marca

El turismo se dispara en la ciudad, atraído por su cultura y su gente

La ciudad de Zaragoza se ha presentado en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) con el bagaje de tres años con cifras récord de visitantes y con la presentación de la nueva marca de la ciudad, una enseña que apela a la emoción y al dinamismo y que está inspirada en el pintor Francisco de Goya.

La presencia de Zaragoza en el stand de Aragón se ha completado con la mención a la nueva web turística, en proceso de renovación, y a la puesta en marcha de una nueva tarjeta turística. Además, la delegación zaragozana, encabezada por el alcalde, Pedro Santisteve, ha establecido contactos para ampliar el mercado turístico de la ciudad. En este sentido, Santisteve, ha subrayado que Zaragoza va a seguir “promoviendo emoción y experiencia sociocultural”.

“Las cifras de visitantes del año 2018 avalan nuestra política de promoción turística basada en proporcionar emoción y experiencias socioculturales a nuestros visitantes”, ha indicado el alcalde.

En su intervención en Fitur, Santisteve ha subrayado que “Zaragoza emociona y gusta cada vez más a quienes la visitan, porque se sienten como en su casa, gracias al espíritu hospitalario de sus gentes” y ha agregado que la clave del atractivo de la ciudad reside en que “el turista vive la Zaragoza real, se le acoge como un habitante más y se integra en su vida social y en sus numerosas propuestas culturales”.

Sus palabras han sido corroboradas por el consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, quien ha insistido en que Zaragoza “nunca va ser una ciudad turistificada, un escaparate sólo para turistas, sino que se busca que el visitante cuando venga pueda sentirse como un zaragozano más”.

Cifras récord de visitantes

En 2016 la capital aragonesa alcanza las mejores cifras turísticas de su historia, con 1.076.533 visitantes, un 13,8% más que en el mismo periodo de 2015. En 2017 la tendencia se consolidó y en el año 2018, según datos oficiales del INE (Instituto Nacional de Estadística) que se han publicado este miércoles, Zaragoza ha crecido un 2,37% en viajeros (1.148.226 frente a los 1.121.687 de 2017), y un 4,30% en las pernoctaciones (1.928.377 cuando en 2017 fueron 1.848.943). Cifras que posicionan el año 2018, como el mejor año de la historia.

El turismo extranjero ha incrementado un 6,50% en viajeros y un 12,57% en pernoctaciones. En cuanto a la procedencia de esos turistas, los tres primeros países son China (69.250, que es casi el 20%), Francia (53.409, el 15%) e Italia (27.967, el 7,88%).

Atendiendo a las pernoctaciones, Francia y China prácticamente empatan en la primera posición, el país vecino estaría el primero con 80.847 (un 13,45%), seguido de China con 80.757 (un 13,44%). Italia vuelve a estar en tercer lugar con 61.075 (un 10,16%)

El alcalde ha abundado en que la estrategia turística va a seguir incidiendo en las propuestas de experiencias culturales y ciudadanas, “de acuerdo con las pautas marcadas por el Plan Estratégico de Turismo”. “Por eso también la nueva marca de Zaragoza que hemos presentado hoy apela sobre todo a la emoción”.

En su intervención el alcalde ha reafirmado la validez de la estrategia turística municipal de potenciar la experiencia emocional de los visitantes porque “ha sabido atraer a un perfil de visitante en alza: el de parejas o pequeños grupos de amigos que llegan a la ciudad interesados no sólo por sus monumentos, sino también por la oferta cultural, dinámica y participativa, que proponen sus gentes”.

Plan Estratégico de Turismo

Zaragoza también ha expuesto en Fitur que ese éxito ha venido acompañado y propiciado por la aprobación en 2017 del Plan Estratégico de Turismo 2017-2020. Este documento la pauta de la política municipal, que junto a la experiencia sociocultural, “consagra la sostenibilidad económica, ambiental y social en la oferta turística”, ha indicado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

Esta apuesta ha beneficiado a los propios zaragozanos y la aprecian los visitantes, que disfrutan de una ciudad “más equilibrada, más acogedora y al mismo tiempo con una oferta cultural y de eventos diversa y de mayor calidad”.

