habitantes

La población crece en Aragón un 0,58% gracias a los migrantes

La población de Aragón ha aumentado en un 0,58 por ciento en 2018 y ha pasado de 1.313.135 el 1 de enero de 2018 a 1.320.794 habitantes el primer día de 2019 gracias a la llegada de migrantes. El saldo vegetativo (nacimientos frente a defunciones) ha sido negativo, y esta comunidad ha perdido 4.131 personas nacidas en su territorio; mientras que han llegado 9.968 nuevos habitantes desde el extranjero, y 1.867 desde el resto de España.

El aumento de población en el territorio aragonés se sitúa algo por debajo del de la media de España (0,59 por ciento), conforme los datos que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística este martes.

Aragón es la novena comunidad autónoma que ha recibido un mayor número de migrantes del exterior, con un total de 9.968, por detrás de Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Canarias, Andalucía, Baleares, País Vasco y Galicia.

En cambio, ocupa el cuarto lugar recibiendo migrantes del resto de España, 1.867, por detrás de Madrid, Comunidad Valenciana y Baleares.

La población ha crecido durante 2018 en trece comunidades autónomas. Donde más, fue en Baleares (+1,8%), Madrid y Canarias (+1,4%) y Cataluña (1,02%). Por el contrario, bajó en cuatro territorios, Asturias y Extremadura (-0,5%), Castilla y León (-0,43%), Ceuta (-0,43%) y Galicia (-0,10%).

Se acelera el aumento de población

Las cifras estadísticas de población en España a 1 de enero de 2019 han sido las más altas desde que hay registros, con 46,9 millones de personas. Se trata del crecimiento más elevado desde 2008 (cuando la población aumentó en 570.333 personas), que permite superar el anterior valor histórico más alto, alcanzado en 2012.

Estas estadísticas son diferentes a las del Padrón Municipal, que ya registran en la misma fecha una población que superó por primera vez en la historia los 47 millones de personas. Ambos datos tienen funcionalidades y procedimientos diferentes y no son comparables.

En todo caso, las estadísticas que el INE ha publicado este martes 25 de junio, han puesto de manifiesto revelan que la población se ha incrementado en 276.186 personas, un 0,58 por ciento más en un año y ha duplicado la tasa de crecimiento del ejercicio anterior (0,28 por ciento).

Así, el aumento de la población durante 2018 se ha debido a un saldo migratorio positivo de 333.672 personas –el mayor de la serie iniciada en 2008–, pese al saldo vegetativo negativo de 56.262 personas.

Bajan los nacimientos

En concreto, los nacidos en España disminuyeron en 9.368. Esta evolución ha sido resultado de un saldo vegetativo negativo –de 102.682 personas–, que no se ha visto compensado ni por el saldo migratorio positivo –3.475 personas– ni por las adquisiciones de nacionalidad española, que afectaron a 90.828 personas, según datos provisionales. Si se limita a los españoles nacidos en España, la población ha bajado en 98.595 personas a lo largo del año 2018.

En 2018, llegaron a España 643.037 personas, un 20,8 por ciento más que en 2017. Es el dato más elevado desde que comenzó la serie de la Estadística de Migraciones, en 2008. Vinieron a España 559.309 inmigrantes extranjeros, un 23,2 por ciento más que en 2017, también la cifra más elevada desde 2008.

De este modo, el número de extranjeros residentes en España creció un 6,3% –285.554 personas más– durante 2018 y se sitúa en 4,8 millones, el dato más alto desde 2013.

El ranking de extranjeros más numerosos en España se mantuvo en sus cuatro primeros puestos durante 2018, mientras que los colombianos superan a los chinos y se sitúan en quinto lugar.

Los marroquíes son la población más numerosa con 714.239 personas; seguidos de rumanos, con 671.233; los británicos, 287.292; los italianos, 244.148; los colombianos, 199.540; y los chinos, con 190.624.

