centros de servicios sociales o, en el caso de la ciudad de Zaragoza, en la Dirección Provincial del IASS. En esa llamada se le dará cita al solicitante y se le informará tanto del procedimiento como de la documentación que debe llevar para la entrevista con el trabajador social.
En la entrevista con el trabajador social se unifican los principales trámites: información y orientación, formalización de la solicitud, aportación de toda la documentación, indicación de las preferencias de servicios o prestaciones del solicitante e informe social sobre las mismas.
A continuación, un trabajador del IASS acude al domicilio del solicitante para llevar a cabo la valoración del grado de dependencia.
Y finalmente el solicitante recibe en su domicilio la resolución de dependencia y de los servicios o prestaciones que se le reconocen (bien en una resolución única o en dos resoluciones simultáneas).
Más intervención de los profesionales
La nueva orden flexibiliza las posibilidades de intervención de los profesionales del sistema de servicios sociales, que podrán intervenir en cualquier fase del procedimiento para emitir informes adicionales, observaciones o cualquier otra iniciativa que estimen oportuno.
El nuevo reglamento contempla que todo el procedimiento se tramitado por vía telemática, aunque este método no se aplicará de forma inmediata. Desde el 10 de junio, cuando entra en vigor, los expedientes seguirán haciéndose en papel. Pero desde ese momento y de forma progresiva se irá incorporando hasta su totalidad la tramitación informática para cuya implantación total no hay fecha concreta, según ha subrayado Óscar Embid.
La aportación de documentación en el procedimiento también se reduce. Si el usuario da permiso y gracias a la tramitación telemática, el IASS podrá consultar datos en poder de todas las administraciones necesarios para completar la solicitud (DNI, prestaciones públicas, catastro, agencia tributaria…) sin que el usuario deba entregar la documentación. Asimismo, se elimina la necesidad de algunos documentos que se venían exigiendo.
Los expedientes de dependencia, por la propia situación de las personas dependientes, suelen experimentar un gran número de modificaciones, bien por su situación personal o familiar, “que exigen una rápida respuesta por parte de la Administración”, ha precisado Embid.
Por ello, la orden introduce dos alternativas a la tramitación ordinaria: La modificación directa por parte del IASS en todos aquellos supuestos que no conlleven una modificación sustancial del régimen de la prestación que disfruta el usuario y la actualización de los datos en el expediente informático sin necesidad de modificar el PIA (plan individualizado de atención).
Garantías para los usuarios
El nuevo reglamento introduce también dos medidas con importantes repercusiones económicas para los beneficiarios: señala que solo se procederá a la disminución del grado cuando exista una mejoría real de la situación del dependiente (en el 2012 el Gobierno estatal endureció los baremos lo que provocó la reducción de los grados sin que el usuario hubiera mejorado).
Asimismo, la orden también establece que la revisión del PIA no podrá suponer una disminución de las prestaciones económicas que recibe el usuario cuando no se produzca una variación del grado ni de las condiciones de la prestación. Esta medida se lleva a cabo porque, las reducciones de prestaciones aprobadas en 2012 por el Estado conllevaban, en algunos supuestos de revisión de grado de dependencia, que pese a operarse un cambio en éste las prestaciones se reducían.
Por último, la orden publicada este lunes contempla que dado el gran volumen de solicitudes que se registran en la ciudad de Zaragoza (en torno al 43% del total de Aragón), será la Dirección Provincial de Zaragoza del IASS la que se encargue de toda la tramitación y no los centros de servicios sociales municipales.
Dos procesos en uno
El director del IASS, Joaquín Santos, ha explicado gráficamente que la implantación del nuevo sistema suponía “fundir en un solo proceso lo que ahora se hace en dos fases. Por un lado, se realiza la valoración de la persona que ha solicitado la prestación por dependencia. Por otro lado, ayuntamientos y comarcas revisan el expediente para hacer una propuesta de prestación. Ahora, esos dos procesos se funden en uno solo, con evidente beneficio para los usuarios”.
La medida supondrá incrementar las dotaciones materiales y humanas del IASS, “que asumirá más competencias”, ha indicado Santos, quien no ha querido precisar la cuantía presupuestaria que podrían suponer esos refuerzos.
Santos sí ha concretado que los planes del IASS apuntan a que en el plazo de 18 meses “podamos ponernos al día”, lo que significaría que la totalidad de los expedientes fueran tramitados dentro del plazo legal máximo de seis meses.
En la actualidad, en Teruel ya se está cumpliendo ese plazo, “en Huesca se está muy próximo a conseguirlo”, pero en Zaragoza la gestión se prolonga entre ocho meses y un año, ha indicado Santos.
Reducir las listas de espera
El responsable del IASS ha insistido en la necesidad de reforzar las capacidades de los servicios sociales en Aragón porque se produce un incremento paulatino de las solicitudes para prestaciones por dependencia (un 16% más a lo largo de la presenta legislatura), debido al envejecimiento de la población y al ‘efecto llamada’ por la mejora de las prestaciones y la agilización de las concesiones.
Santos ha informado de que actualmente hay 30.321 personas atendidas, 13.554 más que al inicio de la legislatura, si bien el mayor número de solicitudes, 7.130, se han recibido en el último año.

