empresa

Comienza a negociarse en Opel la salida de empleados de 61 años

La dirección del Groupe PSA en la planta zaragozana de Opel en Figueruelas y los sindicatos empiezan este martes, 16 de junio, a negociar la salida de los trabajadores del sector de operarios que cumplen 61 años la segunda mitad de 2019. En concreto, se trata de unos 190 empleados de los 6.000 trabajadores que tiene la factoría.

Así, este martes se va a constituir la comisión negociadora para plantear cómo se va a realizar este plan de prejubilaciones para los operarios nacidos en los últimos seis meses de 1958, según estaba previsto en el convenio colectivo.

Son unos 190 los trabajadores los estarían afectados por estas salidas. Los empleados de este colectivo que nacieron en el primer semestre de ese año ya negociaron el acceso a sus prejubilaciones, a través de un contrato de relevo, algo que con la legislación actual sólo es aplicable el sector obrero.

Cambios en la producción

Después de estas negociaciones, la empresa y los sindicatos acordaron reunirse en junio para negociar las condiciones de la salida del resto de empleados nacidos en 1958, pero finalmente la conformación de la mesa negociadora se ha retrasado hasta mediados de julio, algo que los sindicatos han considerado “normal” ya que la dirección tenía que “echar números” sobre sus necesidades de plantilla.

De hecho, una de las razones por las que estas prejubilaciones se han negociado en dos partes es para ajustar las necesidades organizativas de la planta.

Estas salidas llegan en un momento de cambios en la producción, puesto que la factoría zaragozana empezará en otoño a ensamblar en serie la sexta generación del Corsa, y su versión eléctrica en 2020.

El Ayuntamiento resuelve el contrato con Dragados para 80 viviendas sociales en Las Fuentes

La sociedad municipal Zaragoza Vivienda ha notificado mediante notario a la empresa Dragados la decisión de resolver el contrato para la construcción de 80 viviendas sociales en la calle Fray Luis Urbano del barrio de Las Fuentes como consecuencia del incumplimiento sistemático de los plazos en la ejecución de la obra. La empresa permanece con la obra parada desde hace casi un año, tras negársele una modificación de contrato.

La notificación se efectuó el pasado viernes, 28 de junio, tras comprobar en las certificaciones de obra y en los informes técnicos de los arquitectos que la constructora “ha ignorado los requerimientos y apercibimientos realizados durante los últimos meses por el consejo de administración, existiendo causas objetivas para renunciar unilateralmente a la relación contractual entre ambas partes”.

Como prueba, desde el Ayuntamiento de Zaragoza se recuerda que el próximo 4 de julio se cumple el plazo de ejecución de los trabajos y, sin embargo, la grúa que prestaba servicio fue desmontada el pasado 8 de mayo.

Modificación de presupuesto desestimada

El presupuesto de adjudicación de esta obra alcanzó los 5,9 millones de euros (IVA incluido) y el plazo de ejecución previsto era de 20 meses, “términos inalcanzables con el estado actual de los trabajos”, según el Ayuntamiento.

La sociedad Zaragoza Vivienda ya desestimó la modificación del contrato propuesta por Dragados en un acuerdo adoptado unánimemente por el consejo de administración y será en el seno del propio consejo de administración de la sociedad donde se tome la decisión definitiva una vez conocidas las alegaciones de la constructora.

Una vez recibida la notificación, la constructora dispone de diez días para presentar alegaciones.

‘Heraldo de Aragón’ presenta un ERE para despedir a 26 trabajadores tras una campaña de expansión

Le empresa Henneo, editora de Heraldo de Aragón, que desde hace un tiempo trata de monopolizar el mercado mediático en Aragón y que en los últimos años ha desarrollado una agresiva campaña de expansión con adquisición de varios medios de ámbito estatal, ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) para despedir a 20 periodistas (más otros seis que se encuentran ahora en excedencia forzosa) del periódico Heraldo, lo que supone una reducción de casi un 20% de su plantilla actual, que es de 110 trabajadores. La medida se produce justo al inicio del periodo vacacional y ha sido rechazada por el comité de empresa y por la Asociación de Periodistas de Aragón (APA).

