lluvia

Regresa el tiempo invernal con bajada intensa de temperaturas, lluvia y cierzo fuerte

La primavera se altera de nuevo. Las temperaturas prácticamente veraniegas de los últimos días en Zaragoza van a dar paso a partir de este viernes a una situación meteorológica más parecida al invierno, con caídas de temperaturas de hasta 15º. Esta madrugada se espera que lleguen las lluvias por el oeste, que darán paso a cierzo fuerte (70-80 km/h), mientras en el Pirineo volverá a nevar, con precipitaciones de hasta 30 cm de nieve.

Las lluvias al norte de Aragón y al oeste de las provincias de Huesca y Zaragoza se espera que lleguen a partir de las 22:oo h de este jueves, con precipitaciones que en algunas zonas vendrán acompañadas de tormentas.

Las previsiones apuntan a que en zonas de las Cinco Villas se podrán llegar a acumular localmente hasta 20-25 mm en menos de una hora, mientras que en el Pirineo las precipitaciones serán también intensas.

Como el frente viene acompañado de una fuerte bajada de temperaturas, en los próximos días regresa la nieve al Pirineo. Por encima de los 1.500 metros se podrán acumular unos 5-10 cm de nieve nueva, aunque en zonas altas y expuestas al norte se podrán llegar a depositar localmente hasta 30 cm.

La nueva situación meteorológica que llega para los próximos días contrasta con el tiempo de cielos despejados y temperaturas estivales de las últimas jornadas. En el observatorio del aeropuerto de Zaragoza se ha registrado este jueves 16 de mayo una temperatura superior a los 30 grados, según informa Meteo Aragón (en la imagen superior de Aemet-Aragón, las nubes llegando a Zaragoza en la tarde del jueves).

Bajada de temperaturas

Las previsiones para Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncian para el viernes, en la mitad norte del territorio, nuboso o cubierto con precipitaciones, con probabilidad de que sean localmente fuertes y viento del noroeste moderado a fuerte, con rachas muy fuertes en la franja suroriental. Hay aviso amarillo.

En la mitad sur de Aragón se esperan intervalos nubosos con precipitaciones, menos probables e intensas y más dispersas cuanto más al sur, remitiendo durante la tarde.

La cota de nieve en el Pirineo y Sistema Ibérico bajará a 1.600 o 1.800 metros. Las temperaturas experimentarán un acusado descenso, localmente moderado en las máximas.

Por capitales de provincia las temperaturas oscilarán entre los 7 grados de mínima y 14 de máxima de Huesca, los 4 y 15 de Teruel y los 10 y 17 de Zaragoza, es decir, la máxima prevista en la capital aragonesa será en torno a la mitad de la registrada este jueves, lo que significa una bajada de 14-15 grados.

Predicción para los próximos días

Día 18 (sábado): En el tercio norte, nuboso con lluvias y en el resto, intervalos nubosos más abundantes por la tarde con probabilidad de chubascos ocasionalmente con tormenta en la Ibérica. Cota de nieve entre 1.400 y 1.600 metros, subiendo por la tarde a 1.800 metros. Temperaturas mínimas en descenso y máximas en ascenso. Viento del oeste flojo a moderado, sobre todo en el valle del Ebro.

Día 19 (domingo): Nuboso con precipitaciones en el Pirineo y la Ibérica y sin descartar en el resto. Cota de nieve entre 1.800 y 2.000 metros. Temperaturas sin cambios importantes. Viento del noroeste flojo a moderado en el valle del Ebro y flojo en el resto.

Día 20 (lunes): En el Pirineo, nuboso sin descartar precipitaciones débiles. Cota de nieve entre 1.800 y 2.200 metros. En el resto, poco nuboso aumentando de sur a norte a nuboso. Temperaturas mínimas sin cambios y máximas en ascenso. Viento del noroeste flojo, con intervalos de moderado en el valle del Ebro

La lluvia será protagonista de la Semana Santa en Aragón

Cumpliéndose con titánica rigurosidad el refrán: en abril, aguas mil. Agradecidos estarán los campos de los chubascos que están por venir. No tanto los aragoneses. Nada alentador va a ser el tiempo en la Semana Santa de este año, porque los cielos de todas las provincias aragonesas llorarán prácticamente todos los días. Dependiendo de la hora y el lugar, quizá alguna afortunada procesión pueda salvarse de recorrer las calles sin pasarse por agua durante el Sábado Santo.

