desigualdad

El IAM lanza una campaña para que los hombres se impliquen ante la desigualdad de las mujeres

El Instituto Aragonés de la Mujer ha puesto en marcha una campaña que persigue implicar a los hombres en la lucha contra la desigualdad que afecta a las mujeres tanto a nivel social como laboral, así como contra el machismo y la violencia que genera.

Según informa el Gobierno aragonés, “Que la igualdad no sea un disfraz” es el lema de una campaña a favor de la igualdad entre géneros que pone el acento en la necesidad de que la sociedad, y especialmente los hombres, se sumen a las iniciativas contra la discriminación de la mujer.

Asimismo, la campaña incide en que para que la realidad cambie se debe de asumir la necesidad de cambiar roles, estereotipos y comportamientos y no quedarse solo en lo superficial.

Otro aspecto que se pone en evidencia es que la desigualdad y la violencia sobre las mujeres no atienden ni a la edad, ni a la situación vital de cada persona, ya que es una realidad que se encuentra en todos los ámbitos de la sociedad y en todos los perfiles de mujeres y hombres.

La campaña está sufragada con fondos del Pacto de Estado en materia de Violencia de Género, que tiene una línea de actuación fundamental en materia de sensibilización y prevención.

Mayor implicación

Tanto el Pacto de Estado como el Dictamen de la Comisión para el Estudio de la Violencia Machista en Aragón interpelan a impulsar campañas de sensibilización centradas en los varones para implicarlos más en la lucha contra la desigualdad de género, el machismo, la discriminación y la violencia.

Además, el Plan Estratégico de Prevención y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres en Aragón, aprobado en 2018, también establece la necesidad de trabajar en la línea de la sensibilización y la prevención.

La campaña se difundirá principalmente a través de redes sociales pero, además, se distribuirá en formato papel en espacios del Gobierno de Aragón, centros educativos, centros de trabajo, ámbitos social, sanitario y policial.

También se enviará a los Centros de la Mujer de las comarcas aragonesas, con las que el IAM dispone de convenios para la territorialización de la atención a la violencia sobre las mujeres para que la campaña llegue, también, al medio rural aragonés.

Sólo cuatro obras realizadas por mujeres se exponen de forma permanente en museos de la ciudad

Un inventario de las principales colecciones de arte de los museos de Zaragoza impulsado por el Ayuntamiento pone de manifiesto un desequilibrio de género, ya que de las 1.125 obras de autoría femenina recogidas en este estudio, tan sólo cuatro están expuestas de forma permanente.

Son las obras de Juana Francés de la Campa, Menchu Gal, María Revenga y Alice Wilmer, que se encuentran en la tercera planta del Museo Goya, dedicada al arte de los siglos XIX y XX.

Así se recoge en el estudio ‘Las mujeres artistas en la ciudad de Zaragoza. Obras en museos, colecciones públicas y entidades’ elaborado por la investigadora Paula Gonzalo y que ha sido presentado este martes en la Casa de la Mujer de Zaragoza.

La intención de esta investigación, que se enmarca dentro del II Plan de Igualdad de Zaragoza 2018-2021, es doble: constatar mediante un estudio científico lo que ya se intuía, la invisibilidad de la mujer en el arte, y por otro lado, corregir en las salas de exposiciones de la ciudad esa “inercia” histórica, porque “lo que no se ve no existe”.

Silenciadas

La realidad es tozuda. La Universidad de Zaragoza que, en sus más de cuatrocientos cincuenta años de historia alberga un patrimonio cultura de casi un millar de piezas desde el siglo XVI, mantiene las obras realizadas por mujeres en espacios privados, a los que no tiene acceso la ciudadanía.

De las mil piezas que alberga, sólo 32 son de mujeres artistas.

La presencia de autoras es también “escasa” en el fondo artístico de las Cortes de Aragón, mientras que en el Museo de Zaragoza no se exponía, en el momento de hacer el estudio, ninguna obra de las veintiún artistas presentes en esta colección.

Sin embargo, actualmente sí que se muestra en este centro una obra de autoría femenina: el medallón de Lavinia Fontana, del siglo XVI.

En el IAACC Pablo Serrano, referente del arte aragonés, tampoco en el momento de hacer el inventario se exponía la obra de Juana Francés, pese a ser una de las instituciones que guardan su legado patrimonial.

Por contra, la Escuela Museo Origami de Zaragoza, ubicada en el Centro de Historias, sí que cuenta con una representación femenina en sus fondos.

También a nivel estatal

Esta desigualdad se manifiesta también a nivel estatal, según los datos de Mujeres en Artes Visuales. En las colecciones permanentes de arte contemporáneo las artistas representan sólo un 13 %.

Y en la feria ARCO 2019 la presencia de artistas españolas ha descendido al 6 %, cuando hace diez años la feria internacional era más igualitaria, ha remarcado Gonzalo.

