derrumbe

Seis familias desalojadas por el derrumbe parcial de un edificio deteriorado en el barrio Jesús

El derrumbe parcial del edificio ubicado en el número 8 de la calle Estación, en el barrio Jesús, no ha dejado heridos, según ha confirmado la unidad canina de los bomberos, dado que estaba deshabitado en esa parte, aunque sí han sido desalojadas seis familias que vivían de forma irregular en una zona contigua del mismo inmueble.

Esta medida se ha tomado por seguridad, según han informado fuentes municipales, que han corroborado que, afortunadamente, no ha habido que lamentar daños personales tras el derrumbe de una parte del edificio, a la que los bomberos del Ayuntamiento han trasladado la unidad canina para verificarlo.

Según han informado a Efe fuentes de los bomberos, el inmueble derrumbado es el número 8 de la calle Estación, en el barrio de Jesús, que ya sufrió otro derrumbe hace tiempo (imagen superior de Aragón Digital).

Edificio en muy malas condiciones

Los bomberos han recibido el aviso en torno a las 14.40 horas, y además del equipo canino, se han desplazado una unidad de mando, una bomba urbana y una ambulancia.

Además, según han informado fuentes municipales, se ha avisado con carácter de urgencia a un arquitecto municipal para que haga una valoración del resto del edificio.

Según ha explicado el subjefe de Intervención del cuerpo de Bomberos de Zaragoza, Ángel López, el derrumbe se ha producido en la primera planta sobre el sótano de un bloque interior del edificio.

“Ha habido que sacar a la gente y un arquitecto del Ayuntamiento ha evaluado que estaba en muy malas condiciones. Son estructuras de madera que estaban muy podridas. Ya tenía puntales y hoy supongo que el agua le ha dado la puntilla”, ha afirmado.

Alojamiento

Hasta el lugar se ha desplazado también el concejal de Acción Social y Familia del Ayuntamiento de Zaragoza, Ángel Lorén, quien ha explicado que cuatro de las seis familias se han realojado por sus propios medios, mientras que otra familia con dos niños han optado por el albergue municipal y otras dos personas mayores se van a alojar en el Refugio. “A partir de ahí se activará el protocolo de Servicios Sociales y se les asignará y reubicará provisionalmente en los próximos días”, ha expuesto.

Además, Lorén también ha confirmado que “gran parte” de las familias estaban viviendo “en situación irregular”. “Se han personado alguno de los propietarios y ahora se están retirando enseres personales”, ha añadido.

Está previsto que el edificio quede clausurado y sea derribado en su totalidad. “El técnico municipal nos ha dicho que amenaza ruina”, ha señalado.