hombres

Las estadísticas municipales tendrán enfoque de género

El Ayuntamiento de Zaragoza introducirá el enfoque de género en la recopilación, producción y presentación de todos los datos estadísticos en el ámbito municipal.

El gobierno municipal ha aprobado este martes, 11 de junio, el protocolo que incorpora esta medida ya prevista en la vigente legislación estatal, aragonesa y en el Plan de Igualdad para empleadas y empleados municipales del Ayuntamiento de Zaragoza.

El Consistorio ha informado en una nota de prensa que la variable de sexo se incluirá de forma sistemática en los registros, estadísticas, estudios y en toda la comunicación municipal siempre que haga referencia a personas, salvo que exista un motivo razonado que lo impida.

Aunque esta tarea ya se realiza en la mayoría de estadísticas oficiales, no ocurre lo mismo en otras informaciones como memorias, diagnósticos o informes, o en recogida de información ciudadana como solicitudes o instancias.

Analizar impactos de políticas en hombres y mujeres

El objetivo es sistematizar la desagregación de los datos por sexo para, a través de su conocimiento, poder analizar el impacto de las políticas municipales en hombres y mujeres. Los indicadores permiten diagnosticar las desigualdades de género en un determinado ámbito.

Así, una vez detectadas las diversas realidades, necesidades y expectativas, la Administración puede dirigir sus actuaciones con criterios de equidad en todos los sectores: deportes, cultura, urbanismo, servicios sociales, vivienda, servicios públicos, movilidad urbana y medio ambiente, entre otros.

Desde el consistorio han señalado que la incorporación del enfoque de género en la producción y recogida de datos municipales “se enmarca en una estrategia más amplia de transversalidad de género”, que el Ayuntamiento de Zaragoza ha implantado progresivamente en los últimos años.

El IAM lanza una campaña para que los hombres se impliquen ante la desigualdad de las mujeres

El Instituto Aragonés de la Mujer ha puesto en marcha una campaña que persigue implicar a los hombres en la lucha contra la desigualdad que afecta a las mujeres tanto a nivel social como laboral, así como contra el machismo y la violencia que genera.

Según informa el Gobierno aragonés, “Que la igualdad no sea un disfraz” es el lema de una campaña a favor de la igualdad entre géneros que pone el acento en la necesidad de que la sociedad, y especialmente los hombres, se sumen a las iniciativas contra la discriminación de la mujer.

Asimismo, la campaña incide en que para que la realidad cambie se debe de asumir la necesidad de cambiar roles, estereotipos y comportamientos y no quedarse solo en lo superficial.

Otro aspecto que se pone en evidencia es que la desigualdad y la violencia sobre las mujeres no atienden ni a la edad, ni a la situación vital de cada persona, ya que es una realidad que se encuentra en todos los ámbitos de la sociedad y en todos los perfiles de mujeres y hombres.

La campaña está sufragada con fondos del Pacto de Estado en materia de Violencia de Género, que tiene una línea de actuación fundamental en materia de sensibilización y prevención.

Mayor implicación

Tanto el Pacto de Estado como el Dictamen de la Comisión para el Estudio de la Violencia Machista en Aragón interpelan a impulsar campañas de sensibilización centradas en los varones para implicarlos más en la lucha contra la desigualdad de género, el machismo, la discriminación y la violencia.

Además, el Plan Estratégico de Prevención y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres en Aragón, aprobado en 2018, también establece la necesidad de trabajar en la línea de la sensibilización y la prevención.

La campaña se difundirá principalmente a través de redes sociales pero, además, se distribuirá en formato papel en espacios del Gobierno de Aragón, centros educativos, centros de trabajo, ámbitos social, sanitario y policial.

También se enviará a los Centros de la Mujer de las comarcas aragonesas, con las que el IAM dispone de convenios para la territorialización de la atención a la violencia sobre las mujeres para que la campaña llegue, también, al medio rural aragonés.

Un 40% de los hombres en Aragón no perciben la violencia que dicen sufrir el 28,6 % de las mujeres

Casi el 40 % de los hombres en Aragón piensa que la violencia ejercida contra la mujer no existe o es poco frecuente, mientras que un 28,6 % del colectivo femenino asegura haber sufrido uno o varios tipos de violencia y un 15,5 % de carácter sexual en algún momento de su vida, lo que supone 103.000 aragonesas.