De hecho, para empezar las festividades, la Agencia Estatal de Meteorología ha activado el aviso amarillo por lluvias en la Ibérica zaragozana, Albarracín y Jiloca y el Gúdar y Maestrazgo. En estas zonas se prevé que caigan unos 40 litros/metro cuadrado entre las 12.00 horas del jueves y las 0.00 horas del viernes.

En Huesca, Jueves, Viernes y Sábado Santo y Domingo de Resurrección se verán envueltos de ambientes de tormenta, lluvia y temperaturas propias del mes de abril. Todas ellas oscilarán entre los 9 grados de mínima y los 24 de máxima. Aunque esta última tan solo se dará el sábado.

En Zaragoza, meteorología similar. De jueves a domingo se esperan chubascos de carácter moderado e intervalos nubosos casi ininterrumpidos. La única jornada más apacible será la del sábado, hasta el punto de que el claroscuro de los cielos pueda terminar abriéndose al sol. Las temperaturas oscilarán entre los 12 de mínima y los 24 de máxima.

En Teruel, las temperaturas serán más bajas, llegando incluso a los 7 de mínima. Las lluvias seguirán siendo las protagonistas de la Semana Santa turolense, y los pueblos de la Ruta del Tambor y el Bombo se verán obligados a soportar jornadas casi completas de tormentas. Y esto es solo el principio, porque la mala fortuna meteorológica alcanzará también al puente de San Jorge.

Vuelve el invierno a Aragón con frío, lluvia y nieve en el Pirineo

Una borrasca de aire frío y húmedo procedente de Groenlandia es la responsables de la vuelta meteorológica a la situación invernal que se experimenta estos día, y al menos hasta el domingo, en Zaragoza y el resto de Aragón, con especial incidencia en el Pirineo, donde ya han caído nevadas que continuarán el viernes.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia para este jueves temperaturas mínimas significativamente bajas en el Pirineo y la Ibérica, en el Pirineo, intervalos nubosos sin descartar precipitaciones débiles y aisladas.

La cota de nieve se situará entre 600 y 800 metros. En el resto, poco nuboso aumentando a intervalos de nubes medias y altas por la tarde (en la foto superior de Meteo Aragón, la estación de esquí de Formigal con la última nevada).

Temperaturas mínimas en descenso y máximas en ascenso excepto en el extremo sur, en descenso, con heladas en el Pirineo y la Ibérica y débiles en puntos del resto.

El viento soplará del oeste flojo a moderado girando a componente este y sur flojo al final.Por capitales de provincia las temperaturas oscilarán entre los 0 grados de mínima y 14 de máxima de Huesca, los 3 bajo cero y 14 de Teruel y los 1 y 16 de Zaragoza.

Predicción para los próximos días

Día 5 (viernes): Nuboso o cubierto, con lluvias y nevadas en el Pirineo, sin descartar que sean localmente persistentes en cara sur, y más débiles y dispersas en el resto, avanzando de oeste a este. Cota de nieve entre 600 y 800 metros en el Pirineo al principio y entre 1.200 y 1.400 metros en el resto, subiendo en general a unos 1.400 o 1.600 metros.

Temperaturas mínimas en ascenso y máximas en descenso en la franja más occidental y sin cambios o en ascenso en el resto. Heladas en el Pirineo, débiles en la Ibérica. Viento de componente sur flojo tendiendo a componente oeste al final.

Día 6 (sábado): Nuboso, con precipitaciones en el Pirineo y la Ibérica y sin descartar en el resto. Cota de nieve entre 1.000 y 1.200 metros.

Temperaturas mínimas en descenso y máximas en ascenso o sin cambios. Heladas en el Pirineo y la Ibérica. Viento de componente oeste flojo, girando al final a suroeste.

Día 7 (domingo): Intervalos nubosos con precipitaciones en el Pirineo y la Ibérica y probabilidad de lluvias débiles y dispersas en el resto. Cota de nieve entre 1.000 y 1.200 metros.

Temperaturas con pocos cambios. Heladas en el Pirineo y la Ibérica. Viento de componente oeste flojo a moderado.