La delegación zaragozana ha establecido contactos para ampliar la oferta turística a nuevos mercados o consolidar los ya existentes, como las citas con varios operadores turísticos chinos, ya que estos turistas se han multiplicado por diez en los últimos años (en la imagen superior del Ayuntamiento de Zaragoza, la delegación de Zaragoza con representantes chinos).

Zaragoza también mira al norte de Europa y por eso los citados mandatarios municipales han mantenido otro encuentro con expertos suecos en turismo que han realizado un informe sobre las posibilidades turísticas de Zaragoza. En dicho dossier concluyen que la ciudad es un destino turístico maduro para ser comercializado internacionalmente.

Los responsables municipales y los expertos nórdicos han debatido sobre las posibles formas de plasmar la propuesta más atractiva que los especialistas suecos consideran que puede ofrecer Zaragoza como muestra de la “Real Spain”, la España Real, lejos de ofertas turísticas convencionales, y en donde los visitantes conviven con los habitantes de Zaragoza.

Nueva marca

Entre esas iniciativas destaca la implantación de una nueva marca de Zaragoza. Se trata de un emblema moderno y versátil para identificar la ciudad, centrado en las emociones e inspirado por Goya y también por otro gran genio aragonés: Ramón y Cajal.

La referencia a estos dos grandes representantes del talento aragonés se traduce en un esquemático corazón multicolor (Goya se refirió hace casi tres siglos a Zaragoza como ‘corazón’), atravesado por líneas y silueteado por nodos, un guiño a la representación gráfica de las relaciones en redes digitales y también al sistema neuronal descubierto por Cajal.

El nuevo símbolo de Zaragoza se completa con las tres letras en mayúscula más representativas de su nombre: ZGZ, y se complementa con la frase clave “Zaragoza te quiere… enamorar, ilusionar, cuidar, cautivar o inspirar, conforme al Plan Estratégico de Turismo.

La nueva marca pretende también resaltar las cualidades positivas de la imagen del destino Zaragoza, para crear una identidad propia y diferencial, que aumente la preferencia, captación y fidelización de visitantes.

Web y tarjeta turística

La presentación de Zaragoza en Fitur 2019 ha incluido también una referencia a la renovación de la página web del Patronato Zaragoza Turismo, que ya se está llevando a cabo.

El portal turístico se dotará con una nueva imagen, asociada a la nueva marca de la ciudad, con contenidos gráficos más atractivos y con mayor presencia de la oferta audiovisual. La web contará con mejores herramientas tecnológicas, que permitirán una mejor navegación y facilitarán la participación de los usuarios. Además, el sitio digital será bilingüe y dispondrá la práctica totalidad de sus textos en castellano y en inglés.

La delegación zaragozana en Fitur, también ha presentado otra novedad: la nueva tarjeta turística de la ciudad, que permitirá el acceso a museos o monumentos, así como a los distintos medios de transporte público durante el periodo para el que se haya adquirido el documento.

Balance turístico de 2018

La reorientación de las políticas de turismo y las actuaciones transversales para mejorar el atractivo de la ciudad han propiciado unas excelentes cifras de visitantes a Zaragoza a lo largo de 2018.

En cuanto a la utilización de propuestas guiadas que desarrolla Zaragoza Turismo, tanto para grupos como individuales, a lo largo de 2018 un total de 43.548 personas (aumento del 5% respecto a 2017), distribuidas en 2.727 grupos, han realizado este tipo de visitas asistidas

Por lo que respecta a la celebración de congresos, en 2018 se han desarrollado en Zaragoza un total de 521 eventos con la participación de 126.000 delegados, lo que supone un incremento de un 2,7 % en el número total de eventos celebrados en la ciudad con respecto a 2017 y un impacto económico de 54,5 millones de euros.

