mayores

El Justicia propone elaborar un mapa de mayores que viven solos y un observatorio para apoyarles

El Justicia de Aragón, Angel Dolado, propone la creación de un mapa con la filiación y domicilio de las personas mayores que vivan solas además de un observatorio desde la institución de aquellos en situación de soledad no elegida con el fin de conocer la situación de este colectivo en Aragón.

Lo ha anunciado a los medios antes de presidir una reunión con representantes de administraciones públicas y del tercer sector como farmacéuticos, médicos, administradores de fincas y agentes sociales para poner en común las líneas de actuación que llevan a cabo ante situaciones de soledad no elegida.

El objetivo, ha precisado, es ayudar a quienes viven solos ya sea por voluntad propia o no, si bien no cree que la gente “decida libremente vivir sola” porque “nacemos y vivimos para estar en sociedad y comunicación” y las manías o la edad “no tienen que ver”.

La reunión viene motivada tras el número de muertes de personas en soledad que se han sucedido durante el mes de agosto, sobre todo en Zaragoza, y el “crudo invierno” pasado; un “grave problema” que, ha advertido, en el medio rural tiene una solución “más difícil”.

Despoblación, problema añadido

Y es que, además del envejecimiento, uno de los principales problemas de Aragón es la despoblación, pero también la falta de descendientes, que hace que el núcleo familiar quede más reducido, y por eso esa familia tiene que ser colectiva o social.

En este sentido, ha subrayado el papel de las empresas colaborativas o de capital circulante para emprender nuevos negocios en el medio rural que favorezcan la permanencia de las personas mayores en su entorno, al tiempo que contribuyen a generar empleo y fijar el territorio.

En este sentido, ha abogado por analizar la cooperación público-privada y que las personas mayores primero atiendan su propia sostenibilidad con sus propiedades antes de dejarlas en herencia.

“Hay que hacer lo posible para que esas personas tengan una vida digna”, ha insistido el Justicia de Aragón, quien también ha incidido en las posibilidades que ofrece, por ejemplo, la receta electrónica para saber si las personas mayores toman su medicación o renuevan la receta como una manera de poder tenerlas “localizadas”.

Más mujeres, pero los hombres están peor

Pero además, aunque de las 83.000 personas que se calcula que hay en Aragón mayores de 65 años, dos de cada tres son mujeres y, según Dolado, “desde el punto de vista sociológico los hombres lo tienen peor porque se defienden de peor manera en casas individuales”.

Es por lo que piensa que debería analizarse la situación desde una perspectiva de género con el fin de adoptar soluciones diferenciadas, como que desde las comarcas se establezcan sistemas que faciliten que los hombres solos puedan acudir a los centros de convivencia.

Otro de los aspectos de los que, según Dolado, también hay experiencias es facilitar la convivencia de mujeres solas con hijos, una realidad que se ha puesto de manifiesto durante la crisis económica, con personas que vivan solas y que estadísticamente en su mayoría también son mujeres.

Así como tener en cuenta los inconvenientes de tipo arquitectónico a los que se enfrentan muchos mayores y que, en el caso de vivir en inmuebles sin ascensor, les impide poder salir de sus viviendas para acudir a los centros de convivencia, espacios donde, ha recordado, se establecen redes “casi como telas de araña” entre sus usuarios.

“Todos queremos que nos quieran y que nos escuchen y es lo que tenemos que conseguir”, ha dicho Dolado, quien pretende dar continuidad a estas sesiones con una nueva reunión el próximo 16 de enero.

Los centros de convivencia para mayores ofertan más de 15.000 plazas para sus talleres gratuitos

La vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha presentado la Programación de los talleres para el curso 2018/19 de los centros de convivencia para personas mayores; que disponen de más de 15.000 plazas destinadas a promover el envejecimiento activo y saludable.

“Con estos cursos se busca desarrollar habilidades y potenciar las capacidades de los participantes, contribuyendo a la mejora de su autonomía personal en la vida diaria así como apoyar y reforzar sus redes sociales”, ha explicado Broto, que ha estado acompañada por personas mayores que imparten también formación en los centros en los denominados como “talleres de la experiencia” (en la foto superior de zaragoza.es, varias mujeres muestran a la vicealcaldesa (izda) diversas labores realizadas en el taller de confección).

