jubilados

Los jubilados exigen pensiones dignas blindadas por ley y alertan sobre la exclusión de la soledad

Más de mil personas del colectivo de mayores se han manifestado esta tarde del lunes 1 de octubre por el centro de la ciudad para defender el sistema público de pensiones y para reivindicar unas jubilaciones dignas, cuyas cuantías estén aseguradas por una ley y por la propia Constitución.

La manifestación ha coincidido con la celebración del Día Internacional de los Derechos de los Mayores, a la que se ha sumado el colectivo de jubilados zaragozanos de forma reivindicativa y ruidosa con una marcha que ha partido desde la Glorieta Sasera hasta la plaza del Pilar.

José Luis Cabello, portavoz de la Coordinadora de Pensionistas Aragoneses, ha subrayado que la situación actual “no garantiza una vejez digna” a miles de personas en el Estado español, pese al reciente acuerdo suscrito por las diferentes fuerzas políticas dentro del Pacto de Toledo para que las pensiones se revaloricen de acuerdo con el incremento del IPC.

Pancarta que encabezaba la manifestación, azotada por el cierzo

Acuerdo de mínimos

Respecto a ese compromiso, Cabello ha dicho que se trataba de un “acuerdo de mínimos, que ya veremos cómo queda cuando se tenga que plasmar en el Congreso. Siempre dejan una puerta abierta para que el Gobierno de turno pueda retocar las pensiones a su antojo”.

El representante de los pensionistas ha insistido en que las jubilaciones deben blindarse por ley, “cumpliendo el mandato de la Carta Social Europea” y garantizando su incremento para mantener el poder adquisitivo de los mayores.

Respecto a la propuesta sobre pensiones del Consejo Europeo, Cabello ha alertado de que favorece su privatización.  “Esto es una guerra entre el capital financiero, el FMI, la propia Bruselas, que está propiciando la privatización y, por otro lado, la ciudadanía”, que “si tiene la fuerza suficiente para presionar a sus Gobiernos” conseguirá mantener este sistema público de prestaciones, pero “si la gente se deja avasallar y los Gobiernos se dejan convencer por Bruselas, no tendremos nada que hacer”, ha dicho el portavoz.

Aportación del capital

A juicio de José Luis Cabello, “el mecanismo para mantener el sistema público de pensiones es que no solamente aporten los trabajadores, sino también los grandes capitales”, lo que “es lógico” porque “se está sustituyendo la mano de obra” por la tecnología y “habrá que buscar una manera de que ese reparto de la riqueza, que ya no llega tanto vía salarios, llegue de otra forma”. Ha advertido de que “si no, se queda en manos de unos pocos”.

La manifestación de pensionistas, a la que también se han sumado jóvenes y personas de mediana edad, ha discurrido con toda normalidad.

Los manifestantes no han dejado de entonar consignas como “Los borbones nos roban las pensiones”,  “En el sillón no defiendes tu pensión” o la más coreada, un clásico ya en las demostraciones de los jubilados: “Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden”.

Poner coto a la soledad de los mayores

Por otro lado, distintas voces, procedentes del ámbito sanitario, social y vecinal, han propuesto la participación de toda la sociedad para combatir la soledad, el “mayor fenómeno de exclusión social” de España al que están sometidas muchas personas mayores y también jóvenes en riesgo de exclusión.

Ésta es una de las conclusiones que se han expuesto este lunes 1 de octubre en una jornada organizada por la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) con motivo del Día Internacional de las Personas Mayores y que ha puesto el foco en la soledad, un problema de difícil solución, según han comentado, y que requiere la implicación del entorno más cercano.

Y una realidad, además, sobre la que la FABZ lleva advirtiendo durante muchos años, independientemente de que ahora haya saltado a la agenda política tras las muertes de personas en soledad ocurridas este pasado verano, ha recordado la vicepresidenta de la comisión de mayores de la FABZ, María Luisa García.

En una ciudad como Zaragoza, la marcha de la población más joven a los barrios nuevos ha provocado que, en los distritos más consolidados, como Torrero, Las Fuentes o San José, existan edificios enteros, incluso manzanas, donde sólo residen personas de edad avanzada, es decir vecinos que no tienen cerca a otros más jóvenes, a los que acudir en una situación de emergencia o cuando necesitan apoyo.