Cuadro

El siguiente cuadro recoge, por comunidades autónomas, la población residente a 1 de enero de 2018 y 2019, el saldo vegetativo, la migración exterior e interior, según los datos del INE:

	                    POBLACIÓN         SALDO   M. EXTE.   M. INTER.
	   CC.AA.        2018       2019
	   =================================================================
	   Andalucía  8.410.094   8.426.405  -2.292    25.143      -6.374
	   Aragón     1.313.135   1.320.794  -4.131     9.968       1.867
	   Asturias   1.027.624   1.022.293  -7.503     2.574        -366
	   Baleares   1.166.923   1.187.808   1.946    15.294       3.686
	   Canarias   2.177.048   2.207.225  -1.478    29.893       1.835
	   Cantabria    581.294     581.684  -2.288     2.465         234
	   C. y León  2.418.556   2.408.083 -14.199     7.925      -4.099
	   C-Mancha   2.032.595   2.035.505  -3.671     7.841      -1.199
	   Cataluña   7.488.717   7.565.099  -4.396    83.762      -2.811
	   C. Valenc. 4.946.233   4.974.475  -7.417    32.054       3.728
	   Extremad.  1.070.453   1.065.372  -3.625     1.551      -2.980
	   Galicia    2.703.149   2.700.330 -15.854    12.884         252
	   Madrid     6.549.519   6.640.705  10.904    73.126       7.307
	   Murcia     1.475.569   1.487.698   3.448     8.859        -154
	   Navarra      643.866     649.966    -427     5.822         724
	   País Vasco 2.170.868   2.178.048  -5.685    12.893          21
	   La Rioja     312.884     313.582    -877     1.406         179
	   -----
	   Ceuta         85.209      84.843     445      -105        -704
	   Melilla       84.708      84.714     838       317      -1.146
	   =================================================================
	   TOTAL     46.658.447  46.934.632 -56.262   333.672           0

La población aragonesa crece un 0,7 % hasta 1.318.453 habitantes, de los que el 51,2% viven en Zaragoza

La población aragonesa aumentó en 2018 en 9.725 personas, un 0,7 por ciento, hasta llegar a 1.318.453 habitantes, aunque el incremento viene dado por los extranjeros, que pasaron de 136.692 a 1 de enero de 2018 a 148.724, con una subida del 8,8 %, la mayor de todo el país solo por detrás de Navarra. Más de la mitad de la población aragonesa reside en Zaragoza.

Una población, según el Padrón Continuo publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que tiene una edad media de 44,8 años (46,2 en los españoles y 33,7 en los extranjeros) y que se reparte casi a partes iguales entre hombres y mujeres, ya que los primeros son 650.242 y las segundas, 668.211 (el 49,3 y el 50,7 % del total, respectivamente).

Por provincias, en Zaragoza viven el 73,1 % de los aragoneses (964.287), mientras que en Huesca residen 220.124 y en Teruel, 134.042.

Destaca, asimismo, que más de la mitad de la población aragonesa, el 51,2 % en concreto, vive en Zaragoza, la única ciudad de más de 100.000 habitantes de Aragón.

El incremento de la población viene dado por la subida de los extranjeros, que han pasado de ser el 10,4 % del total en 2018 al 11,3 % en 2019.

Territorio envejecido

En cuanto a la edad, se constata que Aragón es un territorio envejecido, con solo el 14,9 % de la población con menos de 16 años, mientras que el 34,4 tiene entre 16 y 44; el 29 % entre 45 y 65, y el 21,6 % es mayor de 65.

En cuanto a los municipios, el INE revela que de los 731 existentes en Aragón, 627 tienen menos de mil habitantes, en los que reside el 11 % de la población, mientras que 91 tienen entre 1.000 y 10.000 (aglutinando al 19 % de los aragoneses) y 11 entre 10.000 y 50.000 habitantes (con el 14,7 % de la población aragonesa).

Solo hay un municipio entre 50.000 y 100.000 habitantes, Huesca capital, con el 4 % de la población aragonesa, y otro, la capital, Zaragoza, con más de 100.000, en la que viven el 51,2 % de los aragoneses.

En el conjunto del Estado, la población española aumentó en 2018 en 284.387 personas (0,6 %), lo que situó el total de habitantes en más de 47 millones, una cifra que no se superaba desde 2013.

Aragón gana casi 3.000 habitantes en el primer semestre gracias a las migraciones

Aragón ganó en el primer semestre de 2018 un total de 2.929 habitantes. A 1 de julio de 2018, la población de la Comunidad Autónoma se sitúa en 1.316.064 habitantes, mientras que a principios de año, la cifra ascendía a 1.313.135. Estos datos representan un 0,22% más que en enero, según las cifras de población publicadas este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con un saldo vegetativo negativo de 2.445 personas, el principal motivo de este incremento es la migración, ya que Aragón recibió a 4.362 extranjeros y 1.038 personas procedentes del resto del país.