Estos datos resultan “paradójicos”, ha añadido, teniendo en cuenta que en el Estado las mujeres graduadas en Bellas Artes superan el 70 % y las graduadas en Historia del Arte alcanzan casi el 80 %.

Estos datos ponen de manifiesto la necesidad de “revisar” el “sistema de arte” desde una perspectiva de género, ha indicado Gonzalo, quien ha explicado que esta inercia de no valorar la obra de la mujer se da en todos los ámbitos a lo largo de la historia, pero más si cabe en el arte.

La mujer en este ámbito ha sido vista como “musa” y el hombre como “genio”. “Hay que desmontar esto empezando por los colegios y las facultades”, y continuando también, ha dicho, por las salas de exposiciones.

Para la consejera de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto, este estudio que parte de la tesis de Paula Gonzalo es una herramienta para conocer, mediante datos científicos, la realidad con el ánimo de corregirla.

La enseñanza gratuita de 0 a 3 años se aplicará la próxima legislatura

La enseñanza gratuita de 0 a 3 años será una realidad en Aragón la próxima legislatura, según ha señalado la presidenta de las Cortes, Violeta Barba, tras la firma de la renovación del Pacto por la Infancia y las propuestas de consenso de la comisión de seguimiento de mismo, que también han rubricado la presidenta de Unicef-Aragón, Pilar de la Vega, y los partidos políticos con representación parlamentaria.

Los siete partidos de las Cortes de Aragón, PP, PSOE, Podemos, Cs, PAR, CHA e IU, se han comprometido con Unicef a promover la implantación de la gratuidad de la enseñanza de cero a tres años “en un futuro próximo”, trasladando este acuerdo al Gobierno autonómico cuando comience la siguiente legislatura.

La presidenta de Unicef Aragón, Pilar de la Vega, ha firmado, en la Sala del Aljibe del Palacio de La Aljafería, este acuerdo, que supone la renovación del Pacto por la Infancia, rubricado por primera vez en 2014 y al que ahora se han sumado Podemos y Cs, presentes en el Parlamento desde la actual legislatura.

Tanto De la Vega como la presidenta de las Cortes, Violeta Barba, han confiado en que se lleve a término en la próxima legislatura.

Han firmado el acuerdo Barba y De la Vega, así como el presidente del PP Aragón, Luis María Beamonte; el secretario de Organización del PSOE, Darío Villagrasa; el secretario general de Podemos, Nacho Escartín; la diputada de Cs Desirée Pescador; el presidente de CHA y consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno autonómico, José Luis Soro; y el coordinador general de CHA, Álvaro Sanz (en la foto superior de cortesaragon.es, Pilar de la Vega firma, en presencia de la presidenta de las Cortes, a su izquierda y de los representantes de todos los grupos políticos de la Cámara).

Violeta Barba ha destacado que con este acto se suman los dos partidos que no participaron en la firma de 2014 y que este martes “se visibiliza el diálogo y el consenso”, esperando que el Ejecutivo territorial aplique las medidas recogidas en el pacto.

Desigualdad

Ha resaltado que, en Aragón, uno de cada cuatro niños sufre pobreza y ha considerado que “ninguna sociedad democrática puede admitir esta desigualdad”, animando a llevar a cabo “soluciones reales” para “superar la falta de oportunidades”.

Pilar de la Vega ha indicado que durante los cuatro años de vigencia del pacto se ha realizado “un trabajo serio” a través de la Comisión de seguimiento del Pacto por la Infancia, manifestando que los derechos de la infancia se han incorporado a la agenda política, al comprometerse los grupos políticos.

La presidenta de Unicef Aragón ha dejado claro que “todos los niños tienen que tener los mismos derechos”, observando que en muchos casos las familias no inscriben a sus hijos en la etapa de cero a tres años por motivos “estrictamente económicos”, y añadiendo que el acuerdo alude a otros aspectos, como los derechos sanitarios y de otras etapas de la educación. “Pongo voz a quien no tiene voz”, ha aseverado.

Fracaso escolar

En el acuerdo, los firmantes señalan que “la asistencia temprana a la escuela, especialmente en el caso de los niños que crecen en entornos más desfavorecidos, se traduce en un mejor resultado escolar en los siguientes niveles educativos, e igualmente en la reducción de las tasas de abandono y fracaso escolar, así como en la mejora de las posibilidades de desarrollo adulto, incluyendo sus perspectivas laborales”.

Asimismo, se han comprometido a reforzar el carácter inclusivo del sistema educativo, alertando de que en Aragón “la desigualdad entre las familias crece”, y algunos niños no pueden tener acceso a servicios como las actividades extraescolares o asumir la compra de uniformes, libros y material escolar compromete la economía familiar.

También han apostado por establecer medidas encaminadas a reducir el fracaso escolar, subrayando que Aragón sufre uno de los peores porcentajes de toda España, especialmente en la Secundaria, emplazando a establecer “un adecuado sistema de apoyos y refuerzos educativos” y “revisar los criterios de repetición a fin de mejorar los datos de idoneidad”.

