derecha

Jorge Azcón (PP) será alcalde de Zaragoza con el apoyo de Cs y Vox

Jorge Azcón, candidato del PP, será alcalde de Zaragoza gracias al acuerdo alcanzado este viernes con Ciudadanos, determinado por las direcciones de ambos partidos en Madrid, y al apoyo que tendrá de los dos concejales de Vox. La candidata de Cs, Sara Fernández, será vicealcaldesa. Los neofascistas de Vox no entrarán en el gobierno. El acuerdo supone el reparto de las tres alcaldías aragonesas (Huesca pasa a manos de Cs y Teruel sigue en las del PP) y ha sido adoptado por los máximos órganos estatales de PP y Cs. En Aragón se han limitado a seguir las directrices.

Según fuentes del PP y de la formación naranja, el acuerdo se ha cerrado a 24 horas del pleno de constitución del ayuntamiento, en el que PP cuenta con 8 concejales y suma los 16 necesarios para la mayoría absoluta con los 6 de Ciudadanos y los 2 de Vox (en la imagen superior, Azcón y Sara Fernández (Cs) negociando la pasada semana).

Cs se ha decantado así por el PP tras haber mantenido también negociaciones con el PSOE, cuya candidata a la alcaldía, Pilar Alegría, ve frustradas sus aspiraciones a pesar de haber ganado las elecciones con 10 concejales, cuatro más que los obtenidos por su partido en 2015.

El PP, con su peor resultado desde 1995, recupera una alcaldía que en los últimos 16 años ha estado en manos de la izquierda, doce al mando del socialista Juan Alberto Belloch y cuatro con uno de los alcaldes del cambio, Pedro Santisteve, de Zaragoza en Común.

En una breve comparecencia a los medios de comunicación, Sara Fernández ha expresado su satisfacción por este acuerdo, cuyos puntos programáticos se darán a conocer esta tarde en una comparecencia conjunta de ambos.

Azcón ha avanzado que el acuerdo conlleva la formación de un gobierno “paritario” y ha reiterado que supone “acabar con 16 años de gobiernos de la izquierda en el Ayuntamiento de Zaragoza”.

Programa por determinar

El reparto de Consejerías y la composición de gobierno está todavía sin cerrar, ha aseverado Fernández. Su Vicealcaldía vendrá, además, acompañada de una Consejería, aunque todavía no ha avanzado cuál será. Este acuerdo, ha insistido Fernández, es “exclusivamente con el PP”. Ahora, desde Cs entienden que “por lógica” Vox apuesta por su gobierno.

A partir de la próxima semana, PP y Cs desarrollarán un programa de gobierno que recoge sus principales propuestas y que son “las más beneficiosas para Zaragoza”, tal y como ha explicado Fernández, quien se ha mostrado “muy satisfecha” con la situación porque supone “un cambio” para la capital aragonesa. “Vamos a entrar en gobierno para poder materializar nuestras propuestas”, ha subrayado Cs.

Azcón ha calificado de “muy buena noticia” este acuerdo, que girará entorno a 50 medidas que “esperemos que se puedan poner en marcha en estos cuatro años”. El previsible nuevo alcalde mantendrá ahora una conversación con el portavoz de Vox y confía en que los dos votos de esta formación se sumen a los ocho del PP y los seis de Cs para sumar los 16 necesarios que nombrarán alcalde a Jorge Azcón.

“No tengo la sensación de haber tenido que renunciar a nada”, ha reconocido Azcón, para quien esta negociación ha ido “muy en sintonía con lo defendido en la campaña electoral y nuestros programas”, ha defendido. Ahora están pendientes de cerrar el reparto de consejerías, aunque lo que sí ha avanzado Azcón es que será un gobierno “muy paritario y con mucha igualdad en el peso de las áreas y el reparto de las delegaciones”.

Coincidencias con Vox

Sobre los votos de los dos ediles de Vox, imprescindibles para alcanzar una mayoría alternativa a la socialista Pilar Alegría, ha asegurado que no habrá “ninguna dificultad” para sumarlos, ya que hay coincidencias “muy importantes” en las cuestiones relacionadas con la gestión municipal, como la fiscalidad o la movilidad, y que estas han quedado reflejadas en el acuerdo PP-Ciudadanos.

No obstante, ha confirmado que llamará al líder municipal de la formación ultraderechista, Julio Calvo, para explicarle el acuerdo, algo que le consta que también ha hecho la propia Sara Fernández.

Azcón ha recordado también que Vox dijo que en Zaragoza y en Aragón no era “irrenunciable” entrar a formar parte de los gobiernos.

Por su parte, la previsible futura vicealcaldesa de la ciudad ha valorado que el programa pactado por PP y Ciudadanos recoge las principales propuestas de ambos programas, que son “las más beneficiosas” para Zaragoza.

Directrices de Madrid

Sobre las negociaciones, que se han apurado casi hasta el último momento, ha señalado que han seguido las directrices marcadas por la Ejecutiva Nacional, que situaba al PP como socio preferente, aunque Fernández se ha sentado también con el PSOE.

En este sentido, ha agradecido a la socialista Pilar Alegría su voluntad de llegar a acuerdos y ha asegurado que han negociado “hasta el último momento” con las dos formaciones y que no ha habido ningún “postureo”, pero que finalmente han optado por un “cambio necesario” para la ciudad después de 12 años de gobiernos del PSOE y otros cuatro de Zaragoza en Común.

Eso sí, ha dejado claro que el acuerdo es “exclusivamente” con el PP y que Vox “tendrá que decidir” si apuesta por este gobierno o por otro del PSOE.

Que no entre la formación de extrema derecha a los gobiernos es una “línea roja” y “ahí se va a mantener”, ha recalcado.

