franquismo

El Ayuntamiento de Zaragoza y 33 familias presentan una querella por crímenes del franquismo

El Ayuntamiento de Zaragoza y 33 familiares y víctimas de la represión franquista han presentado en los juzgados la llamada “querella argentina”, en la que acusan a 25 cargos de la dictadura de crímenes contra la humanidad y genocidio en concurso con asesinatos, desapariciones forzosas o torturas.

Los acusados con “nombre y apellidos” son siete policías de la Brigada Político-Social, siete gobernadores militares y 11 gobernadores civiles, sin perjuicio de que la lista se pueda aumentar con la investigación judicial.

El Consistorio ha actuado como acusación popular, mientras que las 33 familias lo hacen como acusaciones particulares, coordinadas por el abogado Javier Checa, de la Asociación Libre de Abogados de Zaragoza.

Dos etapas

En declaraciones a los medios, Checa ha explicado que han dividido los delitos en dos etapas: 1946-1944 y 1965-1977.

En la primera, se han documentado sobre todo asesinatos y desapariciones forzosas, mientras que en el tardofranquismo son sobre todo torturas y delitos relacionados con la represión, así como un asesinato producido en 1977.

No obstante, ha reconocido que la relación de delitos presentada es “ínfima” con respecto a la represión global que se dio durante la dictadura franquista.

En cuanto a los plazos, el abogado ha señalado que lo primero será ver si se admite o no a trámite la querella y después el titular del juzgado de instrucción citará a declarar a aquellos querellados y querellantes que siguen vivos y comenzará con la investigación de los hechos.

Querellados todavía vivos

La acusación particular no conoce con certeza cuántos de estos querellados siguen todavía con vida, pero sí que saben que “alguno de ellos vive”.

Los hechos incluidos en la querella se limitan exclusivamente al partido judicial de Zaragoza.

Antes de la presentación de la querella en los juzgados, las 33 familias han sido recibidas en el Ayuntamiento de Zaragoza por el alcalde, Pedro Santisteve (foto superior de zaragoza.es).

Allí, el primer edil zaragozano ha reivindicado a los funcionarios de la casa y ediles represaliados por el régimen “genocida” de Franco, así como el papel desempeñado por las sociedades memorialistas en la lucha por la historia y la dignidad de sus familias.

Ha puesto en valor también homenajes como el realizado por la ciudad a las “13 Rosas” o que hoy Zaragoza se una a Valencia o Rivas Vaciamadrid, donde las querellas ya han sido admitidas a trámite.

Derechos Humanos

Por último, Santisteve ha recordado que la Carta Magna recoge los Derechos Humanos y ha criticado la “tremenda amnesia constituyente”, en referencia al “olvido” a la legitimación de la Segunda República.

La presentación de esta querella es resultado de una moción presentada por el CHA en 2015 y aprobada con el voto de todos los grupos municipales, a excepción del PP.

En ella también se incluía la colocación de una placa en la Casa Consistorial en homenaje a los cargos públicos y trabajadores municipales “asesinados por defender la democracia” o la eliminación de los últimos vestigios franquistas presentes en las calles zaragozanas, ha señalado el portavoz de CHA, Carmelo Asensio, quien ha declarado que “hoy es un día grande para la ciudad de Zaragoza y para la democracia”.

Hacer justicia

En ese sentido, ha recalcado que las medidas no pueden quedarse solo en el reconocimiento, sino que es necesario hacer “justicia con mayúsculas”, no “revancha” ni “venganza”, a lo que ha añadido que “en un país normal, civilizado y democrático” estos hechos estarían ya juzgados y sus responsables, encarcelados. “Manda narices” que tuviera que ser la justicia argentina la que abriera el procedimiento y no la española, ha protestado.

En total, hay 96 hechos denunciados de la guerra y la posguerra y 13 procedentes de los últimos años del franquismo.

Asimismo, la oficina de atención a las víctimas del franquismo del Ayuntamiento de Zaragoza ha recopilado 52 asesinatos, 46 detenciones ilegales (42 de ellas desapariciones forzosas) y 11 casos de torturas.

La Casa de la Memoria Histórica: un lugar donde escuchar y atender a las víctimas del franquismo

La ciudad de Zaragoza cuenta desde este viernes 18 de enero con una Casa de la Memoria Histórica y Democrática, un espacio históricamente reivindicado por las asociaciones memorialistas para coordinar sus acciones contra el olvido y desde el que atender y escuchar a las víctimas del franquismo.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, acompañado por el consejero de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, quien ha dirigido el acto, y la consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha inaugurado hoy este centro que se ubica en el antiguo edificio del cuartel de la Policía Local de Torrero, en la avenida América y que nace de una “decisión compartida” entre PSOE, CHA y ZeC.

