Ebro

La mosca negra empieza a atacar y vecinos del Arrabal piden la retirada de algas del Ebro

La Asociación Vecinal Tío Jorge Arrabal de Zaragoza exige la retirada de las algas existentes en el cauce del Ebro, donde la presencia de macrófitos es masiva desde hace más de un mes, así como el mantenimiento del río y las riberas para evitar la proliferación de la mosca negra.

Denuncia esta asociación en un comunicado que la proliferación de estas algas es alarmante a lo largo del tramo urbano del Ebro, tanto por su número como por su volumen, y recuerda que su presencia es el lugar idóneo para la cría de la mosca negra.

El río está “plagado” de larvas, lo que hace presagiar un aumento considerable de la población de mosca negra, sin que el Ayuntamiento haya fumigado ni tomado medidas en el cauce, que ya han empezado a picar a los vecinos.

De hecho, el volumen de picaduras está llevando a la saturación de los Centros de Salud del barrio y los servicios de urgencias sanitarias, advierten.

Amenaza para el Mercado Medieval

Por todo ello solicitan que, con carácter urgente, se tomen las medidas oportunas para erradicar la mosca negra, con la eliminación de todas las algas en el tramo urbano del Ebro, para el que reclaman un mantenimiento del mismo modo que lo requieren los parques.

La asociación recuerda que en 2012, ante una situación similar, se trajo de Valladolid una máquina especializada que segó las algas y evitó las molestias y patologías médicas derivadas de las picaduras de la mosca negra (imagen superior de Aragón Digital), por lo que reclaman que se traiga nuevamente un aparado de esas características antes de la realización, entre el 14 y 16 de junio, del Mercado Medieval que congrega a más de 100.000 personas a ambas orillas del río.

Las asociaciones ecologistas limpian de plástico el Ebro

Este sábado 1 de junio se realiza una limpieza de residuos plásticos en la ribera del Ebro con motivo del Día Internacional del Medio ambiente que se celebrará el próximo 5 de junio. La actividad está organizada por Ansar, Amigos de la Tierra Aragón, Ecologistas en Acción Zaragoza, Fondo Natural, Greenpeace Aragón y WWF Zaragoza.

La organización alerta de que cada año se vierten a la naturaleza 100 millones de toneladas de residuos de plástico y la décima parte va a parar al mar, en gran medida a través de nuestros ríos. “El plástico está ahogando el planeta y es una de las principales amenazas para la salud, el medio ambiente y las economías del mundo”, han explicado en un comunicado las organizaciones ambientales presentes en Zaragoza, lo que las ha movido a convocar conjuntamente esta acción.

Con ello aspiran a sensibilizar a la población zaragozana del grave impacto que en supone el uso de plásticos, en muchas ocasiones de un solo uso e innecesarios, demandando a la par a las instituciones que establezcan normativas que permitan abordar el problema desde el origen. Para los ecologistas, el pago de las bolsas de plástico no está influyendo en su disminución y los supermercados están llenos de productos sobreempaquetados.

Exceso de residuos

Un exceso de residuos que, denuncian los colectivos ecologistas, ya afecta a numerosas especies de reptiles, aves y mamíferos marinos, que mueren ahogados y atrapados en los plásticos que encuentran en su hábitat o por ingestión de microplásticos. Al entrar en la cadena alimentaria, estos fragmentos amenazan a un número cada vez mayor de especies animales, así como a la salud humana.

Las organizaciones convocantes han impulsado a lo largo del tiempo sus propias campañas y acciones y elaborado informes al respecto. Entre ellas, Ecologistas en Acción publicó en 2015 el informe “Desengancharse del plástico” y, durante el verano de 2016, su velero Diosa Maat llevó a cabo la campaña #Azul oscuro casi plástico por las costas del Mediterráneo peninsular.

Por todo ello, realizarán esta limpieza del río, animando también a todas las personas que quieran unirse a la acción de limpieza a hacerlo. Los interesados podrán acudir al Centro Cívico de la Cartuja Baja a las 9.30 horas.

Desactivada la alerta por la crecida del río Ebro

El Ayuntamiento de Zaragoza ha desactivado la fase de alerta del Plan Municipal de Protección Civil por la crecida del Ebro, cuya punta ha pasado esta madrugada por la capital aragonesa, sin apenas incidencias, con un caudal de 1.457,84 metros y una altura de 4,21 metros.

