edificio

Comienza la demolición de la Facultad de Filosofía para estrenar nuevo edificio en 2022

La reforma de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Zaragoza ha dado este jueves su primer paso con el inicio de la demolición del pabellón de Filología, unos trabajos que darán paso a la ampliación y renovación del edificio para su apertura en el curso 2022-2023, con un coste de 21 millones de euros.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha asistido este jueves 14 de febrero a las primeras actuaciones de derribo con la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, el rector de la Universidad, José Antonio Mayoral, y el decano de la Facultad de Filosofía, Eliseo Serrano, quien ha recordado que se trata de una rehabilitación muy reivindicada por el deterioro del edificio, de 77 años.

Entre otros motivos, por el hacinamiento de los docentes, la obsolescencia de espacios y los problemas de calefacción y también estructurales que derivaron en la caída de falsos techos y otras de mayor importancia, ha agregado Serrano, quien ha apuntado además que a lo largo de los años solo ha sido objeto de ampliación, cuando se levantaron dos pisos superiores y cuando se construyó el nuevo edificio de Filología.

Gracias a las reformas, la Universidad contará con un edificio eficiente energética y ambientalmente que dará cobertura a todas las necesidades de la Facultad de Filosofía, ha subrayado el decano, quien ha agradecido el esfuerzo del Gobierno de Lambán para poner en marcha unas obras que demuestran que todas las reivindicaciones de años anteriores “han merecido la pena”.

Vocación sostenible

Por su parte, el rector ha destacado el acuerdo con el Gobierno de Aragón para poner en marcha un proyecto empezando “de cero”, que supondrá contar con una nueva facultad “relevante” y un edificio “señero” dentro del Campus de San Francisco con vocación sostenible, desde la obra hasta el acabado final.

Lambán, que se doctoró en Historia en esta Facultad, ha destacado el grado de acuerdo alcanzado esta legislatura con la Universidad y el esfuerzo inversor del ejecutivo que, según ha pronosticado, en los próximos mandatos incluso se incrementará, y especialmente esta actuación con la que él personalmente se sentía concernido.

“Era doloroso visitar las instalaciones, los despachos de los profesores, y ver 40 años después que estaban exactamente igual, aunque empeorados por el paso del tiempo, que cuando yo los visitaba siendo estudiante”, ha apuntado el presidente antes de insistir en que la remodelación era “absolutamente fundamental”.

La reforma, que tiene en cuenta las necesidades docentes y de investigación actuales y futuras, contempla necesidades especiales de titulaciones que carecían de instalaciones actualizadas como plató de TV, estudio de radio o laboratorios de ciencias historiográficas.

Edificio de referencia

La nueva Facultad de Filosofía y Letras será un edificio de referencia en Aragón en materia de sostenibilidad, cumpliendo con los estándares de certificaciones Verde, Ledd, Breeam o equivalentes, y los estudiantes volverán a las aulas en el curso 2022-2023, ya que después de las obras, que durarán 36 meses, hará falta un periodo de acondicionamiento.

De las obras se encarga una UTE formada por las empresas FCC Construcción, FCC infraestructuras energéticas y la constructora pirenaica COPISA y EASA-Estructuras ARAGÓN, que ya en noviembre comenzaron con la recogida, clasificación y retirada de los distintos materiales del interior del edificio para su reciclaje.

Antes de que la retroexcavadora pudiera entrar esta mañana a demoler los ladrillos del pabellón de Filología ya se habían retirado más de 40 toneladas de papel y se esperan extraer otras 40 más. También se extraerán más de 600 toneladas de metal y más de 3.200 metros cúbicos de madera.

El proyecto de ejecución ha definido medidas específicas de reutilización de materiales existentes en el edificio original, siendo estos integrados en la propia obra. Así, se van a emplear 1.700 m2 de teja, 53 puertas originales del pabellón de Geografía, 232 m2 de piedra de Calatorao, 50 m2 de pavimento de teselas y casi 5.000 m3 de tierras.

Antes del comienzo de las obras, la Universidad reutilizó gran parte del mobiliario en distintas dependencias del propio campus y entre el mobiliario que no se pudo reubicar, se han donado, mediante la colaboración con la Fundación Dónalo, hasta 616 enseres a 13 ong, asociaciones y ayuntamientos de toda España. Además, se va a retirar, restaurar y colocar de nuevo el mural cerámico de reconocido valor cultural del artista Ángel Grávalos.

