historia

Una muestra narra en la plaza España el papel de 144 mujeres en la historia de la ciudad

La plaza España acoge desde este miércoles ‘Las imprescindibles de la historia de Zaragoza’, una muestra itinerante de 20 paneles que explica el importante papel que jugaron 144 mujeres vinculadas a diferentes ámbitos de la sociedad zaragozana a lo largo de diez siglos.

La exposición ha sido presentada en este céntrico enclave de la ciudad por su comisaria, Marian Rebolledo, y la responsable de la investigación histórica, la escritora Magdalena Lasala.

‘Las imprescindibles de la historia de Zaragoza’ comienza con un pequeño panel introductorio en el que se presenta a todas las protagonistas que escribieron varios capítulos de la biografía de la capital aragonesa, desde el siglo XI, con reinas como Doña María de Luna, Isabel de Aragón, o sabias como Fátima Bint Almugrí, hasta la actualidad, con comunicadoras y actrices como María Rosario de Parada, Rosa María Aranda o Luisa Llagostera, entre muchas otras.

Después, el espectador comienza su recorrido a través de la historia, con la Edad Media zaragozana como la primera escala del viaje. A partir de ahí, aguardan nueve siglos de memorias.

Homenaje y justicia

La muestra reivindica la figura de intelectuales, mecenas de la cultura, maestras, religiosas o artistas, aunque también de parteras, bordadoras o mujeres que fueron consideradas brujas y, como consecuencia, perseguidas por la Inquisición, como Isabel Garay o Águeda Cisneros.

También narra las hazañas de las heroínas menos conocidas de los Sitios de Zaragoza, como María Rafols, Manuela Sancho o María Lostal; y relata los méritos de la primera mujer alcaldesa de la II República, María Domínguez, o de la primera mujer bachiller, Regla Franchelli Martín.

Paneles instalados en plaza España. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza

“Esta exposición es un homenaje de justicia, que ya lo necesitaban, a todas estas mujeres que fueron algo más que esposas, madres o hijas, y que la muchas de ellas son desconocidas para la mayor parte de la población. Con esta muestra esperamos que todos los zaragozanos comprendan su ciudad a través de otra historia que faltaba por contar”, ha manifestado Lasala durante la presentación.

Itinerante

En la misma línea que su compañera, Rebolledo ha explicado que esta muestra era “una deuda” con esas mujeres que “siempre estuvieron participando en la vida cultural y política de la ciudad, y que han sido olvidadas”.

‘Las imprescindibles de la historia de Zaragoza’ finaliza su trayecto poniendo especial atención a las mujeres del siglo XX que fueron pioneras en sus respectivos ámbitos, donde figuran desde empresarias hasta deportistas, pasando por periodistas, poetas o concejalas, entre otros.

Esta muestra itinerante permanecerá en la plaza España de la capital aragonesa hasta junio, mes en el que será trasladada al Frente Fluvial de la Expo, y a partir de septiembre, se instalará en el Parque Grande José Antonio Labordeta.

Una exposición fotográfica describe la “identidad”, la historia del Mercado Central y sus gentes

Una exposición de 77 fotografías resume la historia del Mercado Central. La muestra, instalada junto a la escultura de César Augusto, repasa los 116 años de este simbólico equipamiento. Más allá de esto, las imágenes reflejan la vida y las personas que han ido pasando en el entorno. Se ha buscado el enfoque de las personas que han trabajado y trabajan en el mercado, así como los clientes y visitantes que vienen a comprar desde diferentes puntos de la ciudad.

En esta exposición se puede ver desde los comienzos de la actividad comercial en la antigua plaza de abastos hasta las obras actuales que recuperan el edificio modernista. El consejero municipal de Urbanismo, Pablo Muñoz, considera que esta exposición refleja “una de las grandes singularidades de Zaragoza”. Las personas y el patrimonio de una ciudad, ha apuntado, “son los aspectos que marcan la diferencia entre las ciudades”.

Muñoz, junto con el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, han inaugurado este jueves la muestra. Durante el acto, Santisteve ha querido poner en valor el patrimonio de la ciudad. “Es un mercado vivo, con precios asequibles”, ha manifestado el alcalde, para quien estas instalaciones ofrecen “calidad del producto, así como salud a los ciudadanos”.

Mostrar el cambio

Las fotografías provienen del Archivo Histórico de la ciudad, del Archivo de la Asociación de Detallistas del Mercado Central, de algunos medios de comunicación y de la Asociación de Fotoperiodistas de Aragón. Su portavoz, Javier Belver, ha remarcado que el objetivo es “mostrar cómo la ciudad y su gente ha cambiado en estos 116 años y aquí te puedes encontrar con auténticas joyas”.

