médicos

Los médicos zaragozanos tendrán un seguro por incapacidad de 50 euros/día tras sufrir una agresión

La Fundación Mutual Médica y el Colegio de Médicos de Zaragoza han firmado un acuerdo (foto superior de Aragón Digital) para apoyar a los médicos que sufran una agresión en el trabajo de forma que tendrán hasta 15 días de baja laboral por agresión física o psíquica con una renta de 50 euros diarios para el médico.

La presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concha Ferrer, ha resaltado que aunque la mejor de las noticias sería que no hubiera agresiones en las consultas o en los hospitales, mientras este problema siga presente en el día a día de los sanitarios es necesario poner los medios a su alcance, mientras que el presidente de Mutual Médica, Luis A. Morales, ha añadido que su aportación a este problema es este nuevo seguro.

El Colegio de Médicos de Zaragoza visibiliza así su implicación para conseguir una tolerancia cero en las agresiones a facultativos, una tarea que está dando a conocer con un protocolo de prevención para evitar o minimizar posibles actuaciones violentas.

La guía incluye aspectos como reconocer posibles escenarios de riesgo, cómo actuar en caso de sufrir una agresión o qué pasos hay que seguir para denunciar, han informado ambas entidades en un comunicado.

Teléfono 24 horas

Además se van a desarrollar campañas informativas y de divulgación entre el colectivo médico, como “Siéntete Superseguro”, y se organizarán cursos de formación destinados a los médicos para que tengan mayores conocimientos y capacidad de reacción ante una posible agresión.

El Colegio de Médicos de Zaragoza tiene a disposición de la colegiación un teléfono de atención 24 horas de lunes a domingo para casos de agresiones, un servicio que se puso en marcha en marzo, y que ha atendido ya cinco casos de agresiones.

En 2018 hubo 490 agresiones a nivel nacional según la Organización Médica Colegial de España, de las que 5 se produjeron en Aragón, todas ellas en la provincia de Zaragoza.

Médicos del Salud podrán retrasar la jubilación hasta los 70 años para paliar la falta de especialistas

La Mesa Sectorial de Sanidad ha aprobado este lunes 15 de abril la modificación del Plan Operativo para la prolongación en el servicio activo de los médicos del Salud para extender la edad de jubilación hasta los 70 años, frente a los 67 que estaba vigente en la actualidad. Esta decisión se justifica por el déficit estructural de médicos especialistas en el Servicio Aragonés de Salud.

Un total de 17 especialistas que ya habían retrasado su jubilación y cumplen 67 años en este ejercicio podrán acogerse a esta medida, según fuentes del Gobierno de Aragón, que añaden que durante el 2019 está prevista la jubilación de un total de 77 facultativos de Atención Especializada y 77 médicos de Atención Primaria.

La nueva redacción del plan, que deberá ser aprobado por el Consejo de Gobierno, elimina también la obligatoriedad de que, como máximo, se autorice la prolongación al 60 % de los efectivos de cada especialidad al considerar que las citadas solicitudes no van a afectar a la entrada de nuevos profesionales al sistema.

Esta decisión se justifica por el déficit estructural de médicos en el Servicio Aragonés de Salud, una apreciación reforzada por las conclusiones del informe encargado por el propio Ministerio de Sanidad sobre esta cuestión, que constata una tendencia al incremento del déficit actual que pasará del 3 % actual a un 5 % en el 2020, en el conjunto del territorio estatal.

Edad elevada

De hecho, la evolución de la demanda de profesionales en Aragón hace prever que estos porcentajes serán superiores en la Comunidad.

Según este informe, el 58 % de los especialistas que prestan servicio en Aragón tienen 50 años o más, porcentaje que se eleva al 68 % en el caso de la Atención Primaria.

En la reunión celebrada este lunes se ha constituido también la nueva Mesa Sectorial de Sanidad resultante de las pasadas elecciones sindicales, de modo que CEMSATSE tiene una representación de 4 delegados, CSIF cuenta con 2, la misma cifra que FTPS, y CCOO y UGT cuentan con 1 delegado, respectivamente.

Los sindicatos CSIF, CCOO y UGT han abandonado esta Mesa Sectorial de Sanidad al considerar inaceptables las condiciones en las que el gerente del Salud firmó el acuerdo con Cemsatse que permitió desconvocar la huelga, porque desprecian la negociación colectiva y deslegitiman el papel de las mesas generales de negociación.