La reforma del Mercado Central avanza para reabrir en torno a las Fiestas del Pilar

Los trabajos de reforma del edificio modernista del Mercado Central avanzan a buen ritmo y se espera reabrir la lonja en torno a las Fiestas del Pilar de este año 2019, ya que las obras llevan ya más del 30 por ciento ejecutado. En estos momentos está colocada la mitad de la cubierta del edificio y esta semana comenzarán a instalarse las placas transparentes a modo de paredes exteriores. Las columnas y arbotantes metálicos lucen el color gris original del recinto, que estaba más deteriorado de lo previsto, lo que ha implicado actuaciones extraordinarias por valor de 800.000 euros.

El recinto del Mercado Central alberga ya en su interior la estructura metálica que delimitará los puestos de detallistas, dos de los cuales ya lucen con revestimientos, a modo de espacios pilotos para que pueda apreciarse su futuro diseño, y está ya prácticamente ultimada la infraestructura para cámaras frigoríficas y aparatos de calefacción y climatización que se situarán en los sótanos.

El alcalde, Pedro Santisteve, y el concejal de Urbanismo y Mercados, Pablo Muñoz, junto con el arquitecto jefe municipal y director de la obra, José Antonio Aranaz, han girado una visita a la obra este lunes 4 de marzo.

Exterior del Mercado, con la mitad de la cubierta ya instalada. Foto: zaragoza.es

Apuesta municipal

Santisteve ha calificado de “emocionante” poder conocer las distintas fases de rehabilitación de este edificio, “patrimonio histórico” de la ciudad, en el que se están cumpliendo los plazos previstos y cuyo resultado será “espectacular” con la luz que entrará por las cristaleras laterales.

El primer edil ha recordado la apuesta del Ayuntamiento por recuperar esta infraestructura fundamental para el comercio de la ciudad, por impulsar el trabajo de  los detallistas y por la comercialización de los productos frescos de cercanía, que propician una alimentación saludable.

También ha indicado que el Gobierno de Zaragoza ya ha aprobado la tercera fase de licitación para cubrir los 19 puestos que quedan vacantes en el Mercado, para los que existe “mucho interés” por cubrirlos, por lo que confía en que el mercado remodelado se inaugure con todos sus puestos completos.

El arquitecto director del proyecto, José Antonio Aranaz, ha explicado que si el viento lo permite acabarán esta semana de colocar la cubierta, “salvo los remates de desagües y canalones”.

La nueva cubierta consta de tras placas. La exterior es de aluminio y tiene color zinc; la intermedia es de polietileno aislante; la interior, que se la que se percibe desde dentro del mercado, es de madera, lo que le da un carácter más acogedor.

Aranaz ha explicado que llevan muy avanzados los trabajos en los sótanos del edificio, donde se ubicarán las principales infraestructuras del mismo.

El arquitecto Aranaz (izda) da explicaciones sobre la obra al alcalde. Foto: zaragoza.es

Fachada acristalada

Pronto comenzarán también la construcción de la fachada de muro cortina acristalada, cuya instalación podría iniciarse la semana que viene con la colocación de los perfiles que soportarán los vidrios.

El arquitecto ha asegurado que la obra “lleva muy buen ritmo” y es ahora cuando se empieza a ver su hermoso diseño porque el edificio “estaba bastante peor” de lo que pensaban.

De hecho, Aranaz ha señalado que ha habido un imprevisto con los forjados, que han tenido que reformarse, lo que ha implicado un modificado en el proyecto de 800.000 euros que el equipo de Gobierno ya ha autorizado.

Ha apuntado que ya en la licitación del proyecto se preveía que pudiera haber modificaciones porque “había cosas que no se podían ver por la propia actividad del mercado”. No obstante, ha remarcado que en la adjudicación se produjo una baja del presupuesto inicial del 23,2 por ciento por lo que pese a los trabajos extraordinarios “vamos por debajo de lo previsto”, ha añadido. El proyecto se adjudicó por 8.183.810 euros IVA incluido.

Recreación de los puestos del Mercado tras la remodelación. Imagen: zaragoza.es

Atractivo

El arquitecto ha destacado que “vamos a liberar al mercado de todo lo que lo ocultaba y lo podremos disfrutar tanto por fuera como por dentro”, y ha añadido que gracias a las cristaleras se podrá ver el interior desde el exterior, por lo que será “más atractivo comercialmente”.

