espera

Plan de choque para reducir la espera en valoraciones de discapacidad

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha puesto en marcha un plan de choque para reducir el tiempo de espera de las valoraciones de discapacidad en la provincia de Zaragoza, una tarea que hasta ahora se llevaba a cabo en los dos Centros de Atención a la Discapacidad de Zaragoza, situados en el Actur y la calle Santa Teresa de Jesús de la capital aragonesa.

Ya se ha puesto en marcha un plan de refuerzo de personal que, en global, supondrá la contratación de 11 personas más: tres trabajadores sociales, dos médicos, dos psicólogos y cuatro auxiliares administrativos, de los que ya se han incorporado los tres trabajadores sociales y los dos médicos, que se encuentran en fase de formación. Estos se sumarán a las 28 personas que ya hacen en estos momentos las valoraciones de discapacidad.

Atención a la discapacidad

Por otra parte, se va a crear un centro de referencia de atención a la discapacidad en la antigua sede de la Dirección Provincial del IASS, en el paseo Rosales, que quedó vacía tras el traslado de esta a los antiguos juzgados de la plaza del pilar.

Ya se han comenzado obras en este edificio, sobre todo relacionadas con la climatización y la adecuación de espacios. Se espera que el traslado del personal a las nuevas instalaciones pueda llevarse a cabo en el mes de julio.

Los actuales Centros de Atención a la Discapacidad seguirán acogiendo, de momento, las valoraciones de discapacidad a menores de 12 años y el Programa de Atención Temprana para niños de menos de 6 años con dificultades de desarrollo.

Cambios en la parada del tranvía de plaza España

Los viajeros del tranvía de Zaragoza que viajen desde Plaza de España en dirección Valdespartera deberán esperar en la zona del andén más próxima a Plaza de Aragón durante las dos próximas semanas a partir del lunes, 17 de septiembre, debido a la realización de un estudio.

Un estudio del comportamiento del flujo de los usuarios del tranvía para lo que varios informadores explicarán sobre el terreno la variación de las esperas hasta el 30 de septiembre, fecha de conclusión del mismo.

Habrá también información acústica en el mismo sentido y carteles indicadores en los dos cubos de luz de la marquesina de Plaza de España, con flechas que mostrarán dónde se deben situar los pasajeros –hacia el extremo del andén– que vayan en dirección a Valdespartera, han informado desde Los Tranvías de Zaragoza.

En la parada de Plaza de España, en dirección Parque Goya, no se producirá ningún cambio en la zona de espera del usuario, que se efectuará como siempre en la propia marquesina.

La lista de espera de dependientes baja a la mitad esta legislatura y la DGA se propone eliminarla

La lista de espera de personas en situación de dependencia se ha reducido en 7.000 personas desde el inicio de la actual legislatura, al pasar de 14.800 a las 7.700 actuales, aunque el objetivo “legítimo y alcanzable” es concluir el mandato con una lista de espera de cero personas. Así lo ha asegurado el presidente de Aragón, Javier Lambán, durante la visita que ha girado junto a la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, a la residencia de mayores del barrio de Las Fuentes en Zaragoza.

Lambán ha dado a conocer allí el balance de los datos de Dependencia en Aragón sobre el que Lambán ha resaltado que en la anterior legislatura cada día dejaban de estar en el sistema 5,2 personas de media, mientras que en el ejercicio anterior cada día se incorporaron 13 personas diarias al sistema “Hemos pasado de perder 5,2 a incorporar trece” personas, ha dicho el presidente, quien ha informado de que en la actualidad están incorporadas al sistema 25.618 personas, 9.000 más que cuando el ejecutivo PSOE-CHA llegó al Gobierno.

El presidente ha apuntado, además, que en el ránking territorial Aragón ha mejorado “sustancialmente” su posición respecto al inicio de legislatura, ya que cuando comenzó era el territorio con mayor lista de espera en el Estado español y ahora está “por encima de la media. “Hemos pasado de 14.800 personas de lista de espera a una lista de 7.700, lo que es pasar del 48 al 23 por ciento”, ha dicho.

Y ha añadido que el propósito del Gobierno es “mejorar” estas cifras, ya que es “legítimo y alcanzable” terminar la legislatura “con una lista de espera de cero personas”.

Sin presupuestos del Estado la dependencia irá peor

Lambán, quien ha recordado que el de las personas mayores ha sido uno de los sectores más castigados por la crisis, ha denunciado que no están siendo bien tratados por el Gobierno central, que ha incrementado las pensiones “muy por debajo del incremento del IPC”, lo que “contradice” el espíritu con el que desde hace años se abordaban estas cuestiones, sobre todo, a raíz de la puesta en marcha del Pacto de Toledo.

Una cuestión “absolutamente denunciable”, sobre la que ha mostrado su solidaridad como Gobierno con las personas mayores que se movilizan reivindicando sus derechos en esta materia.

El presidente de Aragón ha advertido, además, que si no hay presupuestos en España, la financiación del sistema de dependencia será “peor”.

Ha recordado en este sentido que el Estado tendría que aportar el 50 por ciento de la financiación de la ley de Dependencia pero aporta “aproximadamente el 16 por ciento”, por lo que se está produciendo un “incumplimiento flagrante de la ley estatal”.

Mejora en teleasistencia y residencias

Además de denunciarlo, el Gobierno aragonés entendió que tiene que recuperar el servicio y, aunque sea a costa de recursos propios, confía en que cuando termine la legislatura la lista de espera se haya reducido “considerablemente”.

