Javier Trívez

El PSOE pide la retirada del presupuesto y la dimisión de Rivarés

El PSOE pedirá la retirada del presupuesto de 2019 de la comisión extraordinaria de Economía y Cultura prevista para el 15 de marzo, que debe votar el apoyo a las cuentas, después de que la comunicación del Ministerio de Hacienda al Consistorio de la capital aragonesa confirme que, contando con los pagos pendientes del tranvía, se rebasa el límite legal de la deuda y no se puede acudir a créditos de los bancos.

Los socialistas han asegurado que se ha creado una “situación de especial gravedad” en el Ayuntamiento de Zaragoza y han instado al consejero de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, a que “dimita” y a “pedir disculpas a los ciudadanos por tramitar el presupuesto consciente de que se asentaba sobre mentiras”.

El concejal de Economía del PSOE, Javier Trívez (foto superior), ha mostrado su “indignación” por “las maniobras” del consejero Rivarés para sacar adelante un presupuesto a sabiendas de que no iba a cumplir con los requisitos que marca el Ministerio de Hacienda y por lo tanto a sabiendas de que era “un engaño en toda la regla” a los ciudadanos de Zaragoza.

Un presupuesto “imposible”

Trívez ha reiterado su desacuerdo con el apunte de la deuda contable del tranvía, y por eso ha recordado que desde finales de 2015 reclamó a Rivarés que actuase ante el Ministerio de Hacienda para que las tesis del Banco de España que obligan al cómputo íntegro de la deuda no progresasen.

“Al final, la realidad demuestra que el consejero de Economía de la quinta ciudad de España es un bluf, que ha confeccionado un presupuesto imposible de ejecutar, que se apoya en 31,5 millones de créditos que no puede pedir, y que dejan a la ciudad sin inversiones y con el mismo encefalograma plano con que ZeC la ha mantenido estos cuatro años en los que a pesar de tener dinero no ha sabido ejecutarlo”, ha señalado.

El PSOE ha destacado que ha tratado de buscar soluciones para que las entidades sociales no se vieran perjudicadas ni con la prórroga ni con los retrasos que se derivan de la composición de las instituciones tras una cita electoral, que presentó 219 enmiendas al presupuesto por valor de 32,4 millones para “tratar de acomodarlo mínimamente a la realidad de la ciudad”.