informe

CCOO denuncia que el 43% de la plantilla de la Administración aragonesa tiene empleo temporal

Comisiones Obreras ha presentado un informe sobre el empleo público en la Administración General de la Diputación General de Aragón durante la legislatura 2015-2019, en el que han detectado que la temporalidad ha pasado de un 35 por ciento el primer año al 42,7 por ciento de este último.

En cifras, el sindicato estima que en esta situación de temporalidad, el primer año de legislatura había menos de 4.000 personas y en estos cuatro años los trabajadores temporales son ya más de 5.000.

El secretario sindical de CCOO en la DGA, Paco González, y la responsable de empleo en la sección sindical, Tania González, han calificado esta situación de “barbaridad” y han subrayado que crece tanto la temporalidad como la discrecionalidad en los nombramientos.

También han resaltado que se aprecia un ligero crecimiento en los puestos de trabajo en la Administración General, aunque no es porque se incrementen sino porque corresponden a las diferentes bajas y a los que no se cubrieron en su momento, en lo que Tania González ha asegurado es “una cobertura desigual y que no se corresponde con una planificación”.

Dos mil plazas pendientes

La responsable de empleo ha incidido en que la Administración “no se está dando prisa en poner medidas” y ha recordado que en estos momentos hay más de 2.000 plazas que ya se han ofertado pero todavía no han sido convocadas, con lo que “la discrecionalidad crece de manera imparable” y en este aspecto ha considerado que la DGA ha apostado por el sistema de las comisiones de servicios en lugar de por méritos.

El dato que han recabado al respecto de las comisiones de servicios es que en 2015 había 862 y desde entonces no han parado de crecer hasta llegar en el momento del cierre de este informe a 1.273.

Desde CCOO consideran que la discrecionalidad en la distribución del personal lo que provoca es “la politización de la Administración” a la vez que “erosiona y condiciona” el trabajo que desarrollan en sus puestos de trabajo los funcionarios.

Para Paco González, los principios que siempre han imperado en la Administración como consecuencia de llegar a ella por oposición de “mérito, igualdad y capacidad” van camino de ser “la excepción” porque en la DGA las comisiones de servicios las están utilizando como “pantalla” para no aumentar los puestos de libre designación, “pero usan otras herramientas para colocar a la gente”.

Datos oficiales

El representante sindical ha recordado que los datos con los que han elaborado el informe proceden de medios propios de la sección sindical de CCOO en la DGA a partir de datos oficiales del Gobierno de Aragón, porque en ningún momento se publican expresamente.

También han criticado que aproximadamente una de cada tres personas adscritas a la Administración General de la DGA se encuentra en situación de comisión de servicios, que les reportan, en función del puesto que ocupan, unos mayores ingresos.

Entre las soluciones que han apuntado pasan por que el empleo público se sitúe en la lista de prioridades del nuevo Gobierno, así como la aprobación de la nueva Ley de la Función Pública con la que se reduciría la discrecionalidad y que ha vivido hasta tres proyectos pero “nadie se lo ha tomado en serio”.

Menos mujeres

Otro dato que han apuntado es que la plantilla de mujeres sigue siendo claramente superior a los hombres y ha pasado de un 66,7 por ciento en 2015 al 68,9 por ciento al cierre de este boletín, el pasado 29 de mayo. También se ha producido un ligero rejuvenecimiento de la plantilla, que ha pasado de los 53,98 años de media en 2015 a los 51,12 en 2019.

No obstante y a pesar de que las mujeres alcanzan “casi el 70 por ciento de la plantilla” han lamentado que siga sin implantarse el plan de igualdad, que acumula doce años de retraso, y “cada vez es mayor la desigualdad” en cuanto a retribuciones económicas, lo que lleva a que “en todas las comparaciones” de salarios en los diferentes niveles, categorías o complementos “las mujeres salgan perdiendo”. Porcentualmente esa diferencia, han explicado, se sitúa en un 25 por ciento.

Para CCOO los Gobiernos están invirtiendo el orden de prioridades porque “les sale más rentable hacer una administración a su medida y no a la de los ciudadanos”.

Crece un 11 % el número de nuevos hogares atendidos por Cáritas

Los hogares atendidos por vez primera por Cáritas Diocesana de Zaragoza en 2018 alcanzaron el 44,1 % del total, frente al 33 % de 2017, y el 40 % de ellos tenía menores a cargo, según ha dado a conocer este martes la secretaria general de la entidad, Cristina García, en la presentación de la memoria del pasado ejercicio.

García ha comparecido junto al director de Cáritas Diocesana de Zaragoza, Carlos Gómez Bahillo, quien ha hecho un llamamiento a la sociedad a que “acompañe” a otras personas, como reza la campaña “Pon en marcha tu compromiso para mejorar el mundo”, dado que existe una crisis de modelo social que ha dado paso a nuevas formas de pobreza y exclusión que no solo están relacionadas con la economía, sino con pobreza “personal”, la soledad o la falta de salidas.