Es lo que se refleja en las conclusiones de dos estudios impulsados por el Instituto Aragonés de la Mujer en cumplimiento del Pacto de Estado en materia de Violencia de Genero realizados por un equipo de investigadores de la Universidad de Zaragoza y que este jueves han presentado su coordinador, Santiago Boira, y la directora del IAM, Natalia Salvo (imagen superior de Europa Press).

Para Boira, el número de mujeres que ha padecido violencia sexual (agresiones, abuso y acoso) es “significativo”, porque además supone 1,8 puntos más que lo reflejado en la encuesta estatal de 2015.

Más de mil personas encuestadas

En este caso se trata de una encuesta telefónica con mil personas, de ellas 510 mujeres, mayores de edad, realizada entre el 19 de noviembre y 3 de diciembre de 2018 y con la que se han realizado dos estudios, uno sobre violencia sexual contra las mujeres en Aragón y otro sobre la percepción de la violencia contra este colectivo.

De los datos extraídos, para Salvo el que “preocupa más” es que el 72,2 % de las mujeres víctimas de violencia sexual no pidió ayuda ni acudió a ningún lugar, es decir, no lo denunció, algo que relaciona con el hecho de que una gran mayoría de estas agresiones se producen en el entorno cercano y en el 38 % de los casos fue cometida por el marido o pareja.

En el 17,7 % de los casos fue el jefe o compañero de trabajo, en un 16,5 % conocidos o amigos, en un 15,2 % por un hombre desconocido y en un 10,2 % por un padre, padrastro o alguien del círculo familiar cercano.

A consecuencia de la agresión sexual, el 53 % de las encuestadas padecieron ansiedad o estado de shock, el 26,6 lesiones físicas externas y el 7,6 % internas; un 85,4 sufrieron rabia y el 81 % impotencia, y un 5,7 % denunció haber sufrido acoso sexual en el trabajo o lugar de estudio.

Entre los motivos por los cuales los hombres agreden sexualmente a las mujeres figuran el no aceptar el rechazo (89,1 %), tratar de controlar o someter a las mujeres (87,7 %), el consumo de alcohol y drogas (82 %), problemas mentales (64,7 %), no poder controlar impulsos sexuales (54,2 %) o haber padecido abusos sexuales en la infancia (45,6 %).

Escasa percepción del problema

En el ámbito de la percepción, el 71 % de los encuestados reconoció que existen grandes desigualdades entre hombres y mujeres, pero para el coordinador del estudio, “lo significativo” es que el 29 % no lo ve.

El 20 % de los hombres consideró que presionar a la pareja a mantener relaciones sexuales no es una violación y entre los de más edad, el 22 % piensa que si una mujer sale sola o viste de manera provocativa tiene parte de culpa si es agredida sexualmente.

Un 81 % cree que las mujeres que sufren una agresión sexual no lo denuncian y atribuyen al miedo como el principal motivo para no hacerlo.

Sin embargo, un 50,6 % de los hombres y un 32,4 % de las mujeres piensan que el 41 % de las denuncias son falsas, lo que la directora del IAM relaciona con el “discurso ideológico que termina calando entre la opinión pública” y que, ha recordado, es el argumento que “se ha utilizado para deslegitimar la ley contra la violencia machista”.

Respuesta institucional

De los datos de la encuesta se refleja que no existe un perfil diferenciado de la mujer que sufre cualquier tipo de violencia, así como que existe una mayor probabilidad de sufrir maltrato físico o psicológico en las mujeres de origen extranjero y de padecer maltrato económico si se tiene una discapacidad superior al 33 %.

El estudio también analiza la respuesta institucional que se da en estas circunstancias con la conclusión de que las expertas creen que los procedimientos penales son largos, frustrantes y generan victimización secundaria, que la red de recursos para tratar a las víctimas de violencia sexual es insuficiente y que no se están obteniendo resultados proporcionales al aumento de los recursos.

