despidos

UGT denuncia que ‘Heraldo de Aragón’ traslada a su plantilla sus errores de gestión

UGT ha denunciado que Heraldo de Aragón, cabecera del grupo Henneo, haya presentado un procedimiento de despido colectivo que afecta a 26 personas cuando desde 2009 “no ha dejado de hacer pagar a sus trabajadores tanto los errores de gestión” como la caída de la difusión e ingresos por publicidad.

Heraldo de Aragón ha presentado un expediente de regulación para la extinción de 20 contratos, casi el 20 % de su plantilla formada por 110 empleados, a los que se suman los seis periodistas que actualmente están en excedencia forzosa, alegando causas económicas, productivas y organizativas, para UGT, recurriendo a lo “fácil” gracias a la reforma laboral de 2012.

Contra los profesionales

En una nota de prensa, UGT asegura que desde 2009 los gestores de Heraldo “no han dejado de ir contra sus profesionales”, con bajadas salariales o congelación de complementos, e incide en que las medidas de ajuste, de ser necesarias, deberían pasar por “cerrar, aunque fuera coyunturalmente, el grifo del incesante e importante goteo de recursos económicos hacia la propiedad del Grupo Henneo” (en la imagen superior, miembros de la familia Yarza, dureña del Grupo Henneo y de Heraldo de Aragón; la segunda por la derecha, Pilar de Yarza, presidenta del grupo; a su derecha, Fernando de Yarza, consejero delegado).

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT Aragón considera que este ERE deja entrever que al Grupo Henneo solo le interesa el diario como “marca” y por eso pretende que disminuyan drásticamente los costes de personal y llenar el diario de contenido patrocinado por empresas.

Por tanto, insta a Heraldo de Aragón a acometer medidas de consolidación económica y equilibrio financiero que no pasen por medidas traumáticas para los trabajadores, y muestra todo su apoyo al comité de empresa y a los trabajadores del diario.

‘Heraldo de Aragón’ presenta un ERE para despedir a 26 trabajadores tras una campaña de expansión

Le empresa Henneo, editora de Heraldo de Aragón, que desde hace un tiempo trata de monopolizar el mercado mediático en Aragón y que en los últimos años ha desarrollado una agresiva campaña de expansión con adquisición de varios medios de ámbito estatal, ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) para despedir a 20 periodistas (más otros seis que se encuentran ahora en excedencia forzosa) del periódico Heraldo, lo que supone una reducción de casi un 20% de su plantilla actual, que es de 110 trabajadores. La medida se produce justo al inicio del periodo vacacional y ha sido rechazada por el comité de empresa y por la Asociación de Periodistas de Aragón (APA).

Heraldo de Aragón Editora, periódico cabecera del Grupo Henneo, ha presentado un expediente de regulación para la extinción de 20 contratos de trabajo, casi el 20 por ciento de su plantilla, según ha informado este lunes el comité de empresa.

Heraldo de Aragón, que presentó formalmente el ERE el pasado viernes, 28 de junio, prevé sumar a esos despidos a otros seis periodistas que en este momento están en excedencia forzosa, algunos de los cuales podrían volver al diario en los próximos días o semanas.

En plenas vacaciones

Según indica el comité en un comunicado, representantes de la compañía comunicaron los despidos colectivos el viernes, en plenas vacaciones de verano, por razones económicas, productivas y organizativas, y ese día se abrió el preceptivo periodo de consultas al que obliga la ley, que durará un máximo de 30 días.

Los representantes de los trabajadores han mostrado a la empresa su total rechazo a la medida al no entenderla en un contexto de expansión en el que está inmerso el grupo y que le ha llevado a comprar en los últimos años medios de comunicación como 20 Minutos, La Información, Diario del Altoaragón y Cinemanía, entre otros.

Para el comité, es “inasumible” que la empresa pretenda recortar los gastos de la sociedad “atacando al empleo para rebajar los costes de personal, cuando los trabajadores vienen de una época no precisamente boyante y perdiendo poder adquisitivo (entre un 19 % y un 30 % en estos últimos años)”.

Según el comité, la dirección ya conoce estas circunstancias porque no es la primera vez que pone sobre la mesa medidas de esta índole, ya que desde finales del pasado año la compañía ha planteado por dos veces la rebaja salarial, que han sido rechazadas por los representantes de los trabajadores.

Propuestas

Entonces el comité de empresa hizo propuestas “menos traumáticas” para la plantilla que al mismo tiempo pudieran ayudar a la empresa a recuperar su equilibrio financiero, desde bajas incentivadas a prejubilaciones, una rebaja salarial vinculada a un descenso de la jornada o la negociación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que la empresa consideró inviables.

En aquel momento, afirma el comité, se aseguró que era imposible organizar y editar un periódico como Heraldo, manteniendo su calidad, contenidos, prestigio corporativo y marca, con menos trabajadores en la redacción, dado que la reducción de la jornada suponía aproximadamente una veintena de días de fiesta más al año.

“Por eso sorprende y no se entiende que ahora la empresa plantee el despido de 20 trabajadores cuando hace escasamente tres meses no se podía prescindir de ellos dos días al mes”, denuncia el comité (en la imagen superior, ilustración difundida por el comité contra el ERE).

Reforzar la viabilidad del proyecto

En este momento, en la sociedad Heraldo de Aragón Editora están integrados todos los profesionales de Redacción (periodistas tanto de papel como del digital y redes; fotógrafos; diseño y maquetación; documentación y Heraldo TV), más un pequeño grupo del área de marketing y los trabajadores que atienden la tienda Heraldo.

El grupo Henneo ha indicado a Efe que el proceso de negociación acaba de comenzar, que habrá que esperar a conocer su evolución y que el objetivo es buscar la mejor solución para los trabajadores y para la empresa, y encontrar las medidas de ajuste más adecuadas que permitan reforzar la viabilidad del proyecto editorial.

“Son muchos los medios que han tenido que adoptar acciones de este tipo anteriormente para adecuarse a la nueva realidad del sector, afectado tanto por la difusión como por la publicidad”, ha subrayado Henneo.