De hecho, ha explicado que el porcentaje de hogares atendidos por vez primera en 2018 no está relacionado solo con la inmigración, sino con distintos factores de exclusión social y “muchas circunstancias” que generan situaciones de desigualdad, como empleos precarios, ha dicho.

Proceso de acompañamiento

Por ello, ambos han puesto en valor el proceso de acompañamiento realizado por Cáritas, que se materializó el pasado año en 3.727 familias y 8.793 personas (frente a las 3.712 familias y las de 9.000 personas acompañadas el año anterior), y que se centra en la escucha, orientación y el apoyo para buscar la mejor salida a la situación de las personas que acuden a la entidad.

La atención fue “similar”, por tanto, a la del año anterior y si bien en 2018 se canalizaron 9.809 ayudas directas a familias por importe de 1.214.534 euros, en 2017 se tramitaron 9.024 ayudas por 1,1 millones, por lo que en el presente ejercicio se han destinado más recursos, según García.

El porcentaje de personas de nacionalidad española atendido por Cáritas descendió algo más del 2 % en 2018 respecto al año anterior y es “similar” al de personas extranjeras, y entre estas aumentó mas de un 10 % el colectivo de personas en situación de irregularidad jurídica administrativa como consecuencia de la movilidad humana forzada por guerras y conflictos y que, pese a los esfuerzos de la administración, mantienen a muchas de estas personas “en el limbo”.

Los marroquíes son los extranjeros que mayor atención reciben de Cáritas, seguidos por latinoamericanos como nicaragüenses o venezolanos.

Alimentación y vestido

La mayor parte de las ayudas que otorga Cáritas se destinan a alimentación y vestido, seguidas por la vivienda, un campo en el que se constató el pasado año la dificultad de acceso, según la secretaria general, quien ha señalado que 4 de cada diez hogares atendidos el pasado año residían en viviendas alquiladas y el 17,4 % en habitaciones o pisos realquilados, lo que supone un 7,2 % más que en año anterior.

Ello pone de manifiesto la alarmante precarización de la vivienda y de la calidad de vida de las personas, advierten desde Cáritas, que llama también la atención sobre la situación de muchos extranjeros mayores de 70 años que llegan a Zaragoza con la idea de trabajar, desconociendo “qué es una nómina, la gratuidad del sistema sanitario o las prestaciones por desempleo”, ha dicho García.

Entre las acciones desarrolladas por Cáritas el pasado año, su director ha resaltado las 33 de sensibilización social sobre migraciones, medio ambiente, comercio justo y responsable, trata de personas o salud mental, en las que participaron 1.862 personas; o las 43 formativas, con 811 participantes; o las 65 actividades de proyecto Educar la Mirada en el que tomaron parte 2991 niños y adolescentes y 171 adultos.

Denuncias y voluntarios

Cáritas ha llevado a cabo además la denuncia de situaciones y el inicio de procesos legislativos y enmiendas y ha organizado en 2018 cerca de 60 eventos públicos de sensibilizaciones sobre justicia social.

Su director ha valorado el trabajo de acompañamiento y acogida desarrollado por los 1.040 voluntarios de Cáritas Diocesana de Zaragoza, de las que el 64 % son mujeres, así como la generosidad de los 6.653 socios (128 más que el año anterior) y de las 116 personas contratadas, y ha apuntado que la entidad contó el pasado año con cerca de un 80 % de recursos propios de socios y donantes y de cerca de un 19 % de subvenciones públicas.

Sólo en el 24,4% de los hogares zaragozanos viven menores de edad

Zaragoza, con 706.541 habitantes, cuenta con solo un 24,4 % de hogares con población menor, de 0 a 17 años, de los cuales un 15 % son monomarentales (en 8 de cada 10 casos de los hogares con un solo miembro) y monoparentales (en 2 de cada 10). El Rabal, Delicias y Actur-Rey Fernando son los distritos de Zaragoza en los que existe más presencia de población infantil y adolescente, en una ciudad en la que los menores representan apenas un 16,6 % de personas de la población.

Sin embargo, tal y como refleja el nuevo sistema de indicadores para analizar el bienestar de la infancia y la adolescencia presentado este viernes 3 de mayo en el Ayuntamiento de Zaragoza, las mayores proporciones sobre la población total se dan en las zonas de expansión de la ciudad, como el distrito Sur -creado en febrero de 2018 y que formaba parte de Casablanca-, Miralbueno y Santa Isabel.

En la presentación del documento de Indicadores de bienestar de la infancia y adolescencia en Zaragoza 2018 la consejera de Derechos Sociales zaragozana, Luisa Broto, ha explicado que este documento será una gran herramienta para orientar las políticas de futuro en este ámbito, puesto que establece una referencia para un estudio que ha de actualizarse año a año.

