invierno

Regresa el tiempo invernal con bajada intensa de temperaturas, lluvia y cierzo fuerte

La primavera se altera de nuevo. Las temperaturas prácticamente veraniegas de los últimos días en Zaragoza van a dar paso a partir de este viernes a una situación meteorológica más parecida al invierno, con caídas de temperaturas de hasta 15º. Esta madrugada se espera que lleguen las lluvias por el oeste, que darán paso a cierzo fuerte (70-80 km/h), mientras en el Pirineo volverá a nevar, con precipitaciones de hasta 30 cm de nieve.

Las lluvias al norte de Aragón y al oeste de las provincias de Huesca y Zaragoza se espera que lleguen a partir de las 22:oo h de este jueves, con precipitaciones que en algunas zonas vendrán acompañadas de tormentas.

Las previsiones apuntan a que en zonas de las Cinco Villas se podrán llegar a acumular localmente hasta 20-25 mm en menos de una hora, mientras que en el Pirineo las precipitaciones serán también intensas.

Como el frente viene acompañado de una fuerte bajada de temperaturas, en los próximos días regresa la nieve al Pirineo. Por encima de los 1.500 metros se podrán acumular unos 5-10 cm de nieve nueva, aunque en zonas altas y expuestas al norte se podrán llegar a depositar localmente hasta 30 cm.

La nueva situación meteorológica que llega para los próximos días contrasta con el tiempo de cielos despejados y temperaturas estivales de las últimas jornadas. En el observatorio del aeropuerto de Zaragoza se ha registrado este jueves 16 de mayo una temperatura superior a los 30 grados, según informa Meteo Aragón (en la imagen superior de Aemet-Aragón, las nubes llegando a Zaragoza en la tarde del jueves).

Bajada de temperaturas

Las previsiones para Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncian para el viernes, en la mitad norte del territorio, nuboso o cubierto con precipitaciones, con probabilidad de que sean localmente fuertes y viento del noroeste moderado a fuerte, con rachas muy fuertes en la franja suroriental. Hay aviso amarillo.

En la mitad sur de Aragón se esperan intervalos nubosos con precipitaciones, menos probables e intensas y más dispersas cuanto más al sur, remitiendo durante la tarde.

La cota de nieve en el Pirineo y Sistema Ibérico bajará a 1.600 o 1.800 metros. Las temperaturas experimentarán un acusado descenso, localmente moderado en las máximas.

Por capitales de provincia las temperaturas oscilarán entre los 7 grados de mínima y 14 de máxima de Huesca, los 4 y 15 de Teruel y los 10 y 17 de Zaragoza, es decir, la máxima prevista en la capital aragonesa será en torno a la mitad de la registrada este jueves, lo que significa una bajada de 14-15 grados.

Predicción para los próximos días

Día 18 (sábado): En el tercio norte, nuboso con lluvias y en el resto, intervalos nubosos más abundantes por la tarde con probabilidad de chubascos ocasionalmente con tormenta en la Ibérica. Cota de nieve entre 1.400 y 1.600 metros, subiendo por la tarde a 1.800 metros. Temperaturas mínimas en descenso y máximas en ascenso. Viento del oeste flojo a moderado, sobre todo en el valle del Ebro.

Día 19 (domingo): Nuboso con precipitaciones en el Pirineo y la Ibérica y sin descartar en el resto. Cota de nieve entre 1.800 y 2.000 metros. Temperaturas sin cambios importantes. Viento del noroeste flojo a moderado en el valle del Ebro y flojo en el resto.

Día 20 (lunes): En el Pirineo, nuboso sin descartar precipitaciones débiles. Cota de nieve entre 1.800 y 2.200 metros. En el resto, poco nuboso aumentando de sur a norte a nuboso. Temperaturas mínimas sin cambios y máximas en ascenso. Viento del noroeste flojo, con intervalos de moderado en el valle del Ebro

Vuelve el invierno a Aragón con frío, lluvia y nieve en el Pirineo

Una borrasca de aire frío y húmedo procedente de Groenlandia es la responsables de la vuelta meteorológica a la situación invernal que se experimenta estos día, y al menos hasta el domingo, en Zaragoza y el resto de Aragón, con especial incidencia en el Pirineo, donde ya han caído nevadas que continuarán el viernes.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia para este jueves temperaturas mínimas significativamente bajas en el Pirineo y la Ibérica, en el Pirineo, intervalos nubosos sin descartar precipitaciones débiles y aisladas.

La cota de nieve se situará entre 600 y 800 metros. En el resto, poco nuboso aumentando a intervalos de nubes medias y altas por la tarde (en la foto superior de Meteo Aragón, la estación de esquí de Formigal con la última nevada).

