Luisa Broto

ZeC lamenta que PP y Cs soslayen sostenibilidad e igualdad

Zaragoza en Común (ZeC) ha criticado que la estructura del nuevo Gobierno municipal de la capital aragonesa propuesta por PP y Cs no afronta los retos de futuro en materia de sostenibilidad y reducción de la desigualdad que tiene la ciudad.

La portavoz adjunta de esta plataforma ciudadana, Luisa Broto, ha lamentado que las áreas de Infraestructuras y Urbanismo, encargada del planeamiento urbano, aparezcan separadas y, además, desgajadas de Movilidad y Medio Ambiente.

Ello supone para esta formación dar “un paso atrás”, ya que en Europa son áreas que se están trabajando en conjunto para construir ciudades más modernas, accesibles, respirables y hechas a escala humana, según apunta en un comunicado.

Asimismo, denuncia que la mejora de los derechos sociales deje de ser la punta de lanza de la acción de gobierno en favor de una visión del turismo y la cultura a medida de los capitales privados, según cree que se interpreta del hecho de que el área de Derechos Sociales pierda su nombre -por el de Acción Social y Familia- y deje de estar vinculada a la Vicealcaldía.

Para ZeC se relega también en el nuevo organigrama el área de Participación Ciudadana, que actualmente aparece aislada después de haber estado integrada junto a Transparencia y Gobierno Abierto en la etapa anterior que presidía esta plataforma.

La inversión social ha aumentado 15 millones en últimos cuatro años

La consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha destacado la catalogación de Zaragoza como “ciudad excelente” en inversión social como premio al esfuerzo de su área, que tiene ahora como retos la universalización de la teleasistencia para mayores de 75 años o el nuevo albergue. Broto también ha subrayado que la inversión en acción social por parte del Ayuntamiento de Zaragoza se ha incrementado en quince millones en los últimos cuatro años.

Unos avances que se han conseguido en parte gracias a la implementación de un nuevo modelo de intervención elaborado de manera participativa y que viene a sustituir al anterior, que había quedado “desfasado” y que, no obstante, debe todavía consolidarse antes de ser sometido a evaluación, ha comentado Broto en un encuentro con los medios de comunicación para hacer balance de legislatura.

El objetivo principal a la llegada de ZeC al Ayuntamiento en 2015, ha explicado, era “situar los derechos sociales en el mapa” desde una nueva perspectiva de lo social que no esté constreñida a la “beneficencia” o la “caridad”.

De ellos ha desgranado 15 objetivos ejemplificados en 50 acciones significativas y que constituyen un proyecto político que “tiene que seguir”, más allá de que ella misma haya manifestado su voluntad de repetir en las listas electorales.

En ese sentido, ha reivindicado el notable aumento presupuestario que ha recibido su área, que ha pasado de 40 millones de euros en 2015 a los 55,4 planteados en el proyecto de cuentas para 2019, aún pendientes de aprobación.

Del mismo modo, ha resaltado la dotación suficiente de partidas como la de las ayudas de urgencias -de 6,2 a 10 millones de euros-, habitualmente infradotadas, lo que generaba “dudas” en el “lapsus de tiempo” que transcurría hasta que se aprobaban las correspondientes modificaciones de crédito.

Broto y algunas de sus colaboradoras y colaboradores, durante la presentación del balance. Foto: Ayuntamiento de ZGZ

Refuerzo de personal

Aún mayor ha sido el incremento presupuestario en materia de personal, de un 54,85 por ciento, con sustitución “inmediata” de bajas en los centros de atención permanente, además de permitir la rotación de los profesionales o desarrollar un plan de formación o grupos de supervisión.

Otro punto destacado ha sido el Plan de Equipamientos de Servicios Sociales, que ha permitido crear un segundo Centro Municipal de Servicios Sociales (CMSS) en Delicias o el traslado del de Centro a Casa Jiménez, además de mejoras en otros de ellos en materia de eficiencia energética o la climatización de la Casa de Amparo.