Actualmente 6.730 personas se encuentran en lista esperando la resolución, lo que supone un 54 % menos.

En el siguiente gráfico se resume el nuevo procedimiento para solicitud de prestaciones por dependencia:

Más de 30.000 personas se benefician de la Ley de Dependencia en Aragón

Cada vez, es mayor el número de aragoneses que consiguen acceder a las prestaciones de la Ley de Dependencia. Actualmente, superan los 30.000, una cifra que casi se ha duplicado en los últimos cuatro años, según datos del Gobierno de Aragón, y que se espera seguir aumentando para paliar una de las grandes lacras sociales de hoy día: la soledad en la Tercera Edad.

la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno aragonés, Mariví Broto, que ha presidido la asamblea de la Asociación Aragonesa para la Dependencia (Arade), ha presumido del esfuerzo “considerable” del Ejecutivo en este campo que, asegura, ha permitido pasar de los 16.000 atendidos en 2015 a los 30.000 en la actualidad.

Más plazas concertadas

Broto también ha subrayado el aumento de casi el 60 % en las plazas concertadas en residencias en esta legislatura, pasando de 1.224 en 2015 a las actuales 1.929.

“En un año y medio más, con el presupuesto que tenemos, acabaríamos con las listas de espera”, ha asegurado la consejera.

Por otro lado, Broto ha coincidido en la reivindicación de la gerente de Arade y ha pedido al Gobierno de España que se comprometa con la Ley de Dependencia pues, ha señalado, estos avances se han ejecutado sin que aumente el porcentaje aportado por Madrid.

En este sentido, la consejera ha lamentado que no se hayan aprobado los Presupuestos Generales del Estado porque suponían “un incremento importante” en la inversión en Dependencia.

La Asociación Aragonesa para la Dependencia es la principal asociación de la Comunidad que engloba entidades privadas de atención a las personas mayores entre las que se encuentran residencias para la tercera edad, centros de día, empresas de ayuda a domicilio y de teleasistencia.

Financiación

La gerente de Arade, Paquita Morata, coincidiendo con la Asamblea Anual que han celebrado este viernes junto a las 77 entidades privadas que colaboran, ha subrayado que el sector de la dependencia ocupa en Aragón a casi 2.000 personas de forma directa y a 4.000 más de forma indirecta, el 95% de ellas, mujeres. Una labor que “debe ser reconocida por la sociedad y abrirse a los barrios y a los pueblos, ya que ejerce una función fundamental en la vertebración del territorio”, ha indicado Morata.

Arade ofrece asistencia hoy a 5.263 mayores en la Comunidad a través de una amplia red de Residencias y Centros de Día, a los que habría que sumar los beneficiarios de los servicios de Ayuda a Domicilio y Teleasistencia.

En ocasiones, no todas las personas disponen de los recursos económicos suficientes para acceder a ellos y, por eso, desde el colectivo se pide más implicación de la Administración para que se pueda ejecutar al 100% la Ley de Dependencia

Morata ha reclamado tanto al Gobierno central como a las autonomías que la Ley de Dependencia tenga la financiación “suficiente” para cubrir la necesidad existente y acabar así con las listas de espera

La gerente de Arade ha remarcado este viernes en declaraciones a los medios previas a la asamblea anual de la asociación que la colaboración público-privada es “muy importante” para las personas que no pueden costearse por sí mismas una plaza en una residencia.

