mayores

Todos los mayores de 75 años que viven solos tendrán teleasistencia

Todos los zaragozanos mayores de 75 años que vivan solos o tengan a su cargo una persona dependiente dispondrán de servicio a domicilio de teleasistencia en el plazo de tres años. El Ayuntamiento de Zaragoza va a poner en marcha a partir de 2019 un plan dotado con 2,5 millones de presupuesto para poner en marcha el denominado “Plan de cuidado de nuestros mayores”.

El anuncio ha sido efectuado este jueves 29 de noviembre por el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, en su discurso dentro del debate sobre el estado de la ciudad, y posteriormente el portavoz de Zaragoza en Común (ZeC), Pablo Muñoz, ha aportado en rueda de prensa algún detalle más sobre el proyecto.

Muñoz ha precisado que el gobierno municipal va a iniciar la aplicación de la teleasistencia universal a partir del 1 de enero de 2019. Para ese año, en el que acaba la actual legislatura municipal en el mes de mayo, los gobernantes de ZeC prevén destinar medio millón de euros a la prestación de este servicio que se calcula que va a beneficiar a unas 23.000 personas.

Plan de acompañamiento

Para los dos años siguientes, el plan de teleasistencia universal será dotado con un millón de euros cada ejercicio, siempre que la nueva corporación surgida de las elecciones municipales decida continuar con este programa.

El alcalde ha destacado en su discurso la preocupación que suscita en el gobierno municipal la gran cantidad de personas mayores que viven solas y a las qaue se quiere ofertar un plan de atención especial para mitigar los riesgos psíquicos y físicos que entraña la vida en soledad para ellas y ellos.

Por ello, el plan de implantación del servicio de teleasistencia universal se complementará con el proyecto de redes comunitarias de cuidado y acompañamiento de mayores en los diversos barrios de la ciudad.

La iniciativa pretende que de forma coordinada los servicios municipales, entidades sociales y vecinos realicen un acompañamiento continuado y organizado de los mayores que viven solos de forma no deseada.

 

El programa de conversación para mayores llega a Delicias y Las Fuentes

Los centros de convivencia para personas mayores de los barrios de Las Fuentes (centro de Salvador Allende) y Delicias (Centro de Terminillo) contarán también con el programa “Nos gusta hablar”, iniciativa que comenzó hace ya un año en Santa Isabel. Se trata de tertulias sobre diversos temas para fomentar la actividad y el entretenimiento de las personas mayores, así como la comunicación entre ellas.

Encontrarse de nuevo con las personas cara a cara, evitar el aislamiento y la soledad o promover un envejecimiento activo y saludable, son algunos de los objetivos del Plan de Ciudades Amigables con las Personas Mayores que promueve la Oficina Técnica del Mayor del Ayuntamiento de Zaragoza y que van a verse potenciados en estos nuevos espacios (en la foto superior de zaragoza.es, una tertulia en el centro de Las Fuentes).

El desarrollo de este proyecto que se inició en el Centro de Convivencia para Mayores de Santa Isabel ha servido como prueba piloto para poder ser ampliado progresivamente a los demás centros de la Red municipal, creando y dinamizando espacios orientados a mejorar las actuaciones, que en materia de envejecimiento activo, se llevan a cabo desde el Ayuntamiento de Zaragoza.

Los espacios de “Nos gusta hablar” estarán abiertos durante todo el día de 10.00 a 21.00 horas son abiertos, de uso libre, no hace falta apuntarse ni un compromiso de asistencia. Los grupos van creándose según afinidades e intereses de las personas usuarias.

En Zaragoza, casi 70.000 personas mayores de 65 años viven solas y un 95% de las llamadas que se reciben en los servicios de Teleasistencia domiciliaria se corresponden a necesidades de comunicación (no por enfermedad o accidente).

Más de 200 mayores en seis meses recurren al servicio de atención por caídas en sus domicilios

El nuevo servicio sociosanitario de atención a emergencias de personas mayores en sus domicilios, que puso en marcha el Ayuntamiento de Zaragoza en abril, ha realizado un total de 227 intervenciones a 203 personas diferentes en sus primeros seis meses, la gran mayoría caídas sin daños.

