gobierno

CHA ultima un acuerdo con el PSOE para investir a Lambán

El presidente de Chunta Aragonesista (CHA), José Luis Soro, está ultimando un acuerdo de 50 puntos con el PSOE para investir a Javier Lambán como presidente del Gobierno de Aragón, inspirado en el pacto de 2015 y teniendo en cuenta “la experiencia” de la legislatura pasada. Después hablarán “del papel de cada partido” en el nuevo Ejecutivo.

“El acuerdo de investidura está prácticamente cerrado”, ha declarado Soro, quien ha confiado en dar el visto bueno definitivo “de forma inminente” para que después lo ratifique el Comité Nazional de Chunta. “No es un cheque en blanco, no es regalar el Gobierno a nadie”, ha subrayado.

También ha dicho que este acuerdo “no es una enmienda con algo accesorio al documento de PSOE y PAR” porque Chunta no parte “de cero”, es decir, que “no hemos mirado el acuerdo con el PAR” para redactar el de CHA y PSOE, que es “un acuerdo pragmático” para “formar parte de ese Gobierno”. Ha comentado que “este primer paso está siendo muy largo, muy tedioso, y se trata de que lo resolvamos cuanto antes”.

Investidura primero

Ahora “toca hablar de investidura y designar a un presidente para conformar un Gobierno, acordar las prioridades” y “hacerlo desde Aragón, sin jefes de Madrid decidiendo el futuro de los aragoneses” y, posteriormente, “tocará hablar del Gobierno” porque “para CHA lo importante no es hablar de sillones, sino de proyecto político”.

CHA ha hablado con el PSOE “de un proyecto político que cierre la puerta a la derecha y la ultraderecha” y posibilite el desarrollo de las “políticas aragonesistas y de progreso” ya que “la opción de CHA es seguir formando parte de ese Gobierno”, ha continuado Soro, quien ha manifestado que “una parte importante de la ciudadanía quiere que Chunta siga aportando su impronta”, aunque “no imponemos la presencia en el Gobierno como condición para la investidura”.

Así lo ha indicado a los medios de comunicación tras entrevistarse con el presidente de las Cortes autonómicas, Javier Sada, en la ronda de consultas para proponer a un candidato a la presidencia. Sada se reunió brevemente este miércoles por la tarde con IU, PAR, Vox y CHA (imagen superior).

José Luis Soro ha afirmado que “solo hay una opción posible” para evitar que gobierne la derecha o se celebren nuevas elecciones, que es el acuerdo de la izquierda con el PAR, que son “cinco partidos muy diferentes”, por lo que un pacto exigirá “grandes dosis de responsabilidad, altura de miras, que todos los actores pensemos en la ciudadanía por encima de tácticas e intereses partidistas”, en alusión a Podemos.

Obligación de entenderse

“Tenemos la obligación de entendernos, de colaborar cada uno en su papel” porque “la gente no entendería que fuéramos a nuevas elecciones y tenemos una gran oportunidad que no podemos desaprovechar”.

Ha advertido de que “no se puede tensionar hasta el punto de que se rompa la cuerda”, sino que “es el momento de ser maduros y responsables”. “No se trata de repartir una tarta, sino de que haya un presidente y un Gobierno”, ha agregado.

El presidente de CHA ha observado que si cierran el acuerdo con el PSOE “seguiría siendo insuficiente” para investir a Lambán, de manera que si el PSOE cuenta con el PAR, IU y CHA sumará 31 diputados, los mismos que PP, Cs y Vox, y la posibilidad de que se conforme un Gobierno de derechas “será de quien no se sume” al acuerdo de la izquierda, en clara alusión a Podemos.

El PAR reitera que no se ve compartiendo gobierno con Podemos

El presidente del Partido Aragonés (PAR), Arturo Aliaga, ha insistido este miércoles en que “no podemos destrozar un acuerdo respaldado por 27 diputados y las Ejecutivas de dos partidos”, en alusión a las “bases programáticas” recogidas en las 75 medidas del acuerdo firmado el pasado mes de junio por Javier Lambán (PSOE) y el propio Aliaga. “El camino está clarito”, ha afirmado. Además, Aliaga ha reiterado que no se ve compartiendo gobierno con Podemos.

Tras entrevistarse con el presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada, dentro de la ronda de consultas para proponer un candidato a la presidencia de la Comunidad Autónoma, Arturo Aliaga ha dejado claro que “el candidato adecuado es el del PSOE”, Javier Lambán, “quien ganó las elecciones en Aragón”, de forma que el PAR apoyará su investidura, “como no puede ser de otra manera”.

Aliaga ha resaltado que tanto la Comisión Permanente, en tres ocasiones, como la Ejecutiva del PAR han respaldado la posición favorable a la investidura de Lambán (en la imagen superior, Aliaga (izda) en su entrevista de este miércoles con el presidente de las Cortes, Javier Sada).