Santisteve (ZeC) dice que este sábado se elegirá “a la derecha de PP, Cs y Vox o de PSOE y Cs”

El alcalde en funciones, Pedro Santisteve, de Zaragoza en Común, ha manifestado que el próximo sábado, 15 de junio, el Consistorio que se va a constituir tendrá un gobierno donde la única alternativa es “la derecha; la de PP, Ciudadanos y Vox o la del PSOE con Cs”.

“Los escenarios son derecha o derecha”, ha enfatizado en declaraciones a los medios de comunicación, con motivo de la celebración del plenario de ZeC, en el Centro Cívico Salvador Allende.

A su entender, el panorama que se dibuja es “muy preocupante” y ha criticado que el PSOE “esté jugando” como “se le está viendo” al secretario general de los socialistas en la Comunidad autónoma, Javier Lambán, al “forzar” una alianza “con la derecha del Partido Aragonés (PAR), que ya sabemos qué trayectoria tiene y qué antecedentes ha dejado tan negros en la política de Aragón”.

Guiños a la derecha

Ha añadido que “se está jugando otra vez a hacerle guiños a la derecha”, algo que “ya sabemos adónde conduce”, para esgrimir que cuando la izquierda practica “luchas cainitas y escenarios de política de tierra quemada, quien gana es la derecha”.

En este sentido, ha lamentado que el PSOE “nunca ha consentido que crezca nada a su izquierda” y mientras no cambie esa dinámica “son escenarios tristes” que suponen que “en este país nunca pueda haber un gobierno de izquierdas consecuentes”.

Ha añadido que esta es una cuestión que igual hay que preguntar a quien gobierna en Europa, que es “la derecha más dura” y ha agregado que ya se están anunciado más de 7.000 millones de recortes para España, a los que el presidente en funciones, el socialista Pedro Sánchez, “va a decir amén”, algo en lo que “nunca vamos a poder coincidir”.

Traspaso modélico

Santisteve ha expresado su intención de realizar a partir del lunes un “traspaso de poder ejemplar” y “modélico”, un trámite que, a su entender, tendría que estar protocolizado “hace años” porque cuando su grupo accedió al gobierno de la ciudad “nos encontramos con un desierto”.

Su objetivo es “poner al día al alcalde y a todos los concejales en todas las áreas que tengan” para que sepan “cómo van a heredar el ayuntamiento, con todo tipo de detalles e información”.

Por otra parte, Santisteve ha indicado que en los próximos años va a ejercer de portavoz de su grupo en el Ayuntamiento de Zaragoza. “No soy de los que salen huyendo, me gusta dar la cara”, ha esgrimido, para sostener “toda la vida hemos luchado desde la oposición” por lo que es un “entrenamiento” que “llevamos en nuestros genes”.

La estrategia de ZeC

En este punto, ha expresado que ZeC quiere ser “instrumento y herramienta para la que gente participe e intervenga en la política municipal” y los tres concejales que han obtenido en el Consistorio de la capital aragonesa “llevará las propuestas de la ciudadanía” al seno de la institución.

Ha añadido que ZeC defiende los valores republicanos de laicismo, federalismo, diálogo entre los pueblos y las ciudades, “construcción desde abajo”, democracia participativa, feminismo, atención y cuidado a los mayores y políticas sociales.

También ha concretado que un eje central de trabajo en los próximos años será el acceso a la vivienda y la emancipación de los jóvenes. Asimismo, se ha referido a la defensa de derechos sociales y de lo público para que “las grandes contratas dejen de tomar el pelo a los ayuntamientos y haya unos buenos servicios públicos”.

En este sentido, ha recordado que en estos cuatro años en el gobierno de la ciudad ZeC ha elaborado unos pliegos “con contenido social” y ha deseado que “sean objeto de seguimiento y que haya unos servicios de inspección que obligan a cumplirlos”.

Orgulloso del trabajo realizado

El alcalde de Zaragoza en funciones se ha mostrado “orgulloso” del trabajo desarrollado estos últimos cuatro años en el Ayuntamiento. “La atmósfera, el clima que se respira en la ciudad de convivencia es bien diferente al de hace cuatro años”, ha opinado.

Además, ha manifestado que se han logrado unas “conquistas que vamos a mantener por encima de todo”, al tiempo que Zaragoza se encuentra “junto a las grandes ciudades, las llamadas ciudades del cambio” y se le ha tratado “en pie de igualdad con Madrid, Barcelona, Santiago, Cádiz o Valencia”.

“Hemos hecho propuestas que han sido muy bien recogidas por estos grandes ayuntamientos”, ha comentado Santisteve, que también ha subrayado la proyección internacional de la ciudad, que “ha sido un ejemplo en materias como la planificación urbanística, el turismo y la participación cultural”.

Seguir “en la pelea”

Por otra parte, ha considerado que ZeC ha demostrado “que tiene músculo” y a pesar de los resultados electorales “la organización ha salido bien parada desde el punto de vista de las primarias y de una campaña volcada en barrios”.

“Veo a la gente con ganas de seguir en la pelea”, ha comentado, para apuntar que ahora a la organización “le corresponde asumir un papel protagonista”, para remarcar que “una de las señas de identidad de ZeC ha sido la participación”.

PSOE y PAR alcanzan un acuerdo, impiden un gobierno de derechas y esperan a Ciudadanos

El secretario general del PSOE-Aragón, Javier Lambán, y el presidente del Partido Aragonés (PAR), Arturo Aliaga (a la izda en la imagen superior de Europa Press), han cerrado un acuerdo para conformar el próximo Gobierno de Aragón tras las elecciones del pasado 26 de mayo. Su entendimiento cierra las puertas a un posible gobierno de la derecha, pero necesita del apoyo de Cs para alcanzar la mayoría que garantice su funcionamiento.