Respecto a la pintura gris que ya lucen los elementos metálicos que constituyen el grueso de la estructura del mercado, Aranaz ha confirmado que se trata del tono original del recinto, un edificio modernista de 1903, catalogado como monumento histórico nacional desde 1978 y Bien de Interés Cultural desde 1982.

El arquitecto ha precisado que se ha utilizado un tipo de pintura muy resistente, cuyo mantenimiento es “relativamente sencillo” ya que es lavable y que esperan que perdure al menos 30 años sin necesidad de repintado.

Ha agregado que el edificio recibirá el color de las policromías de que tengan los tarjetones de cerámica que se sitúan en la parte superior del edificio, que se han limpiado y se están restaurando. Además, los propios puestos de detallistas y de restauración (cuatro en la parte central del mercado) lucirán diversos colores.

Las obras de Filosofía se inician el 21 de septiembre y durarán 3 años

Las obras de la facultad de Filosofía de la Universidad de Zaragoza comenzarán el 21 de septiembre, aunque serán perceptibles a mitad de octubre, cuando se coloquen los vallados, y durarán 36 meses, tiempo durante el cual el alumnado y el profesorado ocupará preferentemente la antigua facultad de Educación, en la calle San Juan Bosco, y el colegio Cervantes, en la calle Corona de Aragón.

El presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, y la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, han acompañado hoy al rector, José Antonio Mayoral, en una visita a las instalaciones, que ya han sido desalojadas tras una mudanza que ha implicado el traslado de 15.000 cajas.

El 21 de este mes, según ha explicado el rector, comenzarán las obras con las cuestiones previas, tales como asuntos de seguridad laboral, mientras que los vallados y la protección de árboles se colocarán a mitad de octubre y a principios de diciembre se verán ya algunos edificios demolidos.

Traslado de mobiliario este martes en la Facultad de Filosofía y Letras. Foto: Aragón TV

Plazos

“Estamos cumpliendo plazos”, ha aseverado Mayoral, quien ha precisado que ya ha sido trasladado “todo el mundo” -más de 3.000 alumnos y más de 400 docentes-, excepto el pabellón de Geografía, que es “un poquito independiente” y que se trasladará cuando ya esté construido el pabellón prefabricado que queda pendiente, a finales de noviembre.

En este espacio prefabricado, que se ubicará en el campus, junto a la zona deportiva y detrás de la antigua facultad de Educación, se ubicará también una nueva sala de estudios, lo que supuso aumentar el volumen del mismo.

Mayoral ha asegurado que las clases empezarán, “sin afecciones” en otras dependencias de los dos lugares citados y de algunas aulas cedidas por facultades del entorno en el propio campus de San Francisco.

También se han trasladado miles de libros, algunos de ellos (los incunables y primeras ediciones) al Edificio Paraninfo, donde se abrirá pronto la biblioteca central de la Universidad de Zaragoza, y otros a la biblioteca María Moliner, que ha liberado parte su espacio para ello. “Ha sido todo un juego de dominó”, ha reconocido Mayoral.

El rector ha mostrado su satisfacción por cómo se han acondicionado los espacios donde van a trabajar los docentes y donde se dará clase estos tres años.

Tres años de molestias

Antes de la visita, Lambán ha felicitado al rector, al decano, al profesorado y a los estudiantes porque aunque durante 36 meses van a tener que soportar las molestias derivadas de la provisionalidad, dentro de este tiempo podrán disfrutar de unas “magníficas instalaciones”.

El actual edificio, ha reconocido, no reúne “en absoluto” las condiciones de un edificio destinado a usos educativos “modernos”. “Literalmente se caía a pedazos y no exagero un ápice”, ha insistido Lambán (en la foto superior de Gobierno de Aragón, el presidente Lambán y demás miembros de la comitiva observan el desmontaje de un falso techo del edificio a reformar).

El inicio de las obras, ha asegurado, demuestra que el Gobierno “ha cumplido sus compromisos” con la Universidad, que es “el principal motor” de un país desde el punto de vista del conocimiento y el liderazgo.

Para Lambán, las facultades de Humanidades revisten una importancia añadida, porque “el conocimiento que a corto plazo se revela inútil para el aparato productivo, a largo plazo es el más útil de todos porque proporciona felicidad a las personas”.

Por eso, ha estimado que hay que “revertir” la “deriva inasumible” en la que han entrado muchos países en los últimos tiempos de postergar los estudios de las humanidades a favor de las enseñanzas técnicas, porque a la humanidad “le va literalmente su supervivencia en ello”.