Temperaturas mínimas en descenso y máximas en ascenso excepto en el extremo sur, en descenso, con heladas en el Pirineo y la Ibérica y débiles en puntos del resto.

El viento soplará del oeste flojo a moderado girando a componente este y sur flojo al final.Por capitales de provincia las temperaturas oscilarán entre los 0 grados de mínima y 14 de máxima de Huesca, los 3 bajo cero y 14 de Teruel y los 1 y 16 de Zaragoza.

Predicción para los próximos días

Día 5 (viernes): Nuboso o cubierto, con lluvias y nevadas en el Pirineo, sin descartar que sean localmente persistentes en cara sur, y más débiles y dispersas en el resto, avanzando de oeste a este. Cota de nieve entre 600 y 800 metros en el Pirineo al principio y entre 1.200 y 1.400 metros en el resto, subiendo en general a unos 1.400 o 1.600 metros.

Temperaturas mínimas en ascenso y máximas en descenso en la franja más occidental y sin cambios o en ascenso en el resto. Heladas en el Pirineo, débiles en la Ibérica. Viento de componente sur flojo tendiendo a componente oeste al final.

Día 6 (sábado): Nuboso, con precipitaciones en el Pirineo y la Ibérica y sin descartar en el resto. Cota de nieve entre 1.000 y 1.200 metros.

Temperaturas mínimas en descenso y máximas en ascenso o sin cambios. Heladas en el Pirineo y la Ibérica. Viento de componente oeste flojo, girando al final a suroeste.

Día 7 (domingo): Intervalos nubosos con precipitaciones en el Pirineo y la Ibérica y probabilidad de lluvias débiles y dispersas en el resto. Cota de nieve entre 1.000 y 1.200 metros.

Temperaturas con pocos cambios. Heladas en el Pirineo y la Ibérica. Viento de componente oeste flojo a moderado.

Vídeo de la nieve cayendo este miércoles en Sallent de Gállego:

La primavera será cálida y seca como el invierno

El invierno en Aragón ha sido cálido, aunque matizado por las importantes heladas registradas en puntos altos de Teruel, y seco en cuanto a precipitaciones, y así es probable que sea la primavera, según las proyecciones con las que trabaja la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

A las 22.58 horas de hoy entra en la península el equinoccio de primavera y por este motivo el delegado territorial de la Aemet, Rafael Requena, ha comparecido en rueda de prensa en Zaragoza para presentar el balance de lo que ha sido el invierno y del actual año agrícola desde el 1 de septiembre hasta el 28 de febrero y avanzar lo que puede ser el próximo periodo estival.

En Aragón el balance de las temperaturas en el conjunto de los tres pasados meses ha sido de 0,8 grados por encima de la media del periodo de referencia (1981-2010), con valores que han oscilado entre los -0,2 grados de Barbastro y los 3 de más de Torla-Ordesa.

Diciembre fue muy cálido, 1,5 grados más que la medida de dicho periodo, debido a las nieblas y al efecto de inversión térmica asociado, que elevó las temperaturas a mayor altitud.

Enero fue frío, -0,6 grados por debajo de lo normal, también consecuencia de los periodos de nieblas en el somontano oscense y las fuertes heladas en puntos de Teruel, con medias en la primera quincena del mes que alcanzaron hasta los -11,9 grados registrados en la estación de Fortanete-Dehesas; los -11,2 grados de Linares de Mora-Cespedosa; los -10,1 en Fortanete o los -8,5 de Alcalá de la Selva-Virgen de la Vega.

Febrero cálido

Febrero fue cálido, 1,5 grados por encima de la media, con tendencia a muy cálido en los Pirineos, con anomalías entre las que destacan los 3,8 grados de más de Fanlo-Refugio de Góriz, y las efemérides de temperatura máxima absoluta registradas en Huesca (22,3 grados, 1,3 más que los que se marcaron en 1943) y en Zaragoza, 25,5 grados frente a los 22,5 de máxima de 1950.

El invierno fue además seco, ya que llovió un 52 % menos que en el periodo de referencia (61 litros menos) y con anomalías de hasta un 95 % menos de precipitaciones en Sarrión y un 5 % más en La Almunia.

Diciembre en general fue seco, y muy seco en el Pirineo oriental, con un porcentaje global de precipitación de un 58 % menos; enero también fue en general seco, con un 27 % menos de lluvia, aunque fue húmedo en el Pirineo occidental y muy seco en el sur de Teruel, y febrero muy seco, con un 79 % por debajo de lo normal de media, e incluso extremadamente seco en Huesca o Caspe (99 % menos).