Satisfecho del apoyo al PSOE

El dirigente del PAR está “plenamente satisfecho” de la decisión de apoyar a Lambán y “el tiempo valorará si se ha acertado o no”, ha dicho, apelando al “sentido común” y “la sintonía con el futuro de España” porque “nos jugamos avanzar, crear más empleo, las infraestructuras”. Por este motivo, “no va a ser el PAR el que apriete el botón para echar al más votado”.

Ha puntualizado que “no hemos firmado un acuerdo programático completo”, sino que “hemos desarrollado unas bases programáticas y habrá que negociar el programa de Gobierno”, ha continuado, añadiendo que “si algún grupo que tiene que apoyar esa investidura decide incorporar alguna matización, sin tocar ninguno de los ejes básicos que respaldan el pacto, se tendrá que desarrollar en el programa de Gobierno, estaríamos dispuestos a sentarnos”.

Siempre con el objetivo de conformar “un Gobierno moderado y centrado”, Aliaga ha recalcado que el acuerdo firmado con el PSOE “no es un documento cerrado”, de forma que si algún otro partido quiere introducir alguna cuestión “se estudia y, en su caso, se incluye total o parcialmente”.

“Cuando uno se presenta de candidato necesita 34 o más y la capacidad para conseguir ser investido la tiene el candidato a la presidencia, se tendrá que producir la confluencia para que resulte investido” Lambán.

Rechazo a Podemos

Sobre la participación de Podemos en el Gobierno, Arturo Aliaga ha dicho que no se ve en un Ejecutivo “ni con un extremo ni con el otro”, indicando que el PAR ha alcanzado en el territorio acuerdos “de moderación y estabilidad”, por ejemplo en la Diputación de Teruel, por lo que ahora “no cabría desandar ese camino y hacer cosas raras”.

Al presidente del PAR no le parece lógico que se incorporen al Ejecutivo “tanto los que están en contra del Estatuto por recentralizar ni los que están en contra de las obras del Pacto del Agua y no quieren la interconexión –eléctrica– con Francia”. Ha advertido de que no puede estar “en un sitio donde no se cumplan los principios básicos del PAR”.

“Antes de cabras, corral”, ha aseverado Aliaga al valorar si admitiría que Podemos estuviera en los segundos niveles del Gobierno, manifestando que el camino “está clarito”, plasmado en el acuerdo con el PSOE, y “quien pueda entrar en ese carril sin quebrar ninguna cuestión puede entrar y el que no pueda, no podrá entrar”.

Ha mencionado a los “sabihondos”, la “gente de Madrid” y quien “viene a dar lecciones”, asegurando que “en Aragón no necesitamos que nos vengan a dar lecciones” para “dedicarnos a lo nuestro”.

Aliaga ha rehusado valorar si es conveniente que Chunta Aragonesista se incorpore al Ejecutivo, subrayando que “no hemos entrado ni en composiciones de Gobierno ni en nada”, salvando que “hay que ir por el carril del camino trazado, no se puede ir uno por la cuneta ni a un lado ni a otro”.

Vox da por roto el pacto municipal con el PP y se pasa a la oposición

El presidente de Vox en Zaragoza, Santiago Morón, ha dado por roto el acuerdo firmado con el PP en aquellos ayuntamientos donde entiende que no se ha cumplido, como el de Zaragoza, y ha asegurado que en la capital aragonesa pasarán a hacer una “oposición constructiva”.

El pasado martes, Vox hizo público en el Congreso de los Diputados el acuerdo alcanzado con el PP y Cs para la conformación de los ayuntamientos, en el que se hablaba de ceder “concejalías de gobierno” en aquellos donde la suma de los tres partidos alcanzaran mayoría.

Morón cree que este acuerdo no se ha materializado en el Ayuntamiento de Zaragoza y que Vox se ha quedado fuera del Gobierno municipal, por lo que considera rotas esas negociaciones, aunque esta situación, ha aclarado, no es irreversible.

Si el gobierno municipal reconsidera su postura, el grupo municipal de Vox hará lo mismo, pero si esto no ocurre harán una oposición “constructiva” y apoyarán sólo las iniciativas que están en línea con su programa electoral, lo que podría influir, ha dicho, en la aprobación de los presupuestos municipales.

“No vamos a apoyar los presupuestos u otras iniciativas si no somos partícipes y conocedores de esas medidas”, ha asegurado en declaraciones a los medios de comunicación en las Cortes de Aragón, donde es presidente de su grupo parlamentario.

Sin contestación del alcalde

Morón ha afeado al alcalde popular, Jorge Azcón, que no haya contestado a un escrito en el que reclamaban una presencia en el equipo de Gobierno para “dar voz” a sus votantes. “De momento, no hemos recibido contestación”, ha lamentado Morón, quien ha insistido en que ellos están “abiertos” a negociar y “disponibles” para alcanzar cualquier tipo de acuerdo.