Tras este incremento, la Comunidad corta una dinámica de trece semestres consecutivos perdiendo población, desde que en julio de 2011 ganara 70 habitantes.

De esta forma, Aragón se sitúa como la séptima Comunidad que más habitantes gana, en porcentaje, por detrás de Islas Baleares (0,83%), Madrid (0,58%), Canarias (0,53%), Cataluña (0,37%), Navarra (0,36%) y Murcia (0,24%). Las regiones que más población pierden son Ceuta (-0,35%), Castilla y León y Asturias (-0,32%).

De esos 1.316.064 habitantes aragoneses a 1 de julio de 2018, 666.135 eran mujeres y 649.929, hombres, mientras que el número de aragoneses mayores de 65 años se ha incrementado en este periodo en 1.118, al pasar de 283.269 a 284.387, lo que supone que el 21,6% de la población aragonesa tiene más de esa edad.

Aragón tiene 1.313.463 habitantes, un 0,20 % menos que en 2016

Aragón tiene un total de 1.313.463 habitantes, un 0,20 por ciento menos que el año 2016, según las cifras provisionales de población a 1 de enero de 2018 hechas públicas esta lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según las cifras provisionales de este organismo, a nivel nacional, la población residente en España creció en 2017 por segundo año consecutivo y se situó en 46.659.302 habitantes, con un incremento de 132.263 personas respecto al año anterior.

Aragón se situó en 2017 entre las comunidades autónomas en las que decreció la población, junto a Castilla y León, Extremadura, Asturias, Castilla-La Mancha, Galicia y Cantabria, así como en la ciudad autónoma de Melilla.

Los mayores descensos se registraron en Castilla y León (-0,70 %) y Extremadura y Asturias (-0,64 % en ambos casos), mientras que los mayores incrementos se localizaron en Baleares (1,36 %), Madrid (1,13 %) y Canarias (1,03 %).

Casi todas las comunidades y ciudades autónomas presentaron saldo migratorio exterior positivo durante 2017, especialmente Madrid y Cataluña, con un incremento de 43.771 y 42.900 personas respectivamente, y Murcia fue la única con saldo migratorio negativo.

Respecto a las migraciones interiores, Madrid, Cataluña y Baleares presentaron los saldos más elevados en 2017, en tanto que Andalucía, Castilla y León y Castilla-La Mancha registraron los saldos migratorios interiores más negativos.

El siguiente cuadro refleja por comunidades autónomas la población a 1 de enero de 2018 y la variación absoluta y relativa.

           CC.AA         2018    ABSOLUTO   (%)   S. EXTRANJERO S. INTERIOR
	   ================================================================
	   Andalucía   8.409.738     913     0,01       9.123      -11.382
	   Aragón      1.313.463  -2.577    -0,20       1.019          146
	   Asturias    1.027.659  -6.618    -0,64       1.308         -759
	   Baleares    1.166.603  15.668     1,36      10.804        3.043
	   Canarias    2.177.155  22.231     1,03      20.367        1.491
	   Cantabria     581.403     -73    -0,01       1.296          497
	   C. y León   2.418.694 -17.172    -0,70       2.240       -5.878
	   C-La Mancha 2.033.169  -7.771    -0,38         161       -4.583
	   Cataluña    7.488.207  47.067     0,63      42.990        3.823
	   C. Valenc.  4.946.020  10.937     0,22      13.568        1.978
	   Extremadura 1.070.586  -6.920    -0,64         103       -3.934
	   Galicia     2.703.290  -6.838    -0,25       6.981         -212
	   Madrid      6.549.979  73.274     1,13      43.771       16.222
	   Murcia      1.475.568   2.591     0,18      -1.005           -6
	   Navarra       643.864   3.528     0,55       3.026          612
	   País Vasco  2.171.131   3.848     0,18       7.893          569
	   La Rioja      312.830     212     0,07         682           28
	   ------
	   Ceuta          85.219     185     0,22         190         -490
	   Melilla        84.721    -222    -0,26          87       -1.165
	   =================================================================
	   TOTAL      46.659.302 132.263     0,28

Aragón perdió otros 3.700 habitantes el pasado año

Aragón aumentó en 2017 las defunciones un 5,1%, con un total de 14.173, y bajó el número de nacimientos un 4,2% hasta 10.470, lo que arroja un saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) negativo de 3.703 personas. De esta forma, es la sexta comunidad que más población perdió el pasado año, según muestran los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) del “Movimiento Natural de la Población”.