Las obras de la facultad las ejecuta la UTE de FCC Construcción, FCC Infraestructuras Energéticas, Copisa y Estructuras Aragón por casi 19 millones de euros, un 17 por ciento por debajo del precio de licitación, que fue de 23 millones.

Adjudicada la reforma de Filosofía y Letras por 18,9 millones

La Universidad de Zaragoza ha adjudicado por 18,9 millones de euros la ejecución de las obras de reforma de la Facultad de Filosofía y Letras, cuyos trabajos está previsto que comiencen en septiembre y que se prolonguen durante 36 meses.

La institución académica ha anunciado en una nota de prensa que el contrato con la Unión Temporal de Empresas de FCC Construcción, FCC Infraestructuras energéticas, la constructora pirenaica Copisa y Estructuras Aragón se ha fijado un 17 por ciento por debajo de los 23 millones de euros previstos en la licitación.

Las obras permitirán que se rehabilite el edificio histórico de la Facultad, que se derribe el pabellón de Filosofía y que se sustituya por un nuevo inmueble, diseñado por Magén Arquitectos e Ingeniería Torné, que contará con instalaciones de “gran eficiencia energética”.

En ese sentido, la nueva construcción poseerá una envolvente térmica que reducirá las pérdidas de calor en invierno y que favorecerá la refrigeración durante el verano, ya que contará con un sistema de patios centrales y de doble piel que disminuyen la temperatura.

Edificio ecoeficiente

El inmueble integrará paneles solares híbridos, capaces de suministrar agua caliente y energía y un sistema de depósitos estacionales para guardar los excedentes de agua, así como una estructura de “tubos canadienses” que permitirá renovar el aire exterior que se inyecta en el edificio.

Asimismo, la nueva construcción estará dotada de aislamiento de corcho, ladrillos cerámicos y una cubierta vegetal diseñados para favorecer la sostenibilidad medioambiental (en la imagen superior, una recreación del futuro edificio, según los previsto en el proyecto).

Entre las innovaciones tecnológicas, el edificio incorporará un sistema de monitorización que permitirá su uso inteligente, por ejemplo, a través de la autorregulación de la iluminación natural existente.

La reforma también supondrá la urbanización del entorno de la Facultad, donde se ubicarán puntos de recarga de vehículos eléctricos y sistemas de aparcabicis que garanticen la movilidad sostenible.

Las viviendas sociales de la antigua Imprenta Blasco estarán listas a finales de 2019

Las 26 viviendas sociales previstas en el edificio de la antigua Imprenta Blasco estarán listas a finales de 2019, fecha en la que también entraría en funcionamiento el espacio expositivo dedicado a las artes gráficas y la comunicación, que se instalará en la planta baja del emblemático edificio de la plaza Ecce Homo, una zona del Casco Histórico que se quiere recuperar con el tirón de este proyecto.

En la actualidad, el edificio modernista de ladrillo caravista alberga 17 grandes viviendas, que van a ser divididas en recintos más pequeños hasta transformarlas en 26 viviendas sociales de una o dos habitaciones. Pertenecerán al organismo público Zaragoza Vivienda, que será el encargado de gestionar su alquiler, según ha explicado el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz.

Las obras de rehabilitación suponen una inversión de 1,7 millones de euros, que saldrán de la enajenación de una parcela municipal en el barrio de Valdefierro para la empresa adjudicataria del proyecto. En Valdefierro se construirán otras 62 viviendas protegidas.

Además, la constructora abonará al Ayuntamiento 390.700 euros, cantidad que corresponde a la diferencia económica entre la actuación en Imprenta Blasco con el valor de la parcela de Valdefierro, ha indicado Muñoz.

De blanco, Rivarés (izda), Santisteve y Muñoz, atienden a las explicaciones de un técnico de artes gráficas, junto a una de las antiguas máquinas de Imprenta Blasco

Impulso al Casco Histórico

El responsable de Urbanismo, junto con el alcalde, Pedro Santisteve, y el concejal de Cultura y Economía, Fernando Rivarés, han girado una visita este lunes 9 de julio a la antigua Imprenta Blasco, coincidiendo con el inicio del traslado de las antiguas máquinas impresoras para su restauración y posterior incorporación al espacio expositivo.

Tanto el alcalde como los concejales de ZeC han subrayado que la actuación en Imprenta Blasco, junto con las que se están desarrollando en los Baños Judíos del Coso y en el Mercado Central de Lanuza, constituyen un triángulo cultural, urbanístico y comercial que, a su entender, va a suponer un importante relanzamiento del Casco Histórico y en especial de algunas de sus zonas más degradadas.