Así lo han indicado, en declaraciones a los medios de comunicación, este viernes después de mantener una reunión. Lambán ha evidenciado que necesitan “más participantes” para conformar “una mayoría estable”, ya que entre los 24 escaños de los socialistas y los tres del PAR suman 27 diputados en las Cortes de Aragón, a siete de la mayoría, que se logra con 34 de los 67 diputados del Parlamento autonómico.

Acuerdos con otras fuerzas

Por eso, ha deseado que se incorporen otras fuerzas políticas que se sientan “atraídas” por “la responsabilidad y la centralidad”, en velada alusión a Ciudadanos, al que esperan incorporar al acuerdo.

En este contexto, ha mencionado que en los próximos contactos que lleven a cabo con otras fuerzas políticas se realizarán con la participación simultánea del PSOE y del PAR.

“A partir de ahora, los contactos con otras fuerzas políticas para seguir ampliando ese gobierno los mantendremos conjuntamente Arturo Aliaga y yo”, ha detallado Lambán.

Acuerdo “inamovible”

Lambán ha puesto en valor la experiencia de gobierno y trayectoria tanto de su partido como del PAR, así como los 27 escaños que suman en conjunto, y ha aludido a la “centralidad” y la coincidencia en puntos fundamentales para la futura incorporación de otros actores en el futuro Gobierno de Aragón en el que tanto PSOE como PAR tendrán una presencia “fuerte y clara”.

El también presidente de Aragón en funciones ha apuntado que ahora “tienen que ser otros” los que den pasos para configurar esa mayoría necesaria para el nuevo gobierno, si bien ante la insistencia de los medios sobre la posibilidad de contar ahora con Cs frente a las fuerzas de izquierda (Podemos Equo, CHA e IU) ha insistido en que “solo excluyen a Vox” y que el resto de fuerzas políticas tendrán que decidir si se reconocen en las bases del acuerdo alcanzado con el PAR: la centralidad, la moderación y la transversalidad.

“El acuerdo con el PAR es inamovible”, ha ahondado, aunque ha reconocido que en los próximos días habrá “llamadas en todas las direcciones” y que el candidato de Cs, Daniel Pérez Calvo, es “un señor al que el resultado electoral ha puesto en una posición importante para la definición de la futura estabilidad del gobierno de la comunidad”, ya que consiguió 12 escaños necesarios para que PSOE y PAR puedan gobernar.

Además de resaltar la “altísima sintonía” en los planteamientos de PSOE y PAR, Lambán ha subrayado que ambas formaciones rechazan su participación en cualquier gobierno que dependa de Vox, un partido contrario a la autonomía, las comarcas, trasvasista y que pretende romper los consensos alcanzados en Aragón, ha dicho.

Vox impide el pacto de derecha

A este respecto, Aliaga ha coincidido en que la “incompatibilidad manifiesta” con Vox en relación al Estatuto de Autonomía y el adn del PAR hacen “imposible” llegar a acuerdos con las otras formaciones de derecha (PP, Cs y Vox), que sumarían los 34 escaños necesarios de la mayoría absoluta.

Su partido huye de los frentismos, ha aseverado, tanto en Aragón como en Madrid, con quien es necesaria “una buena relación”, y ha defendido que están abiertos a quien quiera sumarse a este acuerdo, si bien ha subrayado que “lo lógico” es que sea Cs quien se adhiera.

Ha desvelado que fue el compromiso transmitido por Lambán de trabajar por Aragón “sin intereses partidistas” lo que le convenció para responder rápidamente a su invitación de negociar, antes de recordar que siempre ha defendido que tenía que ser el PSOE, como lista más votada con 24 diputados, quien formara gobierno y que lo lógico es que lo hiciera con Cs.

Una vez alcanzado este acuerdo verbal, “porque en Aragón no hace falta firmarlos en papel”, según Aliaga, a partir del próximo lunes de forma conjunta, con la participación de ambos y ya no en reuniones bilaterales, según Lambán, empezarán a perfilar el programa de gobierno, en el que no existen diferencias “insalvables” sino “asperezas que limar”, después de que se hayan intercambiado documentos básicos.

Cs opta por un acuerdo de centro-derecha sin Vox y descarta por ahora al PSOE

El candidato de Cs a la Presidencia del Gobierno de Aragón, Daniel Pérez Calvo, se ha mostrado partidario de un acuerdo con los partidos de centro-derecha, en referencia a PP y PAR y en el que no incluye a Vox, tanto para las Cortes como para el Ayuntamiento de Zaragoza, y “no contempla” un acuerdo con el PSOE.

En declaraciones a los medios este viernes, Pérez Calvo ha insistido en que se decanta por un acuerdo con el centro derecha, con PP y PAR, con los que cree que podrían ser capaces de suscribirlo “al 99 %” en cuanto a empleo, fiscalidad, familias o territorio para el Gobierno de Aragón pero también para el Ayuntamiento de Zaragoza, aunque ha reconocido que son instituciones diferentes y que cada una tiene su proceso de negociación.

Vox, excluido

En ese acuerdo no incluye a Vox, ni en el gobierno ni en los pactos para cerrarlo, un partido que llegado el momento, según Pérez Calvo, “tendrá que elegir si quiere una opción de gobierno de centro derecha”, que es la que representaría Cs, PP y PAR, o si prefiere “optar por otra opción posible en otro espectro político”.

