emprendedores

Subvenciones municipales de 150.000 euros a emprendedores

El Ayuntamiento de Zaragoza ha lanzado sus ayudas al emprendimiento, para lo que cuenta con una partida de 150.000 euros, un 50 % más que el año pasado, con el fin de colaborar en los primeros pasos de los proyectos vinculados a programas de alojamiento empresarial o formativos municipales.

En concreto podrán presentarse los programas de viveros empresariales o formativos dependientes del Consistorio, los más de 300 comercios adheridos a la red Made in Zaragoza y los proyectos adheridos a la Red de Huertas Agroecológicas.

“Desde el ayuntamiento estamos muy interesadas en cerrar círculos: una vez que arrancan la empresas en los viveros municipales necesitan ayuda para comenzar, sobre todo, en los dos primeros años”, ha explicado este miércoles 3 de octubre la concejala de Educación e Inclusión Social, Arantza Gracia.

Tal y como ha relatado la edil, estas subvenciones alcanzaban en sus comienzos unos 33.000 euros, el año pasado ascendieron hasta los 100.000 euros y este año se consolidan con 150.000 euros, lo que supone un 50 % más con respecto a las anteriores.

Creación de empleo

Los objetivos de estas subvenciones son apoyar a las iniciativas empresariales planteadas por los promotores, con una valoración especial a la creación de empleo estable y las actividades empresariales que fomenten la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el acceso al mercado de trabajo.

Se valorará igualmente la inclusión laboral de personas en riesgo de exclusión social y la integración laboral de personas con discapacidad.

Y un último punto que se tendrá en cuenta para otorgar las subvenciones será su ubicación, con el objetivo de “fomentar la creación, crecimiento y consolidación de empresas en locales ubicados en zonas de baja densidad comercial y barrios rurales”.

“Queremos llenar las ‘cicatrices comerciales'”, ha manifestado Gracia, quien ha destacado además la apuesta de su gobierno municipal por la sostenibilidad tanto social como ambiental.

Crear, crecer y consolidar

La concejala ha estado acompañada en la presentación de este programa del jefe de la oficina técnica de Empleo y Emprendimiento, Jesús Alquézar, quien ha puesto el acento sobre las tres “ces” que componen este proyecto: crear, hacer crecer y consolidar.

Como ha explicado, muchas de estas ayudas se destinan a los gastos iniciales de la generación del puesto de trabajo del propio emprendedor y la puesta en marcha para contar con un trabajador más.

Asimismo, ha destacado el “sustancial” incremento de las ayudas a lo largo de los años, que ha ido “alineado con el interés por el emprendedor”.

Medio centenar de proyectos

En el 2017 se presentaron 37 proyectos, de los cuales se aprobaron 35, con unas subvención media de unos 3.000 euros.

Este año el consistorio espera que se presenten medio centenar de proyectos sociales, pequeño comercio, tecnología, culturales, diseño, emprendimiento social, consultoría y otros ámbitos.

El plazo de presentación de solicitudes está abierto hasta el 15 de octubre y el máximo de subvención por proyecto se ha establecido en 6.000 euros, con una ayuda máxima de hasta el 80 % de la iniciativa presentada.

El Inaem abre el plazo para pedir ayudas a emprendedores y pymes

Apoyar a los emprendedores que se establezcan como trabajadores autónomos por cuenta propia o que pongan en marcha iniciativas emprendedoras de ámbito local que den lugar a microempresas es el objetivo de las subvenciones convocadas esta semana por el Departamento de Economía, Industria y Empleo, a través del Instituto Aragonés de Empleo (Inaem.

Se trata de la convocatoria de las subvenciones destinadas a la promoción del empleo autónomo (emprendedores) y creación de microempresas en la Comunidad, dotada con 1.752.148 euros y que cuenta con una cofinanciación del 50 por ciento a través del Fondo Social Europeo, ha informado el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

Las ayudas están destinadas, por un lado, a aquellas personas desempleadas e inscritas como demandantes de empleo que quieran establecerse como trabajadores autónomos o por cuenta propia y realicen la actividad en nombre propio; que formen parte, en su calidad de trabajadores autónomos o por cuenta propia, de sociedades civiles o de comunidades de bienes, siempre que las subvenciones se soliciten a título personal; y que constituyan una sociedad limitada unipersonal y desarrollen su actividad en ella.

Calificación

En el caso de las subvenciones para microempresas, es necesario que hayan obtenido del Inaem la calificación de Iniciativa Local Emprendedora, siempre que tengan su domicilio fiscal y desarrollen su actividad en el territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón y que no haya transcurrido un plazo superior a un año desde el inicio de la actividad empresarial.

Pueden optar también a las subvenciones quienes hayan percibido la prestación por desempleo, en su modalidad de pago único, por la totalidad del importe a percibir, y que se constituyan como socios trabajadores o de trabajo de una cooperativa de trabajo o de una sociedad laboral y trabajadores autónomos con una discapacidad igual o superior al 33 por ciento.

La información sobre todas las convocatorias de ayudas y la documentación para poder solicitarlas está disponible en el portal web del Instituto Aragonés de Empleo (http://www.aragon.es/inaem).

Universidad y Ayuntamiento forman futuros empresarios de economía social

Unos 60 alumnos de la Facultad de Economía y Empresa se están formando con una asignatura específica en el conocimiento e impulso de la economía social y solidaria. Otros 20-25 alumnos participan también en esta iniciativa desarrollada por la Universidad de Zaragoza en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad, que aporta 60.000 de los 75.000 euros con que cuenta el proyecto, con el se que busca formar emprendedores que pongan en marcha empresas alineadas en este tipo de economía alternativa.