“Hemos pretendido hacer este regalo al Mercado Central contando su historia”, ha indicado Belver, para quien las obras de reforma que se están desarrollando ahora son “como un nuevo traje” y teniendo “tan buena percha”, ha agregado, “seguro que le quedará muy bien”.

La exposición permanecerá en la plaza de Lanuza hasta finales de enero. Luego recorrerá otros puntos de la ciudad como el Arrabal, las Delicias, Valdespartera o San José.

Homenaje a la ciudadanía protagonista de las Fiestas del Pilar

Homenajear a la ciudadanía, de la que se busca su complicidad, y servir de memoria de la ciudad son algunos de los objetivos que persigue “Zaragoza y las fiestas del Pilar”, un proyecto sociocultural que recorre la historia de “la fiesta popular en la calle más importante de España”.

Un proyecto que se divide en cuatro espacios, tres de ellos en el Centro de Historias y otro en el Torreón Fortea, que se inaugura hoy y que “ya tocaba”, según han coincidido en la presentación el consejero de Cultura del Ayuntamiento, Fernando Rivarés, el comisario de la muestra, César Falo, y el director del Centro de Historias, Joaquín Merchán.

Imágenes, reproducciones, objetos de arte, maquetas, carteles, vídeos e ilustraciones procedentes de varios archivos públicos y privados componen esta muestra, para la que se han investigado “casi 60.000 documentos gráficos” y que quiere recuperar la memoria de los zaragozanos y su “complicidad” para reconocer “un tiempo y un espacio” y que es, a su vez, un retrato de Zaragoza, según Falo.

En las imágenes se aprecia, en muchos casos, “a la ciudadanía disfrutando de las fiestas más que el acto en sí”, ha añadido, al tiempo que ha apuntado que se pretende que exista “comparación y contextualización” con la época que muestran.

“No se trata de una exposición ni de cuatro que ocupen tres espacios en el Centro de Historias y otro en el Torreón Fortea”, ha enfatizado Rivarés, quien ha incidido en que “los zaragozanos y zaragozanas son los Pilares de la fiesta” y eso es lo que quiere reflejar el proyecto: un homenaje a la sociedad civil y al “backstage”, a la labor de los trabajadores municipales y a los artistas.

Visitantes de la exposición, entre dos reproducciones de cabezudos

Hace cuatro siglos

Unas fiestas que “siempre fueron de la calle y por y para los ciudadanos” y cuyo recorrido en este proyecto comienza en 1613, cuando se declaró festivo en la ciudad el 12 de octubre, y muestra cómo “la calle” reinventó los festejos “de modo popular” tras el fascismo, cómo se recuperaron en la transición y cómo con la modernidad se elevó el “concepto popular”, ha añadido.

Así, “Érase una vez las fiestas 1613-1977” muestra cómo una conmemoración religiosa se convierte en celebración y cómo procesiones y misas solemnes conviven con cabalgatas, mojigangas, comedias, toros, fuegos de artificio y gigantes y cabezudos que empiezan sus correrías.

“Contra las fiestas oficiales: fiestas populares” incide en que el modelo se resquebraja y las peñas y asociaciones vecinales piden la vuelta a las fiestas populares, y es el momento que muestran pancartas expuestas en las que se leen proclamas como “Felices fiestas, a pesar del gobernador” o “Las fiestas de balde que las pague el alcalde”.

El último espacio del Centro de Historias lleva por título “Días de fiesta 1980-2017” y se centra en la recuperación de la participación ciudadana en las fiestas impulsada por el nuevo ayuntamiento democrático y en cómo alienta su implicación con actividades como vaquillas, verbenas, pasacalles para todos los públicos en calles, plazas y parques como escenarios festivos.

La exposición también rinde homenaje al circo

Personas anónimas

Precisamente la animación infantil, un elemento “fundamental” de las fiestas modernas, estará representada en la inauguración de este proyecto, que tendrá lugar a las 19.00 horas de hoy, con grupos como K de Calle o Caleidoscopio, entre otros, junto a los consejeros de Cultura y Festejos de todo el periodo democrático que han sido invitados.

“La fábrica de las fiestas” es el último espacio de este proyecto, ubicado en el Torreón Fortea, y se centra en las personas anónimas que hacen posibles los festejos y todo el trabajo que realizan en maquetas, diseños, empresas, talleres de construcción y atrezzo o ensayos y producción para que la ciudadanía disfrute de ellos.