Se ha referido así a los 31 diputados que suman en las Cortes PP (16), Cs (12) y PAR (3) y a los 33 que alcanza el PSOE (24), con Podemos Equo (5), CHA (3) e IU (1), los dos bloques que no llegan a los 34 de la mayoría absoluta del Parlamento, compuesto por 67 escaños, en el que Vox se estrena con tres diputados.

No obstante, el presidente del PAR, Arturo Aliaga, dio este miércoles por descartado un pacto de derechas en el que esté o apoye Vox y se ha decantado por un acuerdo entre PSOE y Cs, que, por su parte, ha rechazado Pérez Calvo.

Declaraciones de Aliaga

En este sentido, no ha querido valorar las declaraciones de Aliaga dado que “no han empezado” a hablar ni a ver qué plantean, aunque sí ha dejado claro que Cs “cuenta con el PAR” para que forme parte del Gobierno.

“Estamos en un momento de inicio de negociaciones, empezando a hablar y a tantear para ver dónde podemos encontrarnos”, ha apuntado Pérez Calvo, quien se ha mostrado convencido de que, tanto con el PAR como con el PP, se puede conseguir esa opción de centro derecha por la que apuesta Cs para cuajar un programa para los próximos cuatro años, “de centro e integrador, abierto y aragonesista, en el marco de una España unida y que mire a Europa”.

Y, aunque ha pedido más tiempo para poder avanzar en las negociaciones, que a su juicio deberían empezar a producirse la semana que viene dado que hasta ahora solo ha habido tomas de contacto, ha apelado a que si algo ha demostrado el PAR a lo largo de los últimos 30 años es que, además de ser un partido fundamental en la constitución de Aragón, es un “partido de acuerdos, pactos y dialogante”.

Cs tiene la llave para formar gobierno con el PSOE o con el resto de la derecha en el Ayuntamiento

Ciudadanos (Cs) tiene la llave para decidir si el Ayuntamiento de Zaragoza vuelve a manos del PSOE o si suma con las fuerzas de la derecha –PP y Vox– para dejar atrás 16 años de gobiernos de izquierdas.

Con ambas posibilidades se suma la mayoría absoluta establecida en 16 escaños sobre los 31 del Ayuntamiento de Zaragoza. Los 10 escaños PSOE y los 6 Cs alcanzan esa mayoría para gobernar el mandato, al igual que los 8 del PP, más los 6 de Cs y los 2 de Vox.

Se da la circunstancia de que esta combinación o parecida se podría dar en las Cortes de Aragón para conformar el Gobierno autonómico. Los 24 escaños del PSOE y los 12 de Cs alcanzan los 34 de la mayoría absoluta sobre un hemiciclo de 67 parlamentarios. Asimismo, la suma de los 16 diputados del PP, los 12 de Cs, junto a los 3 del PAR y los 3 de Vox, también permitiría llegar a esa mayoría absoluta

La propia candidata de Cs a la Alcaldía, Sara Fernández, ha declarado tras conocer los “buenísimos resultados” que el Gobierno de Zaragoza y –también el de Aragón– pasan por la formación naranja (en la imagen superior de Europa Press, Sara Fernández votando este domingo).

Esta observación quedaba sentenciada con las declaraciones del candidato de Cs a la Presidencia del Gobierno de Aragón, Daniel Pérez, al indicar lo siguiente: “Estamos legitimados para pedir absolutamente todo, y cuando digo todo, es todo”.

No ha querido entrar en detalles ni tampoco la propia Sara Fernández. Será a partir de este lunes, 27 de mayo, cuando se analicen los resultados y se comiencen a tomar decisiones y establecer contactos.

Líneas rojas

Las líneas rojas de Cs que han repetido a lo largo de la campaña pasan por la defensa de la Constitución y el rechazo a los nacionalismo y populismos.

Si se mantiene la máxima del presidente de Cs, Albert Rivera, en las elecciones generales de dar un no rotundo al apoyo al candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno de España, Pedro Sánchez, entonces Cs tendría que intentar consolidar gobiernos con la otra alternativa que pasa por la derecha.

En el Ayuntamiento de Zaragoza la fuerza más votada ha sido el PSOE con 10 escaños, es decir cuatro más que en el anterior mandato; le sigue el PP con 8 concejales, dos menos de los que tenía. Cs ha logrado 6 escaños, dos más; la plataforma Zaragoza en Común (ZeC) con Izquierda Unida, baja a 3 respecto a los 9 anteriores y Vox logra representación con dos escaños, los mismos que Podemos-Equo con una diferencia de 112 votos entre estas dos últimas. CHA tenía dos concejales pero se ha quedado sin representación al no alcanzar el 5 por ciento de sufragios.

Estos resultados se derivan de los 91.739 votos (27,68 por ciento) logrados por el PSOE que en 2015 fue del 18,67 por ciento con 6 concejales. El PP ha alcanzado 71.818 votos que suponen el 21,67 por ciento sobre el 26,88 por ciento de las pasadas elecciones con 10 concejales.

A Cs le han votado 59.677 zaragozanos, un 18 por ciento frente al 12,28 por ciento de este mandato cuando logró 4 concejales. ZeC ha recibido el apoyo de 33.005 votos, el 9,36 por ciento cuando hace cuatro años fue del 18,67 por ciento con 9 concejales. CHA ha tenido 15.511 votos, un 4,68 por ciento que le ha supuesto perder sus dos concejales de 2015 cuando alcanzó el 6,77 por ciento de votos.