Respecto al espacio expositivo que se tiene previsto abrir en la planta baja de la antigua Imprenta Blasco, el concejal de Cultura, Fernando Rivarés, precisó que se montará con arreglo a tres ejes temáticos. Por un lado, destacar la Imprenta Blasco como vanguardia de la industria de la imprenta en Aragón; también se vinculará el proyecto a otros ámbitos de la comunicación, incidiendo en el hecho de que esa imprenta “propició la llegada de muchas publicaciones a entornos sociales que hasta ese momento no tenían acceso a ello”, ha destacado Rivarés; por último, el espacio expositivo hará incidencia en la importancia que la industria gráfica tuvo en el desarrollo del movimiento obrero zaragozano.

Rivarés ha señalado que el proyecto cuenta con una partida de 49.000 euros para restauración de la docena de máquinas de gran valor que este lunes todavía podían verse cubiertas de polvo en las instalaciones de la antigua imprenta y que han comenzado a ser trasladadas por personal especializado de la Asociación de Industrias Gráficas de Zaragoza para su recuperación, de acuerdo con el convenio que esa entidad ha suscrito con el Ayuntamiento zaragozano.

El IASS prevé estar en plaza del Pilar a inicios de 2019 tras desbloquear la licencia el Ayuntamiento

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) espera poder trasladarse a principios de 2019 al edificio de los antiguos juzgados de la plaza del Pilar, después de que este miércoles 23 de mayo el Ayuntamiento de Zaragoza haya eludido la denegación de la licencia de obras al Gobierno de Aragón y de que ambas instituciones vayan a negociar los usos del inmueble. El instituto calcula que unos 100.000 ciudadanos pasarán anualmente por la nueva sede, en la que trabajarán 500 personas.

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza ha dado este miércoles marcha atrás y ha retirado el expediente que iba a suspender la licencia de reforma de los antiguos juzgados de la plaza del Pilar. El responsable de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha anunciado que toma esa decisión porque el Gobierno de Zaragoza ha reanudado las negociaciones con el Gobierno de Aragón y existe un “principio de acuerdo”.

Muñoz ha retirado el expediente para no perjudicar la negociación. El concejal ha destacado que se han establecido reuniones entre ambas instituciones y que se el acuerdo se sustanciará en el marco de una reunión bilateral.

El Gobierno de Aragón había anunciado que estudiaría medidas judiciales si se suspendiera la licencia de los juzgados.

Reunión bilateral

En cuanto a la retirada del expediente sobre el tema de la Comisión de Urbanismo, el consejero de Presidencia, Vicente Guillén, ha negado que el Gobierno de Aragón haya tenido algo que ver.

“No ha habido ni acercamiento ni alejamiento. No ha habido ningún tipo de negociación. Niego la mayor”, ha aseverado al respecto. Lo que sí ha habido, ha precisado el consejero de Presidencia, es un “acercamiento” para constituir unos equipos técnicos de trabajo de cara a la reunión bilateral que tendrá lugar entre las dos instituciones.

El previsible desatasco del contencioso entre los gobiernos territorial y local despeja el desarrollo del proyecto del Ejecutivo aragonés para trasladar al edificio de plaza del Pilar la sede provincial del IASS de Zaragoza, así como la gerencia territorial del organismo.

Obras hasta final de año

La previsión apuntada por el propio gerente del IASS, Joaquín Santos, es que las obras de adecuación del edificio se desarrollen hasta final de año y que a principios de 2019 se produzca el traslado de personal y la apertura de oficinas al público.

En la actualidad, las dependencias provinciales del instituto de servicios sociales se distribuyen en cinco sedes distintas en otros tantos puntos de Zaragoza, “lo que dificulta el acceso correcto a los servicios por parte de la ciudadanía y la gestión interna por parte de los propios trabajadores de las institución”, precisó Santos.

El nuevo logotipo presentado este miércoles

El gerente del IASS subrayó que el traslado a plaza del Pilar redundará en beneficio de miles de personas e impulsará el desarrollo de los servicios sociales, “que necesitan una mayor visibilización social, que a su vez impulse su debate y su progreso a nivel político y social. El cuarto pilar del estado del bienestar necesita ocupar un lugar destacado en la ciudad”, sentenció Santos.