Ha recalcado, además, que ellos no han pedido ninguna concejalía o área de gobierno concreta dentro del Ayuntamiento, tan sólo tener una representación proporcional a su peso dentro del consistorio, donde tienen dos concejales. Estos dos ediles de Vox son necesarios para que PP (8) y Ciudadanos (6) alcancen una mayoría absoluta.

Morón ha recordado que hasta el 5 de julio todavía hay tiempo para conformar los equipos de Gobierno en los distintos ayuntamientos, pero ha reconocido que en Zaragoza se están designando a las personas encargadas. “Nadie nos ha dicho nada, así que entendemos que no cuentan con nosotros”, ha subrayado.

Por otro lado, Morón ha criticado el número de concejalías del Gobierno municipal de Jorge Azcón para indicar que este aumento no ayuda a mejorar la situación de las arcas municipales, más bien “engordan” la deuda del Ayuntamiento.

Y entiende que el PP lo ha hecho así para “contentar” a su socio del Gobierno, Ciudadanos, y para que, en resumen, “haya sillones para todos” (en la foto superior de cortesaragon.es, Santiago Morón jurando su cargo como diputado en las Cortes).

Podemos teme lo peor

Por su parte, el Portavoz del grupo municipal Podemos-Equo en el Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha vaticinado que tras el anuncio de Vox de que rompe el pacto con el PP que firmó para el Consistorio zaragozano, se producirán “grandes cesiones” hacia el partido de ultraderecha.

Rivarés apunta en una nota de prensa que el hecho de que en sólo diez días se rompa la mayoría que invistió al conservador Jorge Azcón como alcalde se debe a que al acuerdo se alcanzó “en unas negociaciones oscuras y realizadas en Madrid, donde han prevalecido más los intereses de los partidos firmantes que los de los zaragozanos y zaragozanas”.

Señala también que “la falta de palabra de PP y Cs para cumplir sus acuerdos, que eran secretos hasta ayer mismo”, aboca a una situación de inestabilidad “que sólo se resolverá con grandes cesiones a Vox después de la trampa que les tendió el PP”.

Así, a su juicio, se demuestra que el Gobierno de Zaragoza “sigue sustentado en Vox”, ya que “Azcón depende más que nunca de ellos”.

Por su parte, ha insistido en el compromiso de Podemos-Equo de “hacer todo lo posible para que esas cesiones no sean a costa de los derechos humanos, de los derechos sociales y de los derechos de la mayoría de vecinos y vecinas”.

CHA iniciará negociaciones para apoyar la investidura de Lambán y aspira a formar parte del Gobierno

CHA ha manifestado públicamente que quiere apoyar la investidura del candidato socialista Javier Lambán y seguir formando parte del Gobierno de Aragón sin que esto suponga dar un “cheque en blanco” al PSOE en las negociaciones que comenzarán la próxima semana y a la que acuden “sin líneas rojas”.

La formación aragonesista ha celebrado este sábado su Comité Nacional en el centro cívico Casablanca de Zaragoza (imagen superior de Aragón Digital) y allí han decidido por unanimidad iniciar las negociaciones con la izquierda y el PAR después de unas semanas en las que sólo ha habido conversaciones informales a la espera de que se dieran las circunstancias adecuadas.

Después de la elección de la mesa de las Cortes el pasado jueves, de mayoría progresista, y de la decisión del PSOE de descartar la presencia de Cs en el futuro Gobierno hecha pública el viernes, el presidente de CHA, José Luis Soro, considera que es el momento de iniciar esas negociaciones.

Para acercar posturas utilizarán como “borrador” el acuerdo programático firmado por el PSOE y el PAR, que ha evitado que fructificara un Gobierno de derecha PP-Cs, ya que para alcanzar la mayoría necesitaba los votos de la formación aragonesista que preside Arturo Aliaga y de Vox.

Punto de partida

El presidente de CHA, en declaraciones a los medios de comunicación, ha apuntado que su formación no podría suscribir ese acuerdo tal y como está redactado ahora, ya que, a su juicio, faltan muchas cuestiones, si bien ha señalado que es un buen “punto de partida” para alcanzar un acuerdo programático.

Pero, además de eso, se ha mostrado partidario de continuar dando más pasos, y dejando a un lado la ambigüedad ha afirmado “claramente” que la opción de CHA es apoyar la investidura de Javier Lambán y formar parte del próximo Gobierno de Aragón.

“Nos sentimos plenamente legitimados para hacer este planteamiento; entendemos que los casi 42.000 aragoneses y aragonesas que nos votaron en las autonómicas, nos votaron para que siguiéramos en el Gobierno”, ha enfatizado.

Es más, Soro ha atribuido el crecimiento del 37 % de los votos en los comicios del 26 de mayo a la valoración positiva de la acción de Gobierno por parte de la ciudadanía.

“Decimos claramente que nuestra opción sería seguir formando parte del Gobierno de Aragón”, ha subrayado.