Otra propuesta es conseguir que todos los itinerarios tengan una salida adecuada, de manera que siga bajando la tasa de abandono temprano de los estudios, así como revisar el reparto y la matriculación de los alumnos con necesidades educativas especiales o en situación de mayor vulnerabilidad a fin de evitar la concentración en centros concretos, subrayando que “la desproporcionada concentración” de estos alumnos en un centro concreto “dificulta el desarrollo curricular adecuado, lo que se termina reflejando en el rendimiento del alumnado y del propio centro”.

Reforzar la inspección de centros

Asimismo, reforzar la inspección educativa para evitar que los centros sostenidos con fondos públicos establezcan cuotas o aportaciones encubiertas “que supongan un freno para el acceso a estos centros de alumnos que provengan de hogares con menos ingresos”, y también establecer itinerarios “claros” de atención a los niños en riesgo de desprotección “con un enfoque más integral”.

Los partidos firmantes han abogado por poner en marcha medidas de planificación educativa y de la oferta escolar orientadas por “principios de equidad educativa” ampliando la dotación de recursos a aquellos centros con mayores necesidades.

La renovación del Pacto por la Infancia incluye las recomendaciones de reforzar los mecanismos de prevención mediante programas socio-educativos que favorezcan tanto el refuerzo de la educación en valores como la ocupación positiva de su tiempo libre; intensificar el control del consumo de alcohol en los menores restringiendo su accesibilidad y endureciendo las sanciones económicas contra los establecimientos que permitan su venta y consumo.

Por último, proponen aumentar los programas de educación sanitaria en diferentes ámbitos, como los centros educativos, las organizaciones juveniles y las entidades locales, así como establecer programas de asistencia para el abandono del consumo de tabaco.

Unas 200 comunicadoras se concentran por un periodismo digno e igualitario

Alrededor de 200 comunicadoras se han concentrado este viernes en la Plaza de España de Zaragoza para exigir un periodismo digno, de carácter feminista, con el fin de luchar contra las desigualdades y la discriminación laboral.

Al grito de ‘sin nosotras se para el mundo’ las periodistas han reflejado su descontento por varios aspectos como la brecha salarial, el denominado ‘techo de cristal’, la precariedad, el acoso laboral y en redes sociales, y también la corresponsabilidad.

“Somos más de la mitad de la población, si nosotras paramos el mundo se para, y eso es lo que queremos visibilizar. Hacer ver que si nosotras no trabajamos, no colaboramos, no participamos, el mundo no tiene mucho que hacer, por eso pedimos exclusivamente la igualdad entre hombres y mujeres, y en esa lucha tenemos que estar todos juntos ya que este movimiento no pretende enfrentamientos ni ser radical”, ha explicado en declaraciones para Efe la periodista de TVE Aragón Sagrario Sáiz, que además fue una de las siete pregoneras de las Fiestas del Pilar 2018, las primeras de carácter feminista.

‘Periodigno’

De esta manera, en la lectura de un manifiesto que varias comunicadoras han narrado a la sociedad, se exige a los medios de comunicación que velen por la función social que han de cumplir en las sociedades democráticas y, en consecuencia, por un ‘periodigno’ que incorpore de manera plena en su línea editorial los valores de igualdad, equidad y libertad de las personas.

En este aspecto, la comunicadora y cofundadora de la Asociación de Periodistas por la Igualdad, Carmen Serrano, ha destacado a Efe que esta profesión “pone las mismas zancadillas” a las mujeres que en cualquier otra ya que “hay muchas mujeres estudiantes y en las redacciones pero muy pocas ocupando puestos de responsabilidad”.

Como consecuencia, eso impide que los protocolos y guías de actuación para aprender a redactar con perspectiva de género, sin perjudicar más a las mujeres, y el impulso de la igualdad puedan ejecutarse con efectividad, ha apuntado Serrano.

Trabajos precarios

Sáiz ha ahondado más en esta idea y ha señalado, respecto a las comunicadoras, que las mujeres se encuentran en trabajos más precarios, con menor sueldo, con más contratos temporales que fijos, y con serias dificultades para alcanzar puestos de dirección.

Asimismo, ha añadido, “cuando una mujer está en un puesto de dirección cambia la visión de ese medio, por ejemplo con la introducción de temas de género, ya que las mujeres también tienen muchas cosas que decir, e invitamos a que den su voz”.

La celebración de este 8-M es muy importante para conseguir progresar en la lucha por la igualdad ya que cada día “se avanza” más.

“Solo hay que mirar cómo ha evolucionado la sociedad desde la época de nuestras madres o abuelas, ver cómo ha cambiado el movimiento feminista. Queda mucho por hacer, y hay que seguir luchando hoy para que las mujeres del futuro lo tengan más fácil que nosotras”, ha concluido Sagrario Sáiz.