Esta pretensión de potenciar la presencia y por tanto la valoración de los servicios sociales se relaciona también con el cambio de logotipo para el sistema público de servicios sociales de Aragón, que fue presentado también este miércoles.

El proyecto de instalación de los servicios sociales en la parte del edificio de plaza del Pilar que corresponda al Gobierno de Aragón cuenta con un presupuesto de más de dos millones de euros.

Santos aseguró que el Ayuntamiento de Zaragoza dispone de toda la información necesaria sobre los planes del Gobierno de Aragón a ese respecto.

La nueva Facultad de Filosofía y Letras tendrá paneles solares y usará energía geotérmica

En septiembre comenzarán las obras de reforma de la Facultad de Filosofía y Letras. Este miércoles ha tenido lugar la presentación del proyecto, donde los responsables han explicado que reducirá un 70% la huella de carbono que genera gracias a la implantación de paneles solares o la utilización de energía geotérmica, entre otras novedades. Sus 3.000 alumnos se trasladarán los próximos tres años a distintos centros de la Universidad de Zaragoza.

Con el proceso de licitación en marcha desde el pasado 1 de marzo todo indica que, tras muchos años de espera, por fin se llevará a cabo una actuación muy demandada por estudiantes y profesores universitarios.

Este miércoles ha tenido lugar en el antiguo edificio del Campus San Francisco la presentación del proyecto ante la comunidad universitaria, donde los responsables del proyecto -Magén Arquitectos e Ingeniería Torné-, han explicado que permitirá reducir un 70% la huella de carbono y su consumo energético será inferior a 7 kilovatios por metro cuadrado al año.

Eficiencia

El nuevo edificio permitirá recuperar las aguas pluviales y reutilizar las aguas grises, contará con paneles solares que generarán electricidad y calor, y usará la energía geotérmica para los sistemas de ventilación. Gracias a todo ello cumplirá con los requisitos del certificado de sostenibilidad Breeam.

Según Jaime Magén, responsable del proyecto, la reforma se basa en tres pilares: “La respuesta a los retos de eficiencia energética, la integración en el contexto histórico del campus y la mejora de las condiciones para las tareas docentes e investigadoras”.

El edificio histórico, uno de los más antiguos de la Universidad, mantendrá su fachada, estructura y forjados, ya que está protegido patrimonialmente, mientras que el pabellón contiguo se derivará para conseguir que “los dos edificios se conviertan en un conjunto coherente y unitario”.

Vista aérea de la recreación de la futura Facultad

Los alumnos, a Interfacultades, Ciencias, Derecho y Educación

El decano de la Facultad de Filosofía y Letras, Eliseo Serrano Martín, se ha mostrado convencido de que el nuevo edificio “va a responder a las necesidades de la universidad del futuro, conservando el patrimonio que tiene la Facultad”.

Respecto al traslado de los alumnos, ha informado de que la mayoría de las aulas se trasladarán a Interfacultades, aunque también han cedido espacios las facultades de Ciencias, Derecho y Educación. “Hemos querido ponerlos por delante para que sufran las menos incomodidades posibles”, ha manifestado.

Respecto al profesorado, casi 400 personas se trasladarán a la antigua Facultad de Educación y al Edificio Cervantes. Además, se va a construir un edificio preindustrializado que acogerá despachos y una sala de lectura.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, acompañado por la consejera Pilar Alegría, también ha acudido a esta presentación, donde ha recordado que el Gobierno que dirige “tiene a la Universidad de Zaragoza como aliada preferente en la planificación de las políticas públicas”. Por ello, “en cuanto llegamos trabajamos en reconstruir el diálogo ausente durante los cuatro años anteriores”, y “tuvimos claro que había que acometer la largamente demandada reforma de la Facultad de Filosofía”.

El Mercado Central provisional funcionará el 12 de abril

El Mercado Central provisional instalado junto a las Murallas Romanas empezará a funcionar a pleno rendimiento a partir del 12 de abril. Los detallistas comenzarán el traslado desde sus actuales puestos de la lonja permanente a partir del 7 de abril. El espacio provisional dispone de 74  nuevos puestos, de los cuales han sido adjudicados 46. La obra del mercado provisional comenzó el pasado mes de noviembre y se incluye en el proyecto de 14 millones de presupuesto para la reforma integral del Mercado Central.

Este mediodía del miércoles 7 de marzo concluía el plazo para la presentación de propuestas a la adjudicación de los puestos 28 puestos que todavía faltan por cubrirse en el mercado provisional y posteriormente en el Mercado Central remodelado, una vez que el Ayuntamiento de Zaragoza rebajó las exigencias sobre experiencia como minoristas.