Diseñadores del nuevo emblema de Zaragoza: “Nuestras letras y corazón tienen sello propio”

“Con el símbolo del corazón lo tuvimos claro desde el primer momento, aunque queríamos diseñar un corazón diferente, que tuviera más fuerza”, dice Jorge. “Bueno, y el logotipo de las letras ZGZ también vimos enseguida que podía funcionar bien”, añade Óscar.

Quienes así hablan son Jorge Rabadán y Óscar Garcés (en la imagen superior, de izquierda a derecha), responsables, respectivamente, de los estudios de diseño Nemo Graphic Room y La Mano y la Luna Espacio Creativo, cuyo trabajo conjunto ha resultado ganador del concurso para la creación de una nueva marca de Zaragoza, promovido por el Patronato Municipal de Turismo.

Estos diseñadores aragoneses (uno jacetano y otro maño) y formados en Zaragoza trabajan juntos en numerosos proyectos desde hace cuatro años. Cuando tuvieron conocimiento del concurso sobre la marca Zaragoza no lo dudaron ni un momento: “nos atrajo mucho y nos conjuramos para ganar”. Querían quitarse la espina del concurso para la marca Aragón, al que también concurrieron pero sin éxito.

Tras repasar con detenimiento las bases de la convocatoria, en la primera sesión de reflexión e inspiración surgió el esquema de lo que ya es la nueva enseña identificativa de la ciudad.

Te quiere…

“Partimos de la frase clave, del ‘claim’ “Zaragoza te quiere…” para incorporarlo al nuevo logotipo. A partir de ahí dedujimos que debíamos centrarnos en lo sentimental y concluimos enseguida que el símbolo fuerza del nuevo emblema debía ser un corazón”, rememora el apasionado Jorge.

-Pero el símbolo del corazón se lo tiene apropiado Nueva York desde hace tiempo…

-“Ya, pero nosotros pensábamos en un corazón diferente, más esquemático, formado por puntos y líneas que simbolizaran sitios de encuentro, caminos, interrelaciones…”, matiza en su tono más sosegado Óscar.

-¿Y las letras? Nueva York (otra vez) también usa desde hace mucho las NY como logotipo identificador…

Los dos diseñadores aragoneses explican alternándose de forma ordenada que “el objetivo no era  crear algo nunca visto. Éramos conscientes de que ambos recursos, las letras y el corazón, ya han sido utilizados antes. Pero buscábamos claridad, contundencia, emoción y a la vez algo preciso y sencillo, fácil de interpretar y de utilizar. Además, nuestras letras y nuestro corazón son diferentes, tienen sello propio”.

Y se inspiraban además en la alusión de Goya a Zaragoza como ‘corazón’, en las redes neuronales descubiertas por otro excelso aragonés: Ramón y Cajal, además de en la esquemática digital de nodos y líneas conectadas para simbolizar las interrelaciones.

A partir de esa gestación inicial, Óscar y Jorge se pusieron a trabajar en el emblema durante quince días, primero de forma ordenada para concluir en un fin de semana frenético, justo antes de que venciera el plazo de presentación.

“Al final entregamos el trabajo a las 12 del mediodía de un día 12 y pensábamos que nuestro trabajo era el duodécimo que se presentaba (luego resultó que fueron 13). Después hemos pensado con sorna que esa coincidencia de doces nos dio suerte”, concluye Óscar exhibiendo una gran sonrisa.

El trabajo artesano de Jorge y Óscar dibujando plantillas y construyendo moldes

Trabajo manual

Estos diseñadores modernos trabajan, obviamente, con ordenadores como principal herramienta. Pero lo primero que hicieron fue dibujar unas plantillas y construir ¡unos moldes! de las letras y el corazón que habían plasmado inicialmente en boceto gráfico, con lápiz y papel.

“No, no somos tradicionales o antiguos”, gesticula Jorge mientras suelta alguna risa. “Lo que pasa es que somos un poco artesanos”, aclara Óscar, y añade: “nos gusta trabajar con las manos”; y corrobora Jorge: “él, además, es pintor y yo hago fotografía artística. Nos gusta ver y palpar fuera del contexto digital”.