Pero en este aspecto la consejera ha hecho especial énfasis en la reforma del albergue municipal, ya en proceso de licitación, que pasará a denominarse Centro de Acogida e Inserción para Personas sin Hogar y albergará también el futuro CMSS La Magdalena.

También ha subrayado como “hecho diferenciador” la creación de la Oficina de Atención a la Ciudadanía y Buenas Prácticas, que dará voz por primera vez a las demandas tanto de profesionales como de usuarios para mejorar la calidad de los servicios.

Sintonía política

Por otro lado, Broto ha señalado que, al contrario de lo que ha venido sucediendo en el resto de áreas, en materia de derechos sociales ha habido sintonía entre los distintos grupos por encima del color político, como demuestran la aprobación por unanimidad del Plan de Lucha contra la Pobreza Infantil o el Plan Estratégico de Personas sin Hogar.

A ellos espera sumar en estos meses que restan de mandato el Plan de Ciudadanía Diversa e Intercultural, que considera como habitantes a todas las personas que viven en la ciudad y en la que Zaragoza se reivindica como “ciudad acogedora”, algo en lo que la capital aragonesa ha sido “ejemplar”.

Asimismo, también en contradicción con lo sucedido en otras áreas de gobierno, se ha congratulado de la sintonía con el Gobierno de Aragón, especialmente con el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), con quien se ha trabado una relación “fluida” y “responsable”.

Delicias inaugura su segundo centro de servicios sociales

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha inaugurado un nuevo Centro Municipal de Servicios Sociales Delicias II denominado ‘Alfredo Pérez Palacios’ que “es más que un equipamiento porque simboliza la apuesta” del Gobierno de Zaragoza en Común (ZeC) por los derechos sociales.

Este nuevo centro municipal lleva el nombre de un trabajador fallecido del área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza, cuya labor y legado han alabado el alcalde y la vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, que visiblemente emocionados, le han recordado.

“La mal denominada crisis económica supuso dejar a la intemperie a numerosos ciudadanos mientras el desempleo y la pobreza crecía de manera alarmante y las familias carecían de lo mínimo para cubrir sus necesidades y nos encontramos con unos servicios sociales débiles, colapsados, faltos de personas y capacidad estratégica, sin capacidad de respuesta a lo que se aplicaban recortes de recursos cuando eran más necesarios”.

El alcalde ha declarado estar emocionado en esta inauguración porque en este equipamiento confluye la “gran familia comunitaria tejida en torno a la familia de Alfredo Pérez Palacios, la plantilla de trabajadores sociales y la comunidad de amigos del Gancho”, que es su barrio, ha apostillado.

Cronificación de la pobreza

En su intervención ha relatado que en la actualidad la precariedad y la cronificación de la pobreza “son un paisaje habitual” de las ciudades y no una excepción.

En este contexto, ha considerado “necesaria” una apuesta por los Servicios Sociales que el Gobierno de ZeC ha asumido “desde el primer momento” con aumento de casi 40 nuevos profesionales o el incremento de más de 12 millones de euros en el presupuesto de servicios sociales. Estos datos hacen que Zaragoza sea reconocida como la “única excelente en servicios sociales durante dos años consecutivos”.

También ha abundado en que la acción del gobierno busca “recuperar la centralidad de las personas como portadoras de derechos” dejando la concepción asistencialista de las prestaciones en aras de un compromiso que apuesta por la “cohesión e inclusión”, mediante las buenas prácticas, la calidad y calidez en la atención, junto a la formación de los profesionales

El alcalde ha indicado que el compromiso también se extiende al desarrollo de los barrios, como Delicias, que tiene “una fuerte implicación de las entidades del barrio y los dos centros municipales del distrito son un ejemplo”

Esta apertura, ha dicho, es un “potente instrumento desde el que desarrollar el trabajo desde la cercanía y las redes comunitarias”. Además, la “dignidad” de los equipamientos como este define su importancia para una institución y ha abogado por seguir en esta línea de avance en los servicio sociales.