En caso de que no se soliciten los 28 puestos vacantes, algunos de ellos serán adjudicados a detallistas del Mercado Central que ya han expresado su intención de trasladarse al provisional y luego continuar en la lonja remozada, y que aspiran a contar con más de un puesto, ha explicado el propio alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, que esta mañana ha girado una visita a las instalaciones ya dispuestas del mercado provisional, a modo de pre-inauguración informal del espacio.

Santisteve ha insistido en que la oportunidad era muy buena para los detallistas puesto que se requiere un desembolso de en torno a 57.000 euros, por el que se adquiere un puesto por espacio de 50 años. Un titular, tanto proveniente del Mercado Central como de fuera tiene opción de regentar un máximo de dos puestos, una limitación que se ha establecido para evitar el acopio de puestos por parte de empreas de distribución.

Respecto a las obras de remodelación del edificio permanente del Mercado Central, el alcalde ha indicado que comenzarán en mayo y se esperan concluir en el plazo de algo menos de un año.

Ejecución en tiempo récord

El edificio del mercado provisional está ya concluido, a falta de modificar algunos detalles requeridos por los propios detallistas. Su ejecución se ha llevado a efecto en el “plazo récord” de tres meses y medio, según ha explicado el arquitecto municipal encargado del proyecto, José Antonio Aranaz.

El edificio de planta rectangular y 2.500 metro cuadrados de superficie cuenta con dos pasillos laterales, más anchos y cómodos que los actuales del Mercado Central, a lo largo de los cuales se distribuyen los puestos, que se agrupan por zonas según su naturaleza y lucen diferentes colores colores identificativos: rojo para los de carnes y derivados, azul para pescado, amarillo para aves y derivados, y verdes para frutas y verduras (foto superior de uno de los pasillos con sus puesto correspondientes).

Los puestos se destinan casi en su totalidad a la venta de productos alimenticios, aunque habrá alguno destinado a venta de flores y uno de ellos, algo más grande que los demás, se dedicará a bar.

Cada uno de los puestos, que ya tiene instalados expositores y demás aditamentos, ocupa tres metros de anchura por dos y medio de profundidad, “algo más grandes que los puestos medios que ahora hay en el Mercado Central”, ha precisado el arquitecto.

En el frontal superior, cada uno de ellos luce el número correspondiente y el nuevo logotipo de los mercados de la ciudad, que fue presentado la pasada semana por los responsables municipales.

Uno de los puestos del nuevo mercado

Detallistas satisfechos

Aranaz ha subrayado que los detallistas, que ya han visitado la instalación, se han mostrado muy satisfechos con la misma y han destacado que “aquí van a estar más cómodos y de forma más confortable, con calefacción en invierno y ventilación en verano”.

El principal inconveniente para los comerciantes lo plantea el almacenamiento, ya que los puestos del mercado provisional no cuentan con espacios de cierto tamaño para colocar productos antes de pasarlos a la venta. “Deberán organizarse de otra manera y trasladar los productos a diario desde las cámaras”, ha dicho el arquitecto.

El edificio de las cámaras frigoríficas y obradores está adosado a la nave central de ventas, en el lado que da hacia la iglesia de San Juan de los Panetes. En esa zona se realizará la carga y descarga, con los vehículos accediendo desde el paseo Echegaray.

Nuevo mercado

Cuando concluyan las obras del Mercado Central y los detallistas se trasladen de nuevo a la lonja centenaria, parte de las instalaciones del mercado provisional se trasladarán a un terreno, todavía por determinar, entre los distritos de Delicias, Oliver y Valdefierro, donde se colocará como mercado definitivo, dentro del nuevo plan de mercados de barrio que va a desarrollar el Ayuntamiento, ha explicado el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz.

A este respecto, el arquitecto Aranaz ha explicado que el edificio “es desmontable, y aprovechables sus elementos en un 80%, para ser trasladado y que funcione como mercado permanente en otra zona de la ciudad”.

Asociaciones vecinales recurren la despeatonalización de la calle San Miguel para acceder a un garaje

Asociaciones vecinales de Zaragoza y Ecologistas en Acción han presentado un recurso administrativo contra la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento contra la decisión de dar luz verde a la construcción de un garaje privado con una capacidad de 28 plazas en el número 46 de la calle San Miguel.

