economía circular

Declarados de Interés Autonómico cuatro proyectos ‘verdes’ que crearán 615 empleos

El Consejo de Gobierno de Aragón ha aprobado este martes la declaración de Inversión de Interés Autonómico para cuatro proyectos empresariales relacionados con economía circular, renovables y reciclaje, que dejarán una inversión de 90 millones de euros y la creación de 615 empleos directos.

En concreto, se trata de la instalación de una planta dedicada a la producción de bolsas biodegradables en Pedrola (Zaragoza), la construcción de una nueva planta fotovoltaica en Andorra (Teruel), la ampliación de una planta de reciclaje de plásticos en la localidad turolense de Escucha y la creación de otra nueva en la vecina Montalbán, así como otro centro similar en Gurrea de Gállego (Huesca).

La consejera de Economía, Industria y Empleo, Marta Gastón, ha destacado en rueda de prensa la apuesta por la economía circular sumada a la I+D+i, así como el trabajo en equipo con estos grupos empresariales para captar estas inversiones, que con esta declaración verán reducidos a la mitad los plazos de sus trámites administrativos.

Inversiones y empleo

En primer lugar, la empresa Sphere, que ya opera una fábrica en Utebo, instalará una segunda planta en el polígono industrial El Pradillo, en Pedrola, donde invertirá cerca de 40 millones de euros y prevé crear 35 nuevos puestos de trabajo directos y otros 46 indirectos.

Este proyecto está centrado en la fabricación de bolsas de diferentes tipologías con polietileno, biopolímeros biodegradables y materiales con alto contenido en reciclados.

Este nuevo complejo facilitará la diversificación industrial en esta zona de la Ribera Alta del Ebro, muy dependiente en la actualidad del sector automovilístico.

En segundo lugar, ha recibido también la Declaración de Inversión de Interés Autonómico la planta fotovoltaica Mudéjar I que el Grupo Samca promueve en Andorra con una potencia instalada de 49,98 megawatios.

La inversión en esta planta será superior a los 25 millones de euros y la previsión de generación de energía se sitúa en los 82 gigawatios anuales.

En cuanto a la creación de empleo, se prevén 250 contrataciones para la fase de construcción y otros 25 estables durante la fase de explotación y vida útil de la planta, que será de al menos 20 años.

Comarcas mineras

Gastón ha resaltado también el impacto directo y sostenido que generará en el propio municipio gracias a los ingresos derivados de que los suelos sean íntegramente de su propiedad o a través de la recaudación de impuestos como el de Actividades Económicas o el de Bienes Inmuebles.

Ha recordado, asimismo, que esta inversión se ha visto favorecida por la aprobación del Decreto-Ley 4/2019, que entre otras cuestiones obliga al Gobierno de Aragón a valorar la especial relevancia de aquellos proyectos que se desarrollen en las comarcas mineras.

También en las Cuencas Mineras, la empresa General de Polímeros (Genepol) introducirá una nueva línea productiva en su planta de Escucha, a lo que hay que añadir un nuevo centro situado en el municipio de Montalbán, que promueve en este caso la compañía Politer Reciclaje, del mismo grupo empresarial.

Duplicar capacidad

La nueva línea de producción en Escucha tiene como objetivo duplicar la capacidad productiva de la factoría, así como mejorar la productividad y aprovechamiento del plástico con un aumento del rendimiento a un 55-60 por ciento, gracias a la adquisición de maquinaria de mayor tamaño y prestaciones para fabricar granza de polietileno reciclada de baja densidad.

El objetivo es incrementar la cuota de mercado internacional, contará con una inversión de 3,4 millones de euros y prevé sumar otros 15 puestos de trabajo indefinidos a los 42 ya existentes durante los ejercicios 2020 y 2021.

En Montalbán, Politer Reciclaje plantea una factoría de reciclado de plásticos con dos líneas de producción que comenzaría su actividad en mayo de 2021.

La inversión total estimada es de 6,2 millones de euros, mientras que la previsión de creación de empleo es de 35 nuevos puestos.

Economía circular

Por último, la compañía Dana Reciclajes plantea otro proyecto de economía circular en Gurrea de Gállego, con una inversión total de 19 millones de euros y la creación de 315 puestos de trabajo directos, más de un centenar de ellos durante la primera fase.

La primera fase se desarrollará entre 2019 y 2021 e incluye la compra de terrenos, la construcción de las instalaciones y el montaje de las líneas de reciclaje de aerosoles, extintores, envases, PVC, residuos eléctricos y electrónicos, airbag y cinturones de seguridad.

Entre 2021 y 2023, se acometerá el montaje de una segunda línea de reciclaje de aerosoles, cuatro de plásticos, otra de extrusión y una última de reciclaje de blíster y gestión de productos envasados, mientras que hasta 2025 se instalarán cinco nuevas líneas de reciclaje de plásticos y otras siete de extrusión.

Zaragoza Dinámica apoya más de cien proyectos de impulso social, comercio o economía circular

La entidad municipal Zaragoza Dinámica ha resuelto y adjudicado las subvenciones de las cuatro líneas de apoyo al comercio y a la economía social que el Ayuntamiento de Zaragoza ha impulsado en este 2018. Se trata de las subvenciones para asociaciones comerciales, emprendimiento social, capitalización de empresas de economía social y empresas de economía circular. Entre todas ellas suman un importe total de 684.790,35 euros, con los que se van a subvencionar 109 proyectos.

La Concejalía de Educación e Inclusión del Ayuntamiento de Zaragoza ha apostado en los últimos años por el refuerzo presupuestario de las ayudas ya existentes para el comercio y el emprendimiento social, y por la creación de nuevas líneas como la de capitalización de empresas de economía social, puesta en marcha en 2017, y la de economía circular y empleo verde, novedad de 2018, ha señalado el Ayuntamiento en una nota de prensa.