Heraldo de Aragón Editora, periódico cabecera del Grupo Henneo, ha presentado un expediente de regulación para la extinción de 20 contratos de trabajo, casi el 20 por ciento de su plantilla, según ha informado este lunes el comité de empresa.

Heraldo de Aragón, que presentó formalmente el ERE el pasado viernes, 28 de junio, prevé sumar a esos despidos a otros seis periodistas que en este momento están en excedencia forzosa, algunos de los cuales podrían volver al diario en los próximos días o semanas.

En plenas vacaciones

Según indica el comité en un comunicado, representantes de la compañía comunicaron los despidos colectivos el viernes, en plenas vacaciones de verano, por razones económicas, productivas y organizativas, y ese día se abrió el preceptivo periodo de consultas al que obliga la ley, que durará un máximo de 30 días.

Los representantes de los trabajadores han mostrado a la empresa su total rechazo a la medida al no entenderla en un contexto de expansión en el que está inmerso el grupo y que le ha llevado a comprar en los últimos años medios de comunicación como 20 Minutos, La Información, Diario del Altoaragón y Cinemanía, entre otros.

Para el comité, es “inasumible” que la empresa pretenda recortar los gastos de la sociedad “atacando al empleo para rebajar los costes de personal, cuando los trabajadores vienen de una época no precisamente boyante y perdiendo poder adquisitivo (entre un 19 % y un 30 % en estos últimos años)”.

Según el comité, la dirección ya conoce estas circunstancias porque no es la primera vez que pone sobre la mesa medidas de esta índole, ya que desde finales del pasado año la compañía ha planteado por dos veces la rebaja salarial, que han sido rechazadas por los representantes de los trabajadores.

Propuestas

Entonces el comité de empresa hizo propuestas “menos traumáticas” para la plantilla que al mismo tiempo pudieran ayudar a la empresa a recuperar su equilibrio financiero, desde bajas incentivadas a prejubilaciones, una rebaja salarial vinculada a un descenso de la jornada o la negociación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que la empresa consideró inviables.

En aquel momento, afirma el comité, se aseguró que era imposible organizar y editar un periódico como Heraldo, manteniendo su calidad, contenidos, prestigio corporativo y marca, con menos trabajadores en la redacción, dado que la reducción de la jornada suponía aproximadamente una veintena de días de fiesta más al año.

“Por eso sorprende y no se entiende que ahora la empresa plantee el despido de 20 trabajadores cuando hace escasamente tres meses no se podía prescindir de ellos dos días al mes”, denuncia el comité (en la imagen superior, ilustración difundida por el comité contra el ERE).

Reforzar la viabilidad del proyecto

En este momento, en la sociedad Heraldo de Aragón Editora están integrados todos los profesionales de Redacción (periodistas tanto de papel como del digital y redes; fotógrafos; diseño y maquetación; documentación y Heraldo TV), más un pequeño grupo del área de marketing y los trabajadores que atienden la tienda Heraldo.

El grupo Henneo ha indicado a Efe que el proceso de negociación acaba de comenzar, que habrá que esperar a conocer su evolución y que el objetivo es buscar la mejor solución para los trabajadores y para la empresa, y encontrar las medidas de ajuste más adecuadas que permitan reforzar la viabilidad del proyecto editorial.

“Son muchos los medios que han tenido que adoptar acciones de este tipo anteriormente para adecuarse a la nueva realidad del sector, afectado tanto por la difusión como por la publicidad”, ha subrayado Henneo.

Las limpiadoras del hospital Miguel Servet denuncian despidos en periodo de baja y trato vejatorio

Las trabajadoras de limpieza del hospital Miguel Servet se han concentrado en la mañana de este lunes frente al centro hospitalario para denunciar las condiciones laborales impuestas por Clece, empresa encargada del servicio de limpieza en el hospital zaragozano. Las trabajadoras denuncian una sobrecarga de trabajo, trato vejatorio por parte del jefe de Servicio y el despido de cuatro trabajadoras estando de baja.

“La empresa está despidiendo a trabajadoras alegando que no se entregan los partes de baja en tiempo y forma. Esto es incierto y tenemos las pruebas que lo demuestran”, señalaba la delegada sindical del servicio de Traumatología, Olga Yebra, que afirma que la empresa está efectuando estas prácticas para “meter miedo a la plantilla y que no coja la baja”.