Valores positivos

Según el sistema de indicadores presentados hoy, el ámbito familiar y social muestra, en general, valores positivos sobre las relaciones con la familia, con los iguales y en el entorno de la vivienda y el medio ambiente.

Sin embargo, son mejorables los indicadores sobre la comunicación familiar, de forma que habría que considerar la perspectiva familiar en las intervenciones con la población infantil y adolescente para reforzar la cohesión y los vínculos primarios.

Portada del informe

En relación con el ámbito de infancia vulnerable, revela que la población de 0 a 17 años con medidas de protección ha aumentado casi un 38 % en la provincia de Zaragoza entre 2016 y 2018.

Según el estudio, el abordaje de las actuaciones de protección y reforma exige una mayor colaboración entre las diferentes instituciones municipales y autonómicas y los agentes sociales del tercer sector que trabajan en ello.

Diferencias por género

El documento destaca las diferencias por género que se observan en algunos indicadores como el maltrato, ya que la población femenina de 0 a 17 años es la que mayores porcentajes muestra en las denuncias por delitos contra la libertad y la indemnidad sexual, así como en los casos de menores víctimas de violencia familiar.

Respecto al ocio y el tiempo libre, también se destaca la considerable diferencia que hay en la frecuencia con que se practica deporte o actividad física entre chicos y chicas, en estas últimas, mucho menor.

Además, el estudio pone de relieve que el uso ordenado e inteligente de las nuevas tecnologías, compaginado con el desarrollo de otras opciones artísticas es todavía una “asignatura a mejorar” en el abordaje del ocio y el tiempo libre de la infancia y, en especial, de la adolescencia.

Fomentar el bienestar

Tal y como ha indicado el responsable de la oficina técnica de Planificación, Pedro Ponte, lo emocional es difícilmente cuantificable, pero es necesario fomentar que haya espacios en los que se pueda socializar de forma sana.

Una idea de “espacios seguros y de bienestar” en la que ha insistido la coordinadora técnica de Ebrópolis, Mar Rodríguez, quien ha apuntado que “un sector nada desdeñable” de esta población infantil y juvenil, en su mayoría niñas y jóvenes, declara sentirse triste con cierta periodicidad.

Por ello, los indicadores recomiendan encaminar políticas para afrontar la expresión de los sentimientos y corregir la “disfunción creciente entre la realidad vivida y la virtual creada”.

Las agresiones a personal sanitario se agudizan por la feminización del sector

Es un problema que se ha agudizado en los últimos tiempos o al menos ahora se conocen más casos. Los trabajadores del sistema sanitario público y privado de Aragón sufren cada vez más agresiones de sus pacientes. El informe de Prevención de Riesgos Laborales del Departamento de Sanidad situaba hace unos días en 253 las agresiones sufridas en toda la Comunidad en 2018. La realidad es que se denuncian muchas menos: en la provincia de Zaragoza ese mismo año solo hay constancia de nueve casos judicializados. El aumento de las agresiones tiene que ver también con la feminización del sector sanitario. Ellas son las principales perjudicadas.

La gran mayoría de las agresiones son de carácter verbal (amenazas e insultos) y esto provoca que los trabajadores no lo consideren grave. “Hay gente que lo deja pasar en cuanto se le pasa el sofoco y ya no quiere denunciarlo. A veces son las propias compañeras las que tienen que convencer a la enfermera de que lo haga”, explica el presidente del Colegio de Enfermeros de Zaragoza, Juan José Porcar. Porque si no se llega a casos como el vivido hace apenas una semana, cuando un médico fue herido de arma blanca por un hombre en el centro de salud Univérsitas (en la foto superior, concentración de protesta en el citado centro tras la agresión)

Reincidentes

Los Colegios Oficiales de Médicos, Enfermeros y Odontólogos de Zaragoza piden mayor protección y seguridad para los empleados y, sobre todo, que se ponga el foco en los casos de “reincidentes” en el servicio sanitario a domicilio, muy habitual en Aragón debido al envejecimiento de la población. “Hay que hacer la asistencia compartida: los profesionales nunca deben ir solos. Existen situaciones problemáticas que están localizadas y los profesionales van acompañados de Policía Local”, apostilla la presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concepción Ferrer.

Las causas que explican el aumento de agresiones en el ámbito sanitario son la saturación de los servicios de urgencias y los centros de salud, la falta de libre elección de profesional, la desprotección, la pérdida de respeto en la sociedad y la feminización de la profesión. De hecho, como matiza Ferrer, las agresiones “se producen en mujeres jóvenes menores de 45 años con mayor incidencia y tienen miedo porque el agresor sabe quiénes son y dónde trabajan todos los días”. Querer disponer de informes que no se pueden facilitar, no aceptar que algunos trámites requieren tiempo o la prescripción de medicamentos, también estarían detrás del aumento de agresiones.