Este servicio fue creado a raíz de que la mayoría de estos accidentes fuera atendido, en primera instancia, por la Policía Local, que no cuenta, al igual que el Consistorio, con profesionales sociosanitarios para determinar de manera especializada la gravedad o no de la situación.

Por ello, se puso en marcha una colaboración entre la Policía Local y el Área de Derechos Sociales para atender este “vacío” en el caso de personas que, sin estar en situación de emergencia médica, era preciso ayudarles a levantarles de una caída.

Con esta colaboración, que gestiona una empresa a través de un contrato menor, hay una persona especialista que evalúa el riesgo de la caída y valora si hay que hospitalizar, si es necesaria una atención médica urgente o si simplemente se requiere de un acompañamiento, ha explicado en rueda de prensa la concejala delegada de la Policía Local, Elena Giner.

Acciones de prevención

Por su parte, la consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha señalado que, gracias al sindicato CCOO, detectaron estos casos de “vacío”, que no eran atendidos por el 061 o no eran beneficiarios del servicio de teleasistencia, pero que requerían de funciones que desbordaban las competencias de la Policía Local, que ahora deriva las intervenciones a la empresa concesionaria desde la centralita.

Además, el servicio incluye acciones de prevención que se materializan a través de unos talleres teórico-prácticos en los centros municipales de mayores y un seguimiento personalizado a los afectados.

Así, entre el 16 de abril y el 15 de octubre se realizaron 227 intervenciones a un total de 203 personas diferentes, principalmente en barrios con un mayor envejecimiento poblacional como Delicias (26 por ciento del total), Universidad (22 por ciento) y San José (12,3 por ciento).

El 92 por ciento de las intervenciones han sido motivadas por caídas sin daños y solo en un 5 por ciento -en 11 ocasiones- fue necesaria la movilización de recursos sanitarios.

De ellos, el 86 por ciento de los accidentados continuaron en su domicilio sin lesiones aparentes, un 11 por ciento permaneció en casa pero precisó de la movilización de servicios sanitarios para valoración y atención de las lesiones y un 3 por ciento fue hospitalizado.

Más de la mitad de los atendidos, hombres

Los lunes y los sábados son los días de la semana que concentran el mayor número de llamadas al servicio, siendo la hora de levantarse de la cama -de 8 a 9 horas- el momento más crítico, mientras que los martes y los domingos son los días con menor número de intervenciones y la franja de tarde es en la que menos avisos se reciben.

El 54 por ciento de los atendidos eran hombres por un 46 por ciento de mujeres y el grupo de edad más numeroso es el comprendido entre los 76 y los 85 años, seguido de los que tienen entre 65 y 75.

El tiempo medio de intervención, ha indicado Luisa Broto, es de 20 minutos desde que se recibe la llamada en la centralita de la Policía Local hasta que acuden los servicios sociosanitarios al domicilio y el grado de satisfacción es “bastante alto” por parte de usuarios y familiares.

Asimismo, ha manifestado que, una vez finalice el contrato menor, valorado en 18.000 euros, la intención del Gobierno de la ciudad es que este servicio sea una parte más del de teleasistencia.

Cerca de 600 hogares de personas mayores de 70 años dispondrán de un detector de humos

El Ayuntamiento de Zaragoza instalará un total de 591 detectores de humos en los hogares de personas mayores de 70 años que vivan solas, en una iniciativa que irá acompañada por charlas informativas por parte de los Bomberos.

La campaña “Los detectores salvan vida” ha sido presentada este miércoles 17 de octubre en el Consistorio por el director del Museo del Fuego, Carlos Gracia; la consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto; y el titular de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero.

A partir de este miércoles las personas mayores interesadas y sus familiares pueden solicitar información en sus centros sociales comunitarios de referencia para la instalación de uno de estos aparatos y que se colocarán por parte de un profesional según orden de petición hasta acabar existencias.

En cualquier caso, la responsable municipal de Derechos Sociales ha explicado que se reservará una parte de los detectores para aquellas personas especialmente necesitadas, según su historia social. Asimismo, también se aceptarán solicitudes de personas que no cumplan esos requisitos pero que por sus condiciones sea recomendable que utilicen el servicio.