Los servicios municipales seguirán no obstante atentos a la evolución de la situación en las riberas del río, cuyo nivel va bajando ya “con relativa rapidez”, informan fuentes del Ayuntamiento.

La punta de la crecida ha pasado por la capital aragonesa a las 4.00 horas y se encuentra ya en descenso. A las 10.00 horas tenía un caudal de 1.427,60 metros cúbicos por segundo y su altura había descendido a los 4,15 metros, según el Sistema Automático de Información Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

Las lluvias provocan una crecida extraordinaria del Ebro

Las precipitaciones registradas entre el martes y la pasada madrugada han provocado incrementos destacados de caudal en los afluentes de la cuenca alta del Ebro que se han trasladado ya al eje en Miranda de Ebro (foto superior), donde hoy el cauce alcanzará niveles extraordinarios y en Logroño hasta el medio día de mañana. En los próximos días se espera que la crecida llegue a Aragón y Zaragoza. La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha realizado un aviso hidrológico por el incremento de caudales en la cabecera del Ebro (Híjar) y los afluentes de la margen izquierda de la zona burgalesa (Nela, Trueba, Jerea y Omecillo) y en menor medida los afluentes navarros. La intensificación de la precipitación entre el miércoles y la madrugada de este jueves ha provocado repuntes en el Ebro, Híjar e Izarilla y de forma destacada en el Nela en Villarcayo y Trueba en la estación de Medina de Pomar (en estos dos casos se ha alcanzado el umbral de aviso rojo) y también en los ríos Jerea y Omecillo. Actualmente, y al remitir desde primeras horas del día las precipitaciones, se están alcanzando los valores máximos de este episodio en estos cauces, informan fuentes del organismo de cuenca en una nota de prensa.  La Confederación Hidrográfica del Ebro, a través de su Comité Permanente de Avenidas, ha realizado hasta el momento (y sigue actualizando) avisos a los servicios de Protección Civil. Esta tarde el máximo de la avenida alcanzará Miranda de Ebro (Burgos) con caudales que se estiman de entre 800 y 900 m³/s (4,90 – 6,10 metros).  Se trata de predicciones con carácter dinámico ya que pueden variar en función de los datos observados y la evolución meteorológica, lo que hace necesario su actualización y un seguimiento de los caudales en tiempo real a través de la web www.saihebro.com, ya que no se puede descartar que se superen los escenarios previstos.  Este seguimiento se recomienda para el resto del eje del Ebro para los próximos días, donde se trasladará esta tendencia.  Los embalses de las zonas implicadas están participando en la gestión de este episodio reduciendo los caudales circulantes como es el caso del embalse del Ebro, que ha incrementado su volumen en más de 16 hm³, al reducir aguas abajo un caudal punta de hasta 400 m³/s.  Lo mismo ha ocurrido con los embalses del sistema del Zadorra, Ullíbarri-Urrúnaga (Álava), que han reducido el caudal máximo circulante aguas abajo (una punta de 250 m³/s), en beneficio, tanto de Vitoria, aguas abajo del embalse de Ullíbarri y de la propia Miranda de Ebro. Con esta modelización y con los datos observados por el Sistema de Ayuda a la Decisión (SAD) del SAIHEbro (Sistema Automático de Información Hidrológica) e Hidrología y Cauces, la Confederación ha seguido sus protocolos de vigilancia y seguimiento de forma coordinada y ha realizado los preceptivos avisos a Protección Civil.  Estos avisos siguen la línea de acción coordinada que recoge el Plan de Gestión de Riesgo

La escollera del Pabellón Puente se repara con ‘respeto al río’

El Ayuntamiento de Zaragoza se encuentra realizando unas obras de reparación de la escollera bajo el Pabellón Puente mediante una solución menos agresiva con las dinámicas del río, con la implantación de una malla con geoceldas que será cubierta con tierra y sobre la cual se plantará vegetación de ribera, con mayor abundancia de tamarices.

