Memorialistas

Las asociaciones memorialistas reclaman “verdad y justicia” en el aniversario de la República

La nueva Plataforma de Asociaciones Memorialistas de Aragón ha reivindicado “verdad y justicia” para las víctimas del franquismo durante el acto y ofrenda floral organizados por la Asociación Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (Armha) que se ha celebrado en el Memorial de las Víctimas de la Guerra Civil y Posguerra del cementerio zaragozano de Torrero (fotografía superior de Aragón Digital).

Representantes políticos, descendientes de represaliados, asesinados o emigrados han participado para conmemorar la efeméride y reivindicar avances en materia de Memoria Democrática.

El presidente de Armha, Enrique Gómez, ha insistido en que queda mucho camino por hacer. “La memoria debería ser asimilada por la sociedad y todas las fuerzas políticas. Pero mucha gente sigue negando el pan y la sal a las víctimas del franquismo”. “Mientras una sociedad no reconozca esos déficits”, ha dicho, “olvidará quien creó la base del régimen actual”.

Gómez ha destacado que hoy es día para recordar a personas “que murieron por ejercer sus derechos fundamentales” y especialmente, este año, a los maestros y maestras perseguidos.

Ha destacado que Zaragoza, en Torrero, cuenta con un memorial “más digno que otros” y reivindica mayor participación institucional en este acto.

Plataforma memorialista

Por su parte, la presidenta de la nueva plataforma, Anabel Lapuente, ha recordad que durante décadas fueron las propias familias de asesinados y desaparecidos quienes iniciaron su búsqueda.

“En la mayoría de los casos fueron mujeres”, ha dicho, “viudas y madres a las que les tocó vivir una vida de soledad y tristeza. Pero ahora somos muchas las que dedicamos mucho tiempo para pedir justicia, verdad y reparación”.

“También dignidad, una palabra que queda grande a muchos políticos. Como grande es queda el mapa con más de 114.000 muertos que siguen en montes y cunetas esperando justicia”. A la vez ha criticado que existan leyes en esta materia “que no se cumplen”.

Lapuente ha terminado su intervención recordando a Neus Catalá, que murió ayer a los 103 años. “Una enfermera que ayudó a cruzar la frontera a más de 180 niños huérfanos”, ha explicado, “y fue deportada y obligada a trabajar en la industria del armamento. Allí formó un comando clandestino para boicotear las armas”.

Santisteve

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, también ha acudido a este homenaje en el memorial de Torrero donde, además de las intervenciones, ha habido actuaciones musicales y ofrenda floral.

Santisteve ha lamentado que el presidente de Aragón, Javier Lambán visitase ayer y no hoy el camposanto. Ha explicado en su intervención las que considera deben ser las claves del republicanismo del siglo XXI.

Opina que los jóvenes son partidarios de esta fórmula que se entiende de “sentido común” y ganaría en un hipotético referéndum. Aboga por vincularla a cuestiones como el federalismo y la pluralidad, al tiempo que opina que la Educación y la Cultura deben emplearse como vía para “diseminar entre la juventud” los valores del republicanismo.

También ha dicho que el republicanismo del siglo XXI debe hacer una clara defensa de los bienes comunes nombrados nuevos derechos humanos: agua, energía, educación, salud y alimentación.

Cree que la “democracia representativa tiene sesgo oligárquico” y apuesta por una visión de la democracia más participativa y en el quehacer cotidiano. Apuesta por la lucha de derechos para que las personas sean “seres políticos”.

La Casa de la Memoria Histórica: un lugar donde escuchar y atender a las víctimas del franquismo

La ciudad de Zaragoza cuenta desde este viernes 18 de enero con una Casa de la Memoria Histórica y Democrática, un espacio históricamente reivindicado por las asociaciones memorialistas para coordinar sus acciones contra el olvido y desde el que atender y escuchar a las víctimas del franquismo.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, acompañado por el consejero de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, quien ha dirigido el acto, y la consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha inaugurado hoy este centro que se ubica en el antiguo edificio del cuartel de la Policía Local de Torrero, en la avenida América y que nace de una “decisión compartida” entre PSOE, CHA y ZeC.

No es casualidad que este centro se ubique en Torrero, un barrio reivindicativo, y cerca de la antigua cárcel y el cementerio, donde tantos hombres y mujeres fueron fusilados por pertenecer a un partido político o a un sindicato, o simplemente defender sus ideas.