En este sentido, Merchón ha señalado que esta muestra tiene un componente “emocional” importante, dado que tanto él como Falo han formado parte de la organización de las fiestas del Pilar, a la que quiere reconocer esta exposición.

Una muestra que se ha producido en julio y agosto con un esfuerzo “extra” de las brigadas municipales para hacer “600 metros lineales de vinilo”, a lo que se suma el trabajo de diseño gráfico y expositivo y también el técnico para materializar una idea que se empezó a pensar en 2015 y cuyo fruto que se podrá visitar hasta el 13 de enero.

La ciudad se muestra con orgullo en una original exposición

Las ciudades son lo que quienes las habitan quieren que sean y Zaragoza es una ciudad con 2.000 años de historia de la que sus habitantes se tienen que sentir orgullosos, como lo constata la exposición itinerante “Conoce Zaragoza, quiere a tu ciudad”, que desde este martes 10 de julio se exhibe en el vestíbulo de la Casa Consistorial para recorrer luego colegios y centros cívicos de la capital y la provincia.

Se trata de un “hito” en el conjunto de actuaciones y colaboraciones que se llevan a cabo este año 2018, “aniversario de aniversarios” como ha explicado el alcalde, Pedro Santisteve, con motivo del décimo aniversario de la Exposición Internacional que acogió Zaragoza en 2008 y con la que se conmemoraba la de 1908, a su vez, en homenaje al primer centenario de Los Sitios.

Las claves de la ciudad

La exposición presenta, de manera didáctica e instructiva a través de paneles, los contenido geográficos, históricos y artísticos que han definido a Zaragoza en los siglos pasados, y mostrar los personajes, lugares, acontecimientos y monumentos que la han caracterizado y que facilitarán el conocimiento y entendimiento de su historia.

¿Por qué el emblema de Zaragoza es un León rampante?, ¿Cuándo conquistaron Zaragoza los aragoneses?, ¿Cuándo se perdieron los fueros?, ¿Cuándo llegó el ferrocarril? o ¿Cómo llega el agua corriente? son algunos de los aspectos que se pueden descubrir en esta muestra divulgativa.

El objetivo es que el pasado sirva “de espejo para proyectarnos en el futuro”, ha destacado el alcalde, quien ha incidido que al igual que en siglos pasados esta capital sigue siendo cruce de culturas y estilos de vida (en la foto superior de zaragoza.es, el alcalde atiende a las explicaciones sobre el contenido de la muestra).

Una comunidad muy sólida

Y es que Zaragoza se ha ido construyendo como una comunidad de ciudadanos desde hace 2.000 años, pero desde hace 1.000 años, 900 años o 500 años atrás han existido momentos históricos sobresalientes, que se quieren conmemorar en el presente año 2018.

La exposición, como se recoge en la nota de prensa, pretende repasar y ampliar el conocimiento sobre Zaragoza, pero sobre todo reforzar la identidad de su ciudadanía con su espacio diario de vida y que sus habitantes se sientan orgullosos porque, según el coordinador del Proyecto Zaragoza 2018 y presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis de Zaragoza, Domingo Buesa, “los zaragozanos son atentos a hacerse de menos”.

Sin embargo, a su juicio, esta es una ciudad “muy presentable”, con muchos años de historia y de actuaciones que han dejado una herencia “con fallos, errores, aciertos y virtudes” a partir de los cuales “aprender a construir el futuro”.

Ciudad inteligente

Por ello considera que es “bueno” que las ciudades tengan experiencias buenas y malas y que son las gentes que las habitan las que construyen la ciudad que quieren.

Y en un mundo globalizado, el reto de Zaragoza ahora debe ser que se convierta en una “smart city” o ciudad inteligente que aproveche las nuevas tecnologías para fomentar el conocimiento, la generación de empleo y que sea una ciudad amable y sostenible que permita mejorar la calidad de vida de sus habitantes, es decir, aplicar “rasgos de humanidad” a esa inteligencia artificial, según ha destacado el comisario de la exposición, Rafael de Miguel.

Además del Ayuntamiento de Zaragoza y la Real Academia de Bellas Artes de San Luis, en la configuración de la exposición han participado la Universidad de Zaragoza y la Fundación Ibercaja, así como docentes y la empresa Mandrágora Actividades.

La Escuela de Pensamiento Feminista de Aragón da sus primeros pasos

La I Escuela de Pensamiento Feminista de Aragón ha echado a andar este jueves 5 de julio en Zaragoza con un ciclo de debates que se prolonga durante dos días y donde se da cita siete ponentes referentes en el movimiento y más de un centenar de asistentes.