El pasado año se atendieron 6.000 dependientes más en Aragón

La atención a personas dependientes en Aragón creció en 2018 un 13,78 por ciento, hasta 29.146, una evolución positiva que de mantenerse permitiría en 1,6 años atender a las 6.000 personas que están en el “limbo” al tener derecho a una prestación y estar pendientes de ser incluidas en el sistema. A lo largo del pasado ejercicio se atendieron casi 6.000 personas más.

Según los datos del XIX Dictamen del Observatorio de la Dependencia, al cierre de 2018 y respecto a 2017, el número de solicitudes en Aragón creció en 2.865 hasta 49.707, un 6,12 %, el de personas valoradas en 2.182 hasta 42.117 (el 5,46 %) y el de dependientes con derecho a prestación en 1.812 hasta 35.146, un 5,44 % más.

Con el ritmo de crecimiento de los últimos tres años, Aragón tardaría únicamente 1,6 años en poder atender a las 6.000 personas que aún están en el “limbo”, a la espera de recibir una atención, si bien la tasa de dependientes pendientes de atención se sitúa por debajo de la media estatal, en 17,1 % frente al 19,2 %.

Escasa aportación del Estado

El coste del sistema de dependencia en Aragón supera los 206 millones de euros, de los que la Comunidad aporta el 79 % y el 21 por ciento restante, la administración general del Estado.

Según el observatorio, el quebranto acumulado para las arcas autonómicas en dependencia por la supresión del nivel acordado y el recorte del nivel mínimo aprobado mediante real decreto-ley de 2012 asciende a 109,6 millones de euros.

Solo en el pasado ejercicio Aragón dejó de percibir del Estado 15,9 millones como consecuencia de los recortes, una cuantía con la que se podrían haber atendido a 2.854 nuevos dependientes y creado 538 nuevos empleos en la comunidad.

Esfuerzo apreciable

El promedio de gasto por dependiente en Aragón se sitúa en 1.000 euros anuales menos a la media estatal como consecuencia de la importancia que asumen en su cartera de servicios atenciones como la promoción de la autonomía personal y prevención, las prestaciones económicas (Pecef), la financiación de servicios (PEVS) o el menor porcentaje de ayuda a domicilio aún dispensado respecto a la media nacional.

No obstante, en cuanto al gasto medio por habitante, la Comunidad superó el pasado año los valores del ejercicio 2011, con un nuevo máximo de 116,13 euros por habitante en lo que ha sido, para el observatorio, “un más que loable esfuerzo económico de la Comunidad autónoma al incrementar la inversión casi un 40 % en los últimos tres años”.

Aragón finalizó el año con un saldo positivo de 5.976 nuevas atenciones, casi el 60 % de las nuevas incorporaciones se centran en prestaciones económicas (1.752) o teleasistencia (1.693), unido a un “notable esfuerzo en ayuda a domicilio (1.038), en un singular esfuerzo de la Comunidad por implantar un servicio inexistente hace tan sólo tres años y que ya ocupa el 10,6 % de su cartera de servicios (17,86 % en el ámbito estatal)”.

En todo caso, el observatorio advierte de un cierto exceso de prestaciones económicas que penaliza la financiación y que además no es generador de empleo y retornos.

6.000 puestos de trabajo

En cuanto al empleo, el sistema de la dependencia genera en Aragón casi 6.000 puestos de trabajo directos, y en los tres últimos se han creado 2.404, un 68,6 % más de los existentes en 2015.

Para el observatorio, la apuesta de Aragón por los servicios generadores de empleo y, en especial, de la ayuda a domicilio, que hoy atiende a 3.518 personas, “ha sido clave”.

No obstante, la capacidad de generación de empleo del sistema en Aragón se sitúa en 34 empleos por millón de euros, ligeramente inferior a la media estatal, de 37,7, una cuestión que para el observatorio ha de valorarse, a la vista de la trayectoria de los últimos años, como “potencial de mejora”.

El sistema genera en Aragón 61,2 millones provenientes de las cotizaciones a la Seguridad Social, IRPF de los trabajadores o recaudación de IVA por los servicios prestados, con una tasa de recuperación del gasto público total del 35,01 %.

La ciudad mejora en educación, dependencia o movilidad, pero sigue a la cola en innovación

La capital aragonesa y su entorno han mejorado en el 2017 en indicadores estratégicos como la educación, la atención a la dependencia o la movilidad aunque, según el último informe del Observatorio Urbano Ebrópolis, sigue a la cola en innovación.

