gobernar

PP y C’s se muestran dispuestos a pactar con la ultraderecha para gobernar en la ciudad

Los grupos municipales del Partido Popular y de Ciudadanos han dejado la puerta abierta a futuros acuerdos con los ultraderechistas de Vox para hacerse con el control del gobierno municipal de Zaragoza. El PP lo ha hecho de forma explícita y hasta entusiasta, oponiéndose a una moción de CHA que proponía el compromiso de todos los grupos municipales de “rechazar acuerdos futuros con partidos políticos de ultraderecha que niegan los derechos humanos y quiebran los principios constitucionales de convivencia”, mientras C’s se ha abstenido y por tanto no ha rechazado posibles acuerdos con los neofascistas, algo que sí han descartado la propia CHA, ZeC y PSOE.

La propuesta de CHA de establecer un ‘cordón sanitario’ en la política local zaragozana y aislar a la ultraderecha ha caído en saco roto, al desmarcarse los grupos derechistas en el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza celebrado este viernes 1 de febrero (en la foto superior, concejales de C’s, izda, y PP, en el salón de plenos).

La medida “preventiva” propuesta por los aragonesistas ha sido rechazada de forma airada por el portavoz del PP, Jorge Azcón: “¿me van a decir a mí si puedo hablar y pactar con mi ex compañero Julio Calvo?”, ex concejal del PP y ahora dirigente local de Vox, que ha intervenido en el Pleno.

Azcón ha saludado de forma efusiva al representante ultraderechista y ha asegurado que tras las elecciones de mayo “llega un cambio imparable”, dando por hecho que ese revolcón a lo que ha denominado como “un régimen que se acaba” llegará gracias a la colaboración de los neofascistas. De hecho, ha animado a C’s a “quitarse el miedo” y a reconocer abiertamente, como ha hecho su portavoz en Madrid, Begoña Villacís, la posibilidad de pactar con Vox para lograr la alcaldía.

Ciudadanos se desmarca

La repetición en Zaragoza de lo que el portavoz de CHA, Carmelo Asensio, ha denominado como “el pacto de la vergüenza” en Andalucía parece que será un hecho si la suma de los apoyos cosechados por las fuerzas de la derecha les permite hacerse con el gobierno local.

La negativa de C’s a suscribir la propuesta de los aragonesistas así parece indicarlo, por mucho que la portavoz Sara Fernández se haya esforzado en echar balones fuera.

Fernández se ha limitado a señalar que su grupo pretende llegar a acuerdos “con partidos constitucionalistas, no con los populistas”, pero ella y sus compañeros de grupo han evitado comprometerse con la moción de CHA, pese a que ha subrayado que en Andalucía “sólo hemos pactado con el PP” y que todos sus acuerdos los suscriben mediante documentos firmados.

Defensa de la democracia

Frente a la sentencia del conservador Azcón de que la propuesta de CHA “se llama miedo” al cambio que se avecina, el aragonesista Asensio ha insistido en que la propuesta era un compromiso de “defensa de los valores democráticos y los principios constitucionales” que denostan los ultraderechistas, lo mismo que se está haciendo en países europeos como Alemania o Suecia, donde fuerzas democráticas de diverso signo ideológico han pactado para aislar a los neofascistas.

Asensio ha lamentado que PP y C’s hayan “perdido la oportunidad” de desmarcarse de Vox y les ha acusado de estar dispuestos a “vender los principios de la democracia por un sillón”, como ya han hecho en Andalucía.

En esas mismas línea, el portavoz del PSOE, Carlos Pérez Anadón, ha advertido a PP y C’s de que si pactaban con la ultraderecha “estarán haciendo suyo el populismo, el machismo, la postura contra una España plural o el antieuropeísmo que defiende Vox”. Y ha sentenciado en tono dramático: “van a desenterrar el franquismo desde la democracia, justo lo contrario de lo que hizo Adolfo Suárez, que facilitó la llegada de la democracia desde el franquismo”.

“Hidra de tres cabezas”

El tono del concejal de Zaragoza en Común Alberto Cubero ha sido mucho más duro contra las fuerzas de derecha, a las que ha acusado de constituir “una hidra de tres cabezas”, en referencia a PP, C’s y Vox, “que en el fondo son lo mismo”.

A ese respecto ha asegurado que PP y C’s “ya eran homófobos, xenófobos o ultranacionalistas. La diferencia es que Vox lo dice abiertamente y ellos lo reconocen sólo en la intimidad”.

Cubero ha asegurado que las tres fuerzas derechistas “van a pactar” porque “no tienen ningún escrúpulo” y ha señalado que “eso significa que votar a PP o a C’s significa alentar posturas “racistas y machistas”.