La investigadora y crítica de cine feminista Pilar Aguilar; la escritora y presidenta de honor de Clásicas y Modernas, Laura Freixas; la directora de “Comunicación y Género”, Isabel Mastrodoménico, y la periodista y experta en violencia de género Nuria Varela serán las primeras en poner voz a estas reflexiones del pensamiento feminista durante la jornada de este jueves.

El ciclo, que se prolongará hasta mañana, está organizado por el Gobierno de Aragón a través del Instituto Aragonés de la Mujer, precisamente cuando se cumplen 25 años de este organismo, que reflejan la “historia del compromiso con las mujeres”, ha señalado en la presentación de las jornadas la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales aragonesa, María Victoria Broto.

“No podemos decir que tenemos una auténtica y verdadera democracia si no logramos la igualdad entre hombres y mujeres”, ha manifestado la consejera, quien ha incidido en la conciliación pero también en la corresponsabilidad, en un camino para que hombres y mujeres “trabajen lo mismo y también cuiden lo mismo”.

Echando la vista atrás, Broto ha rememorado la huelga feminista del 8 de marzo como “un antes y un después”, pero también, ha recordado, “para que no vuelva a suceder” el asesinato por violencia machista del pasado 25 de junio en Zaragoza.

Calladas

Esta lacra en la sociedad será uno de los asuntos que se aborde este jueves, de manera transversal y en dos ponencias: la primera sobre el papel de los medios de comunicación en la transmisión de igualdad y la erradicación de las violencias contra las mujeres y la segunda sobre las reacciones feministas frente a la “nueva misoginia” y a las violencias contra las mujeres.

“La mujer callada por todos es alabada” es el título de la conferencia de la escritora Laura Freixas, una reflexión sobre “cómo la cultura dominante lanza a las mujeres el mensaje de que deben estar calladas” (foto superior).

Y lo hace, ha explicado Freixas en declaraciones a Efe, “desde San Pablo con aquella frase de ‘Las mujeres en la iglesia callen y si algo no saben lo pregunten en casa a sus maridos’, hasta una canción de un rockero que se llama Kevin Roldán que dice ‘Quiero una mujer que no diga na’ y todas esas imágenes de mujeres que están en los sitios como algo decorativo y no toman la palabra”.

Cartel del evento

Nuevas generaciones de mujeres

Un “mandato de silencio” que se refleja también en los medios de comunicación, donde el 80 por ciento de quienes opinan en tertulias de radio, televisión o periódicos son hombres, ha señalado.

Ahora, se ha producido una eclosión del movimiento feminista, ha reconocido Freixas, en un contexto de llegada de “generaciones de mujeres que han crecido bajo la democracia y no han conocido la dictadura”.

“Han crecido convencidas de que la igualdad ya se había alcanzado y no hacía falta la lucha feminista y luego se han encontrado cosas como el techo de cristal, el intento de quitarnos el derecho a interrumpir los embarazos no deseados o cosas como lo de ‘La Manada’ y se han dado cuenta de que la igualdad no es real”, ha aseverado.

Y aunque para la ensayista catalana “todavía estamos lejos de la igualdad”, las claves para lograrla se encuentran en la educación y la cultura para lidiar con la “contradicción entre la igualdad formal y teórica, que supuestamente todo el mundo acepta, y la desigualdad real”.

Rebeldía

Y es que, el feminismo es una “rebeldía”, pero una “rebeldía pensada”, ha expresado la escritora Pilar Aguilar, quien reconoce que este movimiento por la igualdad atraviesa un “momento interesante y que da mucha alegría”.

“Hay momentos históricos donde hay que trabajar, estar ahí, explicar y montar asociaciones, pero no se termina de ver el fruto, y, de pronto, ocurren una serie de circunstancias y todo aquello explota”, ilustra en referencia a la posición que el movimiento está tomando en la sociedad.

A la de Freixas y la de Aguilar durante la jornada de hoy se unirán mañana otras voces como la de la antropóloga Ana Lucía Hernández, en una conferencia sobre maternidad y cuidados; la de la profesora de Sociología de Género en la Universidad de La Coruña Rosa Cobo, quien tratará de aportar respuestas desde el feminismo, y la de la experta en relaciones de género Isabel Ortega, quien reflexionará sobre las corporalidades.

Mercado Medieval de las Tres Culturas: historia, tradición y diversión entre tapas y orcos

El Mercado de las Tres Culturas reviste a Zaragoza de tradición e historia judía, musulmana y cristiana. Hasta el domingo, se podrá recorrer una ruta de “tapas” o transitar por 160 puestos medievales. También, disfrutar de la simulación de la batalla de Conquista de Alfonso I, que conmemora sus 900 años, o de “La llegada de los orcos”.