Puntos de fricción

No obstante, ha insistido en que esta voluntad de CHA de apoyar la investidura y de entrar a formar parte del Gobierno no es un “cheque en blanco” y que, en cualquier caso, esa decisión dependerá del Comité Nacional, el máximo órgano entre asambleas que volverán a convocar una vez finalizadas las negociaciones.

Éstas comenzarán con el PSOE la próxima semana con reuniones “discretas”, en las que se hablará de cuestiones programáticas conscientes de que existen “discrepancias” y puntos que generan “fricciones” como la política impositiva o la unión de las estaciones de esquí.

“Pero hay voluntad por parte del PSOE para encontrar puntos de encuentros”, ha dicho Soro, quien ha apuntado que, llegado el momento, también se podría “pactar la discrepancia” dejando claro las cuestiones imposibles de pactar, sobre todo aquellas que no dependan directamente del Gobierno de Aragón.

“Pero no vamos a ir con líneas rojas a la negociación”, sino con “buena fe”, ha recalcado.

Por último, a la pregunta de si cree que el PAR vería con buenos ojos que CHA entrara en el Gobierno, ha aseverado: “No he oído que nadie vete a CHA, pero es algo que no hemos hablado”.

Azcón confirma que la concesión de áreas de gobierno municipal a Vox se hará “más adelante”

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón (PP), ha señalado este martes 18 de junio sobre la posible entrada de Vox en algún área de gobierno municipal, aparte de presidir Juntas de Distrito, que “será más adelante”. Respecto al reparto de áreas de Gobierno entre el PP y Ciudadanos (Cs) “no va a tardar demasiado”, ha indicado el mandatario conservador, y ha avanzado que “está a punto y casi cerrándose, que no es estar cerrado”.

En principio, todo parece indicar que Hacienda, Servicios Públicos, Movilidad y Acción Social serán competencia del PP, así como Policía Local, que dependerá directamente del Alcaldía.

Ciudadanos se haría cargo, al parecer, de Turismo, Cultura, Participación ciudadana y Empleo, además de un área específica dedicada a promoción empresarial y atracción de inversiones a la ciudad.

Por lo que respecta a la macro área de Urbanismo, el propio alcalde Azcón ha adelantado que su intención es dividirla y desgajar las competencias de licencias, infraestructuras o limpieza pública, que ahora caen bajo el paraguas de Urbanismo, y, casi con toda seguridad, repartirlas entre los dos socios de gobierno.

Flecos pendientes

En todo caso, Azcón ha insistido en que “es mejor que lo contemos globalmente y dar la foto completa y no desmenuzarlo porque es un gobierno que tiene vocación de ser global y de resolver problemas globales”, para incidir en que su definición “no va a tardar demasiado”.

Al parecer, la distribución de responsabilidades todavía es tema de discusión entre PP y Cs porque el alcalde ha reconocido que “quedan pequeños flecos, no grandes cuestiones y vamos a intentar hacer bien las cosas desde el principio porque si corremos podemos caernos”, ha opinado.

Respecto a la asignación de responsabilidades a Vox “más adelante”, confirmando con ello lo dicho por el portavoz ultraderechista, Julio Calvo, el mismo día de la constitución del nuevo Concejo zaragozano, quien indicó que esta misma semana iniciarían la negociación para la asignación de parecelas de poder a su grupo municipal.

Resta importancia a las concesiones a Vox

Respecto a las concesiones de gobierno a Vox, Azcón sostiene que es un debate que “a los zaragozanos les importa menos. Lo que les importa es cómo solucionamos sus problemas del día a día y que el Ayuntamiento no se convierta en algo que genere problemas en lugar de solucionarlos”.

Azcón ha precisado que en las reuniones de la Junta de Portavoces “no solo se deciden las presidencias de las Juntas de Distrito, sino la presencia de los grupos de la oposición en los consejos de administración propios del Ayuntamiento de Zaragoza y en los que participa el Ayuntamiento”.

Asimismo, el personal y las asignaciones de los grupos se decidirá en los próximos días, ha señalado, para detallar que en la actualidad “se trabaja en espacios que es lo más inmediato y las áreas se decidirán en los próximos días”.

En rueda de prensa, Azcón ha insistido en que “lo más importante es que veamos el bosque completo y que seamos conscientes de que en Zaragoza ha habido un cambio y no fijarnos tanto en detalles, sino que es más importante que nos fijemos en programas y en las soluciones reales a los zaragozanos que en cuestiones que tengan que ver estrictamente con lo que pueda ser un reparto de poder. Creo que a los ciudadanos no les importa tanto si un concejal de un partido u otro ocupa un despacho u otro, sino lo que este gobierno quiere hacer”, ha glosado.