Medidas disuasorias

Desde 2018 existe la figura del Interlocutor Policial que media entre los centros médicos y los colegios profesionales para controlar, prevenir y frenar las agresiones. En las ciudades es un agente policial y en los núcleos rurales, un guardia civil. Este servicio contabilizó siete delitos en 2018, si bien el dato facilitado por el Colegio de Médicos era nueve (cinco doctores y cuatro enfermeros), dos no fueron considerados delito.

Los profesionales sanitarios piden más personal de seguridad en los centros de salud y la instalación de cámaras de seguridad como medida disuasoria, la penalización de las situaciones habituales o de reincidentes y la creación de un registro único que aglutine todas las agresiones registradas para poder contabilizarlas con mayor seguridad.

Además, van a poner en marcha un botón de alerta en el sistema informático de los ordenadores para que el trabajador pueda notificar un situ si la agresión se produce en la consulta con solo clickarlo. Un servicio que también se implantará en la asistencia a domicilio y que se ha puesto en marcha como proyecto piloto en el Centro de Salud Las Fuentes Norte.

Teléfono de ayuda

Por su parte, el Colegio de Médicos de Zaragoza ha optado por abrir un número de teléfono que estará disponible 24 horas de lunes domingo. Es el 601755044 al que los empleados podrán llamar para recibir asesoramiento y acompañamiento en caso de agresión. Concretamente, un colegiado le informará sobre cómo y dónde denunciar el hecho ante las autoridades policiales.

Los sanitarios que hayan sufrido una agresión en Zaragoza capital pueden ponerse en contacto con el interlocutor policial llamando al 976 469 925 o 976469926 o enviando un email a zaragoza.segpriv@policia.es. Si la agresión se produce en el ámbito rural serán atendidos en el 976711400, extensión 392, o en el email bdelbusto@guardiacivil.es.

La mujer aragonesa, con muy poca presencia en política municipal o en estudios de ingeniería e informática

La política municipal y la educación son dos de los ámbitos donde se plasman mayores diferencias entre hombres y mujeres en Aragón. Sólo el 18,5 % de los alcaldes elegidos en 2015 son mujeres, cifra que se eleva hasta el 29,6 % al hablar de concejalas. Respecto a estudios universitarios, la presencia femenina en Magisterio de Educación Infantil (94,5%), Psicología (83,3%) o Enfermería (81,4%) es abrumadora, mientras en las diversas Ingenierías e Informática (por debajo del 15,8%), en Deporte (15,4%) o en Marketing (19%) es mínima. Lo mismo ocurre en las diversas ramas de FP. Por otro lado, respecto a violencia machista, 1.011 mujeres contaban con protección policial por violencia de género en Aragón en 2018, tres veces más que en 2015.

Las referencias están contenidas en el informe “Datos Básicos de las Mujeres” y que publica este viernes el Instituto Aragonés de Estadística (IAEST) con motivo del Día Internacional de la Mujer.

En su introducción el informe indica que, “a pesar del gran avance hacia la igualdad hecho en nuestra sociedad, los datos reflejan una sociedad desigual que asigna a las mujeres la responsabilidad del ámbito doméstico y a los hombres la del ámbito público, basándose en una muy desigual valoración y reconocimiento económico y social”.

Política

Esa desigualdad resulta especialmente flagrante en el ámbito de la política municipal, donde el número de concejalas no alcanza el 30% y el número de alcaldesas se sitúa por debajo del 20%.

En las diputaciones provinciales, la representación femenina no llega al tercio del total, mientras que en las Cortes de Aragón sí que se alcanza una paridad casi total: 32 diputadas frente a 35 diputados.

El Senado es la única institución donde hay una paridad exacta, pues de los 14 senadores aragoneses 7 son mujeres, algo que no ocurre en el Congreso, donde trabajan 3 diputadas aragonesas frente a 10 diputados.

Educación

En estudios universitarios son las mujeres las que tienen mayor presencia con 15.809 matriculadas en el curso 2016/17, frente a los 13.879 chicos. Pero su distribución por áreas de conocimiento es muy desigual.

Ellas son mayoría en Educación (77,4%), Salud y Servicios Sociales (71,4%), Artes y Humanidades (60,9%) o Agricultura, Ganadería, Silvicultura, Pesca y Veterinaria (65,7%).

Pero las chicas representan una minoría en Informática (9,4%) o Ingeniería, industria y construcción (24,6%), mientras en Ciencias el porcentaje de hombres y mujeres está equilibrado (54,2% frente a 45,8%).

También resulta llamativo en el informe que son las mujeres las que ocupan la mayor parte de las plazas destinadas a la Formación Adulta en todos los tramos de edad salvo de los 18 a los 20 años, destacando el tramo de mayores de 65 años, donde estudian 4.646 mujeres frente a 927 hombres, cinco veces más.