Las actividades físicas son las más numerosas y hay de diferentes clases, desde “gimnasias suaves”, aptas para personas con mayor dificultad en la movilidad, hasta grupos de baile en línea, gimnasia activa, espalda sana, entre otras. Las actividades de tipo psicológico/cognitivo están fundamentalmente relacionadas con el entrenamiento de la memoria, el bienestar psicológico y la cultura (procesos de enseñanza-aprendizaje).

Portada del folleto de actividades

Amplia gama de actividades

Aunque todos los talleres tienen entre sus objetivos mejorar la relación de los participantes con su entorno, apoyando y facilitando la creación de redes sociales, se incluyen especialmente en un tercer apartado denominado “social” aquellas actividades en las que se ha observado de manera generalizada una amplia implicación relacional entre las personas usuarias.

Así se ofrecen talleres de teatro o tertulias, que sin ser su primer objetivo la socialización, sí que por la propia idiosincrasia de la disciplina abordada resulta una consecuencia altamente significativa.

Además, los talleres son impartidos tanto por profesionales como por personas mayores con diferentes competencias. En los denominados “talleres de la experiencia” se pretende también favorecer el desarrollo personal de las personas mayores colaboradoras que dan clases, transmitiendo sus conocimientos a otras personas mayores y complementando la oferta de actividades de los centros.

Más plazas y más talleres

Este año el programa oferta un total de 795 talleres y 15.256 plazas y cuenta con un presupuesto de 359.144 euros, lo que supone un incremento de de 32.984 euros respecto al 2018. También aumentan el número de talleres y plazas, pasando de 14.759 plazas el curso pasado a 15.256 en este.

Las clases comienzan el 15 de octubre y finalizan el 31 de mayo de 2019 y son de una sesión semanal. La duración de las sesiones es normalmente de una hora, excepto algunas que por su temática requieren de sesiones de 90 minutos (como yoga) o dos horas (manualidades, dibujo y pintura) y se imparten en 30 centros de la Red de Centros de Convivencia para personas mayores del Ayuntamiento de Zaragoza.

Las personas que deseen inscribirse pueden solicitar plaza del 10 al 21 de septiembre. Las listas de admitidos se publicarán en los centros el 3 de octubre.

Para participar hay que ser socio de alguno de los centros de convivencia y entregar la ficha de solicitud (no se realizan inscripciones por web, correo ni teléfono) en cualquier Centro de Convivencia de la Red Municipal. Cada interesado puede solicitar un máximo de tres talleres, por orden de preferencia. Los talleres solicitados pueden ser de cualquier Centro.

Las personas mayores derivadas desde los Centros Municipales de Servicios Sociales o desde los Centros de Salud, con prescripción del profesional correspondiente, se incorporarán directamente. La asistencia a los talleres es gratuita para los participantes.

Nuevas tecnologías

Además de los talleres detallados, la Oficina Técnica del Mayor también ha puesto en marcha una serie de cursos sobre nuevas tecnologías que por sus características y duración se realizan en periodos diferentes al resto de la programación. Las fechas para inscribirse en ellos se publicarán próximamente.

Por un lado, hay talleres para personas sin conocimientos básicos de ordenadores y otros para manejo de teléfono móvil. Ambos se imparten por personas mayores que colaboran como voluntarios en el proyecto (dinamizadores informáticos).

Además, profesionales dan clases tanto de programas y redes sociales de nivel avanzado como sobre programas específicos (fotografía, impress, informática, redes sociales) para los que ya han realizado cursos de preinicio o tienen conocimiento previos suficientes.

La atención a domicilio aumenta un 25% su presupuesto para tratar de cubrir a 3.500 personas en espera

El Gobierno de Zaragoza en Común (ZeC) ha aprobado el inicio de la contratación del servicio de ayuda a domicilio con un presupuesto de licitación de 36 millones de euros por dos años, prorrogables otros tantos, que supone un aumento del 25 por ciento de la partida económica y permitirá ejecutar dos millones de horas de atención domiciliaria, con las que se espera poder atender a las 3.500 personas en lista de espera para recibir este servicio.

El consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, ha explicado que a finales de 2015 no se pudo prorrogar el contrato porque estaba infradotado y se hicieron nuevos pliegos, pero al aprobarse la Ley de contratos públicos del Estado se tuvieron que hacer modificaciones sucesivas hasta esta aprobación.

La vicealcaldesa y consejera municipal de Derecho Sociales, Luisa Broto, ha destacado que “es un placer dar estas noticias porque el Ayuntamiento está comprometido con las personas mayores y más vulnerables”.

Envejecimiento de la población

Broto ha enfatizado que es la licitación más alta y ha defendido este servicio dado el envejecimiento de la población de Zaragoza para permitir que convivan en su entorno próximo el mayor tiempo posible antes de pasar a centros de día o residencias.

Ha contado que este servicio es de carácter preventivo para personas que necesitan un apoyo profesional en su hogar para atender sus necesidades básicas. “Está muy bien valorado y se dota suficientemente”, ha subrayado.

Broto ha avanzado que se subrogará el personal y las cláusulas sociales plantean que como elemento de mejora haya un 10 por ciento de contratación de personas que han sido atendidas en centros municipales de servicios sociales, Zaragoza–Incluye y el Servicio de Igualdad.

Personas vulnerables

En 2017, han generado empleo a 718 personas, en su mayoría mujeres. “Es una profesión muy feminizada”, ha observado Broto, para aportar el dato de que se han atendido a 6.200 personas entre los que se encuentran los dependientes de grado I tras acuerdo con el Gobierno de Aragón.

“Es un trabajo circular que el propio Ayuntamiento a través de esta prestación da salida a través del empleo a personas vulnerables. Es un techo que queremos que se cumpla”.

La ayuda a domicilio se puede solicitar desde los 65 años, pero los servicios sociales priorizan en función de la situación física y la renta de los demandantes. Precisamente, en los pliego se recoge que la familias sepan en qué posición están en la lista de espera, que son unas 3.500 personas pero fluctúa.

En ellas, se incluye las 1.400 personas del grado I de dependencias que es encomienda de gestión del Gobierno de Aragón. “El Ayuntamiento lo acepta porque Zaragoza tiene especial prevalencia de dependientes, la mitad de los 16.000 dependientes están en la capital aragonesa”, ha justificado Broto.

Las mujeres, las mayores usuarias

El perfil del usuario es mayoritariamente femenino, de más de 75 o 80 años que lo solicita por tener algún problema de movilidad. El usuario masculino es más joven y lo demanda porque “por una cuestión cultural no tiene ciertas habilidades domésticas”. También hay parejas de más de 85 o 90 años que necesitan este apoyo para desarrollar su vida cotidiana.

Además, el Ayuntamiento de Zaragoza intentará apoyar la red natural de vecinos y familiares sin suplir la ayuda municipal, como ya se realiza en otras ciudades, entre las que ha citado Madrid o Barcelona.

La vicealcaldesa ha relatado que en la elaboración de los pliegos se ha llevado a cabo un proceso participativo con el Observatorio de la Contratación. Ha apuntado que entre las mejoras del servicio se incluyen pequeños arreglos domésticos como un cambio de enchufe o un cable eléctrico.

El Justicia reclama a la DGA más personal en residencias de mayores

El Justicia de Aragón ha elevado una sugerencia al Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón a través de la cual se pide que de la máxima prioridad y a la reforma de la normativa actual, de forma que se actualicen ratios de personal y se optimicen las condiciones laborales como garantía de calidad del servicio en los centros de mayores.

El Justicia de Aragón ha dado la razón a UGT en su queja presentada por la falta de personal en residencias de mayores. El sindicato ha deseado que la Consejería de Derechos Sociales y Ciudadanía del Gobierno autonómico tenga en cuenta “de forma inmediata” las sugerencias realizadas por la institución del Justiciazgo.

La Federación de Servicios Públicos (FeSP) de UGT ha criticado en numerosas ocasiones que el número de trabajadores de atención directa en estos centros está “muy por debajo” del mínimo de personal necesario para atender a las personas mayores.