Vídeo de la nieve cayendo este miércoles en Sallent de Gállego:

Llega un frente frío y las temperaturas se desploman

El frío llega este fin de semana a Aragón para quedarse y va a producir un descenso brusco de las temperaturas con mínimas bajo cero y posibles nevadas en Teruel y en el Pirineo. Para este sábado se prevén precipitaciones intensas y cielos cubiertos. El domingo la lluvia cesará y permanecerán los cielos encapotados.

Las temperaturas se desploman este fin de semana y llegará al Pirineo oscense el primer aviso de nieve de la temporada, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología, que ha activado la alerta amarilla por nevadas en el ámbito geográfico del Pirineo oscense para este sábado y domingo.

El aviso comienza el sábado a las 9.00 horas y se prolongará hasta las 12.00 horas del domingo en las que se podrá producir una acumulación de nieve de hasta 5 centímetros en 24 horas, informa la Aemet en su página web.

La cota bajará progresivamente hasta los 600 metros, pero la acumulación se espera por encima de 1.000-1.200 metros, preferentemente en la divisoria y en el sector más oriental.

Valores invernales

El delegado de AEMET en Aragón, Rafael Requena, ha destacado que aunque no se ha activado ningún aviso especial por temperaturas bajas, sí que va a ser un descenso extraordinario en el que se registrarán valores claramente invernales. Ha asegurado que “va a aparecer la nieve en las montañas, en el Pirineo, pero lo más destacado será la bajada de temperaturas”.

En la capital oscense, las máximas van a pasar de los 20 grados que se registraron en la jornada de ayer jueves a los siete grados del próximo domingo y las mínimas llegarán a cero grados el próximo martes.

Además, las previsiones de la AEMET indican que el tiempo invernal continuará la próxima semana en el Pirineo por la llegada de un segundo frente frío, que el miércoles dejará otro medio metro de nieve más en cotas altas.

Este sábado la lluvia protagonizará toda la jornada. Será especialmente intensa y persistente en la provincia de Teruel, donde las máximas serán de doce grados en Teruel capital y las mínimas de un grado en Montalbán y Calamocha. Además, se esperan nevadas durante todo el sábado con una cota que se situará inicialmente a 2000-2200 metros, bajando progresivamente hasta alrededor de los 1000-1400 metros.

Nieve en el Pîrineo

En Zaragoza el frío también hará acto de presencia, pero las máximas serán de 16 grados, bajando hasta los doce grados en Daroca. En Huesca la tónica será similar, máximas de 16 grados en Fraga, y de catorce grados en Huesca.

En el Pirineo la cota de nieve estará a 2000-2200 metros, bajando progresivamente hasta alrededor de los 600-800 metros y se esperan heladas al final de la jornada. En la Ibérica también se registrarán heladas a última hora.

El viento será del noroeste flojo aumentando a moderado en todo Aragón, con algún intervalo de fuerte en el valle del Ebro.

El domingo la lluvia cesará, pero los cielos encapotados persistirán durante todo el día. En Huesca el mercurio hará bajar el termómetro hasta los nueve grados y dejará mínimas de dos grados. En Teruel la situación será la misma, mucho frío y máximas de ocho grados, mientras que en Zaragoza las temperaturas serán algo más elevadas, registrando máximas de 13 grados.

Cerrado el parque Tío Jorge hasta el viernes para revisar el arbolado tras el temporal del domingo

El Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido cerrar el parque Tío Jorge hasta el viernes para revisar todo el arbolado, que sufrió severos daños con la fuerte tormenta acaecida en la tarde del pasado domingo. En torno a 20 árboles fueron derribados por las rachas de viento superiores a los 100 km/h y ahora los técnicos municipales han recomendado una inspección a fondo en el parque para garantizar la seguridad en la zona.

La Margen Izquierda fue el área de Zaragoza más afectada por la tromba de agua y viento. Los desperfectos se dejaron notar de forma especial en el parque del Tío Jorge y sus inmediaciones, donde cayeron derribados por la fuerza de los elementos una veintena de árboles, pero también anuncios publicitarios y vallas (en la foto superior de Aragón Press, técnicos y operarios municipales revisan daños en el parque Tío Jorge y retiran árboles caídos).