Así lo ha explicado a los medios la representante de la Asociación de Vecinos Parque Bruil-San Agustín, Carmen Turégano, quien ha expresado que los vecinos quieren denunciar la despeatonalización que proponen los grupos políticos del PP, PSOE y Ciudadanos de la calle san Miguel, una de las primeras vías que se hicieron peatonales en Zaragoza.

Además, ha destacado que se busca proteger el patrimonio de la fachada de este edificio protegido y del jardín interior y ha añadido que la presencia de coches por la calle, además de ruido e inseguridad, conllevará a una degradación de una de las vías simbólicas de la ciudad.

En la foto superior de Aragón Press se aprecia el vallado y los contenedores colocados ya junto a la fachada del edificio que se va a rehabilitar y donde se va a construir el garaje.

Discriminación

También ha manifestado que en la zona del Casco Histórico existe un problema cuya solución llevan reivindicando durante mucho tiempo, que es permitir la salida del barrio por la calle Taboada mediante un giro a la izquierda, que el Ayuntamiento de la ciudad deniega por considerar ese giro prohibido.

En el caso del nuevo edificio de la calle San Miguel, también habría que hacer un giro a la izquierda desde la calle Hermanos Ibarra para entrar al garaje, “pero aquí si que se va a consentir”, ha lamentado.

“Para todos o para ninguno”, ha manifestado Turégano, quien ha expuesto que “esto es abrir el melón para que cualquier promotor en zona peatonal exija que se despeatonalice la zona para hacer un garaje”.

Por último, ha defendido que desde las asociaciones vecinales buscan una ciudad sostenible y que se proteja a los vecinos, y “en este caso lo único que se va conseguir es perjudicar a los que hay ahora y a los futuros”.

El palacio de la antigua Capitanía General albergará con regularidad eventos culturales

El edificio de la antigua capitanía general militar de la plaza Aragón, propiedad del Ministerio de Defensa y sede de la Comandancia Militar, albergará iniciativas culturales impulsadas por el Ayuntamiento de la ciudad. Ambas instituciones ultiman la redacción de un convenio de colaboración para tal fin.

Así lo recoge en su cuenta de Facebook el concejal de Economía y Cultura del Consistorio zaragozano, Fernando Rivarés, quien asegura que en los próximos días se harán públicos el acuerdo entre Defensa y el Ayuntamiento, así como la programación cultural que se tiene previsto desarrollar en este espacio.

El edificio de la antigua Capitanía General se levantó entre 1879 y 1893, en una época de crecimiento de Zaragoza, en la prolongación del paseo Independencia hacia la plaza Pignatelli, hoy plaza Aragón. Presenta una planta irregular condicionada por la forma elíptica de la antigua glorieta. La fachada en piedra es una de las más logradas del neoclasicismo tardío zaragozano.

Su interior alberga numerosos detalles artísticos de corte ecléctico, entre los que destacan su patio, su escalinata y algunos de sus amplios salones.

Larga reivindicación

Tras la reorganización de las regiones militares, el edificio perdió hace ya tiempo su carácter de sede militar activa y el Ejército apenas sigue utilizando algunos de sus despachos. Por ello, la ciudad reclamaba la recuperación de este espacio como centro cultural y social.

A lo largo de la presente legislatura, el alcalde, Pedro Santisteve (ZeC), se había dirigido en varias ocasiones a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal (PP), para solicitarle la cesión del palacio.

La insistencia del alcalde y sus colaboradores y la buena disposición del ministerio han permitido que finalmente las negociaciones hayan dado fruto y la antigua Capitanía “será un nuevo espacio cultural para la ciudad”, asegura Rivarés, quien añade que “ya estamos negociando una programación anual estable y su conversión parcial en co-sede de proyectos culturales del Ayuntamiento”.

Danza, música,literatura, teatro

El concejal precisa que se tiene previsto desarrollar iniciativas culturales relacionadas con la danza, la música, la literatura y el teatro, especialmente en el patio del edificio, en la escalinata y en el salón principal del primer piso, también denominado de Corte o de recepciones, con proyectos que pretenden ser “de acceso libre y adaptado”, indica Rivarés en su nota.

El responsable municipal de Cultura agrega que en las próximas semanas se dará a conocer la programación prevista, así como las condiciones del convenio pactado por el Ayuntamiento con Defensa, para concluir en tono eufórico que “la cultura gana un espacio nuevo e histórico en Zaragoza tras años de soñarlo, gracias a la colaboración institucional y el empeño municipal”.