Violencia machista

El informe del Instituto Aragonés de Estadística revela igualmente un importante incremento de las medidas de protección para mujeres víctimas de violencia machista, lo que muestra que ésta sigue por desgracia muy vigente en la sociedad aragonesa, aunque las mujeres están denunciando más y reclaman mayor protección.

Un total de 1.011 mujeres contaban con protección policial por violencia de género en Aragón en 2018, tres veces más que en 2015, cuando el número de protegidas por el sistema de seguimiento integral VioGén de la Policía Nacional era de 332.

El informe indica también que existen en la comunidad aragonesa un total de 1.690 casos activos de violencia de género por la Policía.

Además, 208 mujeres en 2018 eran usuarias del servicio Atenpro de telelocalización que les permite pedir ayuda en situaciones de emergencia.

Los Juzgados de Violencia sobre la Mujer de Aragón recibieron un total de 3.860 denuncias, 3.258 en la provincia de Zaragoza, 402 en la de Huesca y 200 en la de Teruel.

Ámbitos económico y deportivo

En el ámbito económico, el documento revela que las mujeres pensionistas en Aragón cobraron de media en 2017 12.127 euros al año, 5.751 euros menos que los hombres, brecha que a nivel estatal se cifra en 4.892 euros.

El informe también recoge que solo un 22 % de las licencias federadas pertenecen a mujeres, cifra que se reduce en algunos deportes como el fútbol (4,9 %), el ajedrez (1,2 %) o la caza (0,6 %), frente a otros en el que ellas son la mayoría como la montaña y la escalada (60 %), el patinaje (89,4 %) o la gimnasia (90,1 %).

De los 1.308.728 habitantes que residen en Aragón según el Padrón de 2018, un 49,3 % son hombres frente al 50,7 % de mujeres.

Las mujeres aragonesas cobran de media 5.500 euros menos al año que los hombres

“La precariedad en Aragón tiene rostro de mujer”, ese es el resultado del informe presentado por CCOO este viernes. Un informe que pone en evidencia las desigualdades que, año tras año, se perpetúan en el ámbito laboral para detrimento de las mujeres. Así, por ejemplo, ellas cobran 5.500 euros menos al año que ellos, situándose su salario medio en 16.400 euros frente a los 21.900 de los hombres.

El paro también se ceba más con ellas: son 3.500 paradas más que parados en la Comunidad. Y respecto al tipo de contrato, sigue imperando el de tipo temporal; de hecho, de los 290.000 contratos firmados por mujeres el año pasado, el 90% eran temporales.

Aunque aquí la diferencia con los hombres es mínima (89%), sí la hay en cambio en las jornadas que ellas efectúan. En un 39% es completa y en un 78% es parcial. Datos completamente opuestos a los del género masculino, donde el 61% son jornadas completas y el 21,5%, parciales.

El sindicato ha señalado que la razón que explica esta diferencia se halla en que ellas tienen que compatibilizar sus trabajos, en muchas ocasiones, con el cuidado de los hijos o de mayores. “No hay conciliación ni corresponsabilidad, las tareas domésticas siguen siendo un asunto femenino y por ello asumen más trabajo precario”, asegura la secretaria de Mujeres, Igualdad y Juventud, Elena Pérez.

Por esto mismo, de las 2.194 excedencias solicitadas en Aragón en 2018 para hacerse cargo de asuntos familiares, 1.955 correspondieron a mujeres y solo 239 a hombres.

Desigualdad en aumento

Este es quizá el dato más llamativo de un informe que, por lo demás, demuestra cómo la desigualdad sigue aumentando. Bien es cierto que hay menos paro en Aragón a día de hoy, “pero la calidad del empleo que se está creando no mejora necesariamente las brechas para ellas, porque los hombres siguen accediendo a puestos con sueldos más altos”, explica el secretario general de CCOO Aragón, Manuel Pina.

Esto se demuestra también por el sector de prevalencia de uno y otro colectivo, siendo los servicios donde más mujeres hay, el 85%. Le siguen industria, con 28.000 trabajadoras y, en menor medida, agricultura y construcción.

En muchas casos, la razón de fondo es la “estereotipación” de ciertos oficios más técnicos. Así, son muchas menos las chicas que acceden a carreras científicas que chicos, lo que luego redunda en las expectativas salariales de unos y otros.

Es uno de los problemas a resolver según la plataforma sindical, si se aspira a conseguir más igualdad entre los trabajadores. “Hay que fomentar la promoción profesional sin estereotipos de género”, comenta Pérez, “la situación de las mujeres no mejorará mientras su tiempo y su talento no se valore igual que el de los hombres; debemos combatir la idoneidad de las mujeres para determinados puestos y valorar las capacidades de las personas sin concepción sexuada”. Además de que no existe falta de formación entre las mujeres, dado que un alto porcentaje están perfectamente preparadas.