Antes de concluir su discurso ha agradecido a todas las concejalas de Acción Social que han precedido a esta Corporación y ha instado a seguir la línea de la mejora de los servicios sociales.

Larga demanda ciudadana

La vicealcaldesa, Luisa Broto, ha explicado que pocas veces se consigue alcanzar un sueño después de muchos meses de trabajo, como es este caso.

“Ha sido un objetivo prioritario para este Gobierno poner las políticas sociales en el centro y pare eso es fundamental garantizar derechos con equipamientos dignos”.

Broto ha subrayado que inaugurar este centro es un motivo de orgullo y “un sueño acariciado con los dedos de la mano” porque supone el desdoblamiento en la atención social de este barrio, de 100.000 personas, que era largamente reclamado. “Por fin se logra un centro como conquista en la acción municipal”.

Ha relatado que durante este mandado el Plan de equipamientos ha supuesto la reforma de 17 centros municipales de servicios sociales en el casco urbano y otros cuatro en los barrios rurales, además de la reforma del albergue municipal y de la Casa Amparo.

La primera cita en los Centros de Servicios Sociales se reduce a 13 días

Los Centros Municipales de Servicios Sociales tienen una media de tiempo para una primera cita de trece días, lo que supone cuatro días de mejora respecto a los 17 días registrados en 2017, y diez días de mejora respecto a 2015. Las Delicias y San José son los barrios con los datos “menos satisfactorios”, tal y como ha reconocido la consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, en la Comisión del ramo.

Broto confía en que el desdoblamiento del centro de Las Delicias como otras medidas en más barrios “facilitarán que las citas y las resoluciones sean lo más rápidas posible”.

De los quince Centros Municipales de Servicios Sociales, siete (el 40%), tiene una demora de diez días o menos; doce (el 80%) lo hacen en menos de quince días; y sólo en San José se superan los 20 días. En el primer trimestre de 2017, el número de centros que atendía en menos de quince días era del 60%,

Respecto a las Ayudas de Urgente Necesidad, los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza tienen unos tiempos de resolución de 6,2 días de media, que se reducen 2,4 días de media en los casos de ayudas por alimentación ya que “tienen unos tiempos de resolución más rápido porque hay convenios con entidades comerciales y no tienen que solicitar facturas y presupuestos que siempre dilata los procesos”, ha explicado Broto.

Incremento de la partida de ayudas urgentes

Broto se ha mostrado “muy orgullosa” de haber podido incrementar un 27% la partida de ayudas urgentes. Y es que desde 2015 se han sumado dos millones a esta partida, que ya alcanza los 9,3 millones de euros en 2018 “para dotar suficientemente a las unidades familiares en desequilibrio de la ciudad y así asegurarle la cobertura básica de sus necesidades”, ha destacado Broto.

En este sentido, Broto ha hecho hincapié en que este es el primer mandato “en el que las ayudas de urgencia no se tienen que ampliar al final del ejercicio”, ha indicado la consejera, lo que demuestra, ha agregado, “que es la cuantía adecuada”, ha subrayado Broto, quien ha lamentado que aumenten los casos de familias “con situación de pobreza cronificada”.

El Ayuntamiento apuesta por crear redes ciudadanas de cuidados para combatir la soledad no elegida

La consejera de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto, ha destacado la importancia de las redes de ciudadanía para colaborar en el cuidado de las personas mayores solas “en un entorno urbano que en ocasiones puede resultar hostil para los más vulnerables”.

Broto ha participado este viernes 21 de septiembre en la Mesa de trabajo convocada por el Justicia de Aragón, Ángel Dolado, para abordar soluciones que den respuesta al envejecimiento de la población y el aumento de casos de soledad no elegida y por eso ha aplaudido “la coordinación de administraciones y la búsqueda de respuestas colectivas a una situación de carácter complejo”.

Fuentes municipales informan en una nota de prensa de que en Zaragoza, el 31 % de los hogares son unipersonales y de estos el 38 % son de personas mayores de 65 años (11 % del total) y casi el 10 % (3 % del total) corresponde a personas mayores de 85 años.