Todas ellas se enmarcan en la línea estratégica número 7 de Fomento Económico y Social del Plan estratégico de subvenciones del Ayuntamiento de Zaragoza 2016-2019 cuya finalidad es favorecer el desarrollo sostenible, crecimiento económico y promoción de la ciudad con el fin de aumentar la calidad de vida y el bienestar social del conjunto de la ciudadanía de Zaragoza, precisa el citado comunicado.

Distribución

Las entidades beneficiarias de las cuatro líneas de subvenciones han sido 43 asociaciones comerciales, tanto sectoriales como zonales que trabajan en la promoción del comercio de proximidad; 44 proyectos de emprendimiento social que suponen la creación de 42 nuevos puestos de trabajo y el mantenimiento de 55 puestos de trabajo en empresas de menos de 5 trabajadores; 15 ampliaciones de capital en sociedades laborales y sociedades cooperativas que mejorarán su liquidez; y siete proyectos de economía circular/empleo verde que suponen la creación de quince puestos de trabajo el apoyo a proyectos de producción de alimentos ecológicos, movilidad sostenible, reducción, reutilización y gestión de residuos que permitan avanzar hacia una Economía Circular.

Toda la información de los proyectos y sus subvenciones está publicada en la web www.zaragozadinamica.es.

La economía circular, vital para la supervivencia del Planeta, sólo representa el 6% en Aragón

El sistema lineal de nuestra economía (extracción, fabricación, utilización y eliminación) ha alcanzado sus límites. Se agotan los recursos naturales y los combustibles fósiles. La economía circular propone un nuevo modelo de sociedad que utiliza racionalmente las reservas y los flujos de materiales, energía renovable y residuos que se reciclan. Su objetivo es la eficiencia del uso de los recursos, con la mínima generación de residuos reciclables. La economía circular es ya una necesidad para la pervivencia del Planeta y por eso desde el Ayuntamiento de Zaragoza se está impulsando para tratar de superar el exiguo 6% que en la actualidad ocupa en el sistema de producción local y aragonés.

Este martes 2 de octubre ha tenido lugar en la sede municipal de plaza del Pilar una jornada de debate sobre economía circular, que ha culminado una serie de actividades impulsadas por Zaragoza Dinámica para dar a conocer experiencias zaragozanas y aragonesas de este tipo de actividad productiva y para promocionarla.

Los últimos estudios sobre el impacto de la actividad humana en el Planeta y sobre el cambio climático indican que cada segundo se están vertiendo 200 kilos de plástico a los océanos. “El modelo lineal está llegando al límite de sus capacidades físicas. Nos ahogamos en residuos y el único salvavidas es el modelo circular. Hacia ahí quiere ir el Ayuntamiento de Zaragoza, aunando el esfuerzo de empresas, Universidad, investigadores, Administración y ciudadanía”, ha explicado Marisa Fernández, gerente del clúster del agua Zinnae.

Situación preocupante

La situación de partida para reorganizar el sistema productivo zaragozano y aragonés es muy preocupante. El 40% de los residuos que van al vertedero de Zaragoza son orgánicos. El reciclaje en global sólo alcanza al 42,6% de los residuos. Sólo el 4% de la ropa se reutiliza. Son algunos datos que ilustran la poca concienciación ciudadana respecto a la recuperación de lo que ahora son sólo desechos.

El panorama empresarial no es mejor. Un estudio encargado por el Consejo Económico y Social de Aragón sobre la implantación de la economía circular en nuestro país señala que del volumen anual de negocio de 23 millones generado por las empresas industriales aragonesas, apenas 210.000 euros corresponde a la actividad de firmas con economía circular.

Sólo el 6% del negocio industrial corresponde a la economía circular, donde se emplean unos 4.100 trabajadores en un millar de empresas, de los alrededor de 80.000 empleados en este sector productivo, ha señalado la ponente Sabina Scarpellini, especialista de la Universidad de Zaragoza.

La estudiosa ha insistido en que el cambio de modelo de negocio es imprescindible, lo mismo que el cambio de actitud de la sociedad. “Hay que despertarla”, ha señalado de forma gráfica Scarpellini, quien ha definido la economía circular en Aragón como una actividad apenas incipiente, mientras en otros países europeos comienza a tomar una relevancia apreciable.

Cualquier sector productivo

Scarpellini ha explicado que cualquier sector productivo es susceptible de adherirse a la economía circular porque la tecnología actual lo permite, aunque estas iniciativas topan con dificultades de financiación, por lo que los incentivos desde las administraciones resultan fundamentales para fomentarla.

En ello está María Eugenia Hernández, gerente del clúster aragonés de la agroalimentación, quien ha señalado que en este sector productivo se están produciendo avances muy positivos hacia la economía circular.

Ambas especialistas han subrayado que este nuevo sistema económico y de producción genera numerosos puestos de trabajo especializados, fomenta la colaboración entre empresas de distintos ámbitos y consigue bienes para los consumidores que en no pocas ocasiones tienen un precio inferior a los generados por la producción lineal.

La jornada ha concluido con una mesa redonda en la que han participado representantes de diversas empresas involucradas en la economía circular, que han explicado sus experiencias en obtención de materia orgánica para alimentación animal y humana, además de reciclaje de embalajes (La Zaragozana); reutilización y reciclaje de ropa (ARopa2); elaboración de bancos de hormigón y otros elementos constructivos a partir de residuos de construcción y demolición (Casalé); fabricación de bolsas biodegradables (Sphére); o agrupación de empresas aragonesas para la economía circular y baja emisión de CO2 (Coeplan-Ecodes).