Pequeño dispositivo

El aparato de la empresa adjudicataria Firex consiste en un pequeño dispositivo que se instala en el hogar y que alerta mediante un fuerte pitido al usuario ante la presencia de humo.

Y es que, tal y como ha explicado el director del Museo del Fuego, las últimas estadísticas del 2016 señalan que 175 personas fallecieron en España durante ese año por inhalación de humo, la principal causa de muerte en incendios, con un 80-90 % de los casos.

La mayoría de estas víctimas, ha señalado, tenían más de 70 años, vivían solas y tenían algún tipo de discapacidad, perfil al que se dirige esta campaña.

Aunque muchos de los incendios se producen en la cocina, por algún despiste con el fuego, Gracia ha explicado que los grandes momentos de peligro suceden cuando están en su dormitorio o descansando en el sofá.

Charlas informativas de bomberos

Paralelamente a la instalación de los dispositivos, a partir del jueves 18 de octubre los bomberos realizarán charlas informativas de unos 15 minutos en el Museo del Fuego, en horario de 12 horas a 13 horas, para explicar a las personas mayores cómo intervenir ante un fuego y medidas de prevención.

Por otro lado, la red de centros de convivencia para personas mayores del Ayuntamiento de Zaragoza cuenta también con un proyecto de prevención de riesgos en el hogar cuyo objetivo principal es promover actitudes y hábitos que mejoren las condiciones de seguridad en la vivienda.

La razón es que el hogar de las personas mayores es el lugar donde con mayor frecuencia sufren accidentes, sobre todo caídas, lo que puede producirles una limitación de su autonomía que les puede llevar a un aislamiento social.

En este sentido, la consejera de Servicios Sociales ha recordado que también se está trabajando en un reciente programa para el aviso en accidentes de caídas, en colaboración con Policía Local, que son junto a bomberos y al personal sanitario, los profesionales que suelen intervenir antes.

Los jubilados exigen pensiones dignas blindadas por ley y alertan sobre la exclusión de la soledad

Más de mil personas del colectivo de mayores se han manifestado esta tarde del lunes 1 de octubre por el centro de la ciudad para defender el sistema público de pensiones y para reivindicar unas jubilaciones dignas, cuyas cuantías estén aseguradas por una ley y por la propia Constitución.

La manifestación ha coincidido con la celebración del Día Internacional de los Derechos de los Mayores, a la que se ha sumado el colectivo de jubilados zaragozanos de forma reivindicativa y ruidosa con una marcha que ha partido desde la Glorieta Sasera hasta la plaza del Pilar.

José Luis Cabello, portavoz de la Coordinadora de Pensionistas Aragoneses, ha subrayado que la situación actual “no garantiza una vejez digna” a miles de personas en el Estado español, pese al reciente acuerdo suscrito por las diferentes fuerzas políticas dentro del Pacto de Toledo para que las pensiones se revaloricen de acuerdo con el incremento del IPC.

Pancarta que encabezaba la manifestación, azotada por el cierzo

Acuerdo de mínimos

Respecto a ese compromiso, Cabello ha dicho que se trataba de un “acuerdo de mínimos, que ya veremos cómo queda cuando se tenga que plasmar en el Congreso. Siempre dejan una puerta abierta para que el Gobierno de turno pueda retocar las pensiones a su antojo”.

El representante de los pensionistas ha insistido en que las jubilaciones deben blindarse por ley, “cumpliendo el mandato de la Carta Social Europea” y garantizando su incremento para mantener el poder adquisitivo de los mayores.

Respecto a la propuesta sobre pensiones del Consejo Europeo, Cabello ha alertado de que favorece su privatización.  “Esto es una guerra entre el capital financiero, el FMI, la propia Bruselas, que está propiciando la privatización y, por otro lado, la ciudadanía”, que “si tiene la fuerza suficiente para presionar a sus Gobiernos” conseguirá mantener este sistema público de prestaciones, pero “si la gente se deja avasallar y los Gobiernos se dejan convencer por Bruselas, no tendremos nada que hacer”, ha dicho el portavoz.