El sindicato CEMSATSE convoca una huelga general en la sanidad aragonesa el día 11 de abril

El sindicato médico Cemsatse, el mayoritario en la sanidad aragonesa, ha convocado una huelga sanitaria de 24 horas para el próximo día 11 de abril. La huelga, que afectará a todos los centros sanitarios del Servicio Aragonés de Salud, llama a la convocatoria al personal médico, de enfermería, los fisioterapeutas, el personal sanitario de los grupos A1 y A2 y el resto trabajadores no sanitarios que suman, en total, unas 20.000 personas.

Los responsables de los tres sindicatos que integran Cemsatse en Aragón -Mercedes Ortín, secretaria de CESM Aragón; Leandro Catalán, presidente de Fasamet-Médícos de Atención Primaria y Pilar Navaz, secretaria autonómica del sindicato de enfermería Satse- han presentado esta mañana en la Dirección General de Trabajo y en la sede del Servicio Aragonés de Salud esta convocatoria de huelga (imagen superior).

Acusan a responsables del Salud

Los sindicatos explican que han decidido convocar esta huelga tras fracasar las negociaciones con el departamento de Sanidad. Además, han recordado que pese a haber convocado cuatro jornadas de paros parciales los días 7 y 21 de los meses de febrero y marzo, el Gobierno de Aragón no ha “movido ficha” en las negociaciones.

Además, han negado que hayan sido ellos los que se han levantado de la mesa de negociación -“eso es una leyenda urbana”, ha afirmado Mercedes Ortín- y han criticado tanto al departamento de Sanidad como al gerente del Salud, Javier Marión, encargado de las negociaciones.

Los sindicatos han explicado que Marión solo les ofrecía crear unas mesas de trabajo y unos complementos B sin especificar, algo que han calificado de “medidas pequeñitas y restrictivas”.

Mejoras salariales y profesionales

Entre los motivos que los sindicatos médicos esgrimen para convocar esta huelga, destaca la solicitud de incrementar el precio de las horas de guardia (las peores pagadas a nivel estatal junto a las de Andalucía) y el abono de las pagas extras en igual cuantía que las mensualidades ordinarias.

Además, también solicitan que se recupere el poder adquisitivo perdido estos años e implantar la jornada laboral de 35 horas.

Los sanitarios exigen igualmente mejoras sanitarias como una reducción de las listas de espera o reforzar las plantillas para evitar la sobrecarga actual del trabajo y prestar una mejor atención a los pacientes, mejorar la cobertura de sustituciones o mejorar la seguridad laboral para acabar con las agresiones en las consultas.

Réplica de la consejera

La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, sostiene que la huelga convocada por médicos y enfermeras para el 11 de abril obedece “exclusivamente” a una reivindicación de mejora salarial y ha calificado de “absolutamente falso” que la situación de la sanidad aragonesa sea “alarmante” después de la inversión que se ha hecho en esta legislatura.

Esta convocatoria de huelga que, según ha recordado Ventura está convocada sólo por la unión de sindicatos de médicos y enfermeros (Cemsatse) pero para todo el sistema, llega unas semanas antes de las elecciones sindicales, que se celebrarán a finales de abril, y los comicios autonómicos del 26 de mayo.

Ventura ha enmarcado la huelga en este contexto cuando, a preguntas de los periodistas en los pasillos de las Cortes de Aragón donde se celebra el pleno, ha respondido sobre el momento en la que se ha convocado.

Falta de presupuesto

A este respecto, ha insistido en que bajo un revestimiento sobre peticiones que tienen que ver con el modelo sanitario, y en el que, según ha dicho, se lleva trabajando toda la legislatura, como la reducción de la lista de espera, la huelga se convoca “exclusivamente” por motivos económicos, al igual que los paros de diez minutos realizados hasta ahora.

Y sobre esta cuestión ha reiterado que no hay avances porque el Gobierno de Aragón está “absolutamente condicionado” por la prórroga presupuestaria.

“Hay un decreto ley que señala expresamente que cualquier acuerdo que conlleve incrementos retributivos no se podrán negociar hasta que no se apruebe el siguiente presupuesto”, ha precisado.