Huelga el 8M

En la línea de reivindicaciones laborales del Día de la Mujer Trabajadora, el 8 de marzo u 8M, CCOO ha anunciado ya la convocatoria de paros durante 2 horas y su apoyo a las manifestaciones que se produzcan ese día.

Eso sí, desde el sindicato consideran que desde el año pasado “se ha producido un salto” cualitativo, por lo que la lucha feminista se ha hecho extensible al plano social y a otras muchas formas de discriminación que sufren las mujeres, paralelas al trabajo.

También por ello, el “Informe de la Mujer Trabajadora 2018” que hoy han presentado, aunque no es nada halagüeño, cobra una dimensión distinta, impulsado por los vientos del último 8 de marzo.

El Justicia desaconseja modificar la ley de custodia compartida

Un informe del Justicia de Aragón, Ángel Dolado, desaconseja la propuesta de reforma de la preferencia de la custodia compartida en la Comunidad desde el punto de vista sociológico y de perspectiva de género además de por los problemas que plantea desde el punto de vista del Código Foral.

Así se recoge en el Informe sobre Custodia Compartida que le fue solicitado al Justicia por el Grupo Parlamentario del PAR tras conocer la postura de los partidos parlamentarios de izquierda de modificar la ley que regula la custodia de los hijos de padres separados y que este lunes ha remitido a las Cortes de Aragón (en la foto superior de Europa Press, el Justicia en una comparecencia en las Cortes de Aragón).

No obstante, Dolado advierte que este documento no implica una recomendación sino una opinión jurídica.

De acuerdo con los estudios sociológicos analizados por el Justicia, las custodias compartidas se imponen cuando hay acuerdo entre los progenitores; en caso de desacuerdo en el 70,8 % de los casos se concede a la madre y con independencia de la preferencia por la custodia compartida el juez siempre actúa en interés del menor.

Además, se señala que con este nuevo modelo, “todos ganan: los hijos comparten progenitores, estos comparten gastos (ninguno paga) y la mujer puede acceder con más facilidad al mercado laboral, deja de depender de la asignación compensatoria y de la pensión de los hijos”.

Ley sin problemas de aplicación

En su informe, el Justicia asegura que esta ley, tras ocho años de vigencia, no ha ocasionado problemas de aplicación sino que se ha conseguido una consolidada jurisprudencia que ofrece seguridad en la aplicación de la ley.

Además advierte que la modificación de esta regulación, ya consolidada y con buen funcionamiento, traería consigo “grandes dosis de inseguridad” y el riesgo de modificar situaciones familiares consolidadas.

Según Dolado, las modificaciones que se pretenden llevar a cabo en el artículo 80 de la ley afectan a toda la regulación, que toma como premisa la custodia compartida, por lo que “si se modifica un aspecto esencial se produce un desequilibrio absoluto del resto de los preceptos”.

Tampoco resuelve “ningún problema práctico y ocasiona muchos más al no tener en cuenta la sistemática conjunta del Código Foral” ya que cualquier reforma “debe ser sometida para su informe a la Comisión aragonesa de Derecho Civil, para evitar que se desmorone la coherencia interna de esta norma foral”.

Desde el punto de vista social, la reforma, según Dolado, puede suponer un paso atrás en la igualdad entre hombres y mujeres y desatiende el derecho del menor a estar con ambos progenitores a pesar de la ruptura de la convivencia entre estos, además de la reducción de la ligitiosidad que supone.

Por último incide en su propuesta de la figura del coordinador de parentalidad como auxiliar del juez para conocer la realidad de cada familia, tras la ruptura de la pareja, ya que los procesos de familia contenciosos no siempre garantizan que se hayan podido tener en cuenta todas las reales circunstancias de cada uno.

La ciudad mejora en educación, dependencia o movilidad, pero sigue a la cola en innovación

La capital aragonesa y su entorno han mejorado en el 2017 en indicadores estratégicos como la educación, la atención a la dependencia o la movilidad aunque, según el último informe del Observatorio Urbano Ebrópolis, sigue a la cola en innovación.

Estas son parte de las principales conclusiones del informe anual de indicadores de Ebrópolis -con datos relativos a 2017 en la capital aragonesa y municipios cercanos- que han sido presentadas este jueves por la vicepresidenta del observatorio, Elena Giner, y las integrantes del equipo técnico Mar Rodríguez y Laura Fuertes (foto superior de zaragoza.es).

El informe, que se puede descargar en la página web de Ebrópolis, mide y compara diferentes indicadores estratégicos, que valora con un característico semáforo: rojo si están lejos del objetivo marcado, ámbar si están estancados y por tanto en “alerta” y verde si evolucionan favorablemente.

De los 76 indicadores analizados, seis de ellos mejoran en este informe su valoración (de negativa a alerta o de alerta a positiva) y un total de 31 se encuentran en situación positiva, cuatro más que en el informe anterior.