Una ultraderecha prepotente llega al Ayuntamiento con PP y Cs segura de que controlará el gobierno

Se consumó el salto atrás de Zaragoza hacia escenarios políticos que parecían ya superados. El candidato del PP, Jorge Azcón, es el nuevo alcalde de Zaragoza gracias a los votos de Cs y de Vox. Con el peor resultado electoral obtenido desde 1995, los populares se hacen por fin con el gobierno de la ciudad, que Azcón insiste en calificar de centro-derecha, pero que estará marcado y condicionado por la presencia de los ultraderechistas en el gobierno municipal. De hecho, el portavoz de Vox, Julio Calvo, ha asegurado en tono prepotente que sus dos concejales van a ser “determinantes” en la acción municipal.

Tras tomar posesión como nuevo regidor municipal, Azcón ha subrayado en su discurso inaugural que quiere “dejar atrás la confrontación que ha protagonizado la pasada legislatura”. Una confrontación que de manera destacada protagonizó su propio grupo municipal del PP, como se han encargado de subrayar el ahora concejal de ZeC, Pedro Santisteve, y el portavoz de Podemos, Fernando Rivarés.

La sesión inaugural de la nueva Corporación zaragozana de ultraderecha se ha iniciado con presencia destacada de Vox en la sesión, puesto que su concejal portavoz, Julio Calvo (el más mayor), ha presidido la mesa de edad que ha dirigido inicialmente el acto, junto con la edil de Cs (la más joven) Cristina García.

Tras prometer (García) o jurar (Calvo, con el añadido de “por España”) sus cargos como concejales, han ido desfilando todos los integrantes de la nueva Corporación para comprometerse en el ejercicio adecuado de su cargo, siguiendo un protocolo en el que ha quedado marcada la diferencia entre los bloques de izquierda y derecha en cuanto a las fórmulas utilizadas.

Mientras la abrumadora mayoría de concejales de PP, Cs y Vox juraban su cargo, los de PSOE prometían y los de ZeC y Podemos utilizaban alternativas para comprometerse “por los derechos sociales” y evitando mencionar al rey (Santisteve); para “traballar a comunal por o bien de la chen”, en aragonés y con mirada desafiante al ultra Calvo (Rivarés); “resistir es vencer” (Luisa Broto); “sin renunciar a mis principios republicanos y por imperativo legal” (Cubero); “por los derechos y libertades de la ciudadanía de Zaragoza” (Amparo Bella).

Votación

De inmediato se ha llevado a cabo la votación secreta para elección de alcalde, en medio de cierta tensión y con el rostro crispado de Azcón, que no ha respirado cómodo hasta que ha finalizado el recuento. Quizá estaba escamado por la sorpresa que se llevó el día anterior con el desmarque inicial de Vox ante el pacto PP-Cs y no se fiaba del todo de sus amigos neofascistas.

Finalmente, no ha habido sorpresas y tras la proclamación de Azcón como alcalde, éste se ha fundido en un entrañable y significativo abrazo con el ultraderechista Julio Calvo. Se iniciaba una nueva era en el Ayuntamiento de Zaragoza (en la imagen superior de Ayuntamiento de Zaragoza, el ultraderechista Calvo (izda) impone la banda de concejal a Azcón).

Un nuevo periodo que según el alcalde Azcón ha sido solicitado por los vecinos de Zaragoza, pese a que ninguno de los tres partidos que integra la coalición de gobierno (PP, Cs y Vox) ha ganado las elecciones.

Precisamente la portavoz del PSOE, el principal grupo de la oposición, ha hablado de pacto “vergonzoso y vergonzante” que “ha retorcido la voluntad de la ciudadanía”, en alusión a que su formación fue la más votada el 26 de mayo.

El protagonismo de la ultraderecha

Tanto Alegría como los demás representantes de los grupos de oposición de izquierda han coincidido en lamentar que en Zaragoza se reproduce la foto de Colón, con el gran protagonismo de la ultraderecha, “que no se merecen los zaragozanos”, ha sentenciado la edil socialista.

Los grupos de izquierda han subrayado el “caos” que ha precedido la conformación del pacto de la derecha. Alegría ha asegurado que eso era el antecedente de la “inestabilidad” que va a presidir el ejercicio de gobierno en Zaragoza por la presencia de Vox, “cuyos votos decidirán el designio de Zaragoza este mandato”.

En esa apreciación ha coincidido plenamente con el portavoz de la formación ultraderechista, Julio Calvo, quien ha asegurado con desparpajo que los dos votos de su grupo van a ser “imprescindibles para cualquier toma de decisión del gobierno municipal. Vamos a ser determinantes”.

Calvo ha ido todavía más allá y ha asegurado que el programa de gobierno que se va aplicar esta legislatura va a ser el de Vox “por sentido común” de las propuestas que plantea y por las coincidencias con los de sus socios de PP y Cs.

A ese respecto ha concretado que se deberán tomar medidas para reducir el endeudamiento de la institución municipal, así como la reforma del Plan General de Ordenación Urbana para evitar sentencias como la de Torre Village.

Negociación

El representante de Vox, partido que esta misma mañana ha pregonado que entraba en el gobierno municipal de Zaragoza, ha reconocido que todavía no se había concretado esa presencia y que “en los próximos días” negociarán con PP y Cs para determinar su incorporación a órganos municipales, sin precisar si van a asumir alguna concejalía.

