expediente

El Ayuntamiento expedienta al Real Zaragoza por vertidos sin control en la parcela de la Ciudad Deportiva

El Ayuntamiento de la ciudad ha abierto expediente sancionador al Real Zaragoza tras el descubrimiento de cinco vertidos incontrolados en los terrenos de la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza, alguno de hasta 85 metros de longitud y otros que databan de hace 20 años. El club será sancionado con varios miles de euros de multa por una infracción calificada como “muy grave”.

Al realizar una inspección de oficio, los agentes de Medioambiente de la Unidad Verde del Consistorio zaragozano constataron que en la parte más noroccidental y elevada de la parcela se apreciaba desde el exterior un vertedero incontrolado.

Tras entrar al recinto se comprobaron dichos puntos de vertido, que además se trata de suelos especial protección regadío, según el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

El expediente abierto que se tramitará para el estudio de la sanción al Real Zaragoza Fútbol Club incluye la necesidad de la restauración ambiental de la zona por parte de sus propietarios y que tiene que ser “de forma inmediata” (en la imagen superior de Ayuntamiento de Zaragoza, un vehículo de la Unidad Verde junto a la zona de los vertidos ilegales).

Hace más de veinte años

En el informe de la inspección se determina que algunos de los focos de vertido son de hace más de veinte años, tras observar el histórico de la ortofotografía aérea de la cartoteca del Gobierno de Aragón.

Los focos de residuos se encuentran en el fondo de taludes, por lo que se descarta que la intención fuera almacenarlos para trasladarlos posteriormente al CTRUZ, puesto que el coste de recuperarlos sería muy alto, indican los agentes en su informe.

Al respecto, el consejero municipal en funciones de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha aseverado que “se constata la mala fe” y ha apostillado que la ordenanza municipal califica de “muy grave” este vertido y aunque no ha concretado el coste porque se tienen que analizar todas las condiciones ha estimado que será de varios miles de euros.

Vertidos de todo tipo

En rueda de prensa, Cubero ha detallado que los vertidos son tanto de material de obra, escombros o movimiento de tierras, además de las siegas y restos de poda de las instalaciones que gestiona el Club.

Ha anunciado que en el próximo mandato, como concejal de Zaragoza en Común (ZeC) estará muy vigilante con la tramitación de este expediente.

Se considera que la “mala praxis” se viene produciendo independientemente de las empresas o el personal propio que ha realizado las tareas de mantenimiento, puesto que las que actualmente trabajan lo hacen desde 2014.

Cubero ha apostillado que tanto los propietarios del terreno como las empresas de mantenimiento deberían haber entregado esos residuos en una instalación de valorización o de eliminación para su tratamiento por gestor de residuos autorizado, según el Real Decreto por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición.

Asimismo, se considera que se ha vulnerado la Ley de residuos y suelos contaminados, puesto que estos focos de residuos suponen un deterioro grave para el medio ambiente.

El club dice que ya ha actuado

Por su parte, el Real Zaragoza ha notificado, en primer lugar, que no ha recibido “información alguna sobre la apertura de ningún expediente municipal”. Además, asegura que contrató un servicio “que completó la recogida de escombros”.

En concreto, la Ciudad Deportiva, tal y como ha explicado el club en un comunicado hecho público en su página web, recibió a principios de mayo la visita de un inspector que detectó residuos tanto de obra como de origen vegetal.

De acuerdo con sus indicaciones, han aclarado, y antes de cualquier información oficial por parte del Ayuntamiento, “que aún no se ha notificado”, según apuntan, el club “contrató un servicio de gestión de residuos, avalado por el Gobierno de Aragón, que completó la recogida de escombros”.

Desde ese momento, tal y como han expresado en el comunicado, el Real Zaragoza Sociedad Anónima ha trabajado “para solucionar los vertidos de origen vegetal también detectados en la inspección”.