No es casualidad que este centro se ubique en Torrero, un barrio reivindicativo, y cerca de la antigua cárcel y el cementerio, donde tantos hombres y mujeres fueron fusilados por pertenecer a un partido político o a un sindicato, o simplemente defender sus ideas.

Por ello, Enrique Gómez, de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (ARMHA), ha agradecido al Ayuntamiento de Zaragoza la cesión de estas instalaciones que, aunque ahora abren deslucidas, las vestirán con actividades, mesas redondas o proyecciones.

Atender a las víctimas

Pero, sobre todo, las asociaciones memorialistas tienen ahora un espacio donde recibir y escuchar a las víctimas, porque hasta ahora toda esta labor la realizaban en locales cedidos por amigos o en cafeterías, ha indicado Gómez.

Continuarán también con el trabajo desarrollado desde junio a diciembre de 2018 en la Oficina de Atención a las Víctimas del Franquismo abierta por Ayuntamiento en el Seminario de Zaragoza.

Durante este tiempo, y con la colaboración de la Asociación Libre de Abogados y Abogadas de Zaragoza (ALAZ), la oficina recabó información sobre 136 casos de supuestos crímenes contra la humanidad, aportados principalmente por familiares, pero también por víctimas directas de torturas producidas en los últimos años de la dictadura.

En la recién inaugurada Casa de la Memoria Histórica de Zaragoza se ubicará también la Asociación por la Recuperación e Investigación contra el olvido (ARICO), y la Asociación de Bebés Robados de Aragón, aunque estará abierta a todas las organizaciones memorialistas que quieran participar.

Desde la Asociación de Bebés Robados de Aragón, Teresa Larrosa ha recordado a todas esas mujeres que fueron tachadas de “locas” cuando contaban que sus hijos habían sido robados al nacer. Desde este espacio, ha comentado, continuarán con el estudio y el cruce de datos para ayudar a esas personas a buscar sus orígenes.

Intervenciones de autoridades y representantes de asociaciones memorialistas durante la inauguración. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza

Recuperar la memoria

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha mostrado la satisfacción de su equipo por contribuir durante su mandato a recuperar la memoria, porque, a su juicio, un país que se “instala en el olvido” es un país “mutilado en su conciencia”.

Ha resaltado, además, la aportación de las asociaciones memorialistas, que a partir de ahora, desde este nuevo espacio, “van a poder multiplicar la expresión” de un trabajo que ha sido “silencioso”.

Y ha aprovechado la ocasión para pedir la “unidad de la izquierda” para poder “dar la talla al nivel que demanda la ciudadanía”, frente a la separación y el enfrentamiento que ha tenido a lo largo de su historia.

El acto, al que han asistido los concejales Lola Ranera (PSOE), Carmelo Asensio (CHA) y Pablo Muñoz (ZeC), así como el coordinador general de IU en Aragón, Álvaro Sanz, ha acabado con la actuación de el Coro Libertario de Torrero, que ha interpretado, entre otros temas, “Hijos del Pueblo”, que ha sido coreado por el público que abarrotaba la sala (imagen superior de Ayuntamiento de Zaragoza).

La Oficina de Atención a las Víctimas del Franquismo recoge 136 casos desde su apertura en junio de 2018

La Oficina de Atención a las Víctimas del Franquismo puesta en marcha desde el Ayuntamiento de Zaragoza, ubicada en el Edificio Seminario, ha recogido un total de 136 testimonios desde su apertura el pasado mes de junio y documentado los hechos que servirán como base para presentar en lo tribunales una querella municipal por los crímenes contra la humanidad cometidos por la dictadura franquista en la capital aragonesa.

La oficina ha recabado la información de 136 casos en relación con supuestos de crímenes contra la humanidad, aportados principalmente por familiares, pero también por víctimas directas en el supuesto de torturas en el tardo-franquismo.

Un objetivo es presentar una querella en los juzgados de instrucción de Zaragoza para tratar de hacer efectivo el derecho de acceso a la justicia, el derecho a la verdad de las víctimas de tales violaciones graves de los derechos humanos, y poner fin a la impunidad de los crímenes cometidos durante el franquismo conforme a los mandatos dirigidos a los poderes públicos españoles por parte de los organismos de derechos humanos de la ONU.

Ese material, aportado gracias a la colaboración de víctimas y familiares, organizaciones memorialistas e investigadores, permitirá elaborar el informe base para la querella municipal para posteriormente redactarla jurídicamente y tramitar el proceso judicial. Así mismo, todos los testimonios recogidos servirán para elaborar un relato en forma de libro y formará parte del vídeo-archivo de la memoria histórica.