A ese respecto, la vicealcaldesa de Cs, Sara Fernández, ha asegurado que en junta de gobierno estarán sólo PP y Cs, mientras reiteraba que su partido no ha negociado con Vox, pese a las evidencias de un gobierno tripartito.

Una realidad que a Calvo (Vox) no le preocupa en exceso, “porque lo importante es que se cumpla nuestro programa”.

Para ello, los ultraderechistas cuentan con normalizar el diálogo y las relaciones con Cs, pese a las salvedades expresadas por Fernández, quien ha insistido en que “Ciudadanos no ha pactado con Vox” y que a partir de esa premisa “bienvenidos los votos que lleguen desde cualquier concejal”.

Críticas a Cs

La actitud de Cs y en especial de su candidata ha sido objeto de dura crítica por parte de la socialista Alegría, que ha lamentado que “el partido que venía a regenerar esté ahora bajo la sombra de la ultraderecha y le haya abierto las puertas de las instituciones”.

Ante la nueva situación municipal, el ex alcalde Santisteve (ZeC) ha expresado su “perplejidad” por el hecho de que el grupo que “más ha crispado la vida municipal, quiera dar ahora la imagen de centrismo y moderación yendo de la mano con Vox”.

Santisteve se ha comprometido a realizar una oposición conjunta con Podemos y también con PSOE, mientras el portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, ha hablado de ejercer una oposición “dura, clara y constructiva”, alejada del estilo “bronco y malévolo ejercido por algún grupo municipal ahora en el gobierno”.

Rivarés ha alertado de que “ayer por la tarde”, en referencia a las negociaciones de gobierno desarrolladas por los integrantes del tripartito de derechas, “ya se empezaron a pergeñar algunas operaciones especulativas en la ciudad de las que quizá podamos dar cuenta en los próximos días”.

Azcón lee su discurso como alcalde, bajo la atenta mirada de los grupos de la derecha que le apoyan. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza

Superar los enfrentamientos

Frente a las sospechas y las críticas de la oposición, el nuevo alcalde, Jorge Azcón, se ha comprometido en su discurso inaugural a “superar los enfrentamientos que han marcado la relación de los últimos años”, en el seno del propio Ayuntamiento y entre la Corporación y el Gobierno de Aragón.

Azcón ha retomado algunos mensajes propios de los programas de otros partidos como “colocar a las personas en el centro de nuestra acción política” (ZeC) y ha subrayado su compromiso con las políticas sociales, bandera también de los grupos de izquierda.

El nuevo alcalde del gobierno ultraderechista ha prometido planes específicos para mejorar el transporte, la limpieza o la recogida de basuras, la restitución de la UAPO en la Policía Local o un nuevo Plan de Vivienda, además de “enmendar la asignatura suspensa de la izquierda”, que a su juicio es el mantenimiento e impulso del talento en la ciudad, así como la captación de iniciativas externas.

Azcón ha concluido que su propósito es convertir a Zaragoza en “una ciudad ejemplar desde el punto de vista de la regeneración democrática”.

Los pensionistas salen de nuevo a la calle para defender el sistema público

La Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (Coespe) ha convocado para el próximo lunes día 17 en Zaragoza una protesta ‘extraordinaria’ que quieren que sea masiva para “recordar” al próximo Gobierno central y autonómico las medidas que a las que deben prestar atención para garantizar “lo público”.

Pepe Villuendas, María José Pérez y Félix Martínez, portavoces de COESPE en la capital aragonesa, han explicado en rueda de prensa algunas de las exigencias del colectivo, todas ellas con un objetivo común: las pensiones y los servicios públicos.

La principal medida de Coespe es el blindaje de las pensiones en la Constitución Española (CE) y su inclusión en los Presupuestos Generales del Estado, previa derogación del artículo 135, que hace referencia a la deuda pública.

Tomando ésta como referencia, la organización ha confeccionado una tabla reivindicativa compuesta por aquellos aspectos que, consideran, necesitan atención, y que esperan que los siguientes Ejecutivos solucionen.

Entre otras propuestas, la coordinadora exige establecer que la pensión mínima sea de 1.084 euros mensuales, y así “garantizar una vida digna”; la revalorización automática de las pensiones atendiendo al IPC real; y la derogación de las reformas laborales de 2011 y 2013, además de una oposición “total” al Plan Europeo de Privatización de las Pensiones (PEPP).

También la jubilación anticipada sin penalizar con 40 o más años cotizados, sin olvidar que la edad de jubilación vuelva a establecerse a los 65 años.

Preocupación

El actual panorama político en el que se encuentran tanto Aragón como España hace que este colectivo esté “preocupado” ante un posible pacto PSOE-Ciudadanos en múltiples ayuntamientos, gobiernos autonómicos, y en el Central, ya que eso “acercaría” la aprobación de un plan privado de pensiones, cercano al denominado Plan pan-Europeo de Pensiones Individuales (PePP), ha sostenido Villuendas.