De este modo, se pretende reducir el gran muro con losas de piedra que actualmente estaba dañado y se opta por esta solución de fijación del terreno que combina la estructura de malla sujetada con varillas con las propias raíces de la vegetación que protegerán esta ladera de la erosión de una manera más natural.

Las labores se van a prolongar durante diez días más y el proceso de enraizamiento durará, al menos, un año.

Abono natural

Durante estos días, el personal del Parque del Agua está trabajando en la limpieza del Canal de Depósito en el que se filtran los limos. Se ha secado el canal y se está retirando la capa de 20 cm de fangos naturales para su posterior mezcla con el estiércol de los caballos del Parque.

De este modo, bajo criterios medioambientales y de economía circular, se obtiene un abono natural que se está distribuyendo por las distintas zonas verdes del Parque.

Cabe recordar, se señala desde el Ayuntamiento, que el Parque del Agua cuenta con numerosos galardones internacionales por su manejo sostenible, con iniciativas pioneras como la erradicación de herbicidas como el glifosato.

Limpieza del Ebro en la zona del Pabellón Puente durante dos meses

Las actuaciones de reposición de la escollera y limpieza del río Ebro en la zona del Pabellón Puente ya han comenzado y tendrán una duración de dos meses aprovechando los caudales bajos del río en periodo estival.

Los trabajos, encargados por Expo Zaragoza Empresarial y con el acuerdo de la Confederación Hidrográfica del Ebro, limpiarán los depósitos aluviales que permitan el paso del agua, a partir de 80 m3/s, por el vano izquierdo de la zona del Pabellón Puente.

La escollera existente, realizada con piedra para protegerse del agua y afectada por la avenida del río en el año 2015 y 2018, tenía un peso por unidad de 200 kilos.

La intervención que se está realizando contará con bloques de piedra con un peso aproximado por unidad de 1.000 kilos cuya función es proteger la geometría de la isla central.

Nuevo acceso

La escollera que protege las pilas de apoyo del Pabellón Puente -de 3.500 kilos de peso por unidad- se encuentra intacta en el lecho del río, han informado fuentes del Gobierno de Aragón.

Por otra parte, el aparcamiento de Expo Zaragoza Empresarial cuenta con un nuevo acceso por la avenida de Ranillas desde las inmediaciones de la Torre del Agua y el Palacio de Congresos, de forma que se elevan a tres las entradas y salidas al mismo desde esta vía, a las que se suma una cuarta desde la avenida Alcalde José Atarés.

El aparcamiento, abierto desde abril de 2011, cuenta con 2.200 plazas, de las cuales más de 700 están vendidas o arrendadas. Incluye un aparcamiento de rotación gestionado, en régimen de concesión, por la Fundación Disminuidos Físicos de Aragón (DFA).

El TSJA paraliza el pago de 9 millones por parte del Ayuntamiento al Tiro Pichón

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha dictado un auto en el que ordena paralizar la ejecución de la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que condena al Ayuntamiento de Zaragoza a pagar al Tiró de Pichón nueve millones de euros por unas expropiaciones de terrenos hasta que se dirima en la sala de lo Contencioso-Administrativo si lo suelos son de dominio público y, por tanto, no expropiables.

Con este auto del TSJA, se da la razón al Ayuntamiento de Zaragoza para iniciar la revisión del proceso expropiatorio de los terrenos del Tiro Pichón, que deberá contar con un informe preceptivo del Consejo Consultivo de Aragón.

El Gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) tras conocer el auto del TSJA ha considerado que “hay argumentos jurídicos para revisar la expropiación de estos terrenos de dominio público hidráulico y comprobar si el expediente inicial fue nulo respeto a la expropiación”, ha señalado el consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés.

Hasta que dicho expediente no se concluya, se suspende cautelarmente la ejecución de la sentencia del Supremo y por tanto el pago de los nueve millones de euros al club, ubicado próximo a la ribera del Ebro, el barrio de La Almozara.

Una “gran noticia”

“Ahora esta sentencia dice que no hay que pagar porque está por demostrar que los suelos expropiados sean propiedad privada del Tiro de Pichón. Existe la posibilidad, más que clara, como dice un documento de la CHE que alegó el Ayuntamiento, que ya eran suelos públicos municipales y no eran expropiables. Por tanto no hay que pagar al Tiro Pichón lo que no es suyo”, ha resumido Rivarés.