Recuperación

Después de que tanto Zaragoza como Aragón empeoraran sus indicadores aceleradamente con la llegada de la crisis, el documento refleja cómo la recuperación está llegado durante este 2017 al país, si bien de forma más lenta que en otros territorios españoles.

Por ejemplo, por primera vez en varios años el Producto Interior Bruto (PIB) aragonés crece más que la media española y supera incluso la media europea, mientras que la disminución del paro propicia que esta tasa sea la más baja en nueve años y mejor que la media estatal.

“El año pasado, con datos del 2016, veíamos que no se terminaba de ver ese repunte, esa salida de la crisis y esa mejora de indicadores. Efectivamente, en el informe de este año podemos ver que de 15 indicadores generales hay 8 que pasan a estar en verde”, ha explicado la consejera municipal y vicepresidenta de Ebrópolis.

Datos positivos

La esperanza de vida con buena salud (72,5 años), la tasa de asociacionismo en Zaragoza, el número de pernoctaciones en la provincia (más de 2,2 millones en 2017), el uso de Internet en los hogares o el uso de transporte público urbano (con 185 viajes de media por habitante al año) son algunos de los indicadores que avanzan por la buena senda.

Así, Giner ha destacado los buenos resultados en derechos sociales (por ejemplo, en ayuda a domicilio), en movilidad y en factores como la calidad del aire, con un mayor número de días con respecto al año.

Los indicadores turísticos siguen una buena evolución en 2017, año con el mayor número de eventos realizados en un ejercicio desde el 2008, año de la Exposición Internacional de Zaragoza.

Desempleo, en rojo

Eso sí, el rojo se detiene en puntos como la tasa de desempleo de la población extranjera, las plazas públicas en residencias y en centros de día o en el tipo de tenencia de vivienda, con un alto porcentaje de viviendas en propiedad.

Y aunque han mejorado, todavía están lejos del objetivo indicadores tan importantes como el PIB (aunque se sitúa en la media europea se pretende estar 20 puntos por encima de ella) o la tasa de paro en Aragón, con especial atención al desempleo juvenil, femenino y de larga duración.

El informe destaca también la persistencia de la brecha de la desigualdad económica, pese a una mejoría y al aumento de la renta media, aunque con una reducción del riesgo de pobreza y de exclusión.

Innovación, el gran reto

La innovación se presenta como la gran asignatura pendiente, con una inversión destinada a investigación y desarrollo con respecto al porcentaje del PIB que ha bajado en Aragón, situándose en un 0,87 % frente al 2 % de la media española.

En este sentido, el documento insta a incrementar la inversión tanto pública como privada y a que se lleven a cabo políticas que incentiven la investigación, la innovación y el emprendimiento.

En la Estrategia Zaragoza 2020 y su desarrollo, Ebrópolis recomienda también cambios en el sistema económico y productivo, con una apuesta por la diversificación y la reindustrialización, ya que se ha perdido porcentaje del sector industrial, aunque en relación a España siga manteniendo un cierto peso.

La Asesoría Jurídica asegura que el Ayuntamiento debe incluir las 14 plazas de 010 en plantilla municipal

El Gobierno de Zaragoza en Común llevará al Pleno de enero la inclusión en la plantilla de los catorce puestos de las trabajadoras del 010. Será la décima vez que lo intente, y lo hará con un nuevo informe de la Asesoría Jurídica en el que se aclara que, “sea cual fuere” el resultado de la vía judicial contencioso administrativa, “no es modificable ni destruible la subrogación declarada por el orden social y que, por lo tanto, pase lo que pase con la sentencia firme, no se podrá variar ni un ápice el proceso de municipalización y subrogación”.

La municipalización del 010 se llevó a los tribunales a través de la vía de lo Social, que apoyó la remunicipalización; y a través de la vía del Contencioso Administrativo, que se pronunció posteriormente declarando nulo el proceso.

El pasado mes de noviembre, Zaragoza en Común volvió a llevar al Pleno municipal la inclusión de las catorce plazas del 010 en la plantilla municipal, que supone el último paso para cerrar el proceso de municipalización del servicio de manera definitiva.

Sin embargo, Partido Popular, Partido Socialista y Ciudadanos sumaron votos para retirar el expediente argumentando que faltaba un informe de la Asesoría Jurídica que analizara la situación del servicio después de la sentencia no firme del Contencioso Administrativo.

Informe tajante

El informe ha llegado ahora y también recoge que, en la situación actual, el Ayuntamiento tiene el deber de incluir a las trabajadoras en plantilla y lo argumenta en base al artículo 70.1 del Estatuto Básico del Empleado Público y al 90.1 de la Ley de Bases de Régimen Local. La asesoría jurídica dice que el expediente que en noviembre PP, PSOE y CS obligaron a retirar es una obligación legal de los 31 concejales aprobarlo en Pleno.