Aportación del capital

A juicio de José Luis Cabello, “el mecanismo para mantener el sistema público de pensiones es que no solamente aporten los trabajadores, sino también los grandes capitales”, lo que “es lógico” porque “se está sustituyendo la mano de obra” por la tecnología y “habrá que buscar una manera de que ese reparto de la riqueza, que ya no llega tanto vía salarios, llegue de otra forma”. Ha advertido de que “si no, se queda en manos de unos pocos”.

La manifestación de pensionistas, a la que también se han sumado jóvenes y personas de mediana edad, ha discurrido con toda normalidad.

Los manifestantes no han dejado de entonar consignas como “Los borbones nos roban las pensiones”,  “En el sillón no defiendes tu pensión” o la más coreada, un clásico ya en las demostraciones de los jubilados: “Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden”.

Poner coto a la soledad de los mayores

Por otro lado, distintas voces, procedentes del ámbito sanitario, social y vecinal, han propuesto la participación de toda la sociedad para combatir la soledad, el “mayor fenómeno de exclusión social” de España al que están sometidas muchas personas mayores y también jóvenes en riesgo de exclusión.

Ésta es una de las conclusiones que se han expuesto este lunes 1 de octubre en una jornada organizada por la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) con motivo del Día Internacional de las Personas Mayores y que ha puesto el foco en la soledad, un problema de difícil solución, según han comentado, y que requiere la implicación del entorno más cercano.

Y una realidad, además, sobre la que la FABZ lleva advirtiendo durante muchos años, independientemente de que ahora haya saltado a la agenda política tras las muertes de personas en soledad ocurridas este pasado verano, ha recordado la vicepresidenta de la comisión de mayores de la FABZ, María Luisa García.

En una ciudad como Zaragoza, la marcha de la población más joven a los barrios nuevos ha provocado que, en los distritos más consolidados, como Torrero, Las Fuentes o San José, existan edificios enteros, incluso manzanas, donde sólo residen personas de edad avanzada, es decir vecinos que no tienen cerca a otros más jóvenes, a los que acudir en una situación de emergencia o cuando necesitan apoyo.

“Son los vecinos los primeros que conocen la situación en la que se encuentra el resto, junto a los médicos y los enfermeros”, ha resaltado.

Concienciación social

Por ello, desde la federación proponen como solución concienciar a la sociedad, en concreto, al entorno más cercano de estas personas mayores, como puede ser el comercio de proximidad donde habitualmente compran o la comunidad de vecinos. En definitiva, generar lazos y crear comunidad para combatir esa soledad.

Pero sin olvidar el apoyo de la administración autonómica y local, donde exigen una mayor conexión entre los servicios sanitarios, los servicios sociales y el movimiento social. “Tenemos que ser correa de transmisión entre todos”, ha subrayado.

De la misma opinión es Rosa Magallón, médico de Familia en el Centro de Salud del Arrabal de Zaragoza y concejal de IU en Utebo, quien ha asegurado a Efe que ahora mismo falta trabajar de manera “coordinada” entre todos los agentes de la sociedad.

“Tiene que haber una visión más amplia, que incluya también, por ejemplo, el área de actividad física o el urbanismo, porque la accesibilidad es un factor importante de aislamiento y a veces la solución puede ser poner un ascensor”, ha indicado.

Algo más que servicios

Durante este encuentro, ha participado también el coordinador de la Asociación de Gerentes de Servicios Sociales, Gustavo García, quien ha insistido que la soledad, el “mayor fenómeno de exclusión social de España”, según el informe anual elaborado por esta asociación, no sólo se soluciona con servicios sociales.

Estos pueden atender las necesidades básicas de la población, mediante soluciones como la teleasistencia o sistemas domóticos, pero no combaten el aislamiento al que se ven sometidas muchas personas, que no tienen ningún tipo de relación social.

En este sentido, ha puesto el foco también en la soledad que viven las personas acompañadas, por ejemplo, en una residencia. “Allí están bien atendidos, les saluda el trabajador social, el terapeuta, y con mucho cariño sí, pero igual que hacen a los demás, y todos necesitamos vínculos afectivos, el contacto con la gente mas cercana”, ha explicado a Efe.

Por eso, ha propuesto la labor de voluntariado y la buena vecindad como medidas para paliar ese aislamiento. En definitiva, crear comunidad y generar un entorno “más humano”. “Se trata de cambiar la sociedad, que la estamos deshumanizando, y eso, al final, nos pasa factura a todos”, ha concluido.