No obstante, Broto ha resaltado que “la opción de vivir sólo es tan válida como cualquier otra y que una persona que vive sola puede contar con una red de amistades y cuidados mucho más rica que alguien que viva en familia”.

Cambio sociológico

Según el análisis realizado desde el Ayuntamiento de Zaragoza, la soledad no elegida es problema no solo demográfico y vinculado al aumento de la esperanza de vida, sino de un cambio sociológico profundo en los modos de vida vinculados a las ideas individualistas que cada vez dificultan más establecer lazos de confianza.

Broto ha querido también enviar un mensaje de tranquilidad porque “no hay datos que corroboren que haya aumentado el número de personas mayores que mueren solas”, y, por eso, ha hecho un llamamiento a la calma y a los mensajes que crean alarma social.

La vicealcaldesa se reunió el pasado 11 de septiembre con los diferentes grupos municipales del Ayuntamiento de Zaragoza para crear una estrategia común que poder trasladar al encuentro mantenido este viernes.

En ese encuentro se comprometieron a trabajar por fomentar la creación de una red ciudadana de cuidados que abarque todos los rincones de la ciudad, con especial énfasis en los barrios más tradicionales, porque la autonomía de las personas mayores permite mejorar su calidad de vida.

Envejecimiento activo y más relaciones sociales

Además, desde su competencia en materia de prevención, el Ayuntamiento de Zaragoza coordina una red de centros para personas mayores, un recurso estable destinado a promover el envejecimiento activo, no solo en los aspectos cognitivos y físicos, si no también en cuanto a las relaciones sociales y tiene en marcha un protocolo de caídas con Policía Local dirigido a personas no usuarias del Servicio de teleasistencia.

Además, un total de 477 propietarios y 36 comunidades de vecinos se han beneficiado de las ayudas a la rehabilitación que gestiona la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda y casi seiscientas personas con dificultades de movilidad permanente o temporal son atendidas en colaboración de la Fundación La Caridad con un programa de reparto de comida a domicilio .

También tiene en marcha programas diversos que inciden en la apuesta por la ciudad consolidada, por dinamizar los barrios, por el pequeño comercio como garantía de dinamización y cohesión, por la accesibilidad, por el incremento de la vivienda social, por la existencia de unos buenos servicios de proximidad y por reducir la desigualdad, así como actividades de prevención secundaria dirigidas a las personas mayores.

Actuaciones destinadas a prevenir e intervenir con las personas mayores en situación de riesgo; el desarrollo de proyectos comunitarios desde los barrios; el proyecto “nos gusta hablar” en el Centro de Convivencia para personas mayores de Santa Isabel o la coordinación con recursos destinados a favorecer la relación social y la convivencia entre mayores son otras de las iniciativas que tiene puestas en marcha el Ayuntamiento de Zaragoza en esta materia.

Los centros de convivencia para mayores ofertan más de 15.000 plazas para sus talleres gratuitos

La vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha presentado la Programación de los talleres para el curso 2018/19 de los centros de convivencia para personas mayores; que disponen de más de 15.000 plazas destinadas a promover el envejecimiento activo y saludable.

“Con estos cursos se busca desarrollar habilidades y potenciar las capacidades de los participantes, contribuyendo a la mejora de su autonomía personal en la vida diaria así como apoyar y reforzar sus redes sociales”, ha explicado Broto, que ha estado acompañada por personas mayores que imparten también formación en los centros en los denominados como “talleres de la experiencia” (en la foto superior de zaragoza.es, varias mujeres muestran a la vicealcaldesa (izda) diversas labores realizadas en el taller de confección).

Las actividades físicas son las más numerosas y hay de diferentes clases, desde “gimnasias suaves”, aptas para personas con mayor dificultad en la movilidad, hasta grupos de baile en línea, gimnasia activa, espalda sana, entre otras. Las actividades de tipo psicológico/cognitivo están fundamentalmente relacionadas con el entrenamiento de la memoria, el bienestar psicológico y la cultura (procesos de enseñanza-aprendizaje).