Plazas sin cubrir

Las trabajadoras, además, denuncian que no se están cubriendo las plazas de las empleadas que están de baja, lo que hace que experimenten una sobrecarga de trabajo insoportable. “Hay personas que están haciendo de 22 a 29 habitaciones”, puntualiza Yebra, que además denuncia un trato “degradante y vejatorio” por parte del nuevo jefe de Servicio.

Desde los sindicatos se ha querido subrayar que estas condiciones laborales acarrean que no se esté prestando el servicio de limpieza de la manera adecuada.

“Esto es un hospital y necesita que la limpieza se haga en condiciones para prestar un buen servicio. Si yo paso de hacer un pasillo a hacer tres es imposible que un hospital esté limpio”, sentenciaba Gloria Jiménez, una de las trabajadoras despedidas.

Críticas al Salud

Por otra parte, las trabajadoras han querido denunciar que el Servicio Aragonés de Salud se ha posicionado a favor de Clece en este conflicto.

“No han movido ni un dedo y alegan que está todo limpio y todo perfecto”, señalan los sindicatos, que aseguran haber recibido quejas por parte de los pacientes por el estado de limpieza en el que se encuentran algunas estancias.

La empresa Reby despliega sus cien primeros patinetes eléctricos

La startup española Reby, una de las dos adjudicatarias de la licencia municipal para el servicio de patinetes eléctricos de uso compartido en Zaragoza, ha comenzado este miércoles a estar operativa con las cien primeras unidades en el centro de la ciudad.

La compañía, que además de distribuir estos vehículos, también los diseña y fabrica, continuará una distribución gradual de vehículos en los próximos días hasta alcanzar los 850 fijados en el concurso.

Para usar los vehículos de Reby solo es necesario descargar la aplicación, disponible en Android e iOS, buscar en el mapa el patinete más cercano y desbloquearlo mediante su código QR.

Para que los usuarios de Zaragoza puedan conocer el servicio, la startup ofrecerá hasta 9 euros de prueba, entre crédito directo para probar la aplicación, desbloqueos de patinete gratuitos y recompensas por recomendación a otros usuarios, informan fuentes de la empresa en un comunicado.

Trabajo sanciona a la empresa de dos gimnasios municipales

El concejal de Deporte del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Híjar, ha confirmado la información ofrecida por UGT de que la Inspección de Trabajo ha multado con 245.000 euros a la empresa Homsa Sport, ahora propiedad del Grupo Forus, que gestiona dos gimnasios municipales.

La razón de esta sanción, que todavía no es firme, es que los 40 trabajadores de estos servicios estaban percibiendo sus salarios con arreglo al convenio estatal y no al provincial, como marca la ley, por lo que la empresa estaría dejando de pagar a cada empleado entre 4.000 y 6.000 euros anuales.

La compañía gestiona las áreas de fitness de los centros deportivos municipales José Garcés y Siglo XXI.

En rueda de prensa, Híjar ha considerado que este hecho da la razón a los trabajadores y al propio Ayuntamiento, al poner de manifiesto que la gestión privada es “lo menos eficiente” que se han encontrado en el ámbito de las instalaciones deportivas.

Municipalización

Además, ha apuntado que “seguramente” este incumplimiento sería motivo de sanción por parte del Consistorio si la multa es firme, algo que el equipo de gobierno estudiará, pero ante lo que ha avisado ya de que hay “pocos mecanismos”, dado que los pliegos datan de 2003 y 2006, una época en la que estaban redactados “a medida de las empresas”.

Esos pliegos recogen que el convenio de referencia es el estatal, aunque el concejal ha recordado que “ningún pliego puede ir contra ley”.

Asimismo, ha querido dejar claro a plantilla y usuarios de estos centros deportivos que no deben aceptar “chantajes” de esta empresa en cuanto a su viabilidad ya que ha obtenido beneficios por más de 10 millones de euros desde 2016.

Por todo ello, Híjar ha vuelto a defender la municipalización de los servicios públicos y ha animado a los trabajadores de otras contratas a que hagan lo mismo que los de estos dos gimnasios y denuncien, aunque aboga por que se alcancen acuerdos antes de llegar a este punto.