También se incide en que la educación afectivo-emocional y afectivo-sexual es insuficiente, motivo por lo que Salvo ha incidido en la necesidad de incluir este tipo de educación en el sistema educativo, ya que los adolescentes se están formando con pornografía y generando “patrones muy perversos en torno a la sexualidad”

La mujer aragonesa, con muy poca presencia en política municipal o en estudios de ingeniería e informática

La política municipal y la educación son dos de los ámbitos donde se plasman mayores diferencias entre hombres y mujeres en Aragón. Sólo el 18,5 % de los alcaldes elegidos en 2015 son mujeres, cifra que se eleva hasta el 29,6 % al hablar de concejalas. Respecto a estudios universitarios, la presencia femenina en Magisterio de Educación Infantil (94,5%), Psicología (83,3%) o Enfermería (81,4%) es abrumadora, mientras en las diversas Ingenierías e Informática (por debajo del 15,8%), en Deporte (15,4%) o en Marketing (19%) es mínima. Lo mismo ocurre en las diversas ramas de FP. Por otro lado, respecto a violencia machista, 1.011 mujeres contaban con protección policial por violencia de género en Aragón en 2018, tres veces más que en 2015.

Las referencias están contenidas en el informe “Datos Básicos de las Mujeres” y que publica este viernes el Instituto Aragonés de Estadística (IAEST) con motivo del Día Internacional de la Mujer.

En su introducción el informe indica que, “a pesar del gran avance hacia la igualdad hecho en nuestra sociedad, los datos reflejan una sociedad desigual que asigna a las mujeres la responsabilidad del ámbito doméstico y a los hombres la del ámbito público, basándose en una muy desigual valoración y reconocimiento económico y social”.

Política

Esa desigualdad resulta especialmente flagrante en el ámbito de la política municipal, donde el número de concejalas no alcanza el 30% y el número de alcaldesas se sitúa por debajo del 20%.

En las diputaciones provinciales, la representación femenina no llega al tercio del total, mientras que en las Cortes de Aragón sí que se alcanza una paridad casi total: 32 diputadas frente a 35 diputados.

El Senado es la única institución donde hay una paridad exacta, pues de los 14 senadores aragoneses 7 son mujeres, algo que no ocurre en el Congreso, donde trabajan 3 diputadas aragonesas frente a 10 diputados.

Educación

En estudios universitarios son las mujeres las que tienen mayor presencia con 15.809 matriculadas en el curso 2016/17, frente a los 13.879 chicos. Pero su distribución por áreas de conocimiento es muy desigual.

Ellas son mayoría en Educación (77,4%), Salud y Servicios Sociales (71,4%), Artes y Humanidades (60,9%) o Agricultura, Ganadería, Silvicultura, Pesca y Veterinaria (65,7%).

Pero las chicas representan una minoría en Informática (9,4%) o Ingeniería, industria y construcción (24,6%), mientras en Ciencias el porcentaje de hombres y mujeres está equilibrado (54,2% frente a 45,8%).

También resulta llamativo en el informe que son las mujeres las que ocupan la mayor parte de las plazas destinadas a la Formación Adulta en todos los tramos de edad salvo de los 18 a los 20 años, destacando el tramo de mayores de 65 años, donde estudian 4.646 mujeres frente a 927 hombres, cinco veces más.

Violencia machista

El informe del Instituto Aragonés de Estadística revela igualmente un importante incremento de las medidas de protección para mujeres víctimas de violencia machista, lo que muestra que ésta sigue por desgracia muy vigente en la sociedad aragonesa, aunque las mujeres están denunciando más y reclaman mayor protección.

Un total de 1.011 mujeres contaban con protección policial por violencia de género en Aragón en 2018, tres veces más que en 2015, cuando el número de protegidas por el sistema de seguimiento integral VioGén de la Policía Nacional era de 332.

El informe indica también que existen en la comunidad aragonesa un total de 1.690 casos activos de violencia de género por la Policía.

Además, 208 mujeres en 2018 eran usuarias del servicio Atenpro de telelocalización que les permite pedir ayuda en situaciones de emergencia.