La edad y el mal estado de las raíces pueden haber sido las principales causas de que los árboles no hayan podido soportar la tormenta, en un espacio cuya mejora reclaman desde hace tiempo los vecinos de Picarral y Arrabal.

Árboles caídos en el parque Tío Jorge. Foto: Policía Local

Numerosas emergencias

A lo largo de todo este lunes 13 de agosto los bomberos han seguido realizando servicios para paliar daños ocasionados por la tormenta en toda la ciudad, como caídas de árboles, inundaciones, arranque de persianas o derribo de vallas.

Las labores del cuerpo, que ha registrado centenares de llamadas de emergencia, continuarán en la mañana del martes para tratar de atender todos los servicios solicitados.

“Tenemos trabajo todo este lunes y mañana para dejarlo todo al día”, han resumido en declaraciones a Europa Press desde el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza.

Más servicios el lunes

A primera hora de este lunes tenían pendientes unos 24 servicios, que han ido solventando, pero a lo largo de la mañana se han ido produciendo otros tantos, han explicado.

“Algunas incidencias se produjeron el domingo y otras se han detectado esta mañana debido a las consecuencias de la tormenta de ayer”, han aclarado en referencia a la caída de árboles y ramas, además de lamas de edificios, persianas o desprendimientos de cascotes de cornisas, han enumerado.

A este respecto cabe señalar que el servicio de emergencias 112 recibió hasta 1.230 llamadas de emergencia en todo Aragón durante la tarde y noche del domingo de personas que reclaman ayuda para hacer frente a los estragos causados por el temporal.

En la capital aragonesa los daños afectaron también a semáforos derribados por el viento, saturación de alcantarillas, así como inundaciones de algunas calles.

Consecuencias

En relación con las consecuencias del temporal del domingo en Zaragoza, el alcalde accidental de la ciudad y consejero de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha considerado  que la caída de 50 árboles de los más de 150.000 que hay en la urbe “entra dentro de la normalidad” cuando se producen, como este domingo en la capital aragonesa, rachas de viento de más de 100 kilómetros por hora.

Cubero se ha felicitado por que no se produjeran daños personales con la tormenta que descargó sobre la ciudad y que, sobre todo en la margen izquierda, produjo las afecciones “habituales”, con caídas de árboles, cornisas, mobiliario urbano y algunos techos, así como con la paralización del tranvía durante una hora por la caída de un árbol sobre la catenaria en la avenida Montesori y el cierre de algunas calles por acumulación de agua.

Cincuenta de 150.000 árboles es para Cubero “un porcentaje reducido” para una tormenta de estas características, cuya magnitud no se puede calcular ni cuándo se van a producir.

Además, ha agregado que, al contrario de lo que dice la oposición, la poda no garantiza que los árboles no caigan con estas rachas, y aunque no se trata de una medida eficaz, ha agregado que en el nuevo pliego de condiciones de la contrata de parques y jardines se incluye una inversión de “varios millones de euros más” para aumentar las podas, para que se pueda reducir el ciclo, que ahora está en siete años.

Una fuerte tormenta provoca unos 50 árboles caídos, corta varias calles e interrumpe el tranvía

La capital aragonesa ha sufrido esta tarde, entre las 18.30 y las 18.50 horas, una fuerte tromba de agua, con fuertes rachas de viento cruzado y granizo, que ha provocado abundantes afecciones, con numerosos árboles caídos, y que ha obligado a interrumpir el servicio del tranvía y cortar el tráfico en algunas calles. Los bomberos de Zaragoza han recibido alrededor de 150 avisos por distintos tipos de incidencias.

Fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza han informado de que la caída de un gran árbol ha obligado a cortar el tráfico en la avenida Puente del Pilar, en el barrio de Jesús. Igualmente, ha sido necesario cortar la avenida de Navarra en dirección salida de la ciudad.

Las incidencias se van atendiendo conforme a criterios de prioridad. Así, se ha abierto al tráfico, de forma parcial, la avenida Navarra que se había cortado en ambos sentidos y presenta retenciones en sentido entrada a la ciudad, ya que en el nudo de enlaces, a la altura del centro comercial, es donde se han generado mayores problemas de inundaciones.