Sin embargo, el balance del año agrícola ofrece un balance positivo de un 9 % más y han sido las precipitaciones recogidas en la mitad sur las que han contribuido a que el comportamiento sea normal, entre las que destacan el 69 % más de lluvia recogida en Castellote, mientras que en zonas del Norte como en Aragüés del Puerto ha caído un 45 % menos.

Año hidrológico

En el año hidrológico (desde el 1 de octubre hasta el 12 de marzo) la cuenca hidrográfica del Ebro se encuentra entre las tres en las que la precipitación acumulada está por encima de la media, aunque en este caso apenas un 1 % más frente al 34 % por encima de la media recogido en la del Pirineo Oriental, mientras que en las del Norte y Noroeste ha sido un 3 %; en el resto los valores han sido inferiores.

Para abril, mayo y junio hay una mayor probabilidad de que la temperatura alcance valores superiores a los normales en toda España de acuerdo al periodo de referencia y también hay una mayor probabilidad de que la precipitación sea inferior.

Sin embargo, Requena ha mostrado un proyecto de probabilidades basado en cinco modelos meteorológicos, entre ellos el británico y el de Meteofrance, que augura que en la zona Este de España el cómputo total de precipitaciones podría estar por encima, aunque en este caso, basado en el periodo de referencia 1981-2010, mientras que en el Este no se esperan diferencias significativas.

De cara a los próximos 8 días, las predicciones deterministas tampoco anuncian precipitaciones aunque los mapas probabilísticos del Modelo Europeo de predicciones a corto plazo fijan “algún escenario” de lluvias a partir del lunes, y temperaturas “en consonancia” con las del mes de marzo para esas fechas.

Llega un frente frío y las temperaturas se desploman

El frío llega este fin de semana a Aragón para quedarse y va a producir un descenso brusco de las temperaturas con mínimas bajo cero y posibles nevadas en Teruel y en el Pirineo. Para este sábado se prevén precipitaciones intensas y cielos cubiertos. El domingo la lluvia cesará y permanecerán los cielos encapotados.

Las temperaturas se desploman este fin de semana y llegará al Pirineo oscense el primer aviso de nieve de la temporada, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología, que ha activado la alerta amarilla por nevadas en el ámbito geográfico del Pirineo oscense para este sábado y domingo.

El aviso comienza el sábado a las 9.00 horas y se prolongará hasta las 12.00 horas del domingo en las que se podrá producir una acumulación de nieve de hasta 5 centímetros en 24 horas, informa la Aemet en su página web.

La cota bajará progresivamente hasta los 600 metros, pero la acumulación se espera por encima de 1.000-1.200 metros, preferentemente en la divisoria y en el sector más oriental.

Valores invernales

El delegado de AEMET en Aragón, Rafael Requena, ha destacado que aunque no se ha activado ningún aviso especial por temperaturas bajas, sí que va a ser un descenso extraordinario en el que se registrarán valores claramente invernales. Ha asegurado que “va a aparecer la nieve en las montañas, en el Pirineo, pero lo más destacado será la bajada de temperaturas”.

En la capital oscense, las máximas van a pasar de los 20 grados que se registraron en la jornada de ayer jueves a los siete grados del próximo domingo y las mínimas llegarán a cero grados el próximo martes.

Además, las previsiones de la AEMET indican que el tiempo invernal continuará la próxima semana en el Pirineo por la llegada de un segundo frente frío, que el miércoles dejará otro medio metro de nieve más en cotas altas.

Este sábado la lluvia protagonizará toda la jornada. Será especialmente intensa y persistente en la provincia de Teruel, donde las máximas serán de doce grados en Teruel capital y las mínimas de un grado en Montalbán y Calamocha. Además, se esperan nevadas durante todo el sábado con una cota que se situará inicialmente a 2000-2200 metros, bajando progresivamente hasta alrededor de los 1000-1400 metros.

Nieve en el Pîrineo

En Zaragoza el frío también hará acto de presencia, pero las máximas serán de 16 grados, bajando hasta los doce grados en Daroca. En Huesca la tónica será similar, máximas de 16 grados en Fraga, y de catorce grados en Huesca.

En el Pirineo la cota de nieve estará a 2000-2200 metros, bajando progresivamente hasta alrededor de los 600-800 metros y se esperan heladas al final de la jornada. En la Ibérica también se registrarán heladas a última hora.

El viento será del noroeste flojo aumentando a moderado en todo Aragón, con algún intervalo de fuerte en el valle del Ebro.

El domingo la lluvia cesará, pero los cielos encapotados persistirán durante todo el día. En Huesca el mercurio hará bajar el termómetro hasta los nueve grados y dejará mínimas de dos grados. En Teruel la situación será la misma, mucho frío y máximas de ocho grados, mientras que en Zaragoza las temperaturas serán algo más elevadas, registrando máximas de 13 grados.