A su parecer, se trata de una “gran noticia que avala la posición del Gobierno municipal y deja en ridículo a algún grupo municipal”, ha agregado.

Un tortuoso proceso

El Pleno municipal aprobó hace tres meses iniciar una revisión del proceso de expropiación de esos suelos, proceso que se enmarcó en el plan de Recuperación de Riberas con motivo de la Expo, hace once años, y que afecta concretamente al tramo conocido como Fachada del barrio de La Almozara en la orilla del Ebro.

Durante la tramitación del expediente, el año 2007, se obvió que parte de los terrenos era dominio público hidráulico, de la CHE, y nunca se tuvo en consideración esa información trascendental.

Una omisión, que de no haberse producido, habría evitado la fijación del pago de una indemnización multimillonaria. El Ayuntamiento de Zaragoza pide al Tribunal Supremo la revisión de la sentencia en 2017, pero el máximo tribunal no entra en el fondo de la cuestión para resolver el conflicto y mantiene el fallo inicial.

Entonces el Ayuntamiento de Zaragoza acuerda iniciar un expediente de revisión de procedimiento expropiatorio por entender que un bien de dominio público es inalienable y no susceptible de expropiación.

El acuerdo sale adelante con el voto en contra del Partido Popular. Dicho acuerdo plenario, se recurre por los propietarios del Tiro de Pichón y ahora el TSJA ha dicho que el Ayuntamiento de Zaragoza es competente para continuar con dicha revisión.

Lambán quiere convertir el Ebro en “un gran corredor verde”

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha expresado este jueves su deseo de convertir el río Ebro en el “corredor verde más importante de España”. Así lo ha manifestado antes de participar en la gala de celebración del décimo aniversario de la Exposición Internacional de Zaragoza, que se desarrolló del 14 de junio al 14 de septiembre de 2008 con el lema ‘Agua y desarrollo sostenible’.

En declaraciones a los medios de comunicación, el presidente aragonés ha resaltado que la Comunidad “entró en el siglo XXI con la Exposición Internacional de Zaragoza, un éxito colectivo de la sociedad aragonesa que tuvo un nombre propio sobre todos demás, el de Juan Alberto Belloch”, el entonces alcalde de la ciudad que impulsó el proyecto que le propuso el arquitecto zaragozano Carlos Miret, con la complicidad del anterior alcalde José Atarés.

El presidente aragonés ha señalado que existen varios grandes proyectos que su gobierno desea impulsar. El primero, “lo presentamos el lunes con Ibercaja y será una manera de dar una utilidad definitiva al edificio más emblemático de la Expo, al Pabellón Puente”.

La iniciativa se llama ‘Mobility Cities’ y tratara de “convertir a la ciudad de Zaragoza en referente internacional en lo que se refiere a la movilidad y, especialmente, a la movilidad sostenible del siglo XXI”.

Plan Ebro 2030

El otro gran proyecto que ha mencionado está relacionado con el agua, con el río Ebro. “Nos planteamos, siguiendo la estela de Naciones Unidas y su agenda 2030, promover un proyecto en el que ya trabajan varios departamentos”, el plan Ebro 2030, para que el río “que la Expo consiguió que se convirtiera en la calle principal de Zaragoza, pase a ser el corredor verde más importante de España”.

Este propósito se desea lograr con una agenda de actos de carácter internacional relacionados con el agua y que se desarrollarán en espacios de la antigua Expo; también vinculados a la educación digital y a poner en marcha un plan de desarrollo sostenible de las riberas del Ebro.

Con este plan de desarrollo sostenible de las riberas se logrará que el río sea “un espacio de recreo, un verdadero pulmón de Zaragoza, pero también hacerlo seguro para los habitantes de la ribera” y garantizar las actividades productivas en los municipios.

Los daños por la crecida del Ebro en equipamientos municipales ascienden a 100.000 euros

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, ha estimado en unos 100.000 euros los daños provocados en equipamientos municipales por la crecida extraordinaria del Ebro de abril de este año que en su punta máxima ha alcanzado 2.100 metros cúbicos por segundo y una altura de 5,35 metros, algo menos que en 2015 cuando se alcanzaron los 6,10 metros de altura y un caudal de 2.610 metros cúbicos por segundo.