Por este motivo, con el fin de recordar a los políticos que “gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden”, Coespe, junto a 270 plataformas ciudadanas, ha organizado una concentración el próximo lunes 15 de junio en la mayoría de ciudades del país para defender el sistema público de pensiones. En Zaragoza, ésta tendrá lugar a partir de las 19.00 horas en la Plaza del Pilar.

A falta de ver cómo se define esta situación de pactos gubernamentales, y desde el momento en el que las legislaturas comiencen a dar sus primeros pasos, Coespe aguardará alrededor 100 días para comprobar si los gobiernos están “concienciados” y “buscan soluciones de verdad” a este problema.

De no ser así, desde la organización han subrayado que seguirán realizando protestas, concentraciones y otras actividades para “continuar con la lucha”, han asegurado los portavoces.

PSOE y Cs “avanzan” hacia un pacto de gobierno en el Ayuntamiento

PSOE y Ciudadanos han “avanzado” este martes, según su propia terminología, hacia la consecución de un acuerdo de gobierno en el Ayuntamiento de Zaragoza, con la reunión celebrada por las candidatas a la alcaldía de ambas formaciones, Pilar Alegría (PSOE) y Sara Fernández (Cs). Las dos representantes han intercambiado sendos documentos programáticos y han asegurado que no existe ningún punto insalvable para culminar un pacto de gobierno, pese a que Cs no apoya el proyecto de la línea 2 del tranvía que defiende el PSOE, ni tampoco la Ley de Capitalidad.

Frente a esas divergencias, Pilar Alegría ha asegurado que “todo es negociable” y que esas diferencias no las veía como obstáculos insuperables para pactar con Ciudadanos.

Alegría ha indicado que su partido pone como condiciones para el impulso de la segunda línea del tranvía “que sea un acuerdo de todos los grupos municipales” y que se encuentre “la fórmula adecuada de gestión público privada” para este medio de transporte

Tras la reunión celebrada esta mañana por ambas candidatas en las dependencias municipales del partido naranja (imagen superior de Aragón Radio), ha llamado la atención la buena disposición de Sara Fernández hacia un posible acuerdo con los socialistas pese a que ha insistido en “nuestro socio preferente sigue siendo el PP”, eludiendo en todo momento mencionar que ese pacto con los conservadores exigiría el respaldo de los neofascistas de Vox para ser efectivo.

Las mismas posibilidades de pactar con PP que con PSOE

Sara Fernández ha precisado que la negociación con los socialistas en el Ayuntamiento de Zaragoza estaba desvinculada de las conversaciones respecto al Gobierno de Aragón.

La candidata de Cs ha indicado que en estos momentos existen las mismas posibilidades de que alcancen un entendimiento con PP que con el PSOE, aunque ha matizado que el posible acuerdo con uno u otro partido “no serían iguales>”, sin especificar cuáles serían esas diferencias.

En cualquier caso, Fernández ha insistido en que “no hay nada decidido” y que hasta la constitución de la nueva Corporación el próximo sábado día 15 de junio van a seguir reuniéndose con los socialistas en busca de un posible acuerdo, sin descartar que el entendimiento pudiera pasar por una abstención de Cs en la sesión de investidura para que saliera elegida la socialista Alegría.

Sin obstáculos insalvables

Ésta última ha calificado la reunión con su homónima de Cs como “muy constructiva” y ha subrayado que pese a que el documento que le ha entregado la representante liberal contiene medidas relativas a la organización territorial del Estado y a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, “el decálogo lo hemos recibido de buen grado” y ha insistido en que esos puntos no suponían ningún obstáculo para la negociación.

Alegría ha asegurado que se había producido “un avance importante” con Cs en este encuentro solicitado por el PSOE y ha admitido que se puede negociar lo relativo al tranvía o la ley de capitalidad de cara a la consecución de un acuerdo de gobierno.

A este respecto ha indicado que el documento trasladado por el PSOE, además de esas cuestiones también contenía propuestas relativas a organización y limpieza de espacios públicos, movilidad, innovación y emprendimiento, y medidas contra la violencia de género, entre otras cosas.

Tanto Alegría como Fernández han coincidido en señalar en que durante la reunión sólo se han tratado aspectos programáticas, sin abordarse cuestiones relativas al reparto de responsabilidades dentro del gobierno municipal.

Gobierno en minoría

Respecto a la posibilidad de gobernar en minoría con la abstención de Cs en la investidura, Pilar Alegría ha expresado su predilección por alcanzar un acuerdo de gobierno global con Ciudadanos para dotar de “estabilidad” a la ciudad, pero se ha mostrado abierta a cualquier fórmula “porque tenemos vocación de gobierno”.