Por ello, Enrique Gómez, de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (ARMHA), ha agradecido al Ayuntamiento de Zaragoza la cesión de estas instalaciones que, aunque ahora abren deslucidas, las vestirán con actividades, mesas redondas o proyecciones.

Atender a las víctimas

Pero, sobre todo, las asociaciones memorialistas tienen ahora un espacio donde recibir y escuchar a las víctimas, porque hasta ahora toda esta labor la realizaban en locales cedidos por amigos o en cafeterías, ha indicado Gómez.

Continuarán también con el trabajo desarrollado desde junio a diciembre de 2018 en la Oficina de Atención a las Víctimas del Franquismo abierta por Ayuntamiento en el Seminario de Zaragoza.

Durante este tiempo, y con la colaboración de la Asociación Libre de Abogados y Abogadas de Zaragoza (ALAZ), la oficina recabó información sobre 136 casos de supuestos crímenes contra la humanidad, aportados principalmente por familiares, pero también por víctimas directas de torturas producidas en los últimos años de la dictadura.

En la recién inaugurada Casa de la Memoria Histórica de Zaragoza se ubicará también la Asociación por la Recuperación e Investigación contra el olvido (ARICO), y la Asociación de Bebés Robados de Aragón, aunque estará abierta a todas las organizaciones memorialistas que quieran participar.

Desde la Asociación de Bebés Robados de Aragón, Teresa Larrosa ha recordado a todas esas mujeres que fueron tachadas de “locas” cuando contaban que sus hijos habían sido robados al nacer. Desde este espacio, ha comentado, continuarán con el estudio y el cruce de datos para ayudar a esas personas a buscar sus orígenes.

Intervenciones de autoridades y representantes de asociaciones memorialistas durante la inauguración. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza

Recuperar la memoria

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha mostrado la satisfacción de su equipo por contribuir durante su mandato a recuperar la memoria, porque, a su juicio, un país que se “instala en el olvido” es un país “mutilado en su conciencia”.

Ha resaltado, además, la aportación de las asociaciones memorialistas, que a partir de ahora, desde este nuevo espacio, “van a poder multiplicar la expresión” de un trabajo que ha sido “silencioso”.

Y ha aprovechado la ocasión para pedir la “unidad de la izquierda” para poder “dar la talla al nivel que demanda la ciudadanía”, frente a la separación y el enfrentamiento que ha tenido a lo largo de su historia.

El acto, al que han asistido los concejales Lola Ranera (PSOE), Carmelo Asensio (CHA) y Pablo Muñoz (ZeC), así como el coordinador general de IU en Aragón, Álvaro Sanz, ha acabado con la actuación de el Coro Libertario de Torrero, que ha interpretado, entre otros temas, “Hijos del Pueblo”, que ha sido coreado por el público que abarrotaba la sala (imagen superior de Ayuntamiento de Zaragoza).

Organizaciones memorialistas piden investigar por qué la Virgen lucía un manto de la Falange

Las Asociaciones Memoralistas de Aragón han solicitado, al amparo de la Ley de Memoria Democrática de Aragón, que se abran diligencias de investigación del motivo por el que ayer la Virgen del Pilar de Zaragoza lucía un manto de la Falange.

Estas entidades exigen “algo más que una simple disculpa del arzobispo de Zaragoza y el cabildo” por la “grave y degradante exposición” de la Virgen con un manto de dicho partido, un hecho que, recuerdan en una nota de prensa, fue “previamente planificado, anunciado y convocado” en las redes sociales por la propia organización política (en la imagen superior, pasquín publicitario de la iniciativa) y que fue posible “gracias a la labor de un camarada de la jefatura de Aragón” y “de la otra persona responsable del cabildo”.

Para los memorialistas resulta “profundamente doloroso y decepcionante”, tras un largo recorrido en búsqueda de la “justicia, verdad y reparación”, comprobar que la Iglesia “toma parte y se presta como tablón de anuncios de apología del franquismo, de los crímenes de guerra” y “de tantas muertes inútiles”, y lo califica de un acto de “desprecio al dolor y sufrimientos de las victimas”.

Esta organización anuncia que se mantendrán vigilantes y que exigirán el cumplimiento de la ley con la depuración de responsabilidades a quien corresponda, ya que, de no ser así, actuarán como acusación particular emprendiendo acciones legales.