El sindicato ha explicado que aunque la administración ha aumentado el número de conciertos de camas a las empresas gestoras de estos centros, este incremento debe ir unido a una normativa de centros que exija a las empresas un “adecuado y suficiente personal” para “una atención de calidad”.

La normativa que regula las ratios de personal en Aragón es del año 1992 (Decreto 111/1992) desde FeSP UGT se considera que es una normativa “desfasada, anacrónica y que mantiene una situación generalizada de precariedad laboral”.

Control y seguimiento

El Justicia de Aragón también señala al Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales que intensifique el control y seguimiento de los centros respecto a las ratios de personal establecidos por el Acuerdo del Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en Aragón.

Este acuerdo que no se está cumpliendo en Aragón, regulaba las ratios de personal respecto a la atención directa de las personas dependientes en los centros residenciales y centros de día indicando unas ratios mínimas de personal (en la foto superior de la FABZ, protesta de familiares del centro de mayores de Utebo).

El Justicia de Aragón ha reclamado también al Departamento a que inste a las empresas a negociar un Convenio del sector de “buena fe”, ante el bloqueo de la negociación del Convenio Colectivo que finalizó en 2013 y que afecta a cerca de 10.000 trabajadores en Aragón.

Protesta de trabajadores

Por otro lado, trabajadores de centros del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) se concentrarán el día 13 de junio para protestar por la falta de personal, la sobrecarga de trabajo y la necesidad de valoración de puestos y estudio de cargas.

La concentración de trabajadores será a las 12.00 horas frente a las puertas de los centros del IASS durante 15 minutos.

En Zaragoza, entre los espacios llamados a secundar esta protesta se encuentran la residencia de personas mayores Romareda y el Centro de Atención Discapacidad Intelectual CAMP-CADI.

Un programa piloto para que los mayores vuelvan a ir en bici

Los más mayores de Zaragoza ya no verán en su edad un impedimento para montar en bicicleta. El Plan Integral del Casco Histórico (PICH) y la empresa de economía social La Ciclería han traído a la capital aragonesa el programa “En Bici sin Edad”, una experiencia piloto para que los mayores restituyan sus movilidad en bicicleta o incluso la descubran por primera vez.

Como herramienta fundamental, el proyecto cuenta con triciclos adaptados o ‘rickshaws’, donde los mayores podrán ser “paseados”, gracias a la labor de los voluntarios que se adhieran al proyecto (en la foto superior de zaragoza.es, una pareja de mayores prueban el transportín en la demostración de este martes 29 de mayo; al fondo, las concejalas Artigas y Broto)).

Al tratarse de un fase de prueba, tal y como ha explicado la concejala de Movilidad, Teresa Artigas, la lista de “paseados” ya está cerrada. “Hemos trabajado con los centros de convivencia de mayores Laín Entralgo y Salvador Allende y hemos creado la lista a raíz de ahí”, ha comentado. Eso sí, no se descarta que, según avance el proyecto, la lista vaya aumentando.

Un hombre con problemas de movilidad prueba el transportín. Foto: zaragoza.es

Se buscan voluntarios

Lo que sí se buscan son voluntarios para pedalear y para otras tareas. Hasta el momento son seis las personas interesadas en formar parte de “En Bici sin Edad”.

Daniel Arnau, de La Ciclería, ha explicado que hay varias formas de ser voluntario: por un lado, conducir el triciclo y, por otro, participar en las actividades sociales, eventos, realizar fotografías o incluso ser acompañante.

Para ser “piloto” es necesaria una formación previa. La primera sesión está convocada entre el 6 y el 8 de junio. Los requisitos es tener más de 18 años, tener sensibilidad con las personas mayores, disponibilidad horaria, conocer las normas de circulación y, sobre todo, superar cada una de las partes de la formación.

Ampliar el espectro

“Para el Ayuntamiento es muy importante porque ya se estaba trabajando con la infancia y ahora cubrimos otro margen de edad en el que no se había trabajado específicamente en aras de garantizar su derecho a la movilidad sostenible”, ha apostillado Artigas.

La consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha añadido que, en un futuro, el deseo es de que este proyecto se extienda a otros sectores de movilidad reducida, más allá de los mayores.

Este proyecto nació en Copenhague en 2012 y se lleva a cabo en más de 250 ciudades de todo el mundo.

¡Las canas al viento!Mayores, paseos y bicicleta Con la experiencia “En Bici Sin Edad” unimos bici y paseo, mayores y jóvenes. El lema: ¡Las canas al viento! Es algo, tan sencillo y tan bonito, como facilitar paseos por la ciudad para mayores con la conducción de personas voluntarias. Hemos comenzado en el Casco Histórico en colaboración con los centros de convivencia de mayores Laín Entralgo y Salvador Allende y La CicleriaUna experiencia intergeneracional con la que queremos promover: 1. Generosidad de los cuidados, que crea redes.2. Pedaleo lento respetando e interactuando con el entorno.3. Transmisión del saber y la experiencia4. Nuevas relaciones: entre la gente mayor, la comunidad ciclista, profesionales y familiares de las participantes.5. Para todas las edades, creando un espacio positivo de interacción con la comunidad local.Requisitos generales para formar parte del voluntariado: -Ser mayor de 18 años-Conocer las normas básicas de circulación urbana-Recibir la formación y superar cada una de sus partes-Sensibilidad en el trato con personas mayores-Disponibilidad horaria para hacer paseosSi buscáis más info, aquí: http://www.zaragoza.es/ciudad/noticias/detalle_Noticia?id=227338

Publicada por Pedro Santisteve Roche en Martes, 29 de mayo de 2018

Los mayores disponen de un nuevo portal en la web municipal

El nuevo portal de la sede electrónica municipal www.zaragoza.es/mayores acerca las nuevas tecnologías a las personas mayores y las hace más accesible y fáciles en su manejo.

Esta nueva herramienta informática la han presentado la vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, y la concejal delegada de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Elena Giner, junto a varios usuarios de los centros de mayores de La Almozara, Delicias, Santa Isabel y Centro, que han participado de forma voluntaria en orientar sobre las mejoras a introducir (en la foto superior de zaragoza.es, un momento de la presentación del portal).

Giner ha contado que es un proyecto europeo en el que las personas mayores han colaborado tanto en el contenido como en el diseño para que sea más accesible y amigable a las personas mayores.

En declaraciones a los medios de comunicación, Broto ha indicado que este proyecto se encuadra dentro de la iniciativa de ‘rutas amigables” con la finalidad de que la ciudad sea más cercana con las personas que llegan a determinada edad y quieren mejores servicios.

Al respecto, Giner ha abundado en que las personas mayores también han colaborado en identificar los paseos para que sean más accesibles y luego los recomiendan a otra personas de la ciudad. Además, las mejoras de los caminos se han elevado a los presupuestos participativos.

Nuevas tecnologías accesibles

“Se trata de incorporar a las personas mayores a las nuevas tecnologías y además contribuir a reducir la brecha digital y ayudando a perder el miedo a las TIC y consultar el portal de mayores que tiene las recomendaciones de los propios mayores como el tamaño de las letras y el contenido para que sea útil. Es un paso más para hacer la web y las nuevas tecnologías accesibles a las personas que las utilizan”.

Giner ha añadido que es un ejemplo de cómo funciona un portal para personas mayores y en la UE lo han seleccionado como buena práctica por los resultados obtenidos”.

Se accede por el portal del Ayuntamiento y están colgada las rutas amigables y la información que han pedido ellos como las actividades de los centros de convivencia y otras que no son propias del Ayuntamiento como el acceso directo a la citas médicas o los viajes del Inserso.

También aparecen las preguntas más frecuentes para que se animen a utilizar las TIC porque es una forma muy sencilla para cualquier persona y “los mayores hacen de testeo para hacerla accesible a cualquier persona y sus recomendaciones se pueden incluir en otras webs que serán accesible a toda la ciudadanía”, ha concluido Giner.

Un equipo coordinado con Policía Local atenderá accidentes domésticos de personas solas

El departamento de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza proyecta poner en marcha un nuevo servicio para atender a las personas mayores que viven solas y sufren caídas accidentales en sus domicilios.