La mujer aragonesa, con muy poca presencia en política municipal o en estudios de ingeniería e informática

La política municipal y la educación son dos de los ámbitos donde se plasman mayores diferencias entre hombres y mujeres en Aragón. Sólo el 18,5 % de los alcaldes elegidos en 2015 son mujeres, cifra que se eleva hasta el 29,6 % al hablar de concejalas. Respecto a estudios universitarios, la presencia femenina en Magisterio de Educación Infantil (94,5%), Psicología (83,3%) o Enfermería (81,4%) es abrumadora, mientras en las diversas Ingenierías e Informática (por debajo del 15,8%), en Deporte (15,4%) o en Marketing (19%) es mínima. Lo mismo ocurre en las diversas ramas de FP. Por otro lado, respecto a violencia machista, 1.011 mujeres contaban con protección policial por violencia de género en Aragón en 2018, tres veces más que en 2015.

Las referencias están contenidas en el informe “Datos Básicos de las Mujeres” y que publica este viernes el Instituto Aragonés de Estadística (IAEST) con motivo del Día Internacional de la Mujer.

En su introducción el informe indica que, “a pesar del gran avance hacia la igualdad hecho en nuestra sociedad, los datos reflejan una sociedad desigual que asigna a las mujeres la responsabilidad del ámbito doméstico y a los hombres la del ámbito público, basándose en una muy desigual valoración y reconocimiento económico y social”.

Política

Esa desigualdad resulta especialmente flagrante en el ámbito de la política municipal, donde el número de concejalas no alcanza el 30% y el número de alcaldesas se sitúa por debajo del 20%.

En las diputaciones provinciales, la representación femenina no llega al tercio del total, mientras que en las Cortes de Aragón sí que se alcanza una paridad casi total: 32 diputadas frente a 35 diputados.

El Senado es la única institución donde hay una paridad exacta, pues de los 14 senadores aragoneses 7 son mujeres, algo que no ocurre en el Congreso, donde trabajan 3 diputadas aragonesas frente a 10 diputados.

Educación

En estudios universitarios son las mujeres las que tienen mayor presencia con 15.809 matriculadas en el curso 2016/17, frente a los 13.879 chicos. Pero su distribución por áreas de conocimiento es muy desigual.

Ellas son mayoría en Educación (77,4%), Salud y Servicios Sociales (71,4%), Artes y Humanidades (60,9%) o Agricultura, Ganadería, Silvicultura, Pesca y Veterinaria (65,7%).

Pero las chicas representan una minoría en Informática (9,4%) o Ingeniería, industria y construcción (24,6%), mientras en Ciencias el porcentaje de hombres y mujeres está equilibrado (54,2% frente a 45,8%).

También resulta llamativo en el informe que son las mujeres las que ocupan la mayor parte de las plazas destinadas a la Formación Adulta en todos los tramos de edad salvo de los 18 a los 20 años, destacando el tramo de mayores de 65 años, donde estudian 4.646 mujeres frente a 927 hombres, cinco veces más.

Violencia machista

El informe del Instituto Aragonés de Estadística revela igualmente un importante incremento de las medidas de protección para mujeres víctimas de violencia machista, lo que muestra que ésta sigue por desgracia muy vigente en la sociedad aragonesa, aunque las mujeres están denunciando más y reclaman mayor protección.

Un total de 1.011 mujeres contaban con protección policial por violencia de género en Aragón en 2018, tres veces más que en 2015, cuando el número de protegidas por el sistema de seguimiento integral VioGén de la Policía Nacional era de 332.

El informe indica también que existen en la comunidad aragonesa un total de 1.690 casos activos de violencia de género por la Policía.

Además, 208 mujeres en 2018 eran usuarias del servicio Atenpro de telelocalización que les permite pedir ayuda en situaciones de emergencia.

Los Juzgados de Violencia sobre la Mujer de Aragón recibieron un total de 3.860 denuncias, 3.258 en la provincia de Zaragoza, 402 en la de Huesca y 200 en la de Teruel.

Ámbitos económico y deportivo

En el ámbito económico, el documento revela que las mujeres pensionistas en Aragón cobraron de media en 2017 12.127 euros al año, 5.751 euros menos que los hombres, brecha que a nivel estatal se cifra en 4.892 euros.

El informe también recoge que solo un 22 % de las licencias federadas pertenecen a mujeres, cifra que se reduce en algunos deportes como el fútbol (4,9 %), el ajedrez (1,2 %) o la caza (0,6 %), frente a otros en el que ellas son la mayoría como la montaña y la escalada (60 %), el patinaje (89,4 %) o la gimnasia (90,1 %).

De los 1.308.728 habitantes que residen en Aragón según el Padrón de 2018, un 49,3 % son hombres frente al 50,7 % de mujeres.

Las mujeres aragonesas cobran de media 5.500 euros menos al año que los hombres

“La precariedad en Aragón tiene rostro de mujer”, ese es el resultado del informe presentado por CCOO este viernes. Un informe que pone en evidencia las desigualdades que, año tras año, se perpetúan en el ámbito laboral para detrimento de las mujeres. Así, por ejemplo, ellas cobran 5.500 euros menos al año que ellos, situándose su salario medio en 16.400 euros frente a los 21.900 de los hombres.