Estas son parte de las principales conclusiones del informe anual de indicadores de Ebrópolis -con datos relativos a 2017 en la capital aragonesa y municipios cercanos- que han sido presentadas este jueves por la vicepresidenta del observatorio, Elena Giner, y las integrantes del equipo técnico Mar Rodríguez y Laura Fuertes (foto superior de zaragoza.es).

El informe, que se puede descargar en la página web de Ebrópolis, mide y compara diferentes indicadores estratégicos, que valora con un característico semáforo: rojo si están lejos del objetivo marcado, ámbar si están estancados y por tanto en “alerta” y verde si evolucionan favorablemente.

De los 76 indicadores analizados, seis de ellos mejoran en este informe su valoración (de negativa a alerta o de alerta a positiva) y un total de 31 se encuentran en situación positiva, cuatro más que en el informe anterior.

Recuperación

Después de que tanto Zaragoza como Aragón empeoraran sus indicadores aceleradamente con la llegada de la crisis, el documento refleja cómo la recuperación está llegado durante este 2017 al país, si bien de forma más lenta que en otros territorios españoles.

Por ejemplo, por primera vez en varios años el Producto Interior Bruto (PIB) aragonés crece más que la media española y supera incluso la media europea, mientras que la disminución del paro propicia que esta tasa sea la más baja en nueve años y mejor que la media estatal.

“El año pasado, con datos del 2016, veíamos que no se terminaba de ver ese repunte, esa salida de la crisis y esa mejora de indicadores. Efectivamente, en el informe de este año podemos ver que de 15 indicadores generales hay 8 que pasan a estar en verde”, ha explicado la consejera municipal y vicepresidenta de Ebrópolis.

Datos positivos

La esperanza de vida con buena salud (72,5 años), la tasa de asociacionismo en Zaragoza, el número de pernoctaciones en la provincia (más de 2,2 millones en 2017), el uso de Internet en los hogares o el uso de transporte público urbano (con 185 viajes de media por habitante al año) son algunos de los indicadores que avanzan por la buena senda.

Así, Giner ha destacado los buenos resultados en derechos sociales (por ejemplo, en ayuda a domicilio), en movilidad y en factores como la calidad del aire, con un mayor número de días con respecto al año.

Los indicadores turísticos siguen una buena evolución en 2017, año con el mayor número de eventos realizados en un ejercicio desde el 2008, año de la Exposición Internacional de Zaragoza.

Desempleo, en rojo

Eso sí, el rojo se detiene en puntos como la tasa de desempleo de la población extranjera, las plazas públicas en residencias y en centros de día o en el tipo de tenencia de vivienda, con un alto porcentaje de viviendas en propiedad.

Y aunque han mejorado, todavía están lejos del objetivo indicadores tan importantes como el PIB (aunque se sitúa en la media europea se pretende estar 20 puntos por encima de ella) o la tasa de paro en Aragón, con especial atención al desempleo juvenil, femenino y de larga duración.

El informe destaca también la persistencia de la brecha de la desigualdad económica, pese a una mejoría y al aumento de la renta media, aunque con una reducción del riesgo de pobreza y de exclusión.

Innovación, el gran reto

La innovación se presenta como la gran asignatura pendiente, con una inversión destinada a investigación y desarrollo con respecto al porcentaje del PIB que ha bajado en Aragón, situándose en un 0,87 % frente al 2 % de la media española.

En este sentido, el documento insta a incrementar la inversión tanto pública como privada y a que se lleven a cabo políticas que incentiven la investigación, la innovación y el emprendimiento.

En la Estrategia Zaragoza 2020 y su desarrollo, Ebrópolis recomienda también cambios en el sistema económico y productivo, con una apuesta por la diversificación y la reindustrialización, ya que se ha perdido porcentaje del sector industrial, aunque en relación a España siga manteniendo un cierto peso.

El IASS contrata a 19 valoradores para tratar de aliviar las listas de espera de dependencia

El director gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, Joaquín Santos, ha explicado este miércoles 28 de noviembre que la plantilla fija de valoradores que elaboran los programas individualizados de atención de personas dependientes se ha incrementado en ocho personas (un 33 por ciento) y que, además, se ha contratado a otras diecinueve para acabar con la lista de espera, que ha subido especialmente en el último año.