Los Juzgados de Violencia sobre la Mujer de Aragón recibieron un total de 3.860 denuncias, 3.258 en la provincia de Zaragoza, 402 en la de Huesca y 200 en la de Teruel.

Ámbitos económico y deportivo

En el ámbito económico, el documento revela que las mujeres pensionistas en Aragón cobraron de media en 2017 12.127 euros al año, 5.751 euros menos que los hombres, brecha que a nivel estatal se cifra en 4.892 euros.

El informe también recoge que solo un 22 % de las licencias federadas pertenecen a mujeres, cifra que se reduce en algunos deportes como el fútbol (4,9 %), el ajedrez (1,2 %) o la caza (0,6 %), frente a otros en el que ellas son la mayoría como la montaña y la escalada (60 %), el patinaje (89,4 %) o la gimnasia (90,1 %).

De los 1.308.728 habitantes que residen en Aragón según el Padrón de 2018, un 49,3 % son hombres frente al 50,7 % de mujeres.

Las mujeres aragonesas cobran de media 5.500 euros menos al año que los hombres

“La precariedad en Aragón tiene rostro de mujer”, ese es el resultado del informe presentado por CCOO este viernes. Un informe que pone en evidencia las desigualdades que, año tras año, se perpetúan en el ámbito laboral para detrimento de las mujeres. Así, por ejemplo, ellas cobran 5.500 euros menos al año que ellos, situándose su salario medio en 16.400 euros frente a los 21.900 de los hombres.

El paro también se ceba más con ellas: son 3.500 paradas más que parados en la Comunidad. Y respecto al tipo de contrato, sigue imperando el de tipo temporal; de hecho, de los 290.000 contratos firmados por mujeres el año pasado, el 90% eran temporales.

Aunque aquí la diferencia con los hombres es mínima (89%), sí la hay en cambio en las jornadas que ellas efectúan. En un 39% es completa y en un 78% es parcial. Datos completamente opuestos a los del género masculino, donde el 61% son jornadas completas y el 21,5%, parciales.

El sindicato ha señalado que la razón que explica esta diferencia se halla en que ellas tienen que compatibilizar sus trabajos, en muchas ocasiones, con el cuidado de los hijos o de mayores. “No hay conciliación ni corresponsabilidad, las tareas domésticas siguen siendo un asunto femenino y por ello asumen más trabajo precario”, asegura la secretaria de Mujeres, Igualdad y Juventud, Elena Pérez.

Por esto mismo, de las 2.194 excedencias solicitadas en Aragón en 2018 para hacerse cargo de asuntos familiares, 1.955 correspondieron a mujeres y solo 239 a hombres.

Desigualdad en aumento

Este es quizá el dato más llamativo de un informe que, por lo demás, demuestra cómo la desigualdad sigue aumentando. Bien es cierto que hay menos paro en Aragón a día de hoy, “pero la calidad del empleo que se está creando no mejora necesariamente las brechas para ellas, porque los hombres siguen accediendo a puestos con sueldos más altos”, explica el secretario general de CCOO Aragón, Manuel Pina.

Esto se demuestra también por el sector de prevalencia de uno y otro colectivo, siendo los servicios donde más mujeres hay, el 85%. Le siguen industria, con 28.000 trabajadoras y, en menor medida, agricultura y construcción.

En muchas casos, la razón de fondo es la “estereotipación” de ciertos oficios más técnicos. Así, son muchas menos las chicas que acceden a carreras científicas que chicos, lo que luego redunda en las expectativas salariales de unos y otros.

Es uno de los problemas a resolver según la plataforma sindical, si se aspira a conseguir más igualdad entre los trabajadores. “Hay que fomentar la promoción profesional sin estereotipos de género”, comenta Pérez, “la situación de las mujeres no mejorará mientras su tiempo y su talento no se valore igual que el de los hombres; debemos combatir la idoneidad de las mujeres para determinados puestos y valorar las capacidades de las personas sin concepción sexuada”. Además de que no existe falta de formación entre las mujeres, dado que un alto porcentaje están perfectamente preparadas.

Huelga el 8M

En la línea de reivindicaciones laborales del Día de la Mujer Trabajadora, el 8 de marzo u 8M, CCOO ha anunciado ya la convocatoria de paros durante 2 horas y su apoyo a las manifestaciones que se produzcan ese día.