Querella en fase de elaboración

En cuanto a la localización de los casos, los hechos de referencia se produjeron en Zaragoza, y también en otras localidades del partido judicial de Zaragoza como Leciñena, Magallón, Quinto de Ebro, Belchite, Fuentes de Ebro o La Puebla de Alfindén.

Las tipologías delictivas de los crímenes cometidos son diversas: asesinatos, desapariciones forzadas en concurso con delito de genocidio; torturas en concurso con crímenes contra la humanidad.

El trabajo de recogida de casos ha concluido, la querella está en fase de elaboración y fundamentación jurídica, y su interposición está prevista para finales del mes de enero (en la imagen superior de zaragoza.es, acto de homenaje a víctimas del franquismo en el cementerio de Torrero).

Portada del folleto de la oficina

Durante estos meses, los trabajos realizados desde la oficina llevados a cabo por la Asociación Libre de Abogados y Abogadas de Zaragoza (ALAZ) se han desarrollado en coordinación con los equipos jurídicos y de atención psicosocial en otras oficinas del mismo tipo en otros lugares del país, compartiendo experiencias y herramientas de trabajo con entidades como el Grupo de Acción Comunitaria, la Asociación Pro-Derechos Humanos de España o Ceaqua.

Para llevar a cabo los trabajos, Zaragoza Cultural suscribió un convenio de colaboración con ALAZ, asociación elegida por unanimidad por parte de todos los colectivos memorialistas para atender el servicio.

La oficina también ha contado con voluntariado de estas entidades para la gestión y la atención personal y emocional y el apoyo al trabajo jurídico desempeñado por los y las abogadas.

Colaboración institucional

Asimismo se ha trabajado en colaboración con otras instituciones y asociaciones de referencia en la materia, como el Instituto Vasco de Criminología, investigadoras de la Universidad de Zaragoza o diferentes asociaciones memorialistas.

Zaragoza forma parte de la Red de Ciudades contra la Impunidad Franquista y viene trabajando desde hace meses para impulsar esta nueva vía judicial junto a Ceaqua, la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina Contra Crímenes del Franquismo.

Hasta el momento cuatro ayuntamientos han presentado querellas por crímenes contra la humanidad cometidos en sus municipios (Vitoria, Pamplona, Elgeta y Mondragón), otros dos por los bombardeos sucedidos en sus ciudades durante la Guerra Civil (Durango y Barcelona) y cerca de cuarenta corporaciones locales se han comprometido a través de mociones en sus plenos a impulsar el enjuiciamiento de estos crímenes en sus localidades.

Llega por fin la ley de reparación a las víctimas del franquismo desde la verdad y la justicia

Aragón cuenta por fin desde este jueves 8 de noviembre con su propia ley de Memoria Democrática, una norma que ha evidenciado la división de la Cámara en dos mitades y que pretende, según su exposición de motivos, reparar a las víctimas del franquismo, tanto en la Guerra Civil como en la posterior dictadura, desde los principios de la verdad y la justicia. Ahora falta que la norma sea dotada presupuestariamente para que se puedan cumplir sus preceptos.

PSOE, Podemos, CHA e IU han apoyado decididamente la norma, que ha contado también con la aprobación de Ciudadanos, con algún matiz, pero que ha sido duramente criticada por el PP y el PAR, cuyos portavoces han considerado que es excluyente, extremista e involucionista.

La exposición de motivos de la norma considera imprescindible recordar y homenajear las vidas y las experiencias de aquellos que se esforzaron por conseguir y defender en Aragón el régimen democrático de la Segunda República Española, a quienes sufrieron las consecuencias de la Guerra Civil y a quienes padecieron castigo, persecución o muerte injustos a manos de la dictadura de Franco.

Y resalta, además, el carácter radicalmente injusto de todas las condenas, sanciones y cualquier forma de violencia personal producida por razones políticas, ideológicas, expresión o identidad de género o de etnia, o de creencia religiosa durante la Guerra Civil y el franquismo.

Medidas para la reparación

La ley crea un Censo de Memoria Democrática; dispone medidas para el reconocimiento y reparación de las víctimas; obliga al Gobierno aragonés a actuar para la exhumación de las víctimas de las fosas, cuyo mapa se actualizará, además de crear un depósito de ADN homologado.

También determina los lugares y rutas vinculados a la memoria democrática, y fija el compromiso del Gobierno de Aragón de impulsar la creación de un Centro de Investigación de la Memoria Democrática de Aragón.