Cubero, que ha mantenido este lunes una reunión con responsables de todos los servicios municipales, ha precisado que las principales afecciones se localizan en el Centro Deportivo Municipal de Monzalbarba; el Museo del Foro Romano y el galacho de Juslibol.

“Los daños producidos en instalaciones y equipamientos municipales son una cuarta parte de los ocasionados por la crecida de 2015″ ha comparado Cubero, al recordar que entonces alcanzaron los 400.000 euros que sumado a los daños en propiedades particulares rozaron los 800.000 euros.

Canalizar las ayudas

“El objetivo es poder coordinar y facilitar a los vecinos de los barrios rurales más afectados las ayudas habilitadas por el Gobierno de Aragón y el Gobierno de España para que no se sientan desamparados como en otras ocasiones a la hora de solicitar las ayudas”.

“Desde el Ayuntamiento queremos actuar de paraguas para canalizar esas ayudas de los Gobiernos de Aragón y de España que son los encargados de ponerlas en marcha”, ha remachado.

En declaraciones a los medios de comunicación, Cubero ha contado que hasta ahora han recibido valoraciones de los alcaldes de los barrios rurales y este miércoles llevarán a cabo una valoración y cuantificación de daños con el listado a reparar” que, en su mayoría son caminos y achiques de agua en campos. También ha apostillado que las afecciones a los particulares han sido menores que otras riadas.

De esta forma, este miércoles se coordinarán el Ayuntamiento y los barrios rurales para que “ningún vecino se vea desamparado y tenga la capacidad y facilidad de solicitar esas ayudas”, ha abundado.

Un experta de la CHE cuestiona la limpieza global del Ebro para prevenir daños de inundaciones

La jefa del Área de Hidrología y Cauces de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), María Luisa Moreno, ha considerado este jueves 26 de abril que limpiar el cauce del río podría ser una solución para algún tramo “puntual”, pero no una medida global para todo el cauce para prevenir los daños de las crecidas y ha aconsejado tener “sentido común” en los usos que se autorizan en las zonas próximas al río.

Así lo ha afirmado la también coordinadora de los trabajos para la redacción del vigente Plan de Gestión de Riesgo de Inundación de la Cuenca del Ebro (PGRIEbro) en rueda de prensa momentos antes de participar en las XXII Jornadas de Derecho de Aguas, organizadas por la CHE y la Universidad de Zaragoza y que se desarrollan hasta este viernes en Ibercaja Patio de la Infanta.

En la presentación de estas jornadas han participado también el catedrático de Derecho Administrativo de la UZ, Antonio Embid, el catedrático de Derecho Financiero y Tributario, Ismael Jiménez, y el jefe del Servicio de la Oficina de Planificación Hidrológica de la Confederación y coordinador de los trabajos del Plan Especial de Actuación en situación de Alerta o Eventual Sequía, Rogelio Galván.

Ante la reiterada petición de los alcaldes de la ribera para que se acometa una limpieza en el cauce, Moreno ha advertido de que la gestión integral del río “tiene muchas partes”, la limpieza se tendría que combinar con otras medidas y es necesario que las acciones se acuerden desde el consenso y la cooperación, ha sostenido (en la foto superior de Europa Press, Moreno muestra una foto para avalar sus declaraciones).

Terreno del río

Ha asegurado que, desde los años 50, se ha ido ganando terreno al río y ha instado a tener “sentido común” a la hora de determinar los usos que se autorizan junto al cauce.

Ha desmentido, asimismo, “mitos muy importantes” como que cada vez con menos caudal se inundan más hectáreas, al defender que la información que se recoge ahora en las estaciones de aforo y gracias a la tecnología es mucho más precisa que la que existía antes y, además, ha apuntado que las zonas inundables suponen centenares de metros, más allá del cauce.

En todo caso, María Luisa Moreno y Antonio Embid han diferenciado entre una limpieza puntual de elementos que hayan podido caer al cauce de un dragado, que no está autorizado y no sería una solución global, sino solo puntual para algunos tramos, remarcando que es necesario mantener y conservar en buen estado los cauces.