Portada del folleto de actividades

Amplia gama de actividades

Aunque todos los talleres tienen entre sus objetivos mejorar la relación de los participantes con su entorno, apoyando y facilitando la creación de redes sociales, se incluyen especialmente en un tercer apartado denominado “social” aquellas actividades en las que se ha observado de manera generalizada una amplia implicación relacional entre las personas usuarias.

Así se ofrecen talleres de teatro o tertulias, que sin ser su primer objetivo la socialización, sí que por la propia idiosincrasia de la disciplina abordada resulta una consecuencia altamente significativa.

Además, los talleres son impartidos tanto por profesionales como por personas mayores con diferentes competencias. En los denominados “talleres de la experiencia” se pretende también favorecer el desarrollo personal de las personas mayores colaboradoras que dan clases, transmitiendo sus conocimientos a otras personas mayores y complementando la oferta de actividades de los centros.

Más plazas y más talleres

Este año el programa oferta un total de 795 talleres y 15.256 plazas y cuenta con un presupuesto de 359.144 euros, lo que supone un incremento de de 32.984 euros respecto al 2018. También aumentan el número de talleres y plazas, pasando de 14.759 plazas el curso pasado a 15.256 en este.

Las clases comienzan el 15 de octubre y finalizan el 31 de mayo de 2019 y son de una sesión semanal. La duración de las sesiones es normalmente de una hora, excepto algunas que por su temática requieren de sesiones de 90 minutos (como yoga) o dos horas (manualidades, dibujo y pintura) y se imparten en 30 centros de la Red de Centros de Convivencia para personas mayores del Ayuntamiento de Zaragoza.

Las personas que deseen inscribirse pueden solicitar plaza del 10 al 21 de septiembre. Las listas de admitidos se publicarán en los centros el 3 de octubre.

Para participar hay que ser socio de alguno de los centros de convivencia y entregar la ficha de solicitud (no se realizan inscripciones por web, correo ni teléfono) en cualquier Centro de Convivencia de la Red Municipal. Cada interesado puede solicitar un máximo de tres talleres, por orden de preferencia. Los talleres solicitados pueden ser de cualquier Centro.

Las personas mayores derivadas desde los Centros Municipales de Servicios Sociales o desde los Centros de Salud, con prescripción del profesional correspondiente, se incorporarán directamente. La asistencia a los talleres es gratuita para los participantes.

Nuevas tecnologías

Además de los talleres detallados, la Oficina Técnica del Mayor también ha puesto en marcha una serie de cursos sobre nuevas tecnologías que por sus características y duración se realizan en periodos diferentes al resto de la programación. Las fechas para inscribirse en ellos se publicarán próximamente.

Por un lado, hay talleres para personas sin conocimientos básicos de ordenadores y otros para manejo de teléfono móvil. Ambos se imparten por personas mayores que colaboran como voluntarios en el proyecto (dinamizadores informáticos).

Además, profesionales dan clases tanto de programas y redes sociales de nivel avanzado como sobre programas específicos (fotografía, impress, informática, redes sociales) para los que ya han realizado cursos de preinicio o tienen conocimiento previos suficientes.

Vicealcaldesa convoca una reunión sobre envejecimiento y soledad

La vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto, ha convocado el próximo martes, día 11 de septiembre, a las 13.00 horas en su despacho, a los representantes de todos los grupos municipales a una primera reunión para abordar futuras líneas de trabajo que den respuesta al creciente envejecimiento y soledad no elegida en la sociedad.

El encuentro servirá para crear una estrategia común que poder trasladar a la mesa de trabajo que el Justicia de Aragón ha organizado para el día 21 de septiembre con el objetivo de analizar y coordinar a las administraciones públicas y a la ciudadanía ante esta nueva necesidad social.

