facturas

El Ayuntamiento solo pagará un millón mensual a FCC Parques y Jardines y descontará sobrecostes

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, ha anunciado el Ayuntamiento va a pagar a la empresa FCC por la gestión del Servicio de Parques y Jardines un millón de euros mensuales desde enero de 2018, fecha en la que vence la vigencia de la contrata y se giran facturas, y descontar lo abonado en caso de que se haya pagado de más, que se compensará en mensualidades pendientes.

La decisión va a ser aprobada por el Gobierno de Zaragoza en Común (ZeC) y es la propuesta que trasladará Cubero tras comprobar que las facturas giradas por FCC desde enero de 2018 aumentan mensualmente hasta que en agosto se decide pagar las últimas y exigir a la empresa los justificantes.

Cubero ha explicado que el aumento mensual llega a los 300.000 euros y se justifica por la empresa con el concepto “mano de obra y salarios”, pero ha cuestionado que haya sido el motivo real porque esa cuantía equivaldría a cien trabajadores más de un contrata con algo más de 240 trabajadores (en la imagen superior, reciente protesta de la plantilla de FCC en la plaza del Pilar por la congelación salarial).

Normalización de facturas tras el escándalo del chuletón

En rueda de prensa, ha relatado que FCC ha comenzado a enviar facturas “con normalidad”, desde que en agosto se pagaran las últimas y se diera a conocer este incremento mensual que gira la empresa.

Además, el concejal considera que ha sido determinante quea el pasado 19 de marzo se informara de que FCC había pasado al cobro una factura de 83 euros correspondiente a una comida a base de chuletón de ternera en un restaurante madrileño.

“Desde entonces ha vuelto a la normalidad y las facturas siguientes de diciembre de 2018 y enero de 2019, que se reciben después del 19 de marzo, ya son de un millón de euros y no de 1.300.000 euros. Nos estaban robando a manos llenas y por la factura del chuletón de 83 euros se ha corregido la actitud de FCC”, ha  relatado con sorna el concejal.

Por ello, desde septiembre no se ha pagado a la empresa y se regulará para abonar un millón mensual, ha reiterado. Cubero ha destacado que tras publicitar el caso de la factura del chuletón el Ayuntamiento de Zaragoza se ha ahorrado 600.000 euros.

Pluses exorbitados

“Las facturas están en el ámbito de la normalidad del coste del servicio del que el 90 por ciento es lineal y obedece a mano de obra y reparación de vehículos y no había justificación para que se elevara por encima de los 300.000 euros”, ha explicado el concejal de Servicios Públicos.

Asimismo, ha criticado que FCC incluía pluses de 10.000 euros al año a determinados trabajadores. “Nos parece indecente para una plantilla que tiene el sueldo congelado que se paguen esos pluses y que además intenten cobrarlos al Ayuntamiento”, ha criticado el edil de ZeC.

Otro caso que ha expuesto el consejero municipal es que las reparaciones de vehículos “se habían multiplicado por 17 y está injustificado. No es normal un aumento de gasto semejante. Hemos pedido justificación y la empresa no da ninguna explicación”.

Alberto Cubero ha asegurado que aunque estén pagadas las facturas pagado se pueden revisar para descontar “todo lo que supere el millón de euros” y ha calculado que el Consistorio zaragozano se podría ahorrar en torno a 1,5 millones de euros.

Concejal Cubero: “FCC son unos sinvergüenzas y no vamos a tolerar ni un chantaje más”

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha calificado de “sinvergüenzas” a los responsables de la empresa FCC, a la que ha advertido que no le van a tolerar “ni un chantaje más a la ciudad de Zaragoza”.

Así lo ha manifestado Cubero en rueda de prensa después de que la empresa que gestiona el servicio de parques y jardines de la margen derecha, en reconocimiento de obligación al haber finalizado el periodo de vigencia del contrato, advirtiera de que las nóminas de los trabajadores corrían peligro si el Ayuntamiento no abona las cantidades que adeuda.

El consejero ha recalcado que FCC no va a cobrar “ni un solo euro” hasta que no presente y acredite todas las facturas, tal y como el Gobierno de la ciudad lleva reclamándole desde agosto.

