granizo

Caen tormentas por todo Aragón y en el Pirineo pueden ser muy fuertes

La tormenta de este miércoles llegando a Calanda. Foto: Juanma Bernad

El Gobierno de Aragón ha activado el Plan Territorial de Protección Civil de Aragón (Platear) en fase de alerta debido a las previsiones de que en toda la Comunidad se produzcan este miércoles y el jueves 8 y 9 de agosto lluvias y tormentas intensas.  Las previsiones apuntan a que las precipitaciones pueden ser muy fuertes en el Pirineo, donde hay alerta naranja.

El martes por la tarde ya se produjeron tormentas fuertes, algunas acompañadas de granizo, en amplias zonas del Pirineo oscense (en la foto superior de Daniel Yeste @danitonski, granizo caído en una tormenta en el Valle de Benasque, con La Maladeta al fondo).

Imagen del tornado que se ha formado en las cercanías de Alcañiz. Foto: Meteo Aragón

En la tarde del miércoles también han sido frecuentes las tormentas. En Zaragoza ha llovido unos minutos, en torno a las 20 horas, con escasa intensidad.

Pero en zonas como el Bajo Aragón han descargado fuertes tormentas, en algunos casos acompañadas de granizo, como puede observarse en el vídeo de más abajo que muestra la tormenta en la localidad de Castelserás. El granizo ha causado daños en la agricultura, sobre todo en el melocotón de Calanda.

Además, en las inmediaciones de Alcañiz se ha producido un tornado que ha cruzado parte de la comarca del Bajo Aragón, hacia Urrea de Gaén..

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha emitido aviso de nivel amarillo por lluvias y tormentas a partir de las 14.00 horas, aunque el mayor riesgo comenzará la próxima madrugada en el Pirineo oscense, donde se ha elevado el aviso al nivel naranja desde las 00.00 horas.

El nivel naranja significa que se esperan tormentas muy organizadas y generalizadas y, además, es posible que se puedan registrar lluvias localmente muy fuertes, vientos localmente muy fuertes, granizo superior a 2 cm, rayos y posibles inundaciones.

En concreto, en la zona pirenaica se esperan entre 30 y 40 litros en una hora y 80 litros en 24 horas.

Fuertes precipitaciones en el norte el jueves

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia para este jueves chubascos y tormentas fuertes en la mitad norte e incluso muy fuertes en el Pirineo durante la primera mitad del día en el tercio norte cielo nuboso o cubierto con lluvias y chubascos generalizados, que pueden ser fuertes o muy fuertes en el Pirineo de Huesca.

A partir de la tarde, se abrirán claros en el tercio norte. En el resto poco nuboso sin descartar alguna nube de evolución con algún chubasco aislado en la Ibérica occidental.

Temperaturas en descenso, más acusado en las máximas del cuadrante noroeste. Oscilarán entre 27 y 16 grados en Huesca, entre 33 y 14 en Teruel y entre 28 y 17 en Zaragoza.

Viento flojo a moderado de sur, sureste y este de madrugada, tendiendo a noroeste moderado en el Valle del Ebro, y flojo en el resto.

Previsiones para próximos días

El viernes 10 de agosto se prevé cielo poco nuboso con intervalos matinales de nubes bajas y nubosidad de evolución diurna en el Pirineo e Ibérica, donde serán probables chubascos dispersos.

Temperaturas mínimas en descenso; máximas en descenso en el sur de Huesca y Teruel y sin cambios o en ascenso en el resto. Viento del noroeste flojo, con intervalos de moderado en el valle del Ebro al principio tendiendo a variable flojo.

El sábado, 11 de agosto habrá predominio de cielo poco nuboso, con intervalos de nubes bajas matinales y nubes de evolución diurna en zonas de montaña. Chubascos con tormenta por la tarde en la Ibérica este de Teruel que serán probables también en el Pirineo.

Temperaturas en ascenso. Viento variable flojo tendiendo a sureste flojo con intervalos de moderado.

El domingo, 12 de agosto el cielo estará poco nuboso con intervalos de nubes altas y nubes de evolución diurna generalizados con probables chubascos y tormentas.

Temperaturas en ascenso, especialmente las mínimas. Viento variable flojo.

Avisos a ayuntamientos, comarcas y campamentos

Respecto a la activación del Platear en fase de alerta, se identifica con la existencia de informaciones procedentes de servicios de previsión y alerta o de los servicios ordinarios de intervención que, por evolución desfavorable, pudieran generar una emergencia en la que haya que aplicar medidas de protección civil.

Protección Civil ha alertado a todos los alcaldes, presidentes de comarcas, cuerpos operativos y directores de las acampadas activas en el territorio aragonés que pueden verse afectados por este episodio para que extremen las precauciones.