Además, se declara el 3 de marzo como el Día de la Memoria Democrática de Aragón. Ese día de 1938, la aviación sublevada bombardeó indiscriminadamente la ciudad de Alcañiz, provocando cientos de víctimas mortales inocentes y el sufrimiento de familias enteras.

Criterios enfrentados

Frente al “orgullo” y la “emoción” que han confesado que sienten los portavoces de la izquierda, el diputado del PP Miguel Ángel Lafuente ha confesado que en su grupo hay “lástima y frustración” porque se trata de una ley de “memoria selectiva” y que aplica “exactamente los mismos principios que la dictadura aplicó”.

“Se pretende crear una propuesta ideológica que pase por encima de los acuerdos a los que llegaron nuestros padres” en la Transición, ha dicho, además de considerar que la Segunda República fue un “remanso de paz”, por lo que ha asegurado que en cuanto el PP disponga de las mayorías necesarias, modificará esta norma.

Desde el PSOE, Darío Villagrasa ha replicado que no se puede hablar de que en la Guerra Civil o en el franquismo hubo “partes” cuando lo que se dio es una “tremenda desigualdad” y ha censurado que el PP diga que se pretende “hurgar” en las heridas cuando el objetivo es acabar con el revisionismo y el ocultismo y transmitir la verdadera historia “como antídoto” contra el odio, el racismo y la xenofobia (en la imagen superior de cortesaragon.es, el portavoz socialista durante su intervención en el pleno).

En una línea parecida, el diputado de Podemos Alfonso Clavería ha insistido en que fue el golpe de 1936 el que conculcó la democracia y privó a los aragoneses de sus derechos, y le siguió una “guerra de exterminio y genocidio”, delitos que no pueden prescribir, ha dicho.

Por eso, ha defendido la necesidad de derogar la Ley de Amnistía de 1977, aprobada antes que la Constitución, porque perdonó delitos de lesa humanidad y amnistió a sus autores en nombre de las víctimas, y ha lamentado que el PSOE no haya aceptado la enmienda que así lo reclamaba.

Podemos, ha agregado, “no acepta” que el PP pretenda “blanquear la dictadura” y que promueva la idea de que había “dos bandos”.

Críticas del PAR y matizaciones de Cs

Desde el PAR, Berta Zapater ha asegurado que los grupos de la izquierda, y también Ciudadanos, no llegaron a la ponencia “con muchas ganas de hablar”, pero se ha desvinculado del PP porque, ha dicho, “el PAR nació hace cuarenta años, cuando ya no había dictadura”.

A su juicio, es necesario reconocer a las víctimas y localizarlas, “pero a todas”, no solo a unas, y “no puede ser que la historia se cuenta desde un solo punto de vista”.

Ramiro Domínguez (Cs) ha insistido en que su partido siempre ha condenado la tiranía franquista y ha reivindicado la memoria de todas las víctimas, porque la memoria democrática “no puede ser selectiva”.

Cs ha defendido que el reconocimiento de las víctimas no se realizara con la “barrera” del golpe de 1936, porque antes también hubo muchos aragoneses que lucharon por la democracia, y ha insistido en que también hubo “horribles crímenes” en las filas comunistas y socialistas.

Verdugos y víctimas

Para Gregorio Briz (CHA), ante este conflicto y la dictadura no se puede decir que los muertos son iguales, porque “los que pelearon en el bando nacional están reconocidos con letras doradas en las fachadas de las iglesias”, y por eso ha agregado que el “sesgo ideológico” lo tiene el PP.

Y Patricia Luquin (IU) ha considerado que España necesita avanzar en sanidad democrática cuando torturadores como Billy “el Niño” están “de fiesta” mientras Federico García Lorca continúa en una cuneta.

“No se puede hablar de equilibrio o equidistancia entre verdugos y víctimas, entre quienes instalaron la dictadura y quienes lucharon contra ella”, ha zanjado, antes de asegurar que la derecha alemana o francesa “no hubiera dudado” en aprobar una norma como esta.

CHA pide retirar subvenciones a edificios con simbología franquista

El portavoz de Chunta Aragonesista en el Ayuntamiento de Zaragoza, Carmelo Asensio, ha presentado una iniciativa junto a Enrique Gómez, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (ARMHA), para conseguir que “Zaragoza se convierta por fin en una ciudad libre de simbología franquista”. Entre las medidas que se reclaman destaca la retirada de subvenciones a todo edificio que mantenga símbolos fascistas.

Para ello, ha apostado por eliminar los nombres y símbolos de carácter franquista que quedan en la ciudad, impulsar el centro de interpretación de la Memoria Histórica de Aragón y sumarse a la querella por los crímenes del franquismo, informa desde CHA en una nota de prensa.