Sospechas de sobrecostes

Se ha reafirmado en que tiene “enormes sospechas” de que la empresa estaría tratando de cobrar 300.000 euros de más y ha anunciado que no tiene intención de negociar con FCC el cumplimiento de sus obligaciones.

“En todo caso, me reuniré con los trabajadores”, ha agregado Cubero, quien ha mostrado su apoyo a los paros parciales que están convocando.

“No se lo cree nadie que les preocupan los derechos laborales y el cobro de las nóminas”, ha espetado.

Empresa conflictiva

La contrata del servicio de Parques y Jardines venció el 31 de diciembre de 2017 y desde entonces el Ayuntamiento paga conforme a las certificaciones de servicio, ya que los nuevos pliegos de licitación de la futura contrata están recurridos por la propia empresa ante el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (TACPA).

Precisamente, esta semana los trabajadores de FCC, que están realizando paros parciales para que la empresa cumpla el convenio colectivo, se concentraban ante el TACPA para pedir una pronta resolución de las alegaciones presentadas por la compañía a las cláusulas sociales de los pliegos de la nueva contrata.

El Ayuntamiento acaba el ejercicio de 2018 con el 92% de las facturas de proveedores pagadas

El Ayuntamiento de Zaragoza ha cerrado el 2018 con un total de 21.540 facturas a proveedores reconocidas y que están valoradas en 290.848.817 euros. De ellas, el Departamento de Economía y Hacienda ya ha pagado algo más del 92%, lo que suponen 267.835.649 euros, según refleja el apartado de transparencia del portal web municipal.

Del total de las facturas reconocidas, hay 20 que superan el millón de euros, que generalmente corresponden con certificaciones de los grandes contratos de la ciudad, como los del servicio de limpieza y el del transporte público. En concreto, hay tres facturas, las tres con Avanza Zaragoza S.A.U. como proveedor, que están todavía con el pago “en trámite”.

La factura de mayor cuantía corresponde a la certificación del mes de octubre de Limpieza viaria, recogida y transporte de residuos con la empresa FCC-SA. Supuso un total de 5.676.076 euros que se abonaron el 21 de diciembre.

En segundo lugar se encuentra la certificación relacionada con los ajustes por inversión de 2017 del Servicio de Movilidad Urbana que gestiona Avanza Zaragoza. En este caso la factura asciende a 4.731.658 euros y el pago está “en trámite”.

Las tercera, cuarta y quinta facturas de mayor cuantía económica corresponden con las certificaciones de julio, agosto y septiembre de limpieza viaria, recogida y transporte de residuos con la empresa FCC-SA (imagen superior). Ascienden a 4.607.506, 4.447.547, y 4.367.028 euros, respectivamente.

En los tres casos el importe ya está abonado. En concreto, la factura de julio se pagó a finales de septiembre, la de agosto se pagó a finales de octubre, la de septiembre se abonó a finales de noviembre de 2018.

En julio de 2017 el Ayuntamiento de Zaragoza había abonado el 93,34% de las facturas reconocidas de ese ejercicio. En concreto, se habían reconocido un total de 11.773 facturas, por un importe algo superior a los 145,4 millones de euros, de los que en julio se habían pagado 135,6 millones.

Aragón Press

El Ayuntamiento deja de pagar a FCC Parques y Jardines al sospechar que las facturas están hinchadas

El Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido suspender los pagos a la empresa FCC por la limpieza y mantenimiento de los parques, jardines y zonas verdes de la ciudad. Los responsables municipales de Medio Ambiente sospechan que la empresa está facturando por encima de los costes reales del servicio, cuya cuantía FCC ha ido incrementando a lo largo del presente año en torno a un 25%. La concejala de Medio Ambiente, Teresa Artigas, ha asegurado que FCC no ha respondido a los requerimientos municipales para que aportara la documentación necesaria que justificara el aumento y por eso se ha decidido interrumpir los abonos.

FCC cubre el servicio de Parques y Jardines desde el mes de enero de este año mediante reconocimiento de obligaciones, es decir, el Ayuntamiento le abona mensualmente la factura correspondiente por los trabajos realizados.

La contrata del servicio caducó en diciembre de 2017 y la empresa sigue desarrollando el trabajo hasta la convocatoria de un nuevo concurso, cuyos pliegos están recurridos ante el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (TACPA).