Eso sí, desde el sindicato consideran que desde el año pasado “se ha producido un salto” cualitativo, por lo que la lucha feminista se ha hecho extensible al plano social y a otras muchas formas de discriminación que sufren las mujeres, paralelas al trabajo.

También por ello, el “Informe de la Mujer Trabajadora 2018” que hoy han presentado, aunque no es nada halagüeño, cobra una dimensión distinta, impulsado por los vientos del último 8 de marzo.

Más de 500 plazas en cursos de igualdad

El Servicio de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza ha programado 37 nuevos cursos formativos con 529 plazas para los próximos meses, entre los que se incluyen los de cocina, plancha o costura para hombres y los de herramientas y electricidad para mujeres.

La concejala de Educación e Inclusión, Arantza Gracia, ha explicado en rueda de prensa que los cursos están divididos en seis áreas temáticas: informática, identidad y hábitos saludables, cultura para la igualdad, corresponsabilidad y cuidados, formación y capacitación profesional y expresión, comunicación y participación.

Como novedad, ha informado de que, dado que la demanda siempre supera “con creces” la oferta, se han transformado algunos de los cursos en ciclos de conferencias y talleres, más abiertos y flexibles.

Del mismo modo, se han revisado los de formación ocupacional para adaptarlos al Plan de Igualdad y que ofrezcan un certificado de profesionalidad.

Por su parte, el responsable del programa Formación y Cultura para la Igualdad, Pepe Mensant, ha explicado los plazos, que comienzan el 5 y el 6 de febrero con la entrega de solicitudes online y en la Casa de la Mujer.

El 11 de febrero se sortearán las plazas y a partir del 14 se conformarán las matrículas.

Del total de 37 cursos, hay 17 mixtos, 18 para mujeres (incluidos las áreas temáticas de informática y capacitación profesional) y dos para hombres.

Se está tratando, asimismo, de incrementar la presencia de hombres en los cursos, que el año pasado se situó en tono al 9 por ciento.

Más de la mitad de la población se declara feminista y pide reformas legales contra la desigualdad

Un 58% de las mujeres y un 46% de los hombres se declaran feministas, aunque solo milita el 1,2% de la población, mientras una abrumadora mayoría reclama cambios legislativos para garantizar la igualdad salarial entre hombres y mujeres. Además, una de cuatro mujeres afirma haber sufrido algún tipo de agresión sexual, aunque sólo un 8% de ellas lo denunció

Estos son algunos de los datos que se extraen del barómetro elaborado por la empresa demoscópica 40dB para la publicación digital CTXT, que se presenta este jueves 8 de noviembre en las I Jornadas Internacionales Feministas que se celebran en Zaragoza.

La directora de la empresa de sondeos y expresidenta del Centro de Investigaciones Sociológicas, Belén Barreiro (en la imagen superior, durante su intervención), ha destacado que fijar por ley la igualdad salarial entre hombres y mujeres es la medida más apoyada, seguida de la formación de género para los jueces y la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad, todos ellos con más del 80 por ciento de apoyos.

Feminismo consolidado

La ponente ha subrayado también que con esos datos puede considerarse que el feminismo es una realidad, pese a que entre los hombres haya algo menos de consenso al respecto.

Respecto a la persistencia de desigualdad de géneros, los encuestados ofrecen pocas dudas y el 82% cree que en el Estado español existe desigualdad entre mujeres y hombres con respecto a sus derechos sociales, políticos y/o económicos.

También una abrumadora mayoría (el 78,3%) piensa que las mujeres reciben un salario menor por realizar el mismo trabajo que los hombres. Por ello, el 90% de la ciudadanía reclama que se fije por ley la igualdad salarial entre hombres y mujeres.

La encuesta también revela que el 63,5% de las mujeres se han sentido acosadas física o psicológica al menos alguna vez por un hombre. Ese dato explica que el 75% de las mujeres y el 56% de los hombres desean que se introduzca la perspectiva de género en el código penal.