“Son los vecinos los primeros que conocen la situación en la que se encuentra el resto, junto a los médicos y los enfermeros”, ha resaltado.

Concienciación social

Por ello, desde la federación proponen como solución concienciar a la sociedad, en concreto, al entorno más cercano de estas personas mayores, como puede ser el comercio de proximidad donde habitualmente compran o la comunidad de vecinos. En definitiva, generar lazos y crear comunidad para combatir esa soledad.

Pero sin olvidar el apoyo de la administración autonómica y local, donde exigen una mayor conexión entre los servicios sanitarios, los servicios sociales y el movimiento social. “Tenemos que ser correa de transmisión entre todos”, ha subrayado.

De la misma opinión es Rosa Magallón, médico de Familia en el Centro de Salud del Arrabal de Zaragoza y concejal de IU en Utebo, quien ha asegurado a Efe que ahora mismo falta trabajar de manera “coordinada” entre todos los agentes de la sociedad.

“Tiene que haber una visión más amplia, que incluya también, por ejemplo, el área de actividad física o el urbanismo, porque la accesibilidad es un factor importante de aislamiento y a veces la solución puede ser poner un ascensor”, ha indicado.

Algo más que servicios

Durante este encuentro, ha participado también el coordinador de la Asociación de Gerentes de Servicios Sociales, Gustavo García, quien ha insistido que la soledad, el “mayor fenómeno de exclusión social de España”, según el informe anual elaborado por esta asociación, no sólo se soluciona con servicios sociales.

Estos pueden atender las necesidades básicas de la población, mediante soluciones como la teleasistencia o sistemas domóticos, pero no combaten el aislamiento al que se ven sometidas muchas personas, que no tienen ningún tipo de relación social.

En este sentido, ha puesto el foco también en la soledad que viven las personas acompañadas, por ejemplo, en una residencia. “Allí están bien atendidos, les saluda el trabajador social, el terapeuta, y con mucho cariño sí, pero igual que hacen a los demás, y todos necesitamos vínculos afectivos, el contacto con la gente mas cercana”, ha explicado a Efe.

Por eso, ha propuesto la labor de voluntariado y la buena vecindad como medidas para paliar ese aislamiento. En definitiva, crear comunidad y generar un entorno “más humano”. “Se trata de cambiar la sociedad, que la estamos deshumanizando, y eso, al final, nos pasa factura a todos”, ha concluido.

Aumenta la protesta de jubilados contra la política de pensiones

Varios centenares de jubilados han vuelto a salir a la calle este jueves 1 de marzo, en mayor número que en anteriores convocatorias, para protestar de nuevo contra la política de pensiones del Gobierno de Mariano Rajoy, a quien han exigido que se siente a hablar y una subida acorde al IPC.

La concentración, convocada por UGT y CCOO, ha transcurrido de forma pacífica y sin incidentes frente a la dirección provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social, en la zaragozana calle Doctor Cerrada, que ha quedado prácticamente abarrotada por los asistentes.

Entre las proclamas lanzadas por los manifestantes (foto superior) han destacado las acusaciones a Rajoy de “robar” las pensiones o los gritos de “Fátima dimisión”, en referencia a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

Han sido varios asistentes a la protesta los que han tomado la palabra desde la cabecera de la concentración, entre ellos el secretario general de UGT Aragón, Daniel Alastuey, quien ha destacado que los manifestantes “cada día son más” y que en el Estado está empezando a crecer “una protesta general”.

Una movilización que acabará convirtiéndose en una huelga general “si se descuidan”, ha asegurado, al tiempo que animaba a continuar secundando las convocatorias de las organizaciones sindicales mayoritarias.

Ha defendido también que la riqueza se reparta de manera justa y que aquellos que contribuyeron en su día a generarla tengan pensiones dignas que les permitan sobrevivir.

Subida “ridícula”

“Este Gobierno se tiene que sentar a negociar en el Pacto de Toledo”, ha concluido.