El paro también se ceba más con ellas: son 3.500 paradas más que parados en la Comunidad. Y respecto al tipo de contrato, sigue imperando el de tipo temporal; de hecho, de los 290.000 contratos firmados por mujeres el año pasado, el 90% eran temporales.

Aunque aquí la diferencia con los hombres es mínima (89%), sí la hay en cambio en las jornadas que ellas efectúan. En un 39% es completa y en un 78% es parcial. Datos completamente opuestos a los del género masculino, donde el 61% son jornadas completas y el 21,5%, parciales.

El sindicato ha señalado que la razón que explica esta diferencia se halla en que ellas tienen que compatibilizar sus trabajos, en muchas ocasiones, con el cuidado de los hijos o de mayores. “No hay conciliación ni corresponsabilidad, las tareas domésticas siguen siendo un asunto femenino y por ello asumen más trabajo precario”, asegura la secretaria de Mujeres, Igualdad y Juventud, Elena Pérez.

Por esto mismo, de las 2.194 excedencias solicitadas en Aragón en 2018 para hacerse cargo de asuntos familiares, 1.955 correspondieron a mujeres y solo 239 a hombres.

Desigualdad en aumento

Este es quizá el dato más llamativo de un informe que, por lo demás, demuestra cómo la desigualdad sigue aumentando. Bien es cierto que hay menos paro en Aragón a día de hoy, “pero la calidad del empleo que se está creando no mejora necesariamente las brechas para ellas, porque los hombres siguen accediendo a puestos con sueldos más altos”, explica el secretario general de CCOO Aragón, Manuel Pina.

Esto se demuestra también por el sector de prevalencia de uno y otro colectivo, siendo los servicios donde más mujeres hay, el 85%. Le siguen industria, con 28.000 trabajadoras y, en menor medida, agricultura y construcción.

En muchas casos, la razón de fondo es la “estereotipación” de ciertos oficios más técnicos. Así, son muchas menos las chicas que acceden a carreras científicas que chicos, lo que luego redunda en las expectativas salariales de unos y otros.

Es uno de los problemas a resolver según la plataforma sindical, si se aspira a conseguir más igualdad entre los trabajadores. “Hay que fomentar la promoción profesional sin estereotipos de género”, comenta Pérez, “la situación de las mujeres no mejorará mientras su tiempo y su talento no se valore igual que el de los hombres; debemos combatir la idoneidad de las mujeres para determinados puestos y valorar las capacidades de las personas sin concepción sexuada”. Además de que no existe falta de formación entre las mujeres, dado que un alto porcentaje están perfectamente preparadas.

Huelga el 8M

En la línea de reivindicaciones laborales del Día de la Mujer Trabajadora, el 8 de marzo u 8M, CCOO ha anunciado ya la convocatoria de paros durante 2 horas y su apoyo a las manifestaciones que se produzcan ese día.

Eso sí, desde el sindicato consideran que desde el año pasado “se ha producido un salto” cualitativo, por lo que la lucha feminista se ha hecho extensible al plano social y a otras muchas formas de discriminación que sufren las mujeres, paralelas al trabajo.

También por ello, el “Informe de la Mujer Trabajadora 2018” que hoy han presentado, aunque no es nada halagüeño, cobra una dimensión distinta, impulsado por los vientos del último 8 de marzo.

Uno de cada cuatro asalariados en Aragón no llega a mileurista

Uno de cada cuatro asalariados en Aragón cobra en salarios de catorce pagas menos de mil euros brutos al mes y tres de cada cuatro personas con sueldos más bajos, de 391 euros, son mujeres, según el último informe de Comisiones Obreras sobre pobreza y desigualdad laboral, con datos de 2017.

La secretaria de Acción Sindical de CCOO-Aragón, Sonia García, ha desgranado este jueves 20 de diciembre en una rueda de prensa las principales cifras de ese estudio que evidencia, ha incidido, que “la salida de la crisis se ha cebado con los trabajos peor remunerados”.

Ha precisado, al respecto, que hasta 38.100 personas en Aragón perciben salarios “claramente de pobreza”, de 391 euros en catorce pagas, mientras que 39.800 cobran 733 euros y 45.600 de 968, y en conjunto suman el 27,4 % de los trabajadores por cuenta ajena en Aragón.

Ha advertido de que quienes tiene salarios más bajos “no sólo son pobres, sino que cada vez lo son más”, ya que aunque los trabajadores de todos los tramos salariales han perdido poder adquisitivo, ha sido mayor entre quienes menos cobran, en concreto el 14,37 % frente al 5,71 % perdido por quienes más sueldo ganan.

Más desigualdad y más pobreza

Según este estudio, la desigualdad ha crecido en Aragón, ya que el diferencial en la cuantía del salario entre quienes menos cobran y los que tiene el sueldo más alto ha pasado en diez años de siete a uno a diez a uno, hasta situarse en 456 euros al mes en doce pagas en el primer caso y en 4.640 euros al mes, en el segundo.