Machismo en los hogares y en el trabajo

En cuanto a la presencia del machismo en los hogares, el 34% de las mujeres califica a su padre de machista y también lo hace el 21,9% de los hombres, pero solo el 15% considera que su pareja (hombre) es machista.

Además, se constata que el 60% de las mujeres lleva la mayor parte de la carga de tareas del hogar por el mero hecho de ser mujer.

En el terreno laboral el sistema patriarcal también se deja notar, Así lo corroboran 3 de cada 4 mujeres, que creen que los hombres se sienten incómodos teniendo a una mujer como jefa. Una opinión que sólo comparten 4 de cada 10 hombres.

La encuesta también ha preguntado por la prostitución y el 11,5% es partidario de abolirla, mientras el 60,4% prefiere regularla. Por otro lado, un 94,6% es partidario de que las administraciones públicas concedan a las prostitutas derechos, seguridad social y posibilidad de pagar impuestos.

La DGA impulsa una ley que prevé ayudas para que los hombres pidan el permiso de paternidad

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su sesión de hoy la toma en conocimiento del anteproyecto de Ley de Apoyo a las Familias de Aragón, una norma que quiere reconocer los distintos tipos de familia en igualdad de derechos y obligaciones. Además, incluye medidas que pretenden dar respuesta a cuestiones como la conciliación familiar y laboral, la baja natalidad o la despoblación.

El anteproyecto de ley pone el acento en las cambiantes funciones sociales que desempeñan las familias así como en su morfología y modos de organización y hace hincapié en el compromiso con la igualdad de derechos y obligaciones de sus miembros así como en la necesaria corresponsabilidad

El texto que se ha tomado en conocimiento refuerza, en su título preliminar, elementos clave como la pluralidad familiar, la corresponsabilidad, la eliminación de obstáculos que dificulten el desarrollo de cada uno de los miembros, la atención a las situaciones de vulnerabilidad económica o a otras circunstancias.

Prestaciones económicas 

En el anteproyecto de ley se incluyen ayudas a familias que se corresponsabilicen en la atención a un menor en el periodo del permiso de maternidad.

De esta forma, se otorgarán ayudas a las madres que compartan el disfrute de su derecho de subsidio por nacimiento, adopción o acogimiento familiar con el padre en las diez semanas opcionales previstas.

También podrán obtener ayudas aquellos padres que se hayan acogido a su permiso por nacimiento, adopción o acogimiento y quieran extenderlo a través de una excedencia (antes de que el hijo tenga 3 años).

El tercer tipo de ayudas serán por nacimiento, adopción o crianza de menores de 3 años con objeto de fomentar la natalidad, privilegiando a las familias en situaciones sociofamiliares vulnerables y teniendo en cuenta la realidad territorial de Aragón.

Conciliación de la vida familiar y laboral 

La norma potenciará el concepto de corresponsabilidad de género como aspecto clave para facilitar la conciliación y refuerza la necesidad de colaboración interinstitucional y con otros agentes sociales y económicos.

Para ello, quiere impulsar la sensibilización y reconocimiento de nuevas masculinidades y paternidades.

Por áreas, en el ámbito educativo se recupera el domicilio familiar como criterio prioritario para la elección de centro educativo, se consideran especialmente las necesidades en materia de conciliación de las familias monoparentales, numerosas y aquellas con personas discapacitadas o dependientes a su cargo, entre otras.

En el área de empleo, se impulsa el reconocimiento a aquellas empresas que faciliten la conciliación a sus trabajadores y trabajadoras y en el ámbito público se incluye la creación de una Comisión de Igualdad de Función Pública.

En lo que se refiere a los servicios sociales, se incluyen espacios de ocio compartido que posibiliten la convivencia intergeneracional.

Medidas de apoyo a las familias 

Se adecúan las medidas del ámbito de vivienda a las recogidas en la nueva normativa aragonesa y vinculadas a la vivienda sociales y la atención de las familias con necesidades especiales, y se potenciará la atención a las familias en el medio rural.

El anteproyecto de ley incluye, además, medidas en materia de movilidad que en la anterior norma no se contemplaban, ajustándolas a la normativa en esta materia y relacionadas con el ajuste de tarifas a algunas familias y la consideración específica de las necesidades de las familias en el medio rural.