Asensio ha explicado que “aún queda por hacer, a pesar de lo mucho que se ha avanzado, especialmente en la legislatura 2003-2007″, cuando CHA estaba en el Gobierno municipal.

También ha recordado que ya han pasado tres años desde que el Pleno aprobó la moción presentada por CHA para sumarse a la querella por los crímenes del franquismo. “¿Qué ha hecho el Gobierno en este tiempo?”, se ha preguntado.

Entre los símbolos franquistas que aún quedan por eliminar, ha destacado el “Valle de los Caídos particular que tenemos en el cementerio de Torrero”, el monumento de la Plaza Santa Cruz o la simbología franquista en las placas de algunas calles de Ciudad Jardín.

“El Gobierno se comprometió a elaborar un censo que seguimos esperando”, ha lamentado.

Calles con nombres franquistas

Asensio ha insistido en que algunas calles de la capital aragonesa aún conservan su nombre franquista, como la de Agustina Simón, una enfermera requeté que se negaba a atender a los heridos republicanos; Gonzalo Calamita, rector de la universidad de Zaragoza y máximo responsable de la purga del profesorado, o la de Escrivá de Balaguer, que ha calificado como “un capricho” del alcalde Juan Alberto Belloch.

Capítulo aparte merecen el yugo y las flechas que permanecen en muchas viviendas construidas durante el franquismo (en la imagen superior, placa falangista en la fachada de un bloque de viviendas de protección oficial de Zaragoza).

Por eso, el portavoz nacionalista ha propuesto que se retire cualquier tipo de subvención o ayuda pública a los edificios particulares que mantengan símbolos fascistas.

Por su parte, Enrique Gómez ha apoyado estas iniciativas, y ha señalado que “la libertad hay que lucharla todos los días. No podemos permitir que se normalicen los símbolos franquistas”.

Abre la oficina que preparará la querella por crímenes franquistas

El Ayuntamiento de Zaragoza ha abierto hoy la Oficina de Atención a Víctimas del Franquismo, que busca recopilar testimonios y documentos que ayuden a construir un relato que apoye una futura querella por estos crímenes de lesa humanidad, al igual que han hecho otros municipios españoles.

Este espacio estará gestionado por voluntarios de las asociaciones memorialistas, presentes hoy en el acto de inauguración, atendido por miembros de la Asociación Libre de Abogadas y Abogados de Zaragoza y funcionará en horario de tardes hasta el 23 de diciembre.

Con este trabajo, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha confiado en que la capital aragonesa sea la quinta ciudad española que presente querella por crímenes contra la humanidad cometidos en su municipio, tras Vitoria, Pamplona y las localidades guipuzcoanas de Elgeta y Mondragón, aunque Durango y Barcelona lo han hecho por los bombardeos que sufrieron durante la Guerra Civil y más de cuarenta corporaciones locales se han comprometido a través de mociones a impulsar el enjuiciamiento de estos crímenes.

Red contra la Impunidad Franquista

Zaragoza forma parte de la Red de Ciudades contra la Impunidad Franquista y viene trabajando desde hace meses para impulsar esta nueva vía judicial junto a la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina Contra Crímenes del Franquismo (Ceaqua).

En su intervención, Santisteve ha lamentado que el actual régimen democrático hallara su anclaje “en el vacío”, en lugar de en el anterior régimen legítimo: el republicano.

Asimismo, ha subrayado que el franquismo menoscabó la vida de personas debido a su ideología, que fueron objeto de crímenes y de un “genocidio”, por lo que cree que estos crímenes “no prescriben nunca”, tal y como mantienen todas estas ciudades que preparan querellas.

Por tanto, la oficina servirá también para contribuir a crear un relato de reparación, que exige que hijos y nietos de personas “vilmente asesinadas” tengan derecho a conocer “qué pasó con ellos”.

Con ello, ha insistido, se va a poner a la ciudad “en el lugar que merece” (en la foto superior de zaragoza.es, el alcalde, acompañado de otros representantes municipales, interviene durante la inauguración de la oficina).

Cultura para recuperar la memoria

Por su parte, el consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, ha recordado que esta oficina nace fruto de una enmienda compartida entre ZeC y CHA en 2015, que salió adelante con el apoyo del PSOE y los votos en contra de los “grupos de la derecha”, en referencia a PP y Ciudadanos.

Funcionará a través de un convenio de 20.000 euros con la sociedad municipal Zaragoza Cultural, algo que ha defendido porque “si no recuperamos una cultura que recupere la memoria de los nuestros -ha dicho- no estamos haciendo una cultura de presente”.