Según fuentes del Gobierno de Aragón, en 2017 comenzaron la teleasistencia 853 personas y se consolidaron 2.611 personas que recibieron el servicio de ayuda a domicilio.

El porcentaje que más subió el pasado año, un 46 por ciento, fue el de las prestaciones vinculadas al servicio, seguido por la asistencia en centros de día, un 34 por ciento, y un 13 por ciento las plazas residenciales.

La asistencia social se resiente por la falta de medios

Logotipo de la entidad defensora de los derechos sociales

Mucha gente necesitada sigue sin ser atendida y sin ver satisfechos sus derechos sociales en Zaragoza y en Aragón. En esta legislatura, Gobierno de Aragón y Ayuntamiento de Zaragoza han mejorado sensiblemente su cumplimiento, pero ambas instituciones adolecen de un mismo problema para impulsar la asistencia social: carecen de los medios técnicos y humanos suficientes para gestionar en su totalidad la oferta de servicios y ayudas que plantean. Las carencias tienen que ver en parte con el incumplimiento por parte del Estado de las aportaciones que debe realizar a la asistencia social, lo cual lastra de forma grave su desarrollo.

El Espacio de Información, Promoción y Defensa de los Derechos Sociales ha enviado hace pocas semanas sendas misivas a ambas instituciones alertándolas del atasco que sigue afectando a miles de dependientes.

La DGA todavía no ha respondido al requerimiento del Espacio, pero el Ayuntamiento de Zaragoza ya les ha contestado y la concejala de Derechos Sociales, Luisa Broto, se reunió con representantes de la entidad para informarles de las acciones previstas por el Consistorio para mejorar la situación, sobre todo en lo que respecta a las ayudas a la dependencia, y para debatir sobre las posibles medidas a adoptar, según señalaron representantes del Espacio presentes en el encuentro con la edil.

Presión a las instituciones y ayuda a los débiles

La voluntad y resolución del Espacio va a continuar en la misma línea de presión hacia las instituciones para que se reconduzca la situación, a la vez que seguirá prestando atención a quienes reclaman la satisfacción de sus derechos y la percepción de ayudas por parte de los poderes públicos, tal y como garantiza la ley.

El grupo de profesionales de la asistencia social, de la sanidad, del derecho, de la educación… que desde 2012 han unido sus fuerzas en el Espacio para trabajar por el cumplimiento de los derechos sociales desarrollan sus labores en una doble vía. La primera, y más importante, es la de la asistencia y ayuda a los demandantes de prestaciones sociales que no ven satisfechas sus legítimas pretensiones; la segunda se refiere a la denuncia social de los incumplimientos de asistencia social que están obligadas a prestar y supervisar las entidades públicas.

El Espacio ha ganado ya en los últimos meses nueve de las 15 demandas interpuestas contra la DGA por casos de incumplimiento de derechos sociales hacia personas residentes en Zaragoza y en otros puntos de Aragón. Los restantes casos están por resolverse o han sido recurridos por la entidad tras una primera sentencia judicial negativa, aseguran desde esta entidad social.

Presupuestos desviados

En lo que respecta a la insuficiente acción institucional, integrantes del Espacio subrayan que el pasado ejercicio el Gobierno de Aragón acabó derivando centenares de miles de euros previstos en su presupuesto para acción social a otros servicios y entidades, en especial a los entes comarcales, porque a finales de año se percataron de que, con los medios disponibles, era imposible la ejecución de los programas previstos.

Desde el Espacio también se denuncia que en el Ayuntamiento de Zaragoza ocurrió algo parecido. De hecho, el en el último pleno municipal salió a relucir que en 2016 no se habían gastado 7,5 millones de euros previstos para asistencia social.

El incumplimiento de los derechos sociales en Zaragoza y en Aragón tiene que ver con tres factores fundamentales, a juicio de los profesionales consultados por este medio. Por un lado, insuficiencia de equipos humanos y técnicos. En segundo lugar, y causante en buena medida de la primera carencia, la incapacidad política para organizar y dotar los servicios necesarios. Por último, la irresponsable actitud del Estado español, que debería financiar por ley el 50% de las acciones en materia de derechos sociales y, en el mejor de los casos, sólo está cubriendo el 20% de las necesidades.

Decisiones políticas

A este respecto, integrantes del Espacio indicaban que la falta de aportaciones estatales afecta a todos los territorios. Pero otros gobiernos, como el de Castilla y León, habían sufragado las necesidades asistenciales con sus propios medios y fondos, de forma que en su ámbito de actuación apenas existe en la actualidad lista de espera en asistencia social.

Por contra, la diferente línea política y/o capacidad del Gobierno de Aragón, está dando como resultado que todavía 13.000 personas sigan a la espera de ver resuelta su demanda de asistencia a la dependencia, sin contar con que otras prestaciones son insuficientes y que todavía quede un largo recorrido por cubrir en materia de derechos sociales.

Pese a ello, desde el Espacio de Información, Promoción y Defensa de los Derechos Sociales se reconoce la buena senda emprendida esta legislatura, y no se critica que la consejera Mariví Broto presumiera de su gestión hace escasos días, cuando comparaba la recuperación de la acción social realizada por su departamento frente a la destrucción aplicada por el anterior gobierno PP-PAR.

Y es que cualquier tiempo pasado fue peor.