El Supremo confirma que el Ayuntamiento deberá pagar más de 50 millones de deuda a FCC

El Tribunal Supremo ha inadmitido a trámite el recurso formulado por el Gobierno de Zaragoza en Común y que ratifica la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón por el que la ciudad deberá pagar las revisiones de precios de la contrata de limpieza con FCC, que superan los 50 millones de euros.

Según la providencia del TS que ha hecho pública la empresa FCC, no se aprecia interés casacional por la falta de fundamentación, y condena en costas al Ayuntamiento.

El contenido sobre el que versa la deuda es la solicitud que realiza FCC, en la que se reclama que en sus revisiones de precios se tengan en cuenta las variaciones de la mano de obra y de las toneladas de basura recogida, revisiones que, según la empresa, no se producen desde 2009.

Tensiones de tesorería

Con esta decisión, las tres sentencias del TSJA tienen plenos efectos y aplicada la regularización anual entre los años 2014 y 2018 y la que corresponda de 2019, la cifra superaría los 50 millones de euros, según FCC.

La empresa alega que las tensiones de tesorería generadas a raíz de los impagos del actual equipo de Gobierno en los diferentes contratos que gestiona FCC, ya sea en el de limpieza y recogida de basuras como en el de parques y jardines, donde la deuda asciende a 5 millones de euros, “son muy difíciles de asumir por una compañía como FCC”.

Alega que el abono de esas cantidades es “fundamental para la estabilidad laboral de las personas que prestan servicio en la ciudad de Zaragoza”.

Concejal Cubero: “FCC son unos sinvergüenzas y no vamos a tolerar ni un chantaje más”

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha calificado de “sinvergüenzas” a los responsables de la empresa FCC, a la que ha advertido que no le van a tolerar “ni un chantaje más a la ciudad de Zaragoza”.

Así lo ha manifestado Cubero en rueda de prensa después de que la empresa que gestiona el servicio de parques y jardines de la margen derecha, en reconocimiento de obligación al haber finalizado el periodo de vigencia del contrato, advirtiera de que las nóminas de los trabajadores corrían peligro si el Ayuntamiento no abona las cantidades que adeuda.

El consejero ha recalcado que FCC no va a cobrar “ni un solo euro” hasta que no presente y acredite todas las facturas, tal y como el Gobierno de la ciudad lleva reclamándole desde agosto.

Sospechas de sobrecostes

Se ha reafirmado en que tiene “enormes sospechas” de que la empresa estaría tratando de cobrar 300.000 euros de más y ha anunciado que no tiene intención de negociar con FCC el cumplimiento de sus obligaciones.

“En todo caso, me reuniré con los trabajadores”, ha agregado Cubero, quien ha mostrado su apoyo a los paros parciales que están convocando.

“No se lo cree nadie que les preocupan los derechos laborales y el cobro de las nóminas”, ha espetado.

Empresa conflictiva

La contrata del servicio de Parques y Jardines venció el 31 de diciembre de 2017 y desde entonces el Ayuntamiento paga conforme a las certificaciones de servicio, ya que los nuevos pliegos de licitación de la futura contrata están recurridos por la propia empresa ante el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (TACPA).

Precisamente, esta semana los trabajadores de FCC, que están realizando paros parciales para que la empresa cumpla el convenio colectivo, se concentraban ante el TACPA para pedir una pronta resolución de las alegaciones presentadas por la compañía a las cláusulas sociales de los pliegos de la nueva contrata.

Los trabajadores del bus urbano desconvocan los paros para estudiar una oferta de la empresa

Los trabajadores del autobús urbano han decidido desconvocar los paros parciales previstos para esta semana para estudiar la oferta que les ha trasladado la dirección de la empresa que gestiona esta contrata municipal, Avanza Zaragoza. Por otro lado, el Ayuntamiento de Zaragoza ha convocado la mesa tripartita para el lunes 18 de marzo las 9.30 horas, para tratar los temas de horarios, rampas y otros asuntos.

Esta decisión del comité de huelga se acordó la pasada noche después de que la mayoría decidiera desconvocar todas las movilizaciones de los días 11, 13 y 15 de marzo y solicitar reunión con la empresa para negociar.