Estas personas, si no disponen del servicio de teleasistencia, suelen llamar a la Policía Local para reclamar ayuda. Según datos facilitados por el propio cuerpo de seguridad, se producen unos 400 casos anuales de este tipo, es decir, más de uno diario.

Los policías, cuando llegan al hogar escenario del accidente, pueden toparse con dificultades para trasladar o inmovilizar a la/el accidentada/o porque no cuentan con la formación necesaria para ello.

Para evitar estos problemas, el gobierno municipal tiene previsto poner en marcha un equipo específico desde Derechos Sociales que se coordinará con la Policía Local, de manera que cuando los agentes reciban un aviso de caída doméstica o en la calle de una persona sola, lo pondrán de inmediato en conocimiento de ese equipo capacitado para la asistencia en este tipo de casos.

Inscripción en teleasistencia

Los profesionales especializados se desplazarán junto con los policías al domicilio o al punto urbano donde se haya producido el accidente para atender a la persona afectada . Además, tratarán de incorporarla de inmediato al servicio gratuito de teleasistencia para que a partir de ese momento cualquier emergencia que sufra la comunique a través de esa plataforma.

La iniciativa municipal se inscribe dentro de los planes de atención y seguimiento de las personas que viven solas sin desearlo, la mayoría de ellas de avanzada edad, de forma que cuenten con una mínima red de asistencia a la que recurrir, tanto en caso de accidente como para cualquier otra eventualidad.

A este respecto, el Ayuntamiento prevé la constitución de redes ‘radar’ formadas por colectivos y vecinos que conozcan y sigan los movimientos de las personas solas, el reforzamiento de los servicios y actividades externos e internos de los centros de mayores para este tipo de ciudadanos, así como la instauración de apartamentos tutelados, entre otras medidas sobre las que  ya ha informado en exclusiva Ten! Zaragoza.

El Centro de Mayores de Santa Isabel abre un espacio para conversar y socializar

Desde el pasado 6 de noviembre personas de cualquier edad, pero principalmente los socios del Centro Municipal de Convivencia para Personas Mayores de Santa Isabel, podrán participar en el proyecto “Nos Gusta Hablar”, un espacio permanente y de entrada libre donde acudir a mantener una buena conversación, a reconectar y socializar. Además, el espacio estará dinamizado por profesionales de lunes a viernes hasta enero en horario de 17.00 a 19.00 horas.

Encontrarse de nuevo con las personas cara a cara, evitar el aislamiento y la soledad o promover un envejecimiento activo y saludable, son algunos de los objetivos del Plan de Ciudades Amigables con las Personas Mayores que promueve la Oficina Técnica del Mayor del Ayuntamiento de Zaragoza y que van a verse potenciados en este espacio.

Esta iniciativa es el primer paso dado tras los resultados del estudio llevado a cabo por el Grupo de Bioinformación del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS-IIS Aragón) liderado por el doctor Pedro Marijuan y que está conformado por un conjunto de profesionales e investigadores sanitarios de diversos grupos de investigación.

Este grupo estudia nuestro “sociotipo”, el número de relaciones personales y cara a cara que debemos mantener cada uno de nosotros para mantenernos sanos y prevenir enfermedades.

Proyecto piloto

El desarrollo de este proyecto, que se inicia en el Centro de Convivencia para Mayores de Santa Isabel, servirá como prueba piloto para poder ser ampliado progresivamente a los demás Centros de Convivencia de la Red municipal, creando y dinamizando espacios de este tipo orientados a mejorar las actuaciones, que en materia de envejecimiento activo, se llevan a cabo desde el Ayuntamiento de Zaragoza.

La adecuación y dinamización de espacios en los Centros de Convivencia donde hablar cara a cara y compartir ideas y experiencias, no solo entre las personas de más edad, sino también con otros colectivos que deseen participar, supone una nueva iniciativa para mejorar la calidad de vida de las personas mayores promoviendo el envejecimiento activo y la amigabilidad de la Ciudad.

En Zaragoza, casi 70.000 personas mayores de 65 años viven solas y un 95% de las llamadas que se reciben en los servicios de teleasistencia domiciliaria se corresponden a necesidades de comunicación (no por enfermedad o accidente).