Santos ha comparecido ante la Comisión de Ciudadanía y Derechos Sociales de las Cortes, a petición del PAR, para hacer balance de la actuación del IASS en materia de dependencia.

Ha precisado que en los cuarenta meses de trabajo bajo su responsabilidad, el número de personas atendidas ha subido en 11.708, siendo Aragón la segunda comunidad autónoma en porcentaje de incremento, duplicando la media estatal.

En Aragón el aumento de personas atendidas ha sido desde 2015 de un 12,79 % frente a la bajada del 5,92 % en el conjunto de España.

El director del IASS, Joaquín Santos, durante su comparecencia en las Cortes. Foto: cortesaragon.es

Esfuerzo

Se trata de un “inmenso esfuerzo”, y más teniendo en cuenta que se partía, según ha dicho Santos, de unos datos “horrorosos”, en tanto en cuanto “más de la mitad de las personas con derecho estaban sin prestación”.

Según sus datos, hay 6.260 personas en lista de espera de un PIA (Programa Individual de Atención), frente a los 14.883 del inicio de la legislatura, lo que supone una reducción de 8.623 (un 60 %) y eso a pesar de la “tendencia al alza” de la demanda, con más de 7.000 expedientes de solicitud abiertos, casi la mitad en el último año.

Para Santos, este incremento de la demanda se puede deber a las mayores expectativas de las personas de recibir una prestación o un servicio, lo que obligó a establecer en febrero un “plan de choque” que derivó en la contratación de estas 19 nuevas personas.

El director general del IASS ha destacado que la mejora en la cobertura se debe a que dos de cada tres nuevas prestaciones se han correspondido con servicios y no son ayudas económicas, lo que ha conseguido elevar del 48 al 61 por ciento la proporción de prestaciones de servicios.

Más servicios

De hecho, Santos ha recordado que cuando el PSOE llegó al Gobierno solo se podía elegir cinco de las nueve prestaciones de servicios previstas en la ley, y no había posibilidad de acceder a la teleasistencia, a la ayuda a domicilio, a las estancias nocturnas y a la promoción de la autonomía personal (PAP).

Este Gobierno las ha puesto en marcha “todas”, con 3.500 ayudas a domicilio, 500 en los PAP (el 6 % de las personas reconocidas con grado uno), 2.200 en los programas de teleasistencia y un servicio de estancia nocturna que ha cubierto todas las plazas en Zaragoza y se ha extendido ya a las otras dos capitales de provincia.

Dentro de los programas PAP, ha dicho, se han puesto en marcha equipos de trabajo en veinte centros de día y hogares de mayores que alcanzan al 70 % de la población, y también los denominados Cuidarte, para el apoyo emocional a cuidadores, con más de 2.500 personas atendidas.

Santos ha insistido en que el anterior Gobierno de España no cumplió, ni siquiera reconocía, el compromiso de aportar a las comunidades autónomas el 50 % del coste de la dependencia, y solo transfería el 15 % (31 millones de euros), con lo que la administración autonómica tenía que completar el resto.

Ha insistido, finalmente, en que va a seguir exigiendo “lo mismo” al actual Ejecutivo central.

El IASS alerta sobre falsos valoradores de dependencia

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha advertido este martes sobre la existencia de falsos valoradores de la dependencia que acuden a domicilios de personas mayores y entran en ellos con la excusa de hacer el examen para otros fines.

Según han detallado desde el IASS, se ha detectado la presencia de personas que portan una chapa y que dicen ser valoradores de dependencia. No obstante, han comentado que, en ningún caso, tienen relación con el Instituto.

En este sentido, han recordado que las valoraciones siempre se hacen con cita previa, por lo que los destinatarios no deben fiarse de aquellos que acudan a sus hogares sin avisar.

“Desde el IASS se contacta vía teléfono con la familia de la persona que ha solicitado la valoración y se concierta un día y hora para la visita”, han asegurado.

La lista de espera de dependientes baja a la mitad esta legislatura y la DGA se propone eliminarla

La lista de espera de personas en situación de dependencia se ha reducido en 7.000 personas desde el inicio de la actual legislatura, al pasar de 14.800 a las 7.700 actuales, aunque el objetivo “legítimo y alcanzable” es concluir el mandato con una lista de espera de cero personas. Así lo ha asegurado el presidente de Aragón, Javier Lambán, durante la visita que ha girado junto a la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, a la residencia de mayores del barrio de Las Fuentes en Zaragoza.