Estos datos suponen el noveno año consecutivo en el que la Comunidad pierde población, ya que desde 2008 registra un saldo vegetativo negativo. En comparación con 2016, la cifra es sensiblemente más baja. En el pasado año se perdieron poco más de 2.500 habitantes en Aragón, mientras que en este 2017 se pierden otros 3.703.

Se trata de la cifra más baja de nacimientos desde 2002, cuando nacieron 10.363 personas. Del mismo modo, la natalidad alcanzó los 7,95 nacimientos por cada 1.000 habitantes, medio punto por debajo de la media nacional, situada en 8,37. En los últimos cinco años, este descenso ha sido constante desde los 8,73 nacimientos de 2013 hasta los 7,95 de este 2017.

Esperanza de vida

Además, la mortalidad en la Comunidad (el número de defunciones por cada 1.000 habitantes) se situó en 10,77, casi dos puntos por debajo de la media estatal. Mientras, la esperanza media de vida alcanza los 83,25 años, muy cercana a la de España, que se sitúa en 83,3 años.

A nivel nacional, el número de nacimientos disminuyó un 4,5% respecto a 2016, mientras que el de defunciones aumentó un 3,2%, lo que se traduce un saldo vegetativo negativo en 2017 al registrar 31.713 defunciones más que nacimientos.

En general, ese saldo vegetativo en 2017 fue negativo en once comunidades autónomas y positivo en las otras seis, principalmente en Madrid, Murcia y Andalucía, así como en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

El Congreso acuerda recuperar los pueblos de valle de Ara expropiados por el fallido embalse de Jánovas

El Gobierno deberá devolver su patrimonio a las familias de tres pueblos del valle del Ara en el Pirineo aragonés, Jánovas, Lavelilla y Lacort, expropiados entre 1960 y 1985, para hacer un embalse que nunca se llegó a construirse, tras recibir declaración de impacto negativa en 2001, e impulsar medidas para recuperarlos.

Así lo ha acordado este martes 10 de abril la Comisión de Medio Ambiente del Congreso, que ha aprobado por 22 votos a favor y 15 abstenciones (fundamentalmente del PP) una iniciativa de Podemos, transaccionada por el PSOE, para que las personas obligadas a dejar sus hogares y sus tierras o sus herederos, recuperen lo que se les arrebató “a la fuerza”.

Un emocionado Pedro Arrojo, diputado por Aragón de Podemos, ha recordado cómo los últimos habitantes de estos pueblos, concretamente de Jánovas, se vieron “obligados” a dejar sus casas, tierras y costumbres a base de que les llegaran a ser “dinamitadas” para construir un pantano en el río Ara “que nunca debió proyectarse por el desastre ambiental que suponía y nunca se construyó”.

Arrojo ha recordado la “brutalidad” con la que fueron expulsados mayores o niños, sin dejarles siquiera recoger cosechas plantadas, para permitir este proyecto “que tenía por objetivo llevar agua a otros territorios y permitir a Iberduero levantar una central hidroeléctrica”.

Empresa indemnizada, habitantes olvidados

Cuando se canceló el pantano en 2012, la citada empresa había vendido los derechos a Endesa, que fue indemnizada con 12 millones más intereses, mientras “los afectados siguen sin ver revertido su patrimonio y ni ejecutado el Plan de desarrollo sostenible comprometido para el valle del Ara, el único río salvaje del Pirineo, ha defendido Arrojo.

El texto acordado hoy por Podemos y PSOE exige al Gobierno que “reconozca la reversión de los patrimonios, así como el menoscabo causado, al no tratarse de ventas voluntarias sino forzadas por Iberduero para construir la presa”.

Exigen que se superen los obstáculos administrativos que impiden la reversión (en el catastro o en el dominio hidráulico) y que el Ejecutivo apruebe un Plan de Desarrollo Sostenible para el entorno de Jánovas, (en la foto superior, panorámica del estado actual del pueblo de Jánovas derruido) que, además de las infraestructuras necesarias para restituir la zona afectada por el embalse, cuente con soluciones participadas por la población para volverlos a poblar.

La Comisión ha acordado exigir a la empresa heredera de los derechos de los expropiadores (Endesa) financiar inversiones como la electrificación en la zona en compensación por el daño causado a estos municipios.

Con el proyecto del pantano del río Ara, que nunca ha llegado a existir, se destruyeron 23 núcleos pirenaicos, hoy casi todos deshabitados y en ruinas, por lo que los diputados han recomendado al Gobierno que “tome nota” de estos errores.

