final

La Junta Electoral finaliza la revisión del recuento de votos sin que haya cambios sustanciales

La Junta Electoral de Zona de Zaragoza ha finalizado la revisión de 800 mesas electorales de la capital aragonesa sin que se hayan registrado cambios sustanciales en el recuento. Este proceso se ha puesto en marcha después de que se aceptase un recurso de Chunta Aragonesista solicitándolo.

Un fallo en la aplicación informática utilizada por el Ministerio del Interior para trasladar los votos de las elecciones municipales ha hecho que se registren algunos errores en el recuento. Ante esta situación, se revisaron esta semana las actas de 26 mesas de Zaragoza ciudad.

Dicha revisión, que consiste en comprobar que la información recogida en las actas concuerda con la de la plataforma informática para asegurarse de que los datos finales son correctos, supuso una corrección y que Chunta Aragonesista perdiese el escaño que, en principio, había obtenido en la Diputación de Zaragoza y que finalmente se decantaba para el PSOE. En concreto, CHA perdió 210 votos mientras que los socialistas han ganado hasta 2.400.

Después de esto, Chunta presentó un recurso, que fue aceptado, para que se comprobasen todas las mesas de la capital aragonesa. Así, durante toda la jornada de este sábado, la Junta Electoral ha estado revisando las actas de las 800 mesas que quedaban por comprobar en la ciudad.

No obstante, el proceso se dio por finalizado a última hora de la tarde del sábado 1 de junio sin que se produjeran cambios sustanciales, sólo se constataron pequeños errores y algún trasvase de votos entre partidos minoritarios.

Trabajadores de FCC Parques y Jardines concluyen los paros y estudian más movilizaciones

Los trabajadores de la contrata municipal de parques y jardines que gestiona FCC han concluido los paros parciales que realizan desde hace siete días con una concentración en el acceso al parque grande José Antonio Labordeta (foto superior) para protestar contra las políticas de recortes sociales y laborales que ejercen la dirección de la empresa en Zaragoza y han anunciado que estudiarán nuevas movilizaciones.

En la concentración, precedida por una doble pancarta con el lema “FCC fuera de Zaragoza!!” y “Los servicios públicos no son un negocio”, se han podido escuchar consignas como “FCC la ciudad no es para tí” entre otros muchos.

La plantilla de FCC parques y jardines, que exige garantizar los derechos laborales y sociales así como la negociación colectiva entre otros aspectos, decidirá en los próximos días las medidas a tomar para el mes de abril, ha avanzado el comité de empresa en una nota de prensa. “Lo que hemos decidido ya esta mañana es seguir con las mesas informativas por los diferentes barrios todas las semanas”.

El bloqueo del TACPA

Durante la jornada también se ha arremetido contra el retraso que lleva el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (TACPA) en la resolución de los recursos interpuestos por FCC y PERICA demora la entrada en vigor del nuevo contrato y de las cláusulas sociales que garantizan y mejoran los derechos de los trabajadores.

La plantilla no entiende el retraso del TACPA en la resolución del proceso y exige que el tribunal se pronuncie inmediatamente porque “está bloqueando la entrada en vigor de numerosas mejoras para la prestación del servicio de mantenimiento de las zonas verdes de Zaragoza”.

Ciudadanos de distintas naciones alzan la voz contra el racismo

Cientos de ciudadanos de distintas nacionalidades, arropados por más de cuarenta asociaciones, han salido este miércoles 21 de marzo a las calles de Zaragoza para alzar su voz contra las actitudes racistas y exigir una sociedad más justa asentada en la cultura del encuentro.

En el Día Internacional contra el Racismo y la Xenofobia, la Plataforma Ciudadana contra el Racismo ha convocado una manifestación que ha partido de la plaza España y ha recorrido la calle Alfonso hasta llegar a la sede de la Delegación de Gobierno en la plaza del Pilar.

Allí dos representantes de la plataforma, Esther Jiménez y Moussa Falla, han leído un manifiesto con el que han mostrado su preocupación por el aumento de las actitudes y agresiones racistas y xenófobas en España y en Europa.

“Denunciamos la permisividad que existe en la difusión de mensajes racistas en las redes sociales y en los medios de comunicación y la escasa implicación de la sociedad para frenarlos”, han apuntado.

Políticas de apoyo

En la lectura del manifiesto han puesto el foco también en las políticas de apoyo a las personas migrantes y han defendido el acceso universal al sistema sanitario con independencia de su origen; planes eficaces para facilitar el acceso al mercado laboral y programas educativos para prevenir conductas xenófobas.

En definitiva, “más medios” para lograr una sociedad “inclusiva”, “respetuosa” y “solidaria”, desde la cultura del encuentro, unas reivindicaciones que se resumen en el lema de la movilización: “Igualdad para vivir, diversidad para convivir”.

‘Contra el racismo institucional’, ‘Por una sanidad pública no excluyente’, ‘Ciudadanos del mundo’ o ‘Gitanos y payos contra el racismo’ han sido algunas de las pancartas que se han visto en esta manifestación, que ha estado animada por el grupo de batuka Rebelasón y en la que se ha escuchado gritos de ‘Ningún ser humano es ilegal’.

Discriminación

A ella han asistido personas de distintas nacionalidades, como Idrissa, el presidente de la Asociación de Senegaleses en Aragón, quien ha comentado a Efe que aunque Zaragoza es una ciudad “acogedora” en su organización reciben numerosas quejas por discriminación, sobre todo, en el ámbito laboral.

Idrissa ha insistido en la situación en la que se encuentran los llamados ‘manteros’ para exigir el fin de las “redadas raciales” contra personas que “no tienen otro medio de subsistencia”.

Junto a él se encontraba Mamadou, un senegalés de 31 años que lleva doce en Zaragoza y que ha decidido participar en la manifestación por los sucesos ocurridos en el barrio madrileño de Lavapiés, donde murió “un compatriota”, ha dicho.

Secretario general de UGT

Entre los asistentes se encontraba también el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, quien asistirá mañana a la asamblea confederal del sindicato que se celebra en la capital aragonesa.

Para Álvarez existen “motivos suficientes” para estar presente en esta manifestación, aunque considera que la lucha contra el racismo no es sólo cuestión de “un día”, sino una “lucha permanente”.

El Día Internacional contra el Racismo interpela a la sociedad e invita a la ciudadanía a reflexionar sobre la actitud que muestran hacia las personas que llegan de otros países, ha afirmado Álvarez, quien ha estado acompañado por el secretario general de UGT en Aragón, Daniel Alastuey.

Y al mismo tiempo, ha añadido, este Día contra el Racismo interpela también al Gobierno porque “estos días se pone de manifiesto que nuestro país es un país injusto”.

Presencia del alcalde

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha querido manifestar con su presencia el apoyo de los representantes públicos a los derechos fundamentales de las personas, sea cual sea su condición.

“Zaragoza es una ciudad que acoge y un modelo de convivencia para otras”, ha concluido Santisteve.

A la manifestación han asistido también otros cargos políticos, como la vicealcaldesa del Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto; el secretario de Organización del PSOE en Aragón, Darío Villagrasa, o el coordinador de IU en Aragón, Álvaro Sanz.

La Plataforma Ciudadana contra el Racismo y la Xenofobia concentra a más de cuarenta asociaciones, entre las que se encuentran la Fundación Secretariado Gitano, Médicos del Mundo, Sos Racismo, Cáritas o los sindicatos UGT y CCOO.