Según han informado los responsables municipales, la factura girada por FCC en enero ascendió a 1.048.000 euros, mientras que la del pasado mes de junio ascendió a 1.250.000.

Ante el notable incremento de los costes, Medio Ambiente solicitó a FCC “facturas de los costes de personal y otro tipo de documentación que la empresa posee, pero no la ha facilitado al Ayuntamiento”, ha indicado Artigas.

Sospechas

La actitud de FCC, que ha protagonizado numerosos enfrentamientos con el Consistorio a lo largo de la presente legislatura, “nos ha hecho sospechar que la empresa podría estar facturando por servicios no realizados o por encima de su coste real y por tanto hemos decidido suspender el pago de sus facturas”.

El Ayuntamiento ha abonado las facturas hasta el mes de julio, pero al no haber recibido la documentación requerida por parte de FCC, ha suspendido el pago de la minuta del mes de agosto, que correspondía abonar en octubre, y cuya cuantía se sitúa también por encima de 1,2 millones de euros.

La concejala Artigas ha asegurado que la decisión adoptada se encuentra dentro de las medidas a las que puede recurrir la Administración local en  caso de incumplimientos de contratos o inconveniencias en requerimientos de pagos, como sería el caso del servicio de Parques y Jardines.

Conversaciones con FCC

También ha subrayado la concejala que la decisión cuenta con el visto bueno del departamento de Economía y no ha precisado si el Ayuntamiento va adoptar otro tipo de medidas para forzar a FCC a que cumpla con el envío de la documentación requerida.

A este respecto, Artigas ha explicado que ha mantenido contactos con responsables de la empresa en Zaragoza, quienes se han excusado diciendo “que ya habían mandado documentación, pero se trata de una parte de las justificaciones solamente”.

A esto ha añadido que la empresa no ha cumplido el plazo que le otorgó el Ayuntamiento para entregar la documentación y que éste había vencido hacía un mes por lo que “no vamos a pagar ni un euro más hasta que no se nos justifique la facturación” porque existen sospechas de que FCC está cobrando en exceso a las arcas municipales.

Un 85% de gastos fijos

Técnicos del departamento de Medio Ambiente explicaron que el 85% de las facturas mensuales que traslada FCC al Ayuntamiento corresponde a gastos fijos (maquinaria, personal, etc.) por lo que resultaba “muy sospechoso” el elevado incremento de las cuantías, “siendo que sólo se puede atribuir al 15% del volumen total de las facturas”.

La concejala Artigas ha descartado por su parte que el impago de las facturas por parte del Ayuntamiento pudiera repercutir en el pago de las nóminas a sus trabajadores por parte de FCC, y en cualquier caso ha subrayado que “la responsabilidad es exclusiva de la empresa, que no cumple con los requerimientos que le hemos planteado y que el Ayuntamiento está en perfecto derecho de plantear”.

Aprobado el gasto de 9 millones por servicios sin contrato

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado este viernes 22 de diciembre el pago de 9 millones de euros en facturas por la prestación de servicios al Consistorio sin que haya medida contrato previo. Todos los grupos municipales han recriminado al equipo de gobierno de ZeC que se esté incrementando este tipo de relación mercantil, pero han acabado absteniéndose frente a la aprobación votada por la plataforma progresista.

El concejal de Economía, Fernando Rivarés, ha justificado el incremento de reconocimientos de obligaciones por las carencias en la plantilla municipal, que impiden, a su juicio, desarrollar más labores con los propios trabajadores municipales y el Consistorio se ve obligado a reclamar servicios externos.

El portavoz de CHA, Carmelo Asensio, ha recordado a Rivarés su compromiso para acabar con esta práctica, cuando en realidad lo que ha ocurrido es que se ha incrementado respecto a ejercicios anteriores, porque 2017 se cierra con el pago de 43,2 millones por parte del Consistorio en concepto de abono de servicios por la vía de reconocimiento de obligaciones, cuando en 2016 fueron 36 millones y en 2015, 26 millones.

Empresa polémica

Asensio ha recriminado especialmente el pago de dos facturas por valor de 22.600 euros a la empresa Gabinete Técnico Social, inmersa en una fuerte polémica por el impago desde hace varios meses de las nóminas a sus trabajadores de dos centros de tiempo libre que regenta.