Proceso de participación 

Este anteproyecto de ley será el documento de partida en un proceso de participación al que se convocarán a entidades sociales, agentes sociales y representantes de las administraciones, entre otros.

Todos ellos podrán presentar aportaciones que se valorarán y podrán ser admitidas para enriquecer el documento actual.

Las Cortes aprueban la Ley de Igualdad entre Mujeres y Hombres con desacuerdos de PP, Cs y PAR

Todos los grupos de las Cortes de Aragón, tanto a la derecha como a la izquierda del tablero político, han dado el “sí” a la nueva Ley de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, aunque en términos genéricos, ya que algunos de sus artículos, especialmente los referidos a la educación o el uso del lenguaje, han recibido la oposición del PP, PAR y Cs.

La nueva  Ley de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres contempla, entre otras medidas, la creación de unidades de igualdad de género en cada departamento del Ejecutivo aragonés, la evaluación del impacto de género en cada norma que desarrolle el Gobierno de Aragón, la eliminación de fondos públicos para colegios que segreguen su alumnado por sexo o el establecimiento de sanciones muy graves de hasta 50.000 euros por discriminación por sexo.

La consejera Broto, durante su intervención en las Cortes. Foto: Europa Press

La votación conjunta del texto ha reforzado la unanimidad parlamentaria que existe sobre la necesidad de la nueva Ley de Igualdad, si bien, en la revisión punto por punto del texto han aparecido algunas desavenencias (en la foto superior de cortesaragon.es, la igualitaria presidencia de las Cortes, durante la sesión de este jueves).

En representación del Gobierno aragonés la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha defendido una norma en la que importa mucho el contexto en el que se aprueba, según sus palabras: por un lado, el enorme eco social del 8M, cuando el feminismo ocupó las calles para reclamar igualdad; por otro, la lucha contra la violencia machista, que esta misma semana causó un nuevo asesinato en Zaragoza.

Para la consejera, la educación se encuentra en el embrión de la equiparación de derechos y de trato entre hombres y mujeres, y en consecuencia, es fundamental para desmoronar la desigualdad que emana del sistema patriarcal.

Ley feminista

Tras elogiar el proceso de participación que ha propiciado la ley, y por la que se han debatido hasta centenares de aportaciones de asociaciones, entidades, instituciones o expertos, Broto ha valorado que su Gobierno haya insistido en la demanda de un pacto de Estado contra la violencia machista como argumento prioritario, aunque no el único.

Porque para el Ejecutivo aragonés fomentar políticas públicas de igualdad en contrataciones, subvenciones o uso no sexista del lenguaje y la imagen también lo es, o como la conciliación, la lucha contra el acoso sexual, la llegada de más mujeres a órganos de dirección o la interrupción voluntaria del embarazo.

En suma, todas las esferas sociales quedan concernidas por esta ley, por cuyo cumplimiento velará el Instituto Aragonés de la Mujer, que sale reforzado, según ha recordado la consejera.

La responsable del IAM, Natalia Salvo, ha refrendado las apreciaciones de la consejera, al señalar en su cuenta de Twitter que “hoy es uno de los días más felices de mi vida”, porque a su entender se ha aprobado una ley “feminista, que nos sitúa en vanguardia”.

Proyecto negociado

La diputada autonómica del PSOE Pilar Zamora, por su parte, ha incidido en el trabajo y en el debate que han desembocado en el dictamen, porque se presentaron 195 enmiendas y se aceptaron o consensuaron 105, y de éstas, el 80 por ciento tiene la unanimidad de los grupos.

El porcentaje es mayor si el grado de acuerdo se extrapola al texto de la ley: el 94 por ciento ha suscitado el apoyo de los partidos.

Desde el PP, Ana Marín ha destacado las intenciones de su grupo con el proyecto, pues siempre han tratado de mejorar el texto, como ha revelado que una mayoría de las aportaciones de los populares hayan salido adelante con modificaciones pactadas con los socialistas.

Discrepancias

Pero el voto en contra se mantiene en dos artículos y en dos disposiciones adicionales, una de ellas sobre el uso del lenguaje.