Además de preparar el relato en apoyo a la querella, el Ayuntamiento pretende también crear un archivo audiovisual de testimonios y que queden registrados en un libro, ha agregado.

A partir de los testimonios y la documentación que vaya recogiendo y analizando la Oficina de Atención a las Víctimas del Franquismo, el primer paso será delimitar el periodo temporal y los crímenes que pueden formar parte de la futura querella.

Crímenes de lesa humanidad

En representación de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica en Aragón (Armha), Mercedes Sánchez ha agradecido al Consistorio que dé continuidad a la moción aprobada, que llevaba dos años paralizada, si bien ha pedido que se amplíe su duración más allá de diciembre, ya que hace falta recoger muchos testimonios y hay “poco tiempo”.

Sánchez ha recalcado que el propio relator de la ONU ha catalogado los crímenes del franquismo como crímenes de lesa humanidad y, por tanto, no prescriben.

“Dad palabra al dolor, pues el dolor que no se expresa acaba pudriendo el corazón”, ha expresado citando a William Shakespeare.

Por Ceaqua, Chato Galante ha lamentado que tuvieran que acudir a Argentina porque España les negaba el derecho a la justicia y a la reparación.

Ahora, ante este nuevo escenario de querellas, ha explicado que decidieron llevar la propuesta a los ayuntamientos, por ser las instituciones más próximas a los ciudadanos.

Atañe al presente

Del mismo modo, ha defendido que esta iniciativa no solo mira al pasado, sino que “atañe al presente”, dado que miles de personas permanecen en fosas comunes y todavía hay “torturadores” que siguen “paseándose por nuestras ciudades” y que han sido condecorados por la propia democracia y no solo por la dictadura.

Por último, se ha querido también recordar a los bebés robados, silenciados durante mucho más tiempo, ya que los casos no se han conocido hasta este siglo.

En este sentido, han mantenido que es importante recopilar información, más allá de que luego se resuelvan o no favorablemente las querellas en los tribunales, que han sido archivadas todas menos una.

Acto en memoria de las víctimas del franquismo

La vicealcaldesa del Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto, ha destacado la importancia de reparar y recuperar la memoria de las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo. Ha participado este mediodía en el homenaje a los asesinados y represaliados durante este periodo que se ha celebrado en el Memorial del Cementerio de Torrero (foto superior de Daniel Marcos).

El acto ha estado organizado por la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (ARMHA), los asistentes han colocado flores en el monumento y en la tapia donde se llevaron a cabo fusilamientos.

La vicealcaldesa ha destacado la importancia de reparar y recuperar la memoria de las víctimas. En este sentido, el Ayuntamiento de Zaragoza está trabajando, junto a diferentes entidades y colectivos, en un programa de investigación sobre asesinados y represaliados, en la recuperación de testimonios orales de esa etapa y en la eliminación de la vía pública de elementos o símbolos representativos de la causa franquista.

Así, recientemente se eliminaron los escudos con simbología franquista del puente de Santiago y se sustituyeron por otros constitucionales de España y Navarra. Además, Zaragoza abrirá próximamente una oficina de atención a las víctimas del franquismo.

Ésta servirá para recoger testimonios y documentar los hechos que permitan elaborar un informe que sirva como base para presentar en los tribunales una querella por crímenes contra la humanidad cometidos por la dictadura franquista en nuestra ciudad.

Emotivo homenaje a represaliados y presos franquistas para recuperar “la verdad”

Los represaliados y presos antifranquistas aragoneses han recibido este domingo 14 de enero un emocionante homenaje a través de poemas, música y sentidos discursos de agradecimiento. Uno de los auditorios del Museo Pablo Serrano se ha llenado hasta la bandera, en un acto con el que se pretendía que “la verdad” de la historia “no quede en el olvido”.

Este homenaje se engloba dentro de las jornadas “La imagen de la memoria”, organizadas por la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (Armha) y que han incluido proyecciones, representaciones, conciertos y charlas para tratar de acercar a la ciudadanía el pasado oculto por la dictadura.

El presidente de Armha, Enrique Gómez, ha explicado que “el silencio comenzó con un genocidio del que parecía que nunca nos íbamos a levantar, pero ha habido gente que se la ha jugado y ha luchado”. A estas personas se ha rendido un homenaje y se ha recordado que los derechos que consigiueron están “más en peligro que nunca” porque está habiendo un “cambio de paradigma”.

Por ello, Gómez cree que si la gente se olvida “de que hay que luchar por la libertad, acabaremos perdiendo muchos de los derechos de Sanidad o Educación, entre otros”.