El Parque de las Marionetas celebra su XX aniversario con un programa de 300 obras en Fiestas del Pilar

El Parque de las Marionetas vuelve a ser un espacio importante durante las próximas fiestas del Pilar. Estará abierto al publico del 10 al 14 de octubre en el parque José Antonio Labordeta, con una amplia programación que compagina el teatro de títeres y marionetas, el infantil y familiar, el de feria y el de calle, para disfrutar de la tradición popular con la innovación y novedosos lenguajes teatrales.

Este año el Parque de las Marionetas celebra sus 20 años desde que realizó su primera edición y nueve desde que se incorpora en su diseño el Festival Internacional de Teatro de Feria, a lo largo de los cuales ha ido creciendo de manera constante y sostenible (en la foto superior de zaragoza.es, un momento de la presentación del espacio festivo).

Para las actuaciones de este año se ha apostado por creaciones internacionales que puedan aportar la excelencia de la tradición o la excelencia de la innovación en sus propuestas.

Así habrá compañías de Reino Unido, Bélgica, Italia, Eslovenia y Portugal, un total de siete compañías que suponen el 28 por ciento de la programación del festival.

Creatividad local

La programación de su 20 aniversario apuesta por la creatividad local, dedicando la Carpa Cabeza Parlante a grupos locales, además de la participación aragonesa en otros espacios.

En total, el 44 por ciento de la programación son compañías radicadas en Zaragoza y Aragón. Además, una de ellas estrenará un espectáculo dirigido a bebés de menos de 3 años.

Montajes de compañías españolas consolidadas y de prestigio estarán también durante las fiestas en Zaragoza. Se podrán ver propuestas de Madrid, Andalucía, Cataluña, Murcia y País Vasco, que suponen el 28 por ciento de la programación.

Cabezudo de Labordeta

En total el Parque de las Marionetas contara con más de 300 funciones de 25 formaciones artísticas, que arrancará el próximo día 10 de octubre, a las 17,00 horas, con la presentación en Zaragoza del Cabezudo en homenaje a José Antonio Labordeta, y en la que se contará con la actuación de Los Titiriteros de Binéfar y su espectáculo “Pasacalles Medieval”.

A todas estas funciones se suman seis puestos de artesanos y expositores que dan vida junto a los solistas titiriteros al Quiosco de la Música, donde la tradicional Orquesta Zingarozana de Teatro Che y Moche y sus mini conciertos de “Las cuatro estaciones” abrirán y cerrarán el Parque todos los días.

El Justicia propone elaborar un mapa de mayores que viven solos y un observatorio para apoyarles

El Justicia de Aragón, Angel Dolado, propone la creación de un mapa con la filiación y domicilio de las personas mayores que vivan solas además de un observatorio desde la institución de aquellos en situación de soledad no elegida con el fin de conocer la situación de este colectivo en Aragón.

Lo ha anunciado a los medios antes de presidir una reunión con representantes de administraciones públicas y del tercer sector como farmacéuticos, médicos, administradores de fincas y agentes sociales para poner en común las líneas de actuación que llevan a cabo ante situaciones de soledad no elegida.

El objetivo, ha precisado, es ayudar a quienes viven solos ya sea por voluntad propia o no, si bien no cree que la gente “decida libremente vivir sola” porque “nacemos y vivimos para estar en sociedad y comunicación” y las manías o la edad “no tienen que ver”.

La reunión viene motivada tras el número de muertes de personas en soledad que se han sucedido durante el mes de agosto, sobre todo en Zaragoza, y el “crudo invierno” pasado; un “grave problema” que, ha advertido, en el medio rural tiene una solución “más difícil”.

Despoblación, problema añadido

Y es que, además del envejecimiento, uno de los principales problemas de Aragón es la despoblación, pero también la falta de descendientes, que hace que el núcleo familiar quede más reducido, y por eso esa familia tiene que ser colectiva o social.

En este sentido, ha subrayado el papel de las empresas colaborativas o de capital circulante para emprender nuevos negocios en el medio rural que favorezcan la permanencia de las personas mayores en su entorno, al tiempo que contribuyen a generar empleo y fijar el territorio.