Sequía e inundaciones

El catedrático de Derecho Administrativo, Antonio Embid, ha recordado que en estas jornadas se tratan aspectos cruciales en la gestión del agua y este año se ha elegido abordar los fenómenos extremos y “un tema fundamental como la sequía y las inundaciones”, una programación que se diseñó el pasado mes de septiembre y que ha coincidido con la reciente crecida extraordinaria del río Ebro y con un periodo de sequía que ha afectado a la Comunidad.

Embid ha comentado que la sequía y las inundaciones son fenómenos “muy diferentes, pero con una problemática que les une”, dado que ambos son fenómenos hidrológicos extremos que responden a “deficiencias en la gestión” y el uso del territorio y ha comentado que, en ambos casos, la sequía y riadas que han afectado a España y a la Cuenca del Ebro se producirán “con mayor intensidad en el futuro” y las jornadas pretenden planificar las estrategias necesarias para afrontar estas situaciones.

La jefa del Área de Hidrología y Cauces de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), María Luisa Moreno, ha coincido en indicar que las inundaciones son episodios naturales “de alta frecuencia” y, con el paso de los años, se han tomado medidas para conocer sus efectos y poder prevenirlos, en la medida de lo posible.

En 2016 se aprobó el Plan de Gestión de Riesgo de Inundaciones, con una vigencia de seis años, un documento que contempla la evaluación preliminar del riesgo de inundación, de mapas de riesgo y peligrosidad y la compilación de una veintena de medidas que incumben a todos los afectados para reducir afecciones.

Medidas

Entre las medidas se incluyen las de carácter preventivo, relacionadas con la ordenación urbanística; de protección, como la mejor gestión de los embalses o de las defensas con las motas; de preparación, para ofrecer una información “lo más ajustada posible” que permita hacer un correcto seguimiento de la riada y, por último, un conjunto de acciones que permitan “volver a la normalidad lo antes posible” y tener “lecciones aprendidas” de cada episodio, porque todas las avenidas “son diferentes y todas nos enseñan algo”, ha dicho Moreno.

El objetivo es que cada vez “seamos menos vulnerables, estemos menos expuestos y se reduzca la peligrosidad”, aunque la protección absoluta frente a las crecidas no es posible. Ha remarcado que el conjunto de medidas responde a la fórmula de que el riesgo de inundaciones es la multiplicación de la peligrosidad, la vulnerabilidad y la experiencia.

Es necesario conocer la magnitud del fenómeno, qué usos se le han dado a las zonas cercanas al cauce o que se utilizan como áreas de inundación, y recurrir a las acciones posibles para prevenir daños, como la mejor gestión de los embalses, que pueden “hacer hueco” con antelación para recibir en un momento dado un repunte en el caudal.

Moreno ha asegurado que las medidas de protección y prevención adoptadas tras la riada de 2015 “han sido eficaces”, dejando zonas de inundación controlada y llanuras de inundación que han permitido laminar la avenida, entre otras acciones.

Los regantes piden pantanos y dragados

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE) ha reclamado más medidas estructurales como obras de regulación, limpieza de cauces y riberas para reducir los efectos de las inundaciones y prevenir los efectos del cambio climático que provocarán más episodios extremos.

Según el Gobierno de Aragón, la última crecida en el Ebro ha dejado daños en el ámbito agrario por unos 25 millones de euros después de las inundaciones provocadas por la sequía seguida de intensas nevadas.

El presidente de FENACORE, Andrés del Campo, incide en la necesidad de mantener una actitud proactiva y anticiparse a las situaciones de crisis, para minimizar las consecuencias económicas negativas.

Del Campo ha calificado de “verdadero drama” la situación del Ebro, donde la regulación “apenas” permite retener entre un 25 y un 30 por ciento de las crecidas y añade que solo se controla el caudal aguas abajo del embalses de Mequinenza (Zaragoza), mientras que aguas arriba solo se controla un tercio del volumen”.

En el caso del Guadiana, el presidente de FENACORE ve un “claro ejemplo” de eficacia porque cuenta con un conjunto de infraestructuras de regulación y almacenamiento que además de garantizar los recursos necesarios para el riego y el abastecimiento, permite que los caudales vertidos en épocas de crecidas no produzcan daños aguas abajo.