Pero ese diferencial ha subido no porque hayan crecido más las remuneraciones más altas, sino porque las más bajas no acaban de recuperarse.

“La sociedad se está empobreciendo”, ha resumido García, quien ha apuntado que el factor que determina los salarios más bajos es el altísimo porcentaje de personas que en ese colectivo tienen jornada parcial, el 95,8 % de los 38.100 asalariados de ese tramo salarial, no así si son temporales (el 49,8 %) o fijos (el 50,2 %).

Y principalmente son mujeres las que acceden a jornadas parciales, tres de cada cuatro, por lo general de muy pocas horas, que trabajan en el sector privado, pero también a los jóvenes, y afecta tanto a empleados españoles como a extranjeros, aunque en el caso de estos últimos les repercute en mayor medida por su porcentaje en el conjunto de asalariados de otros países.

García ha señalado también que los trabajadores con salarios más bajos se concentran en sectores de bajo valor añadido, con alta contratación temporal y presencia de mujeres (en la foto superior de rtve.es, mujeres trabajando en una oficina).

Medidas correctoras

Una radiografía que demuestra que “la desigualdad sigue en aumento como resultado del modelo que se escogió para la salida de la crisis” y que la mejora de la economía no se está trasladando a los trabajadores porque no se han conseguido reducir los niveles de pobreza.

Ante esta situación “estructural” del mercado laboral, Comisiones Obreras plantea entre otras medidas el registro horario, para aflorar las jornadas “en b” en las contrataciones parciales y las horas extra, ya que según las estimaciones del sindicado, en su conjunto podrían generar hasta 30.000 empleos en Aragón.

También ha destacado el preacuerdo alcanzado con el Gobierno para reequilibrar la negociación colectiva para recuperar la ultractividad de los convenios y la prevalencia de los convenios sectoriales frente a los de empresa, así como los frutos que ha dado el plan de choque de la Inspección de Trabajo para el control de los contratos a tiempo parcial.

En cuanto a la subida salarial a los empleados públicos anunciada por el Gobierno, ha considerado que puede ser un incentivo para que los sueldos crezcan en el ámbito privado, pero lo importante es el cumplimiento del cuarto Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, que recoge incrementos entre el 2 y el 3 por ciento.

Cáritas alerta del deterioro de la situación de las familias que atiende

Cáritas Diocesana de Zaragoza ha anunciado que ha disminuido en un 15 % el número de familias que han atendido en 2018 respecto al año anterior, pero se han incrementado en un 5 % la cuantía de ayudas prestadas por la institución, lo que implica una situación “más agravada” de esas familias y que existe una “mayor dualidad” en la sociedad.

En rueda de prensa, el director de Cáritas Diocesana de Zaragoza, Carlos Gómez, y la secretaria general de la institución, Cristina García, han dado a conocer la nueva campaña que promueve Cáritas con el lema “Tu compromiso mejora el mundo”, en la que han alertado de los problemas que genera la movilidad humana forzada y la exclusión residencial.

El problema de la vivienda

Cristina García ha apuntado que en Aragón el acceso a una vivienda digna y adecuada sigue constituyendo uno de los elementos claves de exclusión social. Ha mencionado la Encuesta FOESSA 2018 que constata que en esta Comunidad la exclusión residencial afecta al 19 por ciento de la población en general, a un 62 por ciento de la población en exclusión y al 75 por ciento de la población en exclusión más severa.

“Se constata la situación de desigualdad y dualidad” entre la población que se ha beneficiado de la mejoría económica y aquellas familias que siguen estando en una situación “más vulnerable y débil”. Se estima que 42.000 hogares residen en una vivienda “inadecuada”, que no reúne unas condiciones dignas, y 11.000 hogares lo hacen en viviendas “inseguras”, aquellas que se ceden por periodos “muy temporales”.

En las acogidas de Cáritas Diocesana de Zaragoza se observa que los bajos ingresos económicos en los hogares que atienden, bien por bajos salarios o por exiguas pensiones, impiden el pago de hipotecas o el acceso a viviendas de alquiler en el mercado libre o simplemente, poder afrontar los gastos de suministros (gas, luz y agua) y otros gastos (comunidad, impuestos, derramas).

Pisos en malas condiciones

Este año se ha incrementado el porcentaje de hogares atendidos que viven en habitaciones realquiladas, pasando del 9,9 por ciento de 2017 al 14,7 por ciento en 2018 y asciende a 591 las personas que están sin hogar y acuden a las acogidas de Cáritas.

Las personas de avanzada edad que viven en un edificio sin ascensor, los jóvenes inmigrantes extutelados que al cumplir los 18 años se quedan sin domicilio, o las personas migrantes que recientemente llegan a la capital aragonesa son también quienes sufren las consecuencias de la exclusión residencial.