Negociación

Ventura ha calificado de “injusto” que Cemsatse asegure que el presidente aragonés, Javier Lambán, no tiene un modelo de sanidad para este territorio después de lo invertido en esta legislatura y ha desmentido que el Ejecutivo no haya negociado.

“Quiero destacar que se levantaron de la negociación porque el tema es exclusivamente salarial”, ha subrayado.

No obstante, ha señalado que volverán a reunirse con Cemsatse para intentar desconvocar la huelga.

Las agresiones a personal sanitario se agudizan por la feminización del sector

Es un problema que se ha agudizado en los últimos tiempos o al menos ahora se conocen más casos. Los trabajadores del sistema sanitario público y privado de Aragón sufren cada vez más agresiones de sus pacientes. El informe de Prevención de Riesgos Laborales del Departamento de Sanidad situaba hace unos días en 253 las agresiones sufridas en toda la Comunidad en 2018. La realidad es que se denuncian muchas menos: en la provincia de Zaragoza ese mismo año solo hay constancia de nueve casos judicializados. El aumento de las agresiones tiene que ver también con la feminización del sector sanitario. Ellas son las principales perjudicadas.

La gran mayoría de las agresiones son de carácter verbal (amenazas e insultos) y esto provoca que los trabajadores no lo consideren grave. “Hay gente que lo deja pasar en cuanto se le pasa el sofoco y ya no quiere denunciarlo. A veces son las propias compañeras las que tienen que convencer a la enfermera de que lo haga”, explica el presidente del Colegio de Enfermeros de Zaragoza, Juan José Porcar. Porque si no se llega a casos como el vivido hace apenas una semana, cuando un médico fue herido de arma blanca por un hombre en el centro de salud Univérsitas (en la foto superior, concentración de protesta en el citado centro tras la agresión)

Reincidentes

Los Colegios Oficiales de Médicos, Enfermeros y Odontólogos de Zaragoza piden mayor protección y seguridad para los empleados y, sobre todo, que se ponga el foco en los casos de “reincidentes” en el servicio sanitario a domicilio, muy habitual en Aragón debido al envejecimiento de la población. “Hay que hacer la asistencia compartida: los profesionales nunca deben ir solos. Existen situaciones problemáticas que están localizadas y los profesionales van acompañados de Policía Local”, apostilla la presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concepción Ferrer.

Las causas que explican el aumento de agresiones en el ámbito sanitario son la saturación de los servicios de urgencias y los centros de salud, la falta de libre elección de profesional, la desprotección, la pérdida de respeto en la sociedad y la feminización de la profesión. De hecho, como matiza Ferrer, las agresiones “se producen en mujeres jóvenes menores de 45 años con mayor incidencia y tienen miedo porque el agresor sabe quiénes son y dónde trabajan todos los días”. Querer disponer de informes que no se pueden facilitar, no aceptar que algunos trámites requieren tiempo o la prescripción de medicamentos, también estarían detrás del aumento de agresiones.

Medidas disuasorias

Desde 2018 existe la figura del Interlocutor Policial que media entre los centros médicos y los colegios profesionales para controlar, prevenir y frenar las agresiones. En las ciudades es un agente policial y en los núcleos rurales, un guardia civil. Este servicio contabilizó siete delitos en 2018, si bien el dato facilitado por el Colegio de Médicos era nueve (cinco doctores y cuatro enfermeros), dos no fueron considerados delito.

Los profesionales sanitarios piden más personal de seguridad en los centros de salud y la instalación de cámaras de seguridad como medida disuasoria, la penalización de las situaciones habituales o de reincidentes y la creación de un registro único que aglutine todas las agresiones registradas para poder contabilizarlas con mayor seguridad.

Además, van a poner en marcha un botón de alerta en el sistema informático de los ordenadores para que el trabajador pueda notificar un situ si la agresión se produce en la consulta con solo clickarlo. Un servicio que también se implantará en la asistencia a domicilio y que se ha puesto en marcha como proyecto piloto en el Centro de Salud Las Fuentes Norte.

Teléfono de ayuda

Por su parte, el Colegio de Médicos de Zaragoza ha optado por abrir un número de teléfono que estará disponible 24 horas de lunes domingo. Es el 601755044 al que los empleados podrán llamar para recibir asesoramiento y acompañamiento en caso de agresión. Concretamente, un colegiado le informará sobre cómo y dónde denunciar el hecho ante las autoridades policiales.

