Estación Delicias

Las paredes de la estación de Delicias dan voz a víctimas de la violencia machista

El interior de la estación Zaragoza Delicias acoge desde este miércoles y hasta el 24 de abril la exposición ‘Paredes que hablan’, una innovadora iniciativa que pretende dar voz a víctimas de violencia de género para concienciar a la sociedad sobre la necesidad de romper el silencio y proteger a las mujeres y a sus hijos e hijas, víctimas también de esta lacra.

La exposición está promovida por la Fundación Mujeres y el Fondo de Becas Soledad Cazorla, con la colaboración del Servicio de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza, la agencia TBWA y Adif, que cede el espacio como parte de su Programa Estación Abierta.

Dicho programa pone a disposición de las organizaciones sin ánimo de lucro e instituciones públicas, espacios en las estaciones para la realización de exposiciones, conciertos, campañas de difusión y sensibilización en valores y todo tipo de actividades.

Recientemente se ha exhibido en la estación de Madrid Puerta de Atocha y tiene previsto hacerlo más adelante en otras grandes ciudades como Valencia, Barcelona o Sevilla (en la imagen superior de Miguel Gracia, varias mujeres escuchan a las paredes parlantes).

Paredes parlantes

Cuatro paredes cuentan, en formato audio, historias reales con la voz de las víctimas de la violencia de género. Para conseguirlo, la pared se convierte en una superficie que vibra como si fuera la membrana de un altavoz, permitiendo escuchar las historias al acercar la oreja a la pared.

Son paredes reales de hogares donde vivían familias hoy truncadas por el brutal asesinato de una madre, una hermana, una hija a manos de su pareja, muchas veces delante de sus hijos o hijas.

Cada una de las historias puede conocerse y escucharse en la web La web www.lasparedeshablan.com, ha señalado el Ayuntamiento de Zaragoza.

A la inauguración han asistido la concejala de Educación e Inclusión del Ayuntamiento de Zaragoza, Arantza Gracia, la directora de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, y Joaquín Tagar, promotor del Fondo de Becas Fiscal Soledad Cazorla Prieto.

Piden que se concluya el carril bici por Violante de Hungría

El colectivo ciclista Pedalea afirma que el tramo a través de la calle Violante de Hungría se hace absolutamente necesario para darle conexión directa al eje ciclista Estación Delicias-Parque Grande y unir Vía Universitas con el pequeño tramo ya existente en Plaza Emperador, que permite el acceso al Parque Grande José Antonio Labordeta y la conexión con el eje ciclista norte-sur en Isabel la Católica.

Desde el colectivo ciclista recuerdan que fue a propuesta de la Junta del Distrito Universidad, presidida por el concejal del partido popular Enrique Collados, por la que se rechazó el carril bici por Violante de Hungría, contraviniendo los preceptos que marca el Plan Director de la Bicicleta de Zaragoza aprobado por unanimidad en 2010.

Dicha propuesta planteaba una alternativa más perjudicial para las bicicletas que fueran o vinieran del sur de la ciudad, a través de la calle Luis Bermejo y la plaza Eduardo Ibarra, en un ejercicio que va contra las normas más básicas de la movilidad sostenible al prolongar y complicar innecesariamente una ruta ciclista muy habitual, primando el uso del coche sobre el transporte no contaminante.

Invitación al uso del coche

Coincidiendo con la apertura del carril bici en Vía Universitas, desde Pedalea denuncian que se ha dado carpetazo a la posibilidad de realizar la, ya de por sí, desfavorable alternativa por Luis Bermejo al haberse eliminado uno de los dos carriles de circulación que existían en dicha calle y adecuarlo para más plazas de aparcamiento de coches.

Pedalea considera que esta política es una invitación al uso del coche en detrimento del desarrollo de la bicicleta, a la que la Junta del Distrito Universidad no pone ningún problema, mientras que impide el diseño natural del eje Estación Delicias-Parque Grande.

Por ello, el colectivo ciclista demanda al Ayuntamiento que desestime la alternativa propuesta por la Junta del Distrito Universidad, la cual iba a seguir favoreciendo al coche frente a modos de transporte no contaminantes, y acelere en la construcción del tramo de carril bici que falta en el eje Estación Delicias-Parque Grande tal y como estaba previsto en un principio por los servicios técnicos del Ayuntamiento.

Abre el carril bici de Vía Univérsitas, en el corredor ciclista Estación Delicias-Parque Labordeta

La estación de Delicias y el parque Grande Labordeta están ya casi conectados por carril bici tras la apertura del tramo Vía Univérsitas-Violante de Hungría. La ciudad incorpora 1,8 kilómetros a su red ciclable, ampliando un importante corredor que atraviesa todo el barrio de Delicias. La apertura de este nuevo tramo no está exenta de controversia, puesto que desde ámbitos ciclistas se critican deficiencias del nuevo carril bici, tanto en lo que respecta a zonas de la calzada deterioradas como a puntos del trazado inapropiados.

La concejala de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento zaragozano, Teresa Artigas, ha subrayado en una nota de prensa que esta medida se engarza con “el compromiso del Gobierno de la ciudad de hacer ciclables las principales avenidas de la ciudad”.

El carril bici discurre junto a la mediana, continuando con la solución ya elegida para las calles Rioja y Gómez Laguna, para poder dar mayor continuidad a la vía ciclista y eliminar interferencias con las paradas de autobús y con el tráfico a motor con calles laterales.

La construcción del carril bici no supone la eliminación de ningún carril de circulación, sino el estrechamiento de los existentes, de forma que se favorece la reducción de velocidad y se beneficia al transporte público al eliminar las dobles filas, se asegura desde el Ayuntamiento.

Actuaciones

La actuación ha supuesto la modificación y adecuación de pasos peatonales afectados, mejorando la accesibilidad y el tránsito de peatones con discapacidad al completar los rebajes, y siempre respetando el arbolado existente, subraya la nota municipal.

El pavimento deteriorado se ha repuesto en las zonas afectadas y se saneará en los puntos donde presente deformaciones que dificulten el paso de las bicicletas, asegura el Consistorio.

Asimismo, informa la nota municipal, se han colocado separadores físicos de carril entre el carril de tráfico rodado y el carril bici con separadores de caucho, en general, y segregación dura (con doble bordillo) en las zonas delicadas de giro con radio reducido o de especial intensidad de tráfico.

Por otro lado, el proyecto contempla también la colocación de dos bancos, tres papeleras y dos aparcabicis en la zona del parque Delicias.

Algunas zonas presentan un firme agrietado, peligroso para ciclistas. Foto: Zaragoza en Bici

Críticas

La apertura del nuevo tramo ciclista ha venido acompañada de polémica. El colectivo Zaragoza en Bici ha denunciado en su web que el recorrido abierto adolece de abundantes deficiencias, “como ya denunciamos hace algunos meses”.

El citado grupo ciclista subraya, entre otras cosas, que los separadores de goma no son los más adecuados para deslindar el carril bici de la calzada de vehículos a motor.

También vuelve a criticar la existencia de un trecho del carril bici en el cruce Violante de Hungría-Gómez Laguna que discurre por la acera, una medida que suscitó en su momento duras críticas por parte de los vecinos de la zona.

Zaragoza en Bici cuestiona también la existencia de giros de “más de 90 grados” en algunos puntos del recorrido, al tiempo que insiste en el mal estado del pavimento en determinadas zonas del carril recién inaugurado.