Marín ha abogado por no permitir empleos sexistas, pero sin “dar patadas al diccionario”, y en consecuencia, a favor de lo que dicte la RAE. La diputada ha pedido no incurrir en términos que no existen o que “tergiversan el castellano”, como “jóvenas” o “portavozas”, que no fomentan la igualdad.

En cuanto a los artículos con los que el PP está en contra, Marín ha explicado que se refieren a la educación, ya que aprecia imposiciones, como la alusión a la práctica del fútbol.

“Por responsabilidad”, ha sentenciado Marín, los populares dirán sí al dictamen a pesar de desacuerdos puntuales.

El PAR ha expresado su apoyo a la Ley menos a dos artículos, y lo hace, ha subrayado Elena Allué, porque es necesario que se sigan obrando “cambios favorables para el avance de la igualdad real”.

Ciudadanos, a través de Desirée Pescador, se ha pronunciado en términos similares: es necesaria la apuesta que representa la nueva Ley, pero queda camino que recorrer, por ejemplo en sensibilización en medios de comunicación y en publicidad, o en la potenciación de las competencias del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), que podría adscribirse a la Consejería de Presidencia.

Soro y M. Romance (CHA) conversan con Luquin (IU). Foto: cortesaragon.es

Respaldo desde la izquierda

IU, en voz de Patricia Luquín, se ha felicitado de que “por fin” haya una Ley en Aragón como la que se ha debatido en la Cámara, que además ha visto cómo 44 de las 50 enmiendas presentadas por sus siglas han terminado asumidas. Entre ellas, ha mencionado el refuerzo del IAM.

La diputada Carmen Martínez, de CHA, ha puesto el acento en el esfuerzo que sigue urgiendo para la erradicación de “la cultura patriarcal”, y en se sentido, ha reivindicado el papel de los medios de comunicación, a los que la administración debería sancionar si recurren a contenidos que fomentan la desigualdad. También se ha felicitado por la mayor envergadura que asume el IAM.

En la línea de reforzar el campo de acción de la administración, la diputada Amparo Bella ha incidido en la mayor implicación que consigue la Ley, y como ejemplo, ha citado la configuración de unidades de igualdad en cada departamento.

Sólo un 16% de calles con nombre de persona corresponde a mujeres

El libro ‘La Zaragoza de las mujeres’ recupera la historia de la ciudad con perspectiva de género y a través de la denominación de calles que tienen nombre de mujer, detallando las épocas históricas, profesiones y actividades. Sólo un 16% de las calles con nombre de persona corresponden a mujeres.

El Servicio de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza ha editado esta obra, que actualiza el pionero callejero de 2010, dado que en los últimos años se ha incrementado en un 35 % el número de calles con nombre de mujer, han informado desde el consistorio.

Este documento pretende rendir homenaje a las mujeres que han sido protagonistas históricas en diversos ámbitos y recuperar la memoria de las menos conocidas, con sus nombres propios o su colectivo.

Las autoras Carmen Romeo, Gloria Álvarez, Cristina Baselga, Concha Gaudó e Inocencia Torres, junto a la diseñadora Aurora Verón, han confeccionado este libro, que no es solo un callejero, sino un estudio que da a conocer las biografías de estas mujeres y que tiene un gran valor para observar el desarrollo urbanístico y social de la ciudad.

Incremento notable en los últimos años

Este trabajo muestra que en los últimos años se ha incrementado en un 35 % el número de calles con nombre de mujer, pasando de 170 a 229.

No obstante, en el callejero zaragozano sigue existiendo una notable brecha de género: de las 3.230 calles registradas oficialmente, 1.463 llevan nombre de personas concretas y, de estas, 1.234 tienen nombre de varón (84 %) y 229 de mujer (16 %), han cifrado desde el consistorio.

Tal y como ha informado el Ayuntamiento, la obra recoge las calles que en la ciudad llevan nombre de mujer e incluye algunas de las que en otro tiempo hubo y que hoy están desaparecidas.

El Servicio de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza ha editado 500 ejemplares, que se pueden adquirir esta semana en la caseta municipal de la Feria del Libro y el documento se puede obtener también para descarga gratuita a través de la web del consistorio.