máquinas

Dos máquinas sulfatadoras para controlar la plaga de mosca negra

El Ayuntamiento de Zaragoza ha incorporado dos máquinas sulfatadoras para controlar en las orillas del río Ebro la plaga de mosca negra y mosquito y así conseguir la extinción de sus larvas.

La consejera municipal Servicios Públicos, Natalia Chueca, ha comprobado esta mañana el funcionamiento de las máquinas que ayudan a combatir esta plaga de manera más eficaz y que permiten acometer el tratamiento con un biocida ecológico que no afecta a la flora ni a la fauna.

“Es el mismo producto que se utiliza en toda Europa porque es ecológico y es el único que extingue totalmente la larva de mosca negra”, ha explicado Chueca.

Estas máquinas, según la concejala, permitirán “ir optimizando” el trabajo hasta conseguir ser “más autónomos” en esta lucha que afecta de manera directa a la ciudadanía por tener como consecuencia picaduras “bastante incómodas y dolorosas”.

Con estos equipos, los técnicos del Instituto municipal de Salud Pública no tendrán que introducirse en el río para realizar este trabajo que ya se lleva a cabo en el barrio de Juslibol, la zona Expo y el puente de Piedra y a los que próximamente se sumará La Cartuja (en la imagen superior de zaragoza.es, un operario sulfata en las inmediaciones del puente de Piedra).

Muestreos y tratamiento

Para este procedimiento, el técnico del instituto de Salud Pública Emilio Martínez ha especificado que van a utilizar sesenta litros de biocida que, aunque varían y dependen del tiempo de su aplicación, también cuentan con la valoración de la distancia de efectividad que tiene el producto a lo largo del río.

Aunque el tratamiento empieza este martes 9 de julio con la incorporación de las máquinas, desde el mes de mayo este organismo realiza muestreos en el Ebro y el Gállego cada 15 días.

El objetivo es hacer frente a la mosca negra, que este verano ha repuntado como consecuencia del poco caudal del río por las escasas lluvias y la presencia de gran cantidad de algas fluviales.

Según los últimos datos del boletín epidemiológico del Gobierno de Aragón, los servicios sanitarios de la comunidad han atendido 6.339 casos de picaduras de mosca negra o mosquito, un 21,6 % más que el año pasado en las mismas fechas (5.212) pero inferior al 2017 que contaba con 11.512 atenciones.

Alimentos saludables en las expendedoras del Ayuntamiento y con precios muy asequibles

Ensaladas, yogures, fruta de temporada, frutos secos, alimentos sin gluten o zumos ecológicos son parte de los alimentos saludables que suministrarán a partir de ahora las máquinas expendedoras del Ayuntamiento de Zaragoza.

Además, tomarse un refrigerio, un almuerzo o una merienda sanos en dependencias municipales no resultará nada caro. Una ensalada ecológica cuesta 1,50 euros; un zumo sin azúcares añadidos, 0,70 euros; un sandwich natural, 1 euro; una ración de fruta fresca, 0,60 euros; un yogur, 0,70 euros; una bolsa de frutos secos naturales, 0,90 euros. Precios asequibles para promocionar la alimentación equilibrada.

El consejero de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha presentado este martes 29 de mayo estas nuevas máquinas que sustituyen a las anteriores y que incluyen también bebidas calientes de comercio justo.

Las 92 nuevas máquinas (en la foto superior, una de las máquinas instaladas en plaza del Pilar) estarán ubicadas en las instalaciones del Ayuntamiento y contendrán alimentos, bebidas calientes y bebidas frías en una “apuesta por la sensiblilización y la educación”.

“Ante tantos anuncios comerciales de la industria alimentaria que promueven opciones poco saludables, las administraciones no podemos permanecer neutrales y tenemos que apostar por promover opciones saludables”, ha explicado el consejero municipal.

Componente ético

Cubero ha destacado también el “componente ético” de la iniciativa, ya que el café y el té son exclusivamente de comercio justo, mientras que un 5 % de los alimentos también lo son.

Además, todas las bebidas son sin azúcar (cero azúcares), los zumos son ecológicos y sin azúcar añadido y en los otros productos el aceite utilizado es únicamente de oliva o de girasol.

Todos los productos dispensados son considerados “saludables” de acuerdo con la estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) del Ministerio de Sanidad, han explicado en la presentación.

Alimentación sostenible

La decisión del consistorio se enmarca en el Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán, auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas, y del cual el consistorio forma parte junto con otras 100 ciudades de todo el mundo.

El pacto aboga por que las ciudades impulsen sistemas alimentarios sostenibles inclusivos seguros y diversificados, que aseguren comida sana y accesible a toda la población, han concretado fuentes municipales.

En esta línea, el Ayuntamiento ha apostado por “recuperar el espacio agrícola para el cultivo de frutas y hortalizas, generando empleo verde y proporcionando a las ciudades productos frescos y de calidad”.

Bebidas sin azúcar o fruta fresca serán obligatorias en máquinas expendedoras del Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Zaragoza ha publicado los pliegos de contratación de la gestión de las máquinas expendedoras de alimentos y bebidas en las dependencias municipales y en ellas el Gobierno de Zaragoza realiza una apuesta firme por el fomento de una alimentación más saludable y responsable.

Estos pliegos responden a la Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS), que tiene como finalidad “fomentar la alimentación saludable para invertir la tendencia ascendente de la prevalencia de la obesidad y, con ello, reducir sustancialmente la morbilidad y mortalidad atribuible a las enfermedades crónicas”, señala el Consistorio en una nota de prensa.

Algunas de las principales novedades de los criterios que tienen que reúnen los productos que a partir de la nueva adjudicación se vendan en las máquinas expendedoras son las siguientes: todas las bebidas serán sin azúcar, los zumos serán ecológicos, sin azúcar añadido, las máquinas de bebidas calientes utilizarán únicamente el café y té de “Comercio Justo” y en los productos el aceite utilizado será únicamente el de oliva o de girasol.

Otros requisitos

En las expendedoras tendrá que haber un mínimo de tres referencias de fruta de temporada; dispondrán como mínimo del 5% de los canales de productos “sin gluten”, identificándolos, y tendrán bocadillos con pan integral y vegetales.

Todos los productos dispensados serán “saludables”. Se considerarán “saludables” de acuerdo con la Estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) del Ministerio de Sanidad, los que cumplan los siguientes criterios por porción envasada que se detallan en el “Documento de consenso sobre la alimentación en los centros educativos” aprobado el 21 de julio de 2010: Valor energético máximo 200 Kcal., como máximo un 35% de las Kcal. procederán de las grasas, como máximo un 10% de las Kcal. procederán de las grasas saturadas, ausencia de ácidos grasos trans, excepto los presentes de forma natural en productos lácteos y cárnicos, como máximo un 30% de las Kcal. procederán de los azúcares totales, un máximo de 0,5 g de sal (0,2 g de sodio). 0,25 sal/100 gramos, no contendrán edulcorantes artificiales.