Ahora que ya está el informe, por décima vez, se llevará al Pleno de enero la inclusión de las plazas en la plantilla municipal y lo hará “no sólo con los informes favorables, con otro del interventor y con este último de la asesoría jurídica”, ha insistido el consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, quien, esta vez sí, “confía en que sea la última y no haya una nueva excusa para intentar retrasar lo que es una obligación legal”.

Y es que, si no se incluyen esas plazas en la plantilla municipal, Cubero alerta de las consecuencias porque se estaría incumpliendo la ley “y ahora que ya se sabe, si no se incluyen, se incurrirá en un delito de prevaricación”. Una vez incluidas en la plantilla, se sacarán los puestos a Oferta de Empleo Público.

Cubero ha recordado que desde hace ocho meses el Consistorio está pagando el salario de estas empleadas, tras realizar una modificación presupuestaria, y ha dicho que a pesar de la prórroga presupuestaria se van a poder seguir abonando sus retribuciones.

Uno de cada cuatro asalariados en Aragón no llega a mileurista

Uno de cada cuatro asalariados en Aragón cobra en salarios de catorce pagas menos de mil euros brutos al mes y tres de cada cuatro personas con sueldos más bajos, de 391 euros, son mujeres, según el último informe de Comisiones Obreras sobre pobreza y desigualdad laboral, con datos de 2017.

La secretaria de Acción Sindical de CCOO-Aragón, Sonia García, ha desgranado este jueves 20 de diciembre en una rueda de prensa las principales cifras de ese estudio que evidencia, ha incidido, que “la salida de la crisis se ha cebado con los trabajos peor remunerados”.

Ha precisado, al respecto, que hasta 38.100 personas en Aragón perciben salarios “claramente de pobreza”, de 391 euros en catorce pagas, mientras que 39.800 cobran 733 euros y 45.600 de 968, y en conjunto suman el 27,4 % de los trabajadores por cuenta ajena en Aragón.

Ha advertido de que quienes tiene salarios más bajos “no sólo son pobres, sino que cada vez lo son más”, ya que aunque los trabajadores de todos los tramos salariales han perdido poder adquisitivo, ha sido mayor entre quienes menos cobran, en concreto el 14,37 % frente al 5,71 % perdido por quienes más sueldo ganan.

Más desigualdad y más pobreza

Según este estudio, la desigualdad ha crecido en Aragón, ya que el diferencial en la cuantía del salario entre quienes menos cobran y los que tiene el sueldo más alto ha pasado en diez años de siete a uno a diez a uno, hasta situarse en 456 euros al mes en doce pagas en el primer caso y en 4.640 euros al mes, en el segundo.

Pero ese diferencial ha subido no porque hayan crecido más las remuneraciones más altas, sino porque las más bajas no acaban de recuperarse.

“La sociedad se está empobreciendo”, ha resumido García, quien ha apuntado que el factor que determina los salarios más bajos es el altísimo porcentaje de personas que en ese colectivo tienen jornada parcial, el 95,8 % de los 38.100 asalariados de ese tramo salarial, no así si son temporales (el 49,8 %) o fijos (el 50,2 %).

Y principalmente son mujeres las que acceden a jornadas parciales, tres de cada cuatro, por lo general de muy pocas horas, que trabajan en el sector privado, pero también a los jóvenes, y afecta tanto a empleados españoles como a extranjeros, aunque en el caso de estos últimos les repercute en mayor medida por su porcentaje en el conjunto de asalariados de otros países.

García ha señalado también que los trabajadores con salarios más bajos se concentran en sectores de bajo valor añadido, con alta contratación temporal y presencia de mujeres (en la foto superior de rtve.es, mujeres trabajando en una oficina).

Medidas correctoras

Una radiografía que demuestra que “la desigualdad sigue en aumento como resultado del modelo que se escogió para la salida de la crisis” y que la mejora de la economía no se está trasladando a los trabajadores porque no se han conseguido reducir los niveles de pobreza.

Ante esta situación “estructural” del mercado laboral, Comisiones Obreras plantea entre otras medidas el registro horario, para aflorar las jornadas “en b” en las contrataciones parciales y las horas extra, ya que según las estimaciones del sindicado, en su conjunto podrían generar hasta 30.000 empleos en Aragón.

También ha destacado el preacuerdo alcanzado con el Gobierno para reequilibrar la negociación colectiva para recuperar la ultractividad de los convenios y la prevalencia de los convenios sectoriales frente a los de empresa, así como los frutos que ha dado el plan de choque de la Inspección de Trabajo para el control de los contratos a tiempo parcial.

En cuanto a la subida salarial a los empleados públicos anunciada por el Gobierno, ha considerado que puede ser un incentivo para que los sueldos crezcan en el ámbito privado, pero lo importante es el cumplimiento del cuarto Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, que recoge incrementos entre el 2 y el 3 por ciento.