Por CCOO Aragón, el secretario general de la Federación de Pensionistas, Manuel Martín, se ha reafirmado en que la subida del 0,25 por ciento es “ridícula” y los manifestantes iban más allá y la calificaban directamente como “una mierda”.

Asimismo, en cuanto a los últimos anuncios desde el Gobierno, ha considerado que lo único que hace es lanzar “globos sonda a todas horas”, pero no está reuniendo a los agentes sociales.

Además, ha asegurado que es “muy poca” la gente a la que le benefician las medidas anunciadas, por lo que ha emplazado a que el sistema garantice las pensiones, “las nuestras y las futuras”.

Más recursos

Martín ha sido el encargado de leer el manifiesto junto con el secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT Aragón, Tomás Yago, en el que han rechazado que se diga a generaciones enteras de trabajadores que “no hay dinero para todo” o que muchos no vayan a percibir en el futuro unas pensiones como las que hoy contribuyen a financiar.

A su juicio, el mercado de trabajo “puede y debe” aportar más recursos vía cotizaciones y esto es una decisión política que afecta a los ámbitos laboral y fiscal.

Han criticado también las rebajas “indiscriminadas” aplicadas, que no han producido un impacto positivo en términos de empleo.

Así pues, han incidido en que es “necesario” y “urgente” crear empleos de mayor calidad que aporten más cotizaciones y han recordado que algunas de las medidas propuestas por los sindicatos al efecto ya han sido aceptadas por buena parte de los grupos políticos.

Los representantes sindicales han denunciado también que la situación actual viene agravada por las últimas reformas laborales y el desequilibrio que han generado en la negociación colectiva en favor de las empresas, lo que contribuye a que cada vez más trabajadores se encuentren en “condiciones de pobreza”.

Por todo ello, han recalcado que el Ejecutivo estatal les tendrá “en frente” en defensa de la revalorización en función del IPC y de un “trabajo digno”. “Basta de excusas”, han subrayado.

Nueva concentración el 15 de marzo

Previamente, Yago ha llamado la atención por la brecha de género existente en las pensiones, del 37 por ciento, o la situación de las pensiones de viudedad, que es algo que “clama al cielo”.

Del mismo modo, ha denunciado la cantidad de pensionistas con ingresos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional y que el 70 por ciento de estas prestaciones no superan los 1.000 euros, cifra en la que cree que debería situarse la pensión mínima.

Este es “un problema del PP”, ha subrayado Cristina Díaz, militante de CCOO, que ha “sometido” a contratos precarios a “nuestros hijos” y ha provocado que la crisis la paguen los “más pobres” y los “más necesitados”.

“Estafado, engañado y robado” ha declarado que se siente uno de los asistentes, a lo que su esposa ha sumado que lo que ocurre ahora con las pensiones es como si ella hubiera dedicado el dinero con el que debía pagar a Hacienda a irse de vacaciones u otros menesteres.

UGT y CCOO han vuelto a convocar otra concentración de protesta en el mismo lugar para el próximo 15 de marzo.

Protesta de jubilados por la “miseria” de las pensiones

Cientos de zaragozanos se han congregado esta mañana frente a la sede de la Delegación del Gobierno en la Plaza del Pilar, bajo el lema “Contra la miseria de las pensiones, no al 0,25 %”, para denunciar la pérdida de poder adquisitivo que están padeciendo los pensionista en los últimos años.

La concentración se ha producido simultáneamente en decenas de ciudades españolas, con el objetivo de pedir a los responsables políticos que blinden las pensiones en la Constitución y que se actualicen de acuerdo al aumento del Índice de Precios del Consumo (IPC).

“La subida de un 0,25 % es irrisoria, ha costado más el papel y los sellos para enviar las cartas a los pensionistas”, ha denunciado la portavoz de la Comisión de Mayores de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), María Luisa García.

García ha reconocido el “éxito” de esta protesta coordinada en todo el país, especialmente en Zaragoza ya que el tiempo no ha acompañado y no era “el día más apetecible” para salir a la calle a reivindicar.