La derecha suma más votos y escaños para gobernar Zaragoza y Aragón, pese a la victoria del PSOE

Zaragoza y Aragón han votado a la derecha y la izquierda no suma para gobernar pese a que el PSOE ha sido el partido más votado en las elecciones municipales en la capital aragonesa, en las territoriales y en los comicios europeos. Tanto el Ayuntamiento de Zaragoza (gráfico superior) como el Gobierno de Aragón podrían caer en manos de las fuerzas conservadoras. La debacle de Podemos impide una mayoría de izquierda en ambas instituciones, mientras el descontento se ha canalizado hacia los ultraderechistas de Vox, que entran tanto en el Ayuntamiento zaragozano, de donde desaparece CHA, como en las Cortes aragonesas. El vuelco total a la derecha sólo podría impedirlo un acuerdo PSOE-Cs, una mayoría a la que ya ha apelado el líder socialista, Javier Lambán, calificándola como la del “sentido común”.

En el Ayuntamiento de Zaragoza, el PSOE, con la candidatura encabezada por Pilar Alegría, ha obtenido este domingo cuatro concejales más y ha pasado de 6 a 10 escaños, lo que le coloca como claro vencedor de la cita electoral local.

Su inmediato seguidor es el PP, que pierde dos ediles y se sitúa en 8 concejales. Por contra, Ciudadanos suma dos ediles más y de 4 pasa a 6 concejales.

El arco de la derecha se completa con los dos concejales con que entra por primera vez al Ayuntamiento zaragozano la formación neofascista de Vox, que logra 2 ediles.

Reparto de concejales y porcentaje de voto en Zaragoza:

PARTIDOS CONCEJALES PORCENTAJE CONCEJ”15 POR”15
PSOE 10 27,68 6 18,67
PP 8 21,67 10 26,88
Cs 6 18,00 4 12,28
ZeC 3 9,96 9 18,67
Vox 2 6,15
Podemos 2 6,12
CHA 0 4,68 2 6,77
PAR 0 1,67 0 2,82

Debacle de la izquierda

Y mientras la derecha suma votos y concejales que le permitirían controlar la Corporación con mayoría absoluta de 16 concejales si PP, Cs y Vox acuerdan un pacto a la andaluza, por la izquierda la debacle ha sido mayúscula.

La plataforma ZeC, que ha gobernado estos últimos cuatro años, tras su división en dos candidaturas, por un lado la propia ZeC y por otro Podemos-Equo, sufre un duro varapalo. ZeC logra 3 ediles y Podemos 2, es decir, entre ambos suman 4 concejales menos que en 2015, cuando ZeC obtuvo 9 ediles.

Pero la caída de la izquierda no acaba ahí, puesto que CHA desaparece del Ayuntamiento de Zaragoza y pierde sus dos concejales al no haber alcanzado el mínimo de 5% de votos para entrar en la Corporación.

La salida de CHA del concejo zaragozano llama la atención al compararla con los resultados obtenidos por esta formación en las Cortes de Aragón, donde obtiene un escaño más y pasa de 2 a 3 diputados.

Por contra, la caída de Podemos-Equo afecta a todos los ámbitos y resulta espectacular en los comicios territoriales, donde pierde nueve diputados y pasa de 14 a 5 diputados en las Cortes aragonesas.

Este es el reparto de escaños tras las elecciones autonómicas:

2019 2015
Votos Diputados Diputados
PSOE  31,28% 24 18
PP 21,05% 16 21
C’s  16,52% 12  5
PODEMOS 8,05% 5 14
PAR  4,98% 3 6
CHA  6,11% 3 2
VOX  5,95% 3
IU 3,32%   1   1

Mayoría de la derecha

En el hemiciclo de la Aljafería también suman mayoría las fuerzas de derecha, pese a la clara victoria del PSOE, que pasa de 18 a 24 diputados. El bajón de Podemos impide que los socialistas puedan formar una mayoría suficiente con las fuerzas de izquierda, pese a la ligera subida de CHA y al mantenimiento de IU, que conserva su escaño.

En el lado opuesto, el PP pierde cinco diputados y de 21 pasa a 16, pero quizá pueda gobernar si acuerda con los restantes partidos de la derecha. En esa parte del arco parlamentario Cs experimenta un espectacular incremento y pasa de 5 a 11 diputados, convirtiéndose en árbitro absoluto del posible Gobierno de Aragón, lo mismo que en el Ayuntamiento de Zaragoza.

Si a los escaños de PP y Cs se sumaran los 3 del PAR (pierde 3) y los otros 3 con que entra en las Cortes por vez primera Vox, estas fuerzas políticas dispondrían de mayoría absoluta para formar Gobierno.

En la ciudad de Huesca, pese al triunfo socialista, se da una situación similar a la de Zaragoza, y las fuerzas de la derecha suman mayoría para gobernar. En Teruel apenas se mueven las proporciones y el PP vuelve a ganar y a poder gobernar con el apoyo del PAR y Cs. En ambos ayuntamientos entra además Vox con un concejal.

El PSOE podría seguir gobernando en Aragón con apoyo de los grupos de izquierda, pero no con Cs

El PSOE ganaría las elecciones territoriales en Aragón, con el 26,4 % de los votos, que le darían entre 20 y 22 escaños, seguido del PP con entre 18 y 19 parlamentarios y el 22,2 por ciento, en un hemiciclo que quedaría igual de fragmentado, con las mismas siete fuerzas, y en el que no entraría Vox. El respaldo de los grupos de izquierda (Podemos, IU, CHA) a un Ejecutivo socialista le permitiría a Lambán seguir al frente del Gobierno aragonés. En cambio, PSOE y Ciudadanos es probable que no acumulen mayoría absoluta en las Cortes de Aragón (34 escaños), lo que quizá podrían conseguir si se sumaran a ellos los diputados del PAR.

Podemos-Equo quedaría como tercera fuerza en el Parlamento con entre 10 y 12 diputados y el 15 por ciento de los votos, seguido por Cs con 9 o 10 escaños y el 12,7 por ciento de los votos.