Los centros de mayores ofrecerán más actividades físicas y culturales para usuarias/os más dinámicas/os

Zaragoza envejece, pero lo hace bien. Las personas mayores de 65 años suponen ya el 20% de la población (en torno a 150.000 personas), pero se incorporan a la edad madura con mayor vitalidad y mejor formación. Por ello demandan más oferta de actividades físicas y culturales que los centros municipales de mayores se aprestan a ofrecerles, dentro del rediseño de los mismos que planea la Concejalía de Derechos Sociales.

Su titular, la vicealcaldesa Luisa Broto (ZeC), ha explicado que en el proyecto presupuestario para 2018 se prevé un incremento de 220.000 euros en la dotación para estos centros de convivencia para mayores, que situará su financiación en los 660.000 euros. “Hace diez años que no se aumentaba la cuantía”, ha asegurado Broto.

Con ese dinero se pretende modificar la oferta de estas entidades, orientándola hacia lo que la vicealacaldesa ha denominado “el envejecimiento activo”.

Perfiles distintos

Broto ha explicado que estos centros, la mayoría de ellos surgidos hace unos 20-25 años, fueron concebidos para “un tipo de personas mayores con un perfil bien distinto a las que ahora se jubilan”.

En la actualidad este colectivo presenta unas características más dinámicas y demandan su participación en más actividades, “especialmente las relacionadas con el ejercicio físico. Es evidente que las personas mayores llegan a esa edad con mayores capacidades”, ha señalado Broto. Los “paseos saludables” impulsados por el Ayuntamiento desde hace un tiempo se inscriben en esa línea.

Otra de las demandas destacadas del ‘nuevo colectivo’ de personas mayores tiene que ver con las actividades culturales, relacionada con su mayor nivel de formación.

En esa misma dirección se inscriben las solicitudes de propuestas relacionadas con las nuevas tecnologías, con las que han de equiparse los centros de mayores puesto que en la actualidad prácticamente carecen de ese tipo de equipación.

La responsable municipal ha asegurado que su departamento ya ha emprendido un proyecto de remodelación de las ofertas de actividades de los centros de mayores, que quieren consultar con las/os usuarias/os de los mismos, con la finalidad de ponerlo en marcha a lo largo del próximo año.

 

Campaña ante la violencia machista en mujeres mayores

El Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), con motivo de la celebración este domingo, 1 de octubre, del Día Internacional de las Personas de Edad, pone en marcha la campaña “Te mereces ser feliz” contra la violencia machista en mujeres mayores.

Esta campaña, que se suma a las acciones que ya se estaban llevando a cabo, consiste en la distribución de carteles entre los centros de salud, de mayores y aquellos espacios frecuentados por estas personas. En los mismos se incluye el teléfono gratuito y que no deja rastro en la factura 900 504 405 de atención a mujeres que sufren violencia de género.

Esta campaña refuerza el trabajo realizado en materia de violencia de género en mujeres mayores que ya está llevando a cabo el Instituto Aragonés de la Mujer, explica su directora, Natalia Salvo.

El IAM ya ha formado a 500 profesionales del sector sanitario en la detección de violencia de género a mujeres mayores y ha programado un calendario de talleres en los hogares de mayores de Aragón, que consta de 20 sesiones (5 en la provincia de Zaragoza, 7 en Huesca y 8 en Teruel).

En el acceso a las residencia del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) tienen prioridad, con carácter de urgencia, aquellas que mujeres que han sido víctimas de violencia machista.

Pocas mujeres mayores denuncian

La última macroencuesta de la Delegación Estatal para la Violencia de Género refleja datos preocupantes. El 15 por ciento de las víctimas de esta lacra social son mayores de 60 años, pero esta realidad está más oculta que en el caso de las mujeres jóvenes lo que sitúa a las mayores en una situación de mayor y especial vulnerabilidad.

La citada encuesta destaca que en el caso de mujeres menores de 40 años, más del 80 por ciento de su entorno les anima a denunciar; sin embargo, en el caso de las mayores de 65 años, la cifra se reduce al 52 por ciento.