En este sentido, ha abogado por analizar la cooperación público-privada y que las personas mayores primero atiendan su propia sostenibilidad con sus propiedades antes de dejarlas en herencia.

“Hay que hacer lo posible para que esas personas tengan una vida digna”, ha insistido el Justicia de Aragón, quien también ha incidido en las posibilidades que ofrece, por ejemplo, la receta electrónica para saber si las personas mayores toman su medicación o renuevan la receta como una manera de poder tenerlas “localizadas”.

Más mujeres, pero los hombres están peor

Pero además, aunque de las 83.000 personas que se calcula que hay en Aragón mayores de 65 años, dos de cada tres son mujeres y, según Dolado, “desde el punto de vista sociológico los hombres lo tienen peor porque se defienden de peor manera en casas individuales”.

Es por lo que piensa que debería analizarse la situación desde una perspectiva de género con el fin de adoptar soluciones diferenciadas, como que desde las comarcas se establezcan sistemas que faciliten que los hombres solos puedan acudir a los centros de convivencia.

Otro de los aspectos de los que, según Dolado, también hay experiencias es facilitar la convivencia de mujeres solas con hijos, una realidad que se ha puesto de manifiesto durante la crisis económica, con personas que vivan solas y que estadísticamente en su mayoría también son mujeres.

Así como tener en cuenta los inconvenientes de tipo arquitectónico a los que se enfrentan muchos mayores y que, en el caso de vivir en inmuebles sin ascensor, les impide poder salir de sus viviendas para acudir a los centros de convivencia, espacios donde, ha recordado, se establecen redes “casi como telas de araña” entre sus usuarios.

“Todos queremos que nos quieran y que nos escuchen y es lo que tenemos que conseguir”, ha dicho Dolado, quien pretende dar continuidad a estas sesiones con una nueva reunión el próximo 16 de enero.

Los centros de convivencia para mayores ofertan más de 15.000 plazas para sus talleres gratuitos

La vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha presentado la Programación de los talleres para el curso 2018/19 de los centros de convivencia para personas mayores; que disponen de más de 15.000 plazas destinadas a promover el envejecimiento activo y saludable.

“Con estos cursos se busca desarrollar habilidades y potenciar las capacidades de los participantes, contribuyendo a la mejora de su autonomía personal en la vida diaria así como apoyar y reforzar sus redes sociales”, ha explicado Broto, que ha estado acompañada por personas mayores que imparten también formación en los centros en los denominados como “talleres de la experiencia” (en la foto superior de zaragoza.es, varias mujeres muestran a la vicealcaldesa (izda) diversas labores realizadas en el taller de confección).

Las actividades físicas son las más numerosas y hay de diferentes clases, desde “gimnasias suaves”, aptas para personas con mayor dificultad en la movilidad, hasta grupos de baile en línea, gimnasia activa, espalda sana, entre otras. Las actividades de tipo psicológico/cognitivo están fundamentalmente relacionadas con el entrenamiento de la memoria, el bienestar psicológico y la cultura (procesos de enseñanza-aprendizaje).

Portada del folleto de actividades

Amplia gama de actividades

Aunque todos los talleres tienen entre sus objetivos mejorar la relación de los participantes con su entorno, apoyando y facilitando la creación de redes sociales, se incluyen especialmente en un tercer apartado denominado “social” aquellas actividades en las que se ha observado de manera generalizada una amplia implicación relacional entre las personas usuarias.

Así se ofrecen talleres de teatro o tertulias, que sin ser su primer objetivo la socialización, sí que por la propia idiosincrasia de la disciplina abordada resulta una consecuencia altamente significativa.

Además, los talleres son impartidos tanto por profesionales como por personas mayores con diferentes competencias. En los denominados “talleres de la experiencia” se pretende también favorecer el desarrollo personal de las personas mayores colaboradoras que dan clases, transmitiendo sus conocimientos a otras personas mayores y complementando la oferta de actividades de los centros.

Más plazas y más talleres

Este año el programa oferta un total de 795 talleres y 15.256 plazas y cuenta con un presupuesto de 359.144 euros, lo que supone un incremento de de 32.984 euros respecto al 2018. También aumentan el número de talleres y plazas, pasando de 14.759 plazas el curso pasado a 15.256 en este.