La Universidad Rey Juan Carlos abre una investigación sobre el expediente de Beamonte

La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha abierto una investigación oficial sobre el expediente académico del presidente del PP aragonés y candidato a la presidencia de Aragón, Luis María Beamonte, quien ocultó que terminó su carrera de Derecho en esta universidad 35 años después de empezarla en Zaragoza.

Fuentes de la URJC han señalado a Efe que, tras una primera revisión preliminar, se ha decidido trasladar el expediente al Servicio de Inspección de la universidad para comprobar si el procedimiento académico mediante el cual Beamonte obtuvo la licenciatura de Derecho en la URJC en 2017 “fue correcto”.

Estas fuentes insisten en que el traslado del expediente al Servicio de Inspección “no significa que hayan detectado irregularidad alguna” en esa revisión previa, sino que es preferible que la investigación sea llevada a cabo por este servicio, que es “el departamento encargado de investigar estos asuntos”.

De esta manera, el Servicio de Inspección podrá comprobar ahora “si la legislación, los planes académicos, las convalidaciones se cumplen” en la consecución del título de Beamonte, teniendo facultad para, de forma “confidencial”, interrogar a profesores relacionados con este asunto, “si así lo precisara la investigación”.

En el caso de que en esta investigación se detectara algún tipo de “indicio de irregularidad comprobable”, se actuaría “en consecuencia”, bien llevando el caso ante un juez, en el caso de que la irregularidad detectada pudiera ser constitutiva de delito, o bien con la apertura de un expediente sancionador por mala praxis.

Concluyó la carrera en 2017

Según adelantó hace dos semanas el diario El País, en el expediente académico del candidato del PP a la Presidencia de Aragón consta que concluyó la carrera en 2017 -la había empezado en 1982 en Zaragoza- con dos sobresalientes en sendas asignaturas pendientes y con 45 convalidaciones.

Sin embargo, el líder de los populares aragoneses (en la imagen superior hablando en un acto electoral celebrado este mièrcoles 22 de mayo en Zaragoza) no desveló después de acabar la carrera en la URJC que sí era licenciado, en un momento en el que, el diario Heraldo de Aragón, le había acusado en una información de “mentir” en su currículum por decir que tenía la carrera de Derecho.

Desde la Rey Juan Carlos han reiterado que no pueden dar información sobre el expediente de un alumno por una cuestión legal, dado que están sometidos a la Ley de Protección de Datos, aunque el propio dirigente aragonés aclaró en Zaragoza que si la URJC quiere enseñar los exámenes que realizó “no tiene ningún problema”.

Beamonte defendió hace una semana en rueda de prensa que había ocultado que había terminado su carrera de Derecho porque la acabó “en una universidad involucrada en los escándalos de los máster de Pablo Casado, Cristina Cifuentes y Carmen Montón”.

Beamonte, tranquilo

El líder del PP aragonés y candidato a la Presidencia de Aragón ha asegurado este jueves que está muy tranquilo ante la investigación oficial sobre su expediente académico abierta por la Universidad Rey Juan Carlos y que espera que esto se solucione “cuanto antes”.

“A mí me parece muy bien que se revise por parte de la universidad lo que se quiera revisar”, ha insistido Beamonte, preguntado en un acto electoral del PP en Zaragoza por la investigación para verificar si el proceso por el que obtuvo la licenciatura de Derecho en 2017 “fue correcto”, 35 años después de empezar la carrera en Zaragoza.

“Les puedo asegurar que estoy absolutamente tranquilo”, ha reiterado Beamonte, quien ha confirmado que nadie de la URJC se ha puesto en contacto con él.

Ayuntamiento abre tres expedientes a FCC y le impone otra sanción

El Gobierno de Zaragoza aprobó este viernes 8 de septiembre la apertura de tres expedientes sancionadores a FCC por incumplimientos en el contrato de limpieza pública. En concreto, la inspección municipal ha detectado en tres ocasiones diferentes que faltaba un trabajador y dicha ausencia no fue comunicada por la empresa al Ayuntamiento.