Según la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas publicada este jueves, el PAR se haría con el 6 por ciento de los votos en la comunidad, que le otorgarían entre 3 y 4 diputados, seguido de IU, con el 4,8 % y 3 escaños, seguido de CHA, con el 3,9 % y entre 0 y 1 diputados.

Vox, que lograría el 3 por ciento de los votos, no obtendría sin embargo escaños, al igual que PACMA, que conseguiría el 1,8 por ciento según esta encuesta, que cifra en el 2,3 % los votos en blanco y en 1,9 % los sufragios a otros partidos.

La derecha no suma

De este modo, todos los partidos con representación en el Parlamento aragonés la mantendrían, aunque serían el PSOE, Ciudadanos e IU las únicas fuerzas que incrementarían sus diputados: entre 2 y 4 más los socialistas, que ahora tenía 18; entre 4 y 5 más Cs (tenía 5), y dos más IU, que tenía uno.

Por su parte, perderían escaños el PP (que tiene 21 y quedaría con entre 18 y 19); Podemos Equo (que tenía 14 y quedaría con 10 o 12), el PAR (que bajaría de 6 a entre 3 y 4), y CHA, que perdería uno de los dos que tenía.

La izquierda, que lograría aglutinar el 50,1 por ciento de los votos, podría formar gobierno en el mejor de los escenarios que prevé el CIS, con 38 escaños (cuatro más de los necesarios para la mayoría del parlamento, compuesto por 67 diputados).

Mientras, las fuerzas de la derecha que obtendrían diputados, según el barómetro, suman un 40,9 % de los votos (un 43,9 % si se añaden los de Vox), y en ninguno de los escenarios que prevé la encuesta podrían sumar para gobernar, porque quedan como máximo con 33.

Según el voto directo de esta encuesta, el 19,4 % de los ciudadanos dijeron que votarían al PSOE; al PP el 13,6 %; a Podemos- Equo el 5 %; a Ciudadanos el 4,5 %; a IU el 1,9 %; al PAR el 2 % y a CHA el 1,5.

A Vox dijeron que le votarían el 2,2 % de los ciudadanos; a Pacma el 1,1 y el 0,2 por ciento a otros partidos.

Mucho indeciso

El 36,9 % de los ciudadanos respondió que no sabe a quién votará, el 3,5 % no contestó, el 7 % que no votaría, el 1 % dijo que emitiría un voto en blanco y el 0,2 % que lo emitiría nulo.

Para esta encuesta, realizada entre el 21 de marzo y el 23 de abril, se efectuaron 892 entrevistas a la población con derecho a voto y residente en España en un total de 31 municipios de Aragón, de las que 498 se hicieron en Zaragoza capital y 105 en su provincia. En las provincias de Huesca y Teruel se hicieron 162 y 127, respectivamente.

Por municipios, las encuestas se repartieron a razón de diez por provincia más la capital aragonesa.

El error es ±3,3% para el conjunto de la muestra, mientras que para cada una de las provincias los errores son del ±7,9% para la de Huesca, del ±8,9% para Teruel y del ±9,8 para la Zaragoza, mientras que en la capital es del ±4,5%.

La izquierda elimina la custodia compartida preferente cuando no hay acuerdo entre progenitores

Las Cortes de Aragón, con los votos de los grupos de la izquierda, PSOE, Podemos y Grupo Mixto, han aprobado este jueves la eliminación la custodia compartida “preferente”, para que, en los casos en los que no haya acuerdo entre los progenitores, sea el juez quien determine la modalidad que mejor protege al menor. Con el argumento de que la única preferencia debe ser el interés del menor, los grupos de izquierda han defendido la modificación de uno de los puntos de la Ley de Custodia frente a la oposición del resto de grupos (PP, PAR y Ciudadanos) que han tachado la iniciativa de retroceso y han recordado que esta norma fue pionera y un ejemplo para otras Comunidades Autónomas.

En un debate encendido, la diputada socialista Leticia Soria ha señalado que la “práctica” ha demostrado que “la realidad va por delante de las normas jurídicas” y que, por tanto, es obligación del parlamento aragonés “adecuarla” con una modificación “razonable” y “adecuada”. “En el PSOE siempre y, en todo momento, defenderemos que la única preferencia sea el interés del menor”, ha subrayado.

Desde Podemos, la diputada Amparo Bella, ha reconocido, en una de sus últimas intervenciones en las Cortes, estar orgullosa de esta iniciativa acordada con la izquierda, que busca, según sus palabras, que la custodia compartida no sea impuesta cuando no hay acuerdo entre los padres.

La custodia compartida impuesta convierte a los niños “en maletas” y les genera, a su juicio, inseguridad y fracaso escolar. “No se tiene en cuenta sus opiniones”, ha recalcado y ha añadido que en la sociedad actual las responsabilidades familiares son todavía “asimétricas”.

La diputada Patricia Luquin, del Grupo Mixto, ha indicado que esta modificación lo único que busca es “colocar al menor en el centro” de las decisiones cuando no hay acuerdo entre los padres. “En algunos casos será custodia compartida y, en otros, individual”, ha afirmado, al tiempo que ha reconocido que a IU le habría gustado una modificación de la ley más “profunda”.

Rechazo de la derecha

Por su parte, los grupos de derecha han mostrado su absoluto rechazo a esta iniciativa y han presentado, para “enmendar el error”, enmiendas a la modificación, que han sido rechazadas por la izquierda.

Así lo ha indicado Susana Gaspar, de Ciudadanos, quien ha comentado que los menores nacen con el derecho de compartir su vida con sus padres y, por tanto, “no debemos privar a los menores de ese derecho”.