El germen de este ambicioso proyecto se encuentra en la Facultad de Economía y Empresa, pero el objetivo de las instituciones implicadas es que el espíritu emprendedor se extienda por todos los ámbitos de la universidad pública zaragozana y desde ahí a la sociedad.

Así lo han explicado la concejala de Educación e Inclusión, Arantza Gracia, y la vicerrectora de Transferencia e Innovación Tecnológica, Pilar Zaragoza, quienes han subrayado que el proyecto iniciado el pasado mes de septiembre es “pionero” y pretende continuar en próximos cursos.

La edil ha insistido en que el modelo económico actual es “insostenible en lo medioambiental y en lo social, por eso debemos impulsar otras alternativas que parten del concepto de solidaridad”, a las que ha calificado como viables desde el punto de vista social y económico.

La vicerrectora ha explicado que la Universidad comparte ese criterio: “se trata de investigar y de aplicar esa investigación en el desarrollo de proyectos de economía transformadora”.

Tres niveles de actuación

Pilar Zaragoza ha explicado que la formación de los alumnos se realiza a tres niveles. Por un lado, generando un espacio de trabajo colectivo, donde se está desarrollando una nueva empresa de inserción en Zaragoza centrada en el sector de la limpieza y que espera generar entre 3 y 7 puestos de trabajo a lo largo del próximo año.

En ese mismo ámbito, un grupo de docentes está desarrollando un proceso de consultoría formativa en colaboración con la fundación Adunare para que alumnos universitarios expliquen los conceptos de la economía social y solidaria en ámbitos fuera de la universidad.

Además, se ha instaurado un premio para reconocer las iniciativas de economía social surgidas desde la comunidad universitaria. Los proyectos propuestos han ido enviando vídeos explicativos a una dirección de Facebook y los premios se entregarán este miércoles 20 de diciembre.

El segundo ámbito del proyecto es el de la investigación colectiva, para elaborar un directorio de entidades de economía social y un estudio del emprendimiento cooperativo en Zaragoza.

El tercer espacio es el de participación de la comunidad universitaria, que pretende promocionar el consumo responsable en el ámbito universitario, donde se está realizando una encuesta de consumo responsable entre la comunidad universitaria, se ha celebrado un encuentro estatal universitario y se está ultimando una iniciativa para difundir la economía social en centros educativos de Secundaria y Bachillerato.

Complemento docente

La iniciativa conjunta de Ayuntamiento y Universidad para promover la economía social entre el alumnado universitario funciona en la actualidad como un complemento docente de la enseñanza reglada que reciben los estudiantes de economía y empresa.

No les proporciona créditos para su titulación futura, “los alumnos acuden por interés en aprender y porque creen en este tipo de economía”, ha indicado la vicerrectora Pilar Zaragoza, quien ha precisado que el objetivo es “darles formación en valores para que se desarrolle en esa línea empresarial el talento que se forma entre los alumnos de la institución educativa”.

Impulso a la economía social y solidaria en la ciudad

El Ayuntamiento de Zaragoza, la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES) y la Asociación de Economía Social (CEPES Aragón) han acordado impulsar nuevas líneas de acción en este ámbito y concretar una nueva Estrategia de Economía Social y Solidaria de la ciudad.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, y la concejala delegada de Educación e Inclusión, Arantza Gracia, han mantenido una reunión con los presidentes de CEPES y CEPES Aragón, Juan Antonio Pedreño y Felipe Gómez, en la que han acordado la forma de un convenio con el objetivo de crear empresas y empleos en Zaragoza a través de la economía social.

Actualmente, Aragón cuenta con cerca de 5.000 empresas y entidades de la economía social, un sector que en España representa el 10 por ciento del PIB y el 12,5 % del empleo.

Fuentes municipales apuntan en una nota que Sanstisteve quiere aumentar el peso de la economía social y solidaria en la ciudad “como un motor de desarrollo con el que poner en práctica medidas encaminadas al modelo de desarrollo centrado en las personas”.

Empleo de calidad

Y es que, ha indicado Gracia, el empleo que generan estas entidades es de calidad, con casi el 80 % de los contratos de carácter indefinido y en empresas vinculadas al territorio.

El “compromiso” del ayuntamiento se demuestra, por ejemplo, en que se han incrementado en un 55 por ciento las subvenciones para proyectos de emprendimiento social, con una convocatoria de ayudas que asciende a 233.000 euros.

También ha apostado por la compra pública responsable, se han introducido cláusulas sociales y de género en los contratos municipales y se han mejorado los menús de las escuelas infantiles con comida ecológica a través de Gardeniers (de Atades) y Huerta Life Km. 0.

Las fuentes destacan también el proyecto aRopa2 para la recuperación y reciclaje de ropa y otros textiles usados en Aragón; el convenio con la Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS) para arrancar o consolidar empresas y entidades de economía social, o la Muestra del Mercado Agroecológico.

Modelo de éxito

Pedreño ha destacado por su parte que la economía social es un modelo de éxito, que cuenta con empresas de todos los tamaños que, además, “son rentables social y económica, que no se deslocalizan al tener un fuerte compromiso con el territorio en el que nacieron y que ponen el acento en la persona”.

Por su parte, Felipe Gómez ha agradecido la “decisión y el acierto” de la iniciativa del Ayuntamiento al desarrollar un plan “que clarifique y ordene lo que se está haciendo desde las diferentes áreas del consistorio”.

En la actualidad, uno de cada tres aragoneses está vinculado a alguna organización de Economía Social, representada por CEPES Aragón.

Más de 400.000 personas trabajan, participan, colaboran o forman parte de asociaciones, fundaciones, cooperativas, mutuas, sociedades laborales, empresas de inserción o centros especiales de empleo, que suman en total un 3,5 por ciento del PIB aragonés y suponen más de 20.000 puestos de trabajo.