Las clases comienzan el 15 de octubre y finalizan el 31 de mayo de 2019 y son de una sesión semanal. La duración de las sesiones es normalmente de una hora, excepto algunas que por su temática requieren de sesiones de 90 minutos (como yoga) o dos horas (manualidades, dibujo y pintura) y se imparten en 30 centros de la Red de Centros de Convivencia para personas mayores del Ayuntamiento de Zaragoza.

Las personas que deseen inscribirse pueden solicitar plaza del 10 al 21 de septiembre. Las listas de admitidos se publicarán en los centros el 3 de octubre.

Para participar hay que ser socio de alguno de los centros de convivencia y entregar la ficha de solicitud (no se realizan inscripciones por web, correo ni teléfono) en cualquier Centro de Convivencia de la Red Municipal. Cada interesado puede solicitar un máximo de tres talleres, por orden de preferencia. Los talleres solicitados pueden ser de cualquier Centro.

Las personas mayores derivadas desde los Centros Municipales de Servicios Sociales o desde los Centros de Salud, con prescripción del profesional correspondiente, se incorporarán directamente. La asistencia a los talleres es gratuita para los participantes.

Nuevas tecnologías

Además de los talleres detallados, la Oficina Técnica del Mayor también ha puesto en marcha una serie de cursos sobre nuevas tecnologías que por sus características y duración se realizan en periodos diferentes al resto de la programación. Las fechas para inscribirse en ellos se publicarán próximamente.

Por un lado, hay talleres para personas sin conocimientos básicos de ordenadores y otros para manejo de teléfono móvil. Ambos se imparten por personas mayores que colaboran como voluntarios en el proyecto (dinamizadores informáticos).

Además, profesionales dan clases tanto de programas y redes sociales de nivel avanzado como sobre programas específicos (fotografía, impress, informática, redes sociales) para los que ya han realizado cursos de preinicio o tienen conocimiento previos suficientes.

La atención a domicilio aumenta un 25% su presupuesto para tratar de cubrir a 3.500 personas en espera

El Gobierno de Zaragoza en Común (ZeC) ha aprobado el inicio de la contratación del servicio de ayuda a domicilio con un presupuesto de licitación de 36 millones de euros por dos años, prorrogables otros tantos, que supone un aumento del 25 por ciento de la partida económica y permitirá ejecutar dos millones de horas de atención domiciliaria, con las que se espera poder atender a las 3.500 personas en lista de espera para recibir este servicio.

El consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, ha explicado que a finales de 2015 no se pudo prorrogar el contrato porque estaba infradotado y se hicieron nuevos pliegos, pero al aprobarse la Ley de contratos públicos del Estado se tuvieron que hacer modificaciones sucesivas hasta esta aprobación.

La vicealcaldesa y consejera municipal de Derecho Sociales, Luisa Broto, ha destacado que “es un placer dar estas noticias porque el Ayuntamiento está comprometido con las personas mayores y más vulnerables”.

Envejecimiento de la población

Broto ha enfatizado que es la licitación más alta y ha defendido este servicio dado el envejecimiento de la población de Zaragoza para permitir que convivan en su entorno próximo el mayor tiempo posible antes de pasar a centros de día o residencias.

Ha contado que este servicio es de carácter preventivo para personas que necesitan un apoyo profesional en su hogar para atender sus necesidades básicas. “Está muy bien valorado y se dota suficientemente”, ha subrayado.

Broto ha avanzado que se subrogará el personal y las cláusulas sociales plantean que como elemento de mejora haya un 10 por ciento de contratación de personas que han sido atendidas en centros municipales de servicios sociales, Zaragoza–Incluye y el Servicio de Igualdad.

Personas vulnerables

En 2017, han generado empleo a 718 personas, en su mayoría mujeres. “Es una profesión muy feminizada”, ha observado Broto, para aportar el dato de que se han atendido a 6.200 personas entre los que se encuentran los dependientes de grado I tras acuerdo con el Gobierno de Aragón.

“Es un trabajo circular que el propio Ayuntamiento a través de esta prestación da salida a través del empleo a personas vulnerables. Es un techo que queremos que se cumpla”.