La caída de los árboles ha provocado daños en vehículos y han tenido lugar en diferentes zonas de la ciudad, como paseo Sagasta y la ribera del Ebro, desde el tercer cinturón hacia la plaza del Pilar.

Coches arrastrados por el agua en la calle Galán Bergua. Foto: Policía Local

Además, una rama de gran tamaño ha afectado a la catenaria del tranvía, en la plaza de San Francisco, y ha obligado a interrumpir el servicio. Solo está operativo en Valdespartera, en el tramo comprendido entre las paradas Mago de Oz y Los Olvidados.

La calle Galán Bergua, inundada. Foto: Policía Local

En la calle Galán Bergua, del barrio de Delicias, la acumulación de agua torrencial ha arrastrando coches, ha inundado bajos y ha generado un auténtico caos en la calzada.

También se ha tenido que cortar el tráfico tras resultar dañado un cable eléctrico en el cruce de calles Bruno Solano y Santa Isabel, en el distrito Universidad.

La caída de los árboles ha provocado daños en vehículos y han tenido lugar en diferentes zonas de la ciudad, como paseo Sagasta y la ribera del Ebro, desde el tercer cinturón hacia la plaza del Pilar.

Precisamente, el tramo del paseo de Sagasta en dirección a la avenida Tenor Fleta, a la altura de la glorieta de Sasera, se va a cortar al tráfico.

Árboles caídos en numerosas calles

En la calle Asalto, además de caer varios árboles, se ha creado un embolsamiento de agua, en su confluencia con el paseo de la Mina, que impide la circulación de vehículos.

Según el consistorio, han caído unos 50 árboles en calles como Villa de Pau, Tierno Galván, Castillo de Loarre, Alquézar, o el paseo Isabel la Católica –a la altura del IES Miguel Catalán–, así como en la zona de las piscinas de la Hípica, en Violenta de Hungría y la calle Luis Bermejo, en el Distrito Universidad. Otra rama grande de árbol ha caído a la entrada del Hospital Infantil, en el mismo distrito

Por otra parte, la Policía Local está retirado varios contenedores que han salido despedidos a causa del fuerte viento, han agregado las citadas fuentes.

Uno de los árboles caídos ha dañado el coche de la imagen. Foto: Marco Santosel fuerte viento, han agregado las citadas fuentes.

El servicio de Bomberos de Zaragoza está en estos momentos desbordado, ya que está realizando achique de agua en numerosos garajes que han quedado anegados.

Cuantiosos daños

Hay daños en decenas de vehículos, bien por la caída de ramas o árboles o por el impacto del granizo.

También están pendientes de revisar varios tejados y cornisas que pueden presentar riesgo de desprendimiento, además de inundaciones de bajos y garajes que los bomberos tendrán que achicar.

Entre los equipamientos municipales afectados se encuentran los Museos del Puerto Fluvial, las Termas y Foro Romano, han detallado las citas fuentes.

En la carretera de Movera a Pastriz hay postes caídos y otros que podrían caer y que dificultan el tráfico. El autobús puede pasar pero con precaución.

Asimismo, la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha informado de que el Servicio provincial de Prevención y Extinción de Incendios ha recibido avisos de incidencias causadas por las tormentas en Pastriz, Alfajarín y el polígono Centrovía de la Muela.

La tormenta deja calles anegadas, coches atrapados, un andamio caído e inunda un supermercado

La fuerte tromba de agua que ha descargado esta tarde en Zaragoza ha dejado varias calles anegadas por el agua y ha provocado balsas en las que han quedado atrapados varios turismos y la caída de un andamio en el centro de la ciudad, sin que se hayan registrado heridos.

La tormenta, acompañada de rayos, granizo y fuertes truenos, ha comenzado a descargar en torno a las 16.30 horas y ha desbordado a los Bomberos y a la Policía Local por la multitud de incidencias que se han producido.

Según han informado fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza, los Bomberos han tenido más de veinte salidas por la tormenta y aún quedan por atender otras tantas menos urgentes relacionadas con el agua.

Atrapados en coches

La lluvia ha dejado atrapados a los ocupantes de varios vehículos, entre ellos varios niños, en las grandes balsas de agua que se han formado en la avenida de Navarra (foto superior), en la zona de la Estación de Delicias y la Ronda de Boltaña y bajo el puente de la autopista del Polígono de Malpica, en la calle A.

