justificar

Concejal Cubero: “FCC son unos sinvergüenzas y no vamos a tolerar ni un chantaje más”

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha calificado de “sinvergüenzas” a los responsables de la empresa FCC, a la que ha advertido que no le van a tolerar “ni un chantaje más a la ciudad de Zaragoza”.

Así lo ha manifestado Cubero en rueda de prensa después de que la empresa que gestiona el servicio de parques y jardines de la margen derecha, en reconocimiento de obligación al haber finalizado el periodo de vigencia del contrato, advirtiera de que las nóminas de los trabajadores corrían peligro si el Ayuntamiento no abona las cantidades que adeuda.

El consejero ha recalcado que FCC no va a cobrar “ni un solo euro” hasta que no presente y acredite todas las facturas, tal y como el Gobierno de la ciudad lleva reclamándole desde agosto.

Sospechas de sobrecostes

Se ha reafirmado en que tiene “enormes sospechas” de que la empresa estaría tratando de cobrar 300.000 euros de más y ha anunciado que no tiene intención de negociar con FCC el cumplimiento de sus obligaciones.

“En todo caso, me reuniré con los trabajadores”, ha agregado Cubero, quien ha mostrado su apoyo a los paros parciales que están convocando.

“No se lo cree nadie que les preocupan los derechos laborales y el cobro de las nóminas”, ha espetado.

Empresa conflictiva

La contrata del servicio de Parques y Jardines venció el 31 de diciembre de 2017 y desde entonces el Ayuntamiento paga conforme a las certificaciones de servicio, ya que los nuevos pliegos de licitación de la futura contrata están recurridos por la propia empresa ante el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (TACPA).

Precisamente, esta semana los trabajadores de FCC, que están realizando paros parciales para que la empresa cumpla el convenio colectivo, se concentraban ante el TACPA para pedir una pronta resolución de las alegaciones presentadas por la compañía a las cláusulas sociales de los pliegos de la nueva contrata.

Lambán apoya usar todos los medios legales para frenar la independencia

El presidente de Aragón, Javier Lambán, cree que ante la posibilidad de que la Generalitat declare unilateralmente la independencia esta semana estaría “perfectamente justificado” que el Gobierno de España recurriera a “todos los elementos legales a su disposición” para instaurar la legalidad.

En declaraciones a los medios un día después de la celebración en Cataluña del referéndum ilegal por la independencia, que Lambán ha calificado de “la jornada más nefasta en la historia democrática de nuestro país desde 1981”, el presidente ha reconocido que en su Gobierno asisten “estupefactos, apesadumbrados, tristes y encolerizados” a esta “culminación de una serie de despropósitos”.

Ahora, ha emplazado a esperar a ver qué pasos da la Generalitat y si se produce o no la declaración de independencia, pero comparte y justifica que el Gobierno recurra entonces a todas las herramientas legales a su disposición, porque “un Estado que permitiera que una parte del mismo declarara su independencia de manera impune sería un Estado que no merecería ese nombre”.

Negociación complicada

Para Lambán, ayer, con el referéndum, “no terminó el problema”, sino que “empezó en su fase más dura y más cruda de gestionar”.

Y por eso se han de procurar métodos para abrir el diálogo, aunque Lambán es consciente de que en este punto la negociación es bastante complicada, por no decir “imposible” teniendo en cuenta que “una parte del Estado está en rebelión contra la otra”.

En este sentido, ha recalcado que el Gobierno de España debe de tomar medidas para restaurar la legalidad y, una vez hecho eso, es “absolutamente imprescindible” abrir vías de negociación.

El presidente de Aragón ha criticado las políticas del Gobierno de España y de Mariano Rajoy, que en su opinión ha cometido “muchos errores”, la mayor parte por “no saber ver que había un problema que requería tratamiento político”.

Pero especialmente duro se ha mostrado con la Generalitat, que está instalada en la antidemocracia “más absoluta” y que puso en marcha un procedimiento “zafio e impropio de una sociedad culta y refinada como la catalana”. “Si no fuera por lo trágico que es, no cabría sino calificarlo como una broma de mal gusto”, ha enfatizado.

División social

La Generalitat, ha agregado, “está dividiendo a la sociedad de una manera absolutamente imperdonable y la está llevando a un callejón sin salida que ni catalanes ni españoles merecen”.

Y ha considerado que la actuación policial y de la Guardia Civil para intentar impedir las votaciones “no fue una buena decisión” a la luz de los resultados.

“Con la inmoralidad y la zafiedad que le caracteriza, la Generalitat se apresuró a autorizar las imágenes para desprestigiar a España en todo el mundo y hacer todo lo posible por que todas las portadas de los periódicos europeos contengan imágenes que en absoluto se corresponden con la realidad de España, y que fueron producidas seguramente por un error inicial de las propias instituciones del Estado”, ha considerado.

La propuesta de Lambán para intentar solucionar este problema es la que ayer defendió el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. en la línea de apostar por la unidad de España y por evitar la separación de cualquiera de sus partes, pero para ello se han de procurar “métodos” por “la vía del diálogo”.

Pero también ha advertido de que, como presidente de Aragón, sería “muy difícil de aceptar” alguna salida que supusiera “otorgar privilegios injustos a una parte de España en detrimento de las demás”.