Los sanitarios que hayan sufrido una agresión en Zaragoza capital pueden ponerse en contacto con el interlocutor policial llamando al 976 469 925 o 976469926 o enviando un email a zaragoza.segpriv@policia.es. Si la agresión se produce en el ámbito rural serán atendidos en el 976711400, extensión 392, o en el email bdelbusto@guardiacivil.es.

Protestas en el Centro Salud Univérsitas hasta que haya seguridad

Los trabajadores sanitarios del centro de salud Univérsitas de Zaragoza, donde el pasado viernes un paciente agredió con un cuchillo a un médico, se concentrarán todos los viernes en la puerta principal a las 11.00 horas de la mañana para demandar al Gobierno de Aragón que dote con medidas de seguridad las instalaciones y especialmente poniendo un guardia de seguridad, mientras estén abiertas al público. Esta medida ya se ha adoptado en otros centros de salud de Zaragoza además de en hospitales y centros de especialidades.

El sindicato Médicos de Atención Primaria de Aragón apoya esta reivindicación y anima a trasladar la protesta, también todos los viernes y a la misma hora, a todos los centros de Aragón, en solidaridad con los compañeros que vivieron la agresión.

“Hoy en Univérsitas habrían agradecido que el Salud hubiera enviado un guarda de seguridad, de los muchos que tiene, aunque fuera de forma temporal, pero está claro que no demuestran ningún interés”, ha asegurado el presidente del sindicato, Leandro Catalán. Los sindicatos médicos de Aragón reclaman, además de otras medidas, que se dote con personal de seguridad a todos los centros de salud de Aragón, tanto urbanos como rurales, durante el horario de atención al público.

Más protestas

El malestar entre los médicos va en aumento y este lunes 11 de marzo se ha producido otra concentración de protesta en el centro de salud Las Fuentes Norte, uno de los pocos que cuenta desde hace poco con vigilante de seguridad, a raíz de que se registraran también varias agresiones (foto superior).

Los Médicos de Atención Primaria de Aragón critican asimismo las declaraciones de la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, rechazando la medida de poner personal de seguridad en todos los centros porque significaría, a su juicio, “criminalizar” a los consultorios. “¿Por qué entonces el propio Gobierno ha puesto seguridad en algunos? Podemos entender que se haga de forma progresiva pero no tiene sentido hacerlo en unos sí y en otros no”, ha destacado Catalán.

Además, ha recordado que la seguridad privada está presente en otras instalaciones sanitarias y en edificios oficiales como el propio Gobierno o las Cortes de Aragón. “No es un problema de “criminalizar” nada, solo queremos que no nos agredan, ni a los médicos ni a otros profesionales sanitarios ni a los propios pacientes”, ha subrayado.

Los médicos piden seguridad tras el apuñalamiento por un paciente en el centro de salud Univérsitas

Los sindicatos médicos y la organización colegial han reclamado hoy personal de seguridad en todos los centros de salud con motivo de la agresión con arma blanca que ha sufrido un facultativo en el Centro de Salud Univérsitas por parte de un paciente de 84 años.

Este episodio, ocurrido a las 8.30 de la mañana, “indica, una vez más, que no se están poniendo todas las medidas de seguridad, tanto para los facultativos como para los pacientes”, ha manifestado el presidente del sindicato de Médicos de Atención Primaria en Aragón, Leandro Catalán.

Lo ha dicho antes de concentrarse en ese centro con el lema “Stop Agresiones” y que ha contado con la presencia de profesionales, representantes institucionales y pacientes del Servicio de Salud y que se ha llevado a cabo de manera simultánea en todos los centros de Aragón, han informado fuentes del colectivo en una nota de prensa (en la imagen superior, concentración en el centro de salud Univéristas, donde ha ocurrido la agresión).

Según Catalán, si en los centros se contara con personal de seguridad como ocurre en los hospitales “se podía haber evitado este episodio o, si no, está claro que hubiera habido una mayor reticencia”.

“Ocurre lo mismo en los centros de Atención Primaria en el medio rural, donde los profesionales tienen que desplazarse en solitario a las casas para atender a los pacientes, y en los propios centros, donde médico y enfermero también están solos”, ha denunciado.