Partiendo de sus coquetos moldes, los diseñadores ‘artesanos’ se aplicaron en su idea de “metamorfosear” el corazón y personalizar las letras ZGZ, en busca de “una marca dinámica, que evoluciona”.

Mediante ese proceso, desde una tipografía común, Jorge y Óscar han introducido detalles: muescas, pequeñas variaciones en ángulos, inclinaciones y líneas, que otorgan al logotipo un carácter propio, único.

“Es marca de la casa. Nos gusta mucho la tipografía y en todos nuestros trabajos procuramos incluir letras con diseño personal”, explica Óscar. “Sí, además –añade Jorge- era la forma de transmitir el punto pasional que queríamos dar a la marca: mediante las manos, con los dibujos, recortando las letras. Eso no lo puedes hacer con el ordenador. O tardas más y lo haces peor, vamos”.

El proceso con las líneas de colores que se entrecruzan en el original corazón de la nueva marca de Zaragoza partió también desde esa metamorfosis hacia el sentimiento y hacia el dinamismo de la ciudad. “Con las líneas entrecruzadas se transmite los latidos, el palpitar de la ciudad, que es todo menos estática”, explica Jorge. “Y también se sugiere un 3D desde un dibujo plano”, puntualiza Óscar.

Ambos se muestran orgullosos de la personalidad y a la vez de la versatilidad de su trabajo, que están culminando con la redacción del libro de estilo para el uso adecuado del emblema, una labor minuciosa y prolija que les está llevando su tiempo.

Óscar y Jorge creen haber conjuntado en su obra la complejidad de mensajes con la sencillez estética y de uso de la nueva señal. Algo muy importante porque “nosotros no vamos a gestionar siempre la marca. Se trataba de conseguir unos elementos fácilmente manejables, que al aplicarlos se respete nuestra idea y se transmita lo que hemos pretendido”.

A la vista de la nueva enseña zaragozana, parece claro que lo han conseguido.

La ciudad estrena nueva marca, basada en la emoción y en Goya

El Ayuntamiento de Zaragoza estrena nueva marca turística basada en la experiencia y las emociones con una imagen dominada por un corazón contemporáneo y colorista junto a la abreviación “ZGZ”, con la que sugieren que “Zaragoza te quiere enamorar, cuidar, cautivar, ilusionar e inspirar”.

La imagen está inspirada en un dibujo realizado por Goya en 1760 en un viaje a Italia, en el que aparece una madre con un niño en brazos y aparece escrito “Corazón Zaragoza” y, a su vez, la representación del sistema neuronal que hizo otro aragonés, Santiago Ramón y Cajal.

Del “Zaragoza te quiere” como punto de partida, se añade “enamorar, cuidar, cautivar, ilusionar, inspirar…” con un color que domina el corazón según el momento, con el verde para lo relacionado con la naturaleza y el medio ambiente, el rojo para la pasión y la fiesta o el morado para la igualdad, la libertad o la diversidad.

La creación y desarrollo de la nueva marca, así como el manual para su aplicación, ha supuesto un coste de 17.000 euros y ha sido diseñada por los estudios de diseño La Mano y la Luna Espacio Creativo y Nemo Graphic Room.

Plan Estratégico

El consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, ha situado esta nueva imagen dentro del Plan Estratégico de Turismo 2017-2021, el primero que tiene la ciudad, y ha señalado que trata de promocionar un turismo de experiencia y emocional tanto en origen, como durante la estancia y el recuerdo posterior para que los visitantes se conviertan en prescriptores.

Una promoción que, además, tendrá en cuenta que “Zaragoza no empieza en el aeropuerto”, sino en Toulouse o el puerto de Valencia, allá donde llegan sus flujos económicos y culturales, ha recalcado.

Rivarés ha reivindicado también que la capital aragonesa es una de las pocas ciudades donde se pueden encontrar todos los sistemas de vida y de arquitectura de los últimos 20 siglos, en un “perfecto resumen emocional” de la historia europea.