La ayuda a domicilio se puede solicitar desde los 65 años, pero los servicios sociales priorizan en función de la situación física y la renta de los demandantes. Precisamente, en los pliego se recoge que la familias sepan en qué posición están en la lista de espera, que son unas 3.500 personas pero fluctúa.

En ellas, se incluye las 1.400 personas del grado I de dependencias que es encomienda de gestión del Gobierno de Aragón. “El Ayuntamiento lo acepta porque Zaragoza tiene especial prevalencia de dependientes, la mitad de los 16.000 dependientes están en la capital aragonesa”, ha justificado Broto.

Las mujeres, las mayores usuarias

El perfil del usuario es mayoritariamente femenino, de más de 75 o 80 años que lo solicita por tener algún problema de movilidad. El usuario masculino es más joven y lo demanda porque “por una cuestión cultural no tiene ciertas habilidades domésticas”. También hay parejas de más de 85 o 90 años que necesitan este apoyo para desarrollar su vida cotidiana.

Además, el Ayuntamiento de Zaragoza intentará apoyar la red natural de vecinos y familiares sin suplir la ayuda municipal, como ya se realiza en otras ciudades, entre las que ha citado Madrid o Barcelona.

La vicealcaldesa ha relatado que en la elaboración de los pliegos se ha llevado a cabo un proceso participativo con el Observatorio de la Contratación. Ha apuntado que entre las mejoras del servicio se incluyen pequeños arreglos domésticos como un cambio de enchufe o un cable eléctrico.

El Justicia reclama a la DGA más personal en residencias de mayores

El Justicia de Aragón ha elevado una sugerencia al Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón a través de la cual se pide que de la máxima prioridad y a la reforma de la normativa actual, de forma que se actualicen ratios de personal y se optimicen las condiciones laborales como garantía de calidad del servicio en los centros de mayores.

El Justicia de Aragón ha dado la razón a UGT en su queja presentada por la falta de personal en residencias de mayores. El sindicato ha deseado que la Consejería de Derechos Sociales y Ciudadanía del Gobierno autonómico tenga en cuenta “de forma inmediata” las sugerencias realizadas por la institución del Justiciazgo.

La Federación de Servicios Públicos (FeSP) de UGT ha criticado en numerosas ocasiones que el número de trabajadores de atención directa en estos centros está “muy por debajo” del mínimo de personal necesario para atender a las personas mayores.

El sindicato ha explicado que aunque la administración ha aumentado el número de conciertos de camas a las empresas gestoras de estos centros, este incremento debe ir unido a una normativa de centros que exija a las empresas un “adecuado y suficiente personal” para “una atención de calidad”.

La normativa que regula las ratios de personal en Aragón es del año 1992 (Decreto 111/1992) desde FeSP UGT se considera que es una normativa “desfasada, anacrónica y que mantiene una situación generalizada de precariedad laboral”.

Control y seguimiento

El Justicia de Aragón también señala al Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales que intensifique el control y seguimiento de los centros respecto a las ratios de personal establecidos por el Acuerdo del Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en Aragón.

Este acuerdo que no se está cumpliendo en Aragón, regulaba las ratios de personal respecto a la atención directa de las personas dependientes en los centros residenciales y centros de día indicando unas ratios mínimas de personal (en la foto superior de la FABZ, protesta de familiares del centro de mayores de Utebo).

El Justicia de Aragón ha reclamado también al Departamento a que inste a las empresas a negociar un Convenio del sector de “buena fe”, ante el bloqueo de la negociación del Convenio Colectivo que finalizó en 2013 y que afecta a cerca de 10.000 trabajadores en Aragón.

Protesta de trabajadores

Por otro lado, trabajadores de centros del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) se concentrarán el día 13 de junio para protestar por la falta de personal, la sobrecarga de trabajo y la necesidad de valoración de puestos y estudio de cargas.

La concentración de trabajadores será a las 12.00 horas frente a las puertas de los centros del IASS durante 15 minutos.

En Zaragoza, entre los espacios llamados a secundar esta protesta se encuentran la residencia de personas mayores Romareda y el Centro de Atención Discapacidad Intelectual CAMP-CADI.