La candidata socialista también ha desvinculado la negociación municipal de la autonómica y ha indicado que el PSOE ostenta “la legitimidad otorgada con sus votos por los ciudadanos y ciudadanas de Zaragoza” para ostentar la alcaldía.

El PSOE tiende la mano a Cs para gobernar juntos el Ayuntamiento

La candidata del PSOE a la Alcaldía del Ayuntamiento de Zaragoza, Pilar Alegría, ha tendido la mano al Grupo Municipal de Ciudadanos para gobernar juntos el Consistorio zaragozano. Alegría ha anunciado que citará oficialmente a Cs como se ha hecho en el caso del Gobierno de Aragón con el PAR para tratar de alcanzar un acuerdo de gobierno.

En declaraciones a los medios de comunicación junto al secretario de Organización del PSOE en Aragón, Darío Villagrasa, Alegría ha apuntado que está “firmemente convencida” de que se puede llegar a un acuerdo porque tienen muchos puntos en común en los “programas que pueden debatir y llegar a buen puerto”.

Entre las propuestas que comparten, ha destacado, los planes de vivienda, los planes de recuperación de espacios públicos y también revisar el apoyo a los mayores de Zaragoza. Eso sí, la candidata no ha querido pronunciarse sobre su opinión respecto a la postura de Ciudadanos sobre una segunda línea del tranvía.

No a la ultraderecha

Alegría ha subrayado que lo que sí que va a insistir es que el PSOE ha sido la formación más votada con 93.000 votos en Zaragoza y ha apuntado que en dicha negociación no debería haber líneas rojas para poder llegar a un acuerdo.

“Le tiendo la mano a la candidata y señora Sara Fernández para que se siente a hablar con nosotros porque estoy segura de que si Zaragoza es lo que prevalece, llegaremos a un acuerdo”, ha sostenido.

También ha apuntado que está convencida de que la mayoría de los zaragozanos no quieren que en su Ayuntamiento la ultraderecha esté presente.

Alegría se ha reunido en la sede socialista de Zaragoza con el secretario general del PSOE Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, y con miembros del Grupo Municipal Socialista para abordar el comienzo de la legislatura y marcar las prioridades del próximo gobierno municipal (imagen superior de Aragón Press).

El PSOE apuesta por un gobierno “centrado” con PAR y Cs

El PAR será el “socio preferente” del PSOE para un pacto de Gobierno en las Cortes de Aragón, en unas negociaciones que los socialistas quieren comenzar cuanto antes y que están precedidas por conversaciones entre Lambán y Aliaga. Los socialistas invitan también a Ciudadanos a sumarse a un acuerdo que propiciaría un  Gobierno liderado por “fuerzas centradas y pensando en los aragoneses”.

Así lo ha explicado este jueves en declaraciones a los medios de comunicación el secretario de Organización de los socialistas aragoneses, Darío Villagrasa, tras la reunión de la comisión negociadora del PSOE Aragón en su sede en Zaragoza (imagen superior de Europa Press).

“Somos la primera fuerza y entendemos que el proyecto de Aragón debe basarse en la centralidad, en la defensa del Estatuto de Autonomía y de la Constitución”, ha manifestado el secretario de Organización, quien ha incidido en el “alto grado de afinidad y coincidencia” de su formación con el PAR.

De hecho, se ha referido a los doce años en los cuales gobernaron juntos la comunidad como “muy fructíferos”, tanto desde el punto de vista del desarrollo de la autonomía y del desarrollo territorial.

Emplaza al PAR

Así, la comisión negociadora se ha dirigido ya formalmente al líder del PAR, Arturo Aliaga, para entablar “a la mayor brevedad” las conversaciones que les lleven a un posible acuerdo para la formación del próximo Gobierno de Aragón.

“Les invitamos a sentarnos de forma directa, formal y fructífera a negociar; y en torno a esta mayoría centrada que defiende los intereses de Aragón, planteamos poder sumar otras fuerzas políticas”, ha apostillado.

Y es que, con los 24 diputados del POSE y los 3 del PAR todavía no salen las cuentas para alcanzar la mayoría absoluta necesaria (cifrada en 34) para gobernar el Parlamento aragonés, por lo que el PSOE ha invitado a Cs a sentarse a negociar.

Invitación a Cs

Eso sí, Villagrasa ha reconocido que para la formación naranja el PP parece ser la “opción preferente”, si bien un pacto entre ambas formaciones y PAR pasaría por el apoyo de Vox, lo que se traduce en la necesaria “conducta activa de un partido de ultraderecha”.

Por ello, también ha invitado a Cs a reflexionar sobre qué es lo que quieren para Aragón: un Gobierno liderado por “fuerzas centradas y pensando en los aragoneses” (encarnado por el PSOE y el PAR) o bien “invitar a esa mesa de comensales al partido ultraderechista Vox”.

En este sentido, ha dilucidado que la única alternativa a un gobierno liderado por el PSOE es un “cuatripartito de derechas” en el que “necesaria y activamente” tienen que contar con Vox.