Por otro lado, se ha pedido ya formalmente al Ministerio de Fomento y a AENA el cambio de nombre del Aeropuerto de Zaragoza para que pase a denominarse Francisco de Goya, siguiendo la línea de “aprovechamiento de uno de los nuestros” que ya han hecho Málaga con Picasso o Granada con García Lorca.

Se ha creado también una renovación de la página web, que estará en inglés y castellano, fórmula bilingüe en la que se está trabajando asimismo en todas las piezas de los museos.

Aumento de visitantes

El consejero ha recordado también los datos turísticos de 2018, en los que la ciudad recibió 1.155.401 visitantes, de los que casi 800.000 fueron españoles.

Esta cifra supuso un aumento del 3,9 por ciento con respecto a 2017, que ya había experimentado un incremento similar desde 2016, año en el que se superó el récord histórico de 2008, año de la Expo.

Incluso mayor fue el crecimiento en los visitantes internacionales, que alcanzó un 7,6 por ciento.

El balance global de los datos turísticos de 2018 se dará a conocer en el Día de Zaragoza en FITUR que se celebra el próximo jueves 24 en Madrid, donde acudirán tanto Rivarés como el alcalde, Pedro Santisteve, a presentar esta nueva marca a nivel nacional e internacional.

Impulso a los mercados con nueva marca y una campaña de difusión

Los Mercados de Zaragoza cuentan con una nueva marca “moderna y unificada” como parte de la estrategia municipal que pretende revitalizar y modernizar estos espacios comerciales que se encuentran en el corazón de los barrios de la ciudad.

El objetivo de esta iniciativa es “invertir la tendencia de consumo en el extrarradio para devolver el dinamismo y la vitalidad a los mercados tradicionales”, según ha subrayado el consejero de Urbanismo y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Muñoz.

El nuevo logo de Mercados de Zaragoza (en la imagen superior de zaragoza.es), el desarrollo creativo de la campaña y la adaptación a los diferentes espacios han sido realizados por la agencia Profesor Moriarty, que resultó adjudicataria del concurso convocado el pasado mes de noviembre por un importe de 9.800 euros.

El consejero, junto al responsable de la dirección de Servicios e Información de Urbanismo, José Abadía, han presentado este miércoles 28 de febrero la nueva imagen que se implantará en todos los mercados de la ciudad, ya sean municipales, privados o al aire libre, según ha informado el Consistorio en nota de prensa.

Los autores de la creatividad del nuevo logotipo explican sus fundamentos. Foto: zaragoza.es

Reinventar el comercio minorista

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza se quiere ayudar al sector del comercio minorista a reinventarse de manera global, con soluciones específicas para cada caso concreto. En este sentido, han señalado que potenciar el consumo en los mercados de barrio cumple una triple función: reactivación económica, social y reducción de la huella ecológica.

El logotipo escogido se plantea con una composición sencilla que tiene como objetivo facilitar su legibilidad y adaptabilidad y está organizado a partir de una caja cuadrada que enmarca la palabra “Mercados” en mayúscula y que le otorga mayor protagonismo, según han informado.

Asimismo, han explicado que el diseño se modula fácilmente para adaptarlo a los diferentes mercados (públicos o privados, de alimentación o de otro tipo), lo que permite mostrar la gran red de establecimientos que constituyen los mercados de Zaragoza, pero extendiendo a todos ellos una imagen reconocible.

Campaña “Come bueno”

La implantación de la nueva marca de Mercados de Zaragoza va a comenzar por los establecimientos de alimentación, donde la imagen va acompañada del lema “Come bueno” para trasladar a la ciudadanía la idea de calidad y alimentación saludable, han apuntado.

Durante la presentación, Muñoz ha expuesto también algunas de las medidas que se van a impulsar a corto plazo desde el Ayuntamiento junto con Mercazaragoza y los detallistas.

Entre otras, ha destacado la modernización del servicio a través de la posibilidad de pagar con tarjeta, reparto a domicilio o visibilidad en Internet; la mejora de las instalaciones o el desarrollo de campañas de publicidad y de fidelización a la marca de los Mercados de Zaragoza.