Viudas más pobres

Entre sus críticas, la portavoz de FABZ ha denunciado que Aragón es el territorio europeo en la que las viudas son más “pobres”, debido a la reducida retribución que les otorga la Administración.

Además, García ha criticado los efectos que tiene la “privatización de servicios públicos como las residencias” de la tercera edad en la comunidad, así como las “desigualdades territoriales” que ha provocado una Ley de Dependencia que “nació sin dinero”.

Para la responsable de Mayores de la federación, esta grave situación es el producto de las reiteradas “mentiras” que los gobiernos han vertido sobre el plan de pensiones en los últimos años.

“Se han saltado el Pacto de Toledo a la torera”, ha criticado García, quien reconoce que este documento aprobado en el año 1995 en el Congreso de los Diputados ha dejado de tener efecto.

La FABZ viajará la próxima semana a Valencia a un encuentro de la Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales, donde sus representantes seguirán estudiando acciones para reivindicar unas pensiones y unos servicios públicos de calidad.

Los jubilados están hartos y reclaman pensiones justas

Varios centenares de personas se han manifestado este jueves 15 de febrero en Zaragoza convocadas por los dos sindicatos mayoritarios -UGT y CCOO- para exigir al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se siente a hablar de pensiones justas después de una nueva revalorización de solo el 0,25 por ciento.

La manifestación ha transcurrido sin incidentes, aunque con gritos contra Rajoy, a quien muchos pensionistas acusan de “robarles” su pensión, tras recorrer varias calles del centro hasta su finalización en plaza del Pilar, frente a la Delegación del Gobierno en Aragón.

En declaraciones a los medios, el secretario general de la Federación de Pensionistas de CCOO Aragón, Manuel Martín, ha anunciado que seguirán con las movilizaciones hasta que el Ejecutivo central se siente a negociar con los agentes sociales.

“Los políticos algunos nos escuchan, lo que pasa es que el Gobierno no se está moviendo en absoluto”, ha dicho tras mostrar su hartazgo con la pérdida de poder adquisitivo que han sufrido los pensionistas en los últimos cuatro años, con unas prestaciones que han crecido muy por debajo del IPC.

Por ello, ha pedido al Gobierno que tome la iniciativa y ha animado también a todos los partidos políticos y agentes sociales a que presionen, porque el fondo de reserva se está agotando y “no están haciendo nada” ni para defender la situación actual ni por la sostenibilidad futura del sistema.

Negocio para la banca

Por último, ha considerado que el PP tiene la intención de favorecer los planes de pensiones y el negocio de la banca, tras las llamadas de Rajoy a ahorrar, algo que “desde luego” no va a poder hacer la gran mayoría de la población, por lo que insiste en que ha de ser el sistema público el que se garantice.

Desde las filas de UGT, el secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas, Tomás Yago, ha denunciado que, a pesar de que se ha ido recuperando el PIB, han ido mejorando los beneficios y las empresas van sacando adelante la economía, siguen “machacando” a los trabajadores con puestos precarios y bajas cotizaciones y, en consecuencia, también a los pensionistas.

Ha tachado de “miserable” la subida del 0,25 por ciento que marcó la reforma de 2013 y ha criticado que el Gobierno de España siga insistiendo en “la mierda de subida del 0,25”, que es una “injusticia manifiesta” para el conjunto de los pensionistas.

Yago ha reclamado que todos los gastos de gestión de la Seguridad Social no corran a su cargo, ya que es una “auténtica barbaridad” de cara a la sostenibilidad del sistema.

Mantener el Estado del bienestar

Del mismo modo, ha coincidido con su compañero de CCOO en que el Ejecutivo estatal está planteando favorecer de nuevo a un sistema financiero al que ya ha rescatado con 60.000 millones del conjunto de la ciudadanía, lo que repercute “muy en negativo” en la equidad, igualdad y reparto del actual sistema público de pensiones.

Lo mismo ha hecho a la hora de defender que se haga uso si es necesario de los Presupuestos Generales del Estado para mantener el Estado del bienestar.

Por último, ha alertado de la “sangrante” brecha de género que se da entre los pensionistas.