El agua ha dejado prácticamente intransitables varias calles, fundamentalmente de la margen izquierda, y de hecho en Valle de Broto, frente al Parque de Bomberos número 1, se ha formado un gran charco que mantiene cortados dos carriles de esa avenida.

Estos problemas se han registrado en numerosos puntos de la ciudad, que la Policía Local ha señalizado, e incluso ha sido necesario cortar alguna calle con poco tráfico.

Las mismas fuentes han precisado que estas incidencias se irán subsanando progresivamente, conforme los registros de alcantarillado vayan asumiendo el agua.

Andamio caído y supermercado anegado

Además, el andamio de una fachada de la calle María Lostal ha caído sin causar heridos, aunque sí ha provocado daños a varios vehículos que estaban aparcados.

En este caso se ha tenido que retirar la estructura caída y la zona ha quedado señalizada.

Además, en Puerto Venecia ha tenido que ser desalojada parte de un supermercado, al venirse abajo su falso techo y quedar anegada de agua una zona del área comercial.

El problema se ha producido porque una tubería del Hipercor de Intu Puerto Venecia ha reventado esta tarde a consecuencia de la fuerte tormenta. Según han informado fuentes de El Corte Inglés, el hipermercado no ha sido desalojado.

Sobre las 18.30 horas, ha comenzado a salir agua procedente de una tubería rota por la lluvia y ha derribado el falso techo, entrando gran cantidad de agua al centro comercial, por lo que se ha delimitado la zona afectada, cortando el paso a los clientes en esa parte.

No obstante, el resto del comercio ha continuado abierto al público. En este momento, personal de mantenimiento se encuentra achicando el agua.

Llamadas a Bomberos

Además, los Bomberos han recibido muchas llamadas por bajantes de edificios y desagües obstruidos que han provocado entrada de agua en viviendas, garajes, sótanos y patios.

Todos los efectivos disponibles en este turno están trabajando para resolver las incidencias, salvo una dotación que permanece en el Parque 1 para poder afrontar alguna otra salida urgente que pudiera registrarse.

Carreteras cortadas

Las intensas lluvias caídas en las últimas horas han obligado a cortar la carretera A-1202 en Uncastillo y la A-2602 en Los Pintanos, en la comarca de las Cinco Villas, y la N-330 a la altura del barrio de San Juan de Mozarrifar, en Zaragoza.

Según han informado a Efe fuentes del Gobierno de Aragón, la A-1202 en Uncastillo se ha tenido que cortar por la crecida del río Riguel y la A-2602 en Los Pintanos, por la del río Regal.

Además, las lluvias han obligado a cortar por inundación la N-330, a la altura del kilómetro 507,6, en San Juan de Mozarrifar, en Zaragoza, donde también se registran retenciones en la N-IIa, la N-330a y la A-2, informa la DGT en su página web.

Vehículos dañados al caer un andamio por la lluvia y desalojo de un supermercado en Puerto Venecia

Varios vehículos han quedado dañados al caer un andamio por las fuertes lluvias que se han registrado esta tarde en el Centro de la capital aragonesa, según han informado fuentes del Ayuntamiento.

En concreto, el citado andamio estaba colocado en una fachada de la calle María Lostal. Su caída ha ocasionado desperfectos en diversos vehículos que se encontraban en la zona, pero no ha habido que lamentar daños personales.

Durante esta tarde también han quedado varios coches atrapados en distintas zonas de Zaragoza a causa de la fuerte tormenta, las personas que había dentro de algunos de los automóviles ya han podido salir. Las mayores afecciones por balsas de agua se están produciendo en la margen izquierda del Ebro, donde hay calles cortadas (foto superior de Aragón TV).

Calle cortada

Asimismo, en la avenida de Navarra dos vehículos con personas dentro han quedado un rato atrapados en una bolsa de agua, la avenida José Atarés con Ronda de Boltaña permanece cortada por los grandes charcos que se han formado y la calle A del Polígono de Malpica también se ha visto afectada.

Los Bomberos han recibido numerosas llamadas de particulares para intervenir en zonas donde ha llegado el agua, pero están actuando priorizando aquellos servicios donde puede haber riesgo para los ciudadanos.