Ha recordado que esta ley fue “pionera” en España y ejemplo para otras Comunidades, y ha indicado que las custodias compartidas solo suponen un 41 % del total.

Para María Herrera este cambio tiene “una corta vida” porque, según sus palabras, su grupo tiene una iniciativa para modificar de nuevo la ley en la próxima legislatura.

Ha desmentido que los expertos desaconsejen la custodia compartida cuando no hay acuerdo, como ha indicado Patricia Luquin, y ha recordado que los expertos que han comparecido en las Cortes la han defendido, “a excepción de algunos abogados y personas de la justicia a los que ustedes llamaron”.

“La custodia compartida salvaguarda el interés del menor. Escuchamos poco a los niños”, ha apuntado.

Para Fernando Ledesma esta modificación lleva el adn de la “izquierda feminista, radical y confrontadora”, y, además, ha dicho, va en contra del “derecho de familia” y del código foral aragonés.

Además, ha criticado que la izquierda presente la iniciativa “por la puerta de atrás” y de “manera chapucera e incongruente” con el resto del texto.

El PSOE municipal se alinea de nuevo con la derecha y decae una moción en el Pleno a favor de la república

El grupo municipal socialista ha votado en sesión plenaria contra la solicitud de convocar un referéndum de acuerdo a la Constitución para que la ciudadanía del Estado español decida entre monarquía y república. También ha rechazado que el Ayuntamiento de Zaragoza reafirme el compromiso con los valores republicanos y la apuesta por la “abolición de una institución caduca y antidemocrática como la monarquía”, uniendo su voto contrario al de PP y Cs.

ZeC ha presentado en el Pleno de este viernes 23 de noviembre una moción para que el Consistorio zaragozano solicitara la retirada de prerrogativas legales al rey emérito, Juan Carlos I, de forma que se investigue su supuesta corrupción, y para que la ciudadanía se pronuncie sobre la forma de gobierno en el Estado español.

El PSOE, pese a su larga tradición republicana, sólo ha votado a favor un punto de la moción de ZeC en el que se insta al Gobierno de España a derogar el delito de injurias al rey y a la casa real (los artículos 490.3 y 491 del Código Penal), igualando la protección penal del honor de esta figura a la del resto de ciudadanos.

Bloque PP-PSOE-CS contrario a la república

Sin embargo, los socialistas han unido sus votos a los de PP y Cs para rechazar la petición por parte de la Corporación zaragozana de que en el Congreso de los Diputados se permita investigar en sede parlamentaria las acciones realizadas por Juan Carlos de Borbón desde el año 2014, momento en que deja de ser inviolable jurídicamente, y “sobre quien recaen indicios suficientes de delito”.

La negativa de la derecha y del PSOE tampoco ha permitido que prosperara el punto en el que se solicitaba al Gobierno de España a convocar un referéndum de acuerdo a la Constitución para que la ciudadanía decida entre monarquía y república.

Ese mismo bloque PP-PSOE-Cs ha hecho decaer la propuesta de que el Ayuntamiento de Zaragoza reafirme el compromiso con los valores republicanos y la apuesta por la “abolición de una institución caduca y antidemocrática como la monarquía”, mientras los grupos de ZeC y CHA respaldaban en su integridad la moción presentada por los primeros.

Bancada de PSOE, ZeC y CHA (de izda a dcha) en la que no ha habido acuerdo. Foto: Aragón Digital

La ciudadanía, a favor de la república

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero (ZeC), ha justificado la presentación de la moción porque se cumple el 40 aniversario del pacto constitucional y después de cuatro décadas los ciudadanos siguen sin poder elegir entre república o monarquía y si se les dejara opinar “querían la república”, ha asegurado.

Cubero se ha referido al rey emérito como “corrupto” y “sinvergüenza”, mientras mostraba una fotografía en la que Juan Carlos de Borbón aparecía en una cacería junto al expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, el exministro y expresidente de Baleares, Jaume Matas, ambos encarcelados por corrupción, y al expresidente de la patronal madrileña Arturo Fernández, investigado por el uso fraudulento de tarjetas de crédito en Caja Madrid.

En ese momento, ha asegurado que Juan Carlos I es igual de “corrupto” y “sinvergüenza” que los otros tres, pero no responde ante la justicia por su estatus de inviolable jurídicamente hasta su abdicación en 2014. A esto ha agregado que “mientras estos de la imagen se lucran de forma ilegal, se condena a chavales por quemar esta foto”.

Mucho que esconder

El concejal de ZeC ha recriminado a los concejales socialistas de seguir “directrices de Ferraz” y les ha pedido que votaran “en conciencia” y siguiendo los dictados de su “corazón republicano”, ruego que los socialistas no han atendido.

El portavoz de CHA, Carmelo Asensio se ha referido a la opacidad de la monarquía española y ha deducido que “quizá tenga mucho que esconder”.

El representante aragonesista ha subrayado que “el mejor gobierno es el de la gente y ésta se expresa de forma adecuada a través de un régimen como el republicano, donde se eligen todos los cargos”.

La concejal del grupo municipal de Ciudadanos (Cs), Cristina García, ha dicho que a nadie le han interesado los aforamientos hasta que Cs sacó este tema. Ha recordado que hay 9 artículos sobre la monarquía en la Constitución y le ha instado a ZeC a que consiga dos tercios de apoyos y abra el debate sobre monarquía o república en el Congreso de los Diputados.

Los ideales socialistas

El portavoz socialista, Carlos Pérez Anadón (en la foto superior de Aragón Digital, de espaldas junto a otros integrantes del grupo socialista al inicio del Pleno), ha considerado poco fundamentada la moción de ZeC, aunque ha reconocido que el debate sobre monarquía o república merece “una reflexión”, pero a continuación ha añadido que “no habrá cambio hasta que no se produzca un consenso amplio”.