Esta cita también cumple con la moción presentada por el Partido Popular y aprobada en el pleno del pasado mes de julio donde se proponía la creación de una mesa de trabajo específica que trate la problemática de las personas mayores que viven en soledad, coordinada por la Oficina Técnica del Mayor.

Más de seis millones para “dignificar” los servicios sociales

La consejera de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto, ha presentado el Plan de Mejora de Equipamientos de los Centros Municipales de Servicios Sociales 2015-2020, que cuenta con una inversión de más de seis millones de euros.

El acto ha tenido lugar en Casa Jiménez, nueva ubicación de uno de los 17 centros municipales de servicios sociales urbanos donde se ha intervenido (foto superior de zaragoza.es), además de en la residencia para mayores Casa Amparo y el albergue municipal, así como en cuatro rurales.

Broto ha explicado que el objetivo es “dignificar” las infraestructuras y equipamientos dentro de su política “de poner en el centro a las personas atendidas” en los servicios municipales, así como de mejorar las condiciones de trabajo de quienes les asisten. En 2017, la red de centros municipales de servicios sociales registró casi 100.000 citas y acompañó a 89.572 personas.

Según ha detallado la consejera municipal, se habían detectado carencias como falta de privacidad e intimidad en la atención social al tener que compartir los trabajadores sociales despachos, así como falta de zonas de espera, de lugares de reunión, y lugares de trabajo sin iluminación, ni ventilación natural.

Plan de dos fases

El plan se ha divido en dos fases, una primera ya finalizada y desarrollada entre 2015 y 2017, en la que se han invertido 345.309 euros y se ha actuado en los centros municipales de servicios sociales de Magdalena, Actur, San Pablo, La Jota, Santa Isabel, San José y en los barrios rurales de Montañana, Peñaflor y Casetas.

Además, también se ha realizado la climatización del centro de Tío Jorge. La segunda parte del plan corresponde al periodo 2018-2020 y cuenta con presupuesto de 5.668.357 euros.

Desde este mismo año ya se está trabajando en la climatización del centro de San José y de dos plantas de la Casa Amparo, en los centro municipales de servicios sociales de Arrabal, Casa Jiménez, Delicias, Universidad, San Juan de Mozarrifar, Almozara y Torrero y en la reforma del albergue y del antiguo cuartel de San Agustín.

Cambio de modelo

El Ayuntamiento de Zaragoza ha explicado que este plan se enmarca en un cambio de modelo de organización de los servicios sociales que implica la redefinición de los programas y circuitos de atención a la ciudadanía y la orientación hacia un trabajo de tipo preventivo y comunitario.

Asimismo, se ha incrementando el número de profesionales, pasando de 165 trabajadores en los centro municipales de servicios sociales en 2015 a 201 en 2018, e implementando mecanismos de formación y supervisión laboral que redunden en la mejora de la atención.

Broto ha asegurado que durante esta legislatura “se ha apostado por reconocer la historia de los servicios sociales, y, partiendo de una realidad que condensa ilusión, necesidades, frustración, capacidad de creación, y tantos otros sentimientos contradictorios, mirar hacia el futuro”.

En este sentido, ha precisado que “la adecuación de los espacios físicos es uno de los elementos fundamentales para mejorar tanto las condiciones de trabajo de los profesionales, como las condiciones de atención a la población”.

Mejores condiciones

Así, el objetivo del plan en cuanto a las instalaciones ha sido procurar que los espacios físicos reúnan las condiciones adecuadas para poder garantizar la confidencialidad y dotar a los centros de salas de espera dignas; atender las condiciones de trabajo de los profesionales ampliando sus despachos y salas comunes; mejorar la accesibilidad y acometer obras de mejora energética de los edificios.

La presentación ha tenido lugar en el edificio Casa Jiménez porque en él se ha ubicado el centro municipal de servicios sociales del distrito centro, que hasta ahora estaba en la calle Hernán Cortes. Gracias a este trasladado, se dispone de un espacio para la recepción, una sala polivalente, aseos y accesos adaptados y espacios de atención que garantizan la intimidad y confidencialidad.