Riesgos

Los Médicos de Atención Primaria subrayan la importancia de utilizar los protocolos existentes para “notificar situaciones posibles de riesgo” en su trabajo diario, una vez comprobado que los datos de denuncias de agresiones a profesionales sanitarios se encuentran “por debajo de la realidad”.

Este sindicato recuerda que otra profesional del mismo centro ya fue objeto de otra agresión durante una visita a domicilio el pasado mes de junio.

Desde el Colegio de Médicos de Zaragoza expresan su apoyo al médico agredido y su familia y reclaman el reproche de toda la sociedad a este tipo de agresiones, hace un llamamiento a la necesidad de adquirir conciencia sobre la gravedad de este problema piden asimismo a la administración las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los profesionales sanitarios.

Desde UGT denuncia que esta agresión se suma al incremento de ataques, tanto verbales como físicos, a la plantilla del sistema aragonés de Salud y lamentan que en esta Comunidad aún no esté en servicio una herramienta informática conectada con la Policía Nacional porque no se ha gestionado con la agilidad precisa y tampoco tiene constancia de la dotación económica necesaria para su desarrollo.

Nuevo paro de diez minutos del personal sanitario

Médicos y enfermeros de todo Aragón han vuelto a realizar este jueves paros de diez minutos convocados por el sindicato Cemsatse para protestar ante la “situación crítica” que atraviesa la Comunidad y en defensa de “una sanidad pública de calidad”. Denuncian que el Departamento de Sanidad no está dispuesto a sentarse a negociar y mantienen su intención de ir a la huelga durante la primera quincena de abril si no cambian sus condiciones laborales.

Entre sus peticiones, la reducción o eliminación de las listas de espera, acabar con la temporalidad y precariedad que soportan los profesionales sanitarios o la recuperación del poder adquisitivo anterior a los recortes de 2010, que aseguran que se ha visto reducido en un 25%.

La de este jueves es la segunda jornada de los paros comenzados por Cemsatse tras los registrados el pasado 7 de febrero.

Seguimiento

En marzo, el sindicato médico pretende repetir las movilizaciones los días 7 y 21, para finalizar con una huelga durante la primera quincena de abril si su situación no cambia.

Según el Gobierno de Aragón, el 2,3% de los trabajadores del Salud ha secundado la huelga de diez minutos convocada este jueves por el sindicato Cemsatse en el turno de las 12.00 a las 12.10 horas de la mañana. Es decir, 267 trabajadores de los 11.475 con turno de mañana.

Cabe recordar que, según la convocatoria de huelga presentada por el colectivo sindical, estaban llamados al paro los 20.000 trabajadores de los centros del Servicio Aragonés de Salud.

Por provincias, el porcentaje de participación en el paro ha sido del 1,3% en Zaragoza, 4,4% en Huesca y 5% en Teruel.

Los médicos hablan de paro “masivo” y la DGA lo minimiza

El sindicato mayoritario en el sector de la sanidad, CEMSATSE (integrado por los médicos CESMARAGÓN y FASAMET y de enfermería SATSE) ha mostrado su satisfacción por el “apoyo masivo” que ha tenido el primer paro parcial (de 10 minutos, a las 12.00 y 18.00 horas) realizado en todos los centros del Salud antes de la huelga que, si no hay un entendimiento con el Gobierno de Aragón, tendrá lugar en abril. El Gobierno de Aragón ha cifrado la incidencia del paro en un 3,21% de la plantilla del Salud.

Los paros parciales, con el lema ‘Por una sanidad pública de calidad’, han sido secundados “mayoritariamente” por los médicos –tanto de atención primaria como hospitalaria– y personal de enfermería, que en Aragón suponen más de 10.000 profesionales. No obstante, la convocatoria estaba abierta a todo el personal de los centros: auxiliares, administrativos.

En cualquier caso, CEMSATSE ha criticado los “abusivos e injustificados” servicios mínimos decretados por el Gobierno de Aragón. El sindicato ha acusado al Departamento de Sanidad de impedir a médicos y enfermeros ejercer su derecho “con unos servicios que se corresponden en la práctica con el cien por cien de la plantilla, decretados a última hora, sin asignar profesionales mínimos por servicios, y estableciendo de manera genérica el funcionamiento de las unidades con normalidad”.