A ese respecto, Cubero ha responsabilizado a los socialistas de impedir un acuerdo a favor de la república, por su obcecación en la defensa de la monarquía borbónica, cuando “los ideales del PSOE son otros”.

“Los determinantes para que persista la monarquía son ustedes”, ha espetado el concejal de ZeC a los socialistas, a quienes ha acusado de alinearse con los grupos de la derecha “herederos del franquismo”.

El concejal del PP Pedro Navarro le ha respondido que “yo sólo soy heredero de mis padres”, al tiempo que ha defendido que “la monarquía actual garantiza las libertades públicas”.

La réplica final de Cubero ha subido de tono todavía más y ha definido a los integrantes del grupo popular como “fascistas en el fondo de su corazón”.

La derecha fracasa un su bloqueo al presupuesto municipal, que sale con ZeC, PSOE y CHA pese a la crisis

PP y Ciudadanos han intentado esta mañana del lunes 26 de febrero bloquear en el Pleno el presupuesto del Ayuntamiento de Zaragoza de 2018, que sin embargo ha sido aprobado de forma definitiva en el Pleno con los votos de ZeC, PSOE y CHA, pese a sus disputas por el tema de las sociedades municipales. La ciudad cuenta ya con nuevas cuentas para este año, que contemplan unas inversiones de 65 millones de euros y un fuerte impulso a las políticas sociales.

Como estaba previsto, el PP ha presentado su propuesta de retirada del dictamen de los presupuestos y ha invitado a PSOE y CHA a sumarse a su iniciativa, con los consabidos argumentos de que si consideraban que ZeC había dado un golpe de mano copando los consejos de administración de las sociedades municipales no podían votar a favor del presupuesto, un documento que el portavoz conservador, Jorge Azcón, ha calificado como “el acto político  más importante del Ayuntamiento cada año” y les ha acusado de “dar carta de naturaleza a un acto antidemocrático”.

Por su parte, la portavoz de C’s, Sara Fernández, ha dicho que el presupuesto debía utilizarse como herramienta para “tratar de devolver la democracia a este Ayuntamiento” y presionar con ello a ZeC para que modifique su decisión respecto a las sociedades.

Ambos grupos derechistas han insistido en que el respaldo de socialistas y aragonesistas al presupuesto municipal era la moneda de cambio por el respaldo de Podemos al presupuesto del Gobierno de Aragón, en manos de PSOE y CHA, lo que se producirá dentro de dos días.

PSOE y CHA defienden la aprobación

Frente a esa crítica, tanto el concejal del grupo del PSOE Javier Trívez, como el portavoz de CHA, Carmelo Asensio, han reconocido que les importa aprobar el presupuesto de Zaragoza y el presupuesto de Aragón, lo cual han justificado por la necesidad de llevar adelante las inversiones previstas en ambos programas financieros, así como el resto de iniciativas sociales que contemplan.

Ambos ediles han rebatido a populares y C’s con dureza. Asensio ha espetado al PP que no iban a caer en “la trampa del cuanto peor, mejor, en la que es especialista el gobierno más corrupto, incompetente e incapaz de sacar adelante el presupuesto del Estado, una situación que quiere trasladar aquí”, y ha subrayado que su partido “no está pillado por Lambán, sino por los ciudadanos”.

El socialista Trívez les ha dicho a los populares que “cómo no nos va a preocupar que Aragón y Zaragoza tengan un presupuesto progresista. Y también nos preocupa que España no tenga presupuesto, ¿y saben por qué no lo tiene? porque gobiernan ustedes”.

A Ciudadanos les ha recriminado que les critiquen a ellos por aprobar el presupuesto de ZeC con reticencias, cuando en el Congreso estatal el PP les ningunea con el incumplimiento de los pactos que tienen suscritos “y si llega algún momento en que presentan presupuestos, los apoyarán”, para concluir dirigiéndose a ambos grupos de la derecha acusándoles de que son “incapaces de plantear ninguna alternativa”.

Tregua en la crisis

Tanto PSOE como CHA han preferido no ahondar en la crisis desatada por las sociedades municipales y ambos han insistido en que respaldaban el presupuesto “por responsabilidad” hacia la ciudadanía.

“Si se bloquea el presupuesto y se prorroga el de 2017, se descartan 65 millones de inversión y se bloquean las políticas sociales”, ha indicado el aragonesista Asensio, quien se ha mostrado contrario a “utilizar el presupuesto como arma de presión política”. Además ha dicho que su grupo debía aprobar el documento económico porque se habían incorporado todas sus enmiendas.

Por su parte, el socialista Trívez ha reconocido que para su grupo era más complicado dar el visto bueno al proyecto presupuestario de ZeC, por el maltrato de este grupo a sus propuestas y por su actitud ante las sociedades municipales. “Pero si no lo aprobáramos, nos acusarían de paralizar Zaragoza y Aragón”, ha concluido.

Finalmente, la tregua entre los grupos de izquierda se ha expresado gráficamente en la imagen de todos sus concejales otorgando el voto a favor de los presupuestos municipales (foto superior de zaragoza.es), desbaratando “el intento de bloqueo destructivo de la derecha”, como lo ha calificado el responsable de Economía y Cultura del gobierno, Fernando Rivarés (ZeC), quien ha indicado al PP que “falta de democracia es vetar 47 propuestas en el Congreso. No puede dar lecciones de democracia el partido más corrupto y tiránico”, al tiempo que ha recomendado al portavoz del grupo popular, Jorge Azcón, que “haga alguna vez alguna propuesta en positivo”.