La principal actuación del plan se acometerá en el centro de Delicias, que se desdoblará en dos ubicaciones a finales del año 2018, ya que atiende a una población de 110.000 personas, el ámbito territorial más elevado de la ciudad.

Delicias I se mantendrá en Vía Universitas, 28, en el Edificio Óvalo, mientras que Delicias II se ubicará en Parque Roma, en la calle Vicente Berdusán.

Prevención y sensibilización centran el primer plan de atención para las personas sin hogar

La Comisión de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza ha dado luz verde al primer Plan de Atención para personas sin hogar del Consistorio de la capital aragonesa, que deberá ser ratificado en el próximo pleno para su aprobación definitiva.

Este documento está compuesto por 69 medidas que tratan de asegurar el derecho de todas las personas a una alternativa habitacional, una apuesta esencial del Área de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza.

Esta iniciativa responde a un proceso de trabajo sistematizado, mediante el uso de diversas herramientas metodológicas y participación, con el objetivo de alcanzar el máximo nivel de consenso entre las entidades implicadas en la atención a las personas sin hogar. Para su elaboración se ha contado con la experiencia de la Coordinadora para personas sin hogar, técnicos municipales y con las personas usuarias del Albergue Municipal.

Según ha explicado la consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, “con este plan queremos unirnos al cambio de paradigma en la planificación en servicios sociales, pasando de proyectos basados en las infraestructuras y equipamientos a estrategias centradas en las personas”.

Las 69 medidas se enmarcan en seis líneas de acción. La primera de ellas, ‘Prevenir, sensibilizar y generar conocimiento’. La intervención con personas sin hogar no puede activarse exclusivamente desde la demanda que se recibe en un centro o servicio, sino que conlleva abordar de manera prioritaria, proactiva y continuada, enfoques preventivos.

Para ello, se propone reforzar los Servicios Sociales Comunitarios en la cobertura de necesidades relacionadas con la vivienda y la elaboración de protocolos y políticas de prevención, que pasen también por la sensibilizan a toda la ciudadanía, para evitar la pérdida de vivienda.

Coordinación y trabajo en red

La segunda línea es la coordinación y el trabajo compartido en red. En este sentido, el consistorio ha indicado que la Coordinadora de Centros y Servicios para Personas Sin Hogar de Zaragoza constituye toda una red de atención a personas sin hogar en la ciudad.

No obstante, “sin menoscabar su autonomía ni su necesario papel reivindicativo”, el Ayuntamiento de Zaragoza quiere dar un paso más y crear un cauce institucional de participación y seguimiento continuado de las políticas para ayudar a las personas sin hogar. Con este objetivo se creará tanto una base integral de datos municipal, como herramientas para los profesionales con el número de plazas por perfil disponibles en cada uno de los recursos de la ciudad.

El tercer eje de este plan es ‘La vivienda como derecho’. Con el fin de promover medidas para avanzar en la efectividad del derecho a una vivienda digna y parque municipal de vivienda social y de los recursos habitacionales ante situaciones sobrevenidas se aumentarán los módulos familiares y viviendas tuteladas que conceden mayor intimidad y minimizan la presencia en espacios masificados de menores, víctimas de violencia y otros perfiles.

La cuarta línea pasa por ‘adecuar alojamientos y dignificar estancias y procesos desde una perspectiva de cuidados’. La atención a necesidades y circunstancias vitales y específicas de las personas y familias sin hogar, desde un reconocimiento y protección de sus derechos, es una de las piedras angulares de esta iniciativa que plantea la necesidad de disponer o conveniar equipamientos y plazas suficientes de alojamiento con atención sociosanitaria específica para personas sin hogar con problemas de salud mental, discapacidad, enfermedad crónica y facilitar su empleabilidad, entre otras medidas.