Nuevas protestas

“Pese a la nula voluntad negociadora del Gobierno de Aragón y todas las dificultades que ha puesto para el control de apoyos y regulación de servicios mínimos, mantenemos el respaldo del cien por cien de los médicos y enfermeros”, ha destacado CEMSATSE.

Los profesionales de la Sanidad volverán a protestar contra los recortes el próximo día 21 de febrero y los días 7 y 21 de marzo, y en abril se convocará la huelga general en todos los centros sanitarios (en la foto superior de Cemsatse, concentración de sanitarios a las puertas del centro de especialidades de paseo Sagasta).

Según la secretaria autonómica de CESMARAGÓN Y CEMSATSE, Mercedes Ortín, “este paro demuestra que hay razones para bajar a la puerta, decir que nos hagan caso y la Administración se siente a dialogar para lograr un nuevo acuerdo profesional sanitario. El último que tenía un contenido retributivo y de condiciones laborales se firmó en el año 2007, y se ha quedado tan obsoleto que nos ha llevado a estar a la cola de todas las comunidades autónomas en algunos de los conceptos, tanto retributivos como del entorno asistencial y de desarrollo profesional”.

Cifras de la DGA

Por su parte, el Gobierno de Aragón ha señalado que  sólo el 3,21 por ciento de los trabajadores del Salud han secundado la huelga de 10 minutos convocada para este jueves por el sindicato CEMSATSE en el turno de las 12.00 a las 12.10 horas. Es decir, 365 trabajadores de los 11.363 con turno de mañana y que no tenían asignados servicios mínimos, según ha informado el Departamento de Sanidad en una nota de prensa.

Según la convocatoria de huelga presentada por el colectivo sindical, estaban llamados al paro los 20.000 trabajadores de los centros del Servicio Aragonés de Salud (Salud).

Por provincias, el porcentaje de participación en el paro ha sido del 2,5 por ciento en Zaragoza, del 5 por ciento en Huesca y del 4,6 por ciento en Teruel, han señalado las mismas fuentes.

Médicos y enfermería hacen paros esta semana, como posible paso previo a una huelga indefinida

Los sindicatos de Médicos y Enfermería han convocado para los próximos 7 y 21 de febrero y de marzo paros parciales en jornada de mañana y tarde que pretenden servir de sondeo para una huelga indefinida a partir del mes de abril en el caso de que el Gobierno de Aragón no se avenga a negociar sus reivindicaciones laborales.

La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, ya ha advertido este lunes 4 de febrero de que las reivindicaciones económicas no son “un tema de salud” y afectan a un gobierno sin presupuesto.

En el caso de la mejora de la asistencia sanitaria, la consejera ha recordado el compromiso del departamento de limitar el número de tarjetas sanitarias a 1.600 por facultativo “cuando en otras Comunidades autónomas se habla de que no lleguen a 2.000”.

También se ha referido a la posibilidad de que los médicos que lo deseen puedan ampliar su servicio para dedicar un mayor tiempo de atención a los enfermos crónicos, una distribución de las cargas en atención primaria y medidas para mejorar la vida del profesional y que redunden en una mejor asistencia sanitaria.

Negociación

Sin embargo, desde el sindicato de médicos de Aragón (CESM) y de enfermería (Satse), sus secretarias generales, Mercedes Ortín y Pilar Navaz, coinciden en la falta de disposición negociadora por parte del departamento.

Entre las principales reclamaciones, ambos sectores denuncian que la hora de guardia es “la más baja” de las diecisiete Comunidades Autónomas y que siguen sin cobrar las pagas extras íntegras desde antes de 2010.

Pero además denuncian a Efe la paralización del nivel 4 de la carrera profesional y el, a juicio de Ortín, “agravio comparativo” con el resto de la Función Pública por exigirles permanecer durante cinco años desde que acceden al ejercicio público en el nivel 0.

“Todos los que han gobernando han dejado la carrera profesional maltrecha”, ha denunciado Ortín, quien lamenta que “si nadie lo remedia desembocará en una huelga indefinida en abril”.

Posible huelga indefinida

Pero el sindicato médico quiere que sea una huelga “de abajo arriba” y por eso están llevando a cabo asambleas en los distintos centros hospitalarios, mañana en el Hospital Clínico, y hace quince días en el Miguel Servet con el fin de conocer si los profesionales están dispuestos a ir a la huelga (en la imagen superior, médicos y enfermeros protestan a las puertas del Pignatelli).