Asimismo, y a petición del sindicato CUT se ha aprobado solicitar una reunión con la empresa y trasladar el referéndum de este martes, 12 de marzo, al día 19 de marzo.

En caso de que los trabajadores votaran a favor de la huelga, los paros en el servicio se producirían el miércoles 20 y el viernes 22.

Reunión fallida en el SAMA

El Sindicato Aragonés de Trabajadores de Transporte (SATTRA) es el único del comité de empresa que se ha opuesto a desconvocar los paros alegando que “no hay necesidad de desconvocar nada, ya que la propuesta es una provocación” y han considerado que se pueden reunir con la empresa este martes e incluso este miércoles antes de iniciar el paro previsto y en función de lo que suceda en las reuniones tomar decisiones.

El comité reclama, entre otras demandas, revertir expedientes disciplinarios y despidos recientes, aplicar nuevos horarios y mejoras en materia de prevención de riesgos laborales.

El pasado jueves la empresa y los trabajadores negociaron en el SAMA (Servicio Aragonés de Medicación y Arbitraje) para trata de acercar posturas respecto a estas reivindicaciones, pero el encuentro terminó sin acuerdo, aunque posteriormente la empresa ha trasladado una nueva propuesta a la plantilla.

Concluye sin acuerdo la reunión de Avanza y trabajadores en el SAMA para evitar paros en el bus urbano

La reunión entre los trabajadores y la dirección de la contrata del autobús urbano, Avanza Zaragoza, en la sede del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) ha concluido sin acuerdo, pero la empresa se ha comprometido a presentar una propuesta el próximo lunes, 11 de marzo. El motivo de esta reunión era mediar ante la convocatoria de paros parciales programados por el comité de empresa para los días 13, 15, 20, 22 de marzo como medida de presión para exigir unos tiempos de recorrido más acordes al trazado de las líneas de autobús.

Desde el comité de empresa se ha pedido a la dirección que las propuestas las hiciera en la reunión del SAMA, pero no han accedido, ha informado el presidente del comité de empresa y representante del Sindicato Aragonés de Trabajadores del Transporte (SATTRA), José Manuel Montañés.

“No se ha llegado a ningún acuerdo y se ha levantado la sesión sin avenencia, Avanza no ha traído ninguna propuesta para tratar de desconvocar los paros, tan solo se ha limitado a decir que en el tema horarios ellos no pueden hacer nada y es el Ayuntamiento de Zaragoza quien debe hacerlo, por lo tanto le pasa la pelota al Ayuntamiento sin querer hacer nada”, ha indicado el citado representante laboral.

En el resto de asuntos como la apertura de expedientes por no realizar los recorridos en el tiempo estipulado, no ha habido propuesta alguna de la empresa, ha asegurado el comité. “Ni tan si quiera decir que van a respetar las resoluciones de inspección de trabajo que les impiden obligar a los trabajadores a realizar algunas tareas, Avanza no ha querido entrar en ningún punto”, han asegurado los representantes laborales.

La empresa replica

Por su parte, la empresa Avanza ha afirmadoque la “actitud beligerante” del comité de empresa ha hecho “imposible” alcanzar un acuerdo en el SAMA que permitiera desconvocar la huelga.

En una nota de prensa, Avanza ha destacado su “disposición al diálogo”, lamentando que el comité de empresa “se ha negado a escuchar cualquier planteamiento”.

“Esta nueva convocatoria de huelga por parte del Comité de Empresa, que en esta ocasión coincide con el periodo preelectoral, está basada en una reivindicación de cambio de los horarios del servicio, incrementando el tiempo de viaje de las líneas, cuando ésta es una competencia exclusiva del Ayuntamiento, donde la empresa no puede decidir”, sostiene Avanza.

Adicionalmente, “se han añadido una serie de reivindicaciones incoherentes y argumentos insostenibles por su falta de veracidad, como se ha demostrado en el SAMA”, ha añadido la empresa concesionaria del bus urbano.

A pesar de ello, Avanza se ha comprometido a entregar una propuesta para la mayor parte de las reivindicaciones, “lo que ha sido rechazado por el comité por considerarlo insuficiente”.