Diariamente FCC comunica al Ayuntamiento los efectivos que salen a realizar las labores de limpieza y, en caso de que haya alguna incidencia, por ejemplo, que un trabajador se ausente por algún motivo, lo tiene que indicar, puesto que es preciso deducirlo de la certificación.

Los tres expedientes son de carácter leve y tendrían una sanción económica de entre 200 y 1.000 euros. Además, en el mismo Gobierno se aprobó imponer una sanción de 500 euros a FCC por un expediente sancionador abierto por este mismo motivo.

Prácticas sospechosas

El consejero de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento, Alberto Cubero, ha manifestado que estos incumplimientos del contrato antes no originaban expedientes sancionadores y simplemente se resolvían deduciendo de la certificación la parte correspondiente al trabajador que la inspección había descubierto que faltaba.

“Esto favorecía que FCC recurriera a la picardía de intentar engañar al Ayuntamiento facturándose trabajos no realizados puesto que lo peor que le podía pasar era que finalmente no los cobrase. Era necesario ser rigurosos y aplicar sanciones a este tipo de prácticas tan poco responsables”, ha apuntado.

El estudio de la municipalización de Parques y Jardines se hará sólo con informes de técnicos municipales

Zaragoza en Común se ha comprometido a estudiar con los grupos municipales de PSOE, C’s y CHA la municipalización del servicio de Parques y Jardines teniendo en cuenta únicamente informes realizados por técnicos municipales. El PP quedaría excluido de ese proceso al votar en contra del mismo en el Pleno municipal celebrado este lunes 26 de junio, que acabó con bronca entre los populares y el concejal de Servicios, Alberto Cubero (ZeC), precisamente por esta circunstancia.

En el Pleno municipal se debatía el inicio de un expediente sobre la forma de gestión del servicio de limpieza y mantenimiento de Parques y Jardines. Los grupos municipales que se han mostrado proclives a estudiar la municipalización de ese servicio fueron muy críticos con el concejal Cubero por haber iniciado tarde el proceso y por la carencia de informes al respecto.

La concejala de CHA Leticia Crespo aseguró que “el proceso está en pañales”, mientras la edil del PSOE Marta Aparicio cargó duramente contra Cuberó, al que acusó de no haber hecho nada durante los dos primeros años de legislatura y de engañar a los trabajadores con la municipalización.

Por su parte, la concejala de Ciudadanos Cristina Martínez le recriminó también el inicio tardío del proceso y de desarrollarlo ahora “sin planificación”.

Informes

En las intervenciones de las representantes de estos grupos se criticó también la solicitud de informes externos al Consistorio por parte de ZeC, y en especial, por parte de una empresa que ha sido acusada en otros puntos del Estado de realizar informes tendenciosos.

Frente a estas críticas, Cubero invitó a PSOE, C’s y CHA a “realizar una gestión conjunta” del proceso de municipalización de Parques y Jardines y se comprometió a desarrollar ese proceso únicamente con análisis desarrollados por técnicos municipales, “así evitamos la guerra de informes”, puntualizó Cubero.

Cubero añadió que esta misma semana convocará a los demás grupos para decidir qué informes se necesitan para desarrollar el proceso.

Mientras la puerta al entendimiento quedaba abierta con el voto favorable de estos grupos al estudio de la posible municipalización del servicio, desde la bancada del PP y por boca del concejal Sebastián Contín, se descalificaba la propuesta porque “es una falacia” y se recriminaba al concejal Cubero, tachándolo de “inútil absoluto”.

La reacción airada de éste fue considerar al PP como excluido del grupo de debate para estudiar la municipalización del servicio de Parques y Jardines que gestiona actualmente FCC, lo que ocasionó un duro enfrentamiento con el portavoz popular Jorge Azcón, quien le acusó de “antidemocrático”, mientras Cubero le tachaba de portavoz “irrelevante” y de apartarse del debate por decisión propia.