“Nos preocupa muchísimo el crecimiento de la desigualdad y de las situaciones de hacinamiento, de insalubridad, de realquileres que ponen de manifiesto la situación tan vulnerable por la que están pasando muchas familias”, ha aseverado García.

Por ello, Cáritas ha emplazado a seguir trabajando en red con otras instituciones, a quienes ha exigido que las políticas de vivienda sean de verdad una prioridad en las políticas sociales, que se potencien programas de rehabilitación de viviendas, los servicios de mediación (hipotecaria y de alquiler) y que se exija responsabilidad a las entidades financieras y se regule la cesión de sus viviendas vacías en las bolsas de alquiler públicas.

La inmigración, “una oportunidad”

Por otro lado, la “movilidad humana forzada” es precisamente uno de los temas que más preocupa a Cáritas, ya que la sociedad “se ha acostumbrado a oír que ha muerto gente en el Mediterráneo” y ha “perdido sensibilidad” respecto a este asunto, según el director de Cáritas Diocesana de Zaragoza, Carlos Gómez, quien también ha asegurado que muchas de estos migrantes que llegan “no habrían necesitado ayuda de la acción social en sus países de origen”.

La institución ha atendido a 212 familias por esta causa, un 26 % del total, durante el primer semestre de 2018 y el verano.

Estas personas se enfrentan a problemas “emocionales” cuando llegan a España, según Gómez, como la falta de red social, el desarraigo de sus familias o el desconocimiento del entorno y el idioma, lo que les crea situaciones “desesperantes” y dificulta el “proceso de integración”.

Ante ello, el director de Cáritas Zaragoza ha propuesto ver la inmigración “como una oportunidad” y comenzar “un cambio en el modelo de bienestar” ya que el actual, a su juicio, “está siendo a costa del empobrecimiento de los países del Tercer Mundo”, y también ha mostrado su preocupación por la proliferación de discursos xenófobos y racistas.

Más de la mitad de la población se declara feminista y pide reformas legales contra la desigualdad

Un 58% de las mujeres y un 46% de los hombres se declaran feministas, aunque solo milita el 1,2% de la población, mientras una abrumadora mayoría reclama cambios legislativos para garantizar la igualdad salarial entre hombres y mujeres. Además, una de cuatro mujeres afirma haber sufrido algún tipo de agresión sexual, aunque sólo un 8% de ellas lo denunció

Estos son algunos de los datos que se extraen del barómetro elaborado por la empresa demoscópica 40dB para la publicación digital CTXT, que se presenta este jueves 8 de noviembre en las I Jornadas Internacionales Feministas que se celebran en Zaragoza.

La directora de la empresa de sondeos y expresidenta del Centro de Investigaciones Sociológicas, Belén Barreiro (en la imagen superior, durante su intervención), ha destacado que fijar por ley la igualdad salarial entre hombres y mujeres es la medida más apoyada, seguida de la formación de género para los jueces y la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad, todos ellos con más del 80 por ciento de apoyos.

Feminismo consolidado

La ponente ha subrayado también que con esos datos puede considerarse que el feminismo es una realidad, pese a que entre los hombres haya algo menos de consenso al respecto.

Respecto a la persistencia de desigualdad de géneros, los encuestados ofrecen pocas dudas y el 82% cree que en el Estado español existe desigualdad entre mujeres y hombres con respecto a sus derechos sociales, políticos y/o económicos.

También una abrumadora mayoría (el 78,3%) piensa que las mujeres reciben un salario menor por realizar el mismo trabajo que los hombres. Por ello, el 90% de la ciudadanía reclama que se fije por ley la igualdad salarial entre hombres y mujeres.

La encuesta también revela que el 63,5% de las mujeres se han sentido acosadas física o psicológica al menos alguna vez por un hombre. Ese dato explica que el 75% de las mujeres y el 56% de los hombres desean que se introduzca la perspectiva de género en el código penal.

Machismo en los hogares y en el trabajo

En cuanto a la presencia del machismo en los hogares, el 34% de las mujeres califica a su padre de machista y también lo hace el 21,9% de los hombres, pero solo el 15% considera que su pareja (hombre) es machista.

Además, se constata que el 60% de las mujeres lleva la mayor parte de la carga de tareas del hogar por el mero hecho de ser mujer.

En el terreno laboral el sistema patriarcal también se deja notar, Así lo corroboran 3 de cada 4 mujeres, que creen que los hombres se sienten incómodos teniendo a una mujer como jefa. Una opinión que sólo comparten 4 de cada 10 hombres.

La encuesta también ha preguntado por la prostitución y el 11,5% es partidario de abolirla, mientras el 60,4% prefiere regularla. Por otro lado, un 94,6% es partidario de que las administraciones públicas concedan a las prostitutas derechos, seguridad social y posibilidad de pagar impuestos.