Empoderar a la persona

En quinto lugar, ’empoderar para restaurar proyectos vitales’. El ayuntamiento ha señalado que el trabajo aprobado este martes no busca solamente individualizar la atención, sino empoderar a la persona para que ella misma pueda seguir, en la medida de sus capacidades y deseos, gestionando su vida y tomando sus decisiones.

Eso puede ser posible si se extiende el derecho de acompañamiento social a través del profesional de referencia, para la coordinación del conjunto de acciones y profesionales que forman parte del proceso de intervención, de acuerdo con las orientaciones y desarrollo de este plan integral y se generan equipos específicos de trabajo especializado para personas sin hogar en aquellos problemas que son más habituales (salud mental, adicciones).

El último eje es ‘incorporar la perspectiva de género’, dado que las mujeres que se encuentran sin hogar son más vulnerables por la violencia estructural sufrida por el hecho de ser mujer. Incluir la perspectiva de género en las políticas para personas sin hogar es una de las novedades del trabajo.

Es imprescindible la adecuación de espacios en atención a la privacidad, intimidad y seguridad de las mujeres y la creación de protocolos en la prevención de la violencia machista en colaboración con el servicio de igualdad destinados a todos los recursos de la red, ha remarcado el consistorio.

La ciudad podría acoger “hoy mismo” a 40 refugiados del Aquarius

La vicealcaldesa de Zaragoza y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha confirmado que la ciudad tiene capacidad para acoger desde “hoy mismo” a cuarenta de los refugiados que han viajado en el barco Aquarius hasta Valencia.

Así lo ha anunciado a los medios, tras el acto de presentación de las actividades que se celebrarán el próximo 20 de junio con motivo del Día Mundial de las Personas Refugiadas.

Broto ha vuelto a reclamar que la capital aragonesa disponga de competencias para acoger directamente a las personas desplazadas, así como que el Estado cumpla con los compromisos de recepción de refugiados.

“Nos alegramos de que el Gobierno de Pedro Sánchez haya hecho este gesto, pero creemos que se tiene que acompañar de otro tipo de medidas”, ha indicado la vicealdalcesa.

Voluntad de acogida

Precisamente, el equipo de Gobierno municipal envió una carta la semana pasada al Gobierno central en la que recordaba su voluntad de acoger refugiados y este lunes 18 de junio ha recibido una respuesta en la que se le pide una ficha con los servicios de los que dispone la ciudad.

En ese sentido, Broto ha recordado que Zaragoza cuenta con espacios para alojar a medio plazo a cerca de un centenar de personas y que la Casa de la Cultura tiene personal para ayudar a los inmigrantes en cuestiones burocráticas como la asesoría jurídica, el empadronamiento o el acceso a la sanidad.

La vicealcaldesa ha aprovechado su intervención para sumarse al lema “Migrar es un derecho”, con el que la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS) y la Plataforma Contra el Racismo han convocado las actividades del próximo 20 de junio.

Las personas concentradas en plaza del Pilar han formado una cadena reivindicativa. Foto: zaragoza.es

Concentración reivindicativa

Con motivo de la presentación de esta convocatoria, varias decenas de personas han acudido a la Plaza del Pilar de Zaragoza esta mañana del lunes, ataviadas con maletas, para denunciar la situación que atraviesan los refugiados cuando intentan acceder a Europa (foto superior de Aragón Press).

“Llevamos reivindicando desde hace mucho tiempo vías seguras para estas personas y derechos humanos para todos los ciudadanos, independientemente del lugar del que procedan”, ha destacado el coordinador de FAS, Oriol Gabín.

En ese sentido, ha recordado la importancia de mejorar las condiciones de las personas en sus países de origen para evitar que se vean “obligados a migrar en busca de una vida mejor”.

“Desgraciadamente, Aquarius hay muchos. A lo largo de este fin de semana han llegado mil personas a las costas españolas en busca de ayuda internacional”, ha añadido Gabín.

Para el próximo 20 de junio, esperan una acudida masiva a la concentración que se ha convocado a las 20.00 horas en la plaza España y que se complementará con una actuación en directo de una compañía de teatro.