Homenaje especial a las mujeres

Por su parte, Chato Galante, miembro de la Comuna de Presxs del Franquismo, ha explicado que el homenaje no es solo para los presos, sino también para las víctimas de bebés robados, torturados, encarcelados, esclavos, deportados, exiliados o que perdieron su trabajo. Además, se ha realizado un homenaje especial a las mujeres que “tuvieron que sacar adelante familias”, así como por el hecho de que nueve de cada diez personas que entraban en la cárcel eran mujeres.

En el acto se ha contado con la presencia de la consejera de Cultura, Mayte Pérez; de la vicealcaldes del Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa broto; del consejero de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés; del director de Turismo de Aragón, Jorge Marqueta, y del director general de Cultura y Patrimonio de Zaragoza, Nacho Escuín.

Durante la jornada, han participado asimismo artistas de la tierra como Ángel Guinda, Ángel Petisme y Joaquín Carbonell, que han contribuido con lecturas y música a este homenaje.

El primer homenaje en el Estado español a represaliados del franquismo se hará en Zaragoza

Zaragoza acoge el próximo 14 de enero el primer homenaje que se hace en el Estado español a los presos y represaliados de la dictadura franquista desde que se instauró la democracia hace 40 años como un acto reivindicativo y de recuerdo a todas las víctimas de esta ideología totalitaria.

El acto tendrá lugar a las 12:30 en el IAACC Pablo Serrano y forma parte de la primera edición de “La imagen de la Memoria”, una muestra basada en el poder de la palabra a través de varias artes como el cine y el teatro que busca reivindicar el sufrimiento oculto de las personas que sufrieron durante el franquismo.

“En Aragón se mató a mucha gente por sus ideas y no se puede consentir que la sociedad no conozca el terror y posterior olvido al que se ha condenado a todos ellos”, ha recalcado el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (Armha), Enrique Gómez, durante la presentación de las jornadas.

Falta la verdad, la justicia y la reparación

En su intervención, Gómez ha lamentado que con la llegada de la democracia “no se hiciera un examen detenido de lo que había pasado durante los años de la dictadura para mostrar primero la verdad y luego la justicia y reparación” (en la foto superior de Armha, un hombre de la localidad zaragozana de Arándiga deposita una flor en una fosa con restos de personas asesinadas durante la Guerra Civil).

Esta iniciativa se presenta como una reivindicación para que en España se de a conocer la historia que hay detrás de los años de dictadura franquista de la misma forma que otros países europeos presentan su pasado como reclamo turístico y cultural.

En este sentido, el director de Turismo de Aragón, Jorge Marqueta, ha reflexionado sobre por qué en España no se utiliza la historia como “un recurso para recordar a aquellas personas que lucharon por la democracia, pues los fascismos que azotaron a Europa en los años 30 también se vivieron en España”.

Cartel del ciclo

Siete espacios

Un total de siete espacios de Zaragoza (la Filmoteca, Teatro Arbolé, La Pantera Rossa, Teatro del Mercado, Teatro Principal, La Bóveda del Albergue e IAACC Pablo Serrano) se convertirán en una ventana para conocer “quiénes, qué, por qué y cuándo y recuperar la memoria de aquellos que fueron condenados, perseguidos, asesinados por creer en la democracia y organizarse para conseguir un mundo más democrático”, ha señalado el consejero de Cultura de Zaragoza, Fernando Rivarés.

Asimismo, el consejero ha denunciado que todavía hay nombres de la historia española “que deberían aparecer en los libros” y, a día de hoy “están sepultados”.

Las actividades de “La Imagen de la memoria” se inauguran este martes 9 de enero, a las 19:30 horas, con la representación de la obra “María, La Jabalina” en el Teatro Arbolé.

A partir del día 10, la Filmoteca acogerá ocho proyecciones vinculadas a la memoria histórica, entre ellas los documentales “Ladrones de vidas. Niños robados en la Comunidad Valenciana”, de Miguel Hernández, “Bones of Contention” de Andrea Weiss y “Aragón y los armarios concéntricos” de Pepe Paz y Marian Royo.

Para todos los públicos

El día 11, este espacio acogerá la conferencia “Imágenes de la revolución y contrarrevolución en la España del siglo XX (1931-1975)” impartida por el catedrático de Historia Julián Casanova.

Estas iniciativas culturales dirigidas a todos los públicos han sido organizadas por Armha con la colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza y Turismo de Aragón con el objetivo de recuperar el pasado de la historia de España.

Al respecto, Rivarés ha apuntado que si no se recupera la historia, “España sigue estando roto por la mitad”.