Tampoco descartan convocar huelga en Enfermería que, de momento, se suma a los paros de diez minutos que se llevarán a cabo en esas cuatro jornadas a las 12 de la mañana y a las 18 horas.

Según ha informado Navaz, inicialmente también se está llevando a cabo una recogida de firmas para aumentar las ratios de profesional por paciente que se encuentra “muy por debajo de la recomendable”.

El Servet duplica la unidad de psiquiatría y ofrece 30 camas

El Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza abre este martes 18 de diciembre la nueva Unidad de Hospitalización de Psiquiatría para pacientes con procesos agudos con 30 camas, el doble que la anterior, y que incluye más zonas de apoyo, como salas de terapias, despachos, comedor, consultas, zona de estar y trabajo social.

El Salud ha invertido 2,5 millones de euros en la nueva Unidad de Psiquiatría, una cifra a la que se suma la ampliación de personal en el área de Salud Mental comunitaria y un conjunto de inversiones en infraestructuras y en personal para toda la comunidad aragonesa.

La consejera de Sanidad, Pilar Ventura; el director médico del Servet, Juan Ramón Portillo; el gerente del Salud, Javier Marión; y el director general de Asistencia Sanitaria, José María Abad, han recorrido este lunes las instalaciones  (imagen superior de Gobierno de Aragón), ubicadas en la planta tercera del Hospital General y a la que van a ser trasladados a partir del martes los pacientes ingresados en la Unidad de Salud Mental del Hospital General de la Defensa (HGD) como los actualmente hospitalizados en la planta sexta de Psiquiatría del Servet.

Cubrir la demanda

Fuentes del ejecutivo autonómico explican que las camas que se liberan en esta planta se utilizarán como reserva en el caso de que haya picos puntuales de demanda que no puedan ser asumidos con las 30 camas de la nueva unidad.

Según ha dicho la consejera, la hospitalización media de psiquiatría ha sido este año de 29 personas, con lo que con las treinta que se abren mañana se está “en los números correctos”.

Ventura ha rechazado la habilitación de nuevo para pacientes psiquiátricos de las doce camas que se liberan del Hospital de la Defensa y que se incluyeron en el servicio en tanto en cuanto duraban las obras en la unidad inaugurada, porque al estar este centro situado “a bastante distancia” del Miguel Servet, se generaría una “ineficiencia absoluta de los recursos profesionales”.

Otras actuaciones

Con la apertura de esta nueva unidad, se incrementan en 11 las camas destinadas a ingresos de pacientes psiquiátricos, dado que la planta de hospitalización del Servet contaba con 19 camas.

La consejera ha agregado además que durante la próxima primavera finalizarán las obras del pabellón San Juan del Centro de Rehabilitación Psicosocial Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, donde se habilitará una unidad para pacientes subagudos con 30 camas, un recurso alternativo a la hospitalización y en cuya reforma se han invertido 3,5 millones de euros.

Este centro, pensado para pacientes que ya no necesitan estar ingresados en un establecimiento de agudos pero que aún estén en situación de vulnerabilidad, permite “el tránsito a la vida normal”.

Servicios de psiquiatría

De este modo, el sector cuenta actualmente con una Unidad de Hospitalización para pacientes con procesos agudos; un Hospital de Día de Psiquiatría (situado en el edificio de Consultas Externas); una Unidad de Psicosomática, que se trasladará también a la nueva planta, y una Unidad de Psiquiatría Infanto-juvenil situada en el Hospital Infantil.

Además, el servicio de Psiquiatría cuenta también con dos Unidades de Psiquiatría Infanto Juvenil situadas en el centro de salud de Sagasta y con las Unidades de Salud Mental ubicadas en distintos centros de salud de la ciudad (Rebolería, Torrero-La Paz, San José, Casablanca, Sagasta y Fuentes Norte).

Todo ello, para Ventura, demuestra la “apuesta importante” en esta legislatura por la salud mental, un área que “siempre ha estado abandonada por todos los Gobiernos.

Desde el Ejecutivo recuerdan que ya se ha contratado para el conjunto de la comunidad aragonesa a 45 profesionales más, lo que ha supuesto una inversión de 2 millones de euros.