Y se ha enviado a los municipios una serie de consejos básicos de autoprotección, entre ellos mantenerse informados a través de los medios de comunicación de las predicciones meteorológicas y del estado de la situación, permanecer en casa, revisar la vivienda y limpiar las bajantes y canalizaciones, mantenerse alejado de alambradas, verjas y objetos metálicos, evitar el uso de bicicletas y motos, cerrar las ventanas para evitar corrientes de aire que puedan atraer rayos, o desconectar los aparatos eléctricos para evitar que sean dañados por subidas de tensión.

En el caso de estar en el exterior, se recomienda evitar permanecer en lo alto de las colinas, no se refugiarse bajo árboles y alejarse de las zonas bajas de laderas y, si empieza a llover de forma torrencial, pensar que pueden producirse inundaciones y se tomen medidas.

Una fuerte tormenta provoca unos 50 árboles caídos, corta varias calles e interrumpe el tranvía

La capital aragonesa ha sufrido esta tarde, entre las 18.30 y las 18.50 horas, una fuerte tromba de agua, con fuertes rachas de viento cruzado y granizo, que ha provocado abundantes afecciones, con numerosos árboles caídos, y que ha obligado a interrumpir el servicio del tranvía y cortar el tráfico en algunas calles. Los bomberos de Zaragoza han recibido alrededor de 150 avisos por distintos tipos de incidencias.

Fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza han informado de que la caída de un gran árbol ha obligado a cortar el tráfico en la avenida Puente del Pilar, en el barrio de Jesús. Igualmente, ha sido necesario cortar la avenida de Navarra en dirección salida de la ciudad.

Las incidencias se van atendiendo conforme a criterios de prioridad. Así, se ha abierto al tráfico, de forma parcial, la avenida Navarra que se había cortado en ambos sentidos y presenta retenciones en sentido entrada a la ciudad, ya que en el nudo de enlaces, a la altura del centro comercial, es donde se han generado mayores problemas de inundaciones.

La caída de los árboles ha provocado daños en vehículos y han tenido lugar en diferentes zonas de la ciudad, como paseo Sagasta y la ribera del Ebro, desde el tercer cinturón hacia la plaza del Pilar.

Coches arrastrados por el agua en la calle Galán Bergua. Foto: Policía Local

Además, una rama de gran tamaño ha afectado a la catenaria del tranvía, en la plaza de San Francisco, y ha obligado a interrumpir el servicio. Solo está operativo en Valdespartera, en el tramo comprendido entre las paradas Mago de Oz y Los Olvidados.

La calle Galán Bergua, inundada. Foto: Policía Local

En la calle Galán Bergua, del barrio de Delicias, la acumulación de agua torrencial ha arrastrando coches, ha inundado bajos y ha generado un auténtico caos en la calzada.

También se ha tenido que cortar el tráfico tras resultar dañado un cable eléctrico en el cruce de calles Bruno Solano y Santa Isabel, en el distrito Universidad.

La caída de los árboles ha provocado daños en vehículos y han tenido lugar en diferentes zonas de la ciudad, como paseo Sagasta y la ribera del Ebro, desde el tercer cinturón hacia la plaza del Pilar.

Precisamente, el tramo del paseo de Sagasta en dirección a la avenida Tenor Fleta, a la altura de la glorieta de Sasera, se va a cortar al tráfico.

Árboles caídos en numerosas calles

En la calle Asalto, además de caer varios árboles, se ha creado un embolsamiento de agua, en su confluencia con el paseo de la Mina, que impide la circulación de vehículos.

Según el consistorio, han caído unos 50 árboles en calles como Villa de Pau, Tierno Galván, Castillo de Loarre, Alquézar, o el paseo Isabel la Católica –a la altura del IES Miguel Catalán–, así como en la zona de las piscinas de la Hípica, en Violenta de Hungría y la calle Luis Bermejo, en el Distrito Universidad. Otra rama grande de árbol ha caído a la entrada del Hospital Infantil, en el mismo distrito

Por otra parte, la Policía Local está retirado varios contenedores que han salido despedidos a causa del fuerte viento, han agregado las citadas fuentes.

Uno de los árboles caídos ha dañado el coche de la imagen. Foto: Marco Santosel fuerte viento, han agregado las citadas fuentes.

El servicio de Bomberos de Zaragoza está en estos momentos desbordado, ya que está realizando achique de agua en numerosos garajes que han quedado anegados.

Cuantiosos daños

Hay daños en decenas de vehículos, bien por la caída de ramas o árboles o por el impacto del granizo.

También están pendientes de revisar varios tejados y cornisas que pueden presentar riesgo de desprendimiento, además de inundaciones de bajos y garajes que los bomberos tendrán que achicar.

Entre los equipamientos municipales afectados se encuentran los Museos del Puerto Fluvial, las Termas y Foro Romano, han detallado las citas fuentes.

En la carretera de Movera a Pastriz hay postes caídos y otros que podrían caer y que dificultan el tráfico. El autobús puede pasar pero con precaución.

Asimismo, la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha informado de que el Servicio provincial de Prevención y Extinción de Incendios ha recibido avisos de incidencias causadas por las tormentas en Pastriz, Alfajarín y el polígono Centrovía de la Muela.