Zaragoza aspira a ser la primera gran ciudad del Estado libre de símbolos franquistas

Zaragoza aspira a convertirse a final de la presente legislatura (mayo de 2019) en la primera gran ciudad del Estado español libre de símbolos franquistas. El gobierno municipal de ZeC y el grupo municipal de CHA impulsan de forma conjunta un ambicioso plan de recuperación y reparación de la memoria histórica en la ciudad, que incluye desde programas de investigación hasta un ciclo de cine y teatro que tendrá lugar el próximo mes de enero.

El concejal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés (ZeC), y el portavoz del grupo de CHA, Carmelo Asensio, han presentado este jueves 14 de diciembre la iniciativa que pretende colocar a Zaragoza en vanguardia de lo que han denominado “verdad, justicia, memoria y reparación” con los protagonistas de un periodo histórico silenciado por la Guerra Civil y el franquismo posterior, para lo que se va a destinar un presupuesto de 40.000 euros, procedente de enmiendas presupuestarias impulsadas por CHA, además de la utilización de locales y dotaciones municipales.

Asensio ha destacado que el Ayuntamiento de Zaragoza ya trabaja en este terreno desde hace 21 años. “Nuestra primera propuesta la presentamos ya en 1996. Ahora, ZeC ha asumido como propio el programa de recuperación de la memoria histórica”, ha señalado el concejal aragonesista, quien ha destacado la “gran labor” desarrollada por asociaciones como Armha (Asociación de la Recuperación de la Memoria Histórica en Aragón), dos de cuyos representantes han participado en la presentación de los programas impulsados desde el Ayuntamiento.

Investigación

De hecho, todos los programas de investigación se van a desarrollar en colaboración con la asociación citada, con la Fundación Bernardo Aladrén, dedicada el mismo fin, y con la Universidad de Zaragoza.

La entidad docente va realizar un trabajo de investigación sobre la represión a representantes municipales y trabajadores municipales para completar un repertorio biográfico, que se complementará con la identificación de las calles de la ciudad que todavía conservan nombres vinculados a la sublevación militar de 1936, la Guerra Civil o la dictadura para eliminarlos del callejero.

A este respecto, Carmelo Asensio ha lamentado que “después de 40 años de democracia todavía perduren en nuestras calles nombres y símbolos de la dictadura”.

Junto con la Fundación Aladrén se va localizar, seleccionar y digitalizar testimonios orales grabados sobre este periodo histórico para ponerlo a disposición de investigadores e historiadores.

Con esta misma fundación se va a recuperar la memoria de los barrios de la ciudad mediante el proyecto “Tus recuerdos hacen historia”, que prevé realizar entrevistas a personas que puedan aportar datos sobre la historia sindical, de partidos políticos o movimientos culturales y sociales de esa etapa.

Junto a las labores de investigación, el programa contempla una línea de difusión, puesta en valor y reparación, donde jugará un importante papel la puesta en marcha de una web con información sobre víctimas de la represión, en la que se podrá volcar la documentación recopilada por diferentes organizaciones memorialistas.

Ruta memorialista y ciclo de cine y teatro

Dentro de esta misma línea se va a poner en marcha un original proyecto denominado “Los espacios de la memoria” para identificar y sistematizar en el plano de la ciudad los lugares donde vivieron, se reunieron, lucharon o fueron asesinados intelectuales, líderes sindicales o políticos, activistas, además de las sedes de partidos políticos u organizaciones sindicales.

Esas identificaciones en el plano se trasladaran luego a las calles para diseñar una ‘ruta memorialista’ en la que estarán mencionados con placas y signos los lugares simbólicos de la ruta, ha explicado Rivarés.

El concejal ha mencionado también en relación con las actuaciones memorialistas en las calles de Zaragoza, la eliminación de símbolos franquistas, como la que se está llevando a cabo en el puente de Santiago, y ha desatacado que en breve se realizarán actuaciones similares con placas y otro símbolos presentes en el torreón de la Zuda, en el puente de Piedra o en la calle Espoz y Mina, entre otros lugares.

En cuanto a la difusión de la memoria histórica, va a tener su primera actuación con la I Edición de la Imagen de la Memoria, un ciclo de cine y teatro impulsado en colaboración con Armha y el Gobierno de Aragón.

Se trata de un programa de actuaciones de teatro, proyecciones, presentaciones de libros y charlas que se desarrollará del 9 al 14 de enero en el Teatro del Mercado, en el Teatro Arbolé, Fimoteca, Bóveda del Albergue y el IAACC Pablo Serrano, dentro del cual se incluye un homenaje a presos y presas del franquismo. En las actividades participarán profesionales de diferentes disciplinas como Carlos Guerrero, Julián Casanova, Fernando Yarza, Mireia Ruiz, Luis Pla, Antonio Lachos o Juan Carlos Ferré.