La gran cuantía de las facturas sin contrato que abona este año el Ayuntamiento ha sido calificada como “fracaso gestor” por parte de todos los grupos municipales de oposición, mientras Rivarés ha subrayado que parte de esas obligaciones de pago provenían de ejercicios anteriores, con otros responsables políticos al frente de la Corporación.

El concejal de Economía ha insistido también en que esta práctica municipal anteriormente pasaba desapercibida porque no se sometía a la aprobación del pleno. A esto ha añadido que afloraban menos los reconocimientos porque no se materializaban los pagos y se acumulaban los fondos en una cuenta “que acumulaba 30 millones de euros que deberían ir destinados a pagar facturas. Ahora, en esa cuenta hay nueve millones porque se pagan los servicios prestados”.

Esfuerzo baldío

La concejala de C’s Sara Fernández ha precisado que sólo 14 de los 196 reconocimientos de obligación llegados al pleno corresponden a ejercicios anteriores, “son en su gran mayoría responsabilidad suya”, le ha espetado Fernández a Rivarés, para recriminarle a continuación su falta de voluntad política para afrontar el problema.

Por su parte, el concejal del PSOE Javier Trívez ha asegurado que “estas cifras no hay por dónde cogerlas” y ha reconocido el esfuerzo por parte de Rivarés para tratar de poner fin a esta práctica, “pero no ha sabido o no ha podido” y ha denunciado que se ha incrementado un 74% el volumen respecto al año 2015 y que se han duplicado el número de facturas.

Los dos millones de la DGA en 2017 para pobreza energética evitan cortes de luz a familias aragonesas

El Gobierno de Aragón ha destinado este año dos millones de euros del presupuesto para luchar contra la pobreza energética, por lo que “afortunadamente” no se ha producido ningún corte de luz o gas en hogares aragoneses y se han pagado hasta ahora 10.371 facturas de 7.000 familias, ha informado en las Cortes de Aragón la consejera de Derechos Sociales, María Victoria Broto.

La consejera ha añadido que la consignación que han tenido los ayuntamientos y las comarcas aragonesas es la que han solicitado de acuerdo a las solicitudes del año anterior, que ascienden a 1.022.000 euros.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha solicitado para ayudas relacionadas con la aplicación de esta ley 700.000 euros, ha apuntado Broto.

Publicación del decreto en el BOA

La consejera ha anunciado también que el próximo lunes, 18 de diciembre, se publicará en el BOA (Boletín Oficial de Aragón) el decreto de prestaciones económicas que establece la ley de pobreza energética, aprobada por unanimidad hace un año.

Este decreto, que ya había sido aprobado por el Consejo de Gobierno pero que al no haber sido publicado no ha entrado en vigor, plantea que las prestaciones tienen carácter subjetivo, son “esenciales” y no pueden estar sujetas a disponibilidad presupuestaria.

La consejera ha hecho este anuncio durante su comparecencia en el Pleno de las Cortes a petición del grupo parlamentario de Podemos para que informara sobre el desarrollo y aplicación de a Ley de Pobreza Energética de Aragón, aprobada hace un año y pionera en España.

Un asunto “recurrente para la segunda semana de diciembre”, según ha señalado tanto Broto como la portavoz socialista en el debate, Pilimar Zamora, dado que hace un año Podemos formuló esta misma solicitud y dos semanas después de aprobarse la ley que ellos auspiciaron “ya hablaba de incumplimientos”, según le ha recriminado Zamora.

Críticas de Podemos

Además, Broto ha espetado a Podemos que deberían estar “contentos” porque en Aragón se haya aprobado una ley que otras comunidades han rechazado, y ha asegurado que la pobreza energética es un asunto del que está pendiente “día a día” y ha añadido que se trata de un asunto”integral”.

No obstante, le ha dicho a la diputada de Podemos Amparo Bella que no es la “responsable de propaganda” de la formación morada, después de que le haya reclamado más campañas de difusión de las medidas recogidas en esta norma.

Desde Podemos, Bella ha preguntado por qué teniendo esta ley no se aplica ni tiene desarrollo normativo, al tiempo que ha lamentado que ni las personas que la necesitan ni los trabajadores sociales que deben trabajarla tienen claro cómo hacerlo, extremo que ha negado la consejera, quien ha aseverado que se les da “respuesta en los centros sociales” y desde la proximidad.