Las Cortes de Aragón rechazan la brecha salarial de género

El Pleno de las Cortes de Aragón ha rechazado este jueves la brecha salarial de género, al aprobar por unanimidad una proposición no de ley de Podemos, enmendada por el PSOE, iniciativa que ha defendido la diputada Erika Sanz. En su iniciativa, Podemos ha apostado por “trabajar por acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres” mediante el criterio de igual retribución por trabajo de igual valor, denominando los grupos profesionales y las funciones de manera neutra, sin utilizar el lenguaje sexista.

La propuesta de Podemos también se refiere a “impulsar la transparencia en la información que deben dar las empresas sobre el sueldo de sus empleados y empleadas, habiendo de publicar, respetando siempre la Ley de Protección de Datos, las retribuciones completas (salario base y todo tipo de complementos) de mujeres y hombres de cada puesto y garantizar que las empleadas y empleados puedan solicitar esta información para las categorías de trabajadores/as que realizan el mismo trabajo u otro de igual valor”.

La formación morada ha exigido que se aplique el régimen sancionador contemplado en la futura Ley de Igualdad de Oportunidades –autonómica– a las empresas que no cumplen con la legislación sobre los planes de igualdad, que se implementen mecanismos de control para evitar cláusulas discriminatorias por razón de sexo en los convenios colectivos, “revisándolos con perspectiva de género” y que se equiparen los permisos de paternidad y maternidad, siendo intransferibles y cien por cien remunerados.

Otras reivindicaciones son trabajar por la ruptura de los estereotipos y roles de género a través de políticas de corresponsabilidad y coeducación y dar cuenta del cumplimiento de esta proposición no de ley a las Cortes de Aragón en el plazo de seis meses.

Doble jornada

La diputada de Podemos, Erika Sanz, ha puesto de relieve la doble jornada que realizan las mujeres. Ha afirmado que “la mitad de la población sufrimos discriminación por el hecho de ser mujeres”, destacando la brecha salarial de género. Ha apuntado que “cobramos una media de 6.350 euros menos que los hombres al año” en Aragón y en 2017 han trabajado gratis 54 días, con trabajos “más precarios”.

Ha felicitado a las empleadas del servicio municipal de Zaragoza 010 y ha mencionado las movilizaciones de colectivos como las empleadas de limpieza y las monitoras de comedores escolares. Ha alertado de “la desigualdad estructural”.

También ha indicado que las pensiones de las mujeres son menos cuantiosas y que tres de cada cuatro pensionistas que perciben menos de 500 euros son mujeres. “No vamos a permanecer sentadas mientras se perpetúa la desigualdad”, ha dicho Sanz, defendiendo la convocatoria de huelga feminista convocada para el próximo 8 de marzo.

Trabajo no remunerado

La parlamentaria socialista, Leticia Soria, ha destacado “el compromiso que los socialistas hemos demostrado con la igualdad entre hombres y mujeres”, asegurando que la desigualdad salarial es consecuencia directa de la brecha laboral, añadiendo que la desigualdad se manifiesta en todos los ámbitos de la sociedad. Ha puesto de relieve que las mujeres destinan más tiempo al trabajo no remunerado.

“No podemos esperar 70 años para acabar con esa brecha”, ha proclamado Soria, quien ha hecho hincapié en las iniciativas del Gobierno PSOE-CHA por la igualdad de género. “Queda mucho por hacer”, ha asegurado, apoyando la huelga del 8 de marzo.

La parlamentaria del PP, Dolores Serrat, ha puesto de relieve “los muchos avances que hemos tenido en esta sociedad” y que la igualdad de género está presente en todas las agendas políticas, aseverando que la brecha salarial de género “existe” y considerando que las causas son “indirectas” y guardan relación con la calificación de los puestos de trabajo, “que suele ser más baja en los puestos feminizados”, y también con los complementos, como el de peligrosidad, y la reducción de jornadas, lo que responde a “un modelo tradicional”. Ha echado en cara a Podemos “la brecha salarial que tienen en su organización”.

El diputado del Partido Aragonés (PAR), Jesús Guerrero, ha preguntado qué medidas de conciliación familiar y laboral se han implementado en las Cortes de Aragón, afirmando que han sido “cero”. Ha pedido a los Grupos que sustentan al Gobierno “que no solo hagamos cero”.

La parlamentaria de Cs, Desirée Pescador, ha expresado que “las mujeres cobramos menos en general” por “la desigualdad estructural que existe en nuestra sociedad”. Ha destacado que hay más universitarias que universitarios, pero solo un ocho por ciento de los miembros de consejos de administración en las empresas del Ibex son mujeres.

Desde CHA-Grupo Mixto, Carmen Martínez ha aseverado que “tenemos que hablar de brecha salarial, aunque el presidente del Gobierno –de España– diga que no es el momento”, tras lo que ha manifestado que la brecha salarial de género es “una tropelía” contra las mujeres. “Cuando decidimos ser madres se nos penaliza”, ha dicho, aseverando que “las políticas de familia no nos benefician muchísimo” y que la brecha salarial aumenta en los tramos de edad más altos. Ha apoyado las movilizaciones del 8 de marzo.

Europa Press