Aragón perdió un 0,11 % de su población en 2016, 2.000 habitantes

Aragón continúa su imparable descenso demográfico. El territorio perdió a lo largo de 2016 un total de 1.495 habitantes. A 1 de enero de 2017, la población aragonesa se sitúa en 1.317.076 habitantes, mientras que en esa misma fecha del año pasado la cifra ascendía a 1.318.571. Estos datos representan un 0,11% menos que el año anterior, según las Cifras de Población publicadas este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Además, en lo que respecta a la población extranjera, Aragón ganó habitantes durante el año 2016, en este caso, 1.915.

El descenso poblacional en Aragón no fue sin embargo el mayor del Estado español, sino que se sitúa como el séptimo territorio que más habitantes pierde en porcentaje, solo por detrás de Castilla y León (-0,76%), Extremadura (-0,67%), Asturias (-0,62%), Castilla La Mancha (-0,42%), Galicia (-0,35%) y Cantabria (-0,18%).

Pese a estas pérdidas se produjo un crecimiento global en el Estado gracias, entre otras razones, al tirón de los archipiélagos de Baleares y de Canarias, y de la Comunidad de Madrid.

Estas tres comunidades han sido las que más población ganaron en 2016, tal y como muestran las Cifras de Población y de Migraciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) con fecha de 1 de enero de este mismo año.

Dice el informe que la población residente en el Estado español creció el año pasado por primera vez desde 2011 al registrarse un aumento de 88.867 personas.

En el incremento ha jugado un papel relevante el proceso de adquisición de nacionalidad española, subraya el INE. También destaca que el número de habitantes, en 2016, bajó en Castilla y León, Galicia, Castilla-La Mancha, Asturias, Aragón, Cantabria y La Rioja. Son precisamente las comunidades que más están acusando la pérdida de habitantes desde hace varios años.

Oscilaciones

En números porcentuales, Castilla y León perdió el año pasado un 0,76 por ciento de la población que tenía al comienzo de 2016, en tanto que Extremadura bajó un 0,67 por ciento, por delante de la pérdida de residentes de Asturias (-0,62 por ciento), de Castilla-La Mancha (-0,42), Galicia (-0,35), Cantabria (-0,18) y Aragón (-0,11). La Rioja también experimentó un descenso, pero muy leve, del -0,05.

Por el lado de los crecimientos de población Baleares ocupa un lugar preferente. Registró el año pasado un incremento de residentes del 1,35 por ciento. Canarias siguió esta tendencia, aunque más baja, de un 0,92 por ciento, al igual que Madrid, del 0,80. Ceuta, Navarra, Cataluña, Murcia y Melilla son las otras comunidades y ciudades autónomas en las que la población subió por encima de la media española, situada en el 0,19 por ciento. País Vasco, Andalucía y Comunitat Valenciana son las comunidades cuyos crecimientos poblacionales se encuentran por debajo de la media.

A pesar de las oscilaciones en el número de residentes, todos los territorios registraron un saldo migratorio positivo durante 2016, menos dos: Castilla-La Mancha y Extremadura. Cataluña vio cómo 24.431 ciudadanos extranjeros aumentaban su población, lo que la convierte en la principal comunidad receptora.

Está por delante de Madrid, que recibió 17.292 más, y de Canarias, a donde llegaron 16.893. Esto en lo que se refiere a las migraciones exteriores, pues en lo que respecta a las migraciones interiores entre ciudadanos españoles Madrid, Baleares y Cataluña aparecen como las comunidades que más llegadas contabilizaron.  Andalucía, Castilla y León y Castilla-La Mancha son las que más salidas contaron.

Cifras en cuarentena

Todas esas cifras hay que ponerlas en cuarentena, sin embargo, porque el INE sólo contabiliza a los españoles que, al llegar al extranjero, se lo notifican a las oficinas consulares y embajadas, un ritual que en la mayoría de los casos no se hace. Además, hay que tener en cuenta a los extranjeros que se han convertido en españoles durante este año.

“El número de españoles ha crecido en 81.975 personas, pero eso no significa que hayan regresado a España, sino que lo que hay detrás es un proceso de nacionalización. Lo que ha ocurrido es que los retornos de españoles han aumentado, pero sigue habiendo un salgo negativo porque los españoles que salen son más numerosos que los que entran y las cifras son parecidas a las de los años de la crisis”, explica Florentino Felgueroso, investigador asociado de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).