Hace 900 años que Alfonso I el Batallador conquistaba Zaragoza. Un evento histórico que durante el fin de semana podrá revivirse en el Mercado de las Tres Culturas. Este viernes, caballeros, druidas, brujas y curiosos personajes de cuento han protagonizado el desfile inaugural, que revestirá de tradiciones judías, musulmanas y cristianas las áreas más históricas del centro de la ciudad (foto superior de zaragoza.es).

Bailarinas en el colorido desfile de inauguración de este viernes. Foto: zaragoza.es

Salto al pasado

Como si de un salto al pasado se tratase, los visitantes podrán recorrer más de 160 puestos medievales, tabernas o jaimas árabes repartidas por el entorno de la Plaza de San Bruno, La Lonja e incluso se adueñarán de algunos puntos de la Magdalena, o El Arrabal. Cada tienda es única, y algunas incluso acogen cierto aspecto museístico.

De ellas pueden extraerse piezas exclusivas de artesanía, textiles, joyería o droguería. Un tránsito por la historia, envuelto en una nube de aroma, desprendida por bálsamos y fragancias de aquí y allá.

En esta edición, como novedad, se ha organizado una “ruta de tapas” en la que degustar curiosos fragmentos históricos, como un sabroso “Cid Campeador”.

Asimismo, se ha habilitado un graderío en la plaza del Pilar desde donde deleitarse, a golpe de vista, de los espectáculos que distintas compañías teatrales aragonesas representarán hasta el domingo.

Revulsivo turístico

En palabras del alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, el Mercado es “todo un revulsivo turístico”, que además sirve para dotar a la ciudadanía “de diversión y cultura”.

También, una excepcional oportunidad para que las compañías locales proyecten su talento “a su gente, en su propia ciudad”.

Entro otras recreaciones, la plaza será escenario de la “Llegada de los Orcos”, o la “Saracusta Musulmana”, de batallas caballerescas, e incluso de una simulación de la batalla de conquista de Alfonso I, en conmemoración del aniversario.

Hasta el domingo, además, se ha preparado una programación cultural especial de actividades y talleres para todos los públicos.

El Mercado Medieval permanecerá abierto de 11.00 a 0.00 horas.

Emotivo homenaje a represaliados y presos franquistas para recuperar “la verdad”

Los represaliados y presos antifranquistas aragoneses han recibido este domingo 14 de enero un emocionante homenaje a través de poemas, música y sentidos discursos de agradecimiento. Uno de los auditorios del Museo Pablo Serrano se ha llenado hasta la bandera, en un acto con el que se pretendía que “la verdad” de la historia “no quede en el olvido”.

Este homenaje se engloba dentro de las jornadas “La imagen de la memoria”, organizadas por la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (Armha) y que han incluido proyecciones, representaciones, conciertos y charlas para tratar de acercar a la ciudadanía el pasado oculto por la dictadura.

El presidente de Armha, Enrique Gómez, ha explicado que “el silencio comenzó con un genocidio del que parecía que nunca nos íbamos a levantar, pero ha habido gente que se la ha jugado y ha luchado”. A estas personas se ha rendido un homenaje y se ha recordado que los derechos que consigiueron están “más en peligro que nunca” porque está habiendo un “cambio de paradigma”.

Por ello, Gómez cree que si la gente se olvida “de que hay que luchar por la libertad, acabaremos perdiendo muchos de los derechos de Sanidad o Educación, entre otros”.

Homenaje especial a las mujeres

Por su parte, Chato Galante, miembro de la Comuna de Presxs del Franquismo, ha explicado que el homenaje no es solo para los presos, sino también para las víctimas de bebés robados, torturados, encarcelados, esclavos, deportados, exiliados o que perdieron su trabajo. Además, se ha realizado un homenaje especial a las mujeres que “tuvieron que sacar adelante familias”, así como por el hecho de que nueve de cada diez personas que entraban en la cárcel eran mujeres.

En el acto se ha contado con la presencia de la consejera de Cultura, Mayte Pérez; de la vicealcaldes del Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa broto; del consejero de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés; del director de Turismo de Aragón, Jorge Marqueta, y del director general de Cultura y Patrimonio de Zaragoza, Nacho Escuín.

Durante la jornada, han participado asimismo artistas de la tierra como Ángel Guinda, Ángel Petisme y Joaquín Carbonell, que han contribuido con lecturas y música a este homenaje.