La Policía Local esta controlando que los ciudadanos no se acerquen a las zonas más afectadas por las lluvias.

Además, la fuerte tromba de agua ha obligado a desalojar por inundación el supermercado Hipercor del complejo comercial de Puerto Venecia.

El Parque Tío Jorge prepara la nueva Cincomarzada con menos participación y la vista en el cielo

El Parque Tío Jorge ya prepara para este domingo la ’27mayada’, o lo que es lo mismo, el nuevo intento de la Cincomarzada que tuvo que ser suspendida en su día a causa de las fuertes lluvias. El volumen de participación es menor, ya que han confirmado su asistencia seis peñas -de las 26 habituales- y 39 colectivos.

Y sobre este nuevo intento también pesan las probabilidades de lluvia. Todo el mundo mira al cielo, aunque desde la Federación de Barrios Rafael Tejedor se muestra optimista y cree que la fiesta podrá desarrollarse sin problemas. “Hemos consultado diferentes modelos y se prevé agua para las 18.00 o las 19.00 horas. Por lo que nos daría cierto margen”, ha comentado.

Además, ha especificado que, aunque las lluvias se produjeran durante el sábado, el parque sí podría absorber el agua y no quedaría encharcado “ya que el nivel del Ebro es más bajo que en marzo”.

Último intento

En caso de volver a suspenderse no se produciría un nuevo intento. “Si llueve durante el día, trataríamos de trasladar algunas de las actuaciones al Centro Cívico del Tío Jorge”, ha comentado Tejedor.

En cuanto a las reivindicaciones, hasta 50 diferentes, están divididas en tres bloques: uno dirigido al Ayuntamiento de Zaragoza, otro al Gobierno Autonómico -donde se piden mejoras en la Educación y la Sanidad- y otro más general -que incluye temas como las pensiones-.

Con respecto a la edición anterior, se mantiene el lema contra el Impuesto de Contaminación de las Aguas, al que se suma uno nuevo a favor de la Sanidad Pública.

Infraestructura

Uno de los cambios en la programación es que, en esta ocasión, la popular marcha de barrios partirá de la Asociación de Vecinos Arrabal. “El Ebro va a ser nuestra carretera. Queremos generar un corredor y que se generen sinergia entre ambas orillas”, ha aseverado Tejedor.

Tampoco se desarrollará la Zona Cero y la orquesta que iba a cerrar la jornada ha sido sustituida por un tributo a Fito y Fitipaldis -“Por la boca vive el pez”-. El resto del programa estará constituido por cuentacuentos, magia y actuaciones, sin olvidar la lectura del manifiesto.

Por parte del Ayuntamiento de Zaragoza, se dispone un amplio despliegue técnico que incluye refuerzos en líneas de autobús urbano, como la 29, la 36, la Ci1 y la Ci2, así como del Tranvía. Además, se han reforzado las dotaciones de Protección Civil, Bomberos, Policía Local, Parques y Jardines.

Cerrado el parque del Tío Jorge por caída de árboles

La subida del nivel freático del río Ebro y la caída de tres árboles han obligado al Ayuntamiento de Zaragoza a cerrar el parque Tío Jorge por el riesgo de más caídas por las lluvias y la avenida del Ebro.

Según ha informado el Ayuntamiento, la reapertura de este parque dependerá de la evolución del nivel freático en función de la magnitud de la crecida del Ebro, aunque en todo caso se producirá una vez revisado el arbolado (en la foto superior de Policía Local, uno de los árboles caídos).

La empresa conservadora, ha precisado el Ayuntamiento, ha llevado a cabo una inspección del parque y ha constatado la existencia de otros cuatro pinos que están apoyados entre sí y requerirá su apeo, sin perjuicio de otros posibles que sean necesarios en los próximos días en función de la evolución de la situación.

Desprendimientos en una calle de Alfocea. Foto: Policía Local

Otras incidencias

Por otro lado, la Policía Local ha informado en su cuenta de Twitter que debido a la crecida de los ríos Gállego y Ebro se ha desalojado la urbanización Torre Urzaiz, en el barrio rural de Movera.

Además, se ha cortado el acceso al Camino Monzalbarba desde el Parque Sindical y también la calle Salitrería, en el barrio de Alfocea, ésta última por caída de piedras debido a la lluvia.