Lambán ha dado a conocer allí el balance de los datos de Dependencia en Aragón sobre el que Lambán ha resaltado que en la anterior legislatura cada día dejaban de estar en el sistema 5,2 personas de media, mientras que en el ejercicio anterior cada día se incorporaron 13 personas diarias al sistema “Hemos pasado de perder 5,2 a incorporar trece” personas, ha dicho el presidente, quien ha informado de que en la actualidad están incorporadas al sistema 25.618 personas, 9.000 más que cuando el ejecutivo PSOE-CHA llegó al Gobierno.

El presidente ha apuntado, además, que en el ránking territorial Aragón ha mejorado “sustancialmente” su posición respecto al inicio de legislatura, ya que cuando comenzó era el territorio con mayor lista de espera en el Estado español y ahora está “por encima de la media. “Hemos pasado de 14.800 personas de lista de espera a una lista de 7.700, lo que es pasar del 48 al 23 por ciento”, ha dicho.

Y ha añadido que el propósito del Gobierno es “mejorar” estas cifras, ya que es “legítimo y alcanzable” terminar la legislatura “con una lista de espera de cero personas”.

Sin presupuestos del Estado la dependencia irá peor

Lambán, quien ha recordado que el de las personas mayores ha sido uno de los sectores más castigados por la crisis, ha denunciado que no están siendo bien tratados por el Gobierno central, que ha incrementado las pensiones “muy por debajo del incremento del IPC”, lo que “contradice” el espíritu con el que desde hace años se abordaban estas cuestiones, sobre todo, a raíz de la puesta en marcha del Pacto de Toledo.

Una cuestión “absolutamente denunciable”, sobre la que ha mostrado su solidaridad como Gobierno con las personas mayores que se movilizan reivindicando sus derechos en esta materia.

El presidente de Aragón ha advertido, además, que si no hay presupuestos en España, la financiación del sistema de dependencia será “peor”.

Ha recordado en este sentido que el Estado tendría que aportar el 50 por ciento de la financiación de la ley de Dependencia pero aporta “aproximadamente el 16 por ciento”, por lo que se está produciendo un “incumplimiento flagrante de la ley estatal”.

Mejora en teleasistencia y residencias

Además de denunciarlo, el Gobierno aragonés entendió que tiene que recuperar el servicio y, aunque sea a costa de recursos propios, confía en que cuando termine la legislatura la lista de espera se haya reducido “considerablemente”.

Según fuentes del Gobierno de Aragón, en 2017 comenzaron la teleasistencia 853 personas y se consolidaron 2.611 personas que recibieron el servicio de ayuda a domicilio.

El porcentaje que más subió el pasado año, un 46 por ciento, fue el de las prestaciones vinculadas al servicio, seguido por la asistencia en centros de día, un 34 por ciento, y un 13 por ciento las plazas residenciales.

Creada la comisión de seguimiento de la dependencia

El Gobierno de Aragón y los agentes sociales han firmado este lunes 11 de diciembre un acuerdo para crear una Comisión de Seguimiento del Sistema Aragonés de Atención a las Personas en Situación de Dependencia.

Este acuerdo de la Mesa de Diálogo Social de Aragón ha sido rubricado por la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto; el presidente de CEOE Aragón, Fernando Callizo; el presidente de CEPYME Aragón, Aurelio López de Hita; el secretario general de CCOO Aragón, Manuel Pina, y el secretario general de UGT Aragón, Daniel Alastuey, informan fuentes del Ejecutivo en una nota.

La comisión estará integrada por representantes de las organizaciones e instituciones que integran la Mesa de Diálogo Social de Aragón y se reunirá de forma ordinaria con carácter trimestral y de forma extraordinaria a solicitud de cualquiera de sus integrantes.

Funciones

También podrán constituirse grupos de trabajo sobre materias concretas a las que se podrá invitar a participar a los técnicos que se considere oportuno.

Entre las funciones de esta comisión se encuentra la de realizar el seguimiento de la ley de la dependencia y analizar los efectos económicos y sociales adoptadas por el Gobierno de Aragón en desarrollo y aplicación de esta ley.

También participará en la elaboración de medidas normativas y ejecutivas en el ámbito de la dependencia y asesorará al Gobierno de Aragón en la materia.

El acuerdo incluye que la comisión conocerá las partidas presupuestarias